www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.10.1/js
4052180
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 05/06/17 (2) - ver ahora
Transcripción completa

-¡Pepa! -¡Hombre!, ¿qué tal, Marifé?

¿Cómo estás? -Muy bien.

-¿No está el camarero? -No, ha salido.

¿Qué tal estás de la fibromialgia que te diagnosticaron?

Ah, pues muy bien, muy bien. -¿Sí?

Sí, he estado yendo a la asociación de fibromialgia.

Y estoy siguiendo unos consejos que me dieron

para cambiar mis hábitos, y.

Sí.

Y la verdad que me encuentro mucho mejor.

Jo, me alegro mucho, ¿eh?

Sí, mira, me encuentro tan bien

que he estado pensando en mis opciones de futuro.

Sí, mira yo siempre, de pequeña, me vi como soldado, pero.

Ahora, la verdad que me imagino subiendo una cuerda

y creo que mis brazos no lo resistirían.

-Como que no, ¿no? -No.

Bueno, pero ¿has pensado en más opciones, o...?

Mira, me he hecho una lista.

¿Te la enseño?

-A ver. -Sí, mira.

Pues a ver, he pensado varias cosas.

Espera un momento.

¿Qué te pasa?

¿Te has atragantado?

Tose, tose.

A ver... A ver...

Vale, tranquila, respira.

¿Puedes respirar?

-Sí. -Siéntate aquí.

-¿Sí? -Pepa, me has dejado alucinada.

Bueno, ¿tú estás bien? -Sí, sí, es que no.

No podía respirar. -Vale, tranquila, ¿mejor?

-Sí. -¿Sí?

¡Hombre!

Hola, Landó.

Oye, escúchame, ¿dónde estabas?

Hemos tenido un par de emergencias y no daba contigo.

Ya, perdona.

He estado hablando con mi hija,

que está un poco preocupada por Lorena.

¿Estados Unidos? -Pues no muy bien, la verdad.

Han empezado un nuevo tratamiento experimental con un fármaco,

y el resultado no ha sido positivo.

Así que Marta me llama cada dos por tres,

porque bueno, lo necesita.

Vaya, pues lo siento.

Oye entiendo que tu vida personal ahora está un poco complicada.

Pero tienes que comprender que aquí te necesito al 100%.

Que sí, que sí.

Que lo entiendo perfectamente.

¿De acuerdo?

Así que no desaparezcas, venga.

Cámbiate, que hay mucho trabajo. Vale, no volverá a pasar.

Gregorio llega en ambulancia al hospital

porque ha sufrido un desvanecimiento mientras estaba trabajando.

Un momento, chicos.

¿Qué ha ocurrido?

Gregorio, 39 años.

Sus compañeros nos han dicho que estaba cargando una viga

cuando de repente se puso pálido, empezó a sudar y se desmayó.

Sin más.

-Vale, ¿se ha golpeado la cabeza? -No, ninguna herida.

Vamos a Reanimación.

Bueno, cuéntame, ¿tienes algún tipo de sensación o dolor concreto

en alguna zona del cuerpo?

Tengo el corazón que se me va a salir de, por la boca.

Está como a mil por hora.

Y es la.

Es la primera vez que me pasa.

Vale, procura respirar profundamente.

¿Vale?

Cuéntame, ¿tienes algún antecedente de enfermedad?

-No. -¿Nada?

Vale, ¿qué es lo que te ocurrió exactamente, antes de, de caerte?

Pues sentí como un, una quemazón así en el, en el pecho, y ya no.

No recuerdo nada hasta que. -Hola.

Hasta que me estaban subiendo a la ambulancia.

-Hola. -Y ahora estoy como.

Tengo como náuseas.

Tienes náuseas.

Sí, sí, sí.

Vale, ¿has tomado algún tipo de fármaco, droga,

o has vivido alguna situación muy estresante últimamente?

Bueno, estoy dejando de fumar.

Mi mujer me hizo que le prometiera que, que dejara de fumar

cuando se quedara embarazada y.

Y bueno de esto hace ya dos meses.

-Bueno, enhorabuena por el niño, ¿no? -Sí.

Eh, disculpa, ¿cuánto, cuánto fumabas diariamente?

-Dos cajetillas, diarias. -¿Dos cajetillas?

-Sí. -Bueno, no se ve mucho, pero.

Llevábamos mucho tiempo intentándolo.

La verdad es que estamos, estamos muy contentos.

Aunque yo estaría más contento si pudiera fumar, la verdad.

Bueno, eso lo dudo, ¿eh?

Como todavía no sé exactamente qué es lo que te ocurre,

le vamos a tomar la tensión, el pulso, y yo le voy a auscultar.

Vale.

Diga lo que diga Gregorio, fumar es malo.

Así de simple.

Existen una gran variedad de terapias de apoyo para dejar de fumar

cuando uno no es capaz de hacerlo por sí mismo.

Si este es su caso, por favor, acuda a su médico de cabecera

para saber cuáles son los recursos disponibles que hay

para dejar de fumar.

Estoy pensando una cosa, eh.

Vale, parece que tiene 140 latidos por minuto,

lo cual es bastante alto,

pero he visto que satura bien, y no he detectado ningún soplo.

La presión arterial la tiene alta también.

-¿Saben ya lo que me pasa? -Pues vamos a ver.

Lo que te ocurre es que tienes taquicardia,

pero todavía no sabemos de qué tipo.

Así que vamos a hacerle un electrocardiograma.

Vale.

Todavía no sabemos lo que le pasa a Gregorio, pero es cierto

que el sobrepeso acarrea muchas enfermedades.

Por eso es importante tomar frutas y verduras, olvidar la sal

y el azúcar, hacer ejercicio, y evitar el sedentarismo.

Vamos a ver, Gregorio.

Por lo que veo aquí,

parece que tienes una taquicardia supraventricular.

Te explico, eh, es un episodio donde se tiene la frecuencia cardiaca

muy rápida.

¿Vale?

Y lo que ocurre con este tipo de taquicardia

es que, al ser tan rápida,

pues digamos que los datos del electro no son muy comprensibles.

¿Vale?

Entonces, le vamos a hacer una analítica con enzimas cardiacas

y una radiografía de tórax.

Vale, me pongo.

¿Vale?

Tú, tranquilo.

¿De acuerdo?

Respira profundamente.

Elena llega al hospital con dolor abdominal,

y tras varios días encontrando sangre en sus heces.

-Hola, buenas. -Hola, dígame.

Eh, ¿me podría ver un médico?

Es que me duele muchísimo el estómago.

Claro, sin problema.

Un segundito.

Vale.

Si buscas un médico, aquí tienes uno.

-Ah, hola. -Hola.

Pues nada, es que bueno.

Llevo como una semana o así, más o menos, que.

A ver cómo lo digo.

Eh que encuentro sangre en las heces.

Y bueno ahora llevo dos días que no, pero ahora tengo unos pinchazos aquí,

por esta zona, que son supermolestos.

Y no sé ya me he empezado a preocupar un poco.

No te preocupes.

¿Me acompañas y te exploro?

-¿Sí? -Vale.

Por aquí.

Elena, ¿has tenido algún otro capítulo de rectorragia?

Pues tuve, hace más o menos un año y pico.

Tuve sangrados digestivos, pero me hicieron un estudio

y me dijeron que estaba todo normal.

Vale a ver.

A ver qué tal el abdomen.

Sube un poco aquí.

-¿Así?, ¿me subo más? -Ahí, suficiente.

-¿Sí?, ¿me dejo esto aquí? -Eh, hasta ahí.

-¿Ahí? -Perfecto, sí.

Vale.

Sufrir pinchazos en el abdomen puede ser síntoma de muchas cosas.

En el caso de Elena, tiene el abdomen blando y distensible.

Por lo menos con esto podemos descartar patologías quirúrgicas,

como una peritonitis o un apendicitis.

Vale, ya te puedes bajar esto. -¿Ya?

-Sí. -Vale.

Vale, en principio parece que todo está normal.

También he chequeado el historial médico

y he visto que no has tenido episodios de sangrados, previamente.

Porque me lo miré en otro centro.

Es que aquí tuve un.

Bueno, yo qué sé.

Tuve un pequeño problemilla, y entonces preferí ir a otro sitio.

-Vale, perfecto. -Mucho mejor.

-Pues ya te puedes levantar. -¿Sí?

-Ya estamos, sí. -Por cierto.

-Dime. -Que tienes las manos supersuaves.

-¿Cómo? -Las manos, a ver.

Déjame ver.

Las tienes superbonitas. -Ah.

-Sí, con los dedos largos, como de pianista.

¿Tocas el piano?

-No, qué va. -Pero ¿te lo han dicho alguna vez?

-Pues no. -Daca.

Hola, doctor.

-Hola, ¿te pasa algo? -Eh, no.

¿Podrías salir fuera un momento? -Sí, claro.

-Dime. -¿Cuándo ha llegado esa paciente?

-Eh, ¿tiene algo importante? -Ha llegado esta mañana, y no.

En principio no tiene nada.

Solo que tenemos que seguir haciéndole pruebas.

¿Por qué?

Ya, deberías derivarla a una doctora.

Landó, espero que esto no sea por lo de esta mañana, ¿no?

No, no, no.

No tiene nada que ver.

Pero hazme caso.

Ya, pero es que yo quiero seguir llevando a esta paciente.

Ya, pero deberías derivarlo a otro médico.

¿Y por qué tengo que dárselo a otro médico?

Otro no.

Otra, otra.

Ah, Landó escúchame.

O me das una explicación más lógica para que lo entienda,

o estoy perdido.

Vale, vale, ya está.

Llévala tú.

-Vale. -Escúchame.

Cuando estés en consulta con ella.

Procura que una enfermera esté siempre presente.

¿Una enfermera?

Sí.

Para averiguar lo que le sucede a Elena, voy a pedir que le hagan

un tacto rectal, una ecografía abdominal y una analítica.

A ver si averiguamos a qué se deben estos sangrados

y estas molestias que tiene.

¡Ay, Gregorio!

¡Ya te vale!

Y el susto que me has dado.

-Mujer, no lo he hecho aposta. -¿Qué te han dicho?

No saben todavía lo, lo que tengo.

Me han estado haciendo unas pruebas, me han, me han sacado ya sangre,

y creen que es algo del corazón, pero

Pero falta todavía hacer una, una radiografía.

¿El corazón?

Pero mira que te lo he dicho veces Gregorio,

nos vamos a llevar un susto.

Y mira, nos lo hemos llevado.

¡Si es que tienes más tocino que sangre en las venas!

-Hola. -Oh, hola.

-¿Buscas a Marina? -Sí.

Es que no está.

Está en una urgencia.

Ah, vaya, es que quería hablar con ella, quería decirle una cosita.

Pues si te puedo ayudar yo.

No sé.

Si me lo quieres decir a mí.

Pues sí.

Porque tú tienes mucha culpa de lo que le quiero decir.

-¿Yo? -Sí.

Es que me he quedado alucinada con lo que has hecho en la cafetería.

¡Ah!, bueno, pero eso es parte de mi trabajo, no.

Ya, ya.

Pero es que, cuando te he visto, mi cabeza ha hecho un clic.

Y ya lo tengo claro.

Dile a Marina que Marifé lo tiene claro.

Quiere ser enfermera.

-Que quieres ser enfermera, vale. -Sí.

-Yo se lo digo. -Vale, gracias.

-A ti. -Adiós.

Adiós.

El doctor Dacaret ya tiene los resultados de las pruebas

que le hizo a Elena, la paciente con dolor abdominal y rectorragia.

¿Qué?

Pues mira tengo los resultados de la analítica, la ecografía

y el tacto rectal, y Elena está todo bien.

Nada preocupante. -¿Sí?, ¿está todo bien?

Pero no sé, a mí,

es que los pinchazos me dan de verdad.

O sea, que no, no me estoy inventando nada.

No, no, tranquila, si, si te creo.

¿Sí?

Sí, ¿vale?

Por eso te voy a recetar analgésicos, y también vamos a concertar una cita

para una colonoscopia.

Y en cuanto a los sangrados, si ves que los vuelves a tener,

vienes al hospital porque eso hay que tenerlo controlado.

Es importante, ¿vale? -Vale.

-Pues ya está. -¿Ya está?

-Sí. -Ah, ¿sí?

Bueno, pues vale.

Muchas veces, el sangrado en heces se debe a hemorroides

o a pequeña fisuras anales.

Pero también se puede deber a traumatismos e infecciones

en el intestino, o bien a un cáncer de colon.

Bueno, Elena, pues esto es todo.

Vale, oye, pero que entonces nos vemos pronto, ¿no?

Bueno, cuando vuelvas a hacerte las pruebas, estaré por aquí.

Pero, ¿me atiendes tú, entonces?

-Puede ser. -¿Sí?

Hombre, no sé, que siempre es una alegría saber que estás

en tan buenas manos.

En este caso, literalmente.

-Ya. -Manos bonitas.

Vale, pues gracias por el halago, supongo.

-Nada. -Venga.

-Vale. -Cuídate mucho.

Vale.

Pues, que nada, que ya hasta pronto, Dacaret.

Vale, adiós.

-Chao. -Elena.

Gregorio, el paciente que sufrió un desvanecimiento,

espera resultados de la analítica con enzimas cardiacas,

y de la radiografía de tórax que le acaban de realizar.

Bueno, vamos a ver, Gregorio.

Ya tengo los resultados que indican que las enzimas cardiacas

han dado negativo, ¿vale?, y luego, en la radiografía de tórax

hemos visto que todo está normal.

Lo cual, esto nos confirma que la taquicardia supraventricular

que tienes está provocada por ansiedad.

Ah, claro, porque echa de menos el tabaquito.

Bueno, entonces, como veo que todavía estás inestable,

y no has respondido ni al masaje

ni a la maniobra que te hemos realizado,

pues vamos a tener que medicarte urgentemente.

¿Y ese carnaval?

Un segundo.

Ahora te lo explico.

Si es tan amable, por favor, necesito que salga fuera.

A ver eh, tranquilo, ¿vale?

Esto es un aparato que lo necesitamos

por si tuviésemos algún tipo de complicación al administrarte

la adenosina, que es un antiarrítmico.

Entonces, necesito que prestes muchísima atención

a lo que te voy a decir,

porque vas a manifestar una serie de síntomas

una vez que te lo inyectemos.

¿De acuerdo?

Este fármaco se inyecta en bolo rápido.

Es decir, de golpe.

La taquicardia debería pasarse en unos 20 o 30 segundos.

La parte negativa es que el paciente puede tener una sensación de ahogo,

como de falta de aire, y de muerte, pero tras unos segundos se pasa.

Gregorio, recuerda que, si tienes algún síntoma

de los que te hemos explicado, es una cosa normal, tranquilo.

Bueno normal, no es.

A ver si me va a dar otro jamacuco.

Bueno, escúchame, lo cierto es que es bastante improbable,

porque apenas el 1% de los pacientes, pues pueden tener un ataque cardiaco.

¿Vale?

-Doctora, estoy muerto de miedo. -No pasa nada, tranquilo, ¿vale?

Yo voy a estar aquí en todo momento.

Vamos allá.

Hola.

¿Qué quiere?

Nada, solo he venido para decirte a la cara que se te va a caer

el pelo.

Usted no debería estar aquí.

¿Usted?, ¿ahora me tratas de usted?

Mira no te voy a permitir que le hagas a más mujeres

lo que me has hecho a mí, ¿vale?

-¿Pasa algo? -Sí, sí pasa.

Pasa que este hombre es un cerdo

y que va a pagar por todo lo que ha hecho.

Hola.

-Hola. -¿Qué tal tú?

Que te veo cara de preocupado.

No, nada.

Un caso, que es un poco complicado, nada más.

¿Sí?

¿Quieres contármelo?

No, no hace falta.

¿Y tú, qué tal? Yo, bien, todo en orden.

Perfecto.

Eh Lu, te dejo.

Que tengo una consulta, ¿vale?

Vale.

La taquicardia de Gregorio

se ha normalizado gracias al antiarrítmico.

Pepa informa a su mujer de los siguientes pasos a seguir.

-¿Todo está bien? -Sí.

-¿Seguro? -Sí, sí, sí.

-¿Sí? -Tranquila, tranquila.

-Vale. -Está bien.

Lo vamos a dejar en observación, para ver si el episodio se repite,

y si no, lo llevaremos a consulta y le vamos a poner un holter.

-Ah. -Y allí ya le contamos todo.

Vale, pues voy a contarle a la familia que está todo mejor.

-Vale. -Vale, gracias, ¿eh?

-Gracias. -Ay, Pepa, ¿pudiste?

¿Pudiste darle mi recado a Marina? -Sí.

-¿Sí? -Se lo di.

-¿Y qué dijo? -Y me dijo que le parecía

que el trabajo de enfermera era demasiado duro para ti.

Ya, bueno.

Pero eso yo ya lo sé.

Pero a mí.

A mí no me importa.

Yo estoy decidida.

Y me gustaría mucho aprender de ti.

Bueno, mira, vamos a hacer una cosa:

Siempre y cuando los pacientes lo consientan,

me vas a poder acompañar en mi trabajo.

Pero calladita, ¿eh?

Vale, vale.

¡Muchas gracias!

Prometo no molestar, de verdad.

Estaré en una esquinita.

Y si molesto, me echas.

Vale.

Espera un momentito.

Solamente quiero hablar contigo y pedirte perdón

por todo lo ocurrido.

Elena, usted y yo no tenemos nada de qué hablar.

Bastantes problemas me ha traído ya.

Así que, si ha terminado en este hospital,

lo mejor que puede hacer es marcharse.

¡Espérate un momento!

Espérate un momentito, ¿vale?

Que solamente quiero.

Solamente quiero pedirte disculpas no te quiero causar ningún problema.

Por favor, escúchame, Landó.

Elena, usted y yo no tenemos nada de qué hablar

si no hay un abogado por delante.

¿De acuerdo?

Y no voy a permitir que le haga a ninguno de mis médicos

lo que me hizo a mí.

Por favor, espérate un.

¡Clara!, ¡Clara, una enfermera!

¿Qué pasa? ¡uh! Rápido, hay que llevarla a Rea.

¡Y avisa al doctor Dacaret! Vale.

Clara, ahora le pones suero urgente. Muy bien.

¿Habéis localizado ya a Dacaret? No, le llevamos llamando un rato,

pero no coge el móvil.

Pues es paciente suya.

Ya.

Ponedle también una transfusión de sangre, por favor.

De acuerdo.

Ya está.

¿Así que este es el, el holter ese?

Sí efectivamente.

Esto es un holter.

Esto es un aparato que lo que hace es medir tus ritmos cardiacos.

Lo vas a tener que llevar puesto 24 horas.

Y puedes hacer vida normal.

Comer normal, dormir normal.

Todo eso.

Pero no te lo puedes quitar.

Y mañana tienes que venir para ver cómo ha ido la evolución.

Tengo miedo de que, con todos esos cables,

y con lo que te mueves por la noche, no sé, te estrangules

o me electrocutes.

Bueno, eso no creo que te pase.

Pero cosas que te pueden pasar.

Si notas que te suben las palpitaciones,

pero sin llegar a sentirte mal, sí que puedes hacer dos cosas

en casa, no hace falta que vengas al hospital.

Una es la maniobra de Valsalva.

Que consiste en contener la respiración y hacer fuerza.

Pero fuerte, como si fueses a defecar.

Perdón.

No pasa nada.

Y otra cosa que puedes hacer es, sentado, echas el cuerpo así,

para delante.

Y toses.

¿Alguna duda?

-No, creo que no. -¿No?, pues en principio vida normal,

y mañana, aquí.

Mucha suerte con las prácticas.

-Gracias. -Hasta luego.

Hasta luego.

Pepa.

-Mm. -Que.

Ya que el paciente no tiene inconveniente,

¿podría estar yo también

cuando le den el resultado de la prueba esta "Chéster"?

La prueba Holter.

Ah, eso, Holter, sí.

¿Holter con h?

-Sí con h. -Con h.

Marta, Marta, que yo te entiendo.

Pero escúchame, estate tranquila.

Porque tu madre está en buenas manos.

No pasa nada.

Ya, bueno, mira, yo ahora no puedo hablar.

Tengo que atender una urgencia y no tengo tiempo.

Te llamo luego.

Venga, hasta luego.

Perdón por el retraso.

Bueno, ¿se puede saber dónde demonios estabas?

Eh, tenía un lío.

Disculpa.

¿Qué ha pasado?

No sé, tú deberías saberlo es tu paciente.

Yo le dije que estaba bien.

Las pruebas salieron positivas.

No había nada raro.

Simplemente le receté analgésicos,

y estamos pendientes de una colonoscopia.

Ya está.

Ya, pues está claro que no está tan bien porque ha vuelto a sangrar.

Clara programa una colonoscopia,

y el ingreso de la paciente, por favor.

Muy bien, pues voy ahora mismo.

Landó no seas tan duro con él.

Es verdad que ha sido de repente.

Usted ahora procure estar callada y descansar.

Vale.

Daca, no te puedes ir de tu urgencia así como así.

Ya, vale, que lo siento.

No pretendía.

No sé.

Bueno pues que no vuelva a ocurrir.

Ay.

Gregorio, quien tuvo un episodio de taquicardia supraventricular,

y al que han puesto un holter, ha vuelto a la consulta.

¿Qué tal?, ¿cómo has pasado la noche?

A ver cuéntame.

Bueno, bien.

Bueno, la verdad es que, a media noche,

he hecho la croqueta, y me he clavado el cacharro ese, pero bueno.

Por lo.

Perdón, por lo demás, bien. -Pues no es normal, no.

Perdón, es mi salvavidas.

Son de nicotina.

-Claro. -A ver, mira.

En principio lo que veo es que por la noche

has tenido como subidones.

¿Estás nervioso, o has estado nervioso?

Eh no, pero.

Pero vamos que.

Que o sea, mi mujer y yo no.

O sea, que no.

Ah, que no, no estoy diciendo eso.

Eh, ¿cuántos chicles de esos te tomas, al día?

Mm, 30.

¿Cómo que 30?

¿30 chicles?

¿Has dejado de fumar para tomar 30 chicles de nicotina?

Sí, ¿eso es malo?

Hombre, pues en principio las alteraciones, las palpitaciones

y las taquicardias, claro que pueden estar relacionadas

con el consumo de los chicles de nicotina.

Vas a tener que o dejar de tomarlos, o reducir el consumo, ¿eh?

No puede estar pasando esto.

No, no, o sea.

Es que es lo único que hace ahora que, que no vaya a un estanco

y lo atraque ahora mismo.

Pues lo siento mucho,

pero vas a tener que dejar de tomar chicles.

Por lo menos, tantos.

Es muy habitual tratar de sustituir una adicción por otra.

Sea cual sea la opción elegida, cualquier cosa en exceso

puede dañarnos incluyendo el deporte.

Por eso, si tras abandonar una adicción

usted está sufriendo ansiedad, busque apoyo psicológico y médico.

¡Hola!

Hola

José Luis, ¿me pones un café, cuando puedas?

Eh, ¿qué tal va ese caso tan complicado?

Bien, bien, todo en orden.

-¿Sí? De hecho, ya me iba.

¿No hay ninguna novedad, ni nada especial que haya pasado

durante el día?

No, todo normal.

¿Por qué?

No por nada, hombre.

Porque pensé que ya nos contábamos nuestras cosas.

No quiero calentarte la cabeza con mis pacientes,

que bastante tienes tú con los tuyos.

Venga.

Luego te veo.

El doctor Dacaret

ya tiene los resultados de la colonoscopia de Elena.

-Hola, Elena. -Hola.

-¿Qué tal te encuentras? -Ahora que estás aquí, mejor.

-¿Sí? -Sí.

Bueno, me alegro.

Oye, he estado mirando las pruebas.

Y hemos podido observar que sí que hay un sangrado interno.

-Ay. -¿De acuerdo?

Lo que pasa que, lamentablemente, con la colonoscopia,

no hemos podido ver el, el punto justo de sangrado.

¿Y por qué crees que, que me pasa eso?

Pues de momento no lo sé.

Pero para investigarlo tendremos que, que dejarte ingresada,

y tendremos que introducir una, una cápsula endoscópica, ¿vale?

¿Y qué es eso?

¿Qué es una cápsula endoscópica?

Sí, mira, te he traído una para que la veas, mira.

-A ver. -¿Vale?, esto tienes que ingerirlo,

a nivel oral. -¿Me lo tengo que comer?

Sí, y lo que hace es tomar imágenes de todo el tubo digestivo.

-Ah, es como una camarita, ¿no? -Eso es, así luego podemos,

podemos apreciar las imágenes y ver cuál es el punto exacto,

lo que está causando el sangrado.

-Qué chulo. -¿Vale?

-Vale, ¿me la puedo quedar? -Pues no, esta me la llevo.

-Vale, toma. -¿Vale?

-Venga, luego te veo. -Gracias.

-Hasta ahora. -Sí, te espero aquí.

Gregorio, el paciente

que sufrió un episodio de taquicardia supraventricular,

probablemente por la toma excesiva de chicles de nicotina,

ha vuelto al hospital porque le falta la respiración.

¿Te encuentras bien?

A ver.

¿Qué te pasa?

¿No puedes respirar?

A ver, tranquilo.

Respira profundamente y lentamente, ¿vale?

Cuenta hasta cinco, mentalmente, suelta el aire, igual, despacio.

Otra vez.

¿Has vuelto a fumar o a tomar chicles de nicotina?

-No, se lo juro. -Dice la verdad.

Le he estado controlando en todo momento.

Yo creo que lo que te pasa es que tienes una crisis de ansiedad

por, por haber dejado de fumar.

Entonces, nos vamos a ir a Triaje.

¿Puedes andar?

-Sí. -¿Sí?, despacio, venga, va.

Llamamos síndrome de abstinencia a una serie de alteraciones físicas

y psíquicas que puede sufrir una persona,

después de abandonar una sustancia de forma brusca,

a la que estaba habituado.

Entonces los sudores, la falta de aire

y el pulso acelerado de Gregorio son síntomas de ese síndrome

después de dejar de fumar.

En estos casos, lo que nos puede ayudar

es beber mucha agua y hacer deporte.

Elena ha expulsado la cápsula endoscópica durante la noche,

y el equipo del hospital

está empezando a recuperar las imágenes.

Hola.

Hola.

¿Ya no me va a atender el doctor Dacaret?

Elena, ¿qué haces aquí?

Estoy esperando a que me digan lo que me pasa.

Ay.

¿Ya no te acuerdas de mí?

-Yo qué sé quién eres. -La última vez nos vimos en el juicio

al que llevaste a mi marido. -Ay.

Me encuentro muy mal, ¡ay!

-A ver. -Ay.

-Voy a llamar a un médico. -No sé lo que me pasa.

-Tranquila. -¡Ay!

¿Qué ocurre? -Se está desangrando.

¿Qué me dices? A ver, ¡uf!

Clara, sueroterapia y ranitidina intravenosa, rápido.

Vale.

Hay que llevarla a Reanimación cuanto antes.

¡Y avisad al doctor Dacaret, por favor!

-No sé qué me pasa. -Vale.

Tranquila.

Lucía, lo siento.

Luego te lo explicaré. -¡Ay!

Tranquila.

Bueno, Gregorio.

Pues lo que te he dicho antes

en principio tienes una crisis de ansiedad,

que está provocada por el síndrome de abstinencia.

Entonces, te vamos a dar un ansiolítico para que te relajes.

¿Tienes alguna pregunta?

Pues me voy a por el tranquilizante y vuelvo.

Muy bien que haya dejado los chicles.

Mira, ya estoy un poquito harta de todo esto.

Cuando no es fumar es comer.

Y si no es comer, son los dichosos chicles.

Tú quieres morirte, ¿verdad?

Tú quieres dejarme a mí viuda y a este huérfano, ¿verdad?

-¿Quieres dejarlo ya? -¿Qué?

-Que pares. -¿Por qué?

-Porque si estoy así es por tu culpa. -¿Por mi culpa?

Sí, ¿quién me ha obligado a dejar de fumar?

¡Pues si quieres fumar, fuma!

Es que no lo entiendes, ¿no?

Si tan mal lo hago todo, ¿por qué no me dejas?

-Pero, ¿qué dices? -No, mira, ¿sabes lo que te digo?

-¿Qué? -Que mejor.

Mejor me voy yo.

Pero, ¿adónde vas?

Ay, Pepa, estoy encantada.

De verdad, me he sentido como muy bien.

Yo creo que valgo para este trabajo.

Perdón, perdón, perdón, perdón, perdón.

Es que Gregorio está fatal.

¡Se ha ido!

Está diciendo cosas rarísimas.

Es que no sé dónde está.

-¿Cómo que se ha ido? -Que se ha ido del cuarto.

Que no sé dónde está.

Vale, siéntate aquí, espérame, tranquilízate.

Voy a buscar a la doctora Rey.

-Vale. -Muy bien, estate tranquila.

-Sí, sí, sí.

¿Se encuentra bien?

Voy a ser un padre patético.

No, no, no.

Yo estoy aquí para ayu.

¡Aléjate de mí, aléjate de mí!

¡Si de verdad quieres ayudarme, tráeme un cigarrillo ahora mismo!

Vale, Gregorio, no pasa.

¡No pasa nada, no pasa nada!

Por favor llama a un celador.

-Vale. -Tranquilo, déjame ver el pulso.

Tranquilo, tranquilo.

Nada, no encontramos a Dacaret por ninguna parte.

No me lo puedo creer.

Bueno, el tratamiento no está haciendo efecto, ¿eh?

Y además todavía no tenemos los resultados de las pruebas.

¿Y qué hacemos?, uf.

Avisa a quirófano.

Tenemos que hacer una laparotomía urgente.

Vale.

Debido al estado de la paciente,

hemos tenido que intervenirla quirúrgicamente de urgencia,

para conocer los motivos de los sangrados.

De este modo, hemos visto que la paciente

tenía un divertículo de Meckel.

Se trata de un tejido congénito, con forma de saco,

en la pared del intestino delgado.

Los síntomas comunes suelen ser: dolor abdominal, vómitos

y presencia de sangre en las heces.

Además, durante la intervención,

hemos recibido los resultados de la endoscopia,

que nos confirman, efectivamente, la presencia del divertículo.

Landó, Landó, perdona que llegue tarde.

O sea, tú podías superarte, ¿eh?

¡Podías superarte!

Escúchame, lo siento que tenía una emergencia.

Una emergencia es esto.

Lo que hay ahí dentro.

Tu paciente.

Vale, vale, bueno, ¿cómo está?

Tenía un divertículo de Meckel.

Se lo hemos extirpado, y ahora ya se está recuperando.

Escúchame, lo siento mucho.

Pero tengo un problema, ¿vale?

Porque han tenido que ingresar a Lorena porque ha empeorado.

De hecho, quiero pedirme un par de semanas de.

Es complicado, Landó.

Bueno, escúchame, eh déjame que mire los cuadrantes

y vemos cómo podemos solucionar el tema de las fechas.

Vale, te lo agradezco.

-Hola. -Hola.

¿Qué tal, Gregorio?

¿Estás más tranquilo?

-Mejor. -¿Mejor?

Ya tengo los resultados del ecocardiograma,

y hemos visto que son normales, ¿vale?

Entonces finalmente, sí que te puedo confirmar

que todas las crisis que has estado sufriendo han sido provocadas

por la cantidad de chicles de nicotina, ¿eh?

Que has estado consumiendo.

Así que mira, yo como médico, mi mejor consejo

es que vayas a un psicólogo, ¿vale?

Porque, como veo que tienes una personalidad muy adictiva,

ya que has sustituido una adicción por otra, pues creo

que es lo mejor para ti.

Muchas gracias, doctora.

Iré al psicólogo.

-Yo también, si puede ayudar en algo. -Muy bien.

Pues nada, ya, eso lo habláis vosotros, ¿vale?

-Gracias. -Os dejo.

-Gracias, doctora. -Gracias.

Perdóname, perdóname por todo lo que he dicho,

por todo lo que he hecho.

Estoy muy avergonzado.

Mira, aquí los dos hemos querido que el otro cambie.

Yo porque no quería que tú fumases, y tú porque no querías que yo fuese

tan criticona.

Sí, pero, la diferencia es que.

Es que yo me lo callo todo, y lo suelto en el peor momento,

así, a bocajarro, perdóname.

¡Ay, por favor!

Esta experiencia nos ha hecho mejorar como personas.

Y si somos mejores personas, seremos mejores padres.

Mira te prometo que no voy a volver a fumar nunca.

Y no me voy a callar las cosas.

-Te quiero. -Y yo a ti.

Elena, la paciente a la que detectaron

un divertículo de Meckel, se recupera tras la operación.

-Hola. -Hola.

Elena, me quiero disculpar, por no haber estado en la operación.

Lo siento, pero es que tenía que atender un asunto familiar

que era urgente.

Ya, bueno.

La verdad es que no me pareció muy bien

porque me sentí un poco tirada.

Ya.

Pero ya me ha explicado el doctor Landó un poco todo,

y bueno, lo importante es que ya estás aquí.

Me hubiera gustado más que hubieras sido tú mi médico, ¿eh?

Ya, ya me imagino.

Bueno que sepas que, en cuanto te recuperes,

que te podrás ir a casa.

-Mm. -¿Vale?

-Vale. -Pues ya está.

-Pues muchas gracias, Dacaret. -Nada.

Oye, una cosa, ¿puedo hablar un momentito contigo?

Pero a solas.

Eh sí, ¿por qué no?, Clara, ¿te importa?

No, para nada. -Vale.

-Vale. -Gracias.

-Bueno, dime. -Pues es que, desde...

Después de la operación, tuve unos pinchazos aquí,

como en la zona del pecho, así, la zona de la clavícula,

y no sé muy bien qué es lo que puede ser.

Clara, ¿qué haces aquí? Nada, esperando,

que me han dicho que espere fuera. ¿Por qué?, ¿qué pasa?

Elena, que le ha dicho a Dacaret que quería hablar con él a solas.

Así que aquí estoy. Ven conmigo.

¿Qué pasa? ¡Ven conmigo!

Pe... Elena, ¿qué haces?

¿Lo has visto?

Daca, espera fuera.

Luego te lo explico.

-Sí, sí, sí. Clara, quédate aquí, no te vayas.

Ya lo has visto, ¿no?

Otro que quería aprovecharse de mí.

Elena, no va a salirse con la suya.

El doctor Dacaret tiene testigos.

La enfermera y yo lo hemos visto todo.

No, ¿la enfermera?

Pero si la enfermera no vale.

Si la enfermera es como si fuera vuestra familia.

Van a decir que, que estáis todos compinchados.

Que no vale.

Elena está usted enferma.

Y necesita tratamiento.

No, perdona.

Los que estáis enfermos sois vosotros.

Los que estáis enfermos sois los hombres.

Escúcheme una cosa, cuando le den el alta,

quiero que se vaya de este hospital

y si la veo yo mismo la voy a denunciar.

A partir de ahora su caso lo va a llevar una doctora.

Vamos.

Hola.

-Hola. -¿Cómo estás?

-Yo, bien. -¿Cómo está Gregorio?

Bien está sedado y tranquilo.

Quería agradecerte tu implicación.

De verdad, gracias por haber encontrado a Gregorio,

ha sido de muchísima ayuda. -Qué va.

Vas a ser una muy buena enfermera ya verás.

Yo creo que no.

Creo que Marina tenía razón.

Yo no valgo para esto.

Pero ¿por qué dices eso?

No lo entiendo.

No, porque cuando he visto a Gregorio, ahí tirado,

y desesperado, yo me he agobiado.

Yo no puedo ver a alguien sufrir, así, y hacer como que no pasa nada,

como hacéis vosotras.

-Vaya, pues lo lamento mucho, ¿eh? -Bueno, yo no tanto.

Porque, en realidad, tengo claro que, que quiero ayudar a la gente.

Pero creo que en un sitio más tranquilo que un hospital.

Te entiendo.

Bueno hay muchos proyectos solidarios donde puedes echar una mano, ¿eh?

-Ah, ¿sí? -Mm.

Oye, ¿tú me ayudarías a hacer una lista,

para que se la enseñe a Marina? -Venga, vamos a ver.

Que me acaba de avisar Daca.

¿Cómo estás?

Bien.

Oye, eh, lo siento.

No, siento yo que hayas tenido que volver a pasar por esto.

No, escúchame.

Eh, lamento no haberte dicho nada.

Pero es que no podía permitir que esto volviera a poner en peligro

lo nuestro y eso no iba a permitirlo.

Ramón que lo entiendo perfectamente, de verdad.

Pero para la próxima vez me lo dices ¿eh?

Vale. ¿Vale?, sí.

Ahora, voy a ir tocándote la espalda, y tú me tienes que avisar

cuando te duela.

Muy bien.

Ha sufrido una caída mientras estaba trabajando en la obra,

y se ha dado un golpe en la cabeza.

Ya, pero ahora mismo le he visto perder la fuerza en las piernas.

Esto es lo que me ha pasado en la obra.

¿No se tendría que mover?

Es un síndrome de Guillain-Barré.

Que es un trastorno autoinmune grave, y no tiene una cura conocida.

Yo te noto más, más decaído, y más sensible de lo habitual.

Quiero que sepas que, como tú me dijiste el otro día,

puedes contar conmigo.

Ayer salimos y se ha levantado con un dolor de cabeza terrible.

A ver, yo creo que lo que tiene es una resaca de caballo

y está exagerando.

Soto, no.

Tengo los resultados de la analítica y la radiografía,

y en principio todo está normal.

¿Sigues pensando que está exagerando?

No estoy tan segura.

Pero lo que está claro es que tú

te estás tomando demasiadas molestias.

Si fuera otro paciente no estarías así.

Es que se ha atrevido a desacreditarme como médico.

Yo no sé qué le pasa.

No sé.

Tienen una relación muy rara.

Yo creo que ha perdido la perspectiva.

Me voy a encargar de lo que realmente sí que importa.

Que es que te pongas bien.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Centro médico - 05/06/17 (2)

Centro médico - 05/06/17 (2)

05 jun 2017

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas de los doctores.

ver más sobre "Centro médico - 05/06/17 (2) " ver menos sobre "Centro médico - 05/06/17 (2) "

Los últimos 648 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
Estamos en Facebook ...
Recomendaciones de usuarios