www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4939370
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 14/01/19 (2) - ver ahora
Transcripción completa

Soy un estorbo para ti.

Pero ¿qué estás diciendo, Dani?

Tú vas a estar más tiempo ocupado y es lo que siempre has querido.

Y yo no quiero ser una carga para ti.

¡Que no, que no, que no, que no!

Que yo todo lo que hago y todo lo que he hecho, Dani,

es para que tú estés bien.

Mira, yo me he hecho director de este hospital para que tú mejores.

Porque necesito tener influencia en las líneas de investigación.

¿Entiendes? ¡Yo no voy a mejorar!

¡Asúmelo!

No, no. Sí que lo vas a hacer.

Y lo vamos a hacer juntos. Dani, Dani, mírame. Mírame.

Déjalo.

Vive tu vida.

¡No, no! Dani, no...

(Llaman a la puerta) Doctor...

¡A ver, he dejado bien claro que no quiero que nos molesten, por favor!

Era solo para decirle que el quirófano ya está preparado.

Ahora voy; ahora voy.

Dani, Dani. Necesito que estés relajado. Vamos a quirófano, ¿vale?

Luego hablamos de esto. Tranquilo. Tranquilo, ¿vale?

Ahora vienen a buscarte.

Hola... Eh, ¿qué tal va tu marido? Bien.

Bueno, no sé, la verdad.

El doctor me acaba de decir que el edema sigue extendiéndose.

Ya. ¿Y sigue intubado?

¿Te ha dado ya el doctor un diagnóstico?

Sí. Trombosis yugular y no sé qué más superior.

Perdona, no me he enterado bien.

No. No pasa nada; es lógico, mujer.

Me imagino que, que será trombosis yugular bilateral

y de la cava superior.

Eso es. Sí.

Ahora está viendo la causa de todo.

Pero no sé, me ha sonado a que no tiene cura fácil.

Bueno, así de rara es la vida, ¿no?

Un día te levantas tan normal,

y en unos segundos se puede dar la vuelta a todo.

Y la vida te cambia en un instante.

Y no eres consciente hasta que ya has recibido el golpe.

Es duro, sí. Pero lo importante, ¿sabes qué es?

La reacción que tú tengas hacia ese golpe.

De verdad: te puedes tirar al suelo por el dolor y permanecer ahí,

o levantarte y seguir luchando.

Bueno, pero las dos formas, quedarte inmóvil o luchar son comprensibles.

Por supuesto; claro que sí, mujer.

Mira, en una situación así yo lo que pienso es en mi familia.

Y sobre todo en mi hija.

En la imagen que quiero que tenga de mí y en ejemplo

que le voy a dar en esta vida.

¿Y sabes qué ejemplo quiero que siga?

El de una mujer que es capaz de capear el temporal y de luchar

y de salir adelante.

¿Antonio Hernández? Sí.

¿Eres Antonio Hernández?

Tengo que reponerme del golpe y pensar en mis hijos.

Qué imagen quiero darles.

Ahora ya sé lo que tengo que hacer; lo tengo clarísimo.

Espere un momentín. Pepa.¿Sí?

¿Qué tal estás? ¿Estás bien?

Que sí, Clara, que estoy bien.

No me lo preguntes más, anda, que ya te lo he dicho antes.

Ya. ¿Vale?

Pero escucha. No, no... No te vayas que, de verdad, quería saber...

Que estoy bien, Clara.

Perdona.

Nos vemos luego. Claro, sí, sí. Hasta luego.

Hasta luego. Fff.

Ahora hay que tener mucho cuidado con el endoscopio.

Esta es la zona necrosada.

Mira, ahí está la perforación.

¿Vas a operar por laparotomía?

Sí. Y retirar todo el tejido necrosado.

También repararemos las erosiones para evitar daños mayores.

(Pitidos intermitentes)

¿Qué tal llevas lo de... ya sabes? -Bien. Haciéndome poco a poco.

Todavía no me puedo creer lo de Vega.

Yo sabía que con Herrera habría cambios, pero esto...

Sí, ha sido muy inesperado. Ya.

Se la echará de menos.

Bueno, espero que los cambios sean a mejor.

Yo también lo espero.

Por cierto:

¿cómo has conseguido convencer a Herrera para que no esté aquí?

Bueno, digamos que asumió

que no tenía la cabeza para concentrarse en esto.

Bueno, chicos, vamos a intervenir.

¿Qué, has venido a hacer las paces?

Vengo a firmar mi finiquito.

Pero en Administración me tienen dando vueltas desde hace horas.

¿Qué pasa? A ver, ¿es seguro que te vas a ir?

¡Venga ya! ¿No se te ha pasado el calentón? -No fue ningún calentón.

Es una decisión meditada de la que estoy muy convencida.

Bueno, pues si estás tan segura,

ahora llamo a Administración para que agilicen el tema.

Bien.

De verdad. Es que ha sido un día muy intenso hoy.

Lo sé. Me he enterado de lo de Dani. ¿Cómo está?

La operación ha salido bien; se recuperará.

Me alegro.

Bueno, y ahora, si me disculpas,

tengo que ir a ver cómo sigue mi hermano.

Antes de que me secuestren los jefes de Servicio.

Espero que llegues a todo.

Sé de primera mano que este cargo exige muchísimo

más de lo que uno pueda llegar a dar.

Gracias por la preocupación, pero estoy capacitado para aguantarlo.

Ya. Pero hay cosas que no se pueden prever, Matías,

ni arreglar con cuadrantes ni con guardias.

Por ejemplo, lo que le ha pasado a Dani.

Lo que le ha pasado a Dani no es asunto tuyo.

Está bien. Solo quería decírtelo.

Hace años yo elegí el hospital antes que a mi hija.

Y hubiera agradecido muchísimo que alguien me hubiera dicho

que estaba haciendo el sacrificio equivocado.

Esa silla es muy absorbente.

No te deja tiempo para tu vida personal.

Ya. A ti no te faltó tiempo para ocuparte de Merino.

¡Uy! He debido tocar un tema sensible.

A lo mejor es por esto por lo que te vas.

Sí. A ver, como Merino ahora está con Reina,

pues parece ser que no tienes nada que hacer en este hospital, ¿no?

¡Qué casualidad!

Adiós, Matías.

¿Qué has hecho qué?

Solo me he asesorado. Por favor, mira cómo estoy.

Si no lo quieres hacer por mí, hazlo por los niños.

¡Ni se te ocurra volver a nombrarles! ¡Alicia! Llevamos 20 años juntos.

Y hemos tenido nuestras crisis.

Que yo no he sabido manejar muy bien.

Pero hemos sido..., somos felices; no lo eches todo por la borda.

Todo es mentira.

Es..., es como si hubiera estado con un hombre toda mi vida que no existe.

¿Quién eres?

Me hablas como si fuera un asesino en serie.

Bueno, saldremos adelante sin ti.

Hola. -Hola.

Perdón. Si lo preferís vuelvo luego.

No, no. No, por favor.

Bueno, me alegro de ver que vuelves a respirar por ti mismo.

Muchas gracias. Me encuentro mucho mejor.

¿Podré irme pronto a casa?

Pues lamentablemente no.

No va a ser posible.

¿Cuál ha sido el resultado de la biopsia?

Verás, la biopsia confirma la presencia

de un carcinoma anaplásico de tiroides.

¿Qué..., qué significa eso?

Es un tipo de cáncer maligno y bastante agresivo.

Pero..., pero tiene cura, ¿no?

No. No la tiene.

Eduardo tiene razón.

Por desgracia este tipo de cáncer solo puede tratarse

combinando radioterapia y quimioterapia

para mejorar la supervivencia y la calidad de vida del paciente.

Pero poco más.

Si necesitáis cualquier cosa, yo estaré en mi consulta.

¿De acuerdo? Os dejo solos un rato.

Gracias.

Bueno, esto se acabó.

Es el karma, ¿no?

Sí. Sí, yo forcé a aquella mujer.

Y tienes toda la razón en estar como estás. Pero...

¿No tienes suficiente con esto?

¿Qué?

¿Vas a seguir adelante con el abogado y la denuncia? -Me voy a morir.

(ANGUSTIADA) No puedo más.

Alicia, piénsalo.

Necesito un poco de aire.

(Llanto contenido)

¡Ah, Pepa! Necesito un lorazepam.

Pero no para mí, ¿eh? Es para el paciente de la 315.

Vamos a ver... ¡Uy, pues no hay! Aquí no está.

Ya lo busco yo. Que tiene que estar aquí, Clara.

¿Sí? A ver...

Pepa..., que somos amigas, mujer.

Que yo sé que tú eres de llevar la profesión por dentro,

pero conmigo no tienes que mantener el tipo, ¿sabes?

Vale. Te lo agradezco; pero prefiero no hablar.

Porque, por mucho que hable no me voy a sentir mejor...

Ya, pero ¿sabes qué pasa? Que... Que no, de verdad, Clara.

Y te agradecería que no me volvieses a sacar el tema, ¿vale?

Me duele demasiado; así que...¿Vale?

Lo siento. Solo quería cuidarte. Lo sé.

Bueno.

A ver, vamos a buscar ese lorazepam porque tiene que estar aquí,

aunque esté jugando al escondite conmigo. Mira, míralo.

¿Ves? Ya se lo puedes dar a tu paciente...

¿Clara?

¿Y tú qué haces aquí? ¿No te habías ido?

Sí, me había ido.

Ah.

Se te ha olvidado algo.

Sí. Esto.

Ahora en serio. Me he comprado un billete a Roma.

Qué bonito.

Sí, mucho. El caso es que bueno, me estaba haciendo la maleta y...,

y he dicho: "¡Ah, mira, qué ben!,

allí voy a tener mi vida soñada; con el Coliseo, el Panteón,

toda la civilización romana a mis pies.

Pero me he dado cuenta que la persona a la que más quiero

no iba a estar allí conmigo y..., y eso es un problema, claro.

Gracias. Y perdona. -¿Las dos cosas?

Sí. Gracias por volver. Y perdona por lo que te dije.

Si es que tenías razón, Pepa.

Tenemos que lanzarnos más, no sé, no ser tan racionales.

Por eso estoy aquí, porque quería empezar de cero

y lo tenía que hacer aquí contigo; si me dejas, claro.

M... No sé, me lo tengo que pensar. -¿Sí? No pienses mucho.

Vale. Cuando termine la lleváis a REA, ¿de acuerdo?

Allí la está esperando la doctora Ramírez.

¡Dios! ¡Está sangrando la femoral! ¡¡A ver!! ¡Avisad a Vascular!

¿Tienes ahí? Sí. Te ayudo, espera.

Silva... Sujeta, vale. Sujeta.

Y tráete una venda... Vamos, ¿la tienes?

Sí. Debajo...

¿La tienes?

Ahí está. OK. Perfecto.

¿Ahí? Vale, llevadla a REA, rápido.

¡Gracias! Bueno, ¿y tú dónde estabas?

Bueno, me he estado ocupando de algunos asuntos. Solo me queda uno.

¿Sí? Bueno, me alegro de verte con tanta energía.

Oye, tengo que añadir un problema más a tu lista.

¿qué pasa?

Verás, he estado atendiendo a un paciente tuyo, a Eduardo,

el doctor Eduardo Marín.

No hay buenas noticias. -¿Qué pasa?

Carcinoma anaplásico de tiroides. ¡Uf!

La verdad es que la noticia les ha dejado un poco... Normal.

Sobre todo, a la mujer. La veo muy afectada. Tú la conoces, ¿no?

Sí. La atendí hace unos días de un problema.

¿Podrías hablar con ella? -Sí. Yo me encargo ahora mismo.

No te preocupes. -Bueno, ¿y tu problema?

Puede esperar.

Venga, te veo luego, gracias.

¿Cómo estás?

Todavía noto cómo me han hurgado por dentro.

Te veo un poco adormilado. -Matías...

Voy a pedir una nueva analítica por si acaso tuvieras una infección.

Que estoy bien, de verdad. Disimulas muy mal.

¿Qué quieres decirme?

A ver, Dani. Lo he estado pensando y tienes razón.

Tengo que solucionar esta situación como sea. Pero no pasa por ti.

Pasa por mí. -Pero...

Déjame seguir, Dani. Déjame seguir.

Mira: llevamos mucho tiempo juntos, nos ha pasado de todo, cosas buenas,

pero también cosas muy malas.

Pero de lo que no me arrepiento es de haber dedicado mi vida personal

y profesional a ayudarte.

Pero ahora no puedo.

A ver, no podemos parar el apostar en las líneas de investigación, ¿vale?

Hay que confiar.

Sí. Y yo te lo agradezco mucho. Pero ¿cuál es la solución?

A ver, a ver... No te va a gustar, pero, pero bueno,

me he vuelto loco dándole vueltas.

Y no tenemos otra opción. Dímelo ya.

Dani, te voy a ingresar en un centro.

¿Qué?

A ver. Puede, puede ser que ahora no lo entiendas bien,

pero es la única solución que tenemos. Dani...

¡Yo no quiero estar con desconocidos! ¡Quiero estar contigo!

Dani, Dani, Dani. Mírame, Dani. Mírame, mírame.

Te prometo..., mira, ahora no lo entiendes, pero ya lo entenderás,

¿vale? Te prometo que en cuanto las líneas de investigación avancen...

¡Eso no va a pasar!

A ver, Dani. Mira por esto que acabas de decir, también es un motivo.

Necesitas apoyo psicológico.

No puedes seguir viendo las cosas de esta manera. Hazme caso.

Dani, Dani. Es el mejor centro de España. De verdad.

Y yo te voy a ir a ver todo lo que pueda. ¿Vale? No te preocupes, Dani.

Dani, mírame.

Dani, vas a estar bien, tranquilo.

Dani, tranquilo. Tranquilo.

Es la mejor opción. Lo es.

Y Dani lo entenderá al cabo del tiempo.

Entenderá que esto lo estoy haciendo por él. Necesito que lo entienda.

Madre mía... Es que no me lo puedo creer, Alicia.

No..., no sé,

jamás habría pensado que Eduardo pudiera hacer una burrada así.

¿Tú cómo estás?

La verdad es que no sé, tengo la sensación de que en cualquier momento

me voy a despertar de una pesadilla.

No sé, ha sido todo demasiado rápido. No...

Ya me imagino, ya.

Oye, sabes que estoy aquí para lo que necesites, ¿eh?

Cualquier cosa, de verdad.

Lo sé, Andrés. -Vale.

Muchas gracias. Bueno, he de seguir trabajando, ¿vale?

Andrés. -¿Sí?

Perdona.

Tú sabes que Eduardo no, no ha sido el mejor marido o persona.

Pero, viendo cómo está, ¿tú qué harías? Fff.

Perdóname. Perdona, perdona.

Es que te estoy poniendo en un aprieto. Perdóname.

No, no, no. Tranquila.

Es solo que claro, este asunto, Alicia, es que..., mira:

el perdón es algo muy personal.

Déjalo, de verdad. No..., no te preocupes.

Vale. Pues si necesitas algo, ya sabes.

¿Sí? Sí, soy yo.

¿Cómo?

Perdona... ¿Hay más chicas que, que quieren denunciar?

¡Dios...!

Adelante.

Me quedo en el hospital. Ahora ya puedes soltarme lo que quieras.

Bueno, qué gran noticia. Qué bueno el tenerte otra vez entre nosotros.

Bueno, no sé si te habrás enterado, pero Dani ha intentado...

Sí. Lo sé.

Y bueno, he tenido que tomar una decisión y,

y no la ha entendido bien.

Eh... Matías, no te equivoques.

He vuelto aquí como cirujano,

como un empleado más que cumple con lo que le mandan. Pero hasta ahí.

Pero ha sido muy duro. Y tú, eres mi amigo, ¿no?

A ver, es que creo

que igual no lo entendiste bien cuando te lo expliqué.

No me interesa nada que me puedas contar de tu vida privada

y esto va a ser así a partir de ahora.

¿Me pasas la hoja con los horarios de quirófano, por favor?

Están aquí dentro, búscalas. -Gracias.

¡Mierda! ¡Mierda!

¿Perdone?

Perdona, es que he visto que tenías una mota en el pelo

y no la iba a dejar ahí.

Pues gracias; supongo.

Andrés, me alegra verte.

Gracias, Ana, ya me encargo yo.

Vale.

Alguien debería decirle a estas enfermeras

que con los pacientes de mi condición tendrías

que ser un poco más cariñosas.

Las enfermeras de este hospital son muy profesionales;

dudo mucho que no te hayan tratado como te mereces.

En breve empezaremos con la quimioterapia.

Vamos a probar una combinación de fármacos

que el resultado suele ser mejor.

¿Qué te pasa? ¿Por qué estás así, tan seco conmigo?

Estoy haciendo mi trabajo.

Por supuesto. Pero pensé que sería diferente. Creí que éramos amigos.

Ya. Parece que últimamente

todo el mundo tiene un concepto erróneo de lo que es la amistad.

Yo no podría ser amigo de alguien que trata así a las mujeres.

Alicia, ¿no?

Bueno, las cosas, estas cosas son así.

Tonteas con quien no debes, y ¡sorpresa!

Bah, pero todo acabará en nada.

Pues mira, yo no sé cómo son estas cosas, ni quiero saberlas.

Lo único que te puedo decir es que yo nunca he tratado así a nadie

y mucho menos a cinco personas.

Ellas mienten.

Me han denunciado porque quieren ser famosas.

Este país funciona así.

La mediocridad llega a eso.

Ya, claro. Y las cinco se han inventado ese bulo simplemente

para ser famosas, ¿no?

Todas han estado orquestadas por Alicia, créeme.

Yo soy la víctima, no ellas.

¿Que tú eres la víctima? ¡Tú eres un mierda, Eduardo! Eso es lo que eres.

A las mujeres se las respeta. Igual que a todo el mundo.

Si necesitas algo, te buscas otro médico.

Ha sido una de las cosas más desagradables de toda mi vida.

No sé, yo pensé que Eduardo había sido infiel, pero...,

nunca creí que... ¡Abusar de mujeres!

Es que no entiendo cómo todavía hay gente que pueda hacer estas burradas.

Ahora entiendo la pregunta que me hizo Alicia.

Y ha hecho lo que tenía que hacer; ha sido muy valiente.

Ante cualquier agresión o abuso hay que denunciar. Siempre, sin dudarlo.

Herrera.

¡Ah, mira! Venía a hablar contigo.

¿No puede ser en otro momento?

Hombre, ya que estamos..., no voy a tardar mucho.

Toma. A ver, dime.

Mira: yo quería decirte, una vez más, que lo siento.

Pero también es cierto que tú..., me has...

Que estabas muy nervioso el otro día y dijiste cosas que no debías.

Llevado por el momento, supongo.

Así que, por el bien de todos y para intentar arreglar la situación,

creo que deberías disculparte.

Mi madre ya lo ha hecho.

Lo siento, Rosalía. Me pasé.

Sigo creyendo que deberías de haber estado más atenta, pero...

Claro que sí.

Fue un despropósito. Perdóname. Y ahora me gustaría ver a Dani.

A ver, es que..., Dani... Es que... Que... ¿Qué está pasando?

Dani necesita otro tipo de ayuda; no...

Dani, cariño, ¿cómo estás? He, he estado mejor.

Pero ¿qué estás haciendo? ¡Ey!

Nos vamos a ver pronto, ¿verdad, campeón? Dani, todo va a salir bien.

Confía en mí, ¿vale? Confía en tu hermano.

Ven. Por favor...

Dani necesita cuidados especiales.

Pero ¿él qué ha dicho de esto? ¿Le has preguntado?

No. Pero te aseguro que es lo mejor para él.

Herrera. -¿Qué?

Dani necesita estar contigo. -No.

Tiene que haber una forma menos brusca,

que no sea tan traumática para él.

No. No sabéis de lo que estáis hablando, de verdad te lo digo.

Yo no llego.

Va a sentir ¡que le estás encerrando por lo que ha hecho!

¿No crees que es bastante castigo aquel accidente?

¡No sabéis lo que estáis diciendo!

Vosotros no estuvisteis en ese accidente. Yo sí.

Hola.

Hola. -¿Y eso?

Una carta. -¿Es tuya? ¿Me la has dejado tú ahí?

No. No es mía, Carlos. -¿De quién es entonces?

No sé, lo dirá dentro del sobre. Pero bueno, está claro.

¿No sabías de quién era o qué? -No. No lo sabía. Solo lo imaginaba.

Beatriz, lo siento.

Carlos, no tienes que darme explicaciones. Ya no estamos juntos.

Así que al final te has marchado sin decirme nada.

"Querido Carlos.

A veces las circunstancias de la vida hacen que una persona

no encuentre el momento, el lugar o la valentía suficiente

para lanzarse al abismo y abrazar aquello que más desea".

¡Estoy yendo, estoy...!

Una semana de vacaciones.

"Pero quiero que sepas que en mis sueños así ha sido

desde el primer momento en que te vi.

Y cuando desperté y me di cuenta que te perdía, era demasiado tarde".

Perdona, perdona.

Bueno.

"Pero por imposible que parezca ahora, sé que algún día volveremos

a coincidir de nuevo, y entonces sí;

nada podrá impedir nuestro maravilloso momento".

Chico acompaña a chica hasta el portal...

Y chica sube a su casa. Hasta mañana, Merino.

"Mientras tanto, prométeme que vas a hacer todo por ser feliz.

Gracias por tanto, Carlos. Te quiero. Ángela".

Yo también te quiero, Ángela.

Me molesta mucho al hacer pis. -¿Solo molestias?

Bueno, y... y picores. Que tengo mucho picor.

Ya. Los picores son en la zona genital, ¿no?

Bueno, al menos tendrás ganas de ver a tu hija, ¿no?

Pues sí, sí. Tengo muchas ganas de verla y de ir para allá.

Pero si no soluciono el tema del trámite en el Consulado,

es que al final me incorporaré tarde,

perderé el vuelo y, y todo será un desastre.

Llama al Consulado y mira a ver si lo pueden retrasar uno o dos días,

por favor, porque yo bastante lío tengo con los cuadrantes esta semana.

Vale, bueno, pues yo llamo y lo intento.

Pero, a ver si puedes encontrar alguna solución.

Bueno, tú llama y luego vemos.

A su servicio, jefe. Los cultivos han dado negativo, ¿eh?

Pero tanto PCR como la prueba Elisa nos confirman la chlamydia.

¿Sabes lo que significa eso, no? -¡Mierda!

¿Te encuentras bien?

No. Bueno, a ver: prométeme que no le vas a decir a nadie.

Mucho menos a nadie del hospital.

Claro. ¡Esther!

Traemos un barón, 35 años, ha sufrido un accidente de tráfico

y se ha quedado atrapado dentro del coche.

Al final lo han conseguido sacar los bomberos.

Catriel, a la Unidad de Quemados directamente, por favor.

¡Qué sorpresa!, no esperaba verte por aquí.

Sí, nena. Ni yo tampoco.

Pero estaba muy, muy grave y,

bueno, nos han dicho que este era el hospital más cercano

y el menos colapsado.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Centro médico - 14/01/19 (2)

Centro médico - 14/01/19 (2)

14 ene 2019

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas.

ver más sobre "Centro médico - 14/01/19 (2)" ver menos sobre "Centro médico - 14/01/19 (2)"
Programas completos (1178)

Los últimos 1.191 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos