www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.10.1/js
3946401
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 16/03/17 (1) - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por TVE Accesibilidad.

José acude a urgencias con síntomas de catarro y cefaleas.

Le acompaña su mujer, Raquel.

Teníamos que haber venido otro día. No vamos a llegar a la Embajada.

-Que sí, hombre, que vamos a llegar. No te agobies.

Ahora, lo importante es que el doctor te vea ese trancazo,

porque así, cuando toque ir a Ucrania, no vamos a poder ir.

-Vale, vale. Tienes razón.

-Por favor, siéntense aquí un momentito.

-Gracias.

-Pero, ¿no te das cuenta que de esa manera hemos conseguido destapar

a una empresa farmacéutica? Es que en ese...

-Perdonad, ¿eh? Doctor Dacaret, tiene al paciente José Martínez ahí fuera.

-Vale, gracias. Gracias.

-No te podía decir nada en ese momento. Nada más.

-Pepa, escúchame, que me da igual.

Lo único que sé es que me dejaste en evidencia

delante de la inspectora de Sanidad. Parecía tonto y parecía un mentiroso.

Y además, estás poniendo en riesgo tu salud absurdamente.

Había mil maneras de destapar a la farmacéutica.

-No, no había mil maneras.

La única forma era que yo probase el medicamento

y le diese toda la información a un periodista

para que lo publicase.

Y además, que no lo hice por mí sola. Lo hice por un bien mayor.

-Pepa, no digas tonterías, por favor.

Mira, tengo que seguir trabajando, si no te importa, ¿vale?

-Vale.

-¿José Martínez, por favor? -Sí.

-¿Sí? ¿Me acompañan? -Venga.

-Adelante.

Siéntense.

Bueno, usted dirá.

-Bueno, le cuento: Llevo como dos semanas con muchos mocos.

-Mm... -Y al principio era como agüilla.

Y bueno, pues ahora ya es que tengo la nariz completamente taponada,

seca, y los mocos ya han pasado a ser, pues muy... Densos.

-Además, otra cosa. Él no se da cuenta porque no puede oler,

pero huelen bastante mal. -Ah, ¿sí?

-Ay, habérmelo dicho antes, tú también, mujer.

-Bueno, ¿toma alguna medicación? -No.

-¿No? -No.

-De acuerdo. ¿Y ha tenido alguna enfermedad crónica?

-Hace cuatro meses, me diagnosticaron una diabetes tipo 2.

-Mm...

-Y bueno, con una dieta especial, pues se ha desechado la medicación.

-¿El color de la mucosidad lo sabemos?

-Es verde. -Verdoso.

-Verde, sí. -Verdoso. Vale.

-Verde, claro.

-Pues pase a la camilla, que le voy a explorar.

-Vale. ¿Me quito la americana? -Sí, por favor.

El color de la mucosidad puede dar mucha información.

Normalmente, cuando es transparente nos indica una reacción alérgica,

en el que el organismo está usando esta mucosidad para limpiar la nariz.

Cuando es blanco nos indicaría una infección menor,

y en cambio, cuando es verde podría decir que el organismo

está luchando contra un agente externo, una bacteria o un virus.

Rita lleva una semana con náuseas.

Su médico de cabecera la ha derivado a Neurología.

¿Has tomado algún medicamento? -No. Medicamentos, no.

-Bueno, se ha estado tomando las cosas estas naturales

que se toma ella siempre, que no valen para nada.

Ya se lo he dicho.

Que donde se ponga el ibuprofeno, pues ahí está.

-El ibuprofeno no sirve para las náuseas.

Cuéntame, ¿qué has tomado? -He tomado té verde, té con miel,

té con menta, con jengibre... -Ya. ¿Y?

-Igual. Sigo con náuseas y mareada. -Lo que yo decía. ¿Sabe?

-Vamos a hacerte una exploración neurológica. ¿De acuerdo?

Ponte en pie, por favor.

Los remedios populares caseros que la paciente refiere haber estado tomando

no tienen ninguna evidencia científica que los avale.

Es decir, no son más que eso: remedios populares.

No tratamientos médicamente contrastados.

Eso no quita que algunos alimentos tengan propiedades

que puedan ser útiles para ciertas dolencias.

Pero siempre se debería consultar con el médico,

antes de tomarlos con ese fin.

Camina hacia mí...

Muy bien, date la vuelta...

-Perdona, ¿tenéis wifi aquí?

-Oye, si no te interesa la exploración

que le estoy haciendo a tu chica, hazme un favor y espera fuera. ¿Vale?

Bueno, la marcha es ligeramente atáxica.

¿Hay algún motivo por el que separes tanto los pies al andar?

-Estoy un poco mareada, y tengo miedo a caerme.

-Ya. Siéntate en la camilla.

Así. Mira la luz...

Ahora quiero que sigas mi dedo con la mirada, sin mover la cabeza.

Bien. Hay un ligero nistagmus horizontal.

Esto es un leve temblor al cambiar la dirección del movimiento de los ojos.

Pero no parece nada preocupante.

Siéntate en la silla.

Rita, ¿existe la posibilidad de que estés embarazada?

-No. No lo sé. -¿Cómo que no lo sabes?

-A ver, no creo. -No, no, no.

O sea, las mujeres sabéis esas cosas, ¿no? Os enteráis de esas cosas.

-No, un momento. No nos pongamos nerviosos, ¿de acuerdo?

Es solo una posibilidad que tenemos que descartar.

El cuadro de la paciente también podría corresponder

a vértigos periféricos o a un problema de cervicales.

Pero en ese caso, sería la propia evolución de la paciente

y su respuesta al tratamiento sintomático

lo que despejaría nuestras dudas.

Llaman a la puerta

Hola. ¿Me has llamado? Sí, sí.

Rita, acompaña a la enfermera para que te haga un test de embarazo.

En el caso de que sea negativo,

podría tratarse de vértigos periféricos,

así que le administras una ampolla de sulpiride

y medio diazepam intramuscular.

Cuando llegues a casa, intenta descansar. ¿De acuerdo?

Y es muy importante que no te levantes de golpe de la cama.

Te voy a recetar un medicamento que deberás tomar cada ocho horas,

para combatir los mareos,

y en caso de que los vómitos persistan,

te daré otro fármaco para que tomes antes de las comidas.

Pero todo esto solo en el caso de que el test sea negativo. ¿De acuerdo?

Muy bien.

Bueno. Venid conmigo, por favor.

Gracias. -De nada.

Hasta ahora.

Por aquí. Mira, tú, mejor que te quedes aquí sentadito

mientras le hago la prueba. ¿Vale?

-Bueno. Pero si está embarazada...

O sea, no sé, tendré que saberlo yo también.

Vamos a ver, pues ya te lo dirá tu chica, cuando terminemos.

Vamos, si lo cree conveniente. Yo no tengo problema con que venga.

-Hombre, faltaría más. Bueno, pues venga. Vamos los tres.

Hala.

Avísame dónde te duele... -Ahí, ahí.

-Por aquí, ¿verdad? -Ahí, sí.

-Perfecto. ¿Y por aquí arriba? -No, es más en la otra franja.

Justo ahí. Eso es.

-Y por aquí un poco también. -Sí. Toda esa zona.

-Bueno. Incline la cabeza hacia delante, vale...

¿Dónde nota más presión?

-Por donde..., por donde me ha estado tanteando.

-También. -Sí.

-Perfecto. Venga, vamos a ver las fosas nasales... A ver...

En la rinoscopia, he podido observar la ocupación de las fosas nasales

por mucosidad purulenta.

Así que todo parece indicar que se trata de una sinusitis aguda.

Existe la creencia de que la sinusitis

sólo se puede tratar con antibióticos.

Pero en realidad, en el 80% de los casos,

los pacientes mejoran tras un par de semanas de tratamiento sintomático.

En el caso de que este tratamiento no funcione,

empezaríamos con antibióticos.

Bueno, lo que veo es mucha mucosidad.

Pero tendríamos que hacer una radiografía para salir de dudas

y confirmarlo. ¿De acuerdo?

-Lo siento, le agradezco, doctor, pero es que... No podemos.

Tenemos que ir a la Embajada y hemos venido con poco tiempo...

-Hombre, si el doctor dice que hay que hacer una radiografía, Jose...

-Ya, pero es que mira qué hora es. No vamos a llegar.

-Mi marido y yo estamos en trámites para adoptar a un niño de Ucrania,

Alexey.

Y la verdad es que estamos muy ilusionados.

Lo que pasa es que está siendo todo un poco complicado,

con el papeleo del Ministerio, de la Embajada,

también los arreglos que estamos haciendo en casa para adaptarla

y los preparativos del viaje...

En fin, que..., que si todo va bien,

en unas semanas, podremos ir a buscarlo.

Sí, pero no pasa nada.

Llamamos a la Embajada y decimos que nos cambien la cita,

y no nos van a poner ningún problema.

-Pero Raquel, eh... Nos van a dar para dentro de tres meses

y por una sinusitis no estoy dispuesto a perder la adopción.

O sea, lo siento, de verdad. Póngame un tratamiento.

-Bueno, pues si es lo que prefiere, pues nada:

lavados nasales con suero fisiológico,

los vahos con vapor de agua,

y si lo prefiere, pues añade eucalipto, y analgésicos.

Y ya está. -Vale, pues ya está.

-Si ve que empeora, vuelva, y si no,

pues, en una semana aproximadamente, tendríamos que hacer la revisión.

Y la radiografía, que no la hemos hecho.

-De acuerdo. -¿Vale?

-Si ya lo siento, de verdad.

Discúlpeme, pero es que si no, no llegamos.

-Nada.

-¡Que parece que estés en otro mundo, tía!

¡Parece que estés en otro mundo, Rita! ¡Ya verás, ya verás qué risa!

Ya verás qué risa como estés embarazada. Ya verás qué risa.

Hola. Bueno, ya tengo los resultados.

¿Y? Negativo. No estás embarazada.

Dios... Pues ya está, ¿no? Ya está. Sí. Ya está.

¿Ya nos podemos ir?

¿Cómo estás? Bien.

Vale. Ya puedes tomarte el tratamiento

que te mandó el doctor, ¿vale? Y cuídate.

Oye, muchísimas gracias por todo.

Muchísimas gracias por todo, de verdad.

No hay de qué. Adiós. Venga. ¿Vamos, Rita?

Venga, va, que tenemos el coche ahí. Despacito, ¿eh? Y tranquila.

Muchas gracias, ¿eh? Muchas gracias. -Gracias.

Hasta luego.

(Resopla).

Pero, ¿qué hará esta chica con un cafre como este? No puedo.

Una ambulancia ha tenido que traer a Jose,

el hombre que padecía sinusitis, después de sufrir una caída en casa.

Su mujer le encontró en el suelo del baño tras un vahído.

Raquel, ¿ha tenido fiebre estos días? -No, para nada.

-Si tiene algo que hacer o se quiere ir a casa puede, ¿eh?

Ha sido un simple desvanecimiento, o sea que no hay problema.

-¿Sí seguro? ¿No..., Me puedo ir tranquila?

-Sin problema.

-Sí, ahora le vamos a hacer unas pruebas a su marido.

-Vale. Gracias. Me voy, cariño. -Venga, no te preocupes,

que ha sido un vahído tonto. -Bueno, y tú tranquilo,

que yo en cuanto termine, me vengo corriendo, ¿vale?

-Venga.

-Y piensa que en nada tenemos a Alexey.

-Venga, pesada, vete ya.

-Hasta luego. -Adiós.

-Adiós. -No vas a llegar.

-Bueno, Jose, ¿se puede incorporar? -Por la mañana, estaba bien.

No sé qué pudo pasarle en el baño.

Pero, por suerte, parece que no está muy mal.

Además, aunque estuviera desangrándose,

si él dice que me vaya, no hay más que hablar.

Conozco a mi marido. Y es Tauro. Pero Tauro, Tauro.

-Venga. Hacia delante... -¿Sí?

-Vamos allá.

-La verdad es que no quiero que se preocupe.

Entonces, hasta que no tenga firmados los papeles de la adopción,

no quiero... -Ya.

-¡Huy, Jose! -¡Eh! ¿Qué pasa? A ver...

Venga, aquí. Súbele las piernas, Pepa, por favor.

-Vale. -Vamos allá.

Jose está bien hidratado y perfundido,

y no presenta signos de fiebre.

Sin embargo, la saturación de oxígeno es baja.

Sus pupilas reaccionan con normalidad,

a pesar del compromiso de conciencia,

y también reacciona ante estímulos dolorosos, lo cual es buena señal.

Sin embargo, observando los síntomas anteriores,

podríamos estar ante una hemorragia cerebral.

Venga, gracias, hasta ahora.

-¿Era la mujer de Jose?

-Sí. Le he dicho que venga cuanto antes. ¿Algún cambio?

-No, no. Está estable. -De acuerdo.

-Hacemos un buen equipo. ¿No crees? -Pues la verdad que no, no.

Porque para hacer buen equipo, hace falta confianza.

Y creo que tú y yo de eso no... No tenemos.

-Venga, no te pases.

Rita tiene que regresar.

Sus problemas de náuseas, lejos de mejorar, han empeorado.

-¿Qué te ocurre? ¿Te puedo ayudar? ¿Qué te pasa?

-Lleva toda la noche vomitando y con náuseas.

-¿No hay fiebre? -No ha tenido fiebre.

Rita. Hola.

¿Qué pasa? ¿Qué tal estás? ¿Eh? Con mareos.

Deja, Pepa. Ya me encargo yo, que los conozco de otras veces, ¿eh?

¿Sí? Sí. Gracias.

Venga. Gracias.

¿Qué ha pasado? Rita. ¿Qué te pasa, mujer?

M.

-Ha estado vomitando toda la noche y...

¿Sí? Sí.

Bueno. Venga, acompáñame a la salita de espera.

Vamos, Rita. Tranquila.

¡Ay! ¡Acércame la silla, por favor!

Acércamela. Cuidado.

No me extrañaría que tuviera algo de anorexia, ¿eh?

Porque... Porque lo que no tenga esta...

-Disculpa. Espera fuera de la consulta.

-Vale. Estaré en la cafetería. ¿Vale? ¿Quieres algo?

Vale.

-Rita, ¿qué tal? ¿Cómo te encuentras? -Estoy muy mareada.

-Mira hacia arriba, por favor... Abre la boca...

Clara, ve formalizando el ingreso de la paciente,

y prepara una vía con suero. Muy bien.

-¿Te has tomado la medicación que te di?

-Yo creo que han sido las pastillas. Pues es que me hacen vomitar más.

-Ya.

Hemos instaurado un tratamiento con antieméticos

para combatir las náuseas y los vómitos,

y he ordenado que le realicen una analítica para comprobar

su estado de hidratación,

y para intentar averiguar el origen de esos vómitos.

-Tienes los ojos muy bonitos, ¿eh?

Sí. Te he visto, por ahí, y he dicho:

"Voy a hablar con ella, a ver qué tal...". Sí.

Bueno. Rita Sáez es el nombre de la paciente, ¿vale?

Vale, perfecto. Pues podéis subirla a planta cuando queráis.

Muy bien.

Bueno, la cosa es que yo estoy estudiando medicina,

y bueno, por si teníais algún sitio

para poder hablar y ensayar, tranquilamente. ¿Sabes? Tú y yo...

Por si te interesa, que el doctor ya ha ordenado el ingreso de tu novia.

¿Vale? Que puedes pasar a verla cuando quieras.

-Bueno, novia. Novia. ¿Eh? Que a todo lo llaman novia ahora mismo. Que no.

Que ella no es nada celosa, ¿sabes?

El doctor Dacaret ha trasladado a Jose a la Sala de Reanimación

tras su pérdida de conocimiento, y ha solicitado varias pruebas.

Hola, Raquel.

Lo más destacable es que en el TAC no hemos podido observar

ninguna hemorragia, ni masa ni alteración similar.

Y aparte de claros signos de una sinusitis aguda,

también hemos apreciado unas burbujas de aire

en la convexidad temporal izquierda del cerebro.

Lo cual es bastante preocupante.

-Pero, ¿qué ha pasado? Me había dicho que estaba estable.

-Sí, tranquila, porque está estable.

Pero perdió el conocimiento

y hemos tenido que hacerle una serie de pruebas.

Por suerte, hemos descartado la hemorragia cerebral,

lo cual es un alivio.

El problema es que en los resultados de la analítica de sangre

aparecen indicios relacionados con un proceso infeccioso. ¿De acuerdo?

Y en las pruebas de imagen,

hemos visto que hay presencia de burbujas de aire,

que podría explicar esta infección. Pero no estamos seguros.

-Pero entonces, ¿qué..., qué van a hacer ahora?

-Pues queremos trasladarle a Cuidados Intensivos. ¿De acuerdo?

Para seguir haciendo pruebas

y averiguar qué es lo que ha pasado exactamente.

-No me lo puedo creer. La verdad es que no pensé que estuviera tan mal.

Si no, no me hubiera ido.

Yo estaba supercontenta porque...

Nos acababa de llegar una carta de Alexey.

Es el niño que vamos a adoptar.

Lo único que quiero es que Jose vuelva en sí, para que la pueda leer.

Lo siento.

Rita ha vuelto a presentar fuertes vómitos.

El doctor Mendieta sigue buscando una explicación a sus síntomas.

Tranquila, mujer. Bueno, yo... Yo me voy...

Me voy, ¿vale?

Que... A tomar el aire o algo, que no puedo más estar aquí, ¿vale?

Qué cuajo tiene el tío.

Clara, yo ahora mismo tampoco puedo hacer gran cosa por ella.

En cuanto se encuentre un poquito mejor,

la bajas a Radiología y le haremos el TAC, previo a la punción lumbar.

¿De acuerdo? -Vale. De acuerdo.

-Hasta ahora. Venga. Respira un poquito.

Respira, Rita. Venga.

Los resultados de la analítica han sido normales.

Y la nueva exploración neurológica no ha mostrado signos meníngeos.

Aun así le voy a hacer una punción lumbar

para descartar que su estado no se deba a una meningitis.

Ya que ahora mismo me parece el diagnóstico más probable.

Rita está siendo sometida a un TAC,

antes de que le hagan una punción lumbar.

El doctor Mendieta espera que esta última prueba confirme

que la paciente tiene meningitis.

No, no, no, no puede ser. Esto es..., es un error del sistema.

¿Cómo es posible?

¡No tiene cerebelo!

-Raquel, escúchame. Es importante que hagas memoria. ¿De acuerdo?

-Sí. Cualquier cosa puede servir de ayuda.

-Pues no sé. Ya... Os lo he dicho todo.

Llevaba unos días con catarro, pero no había tenido fiebre.

Estaba bien.

Hasta que esta mañana escuché un ruido en el baño y...

Y lo encontré intentando ponerse en pie,

pero no tenía ningún golpe en la cabeza ni nada.

-Es que no lo entiendo. Es que hay algo que se nos escapa.

Parece que afortunadamente vamos despejando incógnitas.

Tras la punción lumbar que le hemos realizado a Jose,

hemos observado varios signos de una posible meningitis.

Así que voy a pedir un cultivo de líquido cefalorraquídeo,

para saber exactamente lo que la está causando.

Pero tengo la sospecha de que la causa es una bacteria.

Así que tenemos que actuar con rapidez.

En estos casos, es necesario activar el protocolo de actuación,

y avisar a toda la gente que ha estado en contacto

recientemente con Jose.

Porque, si finalmente se confirmara una meningitis meningocócica,

tendríamos que empezar con antibióticos de prevención.

-Está desaturando.

-Raquel, tienes que esperar fuera, por favor.

-Pero, ¿qué pasa? -Espera fuera. De verdad.

-Pero... Quiero saber lo que pasa. -Pepa.

-Sí, por favor, haga caso al doctor. Salga. Ahora le aviso.

-Hay que intubarlo, ¿vale? Que se nos va.

-Perdón...

Dacaret, ¿se puede saber qué haces aquí en medio?

¿No tienes trabajo, o qué?

-Sí, tengo trabajo.

Tengo un paciente con una meningitis de las gordas.

Y lo último que me apetece es ver la cara esa de monstruo que tienes,

la verdad.

-¿Qué pasa? ¿Le conoces?

-Da igual. Es mi paciente y con eso me basta.

-Señores...

Mendieta ha reunido a varios colegas neurólogos

para mostrarles el insólito caso de Rita, la paciente sin cerebelo.

La función principal del cerebelo es la integración de las vías motoras

y las sensitivas.

Pero también juega un rol fundamental en la motricidad, el aprendizaje,

las capacidades cognitivas, la atención, e incluso en el lenguaje.

Es decir, no es un órgano del que se pueda prescindir a la ligera.

Ustedes saben que ahora mismo hay en funcionamiento muchos estudios

que atribuyen al cerebelo funciones hasta ahora desconocidas.

E incluso, algunos lo vinculan al nivel de inteligencia del individuo.

Pues bien, este caso nos demuestra que no es así.

Este caso pone en entredicho todos y cada uno de esos planteamientos.

E incluso más, porque la paciente es completamente normal

a pesar de carecer de cerebelo.

Sí que es cierto que presenta mareos y náuseas,

que evidentemente son causados por la agenesia cerebelosa,

y que necesitarán tratamiento sintomático de por vida.

Pero lo más importante de este caso es que nos abre un sinfín

de posibilidades académicas y de investigación.

-¿Y la paciente estaría dispuesta a iniciar los estudios inmediatamente?

-Bueno, no se lo he preguntado todavía,

pero no creo que haya ningún problema.

Creo que lo más importante ahora es comunicar

a la dirección del centro que tenemos este hallazgo entre manos.

Los pocos casos que se han visto en el mundo,

como el de nuestra paciente, siempre han correspondido a neonatos

con complicaciones tan graves que nunca llegaron a sobrevivir.

Sí que es cierto que en 2014 se describió el caso de una joven

en China.

Pero nunca se realizó ningún estudio con ella.

Lo que significaría que seríamos pioneros

en un estudio de estas características.

-No. No, no, no.

Que no. Que no, me da mucho miedo.

-Rita. Rita, no tienes nada que temer. ¿De acuerdo?

Aún no sé qué pruebas en concreto tendríamos que hacerte,

pero no sería nada invasivo. Seguro.

Como máximo, ponerte unos electrodos en el cráneo

para medir la actividad cerebral ante ciertos estímulos.

Escúchame, quiero que entiendas muy bien que tu caso es extraordinario.

Que en el mundo ha habido poquísimos.

Se pueden contar con los dedos de una mano.

Y es asombroso, es increíble que hayas sobrevivido hasta ahora

sin secuelas.

-Bueno, empecé a andar a los seis años.

Y en el colegio, me costó mucho empezar a hablar y...

Siempre iba por detrás de mis compañeros.

-¿Lo ves? ¿Ves? Ahí está la explicación.

Escucha, eres la prueba viviente de que los circuitos cerebrales

son mucho más flexibles de lo que creíamos hasta ahora.

El cerebelo tiene casi el 50% de las neuronas del encéfalo,

y sin embargo, tu cerebro ha sido capaz de funcionar sin él.

De asumir funciones que..., que no puede desempeñar,

y que pensábamos que nunca podría.

Escúchame, por eso es tan importante que te prestes a esta investigación.

Porque lo que descubramos contigo puede ser vital

para multitud de dolencias neurológicas.

-Lo siento, pero no.

-Vale. Muy bien.

Eh... No pasa nada. Ya hablaremos luego. ¿De acuerdo?

-Rita, vamos a pensarlo, ¿vale? No digas que sí o que no.

Vamos a pensarlo.

Porque el dinero está muy bien.

Y esto, seguro que está muy bien pagado. Y no pasa nada.

Vamos a pensarlo. -Me da muchísimo miedo. No.

-No pasa nada. No pasa nada, nos esperamos.

No decidas nada aún, ¿vale?

-Lo siento, pero no.

-Pepa, lo único que te estoy pidiendo es que me ayudes a convencer

a una paciente de lo importante que son las investigaciones médicas.

Y pensé que tú, mejor que nadie, ibas a entender eso.

-Mira, perdona que te diga esto.

Pero me parece que estás poniendo más en la balanza

la posibilidad de conseguir un renombre

después de un estudio como esto, que cualquier otra cosa.

Y... Y puedo llegar a entenderlo. Pero no lo comparto.

-Bueno, supongo que debería sentirme halagado

de que me otorgues tal ambición personal.

Pero ten por seguro que, si ese fuera mi objetivo,

lo hubiera conseguido por otro lado.

Pepa, sinceramente pienso que estudiar el cerebro de esa paciente

es fundamental para encontrar nuevas terapias y nuevos tratamientos

y para... Para entender mejor cómo se regeneran

y cómo funcionan muchos circuitos neuronales.

Vale, sí. Es verdad. De acuerdo.

Esto puede repercutir en un aumento de la reputación para mí.

Pero también para el hospital.

Y puede beneficiar a miles de pacientes.

¿Dónde está el problema?

-Pues el problema está en que, en ese caso,

es el paciente el que tiene que someterse voluntariamente al estudio.

Como pasó conmigo. -Vale, vale.

Muy bien, muy bien, perfecto. Muchas gracias por tu tiempo.

Mira. Esto es lo que quería que vieras.

Este paciente se llama José, José Martínez, y tiene meningitis.

Y el pronóstico no es nada bueno.

Igual lo que descubriéramos estudiándote a ti

no le sería de ninguna utilidad. Pero igual sí.

Porque tu caso es tan extraordinario que podríamos llegar a encontrar

cualquier tipo de hallazgo.

Rita, es con investigaciones como estas

que se consigue romper barreras,

que se consigue ampliar las fronteras de la ciencia,

de la medicina.

-No sé. No sé, me lo tendría que pensar.

-Bien. -¿Se puede saber qué haces aquí?

-Rita, ve a la habitación.

-¿Qué estás haciendo aquí? -No es asunto tuyo.

-Ese señor es mi paciente. Así que claro que es asunto mío.

-Muy bien. Muy bien, de acuerdo.

Estaba intentando convencer a una paciente

de lo importantes que son las investigaciones médicas,

y las aplicaciones que se pueden obtener de ellas.

-Vale. ¿Y para que yo lo entienda?

¿Estás buscando a un conejito de Indias?

-Dacaret, no tienes ni idea. ¿De acuerdo?

Esta investigación sí que es realmente importante.

Se pueden obtener unos beneficios enormes.

-¿Beneficios para quién? -Beneficios para todos.

-Mira, después de cómo trataste a Pepa,

¿te crees que voy a poner en tus manos a un paciente que no conoces?

-No sé qué es lo que me enerva más,

si la ignorancia o la estrechez de miras.

Y en este hospital vamos sobrados de las dos cosas.

-Ya.

El doctor Dacaret ya tiene los resultados

del cultivo de líquido cefalorraquídeo de Jose.

¿Qué tal está? -Siéntate, por favor.

Mira, Raquel, las pruebas han dado positivo en Neumococo. ¿De acuerdo?

Eso quiere decir que hemos retirado el protocolo de actuación,

y cuando vayas a visitar a Jose no hace falta que lleves ni guantes,

ni mascarillas, ni nada.

Y hemos añadido un nuevo antibiótico al tratamiento. ¿Vale?

-Pero entonces, ¿lo van a subir a planta?

-No. Lo vamos a dejar en Cuidados Intensivos.

Porque, en la analítica de control, han surgido complicaciones.

Mira, los corticoides que habíamos suministrado han dado dificultades,

y hemos tenido que administrar insulina.

Y además, el nivel de conciencia, sin saber exactamente por qué,

se ha visto agravado súbitamente. Tranquila. Tranquila.

Mira, voy a ir ahora a la Sala de Imagen, para hacerle un TAC,

y, en cuanto te pueda decir algo, vengo y te comento. ¿Vale?

-Vale. -Venga. Ahora te veo.

-No, es que el edema no es tan importante

como para justificar la crisis que ha tenido.

Espera. Espera, porque esta imagen no la vi el otro día.

Es una hemorragia supraaracnoidea masiva. Sácale. Sácale.

Avisa, porque hay que llevarle a Reanimación. ¿De acuerdo?

Jose. Jose, ¿me oyes? ¡Jose! Jose.

¡Carlos, rápido! ¡Jose! ¡Eh!

Lamentablemente, no hemos podido hacer nada.

Jose ha fallecido debido a una hemorragia cerebral.

Parece que como consecuencia de una aneurisma en la base del encéfalo,

algo que no..., que no podíamos detectar.

-Clara. ¡Hombre! ¡Rita! ¿Qué tal?

¡Qué alegría verte! ¿Qué tal?

Bueno. Te quería agradecer lo bien que te has portado conmigo

estando aquí. Anda, mujer.

Que no tienes nada que agradecerme, ¿eh?

Que yo estoy encantada de tener pacientes tan majas como tú, mujer.

Gracias.

Clara, eh... Hace, bueno. Me...

El doctor Mendieta me llevó a ver a la UCI

a un paciente que tenía meningitis. ¿M? ¿Y eso por qué?

Bueno, él me estuvo comentando lo que se podía hacer

con un estudio de mi cerebro.

A la cantidad de personas que podría ayudar.

Y bueno, ¿cómo está?

Pues siento decirte que ha fallecido

No..., no hemos podido hacer nada por él.

Ah. Pero vamos a ver, Rita.

Tú no te preocupes, por favor. ¿Vale?

Olvídate de lo que te ha dicho el doctor Mendieta.

Tú no tienes la culpa,

ni eres responsable de la salud de nadie.

Que para eso estamos nosotros. ¿Vale? Venga.

Gracias.

¡Rita! ¡Que tú vales mucho! No te olvides nunca, ¿vale?

Y una cosa, el que no piense lo mismo, a freír morcillas.

Lo siento mucho, Raquel.

Como médico, no consigo acostumbrarme a dar este tipo de noticias,

la verdad.

Mira, el problema es que la sinusitis se ha visto complicada

por la diabetes.

Ha dado pie a una meningitis y...

Y a la hemorragia cerebral, y ya no hemos podido hacer nada.

-Es que no me lo puedo creer. No puedo.

La semana que viene íbamos a ir a buscar a Alexey.

¡Íbamos a ser padres! -Lo siento mucho.

-Voy a ir, ¿sabe?

Voy a intentar adoptarlo.

Es... Es lo que hubiera hecho Jose. Él hubiera seguido adelante.

-Yo creo que este niño se merece una madre. ¿M?

-¡Dios, Dios, Jose!

Llaman a la puerta.

-Hola.

Quería hablar contigo antes de que te marcharas.

-Bueno. Ya me he enterado de que el paciente

al que fuimos a ver, ha fallecido. -Sí. Sí, así es.

Rita, ¿te has pensado mejor lo de la investigación?

-Sí. Y finalmente no lo voy a hacer. -(Suspira). ¿Por qué?

-Cada minuto de mi tiempo, vale oro. ¿Y qué voy a estar? ¿Un mes?

¿Años con su investigación?

Usted lo dijo: Que esté viva es un milagro.

Y no me apetece ser la cobaya de nadie.

-Ya. Muy bien. Muy bien, lo entiendo.

Escucha, si cambias de opinión, ¿de acuerdo? Esta es mi tarjeta.

Aquí está mi número. Llámame, por favor. En cualquier momento.

-Venga, Rita, ¿qué haces? Que tengo el coche esperando.

Eres más lenta que yo qué sé. Va.

-¿Cómo era?

Ah, sí.

¡Vete a freír morcillas!

Gracias por todo, doctor.

-De nada.

-Venga, Dacaret, venga.

No me gustaría nada ser taquilla ahora mismo, ¿eh?

Pepa, escúchame, siento lo del otro día.

Cuando te dije que decías tonterías.

Perdóname.

-Igual es que me lo merecía.

-Mira, simplemente es que no me gustó que me dejaras en evidencia y...

Ya está. Es solo eso. -Tienes razón.

Pero de verdad, es que en el momento en el que estábamos

no nos podíamos echar atrás.

Es que era un momento muy importante. -¿Me vas a pedir perdón o no?

-Sí. -Vale. A ver...

Que lo oiga otra vez... -Perdona.

-Muy bien. Así me gusta. Vale.

¿Te cambias y me invitas a una cerveza?

-Invitas tú. Que te acabo de pedir perdón.

-¿Qué quieres? Discutir, ¿no? -No. ¿Lo crees necesario?

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Centro médico - 16/03/17 (1)

Centro médico - 16/03/17 (1)

16 mar 2017

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas de los doctores.

ver más sobre "Centro médico - 16/03/17 (1)" ver menos sobre "Centro médico - 16/03/17 (1)"

Los últimos 636 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Celia

    El mejor capítulo que habeís hecho! Muchísimas felicidades!

    17 mar 2017