www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4557977
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 09/04/18  (1) - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Mauricio Pons viene al hospital porque durante los últimos días

está orinando con mucha frecuencia.

Muchísimas gracias, guapa. -De nada. Adelante.

-Bueno, pues yo soy Rocío.

-Encantado, Rocío. Igualmente.

-Me ha dicho la enfermera que ha tenido usted

que esperar un ratillo. Yo le aconsejo que la próxima vez

puede pedir cita previa y así no tiene que esperar.

-Ah, no se preocupe. La enfermera era un encanto.

Y yo estoy jubilado. Así que tengo tiempo de todo.

Además, hace tantos años que no voy a un hospital...

Antiguamente tú llegabas, esperabas y te atendían.

Pero claro, ahora estas cosas yo no sé...

-Bueno, no se preocupe. ¿Qué edad tiene usted?

-Tengo 65 años. Bueno, los últimos 25 años muy bien llevados, ¿eh?

-Se le ve muy saludable. Pues ¿cuál es el problema entonces?

-Bueno, pues que hace un par de días que tengo que orinar

cada dos por tres.

-¿Y tiene algún tipo de molestia, picor o escozor cuando orina?

-No, no. Eso no. -¿No?

-¿Y el chorro se entrecorta? -No. No, no. No se entrecorta...

Es fluido, pero... Pero muy, muy flojito. Muy flojito, muy flojito.

Bueno, hay amigos que me dicen que lo mismo es próstata.

-¿Por qué? ¿Alguno de sus amigos es médico?

-Qué va. Son todos unos gañanes. Lo que pasa que me tienen envidia.

"¡Hombre! ¡Al fin un achaque; ya era hora!",

me decían ayer en la petanca.

(RÍE) Y es que los amigos me llaman "Ironman".

Soy un hombre afortunado. Estoy fuerte como un roble:

no tomo ni una pastillita, y hacía años que no pisaba un hospital.

-Si le soy sincera, cuando he visto el historial,

que estaba prácticamente vacío, yo pensaba que se trataba de un error.

-No. Bueno, quizá he perdido un poquito de peso...

-¿Porque no tiene apetito?

-Bueno, aparte del apetito, es que yo no paro

durante todo el día, ¿eh? Mira: tengo dos nietos de un hijo;

y una nieta preciosa, de otro.

Al colegio, recogerlos, llevarlos, pasear al perro, clases de tango,

club de lectura, pasear todo lo que puedo durante el día...

¡Ah! Estoy con una aprendiz que le estoy enseñando el oficio

para que siga con la empresa...

Bueno, y luego las cañitas y las tapas con los amigos.

Eso no me lo quita nadie, ¿eh?

-Vamos, que tiene usted una agenda que parece un ministro.

-Hombre, es que la vida hay que exprimirla, ¿no le parece?

-Pero bueno, digo yo que aparte de ser feliz,

de disfrutar de la vida, supongo que tendrá usted

algún que otro secreto para estar así de saludable.

-Uno pequeñito.

-¿Caramelos? -Mm.

Hasta los 40 años mi vida era muy diferente.

Yo trabajaba en unamultinacional y todo era, pues eso:

pagar las facturas, llegar a fin de mes, preocuparme por tal...

O sea: si no veía ni a mis hijos.

Hasta que un día... algo lo cambió todo.

Ana María, mi mujer, se murió.

(Música)

Valentina Ruiz ha acudido a Urgencias del hospital

tras empezar a sentir dolores abdominales.

A ver. Veo en el informe que tiene dolores abdominales.

¿Desde cuándo tiene los dolores? -Pues desde ayer por la tarde.

Pero bueno, ayer por la noche me dolía ya un poco más fuerte,

y esta mañana no he podido desayunar.

Que no creo que sea nada; pero que prefiero asegurarme.

-Muy bien. Pues pase a la camilla, que le voy a explorar.

-Vale. Pues a ver: la cosa es que dentro de un par de días

tengo una reunión importantísima con una empresa para cerrar un negocio.

Y es que, si la cosa sale bien..., ¡madre mía! Es que todo cambiaría.

La empresa dejaría de ser pequeña

para empezar a ganar beneficios de verdad.

Y no sé, tendría que contratar a gente, alquilar una oficina...

Todo, no sé. Pff, un pelotazo, de verdad.

-Vale. Fiebre no tiene.

-Pues espero que no sea nada; porque tengo una semana ajetreada

y tengo que estar a tope. -Ya, ¿tiene mucho trabajo?

-Sí. Es que hace poco que monté mi propia empresa

y me está yendo bien. -Pues qué bien.

Vale. Levántese el jersey y desabróchese un poco el pantalón,

que le voy a explorar el abdomen. -Sí. Vale.

Espero que no sea nada. Porque tengo una reunión superimportante

y no puedo faltar. -Bueno...

A ver...

-Por ahí. -¿Ahí molesta?

-Sí. -Bueno. Vale.

¿Y ha tenido antes dolores de estómago

o algún antecedente de interés?

-Mm... Bueno, algún susto con el corazón hace un tiempo.

Pero vamos, que me atendió la doctora Ortega, y muy bien.

Desde entonces tomo la medicación, vida sana y procuro no estresarme.

-Genial. ¿Y le han operado de algo?

-No. ¿Por qué? -Hombre, podría ser apendicitis.

Lo que pasa es que no tiene fiebre,

no tiene síntomas de infección y...,

y no parece que el dolor sea muy intenso.

Pero, por si acaso, vamos a realizar una analítica

y le vamos a dejar en observación con analgesia, si le parece.

-Vale.

-Ana María era un ángel: tan guapa, tan buena...

Siempre ayudando a los demás.

Una mañana me levanté, cabreado porque tenía que ir a trabajar,

como cada día, y nada, me fui al lavabo.

Y cuando volví, Ana María en la habitación estaba muerta.

Un aneurisma fulminante. -Vaya, lo siento.

-Pero tuve una revelación: decidí cambiar mi vida aburrida

en la multinacional, y montar una fábrica de caramelos.

-¿Caramelos? (ASIENTE)

Caramelos artesanales fabricados con técnicas centenarias,

el Willy "Wampa" ese de las películas.

-Sí. -Pero en plan castizo.

Mis hijos estaban contentísimos.

Iban a ser los niños más dulces de este país.

Ana María como que me iluminó.

Me hizo ver que aquello era el camino.

Y desde entonces, pues me hizo un poquito más feliz la vida.

-Es una historia muy bonita, la verdad.

Bueno, me alegra decirle que la exploración ha ido muy bien.

Lo único que, por los síntomas que tiene,

sospecho que tenga una hipertrofia benigna de próstata.

A ver, le explico: con el tiempo, la glándula se ensancha

y hace se obstruya el flujo de orina por la uretra.

-¿Y por qué orino tanto?

-Pues porque con el tiempo la vejiga, al verse sobrepasadas sus funciones,

no es capaz de vaciar del todo la orina.

De ahí la polaquiuria, que es el nombre técnico

que usamos para denominar cuando orinamos muchas veces.

-Pero esa poliu... como se llame, no será nada grave, ¿no?

-No. No tiene por qué serlo. La única mala noticia,

bueno, por llamarla de alguna manera, es que tengo que hacerle

un tacto rectal para verle el tamaño de la próstata.

-Lo que se van a reír mis amigos cuando lo cuente en el bar.

(Risas)

-El agrandamiento de la próstata o prostatismo

es una dolencia muy común que sufren muchos hombres a cierta edad.

A los 60 años de edad lo sufren el 50 % de los hombres,

a partir de los 85 años de edad este porcentaje sube al 90 %.

No solo es una dolencia muy común,

sino que puede ser totalmente inofensiva.

-Bueno, ¿cómo se encuentra? -Pues bien, igual.

La verdad es que antes tampoco estaba mal.

Es que que esto... me parece un poco excesivo, ¿no?

Además llevo ya tres horas tumbada.

-Bueno. Es que necesitábamos tener los resultados de los análisis

y ver cómo evolucionaba.

Me ha comentado Carlos que ha tenido náuseas...

-Sí. Sí, estoy un poco revuelta.

-Vale. Bueno, en principio en los resultados

no hay nada que llame la atención,

los leucocitos están dentro de lo normal,

pero yo quiero hacer otra prueba

para asegurarme de que no es apendicitis.

-Bueno, vale.

-La apendicitis es una inflamación del apéndice intestinal,

causada por una obstrucción del conducto interno del mismo.

Puede tener diversas causas y sentirse de diferentes maneras,

pero, si no se trata a tiempo, el apéndice sigue inflamándose

y puede llegar a romperse.

Es que, si lo es y no se trata, se puede extender la infección

por el abdomen y encontrarnos ante una peritonitis.

-Vale. Pero creo que está siendo un poco exagerada, ¿eh?

Es que tengo una amiga que la acaban de operar de apendicitis

y vamos, no se parece en nada a lo que tenía ella.

Ella no podía ni estar de pie. -Bueno, eso no tiene nada que ver.

Cada persona es un caso. Vamos a hacer una ecografía,

pero no se preocupe, que va a ser rápido, ¿de acuerdo?

-Vale.

Escúchame: se te olvida un pequeño detalle.

Cuando Salvador me cuenta su versión de la historia,

él no tiene ni idea de quién soy yo.

Y tampoco sabía mi relación contigo.

Lo cual creo que le da toda la credibilidad.

Ramón, es que yo te quiero a ti.

Escúchame. Berta, Berta, de verdad.

Es que no puedo seguir hablando porque me tengo que ir a trabajar.

Escucha. Yo creo que... Que deberíamos tomarnos un tiempo

y dejar de vernos.

(Música)

No es definitivo. Pero... Escúchame: no es definitivo, ¿vale?

Pero no sé, creo que deberíamos darnos un tiempo

y pensar en todo esto. ¿Vale?

De verdad, lo... Pe...

Mira, lo siento. Que me tengo que ir a trabajar.

Lo siento. Me tengo que ir.

(Música)

Sí. Sí, sí. Lo estoy viendo, sí.

Sí.

Vale. Pues muchísimas gracias.

Se confirman mis sospechas. El apéndice está inflamado.

Hay apendicitis aguda. -Pero ¿cómo voy a tener apendicitis?

-Es raro que no sienta dolor. Pero en la imagen se ve claramente.

-Pero ¿y no puede ser otra cosa?

-No. Vamos a dejarla ingresada y voy a programar la cirugía

lo antes posible. -O sea, que me van a operar.

-Sí.

Es lo mejor que podemos hacer.

-Vale.

Si es que yo recuerdo que mi amiga Mati,

la que operaron de apendicitis, tuvo que estar cuatro o cinco días

en el hospital. Y yo no tengo ese tiempo.

Es que tengo una reunión pasado mañana y tengo que ir sí o sí.

No puedo volver a fallarles, tengo que ir.

Me estoy jugando muchísimo.

(Música)

La doctora Jiménez acaba de hacerle un tacto rectal a Mauricio

el paciente con polaquiuria.

Bueno, pues al contrario de lo que pensaba,

el tamaño de su próstata es normal. Tampoco he palpado ningún nódulo.

¿Ha sentido algún tipo de molestia?

-Bueno... Un poquito, pero casi nada.

-Vale.

-Eso es bueno, ¿no?

-Sí, bueno. En principio no hay de qué preocuparse.

Lo único, que hay que seguir buscando la causa, claro.

-Bueno, yo en sus manos me encomiendo.

Y ahora, si no le importa, es que tengo que ir al lavabo.

Porque hace rato que no voy... -Ah, pues aprovechando,

porque le quería hacer una analítica de sangre y otra de orina.

Así que, si me hace usted el favor... -Claro, faltaría más. Ahora vuelvo.

-Con los resultados de la analítica de orina

hemos descartado la infección urinaria.

Por otro lado, sin embargo, en la analítica de sangre

hemos encontrado la glucosa alta.

El valor es de 289 miligramos por decilitro.

Con un valor por encima de 200

estaríamos hablando de un diabetes mellitus.

(Música)

Tras ser ingresada por una apendicitis,

Valentina afirma sentirse mucho mejor.

¿Nada? -No. De verdad que no me duele.

Y te juro que no es para hacerme la fuerte.

-Bueno, pero realmente en la ecografía

se veía el apéndice inflamado.

-Pues no sé. Será por otra cosa. Es que, si no me duele,

¿para qué me van a operar, no? -Bueno, el umbral del dolor

de cada persona es diferente.

-Ya, pero no sé.

-La percepción del dolor ante un mismo fenómeno

puede ser muy intensa en unas personas y muy leve en otras.

Por eso, por ejemplo, hay mujeres que apenas tienen dolor

durante el parto y no sienten las contracciones,

y hay otras que deciden no ser madres,

no tener más hijos si no es con epidural.

Yo lo que no quiero es retrasar mucho la operación

porque eso sí puede ser peligroso.

-Pero a ver: si fuera algo peligroso, mi cuerpo lo estaría notando, ¿no?

-Bueno, por ahora lo único que le digo es que voy a consultarlo

con otros colegas, ¿de acuerdo? -Vale.

(Suspiro)

(Marcación de número)

Hola, mamá. Pues no te vas a creer dónde estoy.

-¿Diabetes?

Pero si yo ni siquiera pruebo mis chuches.

No me gustan los dulces.

-A ver, es que no solo está relacionado con el consumo de azúcar

sino que también puede ser por factores genéticos.

-Pero ¿tendré que pincharme? Es que a mí las agujas...

-No. No se preocupe. A ver, al contrario que la diabetes tipo 1,

que sí que el cuerpo no genera insulina

y entonces hay que inyectarla, la suya es la tipo 2.

En la tipo 2 el cuerpo sí que genera insulina,

lo que pasa que el cuerpo se hace resistente a ella

y entonces deja de funcionar correctamente.

Por eso el síntoma que usted tiene,

que va muchas veces al baño a hacer pis,

pues eso es por la diabetes. -Ya.

-Ahora le daremos el alta a Mauricio. Y el tratamiento

para este tipo de diabetes consiste en antidiabéticos orales,

además de llevar una vida saludable: caminar, hacer ejercicio físico

todos los días, tener una dieta equilibrada...,

el objetivo es controlar los niveles de glucemia;

es decir, el nivel de azúcar en sangre.

Y así reduciremos al máximo el riesgo cardiovascular.

-¡Pero si yo no paro de moverme de arriba abajo!

¿Qué más puedo hacer? -Bueno, de momento,

cortar lo de las tapitas y las cañitas con los amigotes.

Y yo le recomendaría que fuese a un nutricionista

para que le hiciese una dieta personalizada y perdiese peso.

-¡Madre mía! Con el dinero que he invertido yo aquí...

(Risas)

Bueno, también tiene que apuntar los niveles de glucosa

antes y después de las comidas. Dos horas después, ¿vale?

-Un pinchacito en el dedo, con la tira recojo la sangre

y lo pongo en el aparatito. -El glucómetro.

-Eso es. -Apunta usted todos los datos.

Y en una semana viene para ver su evolución,

y le ponemos en tratamiento de antidiabéticos orales.

-Venga, estupendo. Muchísimas gracias.

-Muchísimas de nada. -Tome. Así le endulza la vida.

-¡Ay, gracias! -Hasta luego, doctora.

(Música)

(Llaman a la puerta)

Adelante.

-¡Hija! -Ay, hola, mamá.

-Ya estoy aquí. Pensé que no llegaba, ¿eh?

Porque es que hay un tráfico... Vamos a ver, corazón.

Pero ¿por qué no me has llamado antes?

-Pues porque todavía no se sabe si me van a operar o no.

-Pero bueno, pero ¿qué me estás diciendo?

¿Cómo no, no sabes si te van a operar?

¡Si tienes apendicitis! -Sí. Pero, como no me duele,

pues la doctora ha dudado y ha llamado a dos cirujanos

que han estado aquí, explorándome.

Y no sé, ahora estarán decidiendo qué hacer.

-Hija, que eso es muy grave. Que si explota, puedes morirte.

-Que no, mamá. Que eso no va a pasar.

Además, a mí me viene mucho mejor que no me operen

porque mañana tengo una reunión superimportante

con una empresa para cerrar un negocio.

Y mamá, si sale bien, puede ser un éxito, ¿eh?

-Vamos a ver, ¿ya estamos con las tonterías?

Pero ¿tú no te das cuenta de que eso no puede ser, eh?

La salud es lo primero. -Ya lo sé, mamá.

Pero es que puedo ganar mucho dinero. De verdad.

-Ya. Puedes ganar mucho dinero.

Mi hija Valentina siempre ha sido muy alocada, desde pequeña, vamos.

Siempre con películas en la cabeza y cosas raras.

Ahora le ha dado por una cosa de unas aplicaciones para móviles

o algo así. La verdad es que yo no entiendo mucho de negocios,

pero esto no lo veo muy serio.

Vamos, que no lo veo nada claro. No sé.

Mira, tu hermano tiene un bufete de abogados muy importante.

Trabaja por toda España. Y no está tan agobiado como tú

todos los días. -Vale, mamá. Ya está.

Lo que tú digas. -¡Ay, Dios mío!

Me imagino que te dirán algo pronto, ¿no?

Porque es que verás, a mí esto de los hospitales

es que me pone un mal cuerpo...

-Ya. Pues no sé, estarán decidiendo ahora, no sé.

(Música)

Un tiempo después, Mauricio Pons, el paciente con diabetes,

le lleva a la doctora Jiménez

el resultado de sus controles de glucemia.

Lo que sí veo es que no le ha bajado la glucosa de 250 ningún día.

-Yo he seguido todas sus indicaciones.

-Bueno, vamos a hacer una cosa, voy a consultar los datos

con un compañero y enseguida vuelvo, ¿de acuerdo?

-De acuerdo.

Pues ya veis, aquí, hecho un guiñapo.

Yo, que a veces no paraba quieto.

Y ahora no, no puedo ni salir de la cama.

He bajado un poco la barriga, pero..., es que casi no como.

No tengo apetito y además estoy estreñido.

Me han venido todos los males de golpe.

Bueno, ahora al menos orino un poquito menos.

(Música)

La doctora Soto está reevaluando

la situación de Valentina con otros cirujanos del hospital.

Cuando la explorasteis vosotros, ¿tampoco sentía dolor?

-No, no, no.

-Solo tiene molestias leves, pero yo estoy convencida

de que esto es una apendicitis.

-Podríamos repetir la ecografía y reevaluar el caso.

-Mm. Bueno, yo creo que es mejor hacer una analítica de urgencia.

Porque con el tiempo que ha pasado

la leucocitosis ha tenido que aumentar.

-Mm. -Vamos a hacer eso.

La imagen de la ecografía era evidente.

Y no hay prueba más concluyente que esa.

En este caso manda más que la propia clínica del paciente.

Si la infección existía desde el principio

no es de esperar que remita espontáneamente.

Y ya hemos esperado demasiado. Así que, con una analítica,

será suficiente para saber si hay que operar.

-Mire, Mauricio, él es el doctor Blanco. Él es Mauricio...

Encantado, Mauricio. Igualmente.

-Ya le he puesto al día de todo, tiene toda la información

y nos va a intentar echar una mano para ver si damos con la tecla.

¿Me permite un momento? Sí, sí. Claro, claro.

Tiene un color terroso en la piel.

Sí. La primera vez que vino no estaba así.

-No, no. Si ha sido esta mañana, que al levantarme

me he visto este color así como entre tofe y vainilla.

¿Tiene algún síntoma más, como dolor abdominal o náuseas?

Bueno, un poquito de dolor de estómago cuando como,

y eso que... Que como como un pajarito.

Y luego náuseas y cierto dolor en la punta del estómago.

-Le haría una gasometría para ver si está acidótico.

Perfecto. A ver, le explico, Mauricio.

La acidosis se produce cuando hay exceso de ácido

en los tejidos y en la sangre. -Mm.

El PH óptimo de la sangre es levemente alcalino,

entre 7,35 y 7,45.

Este equilibrio es crucial; tanto que,

si hay una pequeña variación,

puede suponer el coma o incluso la muerte.

Mauricio, le vamos a tener que ingresar.

Y además de la gasometría,

le haremos un análisis de sangre con marcadores tumorales.

Solo por precaución. Eso es.

Tengo que marcharme. Encantado, Mauricio.

Igualmente, igualmente. Después le veo.

Gracias.

-Me voy a tener que cambiar de mote.

Lo de "Ironman" me viene ya un poquito grande.

(Música)

(Llaman a la puerta)

¿Cómo se encuentra?

-Perfectamente. Es que no me duele nada.

-Bueno, yo reconozco que es un caso curioso,

pero acordamos con el equipo de cirujanos repetir la analítica,

tengo los resultados y se ve claramente

que hay un aumento significativo de leucocitos.

En la ecografía estaba claro.

El aumento de leucocitos significa que hay una infección considerable

y que la inflamación progresa. Aunque la paciente esté sin dolor

y asintomática, hay que operar cuanto antes.

-Pues yo no entiendo por qué me tienen que operar

si no me duele nada. Estoy perfectamente.

-Bueno, yo estoy convencida de que una vez que abramos

veremos cuál es la causa de que no le duela.

-Mire, usted haga lo que tenga que hacer

porque es que ella está así por no sé qué tonterías del trabajo,

que no lo quiere dejar.

Pero usted es la que entiende de todo eso.

Haremos lo que haya que hacer.

-Bueno, yo voy a prepararlo todo y enseguida vendrán a buscarla.

-No vuelvas a llamar tontería a mis obligaciones con el trabajo.

-Mira, escúchame bien. Cualquier cosa, ¿eh?

Cualquier cosa es una tontería comparado con tu salud.

-Vale. ¿Y podrías, por lo menos,

entender que esto es importante para mí

y dejar de menospreciarme todo el rato?

-Pero hija, cuando tu hermano se hizo la artroscopia de rodilla,

no tuvo ningún problema en cogerse la baja

y en dejar lo que hubiera que hacer para que lo hiciera su segundo.

-Ya. Pero es que yo no tengo segundo, mamá.

Y además, ya estoy harta de que estés constantemente comparándome

con el superabogado y menospreciando lo que yo hago.

-Cariño, yo no te estoy comparando.

Yo solo me preocupo por ti. Yo solo quiero lo mejor para ti.

-¿Lo mejor para mí? Si ni siquiera me conoces.

¡Si no sabes a lo que me dedico!

¿Tú sabes lo difícil que es llegar hasta donde he llegado

y que tu madre no lo valore? ¿Lo sabes?

Crear mi propia empresa desde cero y dirigirla.

En un mundo tan sumamente competitivo como el de las nuevas tecnologías.

¿Lo sabías? ¿Eh? ¿A que no lo habías pensado?

-¿Y ahora qué haces?

-Pues lo que estás deseando que haga, mamá. Llamar para cancelar.

Está claro que me van a operar.

Prefiero estar sola.

-¿Sola?

Está bien.

Está bien.

(SUSPIRA)

(Música)

Berta. ¡Hombre! ¡Qué casualidad!

¿Quiere un chupito, doctor Landó?

Berta, ¿qué casualidad ni casualidad?

Llevas una hora mandándome mensajes absurdos.

Porque no me has dejado otra opción.

Porque me has apartado de tu vida así, sin más.

Ya. Y porque me has dejado tirada.

¿Y por eso bebes, eh?

¿Esta es tu manera de llamar la atención?

Berta...

Pues no sé...

Lo siento, lo siento.

(Música)

La doctora Soto y el equipo de Cirugía del hospital

ya están en quirófano practicándole una apendicectomía laparoscópica

a Valentina.

En la operación hemos podido observar que el apéndice se encontraba

en situación retroileal,

es decir, detrás del íleon, que es la parte final del intestino delgado.

Además, había poco líquido inflamatorio.

Todo esto justifica que Valentina no sintiese dolor

a pesar de la infección.

(Llaman a la puerta)

Valentina Ruiz ya descansa en la habitación

después de que le extirpasen el apéndice.

Vamos a echar un vistazo a ver qué tal va la herida.

-Vale.

-¿Cómo se encuentra?

-Bien. Aunque debería estar teniendo la reunión de mi vida, pero bien.

-Bueno, yo ya siento que el tema de su trabajo haya sido

una decepción, pero... A ver.

Bueno, esto tiene muy buena pinta, ¿eh?

-Bueno, me alegro.

-Realmente la operación era inevitable.

Llevamos la muestra a analizar y se vio que la infección

había actuado y había un comienzo de necrosis.

Es decir, si no hubiéramos operado, habríamos tenido problemas serios.

-Jolín, bueno.

Pues hombre, siendo así, es mejor perder un trabajo

que perder mi vida, ¿no? -Ahora simplemente tiene que tener

un poquito de cuidado con la cicatriz, no hacer esfuerzos,

no levantar pesos y en un par de días le daremos el alta.

-Vale. Gracias. -Descanse.

-Gracias.

Pues nada, me imagino que cuando llegue a la oficina

intentaré contactar otra vez con los de la empresa

y a ver si quieren hacer otra reunión.

Pero vamos, que lo veo difícil.

Sobre todo porque es que hay un millón de empresas como la mía

que están buscando una oportunidad como esta, y se me van a adelantar.

Pero bueno, yo llamaré.

(Música)

El doctor Blanco comparte con Mauricio, el paciente diabético,

los resultados de la analítica.

¿Cómo se encuentra, Mauricio? Igual de pachucho.

¿Alguna buena noticia? De momento no.

Verá, dos marcadores tumorales apuntan a que podría haber

algún tipo de tumor gastrointestinal.

A ver, Mauricio, de momento, no hay nada confirmado, ¿eh?

No estamos hablando de cáncer todavía.

Esto solo indica que tenemos que seguir investigando.

Así que el siguiente paso será hacer un TAC, ¿de acuerdo?

De acuerdo.

(Música)

Mauricio se somete a un TAC abdominal

para comprobar si, además de diabetes, también tiene un tumor.

Como el TAC ha mostrado una masa de dos centímetros

en la unión de la cabeza y el cuerpo del páncreas,

durante el escáner, el propio radiólogo

ha tomado una muestra de esa masa a través de la piel

para llevarla a analizar.

(Música)

Hija, ¿cómo estás?

-Podría estar mejor, pero gracias por preguntar.

-Verás, la doctora me ha dicho que la operación ha ido muy bien

y que pronto te podrás volver a casa. (ASIENTE)

Mira lo que me he comprado.

Es un móvil de estos de última generación

y que hacen un montón de cosas.

-Pues me alegro mucho, mamá.

-¿Sabes por qué me lo he comprado? -No.

-Pues porque quiero que me lo expliques tú.

Quiero entenderte, hija.

Entender lo que es importante para ti.

Valorar lo que haces.

Yo no sé de estas cosas y lo único que tenía es miedo.

Miedo de que te hicieran daño, miedo de que...

Miedo de tantas cosas...

Ser mujer no es fácil.

Yo no lo he tenido nada fácil. -Ya...

-Pensaba que diciéndote esas cosas de tu hermano

pues conseguirías un trabajo un poco más estable.

Quiero que me perdones. -Pues claro.

-Y yo estoy muy orgullosa de ti.

Y estoy segura que, si no es este trabajo, conseguirás otro.

Que conseguirás todo lo que te propongas

porque tienes fe en ello.

-Bueno, va a ser difícil pero...

-Te quiero tanto...

-Y yo. ¡Ay!, cuidado. -Ay, sí.

(Música)

Mis queridos doctores, la vida me ha dado muchos caramelos.

Y ahora me da una pedrada.

Mauricio, tiene un adenocarcinoma pancreático con diabetes asociada.

Este cáncer está localizado en uno de los conductos

que unen el páncreas con el intestino,

y cuya función es transportar el jugo pancreático.

Lo bueno es que no hay metástasis.

Que lo hemos cogido en una fase temprana.

-¡Madre mía! Y yo que vine porque meaba mucho...

-A ver, es que eso ha resultado ser un síntoma de la diabetes.

Y la diabetes a su vez ha resultado ser un síntoma de...

Pues de algo aún peor.

El cáncer ha seguido haciendo la función del tejido pancreático.

Solo que la insulina liberada digamos que era de mala calidad.

Y eso ha desencadenado la diabetes. ¿Entonces hay tratamiento?

-Sí. Vamos a empezar con quimioterapia y con radioterapia

para tratar de empequeñecer el tumor y así podremos extirparlo.

-¿Hay esperanzas?

-Dentro de los cánceres pancreáticos, que son todos muy agresivos,

el adenocarcinoma es de los menos malos.

Mauricio, vamos a ser cautos y, sobre todo, realistas.

Solo el 14 % de las personas que tienen este tumor

viven más allá de cinco años.

(Música)

Menos mal. Pensaba que iba a ser peor.

Creía que me iban a desahuciar.

Un 14 % para una persona como yo no está mal.

Bueno, y si todo sale mal,

pues iré a reunirme de nuevo con mi Ana María.

Bueno, yo tengo que seguir la ronda. Les dejo.

Mauricio...

Bueno. -Es usted un ángel, doctora.

-No diga eso.

(Música)

Lo siento, Ramón, pero no puedo.

Es que no puedo con esto.

Tenías razón. Te mentí. Pero te mentí porque...

Porque te amo.

Y porque te necesito más que a nada y porque...

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Centro médico - 09/04/18 (1)

Centro médico - 09/04/18 (1)

09 abr 2018

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los  espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas.

ver más sobre "Centro médico - 09/04/18 (1)" ver menos sobre "Centro médico - 09/04/18 (1)"
Programas completos (1056)

Los últimos 1.069 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios