www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.8.0/js
3940284
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 10/03/17 (1) - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por accesibilidad TVE.

Hazme caso: tienes que presentar tu candidatura.

Tu destitución ha sido totalmente injusta y lo sabes.

Después de la huelga contra mí y mis políticas de austeridad,

dudo mucho que pueda convencer a nadie.

Mira: cada vez hay más gente

que sabe que todos estos no van a arreglar nada.

¡Aaah! - ¡Ah!

¿Estás bien? -¡Ays! ¡Au!

Arriba.

Pero ¿por qué no pones un cartel de que estaba fregado?

Perdón, perdón, lo iba a poner, pero se me ha olvidado.

¡Ah! ¡Lo que faltaba!

¡¡Un celador!! ¡Un celador!

¿Qué pasa? -Tiene el pulso acelerado.

Vale. Un segundo. ¿Me dejáis, por favor?

sí. -sí, claro.

A ver... Hola, ¿cómo te llamas? -Sonia Ramos.

Sonia, ¿tienes alguna enfermedad en el hígado? -No. Tengo anemia.

¿Anemia? ¿Qué tipo de anemia?

No sé. No sé.

Venga, a Reanimación, por favor.

Venga, vamos. -Amaya...

Deberías dejar que te explorara.

No. Estoy bien. Tengo mucho trabajo.

Serán cinco minutos nada más.

No hay hematomas pero supongo

que sabrás que tienes un emangioma cutáneo al final de la columna.

El emangioma es una mancha entre rojiza y morada

que suele producirse por la dilatación

y acumuló anormal de vasos sanguíneos en la piel.

Normalmente estas lesiones

suelen aparecer en los primeros meses de vida.

Mira.

¿Lo ves por el espejo?

Pues eso no es de nacimiento.

¡Vaya golpe! ¡Lo que le faltaba a mi espalda!

También he visto que tienes escoliosis.

Sí. Esa sí es de nacimiento.

Cada vez tengo la columna más desviada.

Pues la verdad es que sí.

Deberías hacerte unas radiografías para descartar lesiones óseas

tras la caída.

Y de paso hacerte un nuevo control de la escoliosis.

Tengo mucho trabajo.

Y más que voy a tener, convenciendo a la gente

para que vote a Mendieta para que esté en la comisión gestora.

¿Mendieta se presenta? - Todavía no.

Pero le voy a convencer. Muchas gracias.

Minutos después de haber sufrido un desmayo, Sonia,

del servicio de limpieza del hospital,

es atendida en Reanimación y Diagnóstico por la doctora Ortega.

Es decir, Sonia, tienes el bazo aumentado de tamaño.

¿Y eso es muy grave?

Hay que controlarlo, ¿vale?

Porque el bazo puede llegar a romperse y eso es muy peligroso.

Te voy a hacer una ecografía abdominal.

¿Esto es la primera vez que te pasa?

No. En México me tuvieron que ingresar. -M-hm.

Me hicieron transfusiones de sangre, pero nunca me dijeron qué tenía.

Vale.

Pero ¿entonces no has venido a ningún hospital en España todavía?

No. Llevo tres meses aquí. -Mm.

Mi prima me consiguió el trabajo en el hospital.

Estoy de prueba, no puedo fallarle, doctora.

A ver, yo entiendo que tu situación es complicada, Sonia.

Pero es que puede ser más complicada aún para tu salud.

¿Tienes antecedentes familiares importantes?

Sí. Mi hermano murió por una enfermedad en la sangre.

Ajá.

Y el otro tiene la misma enfermedad que yo, y mis padres están sanos.

Vale. Paula. -¿Sí?

Necesito que le den prioridad a sus análisis en el laboratorio,

¿de acuerdo? -Vale.

Y un hueco en Rayos. Necesito una radiografía de tórax también.

Aquí tienes toda la documentación que justifica lo que hiciste

para que no cerraran el hospital. -Ya.

Pero para la gente esto no son más que... Recortes.

Recortes que evitaron el cierre del hospital.

Al menos déjame tantear que,

que vea cuántos apoyos tenemos entre los médicos.

Díaz, escucha. Te agradezco el apoyo incondicional.

Pero lo que deberías hacer es irte a casa y descansar. -Ah, no.

Ahora lo importante es el hospital.

Tres personas dirigiendo este hospital. Álvaro, es un recochineo.

Bueno, y gracias por vuestra confianza.

Ya sabéis que si salgo elegido representante de la comisión gestora,

una de mis prioridades será invertir en la investigación contra el cáncer.

Javier. -¿Sí?

¿Tienes un momento? -sí. Gracias.

Perdonad. -Hasta luego, gracias.

Vente conmigo. -¿A dónde?

No te vas a creer lo que estoy viendo. Ven.

Cuéntame. Pero cuéntame, no me dejes así.

Compañeros, supongo que muchos de vosotros os preguntaréis

por qué me presento a estas elecciones,

después de la huelga que se convocó con el único fin de destituirme

como director.

Pues claro que nos lo preguntamos.

Bueno, de todas formas tranquila, porque él no tiene nada que hacer.

Pues yo no estaría tan seguro.

Tiene presidenta del club de fans.

Pues bien: el motivo es que creo sinceramente

que os puedo demostrar que todavía tengo muchas cosas por hacer.

No, por favor: más cosas no.

¡Uy, tengo que volver al laboratorio!

Ya me contáis lo que le queda por hacer.

En estos momentos la doctora Díaz Álamo os está repartiendo

unas copias del balance económico anual.

Balance que demuestra que los recortes

que implanté durante mi gestión,

eran imprescindibles para evitar el cierre del hospital,

¡nuestro hospital! -¡Ah!

Disculpe, Mendieta.

¿Y con esto se conseguirán los objetivos que propone?

Eh, sí. Bueno, haremos todo lo posible, ¿de acuerdo?

Como lo hemos estado haciendo hasta ahora.

Hola, Toño. -Hola Ortega.

¿Tienes los resultados de Sonia? -sí.

Aquí los tengo. Toma. -Gracias.

¿Qué crees que puede ser?

Pues hombre, tiene toda la pinta de una anemia falciforme.

Supongo que por eso el bazo no para de aumentar.

Vale. Gracias. -Chao.

¡Hombre, Ortega!

Un poquito grosero por tu parte, ¿no? Lo de irte a mitad de mi discurso.

Pues hombre: entre pasar por ser maleducada y atender a un paciente,

sinceramente, me quedo con la primera opción.

Además, conozco tu discurso y no me convence.

Ya. ¿Qué tal? ¿Cómo está la chica de la limpieza?

Pues en ello estaba.

Creo que puede ser una anemia falciforme.

Porque el bazo está agrandado. -sí, sí, sí. Tiene sentido.

Las células falciformes tienden a acumularse en el bazo.

Pero deberías confirmarlo con el test de "Cycling".

¿No me digas? Pues sí, pues sí. No se me había ocurrido, ¿eh?

Perdona, que voy a seguir trabajando.

Tras volver a tener un episodio de dolor en el mismo día,

la doctora Díaz Álamo está siendo sometida a una resonancia magnética

de la columna que explique la cojera que presenta en su pierna izquierda

y el fuerte dolor de espalda.

En la radiografía no se ven lesiones óseas en la columna vertebral

producidas por la caída.

Pero en la resonancia se aprecia una masa tumoral

que está comprimiendo la columna.

Por desgracia podríamos estar

hablando de algo mucho más grave que un mero traumatismo.

Paula. -¿Sí?

¿Mi paciente que estaba en Reanimación,

a la que le has sacado sangre, Sonia? -Eh, sí. Pues...

¿Dónde está? La habrán trasladado a planta, supongo.

Pero si yo no he autorizado el ingreso.

Bueno, voy a ver. Gracias.

Como ves, la masa tumoral parece la responsable

de tus dolores de espalda,

de que hayas perdido fuerza en la pierna izquierda

y de que tu escoliosis esté empeorando.

¿Me estás escuchando? -Sí.

(Llaman a la puerta) Sí. Pasa.

Hola. Venía a ver cómo está la doctora.

Pues no me están dando muy buenas noticias.

Parece ser que tengo una masa en la columna.

Bueno, no lo sé con seguridad; pero por su localización,

justo debajo del emangioma cutáneo, podría ser un emangioma cavernoso.

¿Puedo echar un vistazo a las pruebas? -Claro.

Gracias.

A veces los emangiomas cutáneos y cavernosos están relacionados.

Y pueden aparecer en la misma zona.

sí, sí, sí.

Hay una masa tumoral en la médula que podría ser por una malformación

de los vasos sanguíneos.

Hay que extirpar la masa tumoral para aliviar la compresión

en la columna y bueno, y comprobar si es benigno o maligno.

¿Y si no me quiero operar? -No hay alternativa.

Ya has pedido mucha fuerza

y movilidad y podrías perderla por completo.

Y además, si la masa siguiera creciendo,

podrías incluso quedarte parapléjica.

Bueno, la operación también me lo puede provocar.

sí. Sí pero... Díaz, voy a hablar con el doctor Benítez. ¿De acuerdo?

Para que te opere él personalmente.

Es el mejor neurocirujano que tenemos.

Ha trabajado años con el doctor Castelo.

Eh, no, no, no. Ahora tu candidatura es lo importante. No.

Tengo además que reunirme con enfermeras

y celadores para convencerles de que tú eres el mejor candidato.

¡Díaz, Díaz!

Voy a hablar ahora mismo con Benítez.

Y voy a pedir todas las pruebas preoperatorias.

Gracias.

Nuria. ¿Tienes localizada en alguna habitación a Sonia Ramos, por favor?

No. No me aparece.

Entonces se ha ido.

Necesito su dirección, por favor, su teléfono... ¿tienes algo?

Solo tengo el teléfono de la empresa para la que trabaja.

Porque el hospital no contrata directamente la limpieza.

Vale. Pues aquí lo tienes.

Gracias.

Hola, llamo de Centro Médico.

Pregunto por la trabajadora Sonia Ramos.

¡No, no, no, no!

No ha habido ningún problema...

Es que he perdido una cosa y quería saber si ella lo había encontrado,

pero nada. Mañana le pregunto. Sí, sí. Muy bien, gracias.

Sé que para Sonia es muy importante mantener su puesto de trabajo

y yo no quiero decir nada que la perjudique.

Como su anemia no es una urgencia vital,

la llamaré en los próximos días

para que vuelva y poder iniciar las transfusiones de sangre

y confirmar que tiene anemia falsiforme.

Alejandro Martín. Puede votar.

Eh, perdón. ¡Sonia!

Ah, perdona, te he confundido.

¿Sabes si Sonia ha venido a trabajar hoy?

¿No? Vale, gracias.

Se celebran en el hospital las elecciones

para elegir a la comisión gestora que dirigirá el centro a partir de ahora.

Hola, mira, llamo de Centro Médico. Eh, ¿saben algo de Sonia?

No. Es que no ha venido a trabajar. ¿No les ha comunicado nada?

Entonces estoy segura de que le ha pasado algo.

Mira, soy su médico y ella está enferma.

Necesito que la localicen, por favor.

Y si me pueden dar la dirección y el teléfono, también.

Sí. Un segundo... Ajá. 95 y...

Vale. Vale, por favor.

Si la localizan, ¿me pueden, me pueden llamar a mí también?

Vale. Muchas gracias. Hasta ahora.

¡Ortega! -¿Sí?

¿No vas a votar?

Ahora es el turno de los médicos

para elegir a los miembros de la comisión gestora.

Ya he votado. Estaba allí la primera.

Perdona.

Pero sabes que no te puedes ir del hospital en horas de trabajo, ¿no?

¿Y tú sabes que ya no eres el director,

aunque todavía creas que sí?

Muchas gracias.

Oye, Anuc: me han dicho que Pepa está de baja. ¿Sí?

Vale, gracias.

¡Hombre, Díaz! ¿Cómo estás?

Pues ya ves: en mi mejor momento.

A punto de operarme de un tumor en la médula espinal.

Está un poco nerviosa, es normal.

Como para no estarlo, viendo a los candidatos

que se presentan a la comisión gestora.

Menos mal que hemos llegado a tiempo con Mendieta.

Me gustaría estar presente en el recuento de votos.

Claro, naturalmente.

Pasa tú primero, por favor. -Gracias.

Mucha suerte. -Igual.

Además, no va a ser fácil ¿eh?

Porque Clara me ha dicho que Pepa tiene todo el apoyo

del cuerpo de enfermería, lo cual es normal:

está haciendo muy buen trabajo con la asociación,

así que espero que su falta hoy no le reste votos.

La he visto a primera hora.

Ha venido a votar pero..., bueno,

ya sabes que los síntomas de su enfermedad hay días que...

Ya.

En fin. La he mandado a casa a descansar

porque necesitará toda la energía.

Si sale elegida y si tiene lidiar con Mendieta en la comision gestora.

Con Mendieta y contigo.

Mira: sea el que sea, por favor, que no sea Mendieta.

Hasta ahora. (Sirena)

Horas más tarde, la doctora Ortega vuelve al hospital en ambulancia.

Ha encontrado a Sonia tendida en el suelo de su casa inconsciente,

con fiebre y serias dificultades respiratorias.

Hola, mira. Estamos llegando a Centro Médico ya.

Sí, a dos manzanas. Necesito un TAC toracoabdominal de urgencia.

Por favor, sí, gracias. (Sirena)

¿Qué haces? Tienes que operarte.

No me voy a operar. He cambiado de idea.

A ver, el anestesista ya está en el quirófano. Y lo primero es tu salud.

Yo no estaría así si no hubierais contratado a esa limpiadora.

Por favor, eso es ridículo.

El tumor no te ha salido por la caída.

Seguramente al caerte te falló la pierna izquierda

a consecuencia del tumor.

Vamos, que la culpa es mía, ¿no?

(Arcadas)

Que venga alguien a la 210, a la 210.

A ver. Seguramente se ha mareado por el dolor de espalda.

Me duele mucho el pecho y no puedo respirar.

A Reanimación.

Electrocardiograma urgente.

Es posible que esté sufriendo un infarto. Venga.

Rápido.

Paula. -¿Sí?

-Necesito analítica urgente para hemograma,

pruebas de coagulación y grupo sanguíneo para las transfusiones.

Y muestra de sangre también para hacer el test

que confirme si tiene o no anemia falciforme. De acuerdo.

Ah, ah... ah. -Sonia. Sonia...

Ah, ah, ah... -¿Blanco?

¿A Díaz Álamo? Sí, sí. Voy para allá.

Id yendo, por favor. Ahora vuelvo.

Tras haberle realizado un electrocardiograma

a la doctora Díaz Álamo,

la doctora Ortega descarta que su colega haya sufrido un infarto.

Menos mal. Estoy, estoy mejor pero...,

me cuesta respirar y, y tengo palpitaciones.

Y la presion arterial muy elevada.

¿qué puede ser entonces?

Yo creo que puede ser una crisis de ansiedad.

¿Estás nerviosa, estresada...? -No.

Bueno, el tema de la operación la ha alterado un poco, como es normal.

No es eso. Es..., es que estoy muy centrada en las votaciones, nada más.

No entiendo cómo no podemos esperar 24 horas a operarme.

Pues sinceramente yo creo

que ahora mismo sí es conveniente posponer la operación.

Ya he avisado en quirófano.

De todos modos sería conveniente darle medicación

para estabilizar la presión arterial, ¿no?

Sí. Sí, sí. Y algún sedante también.

No. No necesito ningún sedante. -Mercedes, sí lo necesitas.

Primero para tranquilizarte, y luego para regular el ritmo cardiaco.

Mira, en cuanto acabe todo lo de las votaciones,

seguro que todo vuelve a su cauce y mi ritmo cardiaco también.

Mira, si tanto te preocupan las elecciones

como para posponer una operación, te mantendré informada. ¿M?

Ahora te llevarán a la habitación y te darán la medicación. ¿De acuerdo?

Sí. Yo tengo que volver quirófano.

Vale. Hasta ahora.

Luego te veo.

¡Javier!

Ha comenzado el recuento de las votaciones:

Por lo visto tú y Mendieta estáis empatados en primer lugar.

¿Mendieta?

Pero, por favor, ¿qué le pasa a la gente de este hospital?

Bueno, si te sirve de consuelo, detrás de ellos estamos Pepa y yo.

No, si me alegro muchísimo por vosotros.

Pero es que lo de Mendieta no lo entiendo.

Yo en cambio me lo temía.

Frrrr. a ver qué pasa mañana con los resultados.

Recemos, por favor, para que Mendieta no salga.

(Pitidos) (Pitidos más acelerados)

Hay que darse prisa. Está entrando en shock hipovolémico.

Sí. Tiene 8.5. -Vamos.

(Pitidos)

Horas más tarde, Sonia se recupera en la UCI

tras haber sufrido un shock hipovolémico

mientras le operaban del bazo.

Sonia, la cirugía ha ido bien. ¿Vale?

Lo que pasó es que, debido a la rotura del bazo,

entraste en shock hipovolémico.

Es decir, tu corazón no conseguía bombear suficiente sangre.

¡Dios mío!

NO sé ni cómo he llegado aquí.

Como no respondías, le pedí a tu vecina

que me dejara entrar en tu casa, y te encontré tendida en el suelo.

Usted es mi ángel de la guarda.

No te debiste marchar sin los resultados de la analítica de sangre.

Tu anemia puede ser una anemia falciforme.

Puede estar tu cuerpo produciendo glóbulos rojos anormales,

que pueden estar bloqueando los vasos sanguíneos.

En la anemia falciforme estos glóbulos rojos anormales

pueden llegar a bloquear órganos como el bazo o el hígado.

Que en lugar de que estos órganos aumenten de volumen

y puedan llegar a romperse.

Sonia: necesito que entiendas que tu vida ha estado en peligro.

Lo sé. Lo sé y le agradezco que me haya salvado la vida.

Ya me han dado otras crisis antes y no creí que fuera tan grave.

No puedo perder mi trabajo.

Tengo que mantener a mis padres. Y Cristina, Carlitos...

Dependen totalmente de mí.

Pero tu salud es lo más importante.

Ellos no pueden perderte, ¿vale?

Tienes que seguir ingresada para ir valorando

los niveles de hemoglobina en sangre

y también para ver si necesitas más transfusiones.

¿Quieres que avise a alguien para que esté aquí contigo, algún familiar?

NO. Yo estoy sola aquí. No tengo a nadie, doctora.

¿Podría avisar a mi prima?

¿A la empresa donde trabajo, a ver si no me han despedido ya?

Pero no te pueden haber despedido.

No pueden ser tan desalmados.

De todas formas, estate tranquila.

Yo te daré todos los justificantes médicos que necesites.

¿Vale? -Vale. A ver cómo...

Intenta descansar. ¿Vale? Hasta ahora.

Mendieta. ¿Nos disculpas un momento, doctor?

Dime.

Verás: la doctora Díaz no quiere operarse mañana...

Vamos, que está muy preocupada porque quiere que tú ganes las elecciones.

M. ¡Vaya!

Pues si ese es el motivo,

voy a hablar con ella ahora mismo que voy ganando.

Te acabo de superar en votos.

Pues si eso ayuda para que se opere mañana, me doy por satisfecho.

¿Vamos? -Por favor.

(Pitidos)

Hola.

Ya estoy..., estoy mucho mejor.

No tengo palpitaciones y no me duele el pecho.

Bien.

Bueno, contadme, ¿cómo van las votaciones?

Aquí nadie me quiere contar nada.

Pues parece que tu campaña ha merecido la pena.

¿Estás ganando? -sí, sí. De momento sí.

Deja que te haga una exploración rápida. ¿De acuerdo?

Vale. -Permiso.

Bueno; ya que parece que estás mejor y la noticia de Mendieta

te ha dejado más tranquila,

aprovecho para decirte

que te extirparemos el tumor de tu médula ósea mañana.

No. ¡Mañana no! Mañana son los resultados y no quiero perdérmelo.

NO creo que ese sea el problema.

Parece que estás buscando excusas para no operarte.

Eso es una tontería. Yo..., yo también soy médico.

Ya. Eres médico y una paciente que le da pánico el quirófano.

Te ha aumentado la respiración

y el ritmo cardiaco cuando te he dicho que iba a ser mañana.

Mercedes, si es así, deberías decírnoslo ya.

No es así.

¿Eres consciente de que si no te operas aumentarán los dolores

y seguirás perdiendo movilidad?

Escucha: estoy completamente de acuerdo con él.

Tienes que operarte cuanto antes.

¿Ahora tú también le apoyas, con lo que he hecho por ti?

Escucha: es por tu bien, ¿vale? -¿Y si no quiero operarme?

La operación me podría dejar paralítica.

No. Ya te he dicho que te va a operar el mejor. ¿De acuerdo?

Eso no me garantiza nada. Prefiero, prefiero esperar.

Blanco, ¿te importaría dejarnos solos?

Gracias.

(Pitidos acelerados)

A ver, cuéntame. ¿Por qué tienes miedo?

La doctora Ortega visita a Sonia,

que se recupera favorablemente de la operación del bazo.

Te cuento. Tengo los resultados del test.

Y es una enfermedad secundaria

como consecuencia de la mutación de un gen.

Y ¿cuál es el tratamiento?

Pues te voy a administrar hidroxiurea

para disminuir la severidad de las crisis, ¿de acuerdo?

Pero, para que tu cuerpo produzca glóbulos rojos sanos

y destruya los nocivos, solo hay una forma,

y es un trasplante de médula ósea.

Por eso te he introducido en la lista de trasplantes de médula.

¿Cuando será? -No te lo puedo confirmar, Sonia.

Normalmente se harían pruebas de compatibilidad a hermanos,

porque compartís los mismos genes de padre y madre.

Pero en tu caso, uno de tus hermanos falleció y el otro pues...,

tiene la misma enfermedad que tú.

Así es que hay que esperar a que aparezca alguien compatible contigo.

¡Dios mío! -Y eso no va a ser fácil.

Para posibilitar la localización de donantes de médula,

se han creado registros de donantes voluntarios

en los países desarrollados.

En España puede ser donante cualquier persona sana entre 18 y 55 años.

Cuantos más donantes de médula haya,

más posibilidades habrá de compatibilizarlos

con los enfermo que esperan.

Entonces, cuando consigan a alguien compatible conmigo, ¿me voy a curar?

Si no hay rechazo, sí.

Pero no hay garantía de éxito.

Es que no puedo estar enferma, doctora.

No puedo permitirme el lujo de estar enferma por mis hijos.

Sonia, lo siento. No..., no te puedo dar una solución mejor.

Y siento decirte que tus hijos

se tienen que hacer la prueba porque la enfermedad es hereditaria.

¿Cómo? -Lo siento, Sonia.

Mis hijos están en México.

No tengo dinero para traerles.

Además, cuando ayer hablé a la empresa donde trabajo,

me dijeron que habían recibido una queja de la doctora...

¿Qué doctora?

¿Díaz Álamo? ¿Esa doctora?

Que no superé el periodo de pruebas y... ya perdí el trabajo aquí.

Con el de servicio doméstico no me alcanza, doctora.

¿Qué voy a hacer?

Sonia. Estate tranquila, ¿vale?

Voy a intentar que recuperes el trabajo. -Gracias.

Pero es imposible. -Déjame a mí, ¿vale? ¿Confías en mí?

Sí. -Luego me paso.

Espera, para, para un momento.

Me alegra que hayas decidido operarte.

Mendieta tiene el don de con vencer a la gente.

Por eso va a ganar las elecciones.

Aunque, si tú ganas, tampoco lo harás del todo mal. -Gracias.

Asegúrate de que todo salga bien.

No me quiero quedar peor de lo que estoy, ¿vale?

Me aseguraré. Vamos.

Doctor. -¿Sí?

Perdón. Necesito que me firme el alta del paciente de la 316.

Sí.

Un día después de las elecciones,

un miembro del Comité Electoral informa al personal

del hospital de quiénes serán los tres integrantes

de la nueva comisión gestora.

Según el recuento definitivo de las papeletas,

la comisión gestora queda constituida por los siguientes miembros:

Pepa Monteoliva, Javier Blanco y Ramón Landó.

¡Bien!

¡Sí! (Aplausos)

Doctor... Enhorabuena.

Ya veremos si estás tan contenta

cuando tengamos que cerrar el hospital.

Eso no va a pasar porque ellos tres van a hacer un gran trabajo.

Ya lo veremos.

Venga, Pepa. Pues un besito. Adiós.

¡Enhorabuena! -¡Hola!

¡Qué bien, qué bien, qué alegría!

Oye, ¿y Blanco y Pepa por qué no están presentes?

Pues mira: acabo de hablar con Pepa

para darle la noticia y Blanco está con la doctora Díaz Álamo.

Pues mira.

Que, a propósito.

Estará muy cabreada habiendo perdido a su Mendieta.

Ya. De ella quería hablarte precisamente.

Te voy a hacer trabajar antes de celebrar tu victoria. Lo siento.

Soy todo oído.

Díaz Álamo ha presentado una queja contra Sonia, mi paciente.

La chica del servicio de limpieza. -M-hm.

Y necesito remediarlo. Es muy injusto.

Su situación es muy complicada.

Bueno, hagamos una cosa:

vamos a mi consulta y lo hablamos tranquilamente.

¡Qué gusto da hablar las cosas así, con dirección de nuevo, de tú a tú!

¡Oye! -Anda, vamos. Gracias.

Tras haberle extirpado el tumor de la médula espinal,

la doctora Díaz Álamo despierta de la anestesia.

¿Qué pasa?

No..., no siento nada. Mis piernas...

¿Qué haces ahí? ¡Vete, vete a llamar al doctor ahora mismo!

¡NO siento nada! ¡Vete a llamarlo!

¡Ay, mis piernas...! -¿Qué pasa?

Que no siento nada. ¿Qué habéis hecho?

Me habéis dejado paralítica.

No, no. A ver. -¿Qué me habéis hecho?

Te hemos extirpado el tumor sin problema.

No ha habido ninguna complicación en la operación.

Pero no siento... NO siento mis piernas.

Déjame que eche un vistazo. -Vale.

¿Sientes mis dedos? -No.

Cálmate. -¡Aah!

¿Qué haces?

Demostrarte que tienes sensibilidad en las piernas.

Solo que estás débil por la operación.

Entonces, ¿estoy bien?

Sí. Era un emangioma cavernoso, como imaginábamos.

La buena noticia es que es benigno.

Pero tendrás que guardar reposo absoluto durante unos días.

¡Ay, menos mal!

Tras la extirpación de un tumor medular,

además del reposo total para que cicatrice completamente la herida,

es necesario evitar esfuerzos y no sobrecargar la columna.

También es importante seguir una rehabilitación

para recuperar la movilidad, y tomar la medicación recetada por el médico.

Oye, ¡oye!

Dime ¿cómo van los resultados? (Llaman a la puerta)

Que te lo cuente él mejor.

¿Lo que le tengo que contar son los resultados de las votaciones?

Bueno, antes dime tú cómo te encuentras.

¿Yo? Yo estoy bien. -Mh. Una buena noticia al menos.

¿Has perdido?

Sí, sí. Los nuevos miembros de la comisión gestora serán:

la enfermera Pepa Monteoliva, el doctor Blanco y el doctor Landó.

Vale.

Cuando me recupere, voy a luchar

como una fiera para que ocupes el lugar que mereces.

Mercedes, te lo agradezco. Pero ahora tienes que centrarte en recuperarte.

¿De acuerdo?

Yo ya he perdido. Por poco pero, he perdido.

Bueno: esta derrota es una gran oportunidad. Todo llega.

Tú ten paciencia, ¿vale?

Los quiero muchísimo y espero verlos pronto.

(EN VOZ BAJA) -Hola.

Mis niños, les tengo que dejar.

Pásame a la abuela.

Entonces,

¿Carlitos y Cristina no tienen nada, no tienen fiebre ni nada?

Gracias.

Mamá. Un beso. Los quiero. Que Dios los bendiga. Chao.

Los echas mucho de menos, ¿verdad? -Mucho.

Y ahora me preocupa su salud,

sabiendo que pueden tener lo mismo que yo. -Lo entiendo.

Tengo una buena noticia para ti.

He hablado con los nuevos dirigentes del hospital

y te van a readmitir en la empresa.

¿En serio? ¡Gracias, mi ángel gracias!

De nada.

¡Ay! Así podré seguir ahorrando para traer a mis hijos a España.

De eso también quería hablarte.

He hecho una colecta en el hospital

y en 2 horas he podido conseguir 200 euros.

Si seguimos así, yo creo que en poco tiempo

conseguiré el dinero suficiente para traer a tus niños desde allí.

¡Ay! ¡Es el mejor regalo que me han hecho!

¿Puedo abrazarla? -Claro.

¿Habéis readmitido a la limpiadora después de lo que me hizo?

¿Y eso es empezar a gestionar bien el hospital?

Por favor: sabes que tu operación no ha tenido nada que ver con ella.

Y mira, deberías saber que Sonia tiene anemia.

Necesita un trasplante y es posible que sus hijos lo hayan heredado.

Vaya. Hay gente que está peor que yo.

Bueno, la doctora Ortega está organizando una recaudación

para intentar traer a sus hijos y hacerles un estudio genético.

¿Quieres colaborar?

¿Me alcanzas el bolso, por favor? -Claro.

-¡¡Ole...!

¡Venga, por el cambio! -Por el cambio.

Gracias. -Y por hacer cosas muy buenas.

Muy buenas, muy buenas. -Eso es.

Venga. -Bueno, oye...

Me alegro tanto... ¡Fuera Mendieta! -¿Cuál es la mía? Esta.

¡Fuera Mendieta, chicos, venga! -Fuera Mendieta.

La nueva era ha empezado. -Y por el cambio.

Venga. -Una cosita.

¿Sabéis que la doctora Díaz ha puesto 100 euros para lo de Sonia?

¿En serio? -No me lo...

Sí. -No me lo puedo creer.

Te lo aseguro. 100 euros.

Bueno, pues esto se merece otro brindis, por favor.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Centro médico - 10/03/17 (1)

Centro médico - 10/03/17 (1)

10 mar 2017

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas de los doctores.

ver más sobre "Centro médico - 10/03/17 (1)" ver menos sobre "Centro médico - 10/03/17 (1)"

Los últimos 514 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Irma

    Cuándo volveremos a ver esta fabulosa serie en Estados Unidos??

    11 mar 2017