www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.14.0/js
4373818
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 15/12/17 (1) - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad TVE.

Ya estamos aquí metiendo el dedito en la llaga.

-¿Qué voy a meter el dedo en la llaga? Por favor.

Pero es que estáis todo el rato Lucía y tú... que si, que si, qué...

¿Me acompañas a ver al paciente?

- Eh...

-Sí, vamos. Vamos a ver, Landó.

Respecto a lo que has escuchado antes en el pasillo, tranquilo, ¿eh?,

que eso ya... no tiene importancia. -¿Y qué quieres, que lo olvide?

-Porque creo que sí es importante. Eh... Landó.

Lo que verdaderamente es importante

es que nos vamos a tener que ver todos los días; y a mí, sinceramente,

no me apetece nada que cada vez que tengamos un encontronazo

estemos sacando el tema. -Entiendo lo que sientes por Lucía,

de hecho, lo entiendo mejor que nadie.

-Si alguien sabe lo que significa sentir algo por ella, ese soy yo.

-Pero no te lo voy a poner fácil.

¿Y eso qué significa? -Eso significa que haz lo que creas

para intentar conquistarla, que yo ya sabré qué tengo que hacer.

Ainhoa, quiero pedirte perdón, porque...

He estado muy distante porque me pilló todo...

desprevenida. ¿Sabes?

Lo siento, es que estoy hecha un lío.

A ver, el beso no me... disgustó,

pero, como estoy hecha un lío, creo que es mejor

que seamos solo amigas y... y ya está.

-Claro, si yo... tenía que pedirte disculpas, porque..

Te tenía que haber dicho antes que...

que me gustaban las chicas, y...

Bueno, pues... Ahora ya lo sabes.

Y no hay problema. Podemos ser amigas, sí.

-Todo esto ¿qué hace aquí?

He sido yo, Landó. Perdona. Como esta taquilla

lleva mucho tiempo vacía, he llegado esta mañana,

la verdad, sin..., sin darme cuenta, y he metido las cosas ahí.

-Verás. Esta taquilla es la que suelo utilizar yo.

Lo sabe todo el mundo en el hospital, y todo el mundo lo respeta, menos tú.

Bueno, Landó. Ya te he dicho que lleva mucho tiempo vacía.

No, tranquilo. Sacaré mis cosas. ¿Algo más?

-No. Solo espero que esté vacía cuando vuelva.

Hoy Roberto no puede completar su jornada laboral

debido a un repentino e intenso dolor abdominal.

Hay que fotocopiar los... -Sí, fotocopiar unos planos, sí.

E imprimir los dos archivos que están en la carpeta...

-En la carpeta de imprimir. Ya lo sé. Hay que acordarse de que esta tarde

irán a recoger los dos... El lote de 500 tarjetas. ¡Ah!

-Tranquilo, que yo te cubro ante los jefes. Tranquilo, ¿eh?

-Tranquilo. Roberto, cuénteme. ¿Qué le pasa?

-Me duele en el lado derecho. ¿Desde cuándo tiene este dolor?

-Este dolor es cosa de hoy, pero llevo un tiempo sintiéndome mal.

-Lo paso fatal en el trabajo porque me siento débil, desganado...

Justo ahora, cuando tengo que hacer...

más méritos que nunca en el trabajo. Ya.

Esos síntomas que me presentas corresponden a astenia.

¿Has viajado ahora a algún sitio? -No.

¿Drogas? -No.

¿Prácticas sexuales de riesgo? -No.

Últimamente solo vivo para el trabajo.

Mira, vamos a hacer lo siguiente: pasa por la camilla,

que te voy a auscultar.

Hace casi diez años que trabajo en Reprolandia; sí,

el emporio de las fotocopias. ¿No?

Ahora mismo soy jefe..., jefe de Sección. Pero me han propuesto para

Ahora mismo soy jefe de sección.

Me han propuesto para ser jefe de distrito.

Eso serían cinco locales bajo mi mando.

Aunque creo que después de lo de hoy, ¡ah!, me descartan fijo

En Reprolandia estas cosas te hacen perder puntos.

¿Y por aquí? -Sí.

¿Sí? Bueno. Está claro que tienes un dolor

en el hipocondrio derecho. Voy a hacerte el signo de Murphy.

Eh... Toma aire, relaja...

-¡Ah! ¿Qué has sentido?

-No sé definir muy bien el dolor que siento.

¿Más para abajo, más hacia arriba? -No, ha sido arriba, arriba.

Sí. Ah, por cierto... Oye, tienes...

tienes un eritema palmar. Este tipo de síntomas

corresponde más bien con dolencias del hígado.

De acuerdo. A ver, relaja...

-¡Oh!

Roberto presenta una serie de síntomas

que corresponden con una colecistitis que es la inflamación de la vesícula.

Tras consultarlo con mi supervisor, hemos decidido hacerle

una ecografía abdominal. Gracias a estas pruebas,

hemos podido descartar que tenga piedras en la vesícula,

pero hemos confirmado su hepatomegalia;

su hígado es mayor de lo que debería. Este dolor puede deberse

a muchas causas. Le hemos realizado un análisis de sangre al paciente,

y volverá en unos días para retirar la analítica.

Los servicios de Emergencias traen a Isabel López al hospital,

por sufrir un mareo mientras discutía acaloradamente.

Se ha empezado a encontrar mal y nos han avisado. Viene con mareos,

náuseas, visión doble e inestabilidad en la marcha.

-También ha vomitado. ¿Usted es su hijo?

-No, no, no. Isabel es mi casera, y estábamos en plena discusión

cuando de repente se ha empezado a encontrar mal.

No tenemos muy buena relación; de hecho estábamos discutiendo

porque me quiere echar del piso... Pero he llamado a una ambulancia

porque me he asustado un poco. Pues entonces no puede acompañarnos.

Tiene que esperar ahí. -Ahí fuera, y me vas vaciando el piso

Vale, a Triaje, por favor.

-La tensión está a 130-80.

Vale. Hay nistagmo horizontal. ¿Sabe dónde está?

-El hos..., el hospital. Muy bien.

¿Puede levantarse un momentito?

Estupendo. Y ahora, cierre los ojos..

y levante los brazos.

Vale. Muy bien. Puede abrir los ojos ya.

Camine en línea recta...

Vale.

Sí, suficiente, suficiente. Se puede sentar.

Vale. Hay dismetría, ataxia cerebelosa.

Puede ser accidente cerebrovascular, hay que activar el Código Ictus.

El Código Ictus se activa para perder el menor tiempo posible

en la realización de pruebas que determinan

a qué tipo de ictus nos enfrentamos. Es un trabajo en equipo,

coordinado, de Neurología, Urgencias y Rayos

para prepararlo todo en el menor tiempo posible.

El lema es: “El tiempo es cerebro”. Ya que si no se actúa rápido,

las consecuencias pueden ser irreversibles.

Vamos a hacer un TAC y una analítica completa.

Pasa, pasa.

Vamos a ver si se puede sentar...

Con cuidado.

Estupendo.

El ictus es un conjunto de enfermedades

que afectan a los vasos sanguíneos que suministran sangre al cerebro.

Uno de cada seis españoles va a sufrir un ictus

a lo largo de su vida, y detectarlo a tiempo es indispensable.

Algunas de las señales de alarma son: pérdida de fuerza en cara,

brazo o pierna de un lado del cuerpo,

trastorno de la sensibilidad, alteración repentina del habla,

sensación de vértigo o desequilibrio.

Si tiene alguno de estos síntomas llame urgentemente a Emergencias.

-Mira esto, ¿eh? Mira.

-Pero ¡qué monada! ¡No me lo puedo creer!

Mira, mira, mira. -Ay. Espera, espera esta.

-Huy, huy, huy, esta... ¿Vídeo tonto en el chat del trabajo?

-Qué va, ¡es Ainhoa de pequeña! Mira esto. Por favor.

-Esta, que es un mono con sombrero. ¡Qué va! ¡Estás monísima!

-Bueno, ya. -Es que estás...

Anoche sí te eché mucho de menos, que no vinieras a bailar, ¿eh?

-¡Sí! Lo pasé genial; En mi casa, con mi hijo pequeño,

ayudándole con un examen... ¡Anda, calla! Me coge el móvil,

y resulta que ve una foto tuya y mía...

y se pensaba que eras un cantante que hay muy famoso de reggeaton,

y que yo era fan tuya. -Hombre, yo cantante de reggeaton no,

pero perreo como el que más. -¿Sí? ¿Sabes perrear?

Sí. Perreo, sí, que sí... -¡Oye, por favor!

-¿Dónde os creéis que estáis? ¿A ti tus supervisores

no te enseñaron que esto es un hospital?

¿Que hay que guardar silencio? ¡Hay pacientes que quieren descansar!

-Perdón, se nos ha ido un poco la voz, sí.

No tenías por qué justificarme, ¿eh? -Es que tiene razón.

-Estamos al lado de las habitaciones. Que no, Lucía.

Que me está todo el rato buscando por el hospital tocándome las narices

-No te enfades, hombre. Pero ¿cómo no me voy a enfadar?

¿Tú lo has visto? -Últimamente estás muy irritable.

Mira, Lucía, tienes razón. Vamos a dejar un poquito el cachondeo

y a trabajar.

No tienes remedio. Te recomiendan reposo, y tú,

en vez de pedirte la baja, como todo hijo de vecino,

te reincorporas al trabajo. -No es el mejor momento para faltar.

-¿Sabes si don Manuel ha puesto el grito en el cielo por mi ausencia?

No, tranquilo. Ya me he ocupado yo de todo eso.

Pero, además, si lo has dejado todo controladísimo antes de irte.

Podrías dirigir un distrito entero sin salir de la cama.

¡Eres un crack! ¿Estás bien? -No, sí, sí. Estoy bien.

¿Seguro? -Sí.

-Sabemos que las posibilidades de que yo sea jefe de Distrito

ya se han esfumado para mí. Yo estoy convencido

de que te van a elegir a ti, Chano. Eres el otro candidato obvio.

Llevas casi el doble de tiempo que yo trabajando en esta empresa.

Además, tienes mujer e hijos.

-El aumento de sueldo te vendrá mejor a ti que a mí.

Vamos a ver; ¿qué es eso de tirar la toalla antes de tiempo? ¿Eh?

Tú tienes que llegar allí hoy con paso firme. ¿Eh? Como una bestia,

¡dándolo todo! ¿Qué te pasa? ¿Qué te pasa? ¡Roberto!

¿Qué te pasa? -Menos mal que estamos ya llegando.

-Necesito ir al baño urgentemente. Vamos, vamos.

La doctora Soto ya tiene los resultados

de los análisis de Isabel, la paciente con un posible ictus.

Las pruebas que hemos realizado descartan que haya sufrido un ictus.

Así que... hay que seguir haciendo pruebas

para poder hacer un diagnóstico. Una vez descartado el ictus

hay que seguir buscando cuáles son las causas que están provocando

los síntomas que padece Isabel. Viendo que mantiene las náuseas

y los trastornos en la deglución y en la emisión del lenguaje,

podría tratarse de una encefalitis, de una meningitis,

o incluso, de un síndrome paraneoplásico.

-¿Y cuándo me voy a poder ir? -Tengo un montón de cosas que hacer.

Bueno... Por ahora vamos a hacer una punción lumbar,

y con los síntomas que tiene es conveniente que se quede ingresada

-Ay, tengo mucho trabajo. Disculpe un momento, por favor.

-¡El que faltaba! ¿Qué tal está?

-¿Y a ti qué te importa cómo estoy?

-Si has venido por lo de la fianza, ya te puedes ir por donde has venido.

¡La fianza me la tienes que devolver! Encima que me estás echando del piso.

-¡No te voy a dar ni un duro! -¡El piso está hecho un asco!

Perdóname, pero no puedes estar aquí.

-Vale. ¡Me vas a devolver el dinero! ¿Eh? ¡Que lo sepas!

-¡La fianza me la devuelves! ¡Aunque tenga que venir 20 veces!

Llevo años viviendo en su piso, y de repente...

me dice que lo tengo que dejar. Me entero de que lo va

a alquilar por semanas a extranjeros para sacar más dinero.

Y encima de que me echa se quiere quedar con la fianza, la sinvergüenza

Lo lleva claro.

Poco después, Roberto acude de nuevo a Urgencias

porque el dolor ha aumentado de tal modo que le impide trabajar.

Venga, Chano.; tú vuelve al trabajo.

Yo, otros dos percances en la misma semana, ya he perdido mi oportunidad.

Pero tú todavía puedes ser jefe de Distrito.

-Me quedo hasta que te digan algo. No, anda, venga.

Esto dura una semana aproximadamente, pero debes terminar.

¿De acuerdo, Julia? Venga. Hasta luego.

-¿Roberto Pulle? No, Polles.

-Ah, Polles. ¿Es usted? -Pasa por aquí.

-Bueno, yo me voy. Pero te dejo en buenas manos, ¿eh?

-Ya está. Puedes descubrirte. Aparte del dolor, Roberto,

¿has notado algo diferente...? No sé. Pues además del dolor que tengo,

me ha pasado algo que me ha asustado.

-¿Sí? ¿Qué te ha pasado? Fui al baño del trabajo,

y al intentar hacer de vientre, ¡afff! Pues...

empecé a sentir... A sudar, y a sentir un mareo,

como si me fuera a desmayar. -Sí. ¿Y había algo raro en las heces?

-¿Algo diferente? Tenía algo extraño;

como una mucosa blanquecina. Ah, y también me asustó el...

el color de la orina. Era muy oscura. -Muy oscuro, ¿cómo? ¿Como el coñac?

Sí.

-Ya. Por cierto, tengo aquí los resultados de los análisis,

y tienes la bilirrubina y las transaminasas altas.

¡Ah!

-¿Te duele mucho? ¡Sí!

-Según por lo que nos ha contado Roberto sobre sus heces y orina,

creo que se trata de una patología hepática.

-Le hemos ingresado para hacerle un estudio en mayor profundidad.

¿Estás buscando fotos para enseñarle a Ortega?

-No, ¿por? Teníais un tonteo.

-¿Qué dices? Solamente le enseñaba fotos de cuando era pequeña.

-Ya. A ver, el hecho de que te haya rechazado no significa

que tú no sigas sintiendo atracción. A mí me ha pasado.

-Ya, bueno, pero también estoy aceptando que me ha dicho

que solo quiere ser mi amiga, y no me va mal, por ahora.

Vale. Ya lo veremos con el tiempo.

-Pues... sí. La piel está empezando a tornarse amarillenta.

-Sospecho que se trata de una ictericia.

-Esto es un síntoma de la hepatitis vírica, o bueno,

algún otro tipo de patología relacionada con el hígado.

-Para confirmarlo voy a hablar con mi supervisor,

y pedirle que te vamos a hacer una... a pedir una serología

para poder estudiar el virus de la hepatitis.

-¿Ok, Roberto? Roberto... Ah, sí, disculpe.

Pero es que, al venir a Urgencias, he vuelto a dejar colgado mi trabajo,

y voy a ver si puedo solucionar algunas cosas a distancia.

-Roberto, le recuerdo que en la mayoría de los casos,

las dolencias del cuerpo se recuperan cuando el paciente está sin estrés.

-¿Ok? -Venga. Hasta luego.

Hola. -Hola.

¿Qué pasa, Chano? -Hola, ¿qué tal?

Bueno, ¿qué tal os apañáis sin mí? -Nos apañamos de maravilla.

-¿Tú qué te crees?, ¿que eres imprescindible y los demás inútiles?

Chano, ¿te ocurre algo? -Yo es que alucino, vamos.

Ahora dicen que, con esto de su enfermedad,

ha demostrado sus dotes de liderazgo en circunstancias adversas.

-La madre que lo parió; 18 años llevo yo comiéndome marrones,

y deprimiéndome bajo los fluorescentes.

y ahora resulta que para ascender en esta empresa

lo único que tienes que hacer es ponerte enfermo, ¡ah!, y dar pena.

Chano, perdona.

Me sabe mal que... que te hayas hecho ilusiones por el puesto.

-No me pidas perdón. Solo has ganado puntos.

La decisión no está tomada todavía.

Teléfono

-Sí... Sí.

-Sí, las tarjetas de visita ya están hechas, sí.

-Sí, con el gramaje correcto. De acuerdo.

-Eso es. -Bueno...

-Le quiero pedir perdón de parte de Roberto.

-Últimamente ha estado indispuesto y... se le ha ido la pinza.

-Sí. Yo me he ocupado de todo, sí.

-Muy bien. De acuerdo. -Adiós.

Oye, ¿me estás robando los clientes?

-Los clientes son de la empresa, no son tuyos.

-Yo solamente me he limitado a corregir tus meteduras de pata.

-Esas tarjetas de visita estaban mal hechas.

-No es lo que el cliente había pedido Perdona. Pero recuerdo perfectamente

haber hecho esas tarjetas sin ningún error.

-Esas confusiones son normales cuando se trabaja

desde la cama de un hospital. -No. Si hay un error, no es mío,

y lo sabes. -Cada uno juega sus bazas como puede.

-Tú poniéndote enfermo, y yo... tratando de hacerme valer.

-Mira... se acerca el turno de tarde,

y quiero llegar un poco antes.

-Alguien tiene que cubrir el puesto que has dejado.

La doctora Soto ya tiene los resultados

de la punción lumbar de Isabel, que sigue ingresada.

Pues tengo los resultados. Y... gracias al cultivo

y a la citología... sacados de la punción lumbar,

podemos descartar encefalitis y meningitis.

-Bueno, dos cosas menos.

-Lo que pasa que a mí me sigue doliendo mucho... toda esta parte.

-La tripa... Ya.

Vamos a realizar una plasmaféresis, que es una técnica...

por la que le vamos a cambiar el plasma sanguíneo;

y además vamos a poner un tratamiento con corticoides, por si estuviéramos

ante un proceso de degeneración cerebelosa paraneoplásica.

-¿Puede decirme... algo que pueda entender?

Bueno, Lo que viene a significar es que podría ser que un tumor

estuviera alterando su organismo.

-¿Quiere decir que... que puedo tener un cáncer?

No lo sabemos. Hay que hacer pruebas.

Pero, desgraciadamente, no lo podemos descartar.

Miraremos los marcadores tumorales, pero no deja de ser una prueba más

del estudio que estamos realizando. Así que hay que estar tranquilos.

Por los síntomas podríamos estar ante un síndrome paraneoplásico;

es un conjunto de síntomas y signos

que afectan a los pacientes de un posible cáncer,

que no están provocados por un tumor primitivo ni por sus complicaciones.

La aproximación al diagnóstico del síndrome depende

del tipo de tumor y del desarrollo de los síntomas.

Por eso, primero, vamos a comprobar los niveles de marcadores tumorales.

-Disculpe, que... ¿Ha visto al pesado ese?

¿A quién? -Miguel, el... el de la fianza,

el que me acompañó hasta aquí.

No, no he visto a nadie. -Vale, estupendo.

-Solo me faltaría ahora... aguantar más tonterías.

Bueno... Voy a pedir los análisis.

-Hola. ¿Qué tal está la señora Isabel?

-¿Puedo entrar a verla? No, no me parece buena idea;

porque... realmente, ella no... no quiere verle.

Y además, las visitas son solo para familiares y amigos.

-Esta señora se está cachondeando de mí en mi cara. Tengo que entrar.

Bueno, cálmese. Yo creo que lo mejor es que salga del hospital

y solucione este problema más adelante,

porque este no es el lugar.

La salida es por ahí. -Muy bien,

muy bien.

-¿Otra vez tú?

-¿Estás mal de la cabeza? ¡Yo vengo a por lo que es mío!

¡O me lo das o vamos a tener problemas!

-¡Tú lo que pasa es que eres un caradura! No te preocupes,

que he topado con muchos como tú. Y yo tienes nada que hacer;

siempre he salido ganando. ¡Tú eres una mala persona, hombre!

Así estás, que te mereces todo lo malo que te pasa.

-¡Y tú eres es muerto de hambre! -Lo que pasa que nunca

vas a encontrar un piso como el mío. Tú eres una desgraciada, hombre.

¡Que me des mi dinero! -Llamo a seguridad, ¿eh?

-¡Seguridad! ¡Seguridad! ¿Qué haces? Pero tú...

-¡Enfermera! ¡Tú estás loca!

En la serología de Roberto

no hay rastro del virus de la hepatitis.

Con el beneplácito de su supervisor, el doctor Cabrera amplía el estudio

con una analítica más amplia con autoinmunidad.

Tengo los resultados de la analítica, y son un poco alarmantes.

Tienes la bilirrubina y las transaminasas por las nubes.

Todo parece indicar que se trata de una hepatitis aguda.

El problema ¿dónde está? Que aún no sabemos la causa,

porque el resto de pruebas que hemos hecho están todas limpias.

-Entonces, ¿hay razón para preocuparse?

No, no, no. Tampoco es que sea una razón para preocuparse,

pero tranquilo, la medicina es así. Pronto daremos con el diagnóstico.

-Perfecto. Tranquilo.

-Gracias.

Eh... Bueno, hablamos luego. ¿Eh? Luego te busco. Disculpa.

Cabrera, ya me han comentado en el laboratorio

los resultados de la analítica de tu paciente.

-No entiendo qué haces aquí parado perdiendo el tiempo

con una situación tan grave. -Tu paciente podría perder el hígado,

¿o es que a ti eso te da igual? ¿Que me da igual? Mira, Landó,

estoy haciendo todo lo que puedo. ¿Ok? Precisamente ahora

iba a llamar al laboratorio para pedir otra analítica,

así que, por favor, dame un respiro. -Pues date prisa,

que para otras cosas bien que te la das.

Podemos descartar que la etiología, es decir,

la causa de la enfermedad de Roberto, sea de origen infeccioso.

Tras consultarlo con mi supervisor, he solicitado una búsqueda

de marcadores autoinmunes en la sangre del paciente.

La doctora Soto estudia los resultados de los análisis

con marcadores tumorales de Isabel, la paciente con un posible

síndrome paraneoplásico. Pues,...

como me temía, los análisis de Isabel muestran

unos marcadores tumorales elevados. Así que es muy probable

que estemos ante un cáncer. Todavía no sabemos el estado

ni la localización, pero como tiene dolores abdominales,

vamos a realizar una ecografía y una tomografía computerizada,

para poder explorar la zona.

-La verdad es que... tampoco entiendo nada.

-Yo siempre he estado sana;

incluso en mi familia no hay nadie que tenga

ninguna enfermedad de este tipo. No lo entiendo.

Los antecedentes familiares influyen, pero... no son determinantes.

-¡Ah, vaya! Entonces es cuestión de suerte.

-Pues yo he tenido poca en la vida.

Lo poco o mucho que he tenido me lo he ganado yo solita.

-A mí nadie me ha regalado nada.

Bueno...

En principio, el útero está normal,

pero sí que hay quistes en el ovario izquierdo,

y hay un quiste en el ovario derecho que está vascularizado.

Entonces...

Creo que ya sé lo que pasa.

-¿Y eso qué significa?

Significa que uno de los quistes está causando un síndrome cerebeloso.

El síndrome cerebeloso es una enfermedad que ataca al cerebelo,

provocando en quien lo sufre alteración del equilibrio,

ataxia o trastorno de los reflejos.

Isabel tiene un tumor que está produciendo anticuerpos,

y estos anticuerpos están atacando al cerebelo.

-¿Y ahora qué me va a pasar? Todavía no hay que ser pesimistas;

hay que... contrastar los resultados de la ecografía con Oncología;

y si se confirma el diagnóstico habría que entrar en quirófano

para hacer una laparatomía exploratoria y analizar el ovario.

Pero todavía no sabemos

a qué tipo de tumor nos estamos enfrentando.

Pocos días después, el doctor Cabrera visita a Roberto

para comunicarle los hallazgos de su última analítica.

¿Qué tal, Roberto? -Dígame que ya saben lo que me pasa.

Bueno... Tal y como sospechábamos, hemos encontrado

evidencias en la sangre que nos hacen concretar que se trata

de una hepatitis autoinmune. La hepatitis autoinmune

ocurre cuando el sistema inmunitario del organismo

en lugar de atacar a virus, bacterias y otros agentes patógenos

ataca al hígado. Este ataque provoca una inflamación crónica,

y afecta gravemente a las células hepáticas.

Roberto, ya sabemos lo que tienes, y tenemos los datos suficientes

para poderte hacer el tratamiento adecuado.

Vamos a administrarte inmunosupresores,

que son para poder estabilizar un poco el sistema inmunitario.

Eso sí, para poder llegar a estar bien del todo,

es muy importante que tengas constancia y mucha paciencia, ¿eh?,

porque este tratamiento suele durar alrededor de un año.

-Bien. La constancia nunca ha sido un problema para mí.

-Ahora lo que me preocupa es cuándo podré incorporarme al trabajo.

Hombre, en principio vas a estar de baja eso seguro,

al menos hasta que los inmunosupresores hagan efecto

y entonces te puedas incorporar a trabajar. Muy importante;

tienes que venir al hospital a hacerte revisiones periódicas

de las transaminasas, y ante cualquier síntoma de alerta,

acudes aquí; que pueda ser... pues un dolor,

fiebre, o algo por el estilo. -Bien. Muchas gracias.

¿De acuerdo? -Sí.

Cambiando de tercio, Roberto.

Como dicen en mi tierra, sin salud no hay gozo.

Yo te recomiendo que descanses.

En estos momentos tienes que establecer prioridades a tu vida,

y lo más importante ahora mismo es tu salud y tu recuperación.

¿Ok? El trabajo puede esperar.

Mensaje móvil -Que es el momento más inoportuno.

-Si es que estoy supervisando varios proyectos a la vez.

-Si bajo la guardia,... me comen vivo.

¿Pasa algo, Roberto? ¿Estás bien?

-Me han ascendido.

-Soy jefe de Distrito en Reprolandia. ¡Hombre, eso es una buena noticia!

Es que me has asustado. Has puesto una cara

que parecías un sijú platanero. -Doctor:

-¿Alguna vez se ha sentido como si estuviera en medio...

de algo?, ¿como si sobrase?

Isabel ya está en quirófano

siendo intervenida por la doctora Soto

y su equipo de cirugía.

Efectivamente, en el ovario izquierdo

hemos encontrado un tumor con características cancerígenas.

Por lo que vamos a proceder a reseccionar la zona.

Aún no sabemos si es un tumor benigno o maligno,

y por eso lo hemos llevado al laboratorio para que lo analicen.

La doctora Soto sigue en quirófano operando a Isabel

en busca de otras posibles lesiones.

Durante la exploración quirúrgica de Isabel hemos encontrado

que el útero, las trompas de Falopio y el apéndice están también afectados

Me temo que... hemos llegado tarde.

El organismo de Roberto reacciona bien a su tratamiento inmunosupresor

y en pocos días podrá ser dado de alta.

Toma. -¿Y eso?

-Los compañeros de Reprolandia querían hacértela llegar

y han pensado que yo... era el más cercano a ti.

Gracias.

El gramaje deja que desear,

y la impresión,... mejorable.

¿Tú has firmado? -No me gusta firmar cosas

con las que no estoy de acuerdo. Chano...

Me parece que no eres el más adecuado para dar lecciones de honestidad.

¡Oh!, aunque yo tampoco he sido totalmente honesto.

Cuando te dije que te merecías el puesto no me lo creía ni yo.

¿Y sabes por qué, Chano? Porque eres un vago y un caradura.

Llevas tanto tiempo en esta empresa...

porque te has aprovechado de todos tus compañeros.

-Si es ese el concepto que tienes de mí después de tantos años,

despídeme. Sí. Mira; dos cosas.

Uno. Sí, tengo ese concepto de ti.

Y dos. No te voy a despedir.

He hecho cálculos, y a la empresa le saldría mucho más caro echarte

que sigas aquí, a pesar de tu incompetencia.

Y eso es justo lo que va a cambiar. Porque a partir de ahora

vas a tener un superior... al que no vas a poder engañar,

y que va a hacer que cumplas con tus obligaciones. Por cierto:

¿has visto la hora que es? Yo creo que ya deberías estar yendo...

a firmar, ¿no?

Se acabó lo de llegar tarde; un día sí y otro también.

¡Chano!

Dales las gracias a los chicos por la tarjeta.

Días después, la doctora Soto le comunica a Isabel

el resultado de la biopsia del tumor que se le extrajo en la operación.

Isabel, ¿cómo se encuentra?

-Vamos hacia abajo.

Irá recuperando un poco de fuerza.

Yo he venido a contarle lo que hemos visto en la intervención

El dolor abdominal... se debe a cáncer de ovario,

que a su vez ha provocado el síndrome cerebeloso paraneoplásico

con el que vino al hospital.

Pero... en la exploración

hemos visto que el cáncer también se ha extendido...

a las trompas de Falopio, al útero y al apéndice cecal.

-¿Hay metástasis?

Desgraciadamente, sí.

En principio no sabemos el origen del cáncer,

pero vista la metástasis, hemos decidido no seguir explorando.

-¿No me aconseja quimioterapia entonces?

En principio no;

pero tiene a su disposición los cuidados paliativos.

-¿Cuánto tiempo cree que me queda?

En principio... es difícil saber con exactitud...

el tiempo... que le queda.

Pero he hablado con Oncología, y...

pueden ser dos meses, en principio, como máximo.

En cualquier caso siempre es una aproximación.

Ahora mismo vendrá un compañero que le dará

una información más exhaustiva sobre los cuidados.

-Gracias.

-Isabel... No hace falta que digas nada.

Solo vengo a informarte que te he puesto una denuncia

por incumplimiento de contrato. Así que, si no reculas...

vamos a juicio.

-¿Cuándo calculas que sea el juicio? -Para organizarme un poquito.

Hombre, si no llegamos a un acuerdo, en tres, cuatro meses, fijo.

-Tres, cuatro meses.

-Muy bien. -Pues ahí nos veremos.

Vale. Ya, ya veremos quién se ríe el último; ya.

Es que estás mal de la cabeza, ¿eh?

Así estás, más sola que la una. Ya nos veremos, ya.

-Hola. Hola.

-¿Qué querías hablar conmigo?

Échale un vistazo. -¿Qué es esto?

Pues una lista de hospitales con vacantes.

-¿Para quién? Para mí.

-¿Y eso?

Mira, Lucía...

Lo he estado pensando, dando muchas vueltas, y tienes razón.

Esto hay que afrontarlo con madurez y, siendo sensatos,...

yo aquí estoy de más. -Pero no digas tonterías, ¡por favor!

Lucía, por mucho que lo intento...

llevarme con Landó es imposible, no hay forma.

Al parecer no hay sitio para los dos; esto no un campo de batalla, ¿vale?,

Y como yo soy el último que he llegado, prefiero retirarme.

-Escúchame...

-Yo solo te pido que... no tomes ninguna decisión

de la que te puedas arrepentir.

-Es que, si te vas te voy a echar muchísimo de menos.

¿Tú sabes lo difícil que me resulta a mí, Lucía,

poderte ver cada día y no poder tenerte?

Precisamente por eso, Lucía.

Por eso prefiero irme ahora, que...

que va a ser menos difícil.

Bueno. Pues voy a trabajar.

Bueno, qué bien. Me alegro de que tu primer día haya sido bueno.

Pues nada. Ay, discúlpame. Te veo mañana.

Oye, Ainhoa. ¿Al final el viernes? ¿Te vienes conmigo a ver

la obra de teatro de mi amiga? -¿De qué me estás hablando?

Te lo dije a principios de semana.

-Pues se me... se me ha ido; y he quedado.

-Tengo planes. Ah, bueno.

¿Y con quién has quedado que es mejor plan que acompañarme al teatro?

¿Con Diana? -Vamos a cenar las dos el viernes.

¡Ah, bueno!

Cenar el viernes parece más una cita que un plan de amigas, ¿no?

-Bueno, no sé. Prefiero descubrirlo yo sola.

Vale, vale.

Yo solo espero que no te arrepientas de no acompañarme.

  • Centro médico - 15/12/17 (1)

Centro médico - 15/12/17 (1)

15 dic 2017

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas.

ver más sobre "Centro médico - 15/12/17 (1)" ver menos sobre "Centro médico - 15/12/17 (1)"
Programas completos (1013)

Los últimos 1.026 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios