www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4561758
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 11/04/18 (1) - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Imanol acude al hospital en compañía de su hermano Saúl.

Lleva días con tos, algo de fiebre y molestias en la garganta.

Dime. -Queríamos pedir cita para él.

-Muy bien.

Dime el nombre. -Imanol de la Cruz.

-De acuerdo.

Pues vais a pasar a sala de espera y ahora os avisan.

-Vale. -Vale. Siéntate aquí, tío.

-Si estoy aquí es por la insistencia de nuestro míster.

Y de mi hermano, claro.

Jugamos en el Unión Atlética de Villa Rosa,

un equipo de tercera división que este año tiene posibilidades

de ascender por primera vez en la historia.

Y yo aquí por un simple catarro.

-¿Cómo va a ser un simple catarro? ¿Tú te has visto?

Llevas ojeras, vas como un zombi... Así no puedes jugar.

-Jugando como un zombi, soy mejor que la mayoría de los de la división.

Diga lo que diga el doctor, jugaré. -Eso ya veremos.

Si el doctor dice que no, será que no.

-Habló aquí el presidente del club. -Soy el capitán.

-Bueno, a ver. ¿Imanol de la Cruz?

-Yo. -Pues ya puedes pasar. Es tu turno.

¿Qué hora es? No hables ahora.

Coge aire.

Oye, date prisa, doctor. Que no voy a llegar al partido.

Imanol, ¿a qué has venido? Es que yo no he venido.

Me han traído, y a la fuerza. -A ver, Imanol,

¿quieres dejar al doctor hacer su trabajo?

Mira. Hazle caso.

En tu estado, un partido ahora no es aconsejable.

Pero ¿tengo algo grave? No, parece un simple catarro.

¿Desde cuándo estás así? Tres días.

Si es un simple catarro, necesito algo que me alivie ya.

-Que te relajes, Imanol. Sí, un tratamiento te vamos a poner.

No te preocupes. Tranquilo, hombre, no tengas prisa.

No se puede tener prisa para curarse de un resfriado.

Si dura lo que dura. -¿Lo ves? Te dije que vinieras antes.

Espera que no hayas contagiado a nadie del equipo.

-Un catarro no se contagia. Perdona, pero no estoy de acuerdo.

Sí, y además, para no contagiarse, lo que hay que tener

es un buen sistema inmunológico. Sí.

En las épocas en las que uno está más expuesto a coger un resfriado,

hay que asegurarse de tomar vitamina C.

Esta se encuentra en las frutas, en las verduras y en las hortalizas,

tales como el tomate, la col, el melón, el kiwi, las fresas,

los cítricos, etc.

(Música)

Conchi quiere acabar de una vez por todas con los picores

y molestias genitales que sufre desde hace tiempo.

¿Concepción Carvajal? -Yo.

-Pues ya me puede acompañar.

-Cuando estuve en el médico, me dijo que tenía algo muy normal:

candidiasis.

La verdad es que me molestaba muchísimo.

Seguí el tratamiento, tal y como él me lo dijo, pero nada.

Para mí, yo creo que estoy peor.

¿Y el médico no la exploró? Pues no.

Le dije lo que me pasaba y... ni me exploró ni nada.

Aunque también le digo que es un alivio.

Porque a mí no me hace ninguna gracia que me anden mirando por ahí.

Bueno, supongo que ni a mí ni a otras.

Yo entiendo que, a veces, una exploración ginecológica

puede ser algo incómodo, incluso hasta violento.

Pero deben pensar que, cuando está en juego la salud,

hay que olvidarse del pudor.

Sobre todo porque nosotros, los médicos,

sobre todo los ginecólogos, estamos acostumbrados a esto.

Ya, pero ese es mi problema, que yo no me acabo de acostumbrar.

Entonces me imagino que lo que viene ahora no le hará mucha gracia.

(RESOPLA)

Si acuden a atención primaria con molestias ginecológicas,

es importante que el médico que las atienda las explore

antes de establecer un diagnóstico, ya que, a veces,

la entrevista con el paciente no es suficiente.

Puede sentarse, Conchi, por favor.

Verá, no parece candidiasis.

De ahí que el tratamiento no le esté haciendo efecto.

Pero lo que sí he observado son zonas blanquecinas y brillantes,

además de atrofia en la vulva y en los labios.

¿Atrofia?

Verá, por lo que he estado viendo en su informe,

esta menopausia precoz que usted tiene,

lo que provoca, por un lado, es la disminución de los estrógenos.

Esto hace que las paredes de la vagina adelgacen,

y, además, disminuye mucho la lubricación.

Hombre, yo ya estaba notando algunos síntomas

que me parecían que podía ser eso, pero...

no me podía imaginar que fuera a pasar así.

Verá, esto es un agravante.

Pero lo cierto es que las zonas blanquecinas

nos indican que hay un problema. De hecho quería preguntarle.

¿Tiene usted molestias cuando mantiene relaciones sexuales?

¿Hay algún problema con esto, Conchi?

Es que no sé...

No recuerdo cuándo fue la última vez...

que tuve relaciones.

En cualquier caso,

el tratamiento solo sirve para aliviar los síntomas.

No para combatir la causa.

Es un proceso autolimitado y se cura por sí solo en pocos días.

¿Y ni siquiera con antibióticos?

Los antibióticos no te van a hacer nada.

¿No me está tomando el pelo, doctor? -Imanol.

-¿Cómo es posible que una enfermedad como un catarro no tenga cura?

¿Qué hay de todas esas cosas de la tele?

Todas esas cosas de la tele te van a anunciar antigripales

que te curan inmediatamente.

Y como mucho te van a aliviar los síntomas temporalmente.

Y a veces, ni eso.

Ya te dije que no teníamos ni que venir.

Nuestra abuela nos hubiese dicho lo que hacer.

-No, no, no. A ver, has hecho bien en venir.

Seguramente tu abuela te habría hecho una sopa

que te habría venido muy bien. Sí.

Pero te voy a decir más.

Hay mucha gente que viene como tú, con una simple gripe,

y luego resulta ser algo mucho más complicado.

Por suerte, no es tu caso.

Aparte de tomar vitamina C, podemos hacer otras cosas,

como guardar reposo, beber mucha agua,

tomar infusiones con miel y limón,

o hacer lavados nasales con agua salada.

-Mira, voy a ir al partido sí o sí. ¡Es que no me pasa nada!

-Tienes que hacer lo que te dice el médico.

Ve a casa, descansas. Haz reposo.

Total, si vas al campo, no vas a jugar.

-Eso es lo que tú quisieras.

-Venga, vale, campeón. Lo que tú quieras.

-Vale, pero miente al entrenador.

-No haré eso. Soy el capitán del equipo.

-El capitán... ¿Te puedo hacer una pregunta?

-Dime.

-¿Quién siempre salva los partidos con sus goles?

¿El capitán o el niñato de la gripe?

-Cuando estás sano, no hay nadie mejor que tú.

Lo sabré yo bien.

Pero hoy tú no vas a jugar.

Ya que estás aquí, mírate la pierna esa.

-A ver, yo tengo mucho que agradecer a mi hermano.

Él fue quien me descubrió.

Y me enseñó a hacer casi todo lo que sé de fútbol.

Pero lo que vino después le ha afectado bastante.

Él era el mediapunta titular de su equipo hasta que entré yo.

Por eso pasó a posiciones más defensivas

o directamente al banquillo.

(Música)

Una dermatóloga toma una muestra a Conchi para hacerle una biopsia

y descartar que sus síntomas se deban a un carcinoma de vulva.

Bueno.

Conchi, te voy a poner un tratamiento con corticoides potente, ¿vale?

Va a mejorarte bastante los síntomas.

Y también sería conveniente hidratar la zona con aceites.

A ver, Conchi, ¿qué ocurre?

Que no me gusta hablar... de estas cosas...

con nadie.

Y menos con un hombre.

Pero si no habla de estas cosas con su ginecólogo,

¿con quién las va a hablar? Si sé que tiene razón, pero...

Pero vamos, que...

a Juan no le pienso decir nada. Ni muerta le cuento esto.

Eso es decisión suya.

Pero acépteme un consejo como profesional, ¿eh?

Cuando hay problemas en las relaciones sexuales,

lo mejor es compartirlo con el otro.

Y afrontar y solucionar esos problemas juntos.

Claro, es que eso es muy fácil decirlo.

Pero muy difícil hacerlo.

(LLAMAN A LA PUERTA)

Hola.

Oye, Molina, ¿has visto a Natalia?

¿Hay algún problema?

No, pero quería hablar con ella por si el hospital puede hacer

un pedido de ácido hialurónico.

¿Te vas a quitar las patitas de gallo?

No, no soy tan viejo. Es por una paciente.

No sabía yo que en este hospital hacíamos ese tipo de arreglos.

A ver, Molina, que ya sabes que el ácido hialurónico

sirve para muchas cosas. Las últimas investigaciones...

Lo sé, lo sé. Sé que lo estáis aplicando a ginecología.

Deberías leer los últimos artículos publicados.

(RESOPLA) Voy a mil, Landó. No estoy para leer artículos.

Yo solo leo cosas muy importantes.

Bueno. Ya busco yo a Natalia, a ver si doy con ella.

(RÍE) Chao.

(Música)

Días después de su primera consulta,

Imanol regresa al hospital recuperado de su resfriado,

pero con un dolor agudizado en su rodilla derecha.

Hola, muy buenas. -Hola.

-Teníamos cita con el doctor Blanco. -De acuerdo.

Vais a pasar por allí, a Triaje, y le voy a avisar.

-Vale, gracias. -De nada.

-Imanol se ha ido recuperando de la gripe.

Aquel día quiso jugar, y el entrenador le amenazó

con ponerle una sanción si seguía insistiendo.

Ha estado recuperándose, haciendo rutinas básicas y ejercicios...

Hasta hoy, que no pudo con el entrenamiento.

¿Y desde cuándo tienes ese dolor?

Ya me dolía la última vez que vine.

¿Y por qué no dijiste nada?

No sé, con la gripe me dolían todas las articulaciones. Y no caí.

-Tampoco caí yo, doctor.

También hemos venido porque el míster ha dicho que, para poder jugar,

necesita un papel médico. ¿Te ha visto el médico del equipo?

¿Médico? Nosotros somos de tercera, doctor.

Muy pocos equipos tienen médicos.

Vamos a los entrenamientos en transporte público,

nos compramos nuestra equipación y...

Los partidos son auténticas batallas campales.

-Claro, por eso me duele la pierna.

Como soy tan difícil de parar en ataque,

van a lo fácil y me clavan los tacos.

-Los jugadores como nosotros no podemos dedicarnos

plenamente al fútbol.

Tenemos que compaginarlo con otro trabajo.

Cualquier chaval en un parque juega con balones mejores

que los nuestros. Las subvenciones son insuficientes,

el arbitraje deja bastante que desear...

Incluso se han dado casos de amaños y todo.

Si a mi edad sigo pateando balones a este nivel es porque...

Yo qué sé por qué... No lo sé.

A ver, en principio no se aprecia ningún daño.

Aun así, vamos a hacer una radiografía de la zona,

porque si hay algo, lo vamos a encontrar.

Y lo curará, ¿no? -Qué pesado eres, Imanol.

Eso espero, curarlo. De momento, voy a avisar a Rayos.

(Música)

Varios días después de su primera visita,

Conchi vuelve para recoger los resultados de las pruebas.

Ya estás aquí, cariño. Si no te importa, te espero fuera,

que los hospitales dan un mal rollo de la leche.

¿Vale? -Vale.

-Espero que no sea nada, ¿eh?

¡Bombón, que eres un bombón! ¡Leona! ¡Leona!

-Cállate, que te van a oír. -¿Y qué me van a oír?

Como encuentre una habitación vacía, nos van a oír, pero...

¡Pero bien! ¡Pero bien nos van a oír! ¡Ay, como vaya!

Bueno, cuénteme, ¿cómo se encuentra?

Bueno, me encuentro un poquito mejor. Tengo menos molestias,

y creo que me siento un poquito más... hidratada.

¿Y?

Que he intentado mantener relaciones con mi pareja, con Juan...,

pero imposible porque me dolía muchísimo.

Bueno, no se preocupe, porque tampoco es de extrañar.

Tenía usted la zona muy afectada.

El problema es que Juan anoche bebió más de la cuenta,

y, claro, yo le he dicho que hemos pasado una noche toledana.

¿Cuándo cree usted que...?

Verá. Vamos a confiar que con el tratamiento

vaya evolucionando mejor ahora que ya sabemos lo que tiene.

De hecho, quería comentarle los resultados de...,

de la analítica y de la biopsia.

Por un lado, la analítica descarta cualquier enfermedad autoinmune.

Es buena noticia.

Y la biopsia descarta también que se trate de un cáncer de vulva.

Pero por otro lado, la biopsia también confirma

lo que me comentó la dermatóloga,

y es que tiene usted una enfermedad inflamatoria crónica de la piel.

Concretamente, un liquen escleroatrófico vulvar.

El liquen escleroatrófico es una enfermedad

de origen desconocido.

Se da con más frecuencia en mujeres de edad avanzada,

y su único tratamiento es controlar los síntomas y frenar su evolución.

(Música)

A Imanol, el joven futbolista,

se le está realizando una radiografía

para determinar la causa de su dolor en la pierna derecha.

La radiografía ha mostrado una lesión de muy difícil valoración

en el extremo de la tibia que está en la zona de la rodilla.

Para descartar un derrame o una lesión grave,

le haremos una ecografía.

Y en función de lo que veamos, procederemos en consecuencia.

¿Ve algo raro, doctor?

No. Hay un derrame o una inflamación

que no me dejan interpretar bien lo que hay.

A ver, el objetivo de la eco era encontrar una pista inmediata.

Pero vamos a tener que hacer una resonancia magnética.

No será un tumor, ¿no?

Puede ser, pero también puede ser una fisura

o una fractura patológica.

Bueno. Te voy a limpiar aquí un poquito.

Le hemos realizado a Imanol una resonancia magnética nuclear

de la rodilla, donde hemos visto una tumefacción

de las partes blandas de la tuberosidad de la tibia.

Y esto nos ha confirmado el diagnóstico.

Todo parece indicar que se trata del síndrome de Osgood-Schlatter.

¿Quieres que lleve a los hermanos a tu consulta ya?

Sí, por favor. Vale.

Gracias.

Bueno.

Le cuento. Los síntomas del liquen escleroatrófico vulvar

son muy parecidos a otros tipos de problemas ginecológicos.

Como pueden ser sequedad vaginal, hongos o candidiasis.

El problema es que a veces se confunden.

De ahí que es muy importante establecer un diagnóstico

para luego poder establecer el tiramiento.

Pero ¿tiene cura? No, no se cura.

No se cura porque es una enfermedad crónica que aparece por brotes.

Lo más que podemos hacer es ir frenando la evolución,

¿de acuerdo?, con el tratamiento.

Pero sí es importante dos cosas.

Primero, evitar que la piel se lesione,

y luego, controlar la evolución

para evitar que se produzca un cáncer.

En los casos más graves y de larga evolución,

este tipo de liquen puede incluso llegar a fusionar

el clítoris y los labios.

También puede desencadenar afecciones malignas

como un cáncer de vulva.

Por eso es muy importante controlar la enfermedad

una vez tengamos establecido el diagnóstico.

(SUSPIRA) ¿Por qué me está pasando esto?

Ahora que empezaba a levantar cabeza, mi relación con Juan...

Verá, Conchi.

El origen de esta enfermedad se desconoce.

Sí se sabe que está relacionado con una alteración

del sistema inmune,

pero ahora lo importante es no perder el ánimo.

Porque lo hemos diagnosticado a tiempo

y no ha evolucionado en un cáncer.

Además, como ya le dije,

existe el tratamiento con ácido hialurónico.

Y el hospital ha pedido ya una partida.

Así que, en breve, la llamarán para comenzar con dicho tratamiento.

¿Cómo me puede pasar esto a mí?

-¿"Osgu" qué?

Es una hinchazón dolorosa de la protuberancia

que está en la parte superior de la tibia,

justo debajo de la rodilla.

No me has dicho nada que no sepa, salvo ese nombre raro.

Lo de la hinchazón en la rodilla lo sabía antes de venir.

Esta protuberancia se llama espina tibial anterior.

Y seguramente está causada por pequeñas lesiones en la rodilla.

Se ha sobrecargado demasiado

antes de haber terminado la etapa de crecimiento.

Esta lesión es muy típica en adolescentes que hacen deporte.

Como fútbol, baloncesto, voleibol y gimnasia.

El cuádriceps es un músculo grande y fuerte situado en la parte frontal

superior de la pierna.

Que cuando se contrae endereza la rodilla.

Cuando este músculo se utiliza demasiado

en una etapa de crecimiento del niño,

puede provocar hinchazón, irritación y causa dolor.

El tratamiento en general es conservador y sintomático.

Sí, y seguro que son cosas que ya sabes.

Como relajar la articulación, cuidado con los ejercicios bruscos,

ponerte frío local no más de 15 minutos,

y si te duele, te tomas un analgésico.

Y por supuesto, Imanol, tendrás que parar la práctica deportiva.

Eso quiere decir lo que yo supongo, ¿no?

-¿Lo preguntas porque te alivia o porque te preocupa?

-¿Cómo? -Que ya me sé tu jugadita.

Yo reposando, y tú titular en cada partido, ¿no?

Si la titularidad de tu hermano depende de tu enfermedad,

creo que va a jugar bastantes jornadas.

Pero ¿cuánto tiempo? Pues entre 8 y 12 semanas.

No puede ser, me perdería lo que queda de temporada.

A ver, Imanol, sé cómo te sientes. ¿Cómo vas a saber cómo se siente

alguien que se deja la piel en cada entrenamiento?

He tratado a varios deportistas.

Les he visto salir de la nada, luchar, esforzarse, triunfar,

engañar a los demás, engañarse a sí mismo...

De ti depende perderte lo que queda de temporada

o tu carrera entera.

Es que... Es que no lo entiendes.

Si el equipo sube a Segunda B y yo no estoy jugando,

pierdo el tren. Fichan a otro.

A estas edades, la estructura ósea donde se ancla el tendón

aún está por madurar.

Y no es lo suficientemente compacta como para soportar el sobreúso

a los que los niños futbolistas lo someten.

La detección precoz es fundamental.

Ya que, cuanto más tiempo estén jugando

y entrenando con dolor, más lenta será su recuperación.

Conchi.

¿Qué hace aquí? ¿Ha hablado ya con Juan?

No. No soy capaz.

Le he dicho que me tienen que hacer pruebas y...

que ya me darán los resultados.

Pero nada más.

Y aparte de eso, es que llevo todo el día aquí,

dándole vueltas, y no recuerdo la última vez

que lo hice con mi marido.

(Música dramática)

Verá, Conchi, no hay que precipitarse.

Y tenemos que confiar en el tratamiento.

¿Y usted cree que...

ese ácido va a funcionar?

Bueno.

Es cierto que la terapia con ácido hialurónico

se está aplicando en ginecología desde hace muy poco tiempo.

Pero la verdad es que está dando muy buenos resultados.

De hecho, la dermatóloga que la atendió el otro día

es una experta en ese campo.

Así que vamos a confiar.

Las inyecciones de ácido hialurónico pueden realizarse en la zona externa

para mejorar el liquen,

y en la zona interna para combatir la sequedad vaginal.

Se realizan con anestesia local en espray,

más o menos en tres sesiones separadas entre tres y cuatro meses.

Y desde entonces, en intervalos un poco más largos,

en función de la evolución de la paciente.

-Saúl.

¿Estás bien?

-No, no estoy bien.

¿Cómo puede hablarme así? Con todo lo que me desvivo por él.

¿Cómo puede pensar que me voy a alegrar porque esté enfermo?

No sé.

Tiene la capacidad de sacarme de quicio.

-Ya. Conozco esa sensación.

-¿Tienes hermanos? -¡Sí! Claro que tengo hermanos.

-¿Se curará?

-Pues mira, las causas de este síndrome no se saben.

Pero es verdad que los enfermos mejoran con el tratamiento,

que es siempre sintomático.

Pero eso sí, hay que ser disciplinado.

-Ya.

(Mensaje)

-Tengo que irme. Es el doctor Blanco.

-Gracias.

-Ánimo.

-Hola, míster.

Sí, sí, seguimos aquí.

No. La verdad que...

buenas noticias no son.

-¿Ya han salido las pruebas? -Sí.

-¿Qué te han dicho? -Pues nada,

que tengo algo que se llama "escle" no sé qué.

-Pero ¿no es grave? -No, no es grave, es una tontería.

-Ah, bueno. ¿Y qué más? -Pues me han puesto un tratamiento.

-Ah, pero ¿es que te molesta? No lo sabía.

-Un poquito, pero... Que no tiene importancia, ¿sabes?

-Oye, cariño, que si tenemos que esperar para...

-Que no tiene importancia, que estoy bien.

-¿Seguro? -Que sí.

Además, supongo que querrás repetir lo de la otra noche, ¿no?

-Vámonos.

(LLAMAN A LA PUERTA)

Hola. Mira, te traigo los últimos artículos publicados

acerca de la aplicación del ácido hialurónico

fuera de la estética. Artículos. Muy bien.

También te digo que hoy cualquiera puede escribir un artículo, Landó.

Cierto, pero estos están firmados por verdaderos especialistas.

Sorprendido, ¿no?

¿Martínez Haro?

Pues ya te digo que lo leeré atentamente, sí.

Aunque esto de las modas médicas... No son modas, Molina. Son avances.

Lo que me recuerda que en la medicina

los prejuicios no sirven para nada. Ahí te los dejo.

¿Y esperas que me lea todo esto? Pero... ¡Landó!

-A ver, ¿esto tiene cura o no?

Estará completamente curado cuando acabes la fase de crecimiento.

Aun así, te podemos dar un tratamiento adecuado,

y notarás una mejora notable. Y podrás seguir jugando.

Ahora le diré a Pepa que te lleve a ver a Marta Palacio.

Es nuestra fisioterapeuta.

Ella te marcará las pautas de ejercicios

y las fases de recuperación.

Y otra cosa.

Verás, la mayoría de los padres traen aquí a sus hijos

cuando ya es tarde.

Cuando llevan muchos meses forzando la rodilla

y con dolores intermitentes.

Y esa enfermedad se puede hacer crónica.

Pero en tu caso, gracias a tu entrenador,

y a tu hermano, lo hemos cogido a tiempo.

(Música)

Conchi ya ha comenzado con el tratamiento de inyecciones

de ácido hialurónico que le recomendó el doctor Landó.

¿Qué tal ha ido la primera sesión? Creo que un poquito mejor.

Lo único, es que todavía siento molestias en...,

en el momento de...

Pero también hay que tener en cuenta que es la primera, ¿no?

Pues claro que sí.

Además, si con una única sesión ya nota mejoría,

pues tendremos que seguir confiando en el tratamiento.

Para nosotros los médicos,

los genitales son otra parte más del organismo.

Por eso, si tiene molestias,

por muy extrañas o vergonzosas que le parezcan,

por favor, no dude en consultar con su médico.

Él sabrá cómo ayudarle.

De todas maneras, yo he estado pensando

en todas las cosas que me ha dicho sobre el pudor

y el hecho de hablar con los médicos de nuestras cosas,

y creo que a partir de ahora voy a ir a por todas.

Si tengo que hacerme revisiones me las hago, y todo eso.

Porque debería habérmelo hecho antes.

Conchi, ¿le podría pedir un favor?

Ay.

(Teléfono)

Sí. Sí, un momentito.

Es Juan, que me está esperando fuera.

¿Habló ya con él de su problema? No. Todavía no.

Bueno, bueno. Vaya, vaya. ¿Sí?

Sí, sí. Vale.

Las revisiones ginecológicas que una mujer sana debe realizarse

son, desde el inicio de las relaciones sexuales,

citologías de cérvix para prevenir el cáncer de cuello de útero.

A partir de los 50 años, mamografías cada dos años.

Las citologías empiezan dos separadas durante el primer año,

y a partir de ahí, cada tres años.

Siempre y cuando no aparezcan factores de riesgo.

(Música)

Tras consultar con la fisioterapeuta del hospital,

Imanol ya tiene asignada una rehabilitación

para hacer frente a su síndrome de Osgood.

Bueno, al final lo del reposo no va a ser tan radical.

Vas a poder nadar, vas a poder montar en bici...

Lo importante es que esto no se convierta en algo crónico

y que no acabes en el quirófano.

-Si lo de la bici y eso está muy bien,

pero mi pasión es jugar al fútbol.

Y echaré de menos esos partidos con la gente y hasta con mi hermano.

Aunque, bueno, casi mejor,

porque debe tener ganas de romperme las piernas.

-Y con razón, ¿no crees?

A ver, vosotros os queréis. Eso es evidente.

-Pero como todos los hermanos.

-No te creas. Tú tienes mucha suerte.

Mira quién está ahí.

-Hola. -Hola.

Vengo del fisio.

-¿Qué te ha dicho?

-¿Quieres que te lo cuente de camino al club?

Tengo que hablar con el entrenador. -Ya lo he hecho yo.

-Me imagino que le habrás dicho que estoy acabado, ¿no?

¿Qué es esto? -Léelo.

Es tu contrato de renovación. Acaban de enviármelo.

He hablado con el míster, y él ha hablado con el presi.

Ascendamos o no, te quedas con nosotros.

Porque gracias a tus goles estamos donde estamos.

-Gracias.

-Y por cierto,

ser un buen jugador no es solo meter goles y hacer regates.

Es aprender y madurar como persona.

Espero que esto te haya servido para ello.

Así sí que vas a ser un buen jugador, macho.

Que muchos equipos grandes, cuando te quieran fichar,

que paguen bastante. ¡Mucha pasta!

-Que lo siento, ¿vale?

Muchas gracias por todo.

-Hola, cariño. -Hola.

-Tenemos que hablar. No puedo esperar más.

Teníamos que haberlo hecho hace tiempo, pero es que...

es un poco delicado. -Sí, tenemos que hablar.

-Sí, yo lo siento, de verdad. Tenía que haber sido yo

el que tenía que habértelo explicado. -No, tenía que haber sido yo. Ven.

-Mira, yo te agradezco tu comprensión,

pero esto es una cosa cien por cien mía, cariño.

-¿Cómo va a ser cosa tuya cien por cien? Si es algo físico.

-Ya lo sé, ya lo sé. -Se llama liquen esclero no sé qué.

-Que no, que se llama Peyronie, que lo he vi en Internet.

-¿"Peroní"? ¿Cómo que "peroní"? ¿Eso qué es?

-Bueno, pues me da un poquito de corte...

Y más estando aquí donde estamos, pero...

Pero sí, tengo un problema llamado Peyronie.

Provoca tejido cicatricial en el...

Bueno, en el pene, y hace que se me curve.

Mi caso no es muy grave, pero...

cuando tengo erecciones, me duele una barbaridad.

Por eso me emborraché la noche que pasé con Conchi,

y me alegré cuando me dijo que había salido tan bien, porque...

Bueno, no, no. Es que me da vergüenza.

-Qué mono. ¿Entonces por eso te tomaste esa copita?

-Sí. Pero ahora que estamos teniendo más encuentros,

es que no puedo más. Me duele muchísimo, cariño.

No sabía cómo contártelo. Y tampoco me puedo emborrachar todos los días.

-Pero si a mí también me dolía un montón,

pero no quería decepcionarte.

-¿Pero cómo decepcionarme, mi amor? -Pues sí.

-Mira, cariño, hacer el amor está muy bien pero lo mejor eres tú.

Estoy muy feliz de tenerte en mi vida.

-Qué lindo.

¿Sabes lo que vamos a hacer? -¿Qué?

-Mira, tú vas a empezar con tu tratamiento...

-Vale. -Y yo seguiré el del doctor Landó.

Y lo demás irá surgiendo como sea. -Pues me parece estupendo.

-Hay mil maneras. -Claro que sí.

-Pues ya está. -Venga, vámonos.

-Venga. ¡Ay! No, espera.

Me dijo el ginecólogo que tenía que hacerle un favor.

-¿Qué favor? -No sé.

Me esperas un momentito y ahora vuelvo.

-Yo te espero aquí. Venga. Hasta ahora, amor.

-El doctor Landó se ha portado estupendamente conmigo.

Es más salado que las pesetas.

De él he aprendido que las cosas que nos pasan hay que contarlas

con la mayor naturalidad del mundo. Que no pasa nada.

Por eso, si él me ha pedido un favor, por supuesto que se lo hago.

Pero, ¡chist!, no vayáis a pensar mal, ¿eh?

(Música)

Conchi, muchas gracias por contarle al doctor Molina su experiencia.

Además, él está muy interesado en los avances del ácido hialurónico

en nuestros nuevos campos de la medicina.

Sí. Por supuesto.

-Todo por el bien de los pacientes, por la mejora,

y por el avance de la medicina. -Claro, por supuesto.

-Además, estoy segura que ese ácido del que habláis

va a dar mucho que hablar.

Se van a poder hacer muchas cosas con él.

-Seguro.

Bueno, pues no la molesto más. Nada.

Muchísimas gracias. Y la veo en la próxima sesión.

A usted. Venga. Hasta otro día.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Centro médico - 11/04/18 (1)

Centro médico - 11/04/18 (1)

11 abr 2018

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas.

ver más sobre "Centro médico - 11/04/18 (1)" ver menos sobre "Centro médico - 11/04/18 (1)"
Programas completos (1062)

Los últimos 1.075 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios