www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.14.0/js
4563279
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 12/04/18 (2) - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Pablo Mateos ha acudido a consulta aquejado de un fuerte catarro

acompañado de ciertas molestias en la espalda.

(RONCO) Pero ¿entonces estás ya aquí?

Vale. Ve... ¿Ves ya al quiosco?

Pues gira la esquina y está ahí el hospital.

-¿Pablo Mateos? -Sí.

-Ven. -Vale.

Oye, que me llaman ya a consulta, ¿vale?

Bueno, pues quédate fue... Vale, pues entra.

Perdón. -Nada.

-Perdón. Me ha llamado mi hermana, que va a venir ahora, ¿vale?

-Tu hermana. -Sí.

Que entra dice. -Vale.

-Hola.

¿Eres Alberto?

Alberto Molina.

Sí. -¿Pablo?

-Sí. -¿Cómo estás?

-Pues un poco fastidiado, pero, bueno, bien.

Que no sabía que te habías hecho médico.

(RÍE INCÓMODO) -Sí. -Madre mía.

-Él es Pablo, el...

(AMBOS) Hola. -El hermano de una amiga

de hace muchos años. -¿Qué tal?

-Bueno, mi hermana va a flipar cuando te vea.

-Perdón, soy la hermana de... -Hola.

(Música)

No me lo puedo creer.

¡Alberto! -Claudia.

-¡Qué alegría me das! ¿Cómo estás?

-¿Cómo estás? Encantado de verte.

(SUSPIRA) -Yo también.

¡Buf! Hacía yo qué sé cuantos años que no nos veíamos.

Sí, Alberto y yo éramos vecinos y amigos.

Y, bueno, tuvimos nuestra pequeña historia de amor.

Pero nada serio, ¿eh? Nada serio.

La verdad, me ha dado mucha alegría verle.

(ASIENTE) Estaba muy bien, pero...

No sé, me ha parecido muy extraña su reacción conmigo.

(Música)

Ante la amenaza de suspensión,

el agente de policía Nacho Castro decidió acudir a terapia con Lucía.

Es que llevamos tres sesiones

y me has explicado muchas veces lo que ha ocurrido,

pero yo lo que quiero saber es por qué ha ocurrido.

A ver, Nacho, lo que no entiendo es por qué un policía

con un expediente ejemplar como tú

se ha sobrepasado tanto con un detenido.

-Mire, cuando... pasas los 40 años,

te das cuenta de que ya no eres tan joven como antes y...

Y eso, pues me asusta.

Y también me enfada. Mucho.

Me encantaría borrar todo lo que ha pasado,

como el detenido y todo, que la gente volviera a respetarme...

Pero no sé cómo hacerlo.

-Sigues hablando de cosas generales y te he pedido que intentes

hablar de cosas concretas. (SUSPIRA)

-¿Por qué un policía que nunca ha tenido

ese comportamiento lo ha hecho? ¿Qué ha pasado?

Estoy segura de que ha habido un detonante.

-Me está empezando a doler mucho el pecho

y me está subiendo hasta el cuello. Espere.

-Vale, Nacho, puede ser un poco de ansiedad.

(RESOPLA) -Necesito saber cuál es el problema

que había antes. -No.

No, de verdad, me estoy mareando. (TOSE)

(RESPIRA AGITADAMENTE) -¿Necesitas algo?

(TIENE ARCADAS) -Espera.

(Música tensión)

(VOMITA)

-Por favor, ¿podéis subir?

Sí. No, es que mi paciente se ha puesto enfermo.

De repente, sí.

Bueno, veo que padece hipertensión

y que hace unos meses le extirparon un riñón.

-Sí, desarrollé insuficiencia renal.

(RESOPLA) Y el proceso fue horrible. Ya.

(TOSE) ¿Por eso estaba yendo a terapia?

Ah, no, para nada.

Bueno.

A ver cómo está ese corazón.

Haremos un electro, ¿mm? Vale.

-¿Vienes por lo del ojo? -No, no, lo del ojo no,

lo del ojo me pasó hace muchos años. Me pasó como a David Bowie,

me dieron un golpe y se me quedó la pupila dilatada.

(TOSE) -Cuéntame, ¿qué te pasa?

-Pues, a ver, que estuve en un entierro el sábado

y hacía frío.

Y yo creo que me cogió frío el pecho y la garganta

y por eso estoy así.

Tengo también como moquita y tos.

-¿Has tenido fiebre? -No, 37,3.

-¿Algún otro síntoma? -Pues la espalda.

Me duele aquí al... (TOSE)

¡Oh! Me duele al inspirar.

-Pepa, vamos a tomarle la presión arterial, por favor.

Pasa a la camilla, te voy a auscultar.

-Vale. -Venga.

-En la auscultación no hay nada que destacar

salvo una ligera hipoventilación en la base del pulmón izquierdo.

Además, el dolor que el paciente refería

que tenía en la espalda realmente se produce solo durante la inspiración.

Respira profundamente.

Otra vez.

Suficiente. ¿Cómo definirías el dolor?

-Como un pinchazo fuerte atrás.

-Pues puede que no sea un simple catarro, Pablo.

Puede ser neumonía incipiente.

Pepa, vamos hacer radiografía de tórax, ¿eh?

Y cuando estén los resultados, me paso a verlo.

-Vale. -¿Lo acompañas a Radiología,

por favor? (ASIENTE)

-Perdón.

(MEGAFONÍA) -"Servicio técnico, por favor, acuda a la consulta 306".

(Música)

(SUSPIRA)

A ver, por lo que veo...

parece que está sufriendo un síndrome coronario agudo.

Un infarto. ¿Un infarto?

Seguro que me lo ha provocado esa...

esa comecocos de psicóloga que tienen, ¿eh?

Eh... No ha parado de presionarme

desde que empezamos con la terapia. Ahora procure no hablar

y relajarse, ¿de acuerdo? (RESPIRA AGITADAMENTE)

Vale. Analítica con marcadores cardíacos.

Vale. -Doctor, me duele mucho el cuello.

La analítica ya, parece que está sufriendo un infarto.

Enseguida, enseguida. Venga.

Tranquilo, ¿mm?

A ver, tengo la sensación de que Nacho ha venido aquí

a hacer el paripé, porque no quiere que sus superiores

le expulsen del cuerpo y pretende que yo le firme un papel

diciendo que tiene la crisis de la mediana edad

pero es que eso no existe, yo no lo puedo firmar.

Hombre, seguro que hay alguna circunstancia

que le ha ocurrido, pero...

Igual el haber perdido un riñón influye.

¿Ha perdido un riñón? Sí.

Pero eso no me lo había contado nadie.

Hombre, pues claro, tengo que seguir... indagando por ahí.

Ya, pero lo harás cuando yo termine de resolver el caso, que es grave.

Vale. Te dejo.

Sí. Me cuentas.

Sí, sí.

Vale.

(MEGAFONÍA) -"Beatriz Bautista, acuda a la consulta 12".

Pablo se somete a una radiografía de tórax

para tratar de confirmar que sus síntomas son debidos

a una incipiente Neumonía.

Pablo, hemos visto una imagen compatible

con un infiltrado en la base del pulmón izquierdo.

Por eso te dolía la espalda y...

y por eso hipoventilabas cuando te ausculté.

Efectivamente, es neumonía.

La buena noticia es que podrás irte a casa

con tratamiento antibiótico vía oral. -Vale.

-Sería conveniente que estuvieras pendiente

si vuelve la fiebre o cualquier otro síntoma y...

Y te pases por aquí en 48 o 72 horas para echarte un vistazo

y ver cómo has evolucionado. -Vale. Entonces, ¿pregunto por ti?

-No, no. No tiene por qué.

Si no estoy yo, dejaré el informe perfectamente preparado

para que cualquier compañero o compañera que esté en ese momento

te atienda, ¿eh? No hay ningún problema.

-Vale.

(Música)

Tras mostrar síntomas compatibles con un infarto,

a Nacho se le realizó una analítica de urgencia.

Tal y como esperábamos, las troponinas estaban elevadas,

señal inequívoca de infarto agudo de miocardio.

Rápidamente le hicimos un cateterismo

en el que observamos un trombo en la arteria coronaria.

Para disolverlo, le colocamos un stent,

un tubo de malla metálica,

y ahora el paciente se está recuperando.

(MEGAFONÍA) "Mercedes Fernández, acuda a triaje".

-Es que la sensación que yo tengo es que no estás respetando...

Al día siguiente de colocarle un stent,

Nacho se recupera en la Unidad de Cuidados Coronarios.

Yo sé que me estás ocultando algo.

-Que no, que de verdad no le estoy ocultando nada.

-Nacho, a veces, la mente nos juega malas pasadas

y eso se manifiesta físicamente.

Yo puedo entender que te sientas vacío y que te sientas mal.

-¿A qué se refiere?

-El doctor Blanco me dijo que te habían quitado un riñón

y es muy probable que eso te esté afectando.

-Eso ya está superado.

Ojalá ese fuese el mayor de mis problemas.

-O sea, que tienes un problema, ¿no? -No, no quería decir eso.

-Escúchame, no puedes eludir los problemas, porque si esperas

que yo firme un papel diciendo que puedes volver a trabajar

y que te encuentras bien y estás pasando mal momento...

-No todos los problemas se solucionan hablando.

Por favor, necesito descansar, ¿vale? Me... Me está costando hasta pensar.

Además, no se preocupe tanto, que cuando salga de aquí

voy a buscar otro psicólogo. -Vale.

¿Qué está pasando? Que aquí Lucía no para de agobiarme.

Estoy diciéndole que me duele toda la parte izquierda,

que del posoperatorio me encuentro fatal

y ella no para de darle a la terapia y estoy cansado.

-Bueno, Javier, estábamos hablando... Lucía, sal, por favor.

Pero es que era... Lucía.

A ver, no es normal que se sienta así. Vamos a ver.

No eran molestias propias de posoperatorio

y al explorarlo descubrimos un importante deterioro neurológico.

Podríamos estar ante un accidente cerebrovascular.

¿Otro trombo? Eh... Sí.

Parece que a una parte del cerebro no le llega el flujo sanguíneo

porque hay algo que la obstruye.

Así que vamos a hacer un TAC para confirmarlo.

Algo que obstruye el flujo.

(SUSPIRA) ¿Se encuentra bien?

Sí. Sí, sí, haga lo que tenga que hacer.

Voy a programar la prueba.

(Tráfico lejano)

Perdona, Alberto.

-¿Tienes alguna duda con el tratamiento de Pablo?

-No, no, duda no tengo ninguna. Si acaso, alguna pregunta.

Cuando volvamos al hospital,

¿no vas a vernos porque estás de vacaciones

o simplemente porque no quieres vernos?

-¿A qué te refieres?

-No sé, es que es la sensación que me ha dado.

-Pues mira, ni una cosa ni otra.

La verdad es que tengo lío. -Ya.

-Aparte de las guardias y las consultas,

también soy el subdirector del hospital.

-Ya.

El otro día estuve con Jorge.

Jorge, Alberto y yo, aparte de vecinos, éramos...

amigos, muy buenos amigos.

Cuando Alberto y yo empezamos a salir,

la verdad es que no cambió nada, seguíamos siendo, pues eso,

los tres grandes amigos.

Sé que ellos se han visto hace relativamente poco.

No tengo ni idea de lo que pasó, pero...

No sé, tengo la sensación de que... de que algo no fue bien.

-Estuvo por aquí no hace mucho.

-Está con quimio, ¿sabes?

Está un poco cascado, pero bueno,

ya sabes que es un tipo muy positivo y supongo que eso le vendrá muy bien

en su tratamiento. -Sí. Sí, sí.

Es importante, sí.

Aunque, bueno, no es definitivo, desde luego.

-¿Le dijiste eso? Porque si se lo dijiste,

ahora entiendo por qué no ha querido volver aquí.

-A veces no hace falta ninguna razón, Claudia.

El tiempo pasa, la gente cambia...

-Ya.

Ya lo creo que cambia.

Bueno...

Tengo que irme, mi hermano me está esperando.

Si algún día te apetece y quieres que quedemos,

nos veamos y recordemos viejos tiempos,

yo estaré encantada de hacerlo. -Claro. Sí, sí, perfecto.

-¿Lo harás? ¿Me llamarás? -Sí.

Bueno, tengo lío en el hospital, pero... sí, sí, te llamo.

-¿Y cómo lo vas hacer, si no tienes mi teléfono?

(Música)

(Ladridos)

(Cláxones)

Me ha gustado mucho volverte a ver.

-Igualmente.

(Música)

Debido al deterioro neurológico que presentaba tras ser intervenido,

se decidió someter a Nacho a un TAC craneal.

Bueno, pues el TAC ha confirmado nuestras sospechas,

hay un nuevo trombo en el cerebro,

así que le vamos a enviar a la UCI para hacerle una fibrinólisis.

¿Qué me están poniendo?

Gracias, Carlos.

A ver, esta medicación intravenosa es para que la sangre

se haga más líquida y poder disolver el trombo.

Ya.

Y usted cree que así se solucionará el problema.

Así debería ser.

(RESOPLA)

Con todo respeto, estoy deseando perderles de vista.

Bueno, ahora lo que tiene que hacer es tranquilizarse, ¿de acuerdo?

Después pasaré a verle.

Hola. Me gustaría que te quedaras, por favor.

-¿Qué hace usted aquí? -Venía a pediros disculpas,

porque me parece que te he presionado demasiado.

-No pasa nada. Supongo que hacía su trabajo.

-Me pudieron las ganas de ayudarte. (RESOPLA) -Ya.

Bueno, creo que conmigo ya poco se puede hacer.

(AMBOS) No...

No diga eso, siempre se puede hacer algo.

Pues claro que sí, a mí me encantaría seguirte ayudando

y ser tu psicóloga, pero entiendo perfectamente

que quieras ir a otro profesional.

Ahora sí, creo que tiene que ser alguien

con quien estés dispuesto a abrirte y a confiar en él,

porque tú tienes algo que te está bloqueando.

-Como los trombos. -Pues sí.

Y como no lo disuelvas, de verdad que esto va a ir a más,

se te va agravar.

-Bueno, lo tendré en cuenta.

Muchas gracias. -Nada.

Bueno, te dejamos. Venga, hasta ahora.

(SUSPIRA)

(MEGAFONÍA) -"Se ruega al responsable del laboratorio que acuda...".

-Molina, Pablo Mateos ha vuelto.

-Ya... Que se ocupe otro médico, por favor, ¿eh?

¿O ha preguntado por mí? -No, no ha preguntado por ti,

pero pensaba que querrías saber que ha empeorado.

Tiene dificultad para respirar.

-¿Ha venido solo? -No.

-Vale.

-Mi hermano ha seguido tomando los antibióticos,

pero no ha funcionado el tratamiento.

Sigue estando muy cansado, le ha subido la fiebre y...

Y en cuanto hace el más mínimo esfuerzo, es que se ahoga.

(Tos)

Perdón.

-La radiografía que te hemos hecho es similar a la del primer día.

La analítica de sangre es normal, y los antígenos para neumococo

y legionela también son negativos. -¿Y eso qué quiere decir?

-Que te vamos a dejar ingresado y vamos a seguir haciendo pruebas

para averiguar qué te pasa.

Voy a solicitar serología y cultivo.

Para neumonía atípica y para VIH.

-¿VIH? -¿Cómo?

-No estoy diciendo que haya VIH oculto.

A veces la neumonía atípica se asocia con el VIH

y quiero descartarlo.

Es una prueba que no está de más. ¿De acuerdo?

No tiene ningún sentido que Pablo no haya mejorado con el antibiótico.

Por lo que es necesario replantearse el caso desde el principio.

Aparte de una neumonía atípica, podría tratarse también

de tuberculosis, pleuritis, incluso un proceso tumoral.

Aunque lo veo poco probable. Lo primero será hacerle un TAC.

Te tendré informado.

(Tos)

-¿Y ya está? ¿Eh? Ya está.

Nos sueltas esa retahíla de enfermedades,

¿y te quedas tan ancho?

-¿Qué esperabas, Claudia? Estoy haciendo mi trabajo.

-Alberto, de verdad...

Me tienes desconcertada.

No entiendo esa actitud tuya tan fría con nosotros.

¿Tratas así a todos tus pacientes o solo a los que fuimos tus amigos?

-¿Amigos?

¿Eso fuimos?

-Ya.

¿Jorge te contó que estuvimos juntos?

-¿Perdona?

-Que Jorge te contó que estuvimos juntos.

Por eso acabaste mal con él y ahora te portas así conmigo.

¿Verdad? Es por eso.

-Claudia, esto es ridículo. -A ver, Alberto.

Espera un momento, por favor. No tengo ni idea de qué te contó.

¿Vale? Ni me importa. Seguro que cualquier fanfarronada.

Pero si es importante para ti, yo te lo explico.

Porque esta situación no me gusta. ¿Vale?

Yo nunca me he acostado con Jorge.

Y menos estando contigo.

Una vez, en una fiesta, nos dimos dos besos mal dados,

pero tú y yo ya no estábamos juntos. Eso es lo único que pasó.

-Muy bien.

Mira, Claudia, me da igual, de verdad.

Que no tengo tiempo para esto.

Tengo que solicitar un TAC para tu hermano.

(Música)

Poco tiempo después de ser dado de alta

tras sufrir su segundo trombo, Nacho tiene que volver a Urgencias.

Ha sufrido un accidente.

Sí. Esto son los que no han firmado.

-¡Doctor Blanco! Perdona, Raquel.

¿Qué le ha ocurrido? Acabo de tener un accidente.

Iba conduciendo y me han empezado a dar latigazos en el estómago.

Me he despertado y he acabado contra la farola.

¿Le duele el cuello o las costillas? Qué va, qué va.

Solo el abdomen. Mucho. ¡Mucho! Vamos para dentro.

Procure calmarse, ¿de acuerdo? Tranquilo. Ya está aquí.

Analítica de sangre, y avisa a la sala de Imagen

para hacer pruebas urgentes. Tanto por el accidente

como por el dolor que presenta. ¿De acuerdo?

Vale. Ahora mismo, doctor. -Doctor, ¿qué cree que puede ser?

Parece una irritación peritoneal.

Podría ser una apendicitis o una pancreatitis.

Aunque, por sus antecedentes, es posible que estemos

ante algo más grave, ante un infarto intestinal.

¿Cómo? ¿Otra vez?

Sí. Parece que la historia se repite,

pero vamos a hacer lo posible para que no vuelva a pasar.

Y así cerramos capítulo.

Doctor, estoy muy asustado.

Quizás sí que sea hora de cerrar capítulo.

Bueno, procure ahora mantener la calma, ¿de acuerdo?

Tranquilo.

Una vez descartados problemas como consecuencia del accidente

de tráfico, al doctor Blanco le preocupaban los dolores

abdominales de Nacho, y por eso solicitó una serie de pruebas.

Tanto la analítica como la ecografía abdominal

no mostraban nada significativo.

Pero en el TAC abdominal sí encontramos algo.

No, no puede ser. Otra vez no.

Para mí también ha sido una sorpresa encontrar este nuevo trombo.

He pedido un estudio de coagulación.

Puede haber algún tipo de trastorno, hereditario o adquirido,

que hace que tengas estos trombos tan seguidos.

Nacho, la situación es lo suficientemente grave

como para entrar en quirófano inmediatamente.

¿Por qué me está pasando esto a mí, doctor?

Ahora debe ser valiente, ¿eh? Como lo es en su trabajo.

Sí.

Los trombos hay que disolverlos, ¿verdad?

Al final va a tener razón la comecocos esa.

Es una gran profesional.

Y este problema no tiene ningún origen psicológico.

Este no, pero...

Pero hay otro más grave que sí.

¿Le importaría avisar a la doctora Lucía, por favor?

No tenemos tiempo. Hay que entrar en quirófano.

Ya, ya. Lo sé, lo sé. Es un minuto.

Bueno, no sé si ella querrá hablar conmigo.

Seguro que sí.

Voy a buscarla.

Que sea breve.

(LLAMAN A LA PUERTA)

Hola. Traigo el agua.

¿Se ha dormido? -Hace un ratito.

Gracias, pero el agua en cuanto se despierte se la daré.

-¿Estás bien?

-Sí, sí. Me he levantado muy rápido.

-Pero ¿qué ha pasado? -Nada, nada.

Que te han traído el agua. Ten. -Vale.

¿Quién la ha traído? ¿Alberto? -No, te la he traído yo.

-Por si está envenenada, digo. -No digas tonterías, anda.

-Oye, y como jefe, ¿es igual de cariñoso que con nosotros?

-Bueno, es uno de los mejores médicos que hay en el hospital, ¿eh?

Y no va a parar hasta que sepa lo que te pasa.

-Vale.

A mí es que me gustaría saber qué le pasa a él con nosotros,

porque... vaya. -No te preocupes.

Me da que lo que le pasaba ya se le pasó.

(LLAMAN A LA PUERTA)

-Está todo preparado para hacer el TAC.

Nos lo llevamos, por favor.

-Hola.

El doctor Blanco me ha dicho que querías verme.

Yo pensaba que no querías verme nunca más.

-No.

Bueno, quería pedirte disculpas

por haber querido ver a otro psicólogo y...

-No pasa nada, es parte de mi profesión.

-Y también por mentirte.

Sí... Sí había algo.

Algo que no le he contado a nadie.

(Música emotiva)

Y necesito soltarlo.

-Creo que estaría muy bien que hablaras,

pero es mejor después de la operación, ¿no te parece?

-No.

-Perdón. Eh...

Déjanos cinco minutos, por favor.

-Hace unos meses era el cumpleaños de un compañero.

Salía de enganchar dos turnos seguidos de una guardia y...,

y un compañero celebraba su cumpleaños.

Y me convencieron para que me quedara un ratito a tomar algo.

Yo estaba muy cansado, pero dije: "Bueno, tampoco pasa nada".

Lo que pasa es que...

para volver a casa cogí el coche.

Un error.

Y...

estaba tan cansado que...

que me quedé dormido al volante.

Y, de repente,

se cruzó un ciclista...

Le atropellé.

Y paré.

Y salí del coche.

Me quedé parado, mirándole.

Como vi que todavía se movía,

yo me asusté y me metí en el coche, y salí corriendo.

Luego estuve pensando en el chaval, estuve pensando en...,

en que le había dejado allí tirado.

¿Qué clase de policía soy denegándole el socorro a alguien?

-¿Y sabes lo que le ocurrió?

-Sí, bueno.

Por lo que se ve, sobrevivió y...

Y yo decidí, pues...,

pues olvidarme de todo eso.

¡Pero no puedo!

Y ahora me veo como él, aquí solo.

-Que no estás solo.

-No puedo dejar de ver su cara. -No estás solo. No estás solo.

Ya hablaremos de esto después de la operación, ¿vale?

Pero todo tiene solución.

Ya verás cómo va a ir todo muy bien. -Muchas gracias.

-Tengo que avisar a los celadores porque te tienen que llevar

al quirófano, ¿eh?

Pero tranquilo.

(Música)

Después de haber replanteado el caso de Pablo, el doctor Molina

ya tiene los resultados de las pruebas realizadas.

Las serologías y los cultivos han resultado negativos.

También la del VIH.

Pero el TAC ha confirmado un embolismo pulmonar múltiple.

Alojados en sus arterias pulmonares, hay muchos trombos pequeños,

que están haciendo que se taponen los vasos sanguíneos,

infartando todas las zonas pulmonares a las que ha dejado de llegar sangre.

-Entonces, ¿cuál sería el siguiente paso?

-Bueno, vamos a suspender el tratamiento antibiótico,

y vamos a empezar uno con anticoagulantes.

Y debería evolucionar bien. -Vale, ¿y esto por qué me ha pasado?

-Puede haber distintas razones, Pablo.

Desde luego, el sobrepeso y el tabaquismo

son dos factores de riesgo. Deberías empezar a cuidarte ya.

-A ver, pero sobrepeso tampoco tengo. -Ya.

Y es posible que tengas cierta predisposición a generar trombos.

Bueno, voy a solicitar un estudio de coagulación

para ver si hay algún factor hereditario.

-Pero se va a poner bien, ¿verdad? -Sí, sí, desde luego.

En unos días, si el tratamiento funciona,

te doy el alta. -¡Qué bien!

-¿En unos días? -Sí.

Entonces tú y yo nos podemos ir a comer, ¿no?

(Música tensión)

-¿Y yo me quedo, y me dejáis a mí solo?

-Mejor que aquí no te van a cuidar en ninguna parte.

¿Verdad?

-Claudia, tengo mucho trabajo, no voy a poder.

-Ya, pero... los médicos paráis a comer en algún momento, ¿o no?

(Música)

Bueno, le cuento. En la operación le han retirado una parte del colon,

y le han hecho una colostomía.

Esto será de manera temporal, ¿de acuerdo?

Vale. Ha ido todo bien,

y ya tengo el estudio de coagulación.

Hay niveles altos en homocisteína.

Es un aminoácido que, en cantidades excesivas,

hace que la sangre se espese y forme trombos.

Ese es el origen del problema. ¿Y cómo ha ocurrido todo esto?

Digamos que la insuficiencia renal provoca que haya cantidades

de este aminoácido que su cuerpo no elimina.

¿Y se puede evitar que vuelva a ocurrir?

Sí. Vamos a empezar un tratamiento con ácido fólico

para evitar el riesgo de posibles trombos, ¿de acuerdo?

También anticoagulantes y antiagregantes.

Vale. Después paso a ver cómo evoluciona.

¿De acuerdo? Gracias.

Descanse.

Es complicado hacer un pronóstico ahora,

ya que no existe una cura específica para la homocistinuria.

Pero, además de lo dicho, vamos a añadir un suplemento

de vitamina B6 que tendrá que tomar de por vida.

Esperemos que los trombos se vayan reabsorbiendo.

¿Se puede?

¿Cómo estás? Ya me ha dicho el doctor Blanco que, bueno,

vas a ir poco a poco, pero te vas a recuperar bien.

-Bueno.

¿Sabes una cosa?

Después de haberte confesado lo del accidente,

no siento ningún tipo de alivio.

-Eso es porque eres el policía honesto que eras antes.

Y sabes que te queda algo por hacer. -Ya, pero no puedo confesar.

No puedo confesar. Ni tú tampoco.

Es secreto profesional.

-Bueno, yo podría confesar porque se trata de un accidente.

Pero no voy a hacerlo.

Porque creo que este trombo lo tienes que disolver tú.

Si quieres que te empiecen a respetar,

vas a tener que respetarte a ti mismo.

-Tienes razón.

-Te dejo. Te pasaré a ver luego. -Gracias.

(Música emotiva)

Perdón. Estaba al teléfono.

-Pensé que me ibas a dar plantón.

-Pues no.

En realidad, te estaba preparando una sorpresa.

-Ah. ¿Qué clase de sorpresa?

-Si te lo contara, no sería una sorpresa.

-Ya.

Bueno, al menos dame una pista, ¿no?

-Sí. Vamos a ser tres para comer.

-¿Quién es el tercero?

-Ya lo verás cuando llegues al restaurante.

-Vale.

(RÍE) Vale.

Jorge, ¿no?

-Sí.

No sé, me pareció una buena ocasión para juntarnos de nuevo.

-Ya.

Claudia, creo que ya soy mayorcito para saber cuándo

y con quién quiero comer. -Lo sé.

A ver, Alberto, Jorge no está bien.

El tratamiento no está funcionando como debiera y...

No sé, puede que no acabe bien.

Pensé que, si no arreglabas las cosas con él,

te ibas a arrepentir toda la vida.

-No estará tan mal cuando ni siquiera ha vuelto al hospital.

-¿Y por qué crees que no ha vuelto al hospital?

¿Quizá porque te ha llamado un millón de veces y no le has contestado?

-Mira, Claudia...

Esto ha sido una mala idea desde el principio, de verdad.

Pensé que comeríamos tú y yo... -Ya.

-Es que no tengo tiempo, en serio. Tengo que preparar unos presupuestos.

Otro día, de verdad. -Vale, vale, no te preocupes.

Pues cuando tengas tiempo y te apetezca vernos,

estaremos encantados, si es que...

Si es que aún hay tiempo de ver a Jorge.

(Música emotiva)

-¿Estás bien?

-Sí, estoy bien. Estoy bien, me mareé un poco.

-Vale. -Gracias.

-Tengo hipotiroidismo. -¿Y te estás medicando?

-Sí, una pastilla en ayunas. De levotiroxina.

-El bocio es un aumento de la tiroides.

Y puede provocar, entre otras cosas,

tos, ronquera o dificultad a la hora de respirar.

Tu glándula tiroides funciona bien, pero tienes un bocio

y necesitamos saber el origen.

Hemos visto una masa de tamaño considerable en la tiroides

de Fuensanta, que comprime y desplaza estructuras vecinas,

llegando al tórax por detrás del esternón.

-Habrá que hacer algo, ¿no?

-Bueno, pues eso vamos a hacer: una ecodoppler y una gammagrafía.

A ver, Juanjo, ¿me vas a decir cómo hacer mi trabajo?

-No, qué va. Solo quería que supieras que Fuensanta es una persona

muy especial para mí. Solo eso.

-La insuficiencia venosa periférica que tiene está regular.

Porque, como puede ver, la piel está de un color azulado.

Lo que creo que usted tiene es una celulitis.

Es una infección de la piel y del tejido bajo da piel:

el tejido subcutáneo.

-Lo tengo más hinchado y me duele bastante.

-¿Ha tomado la medicación como le dije y ha hecho reposo?

-Qué va. Ha seguido trabajando como un mulo.

-Me duele un poco el pecho. -¿Cómo es el dolor, Paco?

-Como si me apretaran.

-¿Paco?

Paco, ¿me oyes?

Paco.

  • Centro médico - 12/04/18 (2)

Centro médico - 12/04/18 (2)

12 abr 2018

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas.

ver más sobre "Centro médico - 12/04/18 (2)" ver menos sobre "Centro médico - 12/04/18 (2)"
Programas completos (956)

Los últimos 969 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios