www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.9.0/js
3967797
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 04/04/17 (1) - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad TVE.

-Hola. Seguidme.

Os voy a enseñar una parte que no conocéis del hospital.

Mira, aquí nos cambiamos los médicos, en este vestuario.

La puerta está cerrada, sí, menos mal... Seguidme, seguidme.

Esta es Reanimación, ¿vale?,

aquí tengo a un paciente mío, que se llama Manolo,

ha empezado a correr,

desde hace más de 20 años que no corría,

y no se puede tomar a la ligera, desde luego.

¿Qué tal? ¿Cómo estás, Manolo?

-Muy mal, doctora. -(Ríe) Muy mal, muy mal...

Ya veo. El electro, bueno..., el electro no está tan mal.

Vale.

Una analítica de enzimas cardiacas, por favor, Carlos.

Seguidme, por favor.

MEGAFONÍA: ... acuda a Radiografías, por favor).

Si queréis empezar a correr, hay que ser prudente. ¿De acuerdo?

Hay que empezar corriendo dos veces por semana máximo,

no más de 30 minutos. Eh... -Ortega.

-¿Sí? Perdón...

-¿Se puede saber qué pasa con tu amiga Paloma?

Dile que es la última vez que me deja colgado con un paciente esperándola.

Tras ser interrumpida por el doctor Mendieta,

la doctora Ortega quiere aclarar el malentendido con Paloma.

(MEGAFONÍA: Les recordamos que está prohibido fumar

en todo el hospital, gracias).

(MEGAFONÍA: Se ruega a...).

-Palo, perdón.

-Gracias, Carlos. -Palo, ¿se puede saber

por qué no has ido a hablar con Mendieta? Te ha estado esperando.

Por favor, me podías haber ahorrado la gestión

para tu estancia formativa en el hospital.

-Diana, yo no necesito formación.

-Ya sé que no necesitas formarte, Palo.

Es solo mientras se falla la ayuda que hemos pedido y ya está.

No sé..., sinceramente,

parece que no quieras quedarte en el hospital.

-¿Sigues desconfiando de mí?

-No, perdona. Es que no...

Es que no entiendo... de verdad, no entiendo.

(Tos). -Mira, yo creo que lo mejor es

que dejemos a Mendieta solo con sus pacientes,

y así yo me puedo centrar en el proyecto... (Ahogándose).

-¿Estás bien?

-Llevo días con tos y me cuesta respirar.

-Vente, vente conmigo a la consulta, y te exploro, ¿vale?

¿Has tomado algo? -Un jarabe. (Jadea).

-Vale, venga.

-¿Me preguntas que por qué estoy feliz?

Cariño, los resultados han sido fantásticos, ¿eh?

Sí. Y la próstata está bien y...

Eh... Te veo en la cafetería. Me toca pagar a mí, ¿eh?

Hasta luego.

-Que digo que ya nos lo merecíamos, ¿no?

Pues sí. Yo, la verdad que estoy más tranquilo.

Sí.

Y deberíamos aprovechar cualquier fin de semana para escaparnos, ¿eh?

Pitido

Perdóname. Una urgencia. Eh, nos vemos luego.

Vale, hasta luego.

(Suspira).

Maite acude a Urgencias con tos fuerte,

dificultad respiratoria y sensación de ahogo.

Le acompaña Carmen, su hermana.

-Hola.

-Hola.

-Dime, Pepa.

-Dificultad respiratoria,

tiene tos seca, no tiene fiebre, la tensión un poco alta,

y padece EPOC desde hace ocho años.

-EPOC significa enfermedad pulmonar obstructiva crónica,

y se caracteriza por la obstrucción progresiva e irreversible

de las vías respiratorias.

Y el tabaco es una de sus principales causas.

¿Eres fumadora? -Mm... Empedernida.

No sé cómo lo hace, pero fuma hasta en la ducha.

-Qué mujer... El tabaco me ahoga, pero esta me asfixia.

-Bueno, ¿cuánto tiempo llevas así? -Pues nada. Poco...

-Tres semanas... y va de mal en peor.

Todo el día con el aerosol en la mano,

y el cigarrillo en la otra.

-¿Quieres callarte ya?

Si es que esta no se calla ni debajo del agua.

-Bueno. Te voy a auscultar, ¿de acuerdo?

Incorpórate, por favor...

En la auscultación cardiorrespiratoria he notado

que la frecuencia cardiaca está ligeramente aumentada.

Pero, también he notado

que hay una disminución del murmullo vesicular,

es decir, cuando he auscultado a la paciente,

apenas he notado el ruido del aire entrando en los pulmones.

Vale. ¿Qué estás tomando para el EPOC?

-Tiotropio de bromuro.

-Bromuro. Ajá... Vale, pues Pepa,

tenemos que hacer una analítica general,

y también una radiografía de tórax, para ver el estado de los pulmones.

Mientras tanto, hay que poner también oxígeno, ¿eh?

-Negros. Negros. No los vas a poder ni distinguir en la radiografía.

-Tú sigue machacándome, ¿eh? Que no te cansas; qué pesada eres.

-Maite, si dejases de fumar, me callaría.

-Palo... -(Suspira).

-¿Sabías que tienes un soplo? -No.

-Vale, pues nada.

Voy a hacerte un electro y así lo estudiamos.

-Vale.

-En cuanto a la disnea, tú tuviste asma de pequeña, ¿verdad?

-Sí, hasta los 11 años; pero... no he vuelto a tener ningún síntoma.

-Ya, pero eso puede explicarlo todo.

Pasa, por favor, y te quitas el vestido.

-Sí, claro. -Así te hago el electro.

-(Tos).

-El asma es una patología crónica,

pero, a veces, sus síntomas pueden desaparecer en la etapa adulta.

Es un factor importante a tener en cuenta,

porque podría explicar la tos y la disnea.

De todas formas, quiero hacerle más pruebas

para investigar de dónde viene el soplo.

(Tos).

¿Bien? -Sí.

-Pues el electro es normal. -Mm...

-Míralo. -¿Me ayudas?

-Sí, claro.

Cuando resolvamos el problema respiratorio,

igualmente, te quiero estudiar bien el soplo, ¿vale?

Que no me quedo tranquila.

Para aliviarte la disnea,

ahora te voy a dar este broncodilatador inhalado.

-Mm...

-No hace falta que te lo explique, ¿no?

-No. -(Ríe).

-Vale. Te voy a pedir una analítica, también.

-(Suspira).

(MEGAFONÍA: Doctor Valera, acuda a la Consulta 5).

Tras haberle realizado una radiografía de tórax,

la doctora Romero comunica los resultados a Maite,

la paciente que padece de tos y dificultades respiratorias.

Bien. La radiografía descarta una neumonía o edemas,

que es acumulación de líquido en los pulmones.

Pero, en los análisis lo que he visto es que hay una ligera infección,

es decir, podríamos estar ante una infección respiratoria, ¿eh?

o ante una reagudización del EPOC, ¿vale?

-Sí. Deberías dejar de fumar, ¿eh?

Piensa que el tabaco es

una de las causas más importantes de muerte en el mundo.

Pero afecta, no solamente a los fumadores,

sino a las personas que están alrededor de los fumadores.

-O sea, a mí, que a saber cómo tendré yo los pulmones,

viviendo en ese cenicero de casa. -Ahora ella es la pobre.

-El tabaco se relaciona estrechamente con enfermedades cardiovasculares,

respiratorias y con algunos cánceres, como, por ejemplo, el de pulmón,

el de laringe, el aparato urinario y el aparato digestivo.

Los daños se notan desde el primer cigarrillo.

Y aquellas personas que fumen pocos cigarrillos al día

no están libres de padecer estas enfermedades.

-Hola, Toño. -Hola, Ortega.

-¿Tienes los resultados de Paloma Gasset, porfa?

-Sí.

Una... leucocitosis leve. -Gracias. Qué bien.

Están bien. Es una leucocitosis leve.

-Relacionado con el asma que tuve de pequeña, ¿no?

-Sí, exacto.

Se puede haber reagudizado por algún proceso infeccioso,

tipo bronquitis. -Ah...

-O una infección respiratoria de las vías altas.

-Por eso tengo tos y disnea.

-De todas formas, Palo, no me quedo tranquila

por el soplo que te he detectado, ¿vale?

Prefiero hacerte una radiografía de tórax,

y descartamos problemas pulmonares o cardiacos.

-Estoy en tus manos.

-Vamos. -Vale.

-Hasta ahora. -Hasta luego.

-Tienes que saber que los pulmones tardan diez años en limpiarse

después de dejar de fumar, así que, cuanto antes lo dejes, mejor.

-Pero, ¿cómo voy a dejar ahora de fumar, a estas alturas?

Y ¿qué propietaria de un club de fumadores no fuma?... ¿Mmm?

-Ese es el sueño de mi hermana:

invertir parte de la herencia de nuestro padre

en un club de fumadores.

-Pues sí, es mejor que esa chorrada

de montar un hostal de estilo caribeño en nuestra casa.

-Al menos, yo he pensado en las dos.

Y te voy a decir una cosa: O dejas el tabaco, o te dejo yo a ti.

-Estás amenazándome con eso hace 15 años,

y para mi desgracia, aún no has cumplido tu amenaza,

¡y sigues aquí, dándome la tabarra y taladrándome sin parar!

-Bueno, ¡vale ya, por favor, vale ya!

No sé si os habéis dado cuenta de que estamos en un box.

Compartimos con más gente. -Perdón, perdón...

-Perdonar, ¿eh?

Bueno. Lo que vamos a hacer, Maite, es reajustar la medicación.

Vamos a empezar con corticoides, ¿mmm?,

que iremos retirando, poco a poco, conforme tú vayas mejorando.

Vamos a cambiar también los aerosoles, ¿eh?,

y vamos a poner un antibiótico durante tres días,

para la posible infección respiratoria.

-Entonces, ¿me puedo ir ya a casa?

-Si te pasas por el Departamento de Educación para la Salud,

te podemos dar algunos consejos para dejar de fumar.

Si quiere dejar de fumar,

comunique su decisión a familiares y amigos

para que puedan brindarle su apoyo.

Deshágase de todos los objetos que le puedan recordar al tabaco,

como cigarrillos, mecheros, ceniceros...

Localice mentalmente los momentos en los que más le apetece fumar,

e intente pensar o hacer otra cosa;

como, por ejemplo, salir a dar un paseo.

Inicie hábitos de vida saludables, y por supuesto,

si es necesario, busque grupos de apoyo.

-Muy bien, pues muchas gracias por la información,

y si eso, ya me lo pienso, ¿eh?

-Pero ¿es que no puedes esperar a salir del hospital?

-Llevo aquí tres horas metida. Me muero por fumar.

-No. ¡El tabaco es lo que te va a matar!

-Mejor, así no te escucho más.

-Pero bueno, mira,

me vas a estar escuchando hasta el día del juicio final, ¿eh?

-¡Déjame en paz!

-O sea, parecen un matrimonio de ancianos

que se llevan soportando toda la vida y no aguantan más.

¿No lo estás viendo?

-Sí. El tabaco, ¿eh? -Pff.

-Para intentar identificar

algún problema pulmonar o cardiaco de Paloma Gasset,

la doctora Ortega le ha realizado una radiografía torácica.

Mira: Se ve un discreto aumento en la silueta cardiaca.

-Mm... -¿La ves?

-Sí. -Puede no ser grave, Palo,

pero yo prefiero que te quedes ingresada,

así lo estudiamos bien,

y de paso, vigilamos la infección respiratoria.

-Muy bien.

(Suspira). Paso entonces por casa, a recoger algunas cosas.

-Vale.

Te espero aquí. -Gracias.

-Mira, tienes que ir a Urgencias. Es todo recto.

Hasta ahora.

Hola. -Hola. ¿Qué?

¿Has podido hablar ya con Paloma?

-Sí. Perdónala, ¿vale? Que se encontraba mal.

De hecho, le estoy haciendo pruebas.

Tiene una infección respiratoria y un soplo de nueva aparición.

-Vaya por Dios.

Parece que, por una cosa u otra,

siempre me quedo con las ganas de ver trabajar a tu amiga, la crack.

-¿Estás poniendo en duda que mi amiga está enferma?

-(Sonríe). No, no, no, en absoluto.

No es eso, precisamente, lo que estoy poniendo en duda.

-¿Entonces?

-Ya te dije que pensaba que Paloma no era trigo limpio.

Y mira..., creo que ha llegado el momento de averiguarlo.

-Hola. -Hola.

-Siento lo de esta mañana.

-No, tranquila, ya me ha contado ella.

De hecho, he estado hablando con Diana,

que me gustaría que me confirmaras

la fecha en la que terminaste la especialidad, en Pittsburgh.

-¿Y eso? -Bueno, creo que,

si existe la posibilidad de que acabemos siendo compañeros,

tengo todo el derecho a saberlo, ¿no? Es una cuestión de... transparencia.

Así que ya sabes:

O me lo confirmas tú o tendré que enterarme yo por mi cuenta.

Hasta luego.

-Palo, ni caso. Es así con todo el mundo, ¿vale?

Tranquila. ¿Cómo estás? -Ahí voy.

-Vamos para la habitación, venga. -Vale.

Maite, la paciente que sufre

una enfermedad pulmonar obstructiva crónica,

regresa al hospital con síntomas más graves.

La saturación es normal, ¿eh? -Vale.

La auscultación también es normal,

teniendo en cuenta que eres una paciente con EPOC, ¿vale?

Pero he escuchado crepitantes en la base del pulmón derecho.

¿De acuerdo? Tienes febrícula, por otro lado, ¿eh?

-¿La febrícula, qué es?

-Pues una temperatura entre 37 y 38 grados.

A partir de 38 grados se considera fiebre, ¿mmm?

Vamos a hacer un análisis de sangre completo.

-Mm...

-Por otro lado, serologías para neumonía atípica,

y un urocultivo con antigenuria para bacteria de la Legionella.

-¿“Yurocultivo”? -Uro... urocultivo.

Es un cultivo de..., de orina. -Ah.

-¿Vale?

La neumonía es una infección de los pulmones

que provoca tos, fiebre y también dificultades respiratorias.

La neumonía atípica presenta síntomas más leves,

pero, en cambio, está provocada por bacterias diferentes,

como, por ejemplo, la Legionella.

Bueno, pues vamos a hacer otra radiografía de tórax, ¿vale?

-Mmm... -Mírate, Maite.

Estás arruinándote la vida.

Pareces diez años mayor y estás “escuchimizá”.

-(Susurrando). Ay, pesada... -¿Has perdido peso, últimamente?

-A ver, a ver. Yo siempre estoy un kilo arriba y un kilo abajo.

Pero... De toda la vida he tenido buen tipo.

Lo que pasa, que eso le molesta a mi hermana.

Lo que se llama... envidia, vamos.

-Ay, pero no digas tonterías, mujer.

Siempre has estado delgada,

pero, últimamente, estás en el chasis.

Ha perdido varios kilos en los últimos meses.

-Pero, ¿tú qué dices? Flipas, tía. Te quedas conmigo.

-Maite, perder peso no es un buen síntoma, ¿eh?

¿Cuántos kilos ha perdido?

-Cinco o seis kilos, fijo. No me digas que no.

No me digas que no, que no hay nada más que verte la ropa.

-Bueno, voy a preparar todo para la radiografía. ¿De acuerdo?

(MEGAFONÍA: Doctora Romero, acuda a...).

-¿Dónde vas?

-Ah... Le he estado dando vueltas

y he pensado que mejor me voy, para no causarte más problemas.

-Pero... Palo, por favor, no. ¿Es por Mendieta?

No te preocupes por él,

que medio hospital se ha enfrentado a él.

-No, si no es solamente por eso.

A ver: Has luchado con la comisión para que me contraten.

Te has metido conmigo en un proyecto.

No te puedo robar más tiempo. Ahora esto.

-De verdad, no entiend... No sé qué pasa.

¿No confías en mí como cardióloga? ¿Quieres que te lleve otra persona?

(MEGAFONÍA: Dentro de unas semanas,

comenzará el periodo de vacunación preventiva...).

-Ven.

Diana: Yo no terminé la especialidad.

-¡¿Qué?!

-Entré en Pittsburgh..., pero me fui antes de terminar.

Estaba buscando el momento de decírtelo.

-¿Sí? ¿Me lo ibas a decir? ¿Cuándo? ¿Ahora?

Porque ahora mismo te ibas a ir.

-Deja que te lo explique, por favor. -No, no me expliques nada.

Es tu salud, ¿vale? Es importante que te quedes.

En un rato te haré el ecocardiograma.

(MEGAFONÍA: Lucía Velázquez, le esperan en la habitación 231).

Tras realizarle una radiografía de tórax a Maite,

la paciente que padece de una enfermedad pulmonar

obstructiva crónica y fiebre, la doctora Romero decide ingresarla.

Mar, acuérdate, por favor, de..., de los antibióticos, ¿vale?

Muchas gracias.

Bueno, pues Maite, Carmen, a ver:

Lo que hemos visto es que tienes líquido en la cavidad pleural

y es compatible con una neumonía atípica, ¿eh?

-Y ¿puede contarnos algo más? -En cuanto tenga los resultados.

De momento, vamos a poner antibióticos,

y también un drenaje para eliminar ese líquido pleural, ¿de acuerdo?

-De acuerdo.

-Venga, pues si quieres, te vas poniendo el pijama

y luego me paso, ¿eh? -Gracias, doctora.

-Gracias. -De nada.

-¿Por qué pones esa cara de vinagre?

-Porque odio ver cómo te consumes, como esos cigarrillos que fumas.

-¡Pero no exageres, mujer! Es... una neumonía.

-Todavía no lo sabes.

-Bueno, pues te prometo que voy a dejar de fumar,

al menos, hasta que sepa qué es lo que tengo.

-¿Me lo prometes? -Que sí.

-¿Palabrita del niño Jesús? -Ah...

Espero que el tumor de próstata sea benigno.

(Suspira).

¿Cuándo vas a hacerme la biopsia?

Perdón. Puedo... venir más tarde.

No, no, ya habíamos terminado. Gracias.

Em... Romero te espera en su despacho

para ver la radiografía de tórax de un paciente.

Ah, muy bien, muy bien. Ahora iré a verla.

Te dejo las consultas de esta tarde. Vale.

Ahora voy.

(MEGAFONÍA: Jaime Iriguri, vaya a la Sala de Diagnóstico, por favor).

-¿Qué pasa? ¿Algo va mal?

-En el ecocardiograma de Paloma

se ve claramente una masa de grandes dimensiones,

localizada en la aurícula izquierda.

Y es compatible con un... con un tumor.

Paloma, he visto... una masa en el corazón.

Toma, límpiate.

Es un tumor que se llama mixoma.

Aunque es benigno, puede provocar graves problemas cardiacos

por el sitio en el que está.

Ahora mismo está afectando

al funcionamiento de la válvula mitral

y al bombeo de la sangre. Por eso te ahogas.

-¿Qué hay que hacer ahora?

-Paloma, lo mejor es operar, porque aunque ahora estás estable,

el ecocardiograma confirma

que estás empezando a tener datos de insuficiencia cardiaca.

Si no te operas puede ser peor.

De verdad: puedes empeorar.

O incluso, se puede desprender un coágulo de la masa,

y provocar daños mayores, como un ictus cerebral.

Cuando el paciente no tiene síntomas graves, en apariencia,

puede parecer innecesario someterlo a una operación de riesgo.

Pero, a veces, las cosas más graves no avisan.

-Entendería perfectamente que no quisieras llevar este caso.

-Paloma, si tú no tienes inconveniente,

yo no te voy a dejar así.

-Al contrario.

Ya lo sabía, pero, desde que te he visto trabajar aquí,

no me cabe la menor duda de que eres la mejor cardióloga que podría tener.

Pero..., (suspira) en cuanto Mendieta reciba respuesta de Pittsburgh...,

podría denunciarme.

-También podría denunciarte yo.

-¿Lo harías?

-¿Qué has hecho todos estos años

fingiendo ser una especialista que no eras? ¿Qué has hecho?

-Publicaciones, grupos de investigación, congresos...

De todo, menos tratar con pacientes.

Por eso, no quería pasar consulta con Mendieta.

Prácticamente, todo lo que está en mi currículum es cierto.

-Prácticamente. Tú lo has dicho.

Solo que el prácticamente es bastante importante. ¿No crees?

-(Tose).

-Vale. Hablaremos de todo cuando estés mejor, ¿de acuerdo?

Solo espero que los de Pittsburgh tarden en contestar.

-Gracias, Diana.

-Soy médico..., lo haría por cualquier persona.

Llaman a la puerta

Me ha dicho Pepa que querías verme.

Sí, quiero que le eches un vistazo a esta radiografía. Mira.

¿Qué opinas de los nódulos?

Teléfono móvil

Es Encarni. Querrá saber cómo estás.

-Pues cógelo.

-Salgo un momento.

-Un momento, dice.

Se pasa todas las horas muertas hablando con esa y criticándome.

-Hombre, yo creo que se pasa las horas aquí, en el hospital,

haciéndote compañía, ¿no?

-Compañía la que hace un gato.

-Ahora tienes que descansar un poco, ¿eh?

-Lo haré si mi hermana me deja.

-Si tu hermana insiste,

yo creo que es porque se preocupa por tu salud, ¿no?

-Ah... ¿Qué pasa? ¿Que tú también estás de su parte, ahora?

-Pues en cuestión de tabaco, sí.

-Estoy cansada. Por favor, déjame descansar.

-Vale.

-(Tose).

El diagnóstico diferencial de los nódulos pulmonares

es muy amplio.

Mmm...

Habría que hacerle un TAC de alta definición para...,

para estar seguros.

Pues sí. Ah, igual lo programo para mañana, a ver si hay un hueco,

porque la verdad es que, últimamente..., de huecos nada, ¿eh?

Mm...

Después de que la ecocardiografía ratificara

que la masa que tiene en el corazón puede ser un tumor,

Paloma es trasladada a quirófano para una intervención urgente.

Espera. Por favor.

-Un segundo.

¿Qué pasa?

-¿De verdad crees que va a salir bien?

-Claro que sí, Paloma. Va a salir todo bien.

Es el mejor cirujano del hospital.

-Sé sincera conmigo. ¿Qué riesgos hay?

-A ver... Al extirpar la masa,

como está tan pegada a la válvula mitral, pues...

podría afectarla.

Y entonces, habría que reemplazarla por una prótesis.

Pero Paloma..., (suspira), no nos pongamos en lo peor, ¿vale?

Todo va a ir bien. Confía en mí.

¿Lista? -Lista.

-Chicos.

Te veo dentro, ¿vale? Voy a prepararme.

Podéis seguir.

Básicamente, la intervención consiste en lo siguiente:

El cirujano cardiaco tiene que abrir una incisión

en la aurícula derecha, para acceder a la aurícula izquierda,

donde se encuentra el tumor y extraerlo.

(Lo que no esperábamos era el tamaño de esa masa.

Si pensamos que el corazón tiene el tamaño medio de un puño,

es increíble pensar que eso podía estar alojado dentro de él.

No sé cómo Paloma podía seguir respirando).

Después de extirpar el tumor,

hemos comprobado el correcto funcionamiento de la válvula mitral;

llenando el ventrículo izquierdo con suero fisiológico.

Después, hemos cerrado la incisión entre las dos aurículas

con un parche;

sacado de la membrana exterior del corazón.

-No me lo puedo creer. ¿Otra vez fumando?

-No, es que solo he abierto para que me diera un poco el aire.

-Maite, ¡pero si puedo oler ese cigarrillo

desde fuera de la habitación!

-No, no, de verdad.

Bueno... a ver, han sido unas caladas, solo unas caladas.

¡Te lo juro! ¡Que solo ha sido una calada!

-Déjalo, déjalo. No me prometas nada más.

Dame el abrigo. -No. No, no, no te vayas.

-Dame el abrigo por favor, Maite. -No. Carmen, no te vayas. Por favor.

¡No te vayas, por favor! ¡Carmen, no te vayas!

Pepa, agradezco tu preocupación, pero estoy bien, ¿mmm?

¿Qué te hace pensar lo contrario?

Pues Javier, nos conocemos desde hace muchos años.

Antes, cuando he entrado en la consulta del urólogo,

estabas agobiado y he visto tu nombre en un informe.

Claro que estoy preocupada.

(Suspira).

Tengo una masa tumoral en la próstata.

Y... ¿es bueno o... o es malo?

Todavía no lo sé, me tienen que hacer una biopsia.

Pepa..., eres la única persona que lo sabe.

Ya. Ya, ya me imagino,

porque antes he visto a Natalia y ella estaba contenta, así que...

Ya. Natalia... Imagino que no le has dicho nada.

Sí. Natalia estaba preocupada por si tenía algo en la próstata,

pero... le he dicho que todo iba bien.

Pero, ¿por qué le has dicho que todo iba bien?

¿Y si luego es cáncer, qué le vas a decir?

¿Que se confundieron?

No. No va a ser cáncer, no.

Javier..., ojalá tengas razón,

pero, tú mejor que nadie sabes que todavía no lo puedes saber.

Sí. Tendré que decírselo, sí.

(Suspira)

Días después,

Paloma se recupera favorablemente de la intervención

en la que le extirparon un tumor intracardiaco.

-Hola.

¿Qué tal? ¿Cómo te encuentras? -Mucho mejor.

Menos mal que te diste cuenta de que tenía un soplo.

-Sí. En medicina, muchas veces es así.

Nos enteramos de las cosas... por casualidad.

-Diana, por favor, tienes que dejar que te explique.

-Tienes que guardar reposo, ¿de acuerdo?

Volverás a la actividad... cotidiana poco a poco, y eso sí:

seguirás controles cardiológicos rigurosamente, ¿vale, Paloma?

-Aquello fue un infierno.

Cuando llegué a Pittsburgh pensaba que me iba a comer el mundo.

Y al final, fue ese mundo el que casi me come a mí.

-Eh... No quiero oír justificaciones, ¿vale? Es que no...

Es que no quiero entrar en eso.

Solo sé que no deberías haberme mentido.

¡Por lo menos, a mí no!

Porque yo pensaba que éramos amigas. Pero desde luego, veo que no.

-Pero ¿no me dijeron que lo que tenía era... una neumonía?

-Pero los resultados lo han descartado, Maite.

-¿Y ahora resulta que tengo un cáncer de pulmón?

Todavía no podemos confirmarlo.

El problema es que está muy extendido.

Por desgracia, los resultados del TAC

confirman que las adenopatías encontradas en los pulmones de Maite

son compatibles con linfangitis carcinomatosa.

Es un tipo de metástasis.

En cuanto al tumor primario,

lo más probable es que sea de pulmón.

Aunque habrá que esperar los resultados de la biopsia

para confirmarlo.

Y ¿cuál es el tratamiento?

¿Me quitarán esos cánceres en el quirófano?

A ver, yo es que tengo que fijar una fecha

para la compra del local del club de fumadores,

y necesito saber cuánto tiempo... voy a tardar en recuperarme.

Por desgracia,

no existe un tratamiento para la linfangitis carcinomatosa.

¿Me está diciendo... que no tiene remedio?

Por desgracia no. Está muy extendido.

¿Cuánto?...

Que cuánto me queda.

De tres a seis meses, aproximadamente.

Mi hermana tenía razón. El fumar... me está matando.

Pero, es que no pensé que fuera tan rápido.

De tres a seis meses de vida.

En fin... Voy a llamarla ahora mismo.

Y sé que... vamos a discutir mucho, pero...

Quiero pasar los últimos momentos de vida con ella.

Espero que ella también quiera conmigo.

-¡Hombre! ¡Por fin!

Querido doctor Mendieta, sentimos el retraso...

Después de comprobar los expedientes

y las matrículas de los alumnos egresados,

podemos confirmar que, a día de hoy, la alumna Paloma Gasset

no ha finalizado su especialidad médica

en la Universidad de Pittsburgh.

Lo sabía.

-¿Sí?

No, no estoy con Paloma. ¿Por qué?

Bueno, supongo que... tiene una explicación, ¿no?

Igual lo has mirado mal.

No, Mendieta. No es porque sea mi amiga.

Es que igual terminó los estudios en otra parte. No lo sé.

Porque sea mi amiga, no tengo que saberlo todo de ella.

Vale, pues muy bien.

Si quieres hablar con ella, ya sabes dónde está.

Viene para acá.

-Y ya sabe que no tengo el título. -Sí, claro.

Lo sabe todo. Claro que lo sabe. -¿Y qué voy a hacer?

-Pues deberías hablar con él, Paloma.

-Sí, no parece la persona más comprensiva del mundo.

-Es que no se trata de ser comprensivo.

Es que meterte en la cárcel, denunciarte, sería lo más justo.

Hacerte pasar por un especialista médico es muy grave, Paloma.

¡Muy grave! -Ya lo sé.

Y no volveré a ejercer nunca más, claro.

-Pues igual es lo mejor,

porque nos has engañado a todos.

-Diana...,

yo nunca he querido hacer daño a nadie... Nunca.

Y tú sabes, porque me conoces,

tú sabes que la medicina es lo único... lo único que amo,

mi única vocación.

¡Lo único que me apasiona y lo único que sé hacer!

Yo lo que hago, lo hago bien, Diana.

¡Yo soy muy buena en esto!

¡Lo hago bien!

Lo hago bien.

Días más tarde,

el doctor Blanco y la doctora Romero dan el alta a Maite,

que se ha recuperado de un derrame pleural,

a pesar del cáncer de pulmón terminal que padece.

Cuídate, por favor. ¿Vale? -Haré lo que pueda.

Perdóname, hermana.

-Pero ¿qué voy a hacer yo sin ti?

-Pero mira el lado bueno.

Ya no olerá la casa a tabaco ni... tendrás que limpiar la ceniza.

Y lo mejor: Que toda la herencia será para ti...

-No digas eso ni en broma. Ni en broma.

No será lo mismo sin ti.

-Sí, pero podrás montar el hostal, ahí, estilo caribeño.

¡Lo que quieras!

-Qué bruta es.

Bueno, ahora, tratad de ser fuertes

y disfrutar al máximo la una de la otra.

Eso intentaremos. Sí.

-Y mantén ese sentido del humor, que es, de verdad, fundamental.

-Sí, sobre todo para aguantar a esta.

-Serás desagradecida...

-¿Os marcháis ya?

-Ay... Muchas gracias.

Y sobre todo por... no volver a repetirme que deje de fumar.

-De lo que te iba a servir...

-Lo bueno que tiene de morirse pronto

es que podré fumar todo lo que quiera.

-En casa no. -Que es una broma, mujer.

-Gracias. -Gracias.

Adiós. Hasta luego.

-Fijaos lo... Lo que me ha dicho Carmen:

Que... que su hermana quiere donar toda su herencia, ¿no?

A la investigación contra el cáncer. Así que...

-Pues es un buen gesto. -Mm.

Perdonad.

Triaje. Hasta luego, chicos.

-Por lo que veo,

todavía no le has contado nada a Romero de lo tuyo, ¿no?

No, estoy buscando el momento adecuado.

Vale.

(MEGAFONÍA: Se recuerda a los pacientes...

... llevar su tarjeta sanitaria).

-Paloma.

La madre que...

¿Dónde está?

-No sé. ¿No está? -No. No, no está aquí.

-No sé nada, Mendieta. He venido nada más colgar.

-(Suspira),

No la habrás avisado tú, ¿verdad? -¿Avisado de qué?

-Tu amiga es una impostora y lo sabes perfectamente.

-Yo no sabía nada de lo de Pittsburgh,

hasta que no me lo has contado tú.

Pero vamos, está claro que, si se ha ido, es que algo oculta.

-Paloma ha cometido un delito muy grave.

Y tú no estás haciendo nada. -No puedo hacer nada si se ha ido.

Y, sinceramente, tampoco quiero.

-Pues que sepas que esto no va a quedar así.

No pienso parar hasta encontrarla,

y conseguir que la inhabiliten de por vida.

-(Suspira).

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Centro médico - 04/04/17 (1)

Centro médico - 04/04/17 (1)

04 abr 2017

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas de los doctores.

ver más sobre "Centro médico - 04/04/17 (1) " ver menos sobre "Centro médico - 04/04/17 (1) "

Los últimos 560 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios