www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4529085
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 19/03/18 (1) - ver ahora
Transcripción completa

-¿Quieres un poco de agua? -Vale.

La psicóloga, Lucía, está en una sesión con Rita y Pedro.

La hija de ambos, Eva,

desapareció hace un año en las fiestas de su pueblo

y desde entonces, reciben ayuda psicológica.

-Todavía voy a su cuarto por las mañanas...

A despertarla. Porque era muy remolona siempre.

Y... -¿Y qué haces cuando ves que no está?

-Soy consciente de lo que ha pasado,

pero estoy convencida de que va a volver.

De que va a volver...

¡Yo que sé! Que me la voy a encontrar por la calle

o que va a entrar en casa por la puerta, como si nada.

-¿Tú cómo te encuentras, Pedro?

-Pues unos días mejor y otros peor.

Pero bueno. Bien, más o menos.

-La desaparición de una persona sin causa aparente,

genera mucha desesperación e incertidumbre en la familia.

Y los psicólogos lo único que podemos hacer en estos casos

es intentar ayudar a la familia a que puedan sobrellevar la situación

Porque la desaparición, como en este caso, de un hijo, nunca se supera.

-¿Duermes bien, Rita?

-Unos días mejor y otros peor.

-¿Y tú, Pedro?

-Sí, más o menos bien. Sí.

-Pues es buena señal, ¿eh?

Que estés empezando a dormir un poco, está muy bien.

¿Te encuentras bien, Rita?

-Es un catarro. No es una crisis de ansiedad.

-¿Has vuelto al trabajo?

-No.

-Sabes que es importante volver

porque cuanto antes se recupera la normalidad pues, mejor.

-Deberías volver a trabajar.

Salir del pozo ese en el que te has metido ya.

-Claro. Volver a la normalidad, como tú, ¿verdad?

Que te has olvidado de que tienes una hija de tan normal que eres.

-Eso no es verdad. Vivo con Gema, sí,

pero no me he olvidado de que tengo una hija.

Jamás me he olvidado.

-Mentiroso.

-Rita, vamos a... ¿Estás bien?

¿Te encuentras bien?

Intenta respirar. Desabróchate. ¿Quieres un poco de agua?

-No. -Voy allamar al médico.

-Tranquila, tranquila.

-Hola, soy Lucía Velázquez.

Por favor, ¿me podrías mandar al médico de guardia?

Estoy en mi consulta, arriba,

es que tengo una paciente que está teniendo dificultades para respirar.

Sí. Venga, muchas gracias.

(Música)

Eva Sierra espera a ser atendida

tras llegar a Centro Médico con dolor abdominal y náuseas.

-¿Quieres vomitar otra vez?

-No. No tengo ganas de vomitar.

Pero me encuentro fatal. Yo creo que tengo fiebre.

-Estate tranquila.

Creo que es algo que te ha sentado mal y en cuanto lo eches, se te pasa.

-Ya, ojalá sea eso.

Pero qué mala suerte,

ahora que tenemos que grabar el concurso.

-No te preocupes.

-De aquí a unas horas vas a estar como nueva.

-Ya.

-Vamos a ir a ese concurso y vamos a ganar.

Nos vamos a llevar el bote, lo sabes, ¿no?

Ya nos estoy imaginando en ese pedazo de chalé en la playa.

-¡Ay!

-Eva y yo somos muy fans de los concursos de la tele

y tras varios meses intentándolo, por fin nos han llamado

para participar en "Familia millonaria".

¿Lo conocéis?

Es un concurso en el que las parejas

van y tienen que demostrar sus conocimientos de cultura general,

y lo mejor de todo es... que el premio es una auténtica pasta.

Y nada, empezamos a grabar mañana y estamos muy ilusionados

porque vamos a ir a por todas.

-Y el dolor abdominal,

¿puede ser por algo que hayas comido que estuviera mal estado?

-Yo creo que no, porque hemos comido lo mismo y él está bien.

-Vale. Pues pasa a la camilla que te voy a explorar.

Primero voy a tomarte la temperatura.

-Vale.

-Tienes febrícula. A ver, destápate el abdomen.

Muy bien. Pon las manos aquí, a los lados.

En cuanto te duela, me avisas, ¿vale?

-Perdona, porque tendré las manos un poco frías.

-No pasa nada.

-Deja la tripa blanda. No hagas fuerza.

-Vale.

-¿Ahí te molesta?,

¿ahí también?

-¡Ay!

-Inspira, coge aire. Profundo.

-¡Ay!

-Sí, tienes dolor en el epigastrio y en ambos hipocondrios,

pero no hay signos de irritación peritoneal.

¿Estás bien?

-Perdona, ¿eh?

-No te preocupes.

Ahora te vamos a pasar a boxes

y te voy a poner suero y antieméticos para las náuseas.

-Vale.

-Incorpórate. Y voy a empezar haciéndote una analítica de sangre.

¿Vale? -Vale.

-Perdona, es que me... Me suenas mucho y no sé de qué.

-No sé.

-Ya sé. Te he visto en la televisión, ¿no?

-"Saber y ganar". Sí, lo grabé hace poco y se está emitiendo ahora.

-Oye, pues estuviste genial.

Enhorabuena.

-Muchas gracias. La verdad es que lo pasé genial allí.

Porque es uno de mis concursos favoritos.

-Qué gracia.

-Sinceramente, esto me pasa a menudo.

No solo me gusta ver los concursos desde casa,

también me gusta mucho ir a participar.

Soy una de las personas,

que más concursos ha ido en la historia de la Televisión española

De hecho, mañana,

cuando grabe mi participación en "Familia Millonaria"

seré el que tiene el récord.

-¿Cuándo empieza a notar que le faltaba el aire?

-Hace unas horas, pero creía que era el catarro.

Estoy agotada, ¿eh?

-¿Está diagnosticada de algo? -No.

-Tiene tono cianótico y, además, edemas en las dos piernas.

-Está hipotensa.

-Y la saturación de oxígeno la tiene al 88%.

Yo creo que, por sus antecedentes,

y así, a priori, todo apunta a un edema agudo de pulmón.

-Vale. Rita, le voy a auscultar, ¿de acuerdo?

Si me permite...A ver.

Un edema pulmonar es acumulación de líquido en los pulmones

y produce dificultad a la hora de respirar.

Normalmente, lo causa una insuficiencia cardiaca.

Vale. Está taquicárdica, taquipneica, y he escuchado crepitantes, ¿vale?

Aparte tiene respiración abdominal.

-Parece que todo encaja con el edema pulmonar.

-Sí. 40 mg de furosemida, ¿de acuerdo?

-Tranquila.

¡Ha entrado en parada!

Por favor, el ambú.

¡Vamos, vamos, vamos!

-La reanimación cardiopulmonar o RCP es un procedimiento

que se utiliza cuando una persona ha dejado de respirar

o su corazón ha dejado de latir.

Esta maniobra combina el suministro de oxígeno a los pulmones

con las compresiones cardíacas que mantienen la sangre circulando

hasta que se restablece la respiración y los latidos.

-Venga, vamos. ¡Vamos, vamos!

-Tres ampollas de adrenalina y una de atropina.

-Sí, Mar, por favor, rápido.

¡Vamos, vamos!

-Oye, qué maja la doctora, ¿no? Cómo se acordaba de mí.

Y eso que ese día no estuve yo muy fino.

En ese programa, no sé si había dormido mal o tenía algo en el...

-Toma. Toma. Tranquila.

-Bueno...

-Voy a dejar esto aquí, por si lo vuelve a necesitar.

Voy a ver quién lo puede limpiar.

-Vale, gracias, Mar. ¿Cómo estás, Eva?

-Peor, me duele aquí, más. ¡Ay!

-Sí, ya veo que te duele más.

-Pero ¿hay algo raro en los análisis?

-A ver, en la analítica de sangre no hay signos de deshidratación,

pese a los vómitos.

Las transaminasas están bien

y eso quiere decir que el hígado no está sufriendo,

pero sí que he visto algunos reactantes inflamatorios elevados.

Eva, de momento no puedo darte un diagnóstico.

Así que voy a pedirte más pruebas.

Y voy a pedirte unas radiografías. ¿Vale?

-Vale.

-Hola. -¿Qué tal?

-Bien, ¿qué pasa?

-¡Uf! Menos mal. Que pensaba que había perdido el móvil,

pero estaba aquí, en la taquilla.

-Ah, vale. Qué bien.

Oye, ¿podemos hablar un segundito?

-Sí, claro. Dime.

-Es que estoy preocupada...por Soto.

¡Ah!

Es que, no sé, lleva un tiempo como con una actitud muy extraña,

¿no te parece?

-Sí, sí. Yo también la he visto un poco rara, la verdad.

-Está como diferente.

No sé si es que se ha quedado tocada por lo de Basir

o...o igual está deprimida

o tiene un problema con Lucas y no nos lo ha dicho.

No lo sé.

Porque como no nos cuenta nada, pues no lo sé.

-Ya, Diana, pero es que ese es el problema,

que como no nos cuenta nada, poco podemos hacer.

Te dejo que tengo que ir a recoger unas radiografías.

-Hola, Pedro.

-Hola.

-¿Qué tal? ¿Ya se sabe algo?

-No, todavía no. Nada.

-Bueno, pero ánimo, que está en buenas manos, ¿eh?

-Perdona por la bronca de antes.

Es complicado hablar con ella.

No lo lleva bien.

-Es que es normal.

Es muy complicado llevar la situación que estáis viviendo vosotros.

-Sí, pero ella tampoco pone nada de su parte. Es difícil, ¿eh?

Me culpa a mí y no...

-Pero ¿de qué te culpa?

¿De la desaparición de Eva?

-Estará bien, ¿no? Porque están tardando mucho.

-Sí, seguro que salen ahora a decirte algo.

Lo único que necesitas es hablar con alguien, ya verás como...

-Hola. Pedro, ¿verdad?

Bueno, Rita ha sufrido una parada cardiorrespiratoria.

-¿Qué?

-Pero ha salido adelante.

-Pero si era un catarro solo.

-A ver, ella venía con una insuficiencia cardiaca

y también con hipertensión pulmonar de base,

así que es posible que el proceso catarral lo haya agudizado.

-También le hemos puesto una sonda vesical

con tratamiento para el edema de pulmón que parece que tiene.

-Lo que vamos a hacer es llevarla a la UCI

y hacer una serie de pruebas para descubrir la causa.

-¿Y puedo verla?

-En estos momentos, no, pero en cuanto pueda, le avisamos.

Y cualquier cosa que necesite, pues no dude en preguntarnos, ¿vale?

-Gracias. -Mucho ánimo.

-Gracias.

-Bueno, Pedro,

cualquier cosa que necesites, subes arriba y hablas conmigo.

Si quieres nos tomamos luego un café, pero ánimo, de verdad,

que seguro que va a salir todo bien.

¿Vale?

-Venga, gracias.

-Venga, hasta luego.

(Música)

-La doctora Marco ya tiene los resultados de las radiografías

que le ha realizado a Eva Sierra,

la paciente con náuseas y dolor abdominal.

-La situación es peor de lo que pensaba

porque en la radiografía se ve que Eva tiene un neumoperitoneo

es decir, que hay aire en la cavidad peritoneal.

Esto, normalmente,

sucede por la perforación de una úlcera gastroduodenal

y puede provocar infecciones y problemas más graves.

Así que vamos a dejar a Eva ingresada.

-Cielo, me acaban de llamar de producción de programa.

Que tenemos que llevar varios cambios de ropa

por si graban varios programas el mismo día.

¿Tú sabes ya qué te vas a poner?

-No.

-Porque se me ocurre que podíamos ir de compras.

Y así estrenamos ropa, que dicen que trae buena suerte.

-Déjalo, que yo no tengo ganas de pensar en eso ahora.

¡Ay! Es que Bernardo está muy pesado con el dichoso concurso.

A ver, que a mí me hacía ilusión, ¿eh? también.

Pero es que estando así, vamos, que ni me lo planteo.

Si es que no tiene otra cosa en la cabeza, que el dichoso récord,

y yo no tengo ganas de vestiditos ni tonterías.

-Siempre eres muy indecisa con eso de la ropa y al final te pilla el toro,

y allí no puedes llegar tarde, como sueles hacer...

-No empieces con eso, por favor.

-Eva, si te digo esto, no es para que te molestes ni te enfades.

Es porque me parece que es importante.

Vamos a salir por la tele. Nos va a ver todo el mundo.

¿Qué te pasa?

-Llama a la doctora, por favor. -¿Sí?

-Sí, sí. Llámala.

-Por favor, ¿puede venir?

Estábamos hablando y se ha puesto así, de repente.

-Enseguida viene la doctora, ¿eh?

-¿Cómo estás, Eva?

-Peor, me duele mucho el abdomen.

-Ajá. ¿Y estás mareada?

-Sí, muy mareada.

-Vale, te voy a auscultar.

Mar, está taquicárdica.

-Y está hipotensa también.

-Mar, puede que haya sangrado interno

y que esté entrando en shock hipovolémico.

A ver, mírame.

Vamos a hacerle un sondaje nasogástrico.

Voy a ponerla el suero a chorro

y hay que administrarle un antibiótico de amplio espectro.

-Muy bien.

-Un shock hipovolémico es una situación de emergencia

en la que no hay suficiente sangre en los vasos sanguíneos,

por lo que al corazón

no le llega la sangre que necesita para bombear a todo el organismo.

Un shock hipovolémico puede estar causado por hemorragias externas

o por hemorragias internas o por una gran pérdida de líquido corporal,

como puede suceder en quemaduras o por vómitos o diarrea.

Tras hacerle un electrocardiograma, una gasometría venosa y analítica

la doctora Jiménez le hace una radiografía de tórax a Rita,

la paciente que ha sufrido una parada cardiorrespiratoria.

-Los resultados de las pruebas han confirmado el edema agudo de pulmón.

Le hemos puesto tratamiento,

pero la paciente sigue teniendo líquido en los dos pulmones

y está hipotensa.

Le hemos cambiado el tratamiento y ahora, sí, esperamos que mejore

porque su cuadro es preocupante.

-Yo, desde luego, no me puedo ni imaginar lo que debe ser

que un hijo te desaparezca. ¡Madre mía!

-Yo no soy madre y me parece una cosa muy difícil

porque yo qué sé,

cuando son pequeños, sí que puedes más o menos controlar

que no metan los dedos en el enchufe y demás, pero y de mayores,

¿qué haces?

-Hombre, no les puedes proteger toda la vida, eso está claro.

Ellos crecen, se hacen mayores y no puedes estar así.

-Y que luego, a ver, no nos engañemos,

hay un componente muy importante de mala suerte

en que un hijo te desaparezca o te salga delincuente.

-Hombre, yo no estoy totalmente de acuerdo, Lucía,

que un hijo te salga delincuente pues algo tendrá que ver los padres, ¿no?

No va a ser solamente un componente de mala suerte.

-Bueno, que me voy, ¿vale?

A seguir trabajando. Hasta luego.

-Hasta ahora.

-Vale.

(Música)

Una vez estabilizada del shock hipovolémico que ha sufrido,

Eva ya está lista para someterse a un TAC.

-Hemos decidido hacerle un TAC a Eva para obtener más detalles

sobre esta pérdida de sangre o de líquido corporal.

Y si se confirma que lo que tiene es una perforación,

tendremos que actuar con rapidez para evitar más complicaciones.

-Doctora, ¿cómo ha ido?

-Pues está mejor.

Hemos conseguido estabilizarla

y los resultados del TAC estarán en breve.

Pero si se confirma que tiene una perforación,

vamos a tener que meterla al quirófano cuanto antes.

-¡Uf! Que no sea eso, por Dios. -Ya.

-Y una cosa: si al final la tienen que operar,

bueno, mañana grabamos el concurso,

¿no va a poder ir, verdad?

-Pues no, porque ya te estoy diciendo que lo que puede tener es algo grave.

-Ya, ya. -Venga, hasta ahora.

-Gracias.

(Música)

-Me han dejado entrar un ratito.

¿Cómo estás?

-Todavía me cuesta respirar.

-Perdona por haberte puesto nerviosa antes.

-No ha sido culpa tuya. Esto no tiene que ver contigo.

-Bueno, te dejo, que descanses.

Rita, que...

Quería decirte algo.

Bueno, necesito decirte algo.

El día que Eva desapareció

le tocaba estar conmigo el fin de semana.

Y yo la dejé ir a esa fiesta sin preguntar nada y,

claro, el padre guay...

Le tenía que haber preguntado con quién iba.

-No es tu culpa.

-Sí lo es. Sí. Tenía que haberme enterado y ponerle una hora o...

-Vivía conmigo.

Algo he tenido que hacer mal.

No tuve cuidado.

(Llaman a la puerta)

-Adelante.

-¿Qué tal, Eva? ¿Cómo estás?

-Tirando.

-¿Y tú marido ha salido?

-Sí, ha ido a casa, a descansar un rato.

Bueno, eso dice, pero, vamos, que yo no me lo creo.

-¿Y por qué te iba a mentir?

Igual sí que ha ido a descansar un poco o por algo que necesita, ¿no?

-Ya, pero es que mañana es el concurso de la tele

y no sé si va a poder renunciar a él tan fácilmente, vamos.

Llevo con Bernardo toda la vida.

Le conozco como si le hubiera parido.

A ver, nuestro matrimonio no pasa por su mejor momento,

pero siempre ha sido un poco egoísta, es capaz de cualquier cosa...

-Pues tengo los resultados del TAC y no tengo buenas noticias, Eva.

Se ha confirmado la presencia de líquido libre en el saco de Douglas.

-¿Y eso qué es?

-El saco de Douglas es una membrana

que recubre la cavidad abdominal entre el recto y el útero,

en el caso de las mujeres.

-¿Y por qué hay líquido ahí? ¿Qué pasa?

-Eva, hay líquido ahí,

porque hay una perforación en alguna parte del tracto digestivo.

Y ha pasado líquido del aparato digestivo a la cavidad abdominal.

Y el problema es que este líquido tiene un alto número de bacterias

y hay una gran probabilidad de que haya una infección.

-¿Y que hay que hacer ahora?

-Ahora vamos a continuar con el antibiótico,

pero para arreglar esta perforación lo que hay que hacer es operarte.

Como el neumoperitoneo está causado por una perforación,

para corregirla es necesario cirugía.

Y es que una infección en la cavidad abdominal

podría terminar en una peritonitis,

que es una emergencia médica porque pone en riesgo la vida del paciente.

-No me lo coge.

No me lo puedo creer. Y yo aquí sola.

-Bueno, tranquila.

Si él llega mientras tú estás en el quirófano,

yo me encargo de informarle de todo.

-Ya, pero no se lo merece.

Él tiene otras prioridades ahora y espero que tenga más suerte que yo.

(Suena teléfono móvil)

-¿Sí?

Sí, soy yo.

¿Cómo?

Vale, muchas gracias.

-¿Va todo bien, Pedro?

-Era la Guardia Civil.

El teléfono de Eva ha tenido actividad.

-¿Después de un año?

La doctora Romero termina de hacerle un ecocardiograma a Rita,

la paciente con edema pulmonar,

ya que su evolución no está siendo buena.

-A ver... -Perdón.

-¿Sí? Pase, Pedro.

Ahora mismo le iba a comentar a Rita lo que tiene.

Tiene una rotura de cuerda tendinosa de la válvula mitral.

-¿Y eso cómo ha pasado?

-Ella ya traía la válvula dañada de base, ¿de acuerdo?

Pero ante la insuficiencia cardiaca

lo que ha pasado es que el corazón no puede bombear correctamente la sangre

y parte de esta sangre se está alojando en una zona del corazón,

de ahí pues el aumento de presión.

Ese aumento de presión ha provocado el edema pulmonar

y también la parada cardíaca de Rita.

Bien es cierto que, si no llega estar en el hospital,

pues podía haber fallecido.

-¿Y qué tratamiento tiene?

-El tratamiento es quirúrgico.

-¿Y es peligroso?

-A ver, toda intervención entraña un riesgo.

Pero tenemos un equipo de cirugía cardiovascular excelente.

Así que está en buenas manos.

¿Alguna pregunta más?

Vale, pues vamos a hablar con el cirujano y con el resto del equipo,

¿de acuerdo?

Tranquila.

-Hasta ahora.

-Hasta ahora.

Todo va a salir bien, ¿eh?

El equipo de cirugía opera a Eva, la paciente con neumoperitoneo.

-Vamos a cerrar. -Perfecto, muchas gracias.

Durante la operación, se han cogido algunas muestras de líquido abdominal

para analizarlo y así poder saber si está infectado.

Después, tras suturar la perforación de la úlcera,

se ha procedido a lavar la cavidad abdominal

y continuaremos con el antibiótico, a ver qué tal evoluciona.

-Adelante.

-¿Qué tal, Eva? ¿Cómo estás?

-Bien, mucho mejor.

-¿Sí?

Sabes que la operación ha ido muy bien

y el antibiótico está haciendo su trabajo.

-¿Y cuánto tiempo me tengo que quedar aquí?

-Pues por lo menos vas a tener que estar cinco días más,

porque tenemos que ir introduciendo la dieta poco a poco

y vamos a estar muy pendientes de que no tengas fiebre

y del aspecto de las heces.

-Ha sido oírte hablar de dieta y es que me muero de hambre.

-Tú tranquila que pronto podrás empezar a comer,

pero ya te aviso que va a ser dieta blanda.

No te hagas ilusiones.

-Eso está bien.

-La dieta blanda es un tipo de alimentación

que los médicos recomiendan ante enfermedades del aparato digestivo

o tras una intervención quirúrgica.

Básicamente, consiste en alimentos que son fáciles de digerir,

es decir, alimentos bajos en grasas y sin condimentos ni ácidos.

Como, por ejemplo, puede ser el arroz blanco, el pollo

y el pescado hervidos o a la plancha y la patata o verdura cocidas.

Si tienes cualquier problema o cualquier duda,

yo voy a estar por aquí.

-Gracias. Ya has hecho bastante.

Otra cosa, ¿me pueden traer el menú completo de la dieta blanda?

-Muy bien, hablaré con enfermería, ¿a ver qué podemos hacer?

-¿Se puede?

-Os dejo solos.

-No te he cogido el teléfono porque estaba llegando.

¿Cómo estás?

-Bastante bien.

Para haber tenido una perforación de intestino

y que me hayan operado por una peritonitis.

-¿Qué te han tenido que operar?

¡Ay, cariño! No sabía que estabas tan mal.

-Ya. Yo tampoco.

Pero es que para saberlo hay que quedarse en el hospital,

y tú te has ido.

¿Sabes de lo que tengo ganas?

De echarte de mi habitación,

tengo ganas de decirle a Seguridad

que se ha colado un desgraciado en mi habitación.

-Tienes todo el derecho del mundo para estar enfadada.

Lo he hecho fatal y lo sé.

Pero déjame que te enseñé una cosa primero, a ver si cambias de opinión.

Somos millonarios.

Ya podemos comprar el chalé en la playa.

-¿Te han dejado concursar solo?

-Bueno, ya sabes que yo siempre tengo soluciones para todo.

Al ver que Eva no iba a poder ir al concurso,

llamé a los productores y les conté la situación.

Me dijeron que, aunque suelen ir matrimonios,

el concurso se llama "Familia millonaria".

Entonces, podía invitar a cualquier otro miembro de mi familia

y se lo dije a mi hermana,

que además de que es una friki de los concursos como yo, es una máquina

Y bueno, arrasamos.

Arrasamos porque no fallamos ni una sola pregunta.

Vale que vamos a tener que repartir el premio con ella,

pero yo creo que con un millón de euros hay suficiente para todos.

-No se lo has hecho todavía, ¿no?

-No, no es el momento.

-Pero no es el momento porque ¿temes por su salud?

¿O por otra cosa?

-¿Quiere dejar de buscar un por qué a todo?

-Lo siento, Pedro. De verdad. Yo solo estoy intentando ayudar.

-Lo sé, lo sé. Y se lo agradezco, pero es que...

Es que no puedo más ya.

No es la primera vez y unas veces la han visto en un sitio

y otra vez en otro, y luego, nada.

-Ya, pero esta información es importante.

No puedes hacer como que no existe, ¿no?

-Ya, pero, ¿hasta cuándo tengo que seguir así?

-¿Así cómo?

-Culpable de no haberla cuidado y...

De darla por muerta ahora.

-Yo estoy intentando ponerme en tu lugar, pero es muy complicado

porque no he pasado por esto como madre, ni como padre,

pero creo que, si hay alguien que lo pueda entender es Rita.

Tienes que hablar con ella.

Pero sobre todo tener muy claro, que ninguno de los dos sois culpables

Ninguno.

(Música)

El equipo de cirugía cardiovascular interviene a Rita,

la paciente con rotura de la cuerda tendinosa de la válvula mitral.

-Rita tiene la válvula mitral muy dañada,

así que le van a colocar una prótesis.

Ese tipo de intervención suele durar entre tres y cinco horas,

dependiendo de las complicaciones que puedan surgir,

así que, ahora, solamente nos queda esperar.

(Música)

-Eva, siento mucho no haber estado contigo en un momento así.

Si llego a saber que te operan, no me voy, está claro.

Esto lo hecho por ti. Por nosotros.

Porque creo que después de tantos años de sacrificio,

nos merecemos algo así.

Era una oportunidad.

-¿De verdad esperas que me crea eso?

Esto no lo has hecho por mí, lo has hecho por ti.

Mira, siempre has querido ser el mejor, el que más tiene,

porque eres un egocéntrico.

Bueno, pues enhorabuena. Ya lo has conseguido.

-¿Eso es lo que piensas de mí? ¿Qué pasa? ¿No me conoces?

-Mira, nuestra relación no está pasando por el mejor momento.

No tenemos nada en común.

No tenemos hijos,

solo tenemos un montón de años de rutina.

Es normal que te busques escapatorias y aficiones.

Pero esto lo has hecho muy mal.

Me has dejado sola en un momento muy delicado.

Y no creo que pueda perdonarte.

-Eva, no me hagas esto.

¿Qué es lo que tengo que hacer para que me perdones?

-¿No tenías soluciones para todo?

Vete.

Y llévate tu supercheque, por favor.

-Nena...

-Déjame. Vete.

(Música)

Rita se recupera de la intervención

que le realizaron colocándole una prótesis de válvula mitral.

-¿Cómo se encuentra, Rita?

-Mejor. Respiro bien.

-Claro, es normal que después de este tipo de intervenciones,

se almacenen secreciones en los pulmones, ¿vale?

Si esto ocurre, lo que debe hacer es respirar profundamente y toser,

eso alivia y además favorece la ventilación pulmonar.

-Por ahora estoy bien.

-Sí, también le hemos puesto un tratamiento anticoagulante

que tendrá que seguir incluso cuando le demos el alta y se vaya a casa.

-Bueno, pues ¿todo está claro?

-Sí. Muchas gracias.

-Mucho ánimo, de verdad.

-Hasta ahora.

-Gracias.

Tienes mejor cara.

-Gracias por el cumplido, pero no estoy en mi mejor momento.

Muchas gracias por quedarte conmigo.

-¡Qué menos!

Mientras estabas en la UCI ha llamado la Guardia Civil.

El teléfono de Eva ha tenido actividad.

-¿Dónde?

-No, no lo saben.

No saben la ubicación, pero están en ello.

-¡Qué buena noticia!

-Sí, pero a ver, hay que ser realista.

Puede ser una pista falsa.

-Sí.

Tengo que pedirte que te quedes conmigo

por si no es cierto.

¿Y por qué te ríes?

-Me río, porque es precisamente lo que te iba a pedir yo a ti.

-Cuenta conmigo.

-No, no sé muy bien dónde nos llevará esta nueva pista,

pero estaremos juntos.

Solo espero que esto se solucione por el bien de todos

y, sobre todo, por el bien de mi hija.

(Música)

-Lucía, ¿tienes un segundo?

-Sí, claro. Dime.

-A ver, que te quería pedir disculpas

por el comentario del otro día en la cafetería. ¿Vale?

Que yo no quería que te hiciera sentir mal,

con respecto a cómo eres como madre, ni muchísimo menos.

Que no soy yo quién lo tiene que juzgar y que...

es que me embalo y no paro.

-Que no, de verdad, que no pasa nada.

Si me marché y me quedé un poco así

es porque en el fondo yo creo que también tengo una responsabilidad

sobre lo que le está pasando a Marcos ahora. Eso es así.

-Bueno, no era mi intención que te sintieras mal.

-Ya, ya. No pasa nada.

-De hecho, no puedo ser yo la que te diga nada

porque si vieras cómo soy como madre, pues...

También me lo cuestiono un montón de veces.

-¿Jugamos a ver quién es peor madre?

-Peor no sé, pero es que meto la pata con Andrea constantemente.

Ayer mismo, además.

-¿Sí? ¿Nos tomamos algo?

-¿Y te lo cuento?

-Sí.

-Al final, yo creo que te vas a reír.

Pero te sientes mal al principio.

-Marco, yo no paro de darle vueltas a lo de Soto.

Creo que, de verdad, le pasa algo, y que necesita ayuda.

-Si necesitase ayuda nos la habría pedido, ¿no te parece?

-Hombre, precisamente...

tú y yo sabemos lo que es necesitar ayuda y no pedirla.

-Ya, Diana. Pero yo creo que Andrea es una mujer fuerte,

independiente y capaz de cuidarse sola.

Aunque sí que tienes razón

en que si se encontrase en una situación de vulnerabilidad

le costaría contarlo, ¿no?

-Por eso.

-¿Y por qué no hablas tú con ella que tienes más confianza?

-¿Y le pregunto directamente? -Sí.

-Vale. No sé si me lo contará, pero sí, creo que es lo mejor.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Centro médico - 19/03/18 (1)

Centro médico - 19/03/18 (1)

19 mar 2018

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas.

ver más sobre "Centro médico - 19/03/18 (1)" ver menos sobre "Centro médico - 19/03/18 (1)"
Programas completos (1133)

Los últimos 1.146 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios