www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
3388998
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 01/12/15 - Ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por TVE.

¿Vienes con él? -Sí.

Espérame aquí, ¿vale?

Es un profesor. Lo han encontrado en su casa semiinconsciente.

Y, bueno, casi no responde a estímulos.

Está normorreactivo, eh.

¡Carlos... Carlos, ¿me oye?! ¡Carlos!

¿Y quién le ha encontrado? -Una chica.

Avisó al portero de su casa.

Me parece que está en la sala de espera.

Ya. Bueno, pues nada. Habla con ella e indaga

y a ver si hay algún indicio de autolesión.

¡Pepa! ¡Vamos! -Vale.

Carlos. ¿Me oye?

¡Carlos! -No.

¿Sabe dónde está?

Hola. -Hola.

¿Tú eres Amelia? -Sí, soy yo.

Yo soy Pepa. Estoy con Carlos. Le has traído tú, ¿verdad?

Sí. -¿Qué ha pasado?

-No, no le conozco mucho.

Solo me da clases particulares y no acudió a la cita.

Además es un señor hiperresponsable

y, al no aparecer, pensé que le había pasado algo.

Ya he hablado con la chica. No nos da más detalles.

Simplemente que lo encontraron así en su casa.

Vale. Pues hay que hacerle un electro para descartar infarto de miocardio

y también análisis de sangre y de orina. ¿De acuerdo?

Yo creo que es una intoxicación.

Y también hay que sondar nasogástricamente. ¿Vale?

¡Belén! A ver.

Sé dónde vive porque es al lado del instituto y todo el mundo lo sabe

Y bueno, que creo que me voy a ir.

Ya, ya... llamarán a algún familiar o algo.

Perdona. -Sí.

¿Tienes pavo o queso sin grasa? Es que estoy a dieta de proteínas.

Verónica ha acudido al hospital con su novio Iván

porque últimamente le duelen las articulaciones

y está permanentemente cansada.

El traumatólogo me ha dicho que el dolor de rodillas que tengo

no está relacionado con... con el líquido este, ¿cómo se llama?

Un líquido que duele. Y que me lo tiene que mirar un internista.

El líquido sinovial reduce la fricción

entre cartílagos y tejidos en las articulaciones.

Las lubrica y las acolcha durante el movimiento.

Cuando hay una articulación que funciona mal

aumenta ese líquido y hay una inflamación de la membrana sinovial.

A eso es a lo que conocemos como sinovitis. Y produce dolor.

Si me acompañas... Sí.

A ver. ¿Te duele? Un poquito.

Ahí sí.

¿Hace mucho que te duele? No me acuerdo.

Es que como no siempre tengo el dolor,

que unas veces viene y otras va.

Doctor, yo tengo la sensación de que este dedo se me está doblando

un poquito últimamente. Este. A ver...

¿Eso es normal?

Cuando un dolor articular es aislado,

los motivos pueden ser traumatológicos.

Es decir: por un golpe o un mal gesto.

Pero si son varias las articulaciones que funcionan mal,

entonces sospecharíamos de una enfermedad sistémica.

Lo que me describe la paciente coincide

con un cuadro de artritis reumatoide.

Pero es un poco joven para eso.

¿Artritis? ¡Venga, hombre. Pero si eso es lo que tiene mi abuela.

Los análisis.

Carlos, ¿sabe dónde está? Tranquilo. - No.

¿Recuerda lo que ha pasado? -No.

¿Se ha tomado algo? Carlos... -Unas pastillas.

Positivo en benzodiacepinas.

Vale. Pues hay que poner una trasfusión constante de flumazenilo,

¿de acuerdo? -Vale.

¿Sabe dónde está?

Carlos... -(Suspiro).

Está en el hospital.

El flumazenilo es un antídoto para la intoxicación por benzodiacepinas,

que es la sustancia más usada cuando un paciente trata de suicidarse.

Su efecto es inmediato pero dura muy poco.

Echa la cabeza para delante, y traga cuando yo te diga. ¿Vale?

(Tos). -Traga.

Vamos a hacer un lavado de estómago al paciente

Vamos a hacer un lavado de estómago al paciente

pero, hasta que no podamos hablar con él,

no descartamos una lesión cardiopulmonar o cerebral.

Ya.

Bueno, el pulso y la saturación están bien.

Así que, cuando terminen, un TAC craneal, ¿de acuerdo?

E intente localizar a algún familiar. -Vale.

A veces vamos un poco rápido trabajando

y se nos olvida decirle a un compañero

que ha hecho un buen trabajo. O simplemente dar las gracias.

Bueno, aparte de esto, ¿qué otros síntomas tienes?

Ninguno. No, no. Yo me encuentro bien.

Simplemente que me duele un poco...

-Bueno, tienes la boca llena de llagas.

Sí, lleva una semana que no hay quien se la acerque.

Pero sabes que, cuando como frutos secos,

me sale ahí a veces alguna llaga. Yo creo que es de eso.

Bueno, Verónica, en principio lo que vamos a hacer

es pedir una resonancia magnética. ¿Vale?

Vamos a comprobar rodillas y muñecas

para saber si hay inflamación de los tejidos.

También me gustaría hacerte unos análisis.

Vale. ¿Hace mucho que no te haces unos?

Ya ni me acuerdo. Sí, hará ya tiempo. Ni me acuerdo, vamos.

Lo de hacerse análisis de vez en cuando

a los pacientes que están supuestamente sanos,

siempre les parece innecesario.

Siempre dicen eso de...

"no, es que no me hago análisis por si me encuentran algo".

Ya. Pues es que si encontramos algo, es que ya estaba ahí, ¿no?

A ver. Que si he venido a un especialista

es porque normal, muy normal, lo que tengo, la verdad que no es.

Entonces, espero que tenga solución, tratamiento... que no sea nada grave.

Carlos, profesor de instituto,

ha llegado con un nivel de consciencia muy bajo al hospital.

La doctora Romero sospecha de intento de suicidio

y le han lavado el estómago.

Pero le están haciendo un TAC para descartar hemorragia cerebral.

¿Lo ves ahí? -Sí. Sí. Efectivamente. Tiene...

¿Es el instituto don Miguel de Unamuno?

Sí. Soy María José Monteolivas. Soy la enfermera de Carlos López.

Yo creo que da Matemáticas ahí.

Sí.

Mira, te llamo porque estoy intentando localizar

algún dato suyo personal, algún familiar, un contacto...

Ah...

Vale.

¿No me podéis localizar nada?

M-hm. Vale. Vale, vale.

Bueno, pues gracias de todas formas, ¿eh? Adiós.

O es un hombre muy reservado con su vida privada

o realmente no tiene a nadie.

Me cuesta mucho pensar cómo es la vida estando completamente solo.

Carlos... -Hola.

¿Cómo te encuentras? -Bueno, bien.

¿Mejor? -Sí.

Te encontraron en casa semiinconsciente.

Luego va a venir la doctora Romero para hablar contigo.

-Muy bien.

Es cierto. No me acuerdo de nada. Ayer tenía clase. Supongo que no fui.

No creo que ser profesor de instituto sea nada fácil.

Dicen que es una de las profesiones con más alto índice de depresión.

Y si encima, fuera del trabajo, estás completamente solo, pues...

No me lo quiero ni imaginar.

Normalmente, el cuerpo produce anticuerpos

contra sustancias externas: gérmenes, tóxicos, etc.

Al pasar un virus, creamos anticuerpos contra él

y en el futuro lo reconoceremos como peligroso y le daremos respuesta.

En esto, se basan las vacunas.

En las enfermedades autoinmunes,

el cuerpo genera anticuerpos contra células del propio cuerpo

que reconoce como peligrosas por error.

En el caso de la artritis reumatoide

atacan a los extremos de los cartílagos

y a los tejidos de alrededor. Es decir, a las articulaciones.

El doctor Herranz tiene cita de nuevo con Verónica

y algo le preocupa.

Efectivamente, hemos encontrado anticuerpos que son compatibles

con la artritis reumatoide.

El problema es que también hemos encontrado una proteína

en los análisis que no indica nada bueno.

Verónica, hemos encontrado un posible problema en el riñón.

Me gustaría seguir haciéndote pruebas.

Vale. Si me acompañas a la camilla...

Destápate, por favor la zona lumbar,

que quiero palparte para ver si tienes inflamados los riñones.

¿Esto qué es? ¿Esto?

Que el otro día estuvimos en una terraza tomando unas cañas

y me dio un poquillo el sol. Yo me puse protección, pero...

¿Te lo ha visto un dermatólogo?

Fui hace tiempo y me dijo que tenía alergia.

Yo qué sé. Yo me he puesto protección solar

y yo pensaba que con eso ya no... No me iba a pasar nada.

¿Tienes más en el resto del cuerpo?

Me sale por la nariz, por aquí y por la cara.

Yo me pongo maquillaje para que no se vea.

Es que si no me maquillo, me salen unos coloretes que parezco Heidi.

Te vas a quedar unos días ingresado.

¿Quieres que avise a un familiar, un amigo...

No quiero ver a nadie, gracias.

Vale.

De todas formas, Carlos, si necesitas hablar con alguien,

puedes contar con todo el equipo del hospital, pero...

Si me quieres avisar o lo que sea... -Muchas gracias.

¿Vale?

Hola, Carlos. -Hola.

¿Cómo se encuentra? -Bueno, bien.

¿Recuerda lo que le pasó? -No. No me acuerdo de nada.

Carlos. ¿Le han diagnosticado alguna depresión?

No, no, no.

¿Y ansiolíticos en casa? -No.

Recuerdo que me tomé... me dolía mucho la espalda

y me tomé un relajante muscular. -¿Uno?

Pues la verdad es que no me encuentro muy bien.

Sí. Puede que me tomara varios.

Siempre me ha encantado mi trabajo. Pero los últimos meses...

No sé, se me ha hecho muy duro.

Los chicos son cada vez más agresivos con los profesores.

No perdonan el más mínimo fallo.

Ya lo sé. No estoy orgulloso, pero supongo que por un momento...

Pensé en acabar con todo.

Bueno. Va a venir en unos minutos un psiquiatra a hablar con usted y...

Pero tranquilo, es una cuestión de protocolo nada más. No pasa nada.

De verdad que yo no quería que esto pasara.

Ya me imagino. Carlos, esté tranquilo, ¿de acuerdo?

Ahora descanse y en unos minutos vendrán a verle, ¿vale? Hasta luego.

¿Desde cuándo lo tienes? Cada vez que me da el sol.

Yo me intento poner un montón de protección.

Vale. Voy a auscultarte.

El doctor este se piensa que con tanto misterio me ahorra un disgusto.

Lo que está consiguiendo es... ponerme de los nervios.

El eritema en frente y mejillas,

llamado eritema malar, en ala de mariposa,

es un signo inequívoco de lo que le ocurre a la paciente.

Lo que pasa es que es algo difícil de entender.

Y hay que buscar la manera de decirlo con tacto, porque asusta.

A ver, doctor: ¿qué tiene que ver el corazón

con una proteína en la orina, con una mancha en la piel y la artritis?

Si me dejas un segundo que pueda escuchar,

ahora os explico lo que queráis.

Inspira fuerte, por favor.

Otra vez...

El doctor está investigando el caso.

Si escucha un roce cardíaco, sería otro signo más

para dar con una de las enfermedades más difíciles de diagnosticar.

Carlos es un profesor de instituto que ha intentado suicidarse

tras haber sufrido una tensión insoportable en su trabajo.

Una alumna viene a verle.

Sí, un momento.

Habitación 206. -Vale, Gracias.

Pues sí. Tenía un mote y todo el mundo lo sabía.

De un tiempo a esta parte pues se quedaba en blanco

y era como si se le fuese la olla. Todo el mundo se reía de él.

Es que se le iba la pinza y... yo también me reí de él.

¿Vienes a ver a Carlos? -Sí.

Ven.

Y bueno, a pesar de sus idas de olla,

es muy buen profesor y una buena persona.

Y, como no vino a clase, me planté en su casa.

Y quería disculparme. Me siento culpable y... lo siento.

Siento todo lo que ha pasado.

¿Se puede?

Hola, Amelia. Pasa.

Vengo a disculparme por lo del otro día.

Muchas gracias por venir pero... Ahora prefiero estar solo.

Le he traído esto.

Por cierto: has sacado un 8 en el examen de Física.

Ee, gracias.

Llaman a la puerta.

¿Sí?

Doctora romero, ¿Tiene un momento? -Sí.

Hay alguien que quiere comentarle algo.

Pasa.

Hola. -Hola.

Soy alumna del profesor Carlos López y... creo que le pasa algo.

¿Por qué?

Porque me ha dicho que he sacado un 8 en Física

y es profesor de Matemáticas.

Vale. Gracias.

Si nos sentamos, os explico.

Verónica, todo indica que padeces un lupus eritematoso sistémico.

¿Lupus? Pero ¿qué es eso?

Es una enfermedad que afecta a tu sistema inmunológico,

y hace que seas más propensa a contraer otro tipo de enfermedades

que afectan a órganos importantes,

como el corazón o, en tu caso, el riñón.

Pero vamos a ver, ¿tiene cura o tratamiento?

Desgraciadamente, no tiene cura.

Es una enfermedad que, controlada,

te permite llevar una vida con una expectativa normal.

Lo que sí me gustaría hacerte es más pruebas.

Sí, sí, claro. -Sí.

¿Vale? Para confirmar.

Voy a pedirte una analítica, y voy a hacerte una biopsia del riñón.

Vale.

Para ver hasta qué punto está afectado.

Vale, vale.

El lupus eritematoso sistémico, también llamado lupus o LES,

afecta a mujeres en un 90% de los casos.

Al igual que con la artritis, las defensas atacan al propio cuerpo.

Solo que, en el caso del lupus,

pueden atacar a un solo órgano o a todos a la vez.

Para que nos entendamos,

digamos que el lupus es la madre de todas las enfermedades autoinmunes.

El diagnóstico se basa en los síntomas,

apoyado por pruebas diagnósticas.

Desde 1982, se utiliza una lista de 11 criterios

para establecer el diagnóstico.

De los cuales hay que cumplir, al menos, 4.

Por eso, también quería ser prudente al decirlo.

Y, ¿desde cuándo tiene lapsus de memoria?

Desde hace unos meses.

Tengo una clase muy conflictiva y eso me genera mucho estrés.

Ya.

¿Y hay algún síntoma que no me haya dicho?

Bueno. Tengo como la pierna izquierda y el brazo como dormidos.

Pero yo creo que es de las pastillas.

En el TAC de Carlos,

se puede observar un ligero desplazamiento

de la línea media del cerebro hacia la izquierda.

Es posible que haya un edema o una masa que no debería estar ahí

y esté desplazando la línea media, provocando esa pérdida de movimiento.

Las pastillas no pueden ser la causa de eso.

Descartamos la hemorragia, pero vamos a repetir el TAC craneal,

para ver las diferentes áreas gracias a un contraste.

¿Qué tal? -Hola.

Espera un momento. -Vale.

Hola. -Hola.

Eres Verónica, ¿no? -Sí.

¿Te importa que me siente un momento contigo?

¿Qué tal lo llevas? ¿Cómo lo estás llevando?

Asimilándolo, la verdad. Pff... -Ya. ¿Tu chico?

Míralo. Ha salido a tomar un poco el fresco.

Madre mía: estoy leyendo aquí un par de cosas que acojonan un poco.

Dice que es hereditario. Joder. Le tenía que pasar a mi Vero.

Yo es que no sé cómo voy a llevar esto, ¿eh?

Porque yo nunca he vivido una enfermedad.

Si en mi casa, en mi familia, todo el mundo ha estado siempre sano.

No sé. -Ya, eso es lo normal.

Pero es verdad que llega un día que a uno le diagnostican una enfermedad,

y hay cosas que tienen que cambiar.

Al principio, uno piensa que no lo va a encajar en su vida.

Pero de verdad, te sorprenderías de la capacidad de adaptación

y de superación que tiene el cuerpo.

¿Sí? -Sí.

He visto de todo. Te lo puedo..., te lo prometo. He visto de todo.

Y hay cosas como mucho más graves. Y el cuerpo, de verdad, puede.

Pero va a depender de ti. -Ya. Pues espero que sea así.

Lo que pasa es que yo lo veo y parece que se lo hayan diagnosticado a él,

y... me pongo más nerviosa. -Ya.

Pero la realidad es que la enfermedad la tienes tú,

y la fuerza la vas a tener que tener tú.

Ya. Espero que... No sé. Espero sacar la fuerza de donde sea.

Ya verás cómo sí.

(Megafonía): Doctora Rey, acuda a Consulta 3, por favor.

Hola, Carlos. -Hola.

Bueno. Ya tengo los resultados. Pero no tengo buenas noticias.

¿Qué sucede?

Pues hemos encontrado un tumor en el cerebro,

que es el que está provocando el hormigueo en las piernas,

los lapsus de memoria y también la depresión.

Empecé a cometer errores en clase y los alumnos no perdonan.

Mis clases son lo único que tengo. Lo que sé que hago bien.

El primer día que me quedé en blanco en clase,

mis alumnos me pusieron un mote: "el empanao". ¿Cómo no voy a deprimirme?

La depresión de Carlos, lo que le llevó a hacer lo que hizo,

en realidad era consecuencia de un tumor.

¿Y ahora qué? -Pues tenemos que operar de urgencia.

Porque el tumor está presionando y desplazando el cerebro.

Entonces eso es..., es muy peligroso. -(Suspiro).

¿Cuánto me queda de vida? -A ver: la operación es arriesgada.

Pero, si sale bien, años.

Pero bueno, no me voy a aventurar,

y lo primero que vamos a hacer cuando lo extraigamos,

es llevarlo a Anatomía Patológica, para saber el grado y el tipo que es,

y si hace falta quimio, radio, ambas cosas o ninguna.

¿De acuerdo?

Carlos, ¿quiere que avisemos a alguien?

No, ya lo hago yo, gracias. -Vale.

Hasta luego.

La gente a la que se me ocurre llamar,

creo que se extrañaría de que la llamara.

El lupus es una enfermedad muy caprichosa:

hay gente a la que le puede provocar erupciones cutáneas

o articulares leves, y no darle nunca guerra seriamente,

y otras personas a las que les puede provocar un daño grave.

En el caso de Verónica, lo que me preocupa es el riñón.

Verónica acudió a la consulta del doctor Herranz

por un dolor articular.

Pero los resultados de los análisis

y algunas otras dolencias que padecía

hicieron sospechar al doctor Herranz que podría padecer lupus:

una enfermedad autoinmune sistémica.

Ahora vuelve a por los resultados de nuevos análisis.

¿Cómo te encuentras? Mejor,

la verdad que me encuentro mucho mejor.

Muchas personas afectadas por el lupus

presentan cambios en los signos y en los síntomas,

llamados exacerbaciones y remisiones.

Durante las exacerbaciones,

la enfermedad presenta unos picos más altos y los síntomas aumentan.

En las remisiones, pasa justo todo lo contrario:

la enfermedad presenta un perfil más bajo, y los síntomas disminuyen.

Verónica: la analítica y la biopsia, unidos a los síntomas,

confirman que tienes lupus. Vale.

Tienes el riñón un poco afectado, pero podemos controlarlo.

Y hemos visto también que sufres una pericarditis.

Es decir, que la membrana que recubre el corazón

está un poco inflamada.

Pero te digo lo mismo: si lo tratamos, no evoluciona a peor.

Vale. ¿Vale?

Bueno, pues a ver si haces el favor

y le explicas a este lo que es el lupus.

Porque lleva toda la semana

que parece que se lo hayan diagnosticado a él.

Que vale, que sí. Que se puede llevar una vida normal.

Pero, ¿no es un poco raro? ¿Lupus? ¿Qué es eso?

¿Me puede contagiar? ¿Me tengo que poner condón?

Claro que estoy preocupado, joder.

Carlos, ¿cómo estás?

Hombre, un poco de miedo sí que tengo

Bueno. Tranquilo, ¿vale?

A ver...

Pepa, un segundo, un segundo. Ahora nos vemos.

Que..., bueno: ha hecho un excelente trabajo. Así que gracias.

-Gracias.

Iván, el lupus es una enfermedad crónica e incurable.

Pero no se puede contagiar de ninguna manera.

Vale. ¿Vale?

Mira. Os he cogido antes un folleto para que echéis un vistazo.

Vale.

Vamos a utilizar un tratamiento que incluye inmunodepresores,

antiinflamatorios e hidroxicloroquina. ¿Vale?

Los antiinflamatorios ya los conoces,

los inmunodepresores los vamos a utilizar para bajarte esas defensas

que te están haciendo daño.

La cuestión es que, al bajar esas defensas, bajamos todas.

Con lo cual tienes que tener especial cuidado

de no acercarte a nadie que tenga gripe, por ejemplo,

de llevar una higiene alimentaria muy escrupulosa, ¿vale?

De no resfriarte... Ese tipo de cosas.

Vale.

La hidroxicloroquina es un tratamiento que se utilizaba

para tratar la malaria durante la II Guerra Mundial.

Y se descubrió que tenía propiedades beneficiosas

para casos como el tuyo.

Es una enfermedad grave, pero, como te digo, se puede tratar.

Con lo cual estate tranquila.

Con visitas periódicas, y estando pendiente de controlarla,

puedes tener una expectativa de vida normal.

Vale. -¿Vale?

Vale. ¿Entendido?

Que vale, que sí. Que no es contagiosa.

Pero es hereditaria, ¿no? Está en los genes.

Si sigo con Vero y tengo hijos con ella, ¿nacerán con lupus?

Yo no quiero hijos con taras. Llámame egoísta, pero... es lo que hay.

Sí. La enfermedad es hereditaria,

pero los hijos no tienen por qué desarrollarla.

Igual, si me estoy planteando esto, es que... no sé,

igual no la quiero tan a muerte como pensaba.

Pues mira, en eso estamos de acuerdo.

La verdad es que me ha jodido muchísimo su reacción.

Pero bueno, que más vale darse cuenta antes, ¿no?

Clara. ¿Qué tal? ¿Cómo se encuentra?

La doctora Romero programó con un neurocirujano

una operación de urgencia para Carlos,

que llegó por un intento de suicidio y resultó tener un tumor cerebral.

La operación ha ido bien,

pero quedan por evaluar las consecuencias del tumor,

y probablemente un duro proceso de quimio y radio.

¿Se puede? -Sí. Sí, pasa.

¡Bueno, muchas gracias!

Y tengo otra cosa para usted. -Ah, ¿sí?

De los de clase. -Bueno, pronto volveré a dar clase,

para que me sigáis llamando "el empanao".

Profe: yo quería... -Amelia: todo lo que me ha pasado,

las faltas de memoria, la depresión... Todo era por el tumor.

Y si hoy estoy aquí es gracias a ti. Así que, gracias.

Por cierto: esta es la mía. -¡Anda!

No se me da muy bien dibujar, pero bueno.

Y no te imaginas de quién es, ¿no? -¿De Pablo?

-Sí. -Qué bueno.

-Bueno, y esta, no veas lo que le costó.

¡Hombre, Verónica! -¡Hola!

¿Qué tal? -Bien, muy bien. Tenía hoy revisión.

Venía a por unas recetas. -¿Y qué tal vas? ¿Cómo vas?

-Muy bien. Jo, estoy supercontenta; y me va muy bien el tratamiento.

¿Te va bien? -Sí, sí.

-Me alegro mucho. A ver cómo lo tienes.

A ver: me pongo maquillaje. -Fenomenal.

Pero, como llevo ya mucho cuidado, intento no ponerme al sol...

-Claro, no te puedes poner... Perdona un momento.

Julio, ¿me pones, por favor, un té? -Sí.

Gracias. -La verdad que no me lo esperaba,

que me fuera tan bien. -¿Sí? Lo llevas bien.

Sí. -Qué bien. No, si al final...

Estoy muy contenta. -¿Y tu chico? ¿Dónde está?

-He venido sola. Y creo que va a ser así por un tiempo.

Al final fui yo quien lo tuvo que dejar.

No me sentía nada apoyada, solamente pensaba en él.

Pero bueno, aunque yo pienso que es mejor así.

¿Sabes que el otro día me acordé un montón de ti?

Ah, ¿sí? -Sí. Cuando Me dijiste...

- Sí, te dije que no sabía cómo iba a llevar esto,

y me dijiste que..., que todo el mundo saca fuerzas.

Tenías mucha razón. -¿Sí?

Yo ahora me encuentro superbién. Me noto como con ganas, con fuerzas.

A ver. Sé que tengo que llevar cuidado.

Claro. -Pero... Pero tengo ganas.

Estoy ilusionada.

Es que, cuando nos dicen que tenemos que convivir con una enfermedad,

nos cuesta mucho.

Pero en el fondo, teniendo un poco de información y actitud,

y el estar pendiente y los cuidados, influye mucho.

Te veo muy bien. Me alegro. -Sí, no. Yo me encuentro muy bien.

Muchas veces el problema de convivir con una enfermedad

no es la enfermedad en sí, sino la ignorancia.

Por eso, la información y la actitud son dos buenos pilares para apoyarse.

Oye, y cuando me dijiste que habías visto cosas horribles, ¿de qué era?

Pues mira: aparte de trabajar todos los días en el hospital,

que aquí se ve de todo, hago voluntariado.

¿Haces voluntariado? -Sí.

Y me voy mucho fuera de España... -Ah, ¿sí? ¿Y dónde has estado?

- Pues mira. Por ejemplo: en Haití. ¿Te acuerdas, después del terremoto?

Sí, sí, sí. -Pues ahí.

Y era bastante duro, ¿eh?

Es que, aparte, claro, entre la destrucción del terremoto,...

Los problemas urinarios en hombres de más de 55 años

son algo bastante común.

¿Sabes eso de mear y no echar gota? Pues literalmente.

Los resultados de la analítica nos muestran

que tiene un problema de próstata. ¿Y eso es grave?

Aún no lo sabemos.

Ay, perdón, no, a Urgencias. Me he equivocado.

¿Qué te pasa? -Es que no me puedo poner el zapato.

Que no me he dado ningún golpe ni nada.

Y me da un poco de vergüenza porque parece que soy una dejada,

que no he prestado atención a mis pies, pero...

Es que realmente no me dolía hasta hace un par de días.

Creo que esta mujer nos oculta algo.

¿Consumes algún tipo de droga? -No.

Es importante que me digas la verdad. ¿Consumes alguna droga?

  • Centro médico - 01/12/15

Centro médico - 01/12/15

01 dic 2015

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas de los doctores.

ver más sobre "Centro médico - 01/12/15" ver menos sobre "Centro médico - 01/12/15"
Programas completos (689)

Los últimos 702 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios