www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
3916150
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 15/02/17 (2) - ver ahora
Transcripción completa

Pero, bueno, Luz, yo no sabía esa faceta tuya contando chistes.

¿Y a ti qué te pasa últimamente que te veo tan feliz?

Pues...

Mira. ¿Qué es eso?

¿Que qué es eso? Que Javier me ha pedido matrimonio.

(RÍE) Felicidades. Gracias.

¡Ayuda! Necesito ayuda. Tranquila, tranquila.

¿Qué ha pasado? Se ha caído al agua.

Vale. ¿Cómo te llamas? Una camilla, por favor.

Y él, ¿cómo se llama? Mario.

Relájate, ya vienen los celadores. Ven aquí conmigo. Ven.

Por favor, Julia, cuéntame qué ha pasado.

Se ha caído. Se ha caído al lago

y cuando le he sacado ha empezado a vomitar agua. Un montón.

Se ha recuperado y le he mirado y todo,

pero de repente se ha desmayado y no sabía qué hacer.

(LLORA)

Vale, vale. Vente conmigo. Vamos a reanimación.

Ya, tranquila, vente conmigo. Ya nos encargamos nosotros.

Quiero que esperes en la sala y te tranquilices.

Tiene taquicardia ventricular. Está hipotenso.

Ha entrado en parada. Vamos.

Venga. Vamos.

Vamos, Luz. Venga.

Carga.

Fuera.

Nada.

Vale. Carga.

Fuera.

Amiodarona y adrenalina.

(Música suspense)

(VOZ EN OFF) "Alberto acude a urgencias tras sufrir

un accidente con su bicicleta".

-Hola. -¿Qué tal?

Mira, es que me he caído de la bicicleta

y me he hecho daño en la rodilla. No creo que sea nada, pero bueno.

-Vale. ¿Me puede decir su nombre? -Sí. Alberto Narváez.

-De acuerdo. Pase un momento a la sala de espera

y enseguida le atiende un médico. -Vale.

-Eso sí, la bicicleta tendrá que aparcarla fuera.

-Ah, vale. Vale.

Estaba de camino a la biblioteca y debo haberme quedado...

algo traspuesto. Eso sí, me gustaría no estar mucho tiempo aquí

porque esto está trastocando mi calendario de estudio.

Acaban de convocar oposiciones para abogado de Estado

y esta vez no quiero que se me escape la plaza.

-Bueno, pues ahora lo tapamos un poquito y ya está.

Listo. -Gracias.

-De nada. -Adiós.

-Alberto, te has dado un buen golpe pero no parece que haya lesión.

-¿Perdona? -¿Te encuentras bien?

-Sí, sí. Simplemente estoy un poco...

cansado.

-Ah, pero cansancio físico... o somnolencia.

-Más bien lo segundo.

Pero, ¿sabe qué pasa? Que estoy estudiando...

para una oposición y... Pienso que es normal.

-Bueno, eso depende de si te alimentas y duermes bien

o de si no haces otra cosa que estudiar.

-Bueno, cuidarme sí. No hago otra cosa.

"Mens sana in corpore sano". Yo duermo mis ocho horas,

como a mis horas, descanso de los estudios...

No sé, lo hago todo bien, creo.

-Entonces, la somnolencia, mucho sentido no tiene.

Hay muchas dolencias que pueden estar detrás de la somnolencia.

No es solo un trastorno del sueño.

Nosotros no solemos prestarle mucha atención,

pero si padeces sueño durante el día sin motivo aparente

acude a un profesional.

(Música suspense)

(MEGAFONÍA) "Recordamos a los pacientes que está prohibido

introducir comida en el área de cuidados intensivos".

-¿Mario está bien? Hola, sí.

Bueno, Mario ha sufrido una parada cardíaca

pero hemos conseguido estabilizarle. Vale, gracias.

Mario y yo somos colegas. Supercolegas.

Vivimos en el mismo barrio, vamos al mismo colegio...

Incluso montamos un negociete de... arreglar electrodomésticos.

Yo solo quiero que se ponga bien. ¿Tu nombre era?

Julia.

Julia, es muy importante saber si cuando se cayó al lago

él estaba inconsciente o perdió la consciencia dentro del agua.

¿Lago? Me dijiste que se cayó al lago.

Ay, sí, sí. Perdona. Con los nervios me he liado.

Estábamos con unos colegas del barrio así, festejando y tal,

y cuando me quise dar cuenta nada, estaba en el agua pidiendo ayuda.

Ya.

Bueno, cualquier información que me puedas dar es muy importante.

¿Vale? Sobre todo para él. Muy importante.

Vale.

-Si te parece, echamos un vistazo. Vente para la mesa.

Bájate el pantalón si quieres. -Vale, pero, si no le importa,

vayamos deprisa, ¿vale? Porque tengo que estudiar.

-Vale.

-Doctor, está aquí la mujer del paciente.

-Que pase. -Gracias. Hola, buenas.

Hola, cariño, ¿cómo estás? -Bien, ha sido una caída tonta.

Estoy bien. -Ya. Esto se veía venir, Alberto.

-Hola. Pablo Mir. Médico residente. -Encantada. María. Su mujer.

Mire, doctor, mi marido no está bien.

Seguro que no le ha dicho nada porque solo quiere estudiar

Pero se lo voy a contar yo.

Tiene problemas de equilibrio, está todo el día medio dormido,

le duele la cabeza y a menudo tiene náuseas.

Y él, que ha tenido siempre una memoria prodigiosa,

está despistadísimo todo el día. -Alberto, eso no lo habías contado.

-¿Perdona?

Entiendo que Alberto esté empeñado en sacarse la oposición ya.

Ha invertido demasiados años como para rendirse,

pero lo que no puede pretender es que eso condicione nuestra vida.

Tenemos ya 40 años y yo siempre he querido tener hijos.

Pero Alberto no quiere dar ese paso hasta que no se saque la plaza.

¿Y si eso no pasa nunca?

-¿Estás tomando algún tipo de medicamento?

-No, que va. No tomó ninguna medicación.

Hace años que no me pongo enfermo, de hecho.

¿Podemos ir un poco de prisa? Es que tengo que estudiar.

-Por Dios, Alberto.

-A ver, vamos a hablar seriamente. ¿De acuerdo?

Los síntomas que comenta tu mujer

podrían deberse a un problema neurológico.

Hay que ir con eso con cuidado.

Vamos a hacer unas analíticas y unas pruebas de imagen

para quedarnos tranquilos. ¿Os parece?

(SUSPIRA)

"Mario, el paciente que presentó una parada cardíaca

tras sufrir un ahogamiento, parece que empieza a recuperarse".

¿Qué tal, Mario? ¿Cómo te encuentras?

Me duele un poco del pecho.

Vale.

Doctora, ¿quién me trajo al hospital?

Pues una chica muy guapa,

con el pelo largo, morena, con los ojos claros...

¿Sigue aquí? Sí, está fuera.

¿Puedo verla? Ahora mismo no.

Necesito saber de dónde viene el dolor en el pecho.

Un segundito.

¿El dolor llega también al cuello y a los lazos?

Sí. Sí.

¿Te pudiste golpear cuando te caíste en el lago?

¿El lago?

Sí, tu amiga me dijo que te caíste en el lago.

Sí, sí. Claro, el lago. No sé. No lo recuerdo.

Ya. Déjame un segundito.

Parece que tienes aire bajo la piel.

A eso se le llama enfisema subcutáneo.

Hay que confirmarlo.

Y eso, doctora..., ¿es grave, muy grave o gravísimo?

Hombre, bueno no es.

¿De acuerdo?

Pero necesito saber si es un neumomediastino o no.

El neumomediastino es la presencia de aire filtrado desde los pulmones

al espacio que hay en medio del tórax.

Más o menos como por aquí.

En el caso de Mario es posible que se deba

a un cambio de presión en su pulmón debido al ahogamiento.

Te voy a mandar una analítica, una radiografía de tórax

y también en electro, para confirmarlo.

Además te voy a dejar ingresado en planta. ¿Vale?

¿Y podré ver a Julia? Bueno, en cuanto te saquen sangre.

¿Vale?

Perdona, hay que extraerle sangre, ¿vale?

Vale. Venga. Luego vuelvo. Hasta luego.

(Música)

Sí, ¿la sala de imagen estaría libre para hacer unas pruebas?

Ah, sí, ya las he revisado mi supervisor.

Vale, genial. ¿20 minutos? Hasta luego, chao.

Silvia, ¿qué tal tu padre? ¿Pudiste leer informe con calma?

-Sí. -¿Y qué tal?

-Es... Es algo crónico. -Vaya por Dios.

-No pasa nada. Te lo tengo que agradecer porque...

Gracias a ti ya sé lo que tiene y puedo ayudarle, que no es poco...

Así que, muchas gracias, Pablo. -Lo siento.

Espero que Mendieta no descubra que robé el informe,

porque, si no, se me cae el pelo. -Eso, hablando de Mendieta...

¿Has hecho ya la encuesta para valorarle como director?

-Sí, la hice. -¿Sí? ¿La has entregado?

-Sí, también.

-Quiero cerrar el tema cuanto antes para poder mandárselas

al coordinador de zona. -Vale, pero a mí no me cuentes más.

-Pablo...

¿Por qué me contestas así? ¿Te pasa algo conmigo?

Te he visto raro con Marta últimamente,

pero no sabía que conmigo también te pasaba algo.

-Que no, que no es eso, que...

Que con Marta no es que me pase nada, y contigo menos. Eso lo que... con...

-¿Todo bien? -Sí, sí, sí.

Justo le estaba buscando, doctor Mendieta,

porque necesito su supervisión para unas pruebas de imagen cerebral

y tiene que ser ahora. -Tiene que ser ahora.

-Sí, sí, sí. -Bien, vamos, pero me debes un café.

Y de cafetería, no el veneno que hay en la máquina.

-Vale. -Vamos.

(Música suave)

Julia, solo puedes estar unos minutos, ¿vale?

-De acuerdo.

¿Estás mejor? -Sí.

-Me he asustado muchísimo.

Cuando vi que no me seguías

y que me giré y te vi ahí en la piscina...

-Pero, Julia...

¿por qué le has mentido a la doctora? Le has dicho que me caí a un lago.

-Sí... Hombre, si te parece le digo que entramos a robar un chalé

y te caíste en la piscina.

-Julia, se tiene que acabar. Yo no voy a robar más.

Esto se ha terminado. -¿Qué dices?

-Que no. -Ha sido un pequeño fallo de nada.

-Mira, la próxima vez aprendemos a desconectar bien la alarma y ya está.

-Que no va a haber próxima vez. Que ya te lo dije el otro día.

-¿Sabes qué es lo que más me ha fastidiado de todo?

No que te cayeras al agua, sino que no nos hemos podido llevar nada.

-¿Te hace gracia? He estado a punto de morir.

Que no duermo por las noches...

Tengo miedo por la calle de que me sigan... No como...

Yo así no llegó a los 30, Julia. -No seas exagerado, hombre.

¿Vas a estar toda la vida sin llegar a fin de mes?

Si quieres lo dejamos.

-¿Me lo prometes? -Te lo prometo.

Sí.

"El doctor Mir ha solicitado una resonancia magnética

por si los síntomas de Alberto se deben a un problema neurológico".

¿Ves ahí el edema? -Sí. Sí, sí.

Un edema es una acumulación de líquido

en los espacios extracelulares

y puede ser debida a diferentes causas.

En cualquier caso, es lo suficientemente importante

como para seguir haciendo pruebas así que me temo que Alberto,

por el momento, deberá dejar de estudiar.

De momento, podemos descartar el tumor y la hemorragia cerebral.

Ahora tenemos que esperar a las analíticas

a ver si nos orientan hacia la causa del edema.

Así que, Alberto, tendrás que quedarte ingresado.

-¿Qué? ¿Ingresado? No, no, no. No tengo tiempo.

-Ya, ¿y para entrar en un coma sí que tiene tiempo?

-Lo dice por asustarte, Alberto, pero hace bien.

Doctor, no se preocupe que se va a quedar ingresado.

De eso me encargo yo. -Muy bien, pueden pasar por recepción

para ir formalizando el ingreso.

-Sí. Si os parece bien, cuando tengamos los resultados,

pasaré por vuestra habitación y los comentamos juntos.

-Muy bien, muchas gracias. -Gracias.

-Adiós. -Hasta luego.

-¿Por qué le has contado todo eso al médico?

-¿No eres consciente de que lo que tienes es grave?

-¿Y ahora cuándo estudio? -Ya está bien, hombre,

que hay cosas más importantes que tu maldita oposición.

(RESOPLA)

(Música)

Una fecha. Pues sí, una fecha, Javier.

¿Pero es necesario? ¿Cómo no va a ser necesario?

Vamos a ver, las personas, cuando se casan,

piden fecha con el ayuntamiento, con la Iglesia...

Si no me refiero a eso.

Me refiero a que no es necesario tomar aquí la decisión.

En un pasillo, deprisa y corriendo. Aquí, donde sea.

Estoy como loca, Javier. Yo también, me hace mucha ilusión.

Pero el tomarlo con calma, no quiere decir que no se tome

la decisión, ¿de acuerdo? Vamos a esperar.

(Pitido)

Los resultados de Laura. Ya estoy aquí.

Fuera, ya estoy aquí. Venga, luego te veo.

Pero seguimos hablando. Sí, sí.

(MEGAFONÍA) "...acuda a la consulta 1".

(Teléfono)

¿Quién llama? -El coordinador de zona.

Sí.

(ASIENTE)

Sí, sí. A esa hora me va perfecto.

Pero mejor vernos fuera del hospital, ¿no?

Perfecto. Muy bien, pues hasta entonces.

He conseguido quedar con el coordinador de zona

para adelantarme a la jugada.

Así, cuando le vayan con todas las encuestas,

sabrá que todo es por rencillas personales.

Tú fíjate en todo lo que veas, ¿de acuerdo?

-Vale. -Ah, al próximo en invito yo.

-¿Y cuándo dices que van a reunirse?

-Mañana. -Muchas gracias.

-De nada. -Oye, ¿dónde vas?

¿No irás a comprometerme delante de Mendieta?

-No, tranquilo.

(SUSURRA) Lo que voy hacer es...

(MEGAFONÍA) "Doctora Velázquez, le esperan en la habitación 231".

Lo que voy a hacer es desaprovechar la influencia de mi padre

para hablar con el coordinador de zona

antes de que se reúna con Mendieta. -Pero una cosa te digo, Silvia,

que estoy hasta aquí de ser el chivato del hospital.

Ya no puedo más.

(Música)

"A Mario, el paciente que ha sufrido un ahogamiento y una parada cardíaca,

le están haciendo una radiografía de tórax

para confirmar o descartar un neumomediastino".

La radiografía ha confirmado que Mario

tiene neumomediastino, así que vamos a comenzar

con un tratamiento a base de analgésicos y reposo.

Y a ver cómo evoluciona.

Hasta luego. -Hola.

-¿Habéis acabado con Mario? -Sí, le estamos subiendo planta.

-Vale. -Pero no te preocupes,

que la doctora Romero es muy buena en su trabajo.

-Gracias. -Son mis movidas,

no te quiero molestar. -No molestas.

Hola. Hola.

¿Mario?

¿Qué ha pasado? Pues que le han robado la cartera

al doctor Ramírez y en su propia consulta, vamos.

-Que no estamos libres de robos ni siquiera en el hospital.

Vamos a meter a Mario a la habitación, por favor.

Vete a casa, ya has hecho suficiente.

(CARRASPEA)

(Música)

"Los resultados de los análisis han encontrado la causa

del edema cerebral y Alberto ha empezado un tratamiento".

El edema ha sido provocado por una hiponatremia grave,

que es una concentración de sodio en sangre

muy por debajo de lo normal. Hemos aplicado un tratamiento

para rebajar el edema y, a continuación,

debemos averiguar qué lo ha provocado

para evitar que se repita y que el edema crezca.

Si no, podría haber complicaciones muy graves.

- Oye, ¿me has traído al agua? -Sí, pesado.

-Alberto, le recuerdo que no puede beber,

se lo ha dicho el doctor. Que por algo le hemos puesto

los goteros. -Ya... Sí, sí. Descuide.

¿Sí? Venga. -Te he traído tu neceser.

¿Te han dicho cuándo vas a empezar a sentirte mejor?

Pues no sé, no me han dicho nada.

Oye, ¿me das el agua?

-A ti te da igual todo, ¿verdad, Alberto?

Te da igual tu salud, te doy igual yo,

solo piensas en lo tuyo.

-A ver, cariño, por favor. Ahora lo más importante es la oposición.

-Que tenga 40 años y quiera formar una familia contigo

¿no es importante para ti? ¿No merece una conversación?

-Mira, ya hablaremos esto cuando salga de aquí, ¿vale?

Además, no me encuentro muy bien y tengo que estudiar.

-Muy bien.

(SUSPIRA)

(Música)

Javier...

¿Sofía?

¿Qué haces aquí? Pues nada, quería comer contigo.

¿Tienes tiempo?

(Teléfono)

(TITUBEA) El teléfono.

¿Quién es? Vicente.

¿Torres? Vicente Torres, sí.

Pues cógelo, eh. No, no, porque seguro que me lía.

Querrá quedar y no... Ya sabes cómo se pone.

Ya, por eso, por eso, no le cojo. Vale.

Bueno, ¿qué querías? Eso, comer juntos.

Viendo la llamada, me imagino que te llevará mucho tiempo.

Eh..., ya te contaré, luego te digo, adiós.

(Música)

Hola, cariño. -Hola.

-Mira, estoy mirando una promoción de una sobre pisos.

Compra sobre plano, cuatro habitaciones,

mira qué salón. Ideal para familias.

Lo mejor de todo es que ahora solo hay que dar una señal.

El resto se paga dentro de dos o tres años,

cuando tengas aprobada esa oposición. ¿Qué me dices?

-Tiene buena pinta, pero lo hablamos cuando salga del hospital, ¿vale?

-Vale.

-¿Que, qué tal, cómo te encuentras?

-Pues... perfectamente, doctor.

La sensación de vértigo ha desaparecido,

tampoco la somnolencia, o sea que muy bien.

-Me alegro; el tema es que todavía no hemos detectado

qué está provocando la hiponatremia, así que lo conveniente sería

que te quedaras ingresado.

(SUSPIRA)

-Alberto, un momento, ¿no te la enfermera que evitaras beber?

-Ah, disculpe doctor, no me acordaba.

-¿Cuánta agua bebes al día? -Está todo el día con la botellita.

-Bueno, bebo bastante, me ayuda a estudiar, no sé.

-Y se pasa el día estudiando. -¿Cuántos litros bebes?

-No sé... siete-ocho.

-Vale, creo saber qué está provocando tu enfermedad.

Cuando se ingiere una cantidad de agua tan excesiva,

el riñón tiene que excretar más líquido de lo normal

para mantener el equilibrio del cuerpo.

La hiperhidratación ocurre cuando el consumo de agua

es mucho mayor a su eliminación

y esto puede afectar a diferentes órganos como por ejemplo el corazón,

que tiene que bombear una mayor cantidad de sangre.

El órgano que suele ser el más afectado es el cerebro,

porque los cambios bruscos en la ingesta del agua

imposibilitan la adaptación de las neuronas.

Provocan los síntomas que has estado sufriendo tú.

La buena noticia es que te podremos dar el alta.

Pero no todavía, porque sigues necesitando

suero salíneo hipertónico.

Eso sí, debes reducir drásticamente la ingesta del agua, Alberto.

Con dos litro al día es suficiente,

es que has estado bebiendo una barbaridad.

-¿Te ha quedado claro? (ASIENTE)

-Por un lado, me siento aliviado por saber

que solo era cuestión de que me estaba pasando con el agua,

pero, por otro, ya veremos cómo me las apaño,

porque es que estoy acostumbrado a estudiar con la botella al lado.

Pero, bueno, total, con que me den el alta...

(Música)

(TOSE)

-Ya está, la presión arterial ha caído de golpe.

Tiene dolor de tórax, dificultad para respirar y ha vomitado sangre.

Muchas gracias, Luz. Permítame.

Hay que preparar una radiografía de tórax

y también una endoscopia, ¿de acuerdo? De urgencia.

Vale.

Tranquilo, eh, tranquilo.

Él también le manda recuerdos.

Sí, sí está bien, sí está bien, muchas gracias.

Lo que sucede es que sé que se va a reunir con el doctor Mendieta,

el director de nuestro hospital.

Antes de eso, me gustaría que estuviera al tanto

de algunas cosas que están pasando.

Sí, por favor, que esta conversación quede entre nosotros.

Pablo, ¿hay novedades sobre las encuestas?

Porque si las hay, las tengo que saber ya,

que en media hora veo al coordinador de zona.

(Teléfono)

Pues no, que yo sepa. -Mira, de su oficina.

Sí.

Sí.

No, no...

Vale, vale, muy bien. Dígale que es urgente, ¿de acuerdo?

Que en cuanto tenga un hueco, que me llame. Gracias.

Al coordinador le ha salido un imprevisto

y no me puede ver. -¿Pero no invitaba usted a los cafés?

No, Vero, no la encuentro y nadie la ha visto.

Tenemos que seguir buscando porque yo tampoco la he encontrado.

Te estábamos buscando. -Yo también.

He preguntado por Mario varias veces, pero nadie me ha sabido decir.

¿Está bien? Pues no, Julia, no está bien.

Está bastante mal y necesitamos saber la causa, ¿vale?

No sé, yo creo que nos podrías ayudar.

¿Qué pasó en el lago? Nada.

Julia, Mario está muy mal, ¿vale? Está muy mal.

Yo entiendo que sois jóvenes,

todos hemos sido jóvenes en algún momento,

y hemos hecho cosas que, a lo mejor, no debíamos.

Tú, además, nos comentaste que habías estado en una fiesta, ¿no?

Sí, sí, estábamos en la fiesta, pero...

A veces en las fiestas hay cosas que no se deben tomar.

¿Puede ser eso? No, él no tomo nada raro.

Mario es un chico estable, equilibrado,

¿o está pasando un mal momento? Que quisiera... suicidarse.

No, no, él es un chico con los pies en la tierra.

Con las ideas muy claras.

Sí, pero a veces podemos tener problemas.

Es que estoy perdida.

Estamos perdidas, yo no sé.

Yo creo que nos puedes ayudar.

Os lo he dicho todo.

-Julia, de verdad, te queremos ayudar,

pero no podemos.

Julia, una pregunta, ¿le quieres?

Le quiero mucho, es como mi hermano.

Pues si le quieres, cuéntanos. ¿Qué pasó?

¿Qué pasó en el lago?

Por favor, Julia, está muy mal, ¿lo entiendes? Está muy mal.

No tengo información de ningún tipo y no doy con lo que es.

Por favor.

No fue un lago; no fue un lago, fue una piscina.

Vale, ¿tenía cloro? Sí.

Era un chalet de lujo y el agua estaba muy limpia.

Vale, creo que ya sé cuál es la causa. Gracias.

Gracias.

"Una ambulancia ha traído a Alberto.

Ha llegado al hospital inconsciente".

-¿Qué ha pasado?

-Lo encontramos inconsciente y lo hemos reanimado.

-A ver.

Va, arrea, rápido.

"Un tiempo después, Alberto se recupera en la UCI

con un drenaje en la cabeza para extraer el líquido cefalorraquídeo

y mejorar su edema cerebral".

-A ver, vamos a ver, seguramente se trate de una hernia cerebral,

ya que el tejido del cerebro, vasos sanguíneos y líquido cefalorraquídeo

se han desplazado de su posición normal.

Seguramente a causa de otro edema cerebral.

¿Sabes si Alberto ha seguido mis indicaciones?

-Sí, el primer día sí.

Incluso se ofreció para ver un piso que queremos comprar,

pero después, nada, se metió en casa y daba igual lo que yo le dijese.

Se puso a estudiar y a beber agua sin parar.

-Vale, porque sospecho que si no ha seguido mis indicaciones

podría tratarse de una potomanía.

Ahora tendremos que valorar el hecho de que Alberto acuda a terapia

para tratar su adicción al agua. -Pero entonces, ¿se va a curar?

-Es pronto para decirlo, pero es probable

que arrastre secuelas neurológicas.

La potomanía es un trastorno psicológico

que está relacionado con el control de los impulsos.

El paciente siente una necesidad imperiosa de beber.

En este caso, agua.

Así como el toxicómano o el alcohólico,

es algo que está por encima de su raciocinio,

no pueden evitarlo.

Si quieres, ve a la sala de espera.

Estoy aquí para lo que haga falta, ¿de acuerdo?

-Gracias, doctor.

Bueno, Mario, ya sé la causa de la perforación esofágica.

Ha sido el cloro que ingeriste cuando te caíste a la piscina.

Me lo ha contado todo Julia.

Nos hemos puesto en contacto con los dueños del chalet

y nos han dicho que, efectivamente, habían echado mucho cloro.

De ahí tus quemaduras.

Te voy a poner un tratamiento a base de antibióticos, corticoides.

Perdona. Hola, Julia. Perdóname un segundito.

Antibióticos, corticoides, inhibidores de la bomba de protones,

que es como una especie de protector gástrico.

¿Vale? Y dale tiempo.

Dime. Doctora, ¿se pondrá bien?

Pues poco a poco.

¿Quieres dejarnos un segundito con él a solas, por favor?

Claro que sí.

Me vengo a despedir.

Voy a estar un tiempito alejada de todo esto.

He reservado una suite con una guardia de seguridad

y me está esperando ya.

(Música)

Les he dicho que intenté separarme,

así que no vas a tener ningún problema, ¿vale?

(Música)

Ya era hora de que hiciera las cosas bien, ¿no?

Y así cuido de ti por una vez. Un besito.

-Te voy a esperar.

(Música)

"Alberto ha despertado de la sedación,

aunque aún está convaleciente y es pronto para valorar

si hay secuelas permanentes".

-Solo con que reconozcas que tienes un problema con el agua

yo estoy orgullosa de ti. -Bueno.

-Vamos a salir de esto juntos, voy a ir a terapia contigo,

si tú quieres. -Claro.

-He hablado con tu hermana y nos va a prestar el dinero

para la reserva del piso.

Dentro de nada esto será un mal recuerdo, ya verás.

-Bueno, eso depende de cómo quede yo con la oposición, ¿no?

-No estás hablando en serio, ¿verdad? -Claro.

No sé, a algo tendré que aferrarme, ¿no?

-Pero, Alberto, te puedes aferrar a mí,

a que vamos a formar una familia juntos.

-¿Formar una familia?

Así como estoy, es que no lo veo,

ni siendo padre ni...

-Me voy. -Espera.

Cuando vuelvas, tráeme los apuntes.

-Claro.

(Música)

Natalia. Hola.

Tenemos que hablar.

Yo creo que sí,

porque creo que no era Vicente Torres quien te llamaba, ¿verdad?

Era tu ex.

Vamos a ver, ¿está relación no se basa en la sinceridad, cariño?

Pues vamos a hacer...

Déjame hablar, por favor. Vale.

Sí, se basa en la sinceridad, pero yo ahora tengo un pequeño problema.

¿Cuál?

Que sigo casado con Sofía.

Es un problema que se está resolviendo.

Cuando nos separamos, no arreglamos los papeles del divorcio,

porque a ninguno nos venía bien.

Ahora sí, ahora yo los necesito porque quiero casarme contigo.

No te lo he dicho antes, porque no quería quitarte

la ilusión de la boda, porque a mí también me hace mucha ilusión.

Te veía tan ilusionada, que no podía poner una fecha

hasta que solucionara este problema.

Me encanta cuando te lías, te pones tan bonito.

¿Cómo que me lío? Hablas y hablas.

¿Quería verme? -Sí, pasa.

Verás, quería encargarte una cosa.

Quiero que averigües si entre los médicos

se dice algo del coordinador de zona,

porque me parece algo sospechoso que justo ahora

me esté dando largas para verme, ¿vale?

-Imagino que el pobre hombre,

si tiene que coordinar una zona muy grande,

tendrá mucho trabajo.

Si tiene mucho trabajo, tendrá mucho estrés,

porque la zona no deja de ser muy grande.

-Mira, limítate a hacer lo que te digo.

(Música)

-Estoy muy cansado, también la lengua, la boca como secas.

¿Consumes algún tipo de droga? No.

-He visto a Brian que está en el hospital.

Claro, si es mi paciente. Por favor, preséntamelo.

-Traeré una bebida isotónica y un antidiarreico o dos,

pero te tienes que subir al escenario sí o sí.

Un mensaje de Angelita45 a las 2:55 de la mañana a Brian:

"Me hubiera encantado estar en el concierto".

Te responde a las 3:07: "No te preocupes,

que para mí estuviste presente todo el rato".

Las pastillas que me das todos los días...

Espera un momento. ¿De qué pastillas hablamos?

Me atiborra de analgésicos cuando estamos de gira

para que rinda. Estos no son analgésicos.

Este es Antonio, es mi conserje.

Me lo he encontrado con una insuficiencia respiratoria.

-¿Qué estabas haciendo exactamente cuando te dio la crisis?

-Si, ¿qué hacías en casa de Puri, la presidenta de la comunidad?

-Le purgaba los radiadores.

-Cuando vino a mi despacho y me quitó la jefatura de Cardiología,

me dijo que tenía suficientes motivos para hacerlo

y yo creo que uno de esos motivos estaba en un sobre

que él tenía en su mano en ese momento.

Qué casualidad que ese sobre era exactamente igual

a los sobres naranjas que utiliza.

-Antes del jamacuco, Puri y yo estábamos... eso.

-Me dijiste que te habías enfrentado a Mendieta,

y no solo no lo has hecho, sino que has estado ayudándole.

  • Centro médico - 15/02/17 (2)

Centro médico - 15/02/17 (2)

15 feb 2017

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas de los doctores.

ver más sobre "Centro médico - 15/02/17 (2)" ver menos sobre "Centro médico - 15/02/17 (2)"
Programas completos (721)

Los últimos 734 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios