www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.10.1/js
4055438
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 07/06/17 (1) - ver ahora
Transcripción completa

Mira yo siempre, de pequeña, me vi como soldado.

Pero ahora, la verdad que me imagino subiendo una cuerda

y creo que mis brazos no lo resistirían.

Como que no, ¿no?

No.

Bueno pero ¿has pensado en más opciones, o...?

Mira me he hecho una lista.

¿Te la enseño? -A ver.

Sí, mira.

Pues a ver he pensado varias cosas.

A ver, espera un momento.

¿Qué pasa?

¿Te has atragantado?

Tose, tose.

¿Buscas a Marina?

-Sí. -Es que no está.

Está en una urgencia.

Ah, vaya es que quería hablar con ella.

Quería decirle una cosita.

Pues si te puedo ayudar yo, no sé.

Si me lo quieres decir a mí.

Pues sí porque tú tienes mucha culpa de lo que le quiero decir.

¿Yo?

Sí es que me he quedado alucinada con lo que has hecho en la cafetería.

¡Ah!, bueno, pero eso es parte de mi trabajo.

No.

Ya, ya, pero es que, cuando te he visto,

mi cabeza ha hecho un clic.

Y ya lo tengo claro.

Dile a Marina que Marifé lo tiene claro.

Quiere ser enfermera.

Yo estoy decidida.

Y me gustaría mucho aprender de ti.

Bueno, mira, vamos a hacer una cosa.

Siempre y cuando los pacientes lo consientan,

me vas a poder acompañar en mi trabajo.

Pero calladita, ¿eh? -Vale.

¿Se encuentra bien?

Yo estoy aquí para ayu.

¡Aléjate de mí, aléjate de mí!

Si de verdad quieres ayudarme, tráeme un cigarrillo ahora mismo.

No puedo respirar.

Vale, Gregorio.

No pasa, no pasa nada, no pasa nada.

Por favor llama a un celador. -Vale.

Tranquilo, déjame ver el pulso.

Tranquilo, tranquilo.

Vas a ser una muy buena enfermera.

Ya verás.

Yo creo que no.

Creo que Marina tenía razón.

Yo no valgo para esto.

Marifé, la asistente que vive con la doctora Rey, acude a consulta

por un molesto dolor de garganta.

-Hola, buenos días. -Hola, ¿qué tal?

-Eh tengo consulta. -¿Me dice su nombre, por favor?

Marifé Morales.

Pues resulta que me duele un poco la garganta desde hace días.

Pero tampoco he cogido frío ni nada.

Si apenas salgo de casa.

Claro como no conozco casi gente en la ciudad.

Bueno, pues el caso, que Marina, vamos, la doctora Rey,

me dijo que pasase por consulta.

Y aquí estoy.

¿Marifé Morales?

Eh, ¿eres Marifé Morales?

-Sí, soy yo. -Hola, ¿qué tal?, encantado.

Soy el doctor Cabrera. -Hola.

Pase por aquí.

Muy bien, Marifé, a ver, cuéntame.

¿Qué es lo que te ocurre? -Pues que desde hace días,

me duele un poco la garganta.

Mm, ¿y has tenido algo de fiebre

o algo así? -No, nada de fiebre.

De acuerdo, mira, pasa a la camilla, y siéntate,

para hacerte una exploración. -Vale.

Parece que la paciente no acompaña el dolor de garganta con tos

ni expectoración.

Tampoco ha tenido fiebre, ni otro tipo de sintomatología

que nos haga pensar en un proceso infeccioso

de las vías respiratorias altas.

La garganta está enrojecida, pero bueno, no hay presencia de pus

ni otro tipo de alteraciones.

En realidad, la exploración inicial ha sido poco concluyente.

¿Te pasa algo?

No, nada, Marta.

Simplemente que no doy a basto.

Me he tenido que ir de casa sin sacar al perro, o sea que imagínate.

¿Tú qué haces?, ¿entras o te vas?

-Me voy, oye, una cosa. -Sí.

Tú no sabrás de algún curro que pueda compaginar con el hospital.

Es que necesito un ingreso extra ya.

Y bueno Marco me está pagando el alquiler, y no quiero

que sea durante mucho tiempo.

Ya, ¿sabes por qué te pasa eso?

Por las manos mágicas que tienes.

Que les quitas las contracturas a tus pacientes,

y al final ¿qué pasa?

Que se quedan sin. -Sí, será eso.

-Ya. -Bueno, me voy.

-Vale. -Hasta ahora.

Eh, Mar, Marta un momento.

Una pregunta, ¿a ti te gustan los perros?

Sí, me encantan.

Vale, genial.

Pues creo que tengo un trabajo para ti.

Vale mira, vas a ser la paseadora oficial de mi perro, ¿vale?

Tranquila, porque te voy a pagar. -Eh, no, no, bueno.

Yo lo hago gratis si quieres.

Mira estoy a prueba.

Y si la paso, me contratas.

-Vale, venga, bueno, las llaves. -¿Cómo se llamaba?

-Eh, Wilbur, Wilbur, ¿vale? -Eh, vale.

-Venga, adiós. -Hasta luego.

Hasta luego.

-Hola. -Hola, Pepa.

-¡Hombre, Marifé!, ¿qué tal estás? -Pues muy bien, ya ves.

En muy buenas manos.

Ya veo, ya.

A ver, bueno.

Pues no parece haber adenopatías.

No.

Túmbate para hacerte una exploración abdominal.

-Claro. -¿Qué tal, Marifé?

¿Ya sabes lo que vas a estudiar? -Pues todavía no me he decidido.

Pero enfermera seguro que no.

Todo indica que se trata de una faringoamigdalitis inespecífica.

Le he indicado a Marifé un tratamiento con antiinflamatorio.

En estos casos, es muy importante mantener

la hidratación oral abundante.

Es decir beber mucha agua, o zumos.

Sobre todo, que no estén fríos, y hacer mucho reposo.

Bueno, pues ahora te dejo con Pepa, para que te dé unas instrucciones

a seguir en estos días.

-¿De acuerdo? -Muy bien.

Marifé que ha sido un placer.

¿De acuerdo?

-Igualmente. -Hasta luego.

-Adiós. -Marifé.

Es muy importante que reposes estos días.

Y que bebas líquidos abundantes: mucha agua, en sorbitos pequeños,

y también puedes tomar infusiones de miel y limón,

para suavizar un poquito la garganta.

Vale.

-¿M? -Sí.

Pues ya hemos acabado, venga.

Eusebio Fuerte llega a Urgencias con disnea intensa y dolor torácico,

ocasionado por el impacto de una bala de cañón del circo.

-¡Aaah! ¡Aah! -Vale, directos a Reanimación.

Tranquilo.

Eusebio veo que tienes un hematoma torácico bastante importante,

en la zona del esternón, ¿eh?

He parado con el pecho una bala de cañón.

Trabajo en el circo, tranquilo.

Iba a hacerle un homenaje a mi padre y a mi abuelo.

Pero es la última función.

Mañana cerramos.

Un mal cálculo en la trayectoria de la bala, y en vez de pararla

con los abdominales la he parado con el pecho.

No sé quién me manda meterme en esto.

Si yo he sido cuidador de animales toda mi vida.

¿Estás bien?

Estaba pensando en los animales.

Son muy viejos,

y los van a sacrificar.

Menos a Bimba, mi elefanta.

He conseguido que la adoptaran en el zoo, pero no sé

si se va a adaptar bien.

Eusebio.

Tranquilo, respira, respira.

Una taquipnea.

Una mascarilla de oxígeno, ¿vale?

Le voy a hacer electro.

En la auscultación he detectado que Eusebio tiene un soplo diastólico

audible y palpable.

Lo que quiere decir que el paso de la sangre

por las cavidades del corazón sucede de forma irregular.

También he podido observar que tiene crepitantes

en las bases de los pulmones.

Es decir que el espacio aéreo, en lugar de estar lleno de aire,

está lleno de líquido.

Tenemos que seguir haciéndole pruebas.

A ver, mi hermano, yo ahora mismo estoy desbordado, compadre.

Que sí, compadre, que no puedo.

Ya, compadre pero qué quieres que te diga.

Entre el hospital, las guardias y el consultorio

no tengo tiempo para nada más, bárbaro.

Mira, escúchame Vente pa' acá, que yo tengo las inscripciones aquí

y te las llevas.

¿Cómo que no puedes?

¿Y qué hago yo ahora con esto?

¡No, compadre!

OK, OK, bueno.

Ya está, OK.

Tranquilo, ya veré qué hago con esto.

OK, venga.

Hasta luego, compadre.

Adiós.

¡Huy!, ¡hola!

-Hola, Marifé. -Ay, perdona, que.

Eh, me dijo Rey que ¿llevabas una escuela de baile?

Ah, ¿esto?, no.

Esto, en realidad, son unos amigos míos.

No es cosa mía. -Ah.

Yo solamente, cuando tengo tiempo libre, pues voy a ayudarles un poco

y eso.

Pero vamos nada del otro mundo, ¿eh?

Qué bien; sí.

¿Estás interesada en las clases de salsa?

Sí, sí.

Mira la verdad que.

Yo siempre he querido apuntarme a un sitio de estos para.

Para conocer gente y eso.

Ah, pues mira, qué coincidencia.

Porque este fin de semana precisamente hay una convivencia

con los alumnos, todos juntitos, bailando salsa,

en un pueblecito en la sierra, juntos.

Ah, qué chulo, ¿no?

Sí, está muy bien.

Está muy bien.

Pero yo no te aconsejaría que fueras, Marifé.

Tomando en cuenta cómo has venido hoy.

Ah, ¿no?

No yo creo que lo mejor sería que guardes reposo

y te mantengas bien hidratada en casa.

Qué va, si ya estoy mucho mejor.

De verdad.

Mm, ya.

Guarda reposo.

-Vale. -De todas maneras, mira.

Yo te voy a dar uno de estos folletos.

Ah, sí.

Coge esto.

Si conoces a alguien que estén interesados y que les guste

un poquito la salsa y estas cositas, pues se lo pasas.

Y tú, más adelante, pues cuando ya te hayas incorporado del todo,

y estés bien recuperadita,

puedes pasar por la escuela de mis amigos, que estoy seguro

que te atenderán fenomenal.

Vale y mmm una cosita, ¿tú?

¿Tú vas a ir, el fin de semana?

No, qué va si tengo guardia.

Estoy hasta arriba.

-Vaya. -Es complicado.

Ya quisiera yo.

Bueno, pues nada Marifé, lo dicho, ¿eh?

-Vale. -Bien hidratadita, y reposo en casa.

¿De acuerdo? -¡Adiós!

Para detectar las lesiones, he solicitado de forma inmediata

una radiografía de tórax y de la parrilla costal.

Bueno, hay una fractura múltiple costal, una fractura transversal

del cuerpo del esternón, insuficiencia cardiaca,

y también derrame pleural bilateral.

Mm.

Vale así que tendremos que hacer más pruebas

para conocer con precisión las fracturas.

¿De acuerdo?

-¿Sí? -La sala de Reanimación

ya está disponible. -Vale, Luz.

Voy a buscar a un celador. -Muy bien.

Eh, ahora voy.

¿Qué tal se está portando mi perro?

No, un momento, Marta.

¿Cómo que se ha escapado?

No, no, no, no, no.

No me agobio.

No me agobio.

Pero a ver, ¿qué ha pasado?

Ya, típico de Wilbur.

Sí, sí, sí, a veces pega tirones cuando menos te lo esperas.

Pero de ahí a que se escape.

Bueno, escúchame sigue buscándolo ¿vale?

Y si tienes que llamar a la policía, llamas.

Una cosa, ¿has ido a la puerta de mi casa?

Porque a veces por instinto vuelven.

Nada, ¿no?

No, no, no, a mí quién me va a llamar.

Si lleva la chapita.

Si, si ven el perro perdido, me llaman y ya está.

Bueno, escucha, yo ahora no me puedo ir de aquí, ¿vale?

Porque tengo trabajo.

Pero sigue buscando.

Venga, dime cosas.

Hasta luego, adiós.

Tranquila, que la está atendiendo Cabrera.

Sí de verdad que va todo muy bien.

Espera, que está aquí Pepa.

Sí, ahora se lo comento.

Pero no te preocupes.

Adiós, besos.

Rey, Rey.

Que está toda preocupada por Marifé, porque dice que la ve descentrada,

Es que esta está desesperada, porque claro, hasta que Marifé

no decida lo que quiere estudiar, es que no puede dejar la casa.

-Pues no sé cómo la podemos ayudar. -Pues no sé.

Como no intentemos orientarla un poco.

Si es que el otro día dijo que quería ser enfermera.

Estuvo conmigo.

Me acompañó a ver a pacientes, estuvo trabajando conmigo,

y de repente, bueno, le entró miedo.

Pues no sé.

Habrá que intentar por otro lado, ¿no?

-¡A ver!, hasta luego. -Venga, adiós.

Después de detectar las múltiples fracturas que padece Eusebio,

el doctor Dacaret ha programado una ecocardiografía transesofágica,

para observar las lesiones que presenta el paciente.

Con las pruebas hemos apreciado que Eusebio,

además de presentar múltiples fracturas costales

y la esternal, también tiene una insuficiencia aórtica aguda.

Por lo que lo hemos ingresado con un tratamiento de analgésicos

para el dolor, le pondremos oxígeno,

y también fármacos para la insuficiencia.

Doctor, una elefanta le ha atacado en el zoo.

Vale, directos a Boxes.

Marifé tiene que volver a Centro Médico

porque su dolor de garganta ha empeorado.

La vuelve a atender el doctor Cabrera.

¿Qué tal?

-Pues me duele muchísimo. -Vale, no pasa nada.

Pasa a la consulta. -Vale.

Parece ser que Marifé no ha seguido las recomendaciones que le di,

de guardar reposo y tomar mucho líquido.

Tal y como ha venido, la odinofagia ha empeorado.

También tiene un ligero ruidito, al respirar, probablemente provocado

porque la inflamación está obstruyendo la vía aérea.

Pues sí, Marifé.

A ver te cuento lo que vamos a hacer.

Mm.

Voy a solicitarte una interconsulta, con otorrinolaringología.

¿De acuerdo?

Para que ellos te echen un vistazo,

porque a ver tienes el paladar edematizado.

Aparte de que tienes las amígdalas enrojecidas y un poco inflamadas.

Además, parece que tienes una obstrucción en las vías aéreas,

provocada por un tipo de inflamación debido a una infección.

De ahí la febrícula que has tenido, de 37,5.

Pero yo no me siento con fiebre.

Pero eso es porque no la has tenido, Marifé.

A ver menos de 38 grados se considera febrícula.

A partir de 38 ya es fiebre. -Mm.

Pero bueno cambiando un poquito de tercio, Marifé,

creo recordar que te dije que no era nada recomendable

que fueras al campamento del baile el fin de semana.

Y no me has hecho nada de caso, ¿verdad?

Sé que no he hecho bien yendo a la convivencia de baile

del fin de semana.

Pero necesitaba divertirme.

Desde que murió Luisa, he pasado muy mala época.

Para mí era como una segunda madre.

Y bueno la verdad es que.

Quería tener una excusa para hablar de algo con el doctor.

¿Qué tal, Eusebio?

¿Cómo te encuentras? -Mejor, la verdad.

Vale, me alegro.

Eso quiere decir que el tratamiento está haciendo efecto.

¿De acuerdo?

Por cierto te quería comentar una cosa.

Ha venido una ambulancia y traído a un cuidador del zoo.

Que se ve que ha sido atacado por una elefanta.

-¿Por Bimba? -Parece ser que sí.

-¡No!, ¿y está grave? -No, tranquilo, ¿vale?

Porque no tiene nada fracturado ni tiene nada.

Simplemente, pues le ha dado un trompazo y le ha tirado al suelo.

Pero vamos que ya le hemos dado el alta.

Menos mal.

Pobre Bimba.

Lo tiene que estar pasando fatal.

No puedo entender lo que ha pasado.

Bimba es muy mansa.

Es una buenaza,

no sé.

En 30 años, con ella cuidándola, nunca ha tenido ninguna conducta

ni amenazante ni peligrosa.

Es más, ha debido asustarse.

Tengo que hablar con los del zoo como sea.

No quiero ni pensar por un segundo que pueda correr la misma suerte

que el resto de los animales del circo.

En realidad te entiendo perfectamente, porque.

Bueno, no te he dicho nada pero tengo un perro, que se llama Wilbur.

Y tengo una amiga que lo estaba paseando y se ha escapado.

Y no hay forma de encontrarlo.

Lo encontrarán, no te preocupes.

¿Tienes una foto?

Sí que tengo alguna por aquí.

Mira aquí está.

Qué pinta de bueno tiene.

-Sí que lo es. -Te voy a enseñar a Bimba.

Mira qué guapa.

Pero si parece que está sonriendo, ¿no?

Es muy simpática.

Muy buena.

-Doctor. -¿M?

Necesito que me haga un favor.

Yo no me apaño muy bien con estos cacharros.

La tecnología no es lo mío.

¿Podría conseguirme el teléfono del zoo?

Es para darle unos consejos al director,

para evitar nuevos accidentes.

Los animales, los animales son de rutinas.

Entonces, en cuanto se les saca de ellas, pueden reaccionar

de manera inesperada.

Los animales son de rutinas.

Vale pues te consigo el número del zoo.

Y además creo que me has dado una idea.

¿Cuánto tiempo me queda aquí, doctor?

¡Doctor!

Eh, dime.

-Que cuánto tiempo me queda aquí. -Ah, sí, perdona.

Bueno viendo que está compensada la insuficiencia cardiaca

y la aórtica, lo que tenemos que hacer ahora

son una serie de pruebas.

-Si no hay más remedio. -Bueno en un rato te veo.

Gracias.

Marifé es explorada por un otorrinolaringólogo,

después de que el doctor Cabrera haya solicitado una interconsulta.

El doctor ha confirmado que Marifé

sufre una inflamación lateral izquierda, y retrofaríngea alta.

A raíz de la exploración a Marifé, hemos solicitado un TAC del cuello,

el cual nos ha mostrado que la infección ha evolucionado

de una faringoamigdalitis a una acumulación de pus

en torno a la amígdala.

Evidentemente, Marifé se quedará ingresada.

¿Los riesgos de una infección de estas características?

Bueno es que el pus, al final, termine obstruyendo la vía aérea.

Por lo que hemos iniciado un tratamiento endovenoso,

con antibióticos acompañados de corticoides,

para que vayan bajando la inflamación.

Hola, Marta.

Oye dime que lo has encontrado, por favor.

¿Cómo que ni rastro?

Yo es que no entiendo dónde puede estar.

Ya.

No, no, no, aquí no ha llamado nadie nadie se lo ha encontrado.

Sí, bueno he intentado pedir el turno, pero no hay manera.

No, imposible.

Bueno, escúchame cuando puedas vente al hospital, ¿vale?

Que quiero comentarte una cosa, que un paciente me ha dado una idea.

Vale, gracias.

Hasta luego.

El, el zoo.

-¿Se puede? -Hola, Lucía.

-Uy. -¿Cómo estás?

Yo bien, ¿cómo estás tú?

Que me ha dicho Pepa.

-Mmm. -Que te habían ingresado.

Ya ves ingresada por un dolor de garganta.

Lo que no me pase a mí.

¿Y qué tal?

¿Has pensado en algo de los estudios, en qué quieres hacer?

Pues la verdad es que estoy hecha un lío.

Y Marina tiene razón.

Debería centrarme, y dejarme de campamentos de baile.

¿Campamentos, de qué baile?

¿De qué tipo de baile?

De salsa.

Sí estuve en una convivencia, en la sierra.

La organizaba la escuela de salsa de los amigos del doctor cubano.

¿Del doctor Cabrera?

Sí.

-¿Y qué tal con él? -Bueno él no pudo ir.

Pero casi mejor así.

Que yo ya me conozco.

Luego me monto unas películas en la cabeza.

¿A qué te refieres?

Nada, da igual.

Pero la verdad es que me lo pasé muy bien.

Conocí un montón de gente.

De todas partes.

Había italianos. -¿Sí?

-Alemanes, japoneses. -Alemanes.

Sí.

Y yo, no sé cómo, me las apañé para entenderme con todo el mundo.

Ya ves con el poco mundo que yo tengo.

Bueno, a lo mejor es que tienes facilidad para los idiomas.

Igual tienes que pensar en eso, ¿eh?

¿Sí?, ¿tú crees?

Puede ser, claro.

Claro, si los idiomas se me pueden dar bien y, y quiero ver mundo,

azafata de vuelo, ¿no?

Y eso es un poco atender a los pasajeros, que,

que también me gusta.

Yo creo que podría trabajar de eso.

Porque eso se estudia, ¿verdad?

Sí ya verás qué contenta se pone Marina cuando se lo cuente.

Sí, hola, ¿qué hay?

Mire soy Eusebio Fuerte el cuidador de Bimba.

El del circo.

¿Podría hablar con el director, por favor?

Sí, gracias, espero.

Dacaret sí, estoy aquí ya.

Sí, pues sal.

Marta, oye que perdóname.

Tendría que haber contratado a un paseador de perros profesional

Y no habértelo dicho a ti.

Pero pensaba que te llevabas bien con ellos.

No sé.

No, no, si me llevo bien con los perros.

Si yo toda mi vida he tenido perro.

Pero es que ha sido muy raro.

A ver, tranquila, tranquila, a ver.

Cuéntame qué ha pasado.

No sé, estaba en un paso de peatones, en una calle muy grande,

y ha pasado un camión y se ha asustado.

No sé qué ha podido pasar.

Vale no me digas más.

Le tiene pánico a los camiones.

No te había dicho nada.

-Pues me lo podías haber dicho. -Ya, lo siento.

Bueno, escúchame, ¿sabes que te he dicho que tenía una idea?

Pues mira es esto.

Te he hecho un croquis, ¿vale?

Es un mapa, por donde suelo ir a pasear con él.

Si puedes mirar en los puntos, a ver si, si lo encuentras.

Claro, claro, voy a buscarle.

Vale, gracias.

Oye Marta.

Oye, que.

Gracias por seguir intentándolo.

No, hombre.

Es lo mínimo que puedo hacer. -Te lo agradezco.

Hasta ahora.

-Pepa. -Dime.

Pero ¿a ti qué te parece la idea de, de auxiliar de vuelo?

Bueno, pues me parece bien, pero lo tienes que pensar un poco.

No vaya a ser una cosa tan repentina como lo de ser enfermera, ¿no?

¿O qué?

Sí, pero ¿tú crees que a Marina le va a gustar la idea?

Pues no sé si le va a gustar.

Pero tú tienes que pensar en recuperarte.

Meterte en la cama,

y que los medicamentos te hagan efecto.

Que por lo que veo no es así.

Ya, ya.

Es que a mí me gustaría mucho ver mundo, ¿sabes?

Me imagino.

Pero primero, hay que pasar por la recuperación.

Venga.

-Métete en la cama. -Vale.

Hasta luego.

¡Pepa!

-¿Qué te pasa? -¡Pepa!

¿Qué te pasa?

¿Puedes incorporarte?

-¡Ah, me pincha! -Vale, vale, vale.

A ver, puedes.

Vamos a subirte aquí, respira. -¡Ah!

Marifé ha tenido que ser llevada a Reanimación

por una complicación del absceso periamigdalino,

que le ha provocado una obstrucción de las vías respiratorias.

Pepa ve preparando el material para la intubación.

-¿Aguantas tú? -Sí.

A ver.

Ahora por aquí.

Parece ser que los corticoides suministrados a Marifé

no han actuado todo lo rápido que se esperaba.

Hemos tenido que introducirle corticoides de rápida acción,

que se utilizan en estos casos de emergencia, para poder bajar

la inflamación provocada por el absceso.

He programado una coronariografía y una aortografía,

para poder visualizar las arterias coronarias y la arteria aorta.

Estas pruebas se realizan bajo anestesia local,

y el proceso consiste básicamente en inyectar, de forma selectiva,

un medio de contraste en las arterias coronarias y la arteria aorta,

mediante pequeños catéteres.

De esta manera podremos conocer, y podremos medir, el flujo de sangre

y la presión en las cavidades cardiacas.

Eusebio, he estado chequeando los resultados de las pruebas y.

Las coronarias están bien.

¿De acuerdo?

Lo que pasa es que hemos detectado

que tienes una insuficiencia aórtica grave.

-¿Y eso qué significa? -Mira eso quiere decir

que una de las válvulas del corazón no funciona correctamente.

Entonces lo que ocurre es que la sangre,

en lugar de ir en una dirección, vuelve hacia atrás.

¿Entonces?

Pues, viendo la situación en la que estás,

he hablado con Cardiología y no queda otra

que pases por quirófano.

Haga lo que quiera.

A mí me da todo igual.

Aunque Eusebio está bajo tratamiento, no podrá seguir durante mucho tiempo

con el funcionamiento alterado del corazón.

Porque la insuficiencia cardiaca seguiría progresando,

y él empeoraría.

¿Has llamado al director del zoo? -Sí.

Un desastre.

Todos mis consejos no han servido de nada.

Bimba cada vez está más hostil con los cuidadores.

Como siga así la van a trasladar a un zoo mucho más grande.

A lo mejor, fuera de España.

No puedo creer que no haya otra solución para esto.

-Ni yo. -Es un desastre.

Pobre animal.

¿Y Wilbur?, ¿ha aparecido, por lo menos?

No, qué va, no.

Pero bueno, la conversación que hemos tenido antes me ha ayudado.

Para idear un plan.

He cogido un papel, un lápiz, y he hecho un croquis, del recorrido

que solemos hacer cuando paseo con él.

A ver si lo encuentro.

Seguro que tenéis más suerte que yo con Bimba.

Eusebio no seas tan pesimista.

¿Te puedo decir una cosa?

Creo que el mundo necesita gente como tú.

-Gracias, doctor. -Bueno es lo que pienso.

Hasta ahora. -Hasta ahora.

A la media hora, la medicación le ha hecho efecto a Marifé,

y le han podido retirar la intubación.

Tras realizarle unos análisis y un electrocardiograma,

una cardióloga le está realizando una ecocardiografía,

para comprobar que no tiene daños cardiacos.

Los análisis de sangre, el electro y la ecocardiografía

han descartado que el dolor que Marifé sintió en el pecho

fuera de dolencia cardiaca, así como un daño del corazón

debido a la crisis respiratoria.

Pero nos ha mostrado algo nuevo.

Bueno, pues te cuento.

Mira al parecer ya tenemos el diagnóstico definitivo

de lo que tienes ¿de acuerdo?

Resulta ser que la infección periamigdalina que tenías,

de la garganta, ha provocado una inflamación del pericardio.

El pericardio es la membrana fibrosa que recubre el corazón.

Esto es algo poco habitual en realidad, pero bueno

puede suceder.

Entonces, ¿por eso tenía el dolor de pecho?

Sí efectivamente.

Ha sido por eso, pero vamos el peligro ya ha pasado,

por lo que puedes estar tranquila ¿de acuerdo?

Ahora, con antiinflamatorios y reposo, será más que suficiente

para bajar la inflamación del pericardio.

Pero eso sí reposo, ¿eh? -Mm.

Que es muy importante.

Otra cosita, ¿te acuerdas del absceso provocado

por la pericarditis?

Pues también puedes estar tranquila, porque ya los antibióticos

y los corticoides están haciendo su trabajo.

Así que, si la evolución sigue de bien, así en un par de días,

oye te damos el alta.

Qué bien, gracias.

¿Estás bien, Marifé?

No sé, ¿te pasa algo?

Te veo preocupada.

En serio que ha pasado el peligro, ¿eh? puedes estar tranquila.

No, si, si estoy bien.

Estoy preocupada por lo que pueda pensar Marina, de mí.

Cuando se entere de que fui a bailar el fin de semana.

Tranquila, no te preocupes.

Tú trata de descansar ahora.

Lo más importante es tu salud, ¿vale?

Y como decía mi abuela, los problemas, de uno en uno.

-¿OK? -Vale.

Venga, descansa.

Hasta luego. -Adiós.

En la intervención he detectado una ruptura

de los bordes de la válvula aórtica,

que impiden que esta cierre correctamente.

Y de ahí que haya surgido la insuficiencia.

La intención primera era reparar la válvula,

pero he hablado con el cirujano cardiaco y me ha comentado

que no era factible.

Así que, en lugar de repararla, hemos puesto una bioprótesis.

¿Wilbur?

Eusebio, además de reparar la válvula, también hemos fijado

las costillas que estaban fracturadas y el esternón.

¿De acuerdo?

Así que lo hemos consolidado para evitar complicaciones.

Muy bien.

Bueno, aparte también hemos mandado la válvula al laboratorio

para hacer un estudio, y hemos observado que.

Que la causa no era ni un proceso reumático ni inflamatorio.

¿De acuerdo?

Así que todo ha sido debido al impacto de la bala del cañón.

En unos días te daremos el alta, ¿vale?

Estupendo.

Ya, veo que no te alegras mucho.

Intuyo que sigues pensando en Bimba, ¿no?

No me lo puedo quitar de la cabeza.

Imposible.

Ya me imagino,

¿te lo acerco?

Toma.

Sí, dígame.

Sí, soy yo ¿quién es?

¿El zoo?

¡Sí, sí, claro, claro!

¡Por supuesto!,

¡sí!

¡Le aseguro que no se van a arrepentir!

Se lo prometo.

¡Muchas gracias!

¡Gracias por confiar en mí!

¡Un saludo!

¡Adiós, adiós!

Me ha llamado el director del zoo.

Quiere hacer una entrevista para cubrir una vacante de cuidador.

Estoy convencido de que, conmigo al lado, Bimba se relajará.

Con un poco de suerte, hasta se la quedan.

Voy a hacer todo lo posible para que eso pase.

Bueno, pues no sé.

Tendrás que darlo todo.

-¡Claro, claro! -A mí, sinceramente, el director me.

¿Cómo?, ah, no me diga que ha sido usted el que ha llamado antes.

A ver, Eusebio yo simplemente le puse en antecedentes.

¿De acuerdo?

Pero fue él el que me comentó lo de la vacante.

O sea que ahora depende de ti.

Muchas gracias.

Muchas gracias, doctor.

He tenido mucha suerte de que me atendiera usted.

Mucha suerte.

Gracias. -De nada.

Perdona, es Marta.

¡Sí!

Ah, ¿sí?

¿Dónde estáis?, ¿abajo?, vale.

Ha encontrado a Wilbur.

¡Enhorabuena!, ¡qué bien!

¡Se lo dije!

¡Cabrera!

-¡Ey! -¡Hola!

-¡Hola! -Hola.

-¿Qué tal, chicas? -Bien, ¿cómo está Marifé?

Marifé, bien, bien.

Va mejor.

Ahí va recuperándose y eso, pero bueno normal.

Lo que está todavía es un poquito impresionada,

porque, como tuvimos que intubarla porque casi se ahogaba.

-Bueno es normal, ¿no? -Claro, claro, claro.

Entonces, lo que está más preocupada es por lo que piense la doctora Rey

de su comportamiento que por otra cosa, ¿sabes?

Con todo esto del campamento de la salsa y demás.

Claro, es que es normal.

Es que se ha volcado mucho con ella, y tendrá miedo de decepcionarla, ¿no?

Sí, bueno, ya sabes que le tiene mucho respeto.

-Mm. -Bueno, ladies yo seguiría aquí, ¿eh?

Pero la verdad es que tengo que marcharme.

Ha sido un placer.

-Venga hasta luego. -Hasta luego.

Bueno ya verás cómo Marifé, en cuanto empiece a estudiar,

se le quita toda la tontería.

Pero estudiar, ¿el qué?

¿Lo de auxiliar de vuelo?

¿También te lo ha comentado a ti?

Sí, pero ¿por qué?

¿Cuál es el problema?

Tiene unas cosas esta chica, de verdad.

-Pero. -Bueno, pues no sé.

Porque he hablado con Marina.

Y ella piensa que, después de la venta del piso,

tiene oportunidad de estudiar donde quiera.

En Harvard si quiere.

Bueno, lo importante es que empiece a estudiar.

Lo que sea.

Si no ya, que cambie de carrera.

Pero lo que a Marina le desespera es que está todo el día en el limbo.

Pues sí la verdad.

Hola, Marifé.

-Hola, Pepa. -¿Cómo estás?

-Pues algo mejor, sí.

Mira yo vengo a animarte.

A ver.

¿Y esto?

Pues son diferentes folletos informativos sobre escuelas

para que puedas estudiar auxiliar de vuelo.

Bueno aquí hay algunos.

Hay muchos más.

Pero cuando te den el alta, seguro que puedes informarte,

aquí o donde tú quieras.

Entonces, ¿de verdad te parece una buena idea,

lo de auxiliar de vuelo?

Claro que sí.

Es una cosa que nace de tu ilusión y, siempre que sea así,

es buena idea.

Muchas gracias, Pepa.

Y ¿tú crees que a Marina también le va a parecer buena idea?

Pues seguramente Marina también pensará como yo.

Ya sabes que ella tiene muchas ganas de vender el piso de Luisa

para pagarte los estudios.

Así que.

-Ya. -Ya verás cómo sí.

Si lo que no sé es dónde voy a vivir cuando venda el piso.

Bueno, Marifé paso a paso.

Primero hay que pensar en recuperarse.

Y luego, todo lo demás.

-Muchas gracias, Pepa. -De nada, descansa.

-Y. -Dime.

¿Se sabe cuándo va a volver a pasar el doctor Cabrera,

para ver cómo evoluciono?

¡Ay, Marifé!

Que no te centras, ¿eh?

¡Hola, Wilbur!

¡Hola! ¿qué pasa, pequeñajo?

-Oye, ¿sabes dónde lo he encontrado? -¿Dónde?

En la fuente donde siempre bebe agua.

-Ah, ¿sí? -Sí, ahí estaba.

Mira, ¿sabes lo que te digo?

Aquí tienes las llaves de mi casa.

Haz una copia y te dedicas a pasear a mi perro.

-¿De verdad? -Sí.

-Vale, gracias. -¿Vale?

Oye, que, que he pensado que me voy a dedicar a esto.

Que me ha gustado.

Claro que sí.

Si lo haces muy bien.

-Sí. -La paseadora de perros oficial.

¿Vale? -Vale.

-¡Tú! -¡Ay, qué bien se ha portado!

¿Qué pasa?, ¡hola!

¡Ah!

Pero ¿qué ha pasado?

Bueno pues sí parece que hay una luxación, ¿eh?

¡Ah!

-¿Y con Lola, todo bien? -Sí, muy bien.

Nos hemos unido mucho,

nos estamos ayudando mucho la una a la otra.

¿Y tú estás convencida que Lola piensa que sois solo amigas?

Como ves, no hay evidencias ni de desgarro ni de fractura.

Y por tanto me vas a recolocar el hombro.

Cuando llegue Soto voy a salir yo, ¿vale?

Está claro que no le caigo nada bien.

Sé que es tu vida y que no me tendría que meter.

Vale pero me ha contado que.

Que os vais a ir a vivir juntas, y lo del perro.

Y a mí me parece.

Ya, ya es.

Es una locura, pero vamos.

No me podéis pedir eso.

Yo no os puedo pasar ese informe.

Agustín Conrado, ¿no?

Sí es él es mi chófer.

-¿Y esta mancha? -Eso es de nacimiento.

-Ayúdeme. -¡Tranquilo!

Vale tranquilo.

Al suelo, al suelo, con cuidado, tranquilo, tranquilo, Agustín.

¿Le había ocurrido esto antes?

Nunca, no vamos.

Para nada.

Llevaba unos días un poco ausente.

Pero esto, no.

¿Se puede saber qué estás haciendo?

Pues que me han pedido que necesitan,

bueno el informe financiero del último trimestre.

Ni de broma.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Centro médico - 07/06/17 (1)

Centro médico - 07/06/17 (1)

07 jun 2017

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas de los doctores.

ver más sobre "Centro médico - 07/06/17 (1) " ver menos sobre "Centro médico - 07/06/17 (1) "

Los últimos 648 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
Recomendaciones de usuarios