www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4777325
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 05/10/18 (2) - ver ahora
Transcripción completa

(MEGAFONÍA) "Doctora Vega, por favor, acuda a recepción".

"Gracias".

Lo siento, Ainhoa, no te puedo decir mucho más.

Pero... ¿es seguro que tiene hemorragia cerebral?

Sí.

El tac muestra una pequeña hemorragia

en el hemisferio izquierdo.

Pero hay que seguir profundizando.

De momento, se ha librado del quirófano.

Hay que confiar en que todo va a salir bien.

Es una de las posibilidades cuando una embarazada sufre preeclampsia.

Y, al haber actuado rápido,

el pronóstico es bueno, ¿no?

Bueno, la rapidez de reacción es importante,

pero no sabemos el alcance de la lesión.

Hay que ser cautos.

¿Y la traen de regreso ya?

Ahora mismo, sí.

En cuanto sepa algo,

te busco y te cuento. ¿De acuerdo?

Gracias.

Merino, un momento.

Tranquila, mi amor, que ya mismo acabamos, ¿eh?

Hay que clampar esa arteria.

Ya.

Lo intento. -¿Qué pasa?

No te digo que lo intentes. Hazlo.

¿Qué pasa, Ramón?

Nada, tranquila.

Venga, tenemos que frenar esa hemorragia.

Ramón, ¿qué pasa, por favor? Dime algo.

Primero ella.

¿Cómo? Vamos.

¿Cómo que yo? ¡No, no!

¿Y Julia, Ramón? Julia, por favor. ¿Qué pasa?

A ver, déjame. Por favor. (LLORA)

No veo.

Es que no veo. Por favor.

Aspiración.

Aumenta el ritmo de suero.

¡Por favor!

Berta, tranquila. Detenemos una hemorragia.

Luego nos ocuparemos de la niña. No.

No, no, no. ¡No, por favor! Ahí, ahí.

Ahí.

¡Imanol!

¿Qué haces aquí?

Llevo todo el día buscándote. La de vueltas que he tenido que dar.

¿Y qué quieres? Creí que había quedado todo claro.

No. Tienes que hablar con Ángela.

¿Otra vez con eso?

Sí. Lo necesita.

Necesita saber qué pasó y decidir si quiere perdonarte o no.

No puedes irte ahora sin más.

Tiene que intentarlo.

Se las apaña muy bien sin mí.

Eso es evidente. -No lo entiendo.

No quiero desmontarle su mundo ahora.

No entiendo para qué has venido si no te atreves a enfrentarla.

Sí. Ha sido un error.

No debería haber venido.

Pero, si me marcho ahora,

ella se olvidará de mí.

Y solo seré un tipo que la espió un par de veces sin saber por qué.

Pero ahora estás aquí, no te puedes negar.

Y se lo debes.

Ahora es el momento. He hablado con ella.

Y la entiendo. Entiendo...

entiendo de dónde viene ese poso de amargura.

Tiene una coraza puesta.

No, no puedo hacerlo. Lo siento. -¿Por qué?

Porque no quiero hacerle daño.

Conocerme no arreglará las cosas.

Y lo sabes.

Si no, tú mismo se lo habrías dicho.

Mira, conozco a Ángela lo suficiente para saber que es a ella

a la que le gusta decidir qué hacer con su vida.

Déjala que, por lo menos, esta vez sea ella la que decida.

Ella sabrá si conocerte empeora las cosas o no.

No puedo hacerlo.

Lo siento.

De verdad.

Hazlo tú

si te crees capaz.

Hola, belleza.

¿Cómo está Julia? ¿Dónde está?

Ana, ¿nos puedes dejar un momento a solar?

Claro.

¿Dónde está?

Pues Julia está en la UCI de neonatos.

¿Qué le pasa?

Bueno, la están estudiando

porque hubo una serie de problemas durante la cesárea.

¿Pero qué le pasa a la niña?

Verás, la niña está teniendo dificultades para comer

y además está un poco irritable.

¿Y eso por qué?

¿Cuándo puedo verla?

Bueno, no te preocupes. Dentro de muy poco,

te la van a traer, estará con ella. Y ahora

lo importante es que descanses.

Sabía que algo no iba a salir bien.

Lo sabía.

No, no.

No podíamos saberlo.

No te martirices.

Yo sí lo sabía, Ramón.

Sabía que no iba a ser capaz.

Alguien como yo no puede ser madre.

Berta, no digas tonterías.

¿Eh?

Tú eres una mujer estupenda.

Además, eres una mujer sana y vas a ser una madre maravillosa.

Pero es por mis antecedentes, ¿verdad?

Lucía me lo dijo, que...

que habría problemas y que...

que mi hija...

A ver, a ver, a ver. Mírame.

¿Cómo que Lucía? ¿Lucía qué te ha dicho?

Pues que alguien con mis antecedentes necesitaría ayuda.

Que... que había muchos factores, que...

Pero tenía razón, Ramón. Escúchame.

Escúchame bien.

El pasado, pasado está.

Y punto.

¿De acuerdo?

No quiero que te machaques con eso, porque no lo voy a permitir.

Berta, te quiero fuerte y con ánimo.

Por favor, dentro de poco tendrás a tu hija contigo.

Así que, dime que vas a ser fuerte.

Dímelo.

Pero es que no sé si puedo.

Berta, claro que puedes.

Por favor, mírame.

Amor, yo te necesito.

Todo va a ir bien.

Todo va a ir bien. Sí.

Menos mal que está Ramón a mi lado.

Y ya no solo como pareja, sino...

porque es el mejor médico del mundo.

Y si él me dice que todo va a ir bien...,

yo le creo.

Estoy deseando salir de aquí y empezar una nueva vida los tres.

(LUCÍA) Hola.

¿Puedo pasar? Sí, sí, pasa.

(Puerta cerrándose)

Que siento muchísimo lo de tu hija.

Gracias.

¿Cómo está? ¿Es grave?

Pues hasta que no tenga el resultado de las pruebas,

no lo sabré con seguridad.

Bueno.

¿Y Berta cómo está?

Mal.

Pero me imagino que tú eso ya lo sabías, ¿no?

No. ¿Por qué?

Porque Berta me ha dicho que estuviste hablando con ella,

recordándole sus antecedentes

y que eso le traería problemas con la niña.

No. Ramón, tú sabes perfectamente que yo eso no...

no se lo dije así. Que entiendo que estés nervioso, pero...

Yo no estoy nervioso, Lucía.

Estoy cabreado.

Cabreado contigo, conmigo y con todo.

Ramón, entiendo que estés cabreado.

Estás en tu derecho.

Yo lo único que quiero es que Julia salga adelante.

Y lo va a hacer, ya verás.

Pero, por favor,

no te eches las cosas encima ni lo hagas tú solo.

Yo estoy aquí para ayudarte.

En lo que necesites, para hablar o para lo que sea.

Lo sé, lo sé, lo sé.

Y que siento muchísimo, de verdad, si...

lo que le dije a Berta pues la preocupó.

No sé. No, si eso es lo que más me duele.

Que lo vamos a hablar ella y yo y se soluciona.

No, no me refiero a eso, Lucía.

(CARRASPEA) Quiero decir...

es posible que... que llevaras razón.

¿En qué?

Los dos sabíamos que existía la posibilidad.

Verás, lo que quiero decir...

Creo que lo que le ha pasado a Julia

está relacionado con el alcoholismo de Berta.

¿Crees que ha bebido...? No. Ella dice que no.

Ella dice que no.

Bueno, pues...

tendrás que preguntarle e...

intentar que sea sincera contigo.

De todas maneras, las pruebas lo van a decir todo, ¿eh?

Sí, sí.

Quizás debería centrarme en eso y...

y ya está. La prioridad

es saber lo que le pasa a la niña para poder curarla.

Sí.

(CARRASPEA) Tienes razón, como casi siempre.

Es que los psicólogos solo decimos cosas obvias.

Anda.

Bueno, ¿vamos a ver a tu hija?

Sí. ¿Eh? ¿Sí?

Sí.

El hombre con prisas.

(CARLOS) ¿Eh?

Ah, perdona.

Que tenía una cosa muy importante que hacer.

¿Más que un asunto de tu jefa?

Más o menos.

Me da a mí que es más menos que más.

¿Qué querías?

No, ya nada.

Pero la próxima vez que te llame, ven.

Bien.

¿Bien?

Nada de: "A sus órdenes, sargento,

lo que usted diga, doña directora"

o cualquiera de esas respuestas que sueles tener?

Lo siento, pero esas respuestas no son ingeniosas.

Nunca saldrían de mi boca.

¿Se puede saber qué demonios te pasa?

Nada.

No voy a insistir más, ¿eh?

Me cansa la gente que da negativas para que los demás insistamos.

Vale.

(RESOPLA)

Mira, lo único que espero es que de verdad no tenga que ver conmigo.

O sea que sí lo tiene, ¿no?

(SUSPIRA)

¿Qué pasa?

¿Nos sentamos? -No.

Dime ya lo que sea. -Está bien.

Como quieras. -Doctor, le necesitan.

Acaba de llegar una ambulancia. -No. ¿En serio?

Ah... lo siento. Luego hablamos.

Va a ser una noche larga, ¿eh?

Pues sí, la verdad es que sí.

Oye, ¿cómo está Diana?

Y, perdonadme,

porque no he podido estar más pendiente de ella.

Nada, no te preocupes.

Es que ha sido una coincidencia que Berta se pusiera de parto.

Ya. La verdad es que sí.

Y Diana bien, pero...

pero está en la UCI.

¿Saben ya lo que tiene?

Le ha dado un pequeño ictus.

O sea, que ha empeorado.

Bueno, espero que no sea nada. Ya verás.

Gracias.

Oye, ¿cómo están Julia y Berta?

Pues ahí estamos, esperando resultados.

Eh, Ainhoa, que discúlpame.

Fui un poco brusco contigo. No te preocupes, hombre.

Hiciste lo que tenías que hacer.

Y yo estaba preocupada porque había que hacerle una cesárea a Diana.

(CARRASPEA) Tenemos que ser fuertes, Ramón.

Todo el mundo lo dice, pero es verdad.

Tenemos que ser fuertes.

Ya, todos lo dicen, pero decirlo es muy fácil.

Pero hacerlo... (RÍE)

Bueno, espero que dentro de un tiempo

ni nos acordemos de esto y veamos a nuestros hijos jugar.

Cumplirán años el mismo día.

Sí, hija, sí, sí.

Es que todo... todo es muy difícil.

Todo es demasiado difícil.

Tenemos que apoyarnos los unos a los otros y ya está.

(RÍE)

Oye, tú has estado hablando mucho con Lucía, ¿no?

Sí, un poco sí.

Pero tiene razón. Es que en los momentos difíciles es...

es mejor no estar solo.

Y también tenías razón con lo de... con lo de Diana.

Exacto. Tú tienes a Diana.

Y eso es diferente.

Tú también tienes a Berta, ¿no?

Bueno, Berta está un poco perdida.

Y me parece que me va a tocar a mí

tirar de este carro.

¿Cómo está mi hija, por favor? Tienes que decírmelo.

Por favor.

(ANA) Tranquila. (BERTA) Que alguien me lo diga.

(Puerta)

¿Y Julia? ¿Cómo está Julia?

Que... ¡que alguien me diga algo, por favor!

Quítame esto, que... Tranquila.

Julia está bien. Tranquilízate. Ana, yo me ocupo. Gracias.

¿Sí? Sí.

¿De verdad? Tranquila, Berta.

Ay, Ramón...

(SUSPIRA)

(SUSPIRA) ¿Qué pasa?

¿De verdad está bien? ¿No me engañas?

No, no te engaño.

Julia está... está bien. Pero ¿y qué pasa? ¿Qué te pasa?

¿Por qué estás tan serio?

Berta...,

¿tú has estado bebiendo durante el embarazo?

Responde.

Sí, he bebido.

No sé, fue...

fue muy poco, al final del embarazo. Me...

¿Un poco, Berta? ¡No se puede beber nada!

Perdóname, Ramón.

No voy a volver a beber nunca más, te lo prometo.

Es que no... no... ¿Es que no lo entiendes?

¿No lo entiendes?

¡Julia podría haberse...! Ya, ya lo sé. Lo sé.

Lo sé, lo sé, lo sé.

Lo siento.

No te puedes ni imaginar cuánto lo siento.

Tenía que haberte pedido ayuda, ya lo sé.

Pero necesitaba que confiaras en mí, Ramón. Necesitaba...

que vieras que era capaz de ser buena madre

y que podría cuidarla.

Pues no escogiste la mejor manera. Ya, ya lo sé.

Ahora...

Por favor, confía en mí ahora.

No va a volver a pasar.

Nunca, ¿me oyes?

Me tienes que creer, por favor.

Tú lo sabes.

Tú sabes lo que es superar una adicción.

Y también sabes que hay un día en el que todo se acaba

y que se acaba para siempre.

Ramón, pues ese día ha llegado para mí.

Ahora tengo una hija.

Vamos a salir adelante.

Y vamos a ser felices, por favor, porque nos lo merecemos los tres.

Sí, tenemos una mochila. Y... y...

Pero todo el mundo la tiene, ¿no?

No nos podemos rendir por eso.

Tú y yo, no.

Ramón, tú siempre eres el que me dice que todo va a ir bien.

Pues ahora te lo digo yo.

Todo va a ir bien, mi amor.

Te lo prometo.

Te lo prometo.

¿Por qué no?

¿Por qué no vamos a poder empezar de nuevo cuando queramos?

Berta tiene razón.

No podemos dejar que la mochila que llevamos a la espalda

se interponga en nuestros deseos.

Pues ya está.

Se acabó, se acabó todo. Se acabaron las dudas,

se acabó la desconfianza...

Necesitaba oír esas palabras.

Es más,

necesitaba oírselo decir a ella.

¿Cómo estás?

Bien. Tengo...

algunas molestias, pero estoy bien. Se me pasará.

¿De verdad?

De verdad.

Tengo la cabeza muy dura.

Hace falta mucho para acabar conmigo.

Pero no tientes más a la suerte, ¿eh?

Por favor. (DIANA) Vale.

También me ha ayudado mucho

saber que el pequeñín está evolucionando bien.

Está precioso.

¿Sí? -Ajá.

Estoy deseando verlo, por favor.

Solo me hace falta una cosa

para que todo esté perfecto.

¿Qué?

Pues que tú y yo estemos bien.

Que dejemos de discutir ya de una vez, por favor.

Diana, lo siento mucho, ¿vale?

Con todo lo que has pasado con Pedro y aunque...

Bueno, aunque no, no era el momento de hundirte con mis inseguridades.

Pero si yo entiendo que te sientas desplazada, de verdad, lo entiendo.

Y lo siento mucho.

Es que te veo tan fuerte y tan independiente,

que temo no hacerte falta.

Ven.

Ven conmigo. Siéntate.

Tú me vas a hacer falta siempre.

¿Vale?

La que más.

Quiero que lo sepas.

Y que me perdones, que he sido una egoísta

pensando do que mis decisiones te iban a parecer bien y...

y darlo por hecho. No lo volveré a hacer.

Te quiero mucho.

Yo también te quiero mucho, ya lo sabes.

Y creo que todos nuestros problemas...

vienen por una falta de comunicación.

¿No? -Ajá.

Pero me frustra que tú no lo veas.

Vale. Yo te prometo que siempre pienso en ti

cuando tomo una decisión, de verdad.

Siempre. Pero a partir de ahora, además de penar en ti,

te lo voy a comunicar.

¿Vale? -Vale.

Gracias.

Vamos a empezar, ¿vale?

Te quiero contar lo de la oferta de trabajo

y que lo decidamos juntas.

¿Qué hago? Yo había pensado rechazarla.

No lo hagas.

¿Por qué? Si es lo que tú querías.

Ya. Pero me he dado cuenta que... que tenías razón.

Que es una muy buena oferta y...

y vas a poder conciliar mucho mejor que aquí.

Sí.

Y además,

no lo tomes a mal, ¿vale?,

pero creo que nos vendrá bien trabajar en diferentes hospitales.

Para no estar todo el día juntas.

Eso lo llego a decir yo...

y la que me lías...

Ya, pero lo he dicho yo.

Ya veo, ya. No me lo esperaba eso de ti.

(RÍE)

Pero tienes razón.

Es una buena oferta de trabajo.

Y...

el hospital es muy bueno y me ayuda a conciliar,

que para mí es importante la maternidad.

Y eso, pues va a dejar un poco de tiempo

para estar, no sé, a nosotras.

¿Eh? -Ojalá.

(RÍE)

Oye, tú te puedes mover ya, ¿no?

Un poquito. ¿Por qué?

Porque quiero enseñarte algo.

¿El qué? -Una cosita muy pequeñita.

Hola. Hola.

Ya te puedo dar la enhorabuena por tu bebé, ¿no?

(RÍE) Gracias.

¿Qué pasa? ¿Has hablado con Berta?

Sí.

Y no ha ido bien, ¿no?

Berta siguió bebiendo durante el embarazo.

¿Y Julia está bien? ¿Tiene...? Está estable.

Le hemos estado haciendo pruebas

y bueno, un electrocardiograma

para ver si había malformaciones cardíacas,

pero está todo bien.

Pues me alegro.

Sí. Tendrá que seguir un seguimiento especial

durante un tiempo, pero...

Supongo que yo no quería pensar que todo esto podía pasar.

Ramón, sé que me dijiste que no me metiera

y no me quiero meter como amiga, pero me gustaría

darte un consejo como profesional.

Dime.

Tú sabes perfectamente que Berta

necesita ir a un centro de desintoxicación.

A ver, que sé que tú piensas

que ella podrá sola, pero no es así. Lo sabes.

Ya. Pero me ha prometido cambiar.

Y estoy segura de que lo cree firmemente,

pero es que no puede sola, Ramón. Ya.

Pero es que yo la quiero.

Las personas que más te quieren son las que saben lo que necesitas.

Ya. ¿Y eso qué lo dices, por mí? Pues sí, lo digo por ti.

Porque los que te convencimos de que fueras a una clínica

éramos los que más te queríamos, Javier y yo.

¡Pero fue muy duro! ¡Es muy duro!

Y va a ser duro, va a ser duro para Berta.

Pero tienes que pensar que tienes una responsabilidad.

Tienes un bebé pequeño.

¡Menos mal que decías que no te ibas a meter!

Y no... y no me tenía que haber metido.

Bueno, pues te doy la enhorabuena por el bebé.

¿Has visto qué bonito?

¿Cómo es de bonito?

Es precioso.

¡Dios!

Se parece a ti.

Es el bebé más bonito del mundo.

Te quiero muchísimo.

Y yo.

Se le había perdido.

Rafa, por favor, ponme unas patatitas, hombre, o algo.

No me puedo creer que hayas vuelto a caer.

Pero si ya tienes dos hijos.

Deberías ser más listo.

O menos fogoso. Parece mentira que seas ginecólogo.

Y a tu edad, doctor Landó. Que no, que soy feliz. Soy feliz.

Ay, amigo.

Ahora, estás feliz ahora. Ya verás cuando no puedas dormir.

Eh, eh, que yo tengo experiencia, ¿eh?

Y cuando la pequeña Julia te diga que tiene novio

y que se va con sus amigas de cachondeo,

¿qué?

Sí. La verdad es que ahí me va a pillar un poco más verde.

Pero bueno, imagino que será como con mis hijos.

Al final, crecen y los tienes que dejar que hagan su vida.

De hecho, vamos a brindar, ¿no?

Voy a sacar el mejor champán de mi bodega.

Eh, Rafa.

Ra... Rafa.

Creo que es el momento más feliz de mi vida.

No podría estar mejor acompañada.

-"Por Julia".

Por Julia.

Eh, si me disculpáis,

tengo que salir un momento. Bueno.

Bueno, pues nada, vamos a bebernos la botella. No la vamos a tirar.

Bien buena que es. -Sí, está bueno.

Bueno, por fin me vas a decir qué está pasando.

Sí. Pero respira y relájate, por favor.

He quedado con alguien.

¿Con quién?

¿Qué hace este hombre aquí?

Tienes que escucharle.

¿Esto qué es? ¿Es una trampa? ¿Estás tú metido en todo esto?

Te dije que lo había conocido. -Y yo que me acosaba.

No... no es una buena idea. Ya te lo dije.

¿No me digas que es cosa tuya? -A ver.

No, por favor, solo te pido que escuches lo que dice.

Y te necesita a ti para decirlo. -Si quieres, me marcho.

No, no, déjalo.

¿Qué quieres?

¿Quién eres?

Perdona. No debería haber...

Siento mucho presentarme así.

Es tu padre.

¿Qué?

O me atienden ahora mismo o les contagio a todos.

Yo le atiendo. -¿Ya?

Sí. Ahora mismo.

¿Sin esperar? (SILVIA) Sí.

¡Que no tiene nada!

Que es un histérico con un mal día,

como lo tenemos todos. A este le salen fibras sensibles.

A mí me salen cocodrilos. ¿Y qué hago? Me los como.

¿A usted le parece normal que me salgan hilos,

hilos de lana cuando duermo

y fibras, unas cosas raras todas las noches?

Da igual si me rasco, si me limpio.

¿Qué tal va todo? -Todo bien.

Es que como antes te vi que estabas...

como un poco enfadada... -Estoy bien, Lucía, de verdad.

¿Qué quieres?

Ni se te ocurra, es privado.

Bueno, ¿qué pasa, que trabajas en el CNI?

A ver, en serio, ¿qué quieres? ¿O vienes a molestar?

No, no vengo a molestar.

Te quería hablar de Esther.

Buena opción. Está soltera. Así que, a por ella, campeón.

Ya, ya sé que está soltera, pero no es eso.

¿Pero tú qué sabes? ¿Por qué no dejas de meterte...?

Solo te pido que le escuches.

¿No vas a decir nada?

¿No harás un chiste de esos maravillosos tuyos?

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Centro médico - 05/10/18 (2)

Centro médico - 05/10/18 (2)

05 oct 2018

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas.

ver más sobre "Centro médico - 05/10/18 (2)" ver menos sobre "Centro médico - 05/10/18 (2)"
Programas completos (1060)

Los últimos 1.073 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Fer

    La historia entre Ainhoa y Diana tiene todo para ser una historia muy bonita, pero los guinistas siempre le buscan problemas y estres en la relación. Esta etapa de ser mamas debió ser una de mucho amor y Unión entre ellas ... su historia se lo merece... ya que parece le quieren dar un final, pero háganlo donde dejen un buen sabor de boca.

    pasado viernes
  2. LORENA

    Yo tengo un hijo con mi esposa y ella es española nada que ver con la pareja de la serie ....hay como que eran enemigas no una pareja ....pero esperemos que termine bien la pareja ...en la pareja siempre la comunicación, amistad,amante...y todo para que funcione .¿¿

    08 oct 2018
  3. Karina1969

    Perdon le voy a preguntar a mis amigos...se q me diran q es tele..encima ellos q no la miran...tienen una onda mas redes...perl preguntare si ahi no se dice te amo...no se kizas los latinos somos mas demostrativos ( perdon si suena mal...somos muy cachondeo nosotros)

    08 oct 2018
  4. Karina1969

    Si la verdad q llama la atencion o sera q los europeos son mas frios y los latinos no...pero ME SORPRENDIO LA FRIALDAD TANTO DE DIANA COMO DE AHINORA AL MOMENTO DE SER MADRES...MAS AUN...HABLO X CONOCIMIENTO YA Q SOY LESBIANA Y SE Q JAMAS ACTUARÍA ASI SI MI ESPOSA ESTA MAL...LA VERDAD...Q ME ENGANCHE POR ESTE TEMA DE DOS MUJERES Q SE AMAN PERO SE NOTA Q NO SABEN NADA...DE COMO ES...DE COMO LLEVAR LA SITUACIÓN SI UNA AMA Y LA OTRA SOLA KIERE SER AMIGA.. HAY UNA PAREJA DE YOUTUBE Q HUBIERA AYUDADO TANTO...ADEMAS LO Q MAS ME LLAMO LA ATENCION Q SI YO TENGO FLIA CON ALGUIEN AHI EN ESPAÑA PAIS Q AMO XQ TENGO AMIGOS HERMOSOS...PERO NO SE DICEN TE AMO???

    08 oct 2018
  5. Wanda

    Quien escribe, es posible Anoha sea igual es lo mismo que cuando estanban de novias ahora peor ninguna a tenido crecimiento que sigue degan el Nino en hospital porque no pueden hablar

    07 oct 2018