www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.10.1/js
3626191
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 06/06/16 (1) - ver ahora
Transcripción completa

(Ambulancia)

Berta y Sergio llegan a urgencias en una ambulancia

tras sufrir un accidente de coche.

El personal de emergencias que les ha atendido

comunica el pronóstico a la doctora Rey.

Madre mía, Sergio, te dije que miraras hacia delante.

Te lo tengo dicho.

Vaya genio. Qué peligro tiene.

(REGAÑA) Luego dices que siempre estoy riñéndote.

Ponte gafas, no ves que ibas despistado.

-¿Necesita una silla de ruedas? -No, gracias. Él, por favor.

Ay, que te lo tengo dicho, Sergio.

-¿Qué ha pasado? -La verdad, no sabría decirle

cómo ha sucedido. Cuando nos hemos dado cuenta,

estábamos ya comiéndonos el coche.

Ha sido visto y no visto.

Pobrecillo, 18 años y con el carné recién sacado.

Menos mal que ha salido ileso. Sergio es un peligro al volante.

Vale. Perfecto, gracias.

¿Sabrías decirme tu nombre? Sergio Gutiérrez.

Sergio Gutiérrez. Vale.

¿Te duele alguna parte del cuerpo?

Sí. Me duelen mucho las cervicales,

el abdomen y la mano.

(ASIENTE)

Vale. Y veo que te has dado un golpe en la cabeza.

Sí, muy fuerte.

Ante un golpe muy fuerte en la cabeza

y más si hay pérdida de conocimiento,

a los médicos nos saltan todas las alarmas.

Por eso, las siguientes 24 horas

tenemos que vigilar si hay algún síntoma neurológico

que podría indicar una lesión cerebral

o de la médula espinal.

Veo perfectamente,

lo que pasa es que Berta me pone muy nervioso cuando manejo.

No para de gritar y de decir cosas

como si fuéramos a tener un accidente.

Y al final, mira, lo tuvimos.

¿Qué pasa, que conducíais muy rápido?

Eh... no. Lo que pasa es que el coche de delante

ha frenado en seco y no le he visto.

Íbamos discutiendo.

(ASIENTE) Íbamos camino a los juzgados.

Ah, a los juzgados. Sí.

Espero que no tengáis problemas por no comparecer en un juicio.

No, no era un juicio. Íbamos a divorciarnos.

Vaya. Lo siento.

No, no pasa nada.

Era un tema que teníamos hablado desde hace mucho.

Vale.

Bueno, pues te voy a hacer un TAC,

una radiografía de tórax y también de la columna cervical

y una ecografía del abdomen,

así puedo ver si tienes algún daño interno.

¿De acuerdo? Vale.

Adrián llega al hospital con debilidad, náuseas

y malestar general, acompañado por su madre.

-Hola. -Hola.

-Necesitamos un médico. -Sí. Amaya, una silla de ruedas.

¿Lo llevas a urgencias?

-¿Te duele? -Un poco.

Adrián padece leucemia

y días después de su primer tratamiento,

el doctor Herranz observa que su estado no ha mejorado.

El tratamiento no está funcionando, ¿verdad?

Como sabes, la leucoféresis consistía

en volver a introducirle su sangre libre de las células malignas

y ver cuánto tardaba en extenderse la leucemia.

Pero lo que tiene puede ser provocado por la leucemia

o por una infección derivada de la inmunodeficiencia.

Vamos a hacerle análisis y salimos de dudas.

Me encargo.

La leucemia es un tipo de cáncer que afecta a la médula ósea,

que es la que crea las células sanguíneas.

Si la creación de esas células es anormal,

pueden producirse complicaciones que pueden derivar

en un cuadro grave o incluso la muerte.

Sujeta aquí un poco. Ahí. A ver.

Bueno, vamos a esperar a los resultados,

pero no os quiero mentir.

Que la leucemia haya avanzado tan rápido, no es buena señal,

así que me gustaría ingresarte.

Bueno, si así me voy a curar.

Vamos a hacer todo lo que esté en nuestras manos.

(MEGAFONÍA) Doctor Dacaret, acuda a consulta dos.

A pesar del fuerte golpe, las radiografías han mostrado

que Sergio no tiene lesiones graves en la columna.

Solo presenta un esguince cervical de grado uno,

que se solucionará con unos días de collarín.

Ahora van a hacerle una ecografía para evaluar los daños.

El esguince cervical es una de las lesiones más frecuentes

de un accidente de tráfico.

Se produce por una flexoextensión brusca del cuello

y sus síntomas son dolor cervical,

rigidez del cuello, sensación de vértigo

y contractura muscular.

-¿Te han hecho las pruebas? -Sí.

-¿Qué te han dicho? -Que tengo el ¿escafoides?

-El escafoides, sí. -Roto.

Vale. Sigue las instrucciones del médico. Es importante.

De acuerdo, gracias.

Las férulas pueden resultar molestas,

pero son fundamentales para el proceso de curación,

ya que evitan que se muevan los huesos luxados y fracturados

y sujetan los músculos en las extremidades lesionadas.

Así reducen la inflamación y el dolor. Por eso es tan importante

que los pacientes no se las quiten antes de tiempo.

Doctora, ¿cómo está Sergio? Bien, bien.

No tiene daños internos, así que tranquila.

Solo tiene que llevar un collarín durante unos días.

Bueno, todo sea eso.

¿Tú que tal? Bueno, sí, bien.

Nada de importancia. Vale.

Quiero que te fijes en las próximas 24 horas

si tu marido tiene cualquier comportamiento extraño,

algún gesto raro de la cara o alguna extremidad.

Cualquier cosa extraña, os venís al hospital.

De acuerdo.

Lo que pasa es que Sergio no es...

No vivimos juntos, vamos. Que estamos para divorciarnos.

Lo siento. No, no pasa nada.

A ver cómo se lo explico.

Verá es que... bueno, estamos casados por los papeles.

Él lo necesitaba y yo le hice un favor.

No hay nada romántico en ello,

así que no será un trauma divorciarse.

Ya.

Bueno, pues me alegro, en ese caso.

Espero que no salga de aquí. No, no, por supuesto.

Vale, gracias. De nada.

Bueno, Sergio, ya os podéis ir a casa.

Si te notas mal o algo, vienes corriendo al hospital.

-Se lo prometo. -No se preocupe,

yo me encargo de hacerlo venir,

aunque deba vigilarlo como a un niño. Anda, tira.

Bueno. Vaya susto. Mira que te digo

que te pongas las gafas,

-que mires adelante. -Ya, ya. ¡No paras!

Y no me haces caso.

Estos dos se quieren. ¿Sabes por qué?

¿Por qué? Porque discuten.

¿Porque discuten? Sí, eso da vidilla,

eso hace que la chispa esté ahí.

Ah, discutir hace haya chispa. Sí.

Yo prefiero las parejas que se quieren y no discuten.

También podemos no discutir, me da igual.

El doctor Herranz se reúne con Adrián,

el chico diagnosticado con leucemia,

para comentar los resultados de los análisis de sangre

que le hicieron para evaluar el estado de su enfermedad.

¿Qué tal son los resultados?

Lamento informaros de que no son buenos.

No pasa nada. Sé que tengo leucemia.

Tienes una proliferación de los glóbulos blancos cancerosos,

es decir, que la leucemia avanza rápidamente.

¿Cuál es el siguiente paso? Quimioterapia.

La quimioterapia es un tratamiento

que se administra de forma oral o intravenosa.

Ataca a las células cancerígenas.

El problema es que ataca a las células sanas también,

por lo que tiene efectos secundarios indeseables.

¿Qué me va a ocurrir?

Con la quimioterapia atacaremos a las células cancerosas.

El inconveniente es que atacaremos también a las sanas.

A las del intestino, de la boca, a los folículos pilosos...

Es decir, que tendrás vómitos,

llagas, se te caerá el pelo.

Así que me voy a quedar calvo.

Bueno, la intensidad de los efectos secundarios

depende de cada paciente.

Entonces me quedo calvo seguro,

porque últimamente solo pasan desgracias en esta familia.

No digas eso, por Dios.

Si es la verdad.

Fue decirme que tenía leucemia y mi padre se quedó en paro,

mi madre se cayó y se torció el tobillo,

a mi perro casi le mata un coche y encima mi...

Bueno, otras cosas chungas que han pasado.

¿Me curará el cáncer la quimio?

No. Lamento informarte que no.

Para eso necesitamos un alotrasplante,

que es un trasplante de una persona a otra.

Creo que es tu mejor opción,

al menos a largo plazo, para tu médula ósea.

¿Cuál es el problema? Tenemos dos inconvenientes.

Uno, que tenemos que tener una fase de acondicionamiento.

Tenemos que darte quimioterapia durante una o dos semanas.

Y en segundo lugar, necesitamos un donante compatible.

Quién mejor que su madre, ¿no?

En este caso, los padres no serían la mejor opción,

sino los hermanos, porque comparten mucho más material genético.

Yo no tengo hermanos.

Mamá, seguro que tú eres compatible.

Si quieres, hacemos análisis y lo comprobamos.

De acuerdo. Vale. Voy a avisar a la enfermera.

¿Por qué has mentido?

No sigas.

Pero ¿no has oído lo que ha dicho el doctor?

¿Quién puede ser más compatible que tu propia hermana melliza?

Basta ya, ¿eh?

Todo el tiempo diciendo mucho te quiero hermanito

y cuando me pongo enfermo, se va sin darme explicaciones.

Tres días más tarde, Sergio, el paciente que acudió al hospital

tras un accidente de coche,

vuelve porque tiene fiebre, vómitos y diarrea.

Pasen a la sala de espera que enseguida salen.

Gracias, muy amable.

¿Te lo puedes creer? Dos días vomitando y no quiere venir,

a pesar de lo que le dijo la doctora. He tenido que traerlo de la oreja.

La doctora dijo que viniese si se me iba la cabeza

o se me nublaba la vista, pero no por una diarrea.

¿Te duele?

Sí, pero un poco más acá.

Ya te puedes levantar.

Voy a repetirte la radiografía del abdomen,

porque no sé si lo que te ocurre será consecuencia del accidente.

¿Cree que será por eso?

Aún no puedo asegurar nada, ¿vale?

Sergio, ¿estás tomando algún medicamento habitualmente?

Eh... no.

¿Tienes alguna enfermedad crónica?

No. Bueno, hace un par de semanas estuve tomando antibióticos

por una faringitis.

De hecho, creo que todavía la tengo.

Vale. A ver.

Abre la boca.

Quizá lo que te ocurre puede ser consecuencia de...

(Puerta)

Uy, perdona.

Perdona. ¿Qué tal, Sergio?

Pues bien. Con fiebre, diarrea y vómitos,

a parte de varias faringitis consecutivas.

Pues a mí me huele que puede ser mononucleosis, ¿eh?

¿Quieres seguir tú?

Vale. No, no. Os dejo. Hasta luego.

Quiero que vayas a la sala de espera

y me traigas una muestra de heces cuando puedas ir al baño.

Pues va a ser que ahora mismo.

Ah, ¿sí? Sí.

Pues hay un baño aquí. ¿Aquí? Vale.

Este tipo de examen bacteriológico

recibe el nombre de coprocultivo o cultivo de heces.

Ya está, doctora. ¿Ya?

Aquí tiene. Vale. Espera, ponlo ahí.

Que no toque nada. Perfecto.

Voy a enviarlo a laboratorio para que lo analicen.

También me gustaría hacerte un análisis de sangre

porque lo más seguro es que tengas mononucleosis.

Por eso yo creo que los antibióticos no te han hecho efecto.

Ya. ¿De acuerdo?

Y voy a repetirte la radiografía,

¿vale? Vale.

A la palpación, he percibido

una posible presencia de líquido en el abdomen

y eso no es una buena señal.

Al día siguiente, Adrián y su madre regresan al hospital

para saber si son compatibles para un posible trasplante de médula.

Bueno, tengo los resultados.

Hay un nivel muy bajo de compatibilidad.

Podríamos hacer el trasplante en caso de emergencia,

pero hay entre un 50% y 60% de posibilidades

de que haya un rechazo.

¿Qué pasaría si hay rechazo?

Podrías tener una infección grave, o, en un caso extremo, la muerte.

Pero eso no le va a ocurrir, ¿verdad, doctor?

Usted dijo que había otras opciones.

He comprobado el registro de donantes de médula ósea

y va a ser difícil encontrar un donante compatible.

¿Y si probamos con el alotrasplante ese que dijo?

Basta ya.

Basta de soluciones que no llevan a nada,

cuando tienes una hermana melliza.

¿Cómo que tienes una hermana melliza?

¿Por qué no lo has dicho?

Porque es una cobarde.

Cuando supo que tenía leucemia, salió corriendo.

Ella no se marchó.

Yo la eché.

Con su padre en el paro y su hermano enfermo,

va la muy pánfila y se queda preñada.

Con 16 años.

¿Y se puede localizar a esta hermana?

No sé dónde puede estar,

pero puedo intentarlo.

Deberíamos hacerlo rápidamente.

Tiene que tener en cuenta que Adrián se irá debilitando.

Puede tener complicaciones neurológicas,

cerebrales, una leucostasis pulmonar.

Mamá, ya te vale.

No me explican nada, no me cuentan nada.

Siempre igual, estoy harto.

Llevo un año pensando

que mi hermana no quería verme porque estaba enfermo,

y va mi madre ahora y me suelta que no,

que la echó porque estaba embarazada. Son las dos tal para cual.

En la sala de rayos,

se procede a hacer una radiografía del abdomen a Sergio,

debido a que el paciente ha iniciado un proceso de diarreas, vómitos

y fiebre, tres días después de sufrir un accidente de coche.

Pasa, anda.

Ay.

No.

¿Qué pasa? ¿Te ha molestado lo de la mononucleosis?

(ASIENTE)

¿No te parece un poco orgulloso por tu parte?

Ah, ¿venías a disculparte o venías a decirme algo?

Si entro y te abrazo es por quitarle hierro al asunto.

Sabes que no me gusta que me molesten

cuando estoy tratando a mis pacientes.

Vale. Bueno, pues nada.

¿Y qué hacemos?

No sé. Pídeme disculpas.

Rey, lo siento mucho. No tendría que haber entrado

y decirte el diagnóstico que yo creía.

Perdón. Vale.

Muchas gracias.

¿Puedes ayudarme con la radiografía?

No, no, no. Nunca más ya. Venga.

En serio.

Es que no lo llego a ver bien, no sé si hay líquido libre o...

Pues yo te recomendaría hacer una ecografía, ¿no?

Y si se confirma mononucleosis,

será que tiene debilitado el bazo

y que puede haber sufrido un trauma con el accidente.

(PENSATIVA)

Muy bien, muchas gracias por tu sabiduría.

De nada. Y a ver si no te enfadas tanto por cosas así, ¿eh?

No te preocupes, cariño. Todo está bien. Sí, sí. Nada.

Y la niña, ¿ha comido ya? ¿Sí? Estupendo. Te tengo que dejar.

No, no, bien. Venga, un besito.

(TOSE)

-Berta, ¿estás bien? -Sí, sí.

Lo que pasa es que estoy muy preocupada por Sergio.

-Por tu marido, ¿no? -Sí, bueno...

¿Estás tomando algo para la garganta?

No, empecé ayer y parece que hoy está empeorando.

-¿Pasas a consulta y te echo un ojo? -Sí, por favor.

Pasa.

A ver, abre la boca.

Un poquito más.

Vale. No tiene muy buena pinta, ¿eh?

Tienes una faringitis de campeonato. ¿Tienes algún síntoma más?

No sé si tendrá que ver, pero estoy más cansada de lo normal.

Ya. Pues haremos unos análisis, ¿de acuerdo?

Vale, pero ¿podría ser más tarde? Me gustaría ver a Sergio,

-no sé si es posible. -Claro.

Días después, Adrián regresa al hospital

con muchas dificultades para respirar.

¿Qué ha pasado? Pues que ha empezado a decir

que no podía respirar y que le dolía el brazo derecho.

Vale. Respira, tranquilo.

Quieto.

La tendencia a los hematomas y al sangrado

es por la reducción de plaquetas

y los problemas de coagulación por la leucemia.

¿Habéis localizado a su hermana? He localizado al amigo de su novio

y me dijo que se había ido a trabajar a Valencia.

Tengo el número de móvil, pero nunca está disponible.

Esta crisis respiratoria puede ser un aviso.

Lo siguiente puede ser

un trombo en los pulmones o el cerebro. Hay que empezar

con la quimio, ¿vale?

Respira tranquilo, que enseguida se pasa, ¿vale?

Enseguida vuelvo. Gracias.

Tranquilo, cariño.

Bueno, no tengo buenas noticias.

Hemos visto que tienes presencia de líquido libre intraperitonial

y rotura de la cápsula esplénica.

Eso significa que se te ha roto el bazo.

Así que Berta sí que tenía motivos

para preocuparse. Me temo que sí.

¿Esto es muy grave? Pues tenemos que operarte ya.

El bazo es un órgano situado dentro del abdomen, que es esencial

para el correcto funcionamiento de nuestras defensas.

En su interior se encuentran los llamados vasos esplénicos,

que están cubiertos y protegidos por la cápsula esplénica.

Cuando esta se rompe,

puede producirse una hemorragia intraabdominal

que puede llegar a ser mortal.

Por esa razón, debemos operar de urgencia a Sergio,

para extirparle parte del bazo o el bazo entero.

Voy a avisar a alguien para que te lleve a boxes.

Yo te recomiendo que, si quieres, llames a algún familiar

o alguna persona que pueda acompañarte.

Es que en España no tengo a nadie, solo a Berta.

Bueno, pues no sé. Eso es cosa tuya.

Yo voy a avisar mientras para que preparen el quirófano.

¿De acuerdo? Vale, doctora, gracias.

Siempre he pensado

que cuando más notas que estás lejos de tu país,

es cuando estás enfermo.

Y ahora lo corroboro.

Doctora, ¿sabe ya qué tiene mi marido?

Sí, hemos visto que tiene el bazo roto.

Tenemos que operarle de urgencia. No me diga. ¿Puedo ir a verlo?

Sí, por supuesto. Ahí, a mano derecha en boxes.

-Vale. Gracias. -Hasta luego.

Oye, adivina. ¿Qué?

Que tiene una faringitis muy fuerte. ¿Y?

Que puede tener mononucleosis. ¿Y?

Que se han estado besando. Que se quieren y no lo reconocen.

Pero ¿no sabes que la mononucleosis

se puede contagiar bebiendo en un vaso?

Ya. ¿Qué te pasa? Que ves el mundo

un poco de color de rosa últimamente, ¿no?

Pues igual es que tengo algún motivo.

Oye, Juanjo, perdona.

Sí. Necesito que vayas a boxes

y cojas al paciente Sergio Gutiérrez.

Llévale a quirófano, que tenemos que hacerle una esplenectomía.

Eso es del bazo, ¿no? Sí.

Es que tengo aquí un dolor últimamente...

Ojo, no te enrolles. Eso es por los pasteles de carne

que comes. Ay, qué buenos que están.

Venga. Qué buenos.

Adrián.

A través de este catéter,

estamos poniéndote la quimioterapia intravenosa,

que es el tratamiento que necesitas. Si notas que te mareas

o tienes ganas de vomitar,

me lo dices. Yo voy a estar por aquí, ¿eh?

-Vale. -¿Vale?

Mientras Adrián recibe su tratamiento de quimioterapia,

Alba, su hermana melliza, llega al hospital preguntando por él.

-Por favor. -Sí.

Necesito ver a Adrián Carreño.

-Por este pasillo a la derecha. -Vale, gracias.

Cuando el Rafi me dijo anoche,

que tenía un mensaje en su móvil de mi madre,

casi me da un chungo.

Yo no sabía que el Adri estaba tan mal.

Porque yo por mi hijo y por mi hermano, mato,

pero por nadie más.

Soy Alba, la hermana de Adrián Carreño.

Ah. Está ahí. Voy a buscar al doctor Herranz. Ahora vengo.

Hija.

Mira, o te vas tú o me voy yo. Tú misma.

Hola.

-¿Cómo estás? -Mal.

Hola. Eres su hermana, ¿verdad? Sí, ¿cómo puedo ayudar?

El trasplante es como una transfusión.

Primero, aunque seáis mellizos, hay que hacer análisis

para asegurarnos que sois compatibles.

Pues, ¿a qué estamos esperando?

Ven conmigo. Ahora nos vemos.

Vale. Venga.

Berta, ya. Como no pares, voy a creer que te han dicho que me voy a morir.

Hombre, no digas eso.

¡Si estás temblando! Deja de temblar,

-que vas a ponerme más nervioso. -No puedo evitarlo.

Ya.

Cálmate.

Quiero decirte una cosa.

Gracias por lo que has hecho por mí.

No, de verdad. Gracias a ti,

he podido quedarme en España sin problemas

y he podido estudiar, he podido trabajar.

Y ahora voy a poder volver a mi país y ayudar a mi familia.

Qué bueno.

-Y has corrido un gran riesgo. -De riesgo, nada.

Me casé con un hombre que valía la pena,

lo que hacen todos en las bodas.

No creo que sea ningún delito.

Además, todo saldrá bien, ya verás.

-Eso espero. -¿Quieres hablar con tu familia?

Sí.

Llama a tu abuela y así te quedas más tranquilo.

Mi abuela.

-Toma, habla con ella. -Bien.

Cuidado.

¿Abuela?

Hola, abuela. ¿Qué tal? ¿Cómo estás?

Me alegra.

¿Te han sacado hoy de paseo?

¿Sí?

Ah, pues qué bien.

(Pitido)

(HABLA CON DIFICULTAD) Qué bien.

(Pitido)

Por favor. Rápido, a quirófano.

(TOSE)

Cuidado, échate para acá.

Vamos, chicos.

(TOSE)

Vamos. Vale.

Ay.

Sí, doctora.

Rápido, ahí.

¿Te has mirado ya lo de la mononucleosis?

No, no. He preferido esperar. Pero esperar, ¿a qué?

Vamos, acompáñame. Vamos.

La esplenectomía se puede realizar

mediante la extirpación abierta del bazo o por una laparoscopia,

que es mediante un endoscopio.

Con esta última, la recuperación del paciente

es menos dolorosa y más rápida.

Esperemos que este sea el caso de Sergio.

(BUFA)

Espera. ¿Qué tal? ¿Cómo ha ido la analítica?

-Bien, bien. -Quería darte las gracias por venir.

No tienes que dármelas,

porque yo lo he hecho por el Adri, no por ti.

Te pido que me entiendas. Las cosas en casa estaban fatal

y la noticia de tu embarazo fue la gota que colmó el vaso.

Lo que para ti fue una mala noticia,

para mí fue lo mejor que me ha pasado nunca.

Todo ha salido muy bien, ¿eh?

De hecho, el doctor Ferrer ha conseguido reducir tu fractura

y tienes un niño tan bonito.

Mira, no me cuentes cuentos, porque lo hecho, hecho está.

Ahora cada uno debe apechugar con lo suyo.

Te pido que empecemos desde cero. Esta familia ya ha sufrido bastante.

Eh... mira.

Yo me sentí muy sola durante el embarazo

y aún me siento sola.

¿Sabes qué? No te pienso perdonar nunca.

Horas después, África espera los resultados del análisis de sangre

que determinarán si su hija Alba es compatible con su hermano Adrián

para un trasplante de médula.

Buenas noticias. El nivel de compatibilidad es alto,

así que vamos a preparar el trasplante.

Muchas gracias. ¿Vale?

Enhorabuena. Gracias.

Hola, Berta. Doctora, ¿qué tal está?

Muy bien. Ha ido muy bien la operación, ¿vale?

Estate tranquila. Muchas gracias.

Están trayéndole a la habitación,

aunque sigue un poco adormilado por la anestesia.

¿Vale? Vale, gracias.

¿Estás bien? Sí.

Ay.

Perdóname, pero si no te lo digo, reviento.

Me da muchísima pena que os vayáis a divorciar.

Hacéis muy buena pareja. Bueno.

Pues fíjate cómo son las cosas.

Cuando me casé con él apenas nos conocíamos.

Pero me cayó muy bien, era muy simpático.

Después de hablar con la doctora

si me preguntas cómo es mi hombre ideal, pues

te diría que muy parecido a Sergio.

Sergio.

Ya está.

¿Dónde estoy?

Nada, tranquilo.

Tranquilo, cariño, estoy aquí contigo.

¿Cariño? Pero si esta pareja se llevaba a matar

Si cuando entraron parecían el dúo Pimpinela.

No hay como estar a punto de morir

para que todo el mundo te diga que te quiere.

A mí me lo dicen mucho.

Semanas después, comienza el proceso de trasplante

durante el cual la sangre sana de Alba pasa a una maquina

que selecciona las células que serán trasplantadas en Adrián

-y que repoblarán su médula ósea. -Gracias.

¡Cómo te he echado de menos!

Yo sí que te echado de menos.

Por lo menos, no te han metido la sangre de mamá.

¡Ya ves!

A ver si terminamos ya con todo esto porque no soporto verte así.

¿Cómo se llama mi sobrino?

Adrián, como tú.

Te quiero.

Yo sí que te quiero.

Perdona, cariño, me he quedado dormida.

No pasa nada, no te preocupes.

Sé que una mononucleosis te deja hecho polvo.

Vamos, te lo digo por experiencia.

Vaya, la que hemos liado por un beso. Si lo llego a saber.

Si lo llego a saber...

si lo llego a saber te habría besado igual.

Bueno, y yo.

Ven aquí.

Te quiero hacer una pregunta.

¿Qué?

¿Quieres

no divorciarte de mí?

¿Qué me estás diciendo?

¿Que quieres seguir con nuestro matrimonio?

Eso mismo.

-Bueno, sí. -¿Sí?

Te prometo que cuando me recupere del todo

nos vamos a ir al mejor restaurante de la ciudad.

-A celebrar nuestro no divorcio. -¡Vaya!

¡Qué bien!

Pero conduzco yo.

Ya estamos.

-Pero ¿cómo vas a conducir tú? -¿Por qué no?

África espera noticias del doctor Herranz

que está reconociendo a Adrián tras el trasplante.

Son buenas noticias.

En principio no hay rechazo.

Hay que esperar unos días, incluso unas semanas,

pero parece que son buenas noticias.

Le hemos dado inmunosupresores

así que tiene el nivel de glóbulos blancos bajos.

Eso a lo mejor puede hacer que

pueda coger una infección, por ejemplo,

pero de momento toda salió bien, así que somos optimistas, ¿vale?

Muchas gracias. De nada.

Cada año en España se diagnostican cinco mil casos de leucemia.

Donar médula se hace de forma altruista, anónima,

no tiene ninguna repercusión

y se puede hacer todas las veces que quieras.

Donar médula es capital

para la supervivencia de miles de personas.

Gracias. De nada.

¿Puedo ver a Adrián?

Sí, aviso a una compañera para que te dé una equipación.

De acuerdo. De todas formas,

creo que hay alguien que quiere verte.

Gracias.

Hola. Todo ha salido bien.

-Me alegro mucho. -No ha habido rechazo.

Mira, he traído al niño para que conozca a su tío,

pero, bueno, también quería ver si su abuela quería conocerle a él.

Claro, claro que sí.

Dios mío, pero ¡qué guapo y qué grande!

Cariño, te pido que me perdones.

Perdona, hija, perdona.

Os he echado muchísimo de menos.

Perdóname, cariño.

Pero que no te preocupes por estas cosas.

Tenías razón.

Tengo una urgencia, luego hablamos.

Perdona.

Espera, espera. ¿Cómo?

Que tenías razón con lo de la mononucleosis.

Es que no tienes idea de lo que me ponen estas dos palabras.

¿Sabes a cuáles me refiero?

Repítemelas.

No, no sé. No sé.

¿Qué palabras?

Las de después de mononucleosis. Tenías no sé qué, ¿cómo es?

Tenías razón. Esa.

Y también tengo que decirte que igual te gusta. Ven.

A veces me dan ganas de matarte.

¿Y otras?

De quererte.

Me voy a la planta.

Adiós.

¿Qué ha pasado?

Ha sufrido una caída sin pérdida de conocimiento.

La paciente trabaja en rescate de montaña.

Se cayó por el barranco y tenía tanta prisa por buscarlo

que tenía el arnés cerrado.

¿Está bien, doctor?

Vamos a hacer un TAC de cabeza y cuello

para ver si hay lesiones.

Empezarás a andar en 24 horas.

-¡Qué bien! -Sí, bien.

-¿Qué tal? -¿Cómo va la rescatadora?

Bien, se va a recuperar.

Si consigue estarse quieta.

(GRITA DE DOLOR)

¿Tú estás segura de que no hiciste nada raro?

Segura.

Ha hecho alguna una tontería.

No, no, qué va no. Dice que no ha hecho nada.

Mira, te presento mi hijo mayor. ¡Míralo qué altura!

Tengo un leve dolor abdominal.

Ramón es clavado a su padre.

Vamos a hacer la ecografía abdominal.

El nivel de los glóbulos blancos está bajo.

Así que es más fácil que haya una infección.

Por los resultados y por la clínica que presenta,

-puede ser una adenitis mesentérica. -¿Era la doctora Marco?

Sí, seguro, la joven.

La adenitis mesentérica desaparece en un par de días.

No saques las cosas de quicio.

A mí me gustaría que llevaras tú el caso.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Centro médico - 06/06/16 (1)

Centro médico - 06/06/16 (1)

06 jun 2016

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas de los doctores.

ver más sobre "Centro médico - 06/06/16 (1)" ver menos sobre "Centro médico - 06/06/16 (1)"

Los últimos 648 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios