Docuficción basada en un exitoso formato internacional y que recreará cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos.

Este contenido no está disponible en Estados Unidos y Canadá. 

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.10.1/js
4090679
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 30/06/17 (2) - ver ahora
Transcripción completa

Bryan Medina, un exitoso cantante,

llega al hospital porque tiene problemas para miccionar

y dolor en los testículos.

Hola, ¿qué tal? -Hola.

-Quería ver a un médico, por favor.

-¡Eres Bryan Medina, el cantante, ¿no?!

-Sí. -¡Qué ilusión!

-Pero ya. Eh... Un médico, o sea, necesito ver al doctor Dacaret.

-Pues enseguida le aviso, un momento. -Gracias.

-Sí, doctor Dacaret, ¿puede venir a recepción, por favor?

Gracias. Enseguida viene. -Gracias.

-¿Tiene historial en nuestro hospital?

-Sí. Bruno Medina. -De acuerdo, muy bien.

-Bryan, ¿qué pasa? -¿Cómo vas?

-¿Qué te ocurre? -A ver, llevo...

Me cuesta muchísimo mear y me duele mucho...

-¿Qué? -Los testículos.

-Ah, vale. Acompáñame. Venga, ¿puedes andar?

-Sí, sí. Pero con cuidado. -Vale, tranquilo.

¿Qué has hecho?

Vale, Bryan, pues en la palpación no he visto nada extraño, ¿de acuerdo?

Tanto la forma como el tamaño, como la consistencia, están normales.

Y las constantes vitales también están bien, ¿de acuerdo?

-¡Qué bien! -Siéntate, por favor.

-Gracias. Me alegro, ¿eh?

Porque me había asustado un poco, de lo que me dolía al mear.

-Ya. Eso que dices de que te duele puede ser debido a que tengas

una infección en el tracto urinario, ¿vale?

Que puede ir desde los riñones hasta la uretra.

Vamos a hacer una analítica de orina, ¿vale? Para salir de dudas.

-Vale. -Bueno, escúchame una cosa.

¿Has tenido relaciones sexuales últimamente?

Eh... Sí, digamos que sí. Que últimamente me ha ido bastante bien.

No sabes lo que es subirse al escenario, es increíble.

-Ya, me puedo hacer una idea.

Pero, ¿has usado protección? -Claro.

-Vale.

-Bueno... O sea, la gran mayoría de veces, sí.

Pero hay otras veces que... No, que se te va.

-Se te va la cabeza y se te va de las manos, ¿no?

-Sí.

-Ya. Vale, pues entonces me temo que tendremos que añadir una serología,

¿de acuerdo?

Supongo que sabes que estás expuesto, cada vez que te acuestas con alguien

sin preservativo, a contraer una ETS

o, aunque suene un poco fuerte, el SIDA.

-Vale, vale. Lo estoy haciendo bien ya, ¿eh?

O sea, quiero decir, llevo un tiempito pequeño con una chica,

y ya con ella siempre con protección y, y como que quiero hacerlo bien.

Es una fan.

-Al mantener cualquier tipo de relación sexual,

es importante utilizar preservativo desde el principio,

ya que en las primeras fases de la erección

se pueden producir una serie de fluidos

que contengan microorganismos causantes de una ETS.

¿Qué es una ETS? Una enfermedad de transmisión sexual.

También en estos fluidos se pueden encontrar

pequeñas cantidades de esperma

que pueden producir un embarazo no deseado.

-¿De verdad? -Vale, vale, vale.

Bryan, pues ya te puedes ir a casa, ¿de acuerdo?

Lo que tienes que hacer hasta que vuelvas a buscar los resultados

es beber mucha agua, ¿vale?

Te voy a recetar también un antibiótico y analgésicos

por si tuvieras fiebre, ¿vale?

Tendrás que volver en unos días para recoger los resultados

de la analítica, y ya conoceremos la causa de lo que te pasa, ¿vale?

-De acuerdo, perfecto.

-¡Pepa! ¿Cómo estás? -¡Hola! ¿Qué tal?

-Qué bien que vamos a poder cotillear,

que me han dicho que tengo un nuevo compañero en la ambulancia, ¿no?

-Compañera.

-Espérate, que voy a buscar a Isco y lo contamos.

¡Uuuuh! Este está sobado, pero bien.

Bueno, cuéntame, que Isco está sobado.

-Es la doctora Soto. -¿La doctora Soto?

-Sí. ¿Por? -Nada, nada.

Porque he tenido un pequeño encontronazo con ella,

pero le estoy pillando el punto a este rollito distante que lleva.

O sea que todo controlado, bien.

-Oye, la doctora Soto es una de las mejores doctoras del hospital.

Estoy segura de que vas a aprender mucho con ella, ¿eh?

-Seguro, seguro. Y seguro que ella va a aprender mucho de mi manera

de resolver los imprevistos, así que ya verás.

Nos vamos a llevar bien, sí. -Seguro que sí.

-Bueno, me voy a buscar a Isco. -Vale.

-¡Hola! -¡Hombre! ¿Qué tal?

-Preparada para la nueva experiencia.

-A mí no me extraña nada que te hayan puesto a ti de supervisora

para este nuevo servicio de ambulancias, ¿eh?

-Bueno, yo necesitaba un poco de adrenalina,

y ellos alguien que ayudara a los nuevos, así que es perfecto.

-Pues, ¿sabes? Que los nuevos piensan que eres su compañera,

no una supervisora. -¿Sí?

-Sí. -Ahora se lo digo.

-Accidente de moto en una rotonda. ¡Hombre!

-Hola.

-La víctima es una chica de aproximadamente unos 30 años,

la policía está en el lugar, vamos. -De acuerdo.

-¿Qué pasa, un día intenso? -Prrr, ya te digo, compadre.

He venido aquí para desahogarme, y me encuentro con esto.

No sé cómo le pueden llamar mojito.

-Pues te iba a preguntar si estás mejor que anoche, pero...

Casi que me lo ahorro, ¿no?

-No, no, no, no. Si oye, que lo de anoche muy bien, ¿eh?

De verdad, muchas gracias, tío.

Necesitaba hablar contigo y desahogarme.

La verdad, contarte la historia de mi mujer y todo eso.

-Bueno... -Me ha venido muy bien.

-Para eso están los amigos. -¿Sabes qué pasa, compadre?

Que no sé, no puedo evitar sentirme culpable.

¿Y si por haber cumplido su última voluntad

me perdí buenos momentos con ella? ¿Sabes qué te digo?

-Sí. Sí que lo sé porque he estado en una situación similar.

Cabrera, yo, bueno, perdí a la madre de mi hija en EEUU, a Lorena.

Ella estaba con Marta, mi hija, y yo estaba aquí.

O sea que... Me puedo hacer una idea, sí.

-Ya, ya, ya. -Pero mira, al final,

¿sabes qué pasa?

Que cuando tomamos decisiones de este tipo,

tenemos que seguir con ellas hacia delante,

porque no hay marcha atrás. -Así mismo es, tienes toda la razón.

Pero, ¿sabes qué pasa? Que yo también estoy muy rayado, compadre.

Me quedé muy rayado con el tema de Olson, ya sabes,

el tipo que me estaba amenazando con contárselo todo

a la junta del hospital.

¡Aaah! Si yo lo único que quiero es hacer mi trabajo, Dacaret, y ya está.

Y tener una vida normal, compadre, sin tanto lío, ni tanta historia.

-Pues, ¿sabes lo que tienes que hacer?

Contarle esto a Romero.

Con las mismas palabras que me has dicho a mí.

-¿A Romero? -Eso es, a Romero.

-Bueno, la ambulancia es lo más, ya lo verás, ¿eh?

Es verdad que como médico de consulta te puede costar un poco

porque esto es como mucha acción. Pero... Que sí, que sí.

Que me vas a decir que tienes muchísima experiencia

y todo lo que quieras,

pero te aseguro que hoy va a ser uno de los días más emocionantes

de tu vida. Vamos, me apuesto el café de la mañana.

Bueno, hace dos días atendí en solitario un politraumatismo

de un colgado que estaba haciendo "balconing",

que te aseguro que no has visto unas heridas así en tu vida.

-Bueno, las he visto peores. -¿Dónde?

-En Afganistán, por ejemplo.

Un autobús que pasó por encima de una mina.

-Bah, ¿sí? -Sí.

-Sí que molas, ¿no? Sra. Comandante.

No, no. Ahora me vas a tener que contar todas las batallitas.

-Hombre, para que te pueda contar batallitas,

tienes que estar cinco minutos callada.

-Ah, bueno, sí, sí, eso no es ningún problema.

Por cierto, del ejército, ¿te fuiste o te echaron?

Bryan Medina, el cantante de éxito que sufre una infección de orina,

vuelve al hospital porque sus síntomas han empeorado.

¡Fff! No tenía que haber venido hasta dentro de unos días.

Pero te juro que es que no puedo más, ¿eh?

Además, yo creo que se me han hinchado un poco los...

¿Tú crees que se me han hinchado? -Hombre, un poco, cari, la verdad.

-¡Aaaay, Dios! Gracias por traerme, ¿eh?

-No. A ti por regalarme el coche. Es el que más me gusta.

¡Qué guapo eres!

Anda, que ya sabes que yo sin ti no podría estar.

A ver, que te digo una cosa, ¿eh? Que tú tienes muchas fans, ya lo sé.

Pero como yo no hay ninguna. -Lo sé, cariño.

-Yo soy la "number one".

-¡Bryan! ¿Qué haces aquí, si no tenías cita?

-Ya, pero no aguanto más del dolor. De verdad, me he puesto mucho peor.

-Ya.

-Me duele la espalda, tengo como escalofríos.

-Vale. -Yo soy Paula, su chica.

-¿Qué tal, Paula? -Encantada.

-Soy el doctor Dacaret. Vale, pues acompáñame a Triaje.

-Venga, va, vamos. -Venga.

-Ay, cari, que no he puesto el tique del coche. Que voy a ponerlo.

-Vale. -Ahora vengo, ¿vale?

-Claro que sí. -Guapo.

-Chao. -Adiós.

Hasta luego. -Chao.

-Adiós.

¡Qué bien te veo, ¿eh?!

Bryan, tienes 39 de fiebre, ¿de acuerdo?

Escucha, ¿has notado alguna anomalía desde la última vez que viniste?

-M. En la última eyaculación, vi un poquito de sangre.

Pero tranquilo, ¿eh? Que lo hice con condón.

-Vale, vale.

-Y luego también me cuesta mucho ir al baño,

me duele muchísimo por la zona...

-Sí que he palpado los testículos un poco inflamados, ¿de acuerdo?

Así que me temo que ha pasado de una infección del tracto urinario

a una posible prostatitis.

La prostatitis es la inflamación del tejido de la próstata,

que suele deberse a una infección bacteriana.

Esta infección puede ser causada por cualquier tipo de bacteria.

Pero en el caso de Bruno,

intuyo que se trata de una infección de transmisión sexual.

Vamos a hacerle un tacto rectal para conocer el estado de la próstata.

A ver, escúchame.

Sí que he notado que está la próstata caliente e inflamada, ¿de acuerdo?

Me ha parecido que te dolía, cuando lo hacía, ¿no?

-¡Jo!, claro que dolía, sí.

-Vale, pues casi que podemos confirmar la prostatitis.

Voy a pedir analítica y un cultivo de sangre y de orina

para salir de dudas. ¿De acuerdo? -Vale.

¿Puede entrar Paula?

-Ah, ¿esta es la chica de la que me hablaste ayer?

-Sí.

-Oye, por cierto, que parece muy simpática.

-Sí. Está buena, ¿eh?

¡Ah, ah, ah! -Tranquilo, tranquilo, venga.

-¡Ay, me duele! -Tranquila.

-¡Me duele mucho! Oye, ¿me das el móvil?

Necesito llamar a mi jefe, por favor.

-Ahora mismo no debería ser tu prioridad...

-Tenía una reunión.

-Puedes tener una fractura cerrada de tibia y peroné.

-Tenía una reunión, por favor, dejadme llamarle.

-Bueno, no. Tranquila. La policía va a traer tus cosas,

una vez que te hayan atendido, podrás llamar.

-Carlos, ven un momento.

Mira, ¿a ti no te parece que aquí hay un error?

Porque si Andrea está en Emergencias,

también la estoy viendo aquí en el turno del quirófano 1, mira.

Andrea Soto. Esto debe ser un error, ¿no?

Está duplicado o algo. No sé. La voy a avisar.

A ver...

Móvil

-¿Sí? -Andrea, perdona que te moleste.

Es que estoy viendo una cosa. ¿Tú sabes que tienes un turno duplicado?

Estás en quirófano también.

-Eh..., pues no sé. Habrá sido un error administrativo.

De todas maneras, estamos llegando. Mira, avisa.

Llevamos una mujer, motorista, 29 años, ha sufrido politraumatismo.

Tiene posible fractura en pierna y posible traumatismo craneoencefálico.

Está estabilizada con collarín cervical y férula... Sí.

Glasgow 15...

(Gritos).

-¿Andrea?

-Tiene pulso. Hay que parar la hemorragia.

Estamos casi llegando. -¡Así no vale!

-Pero, ¿qué ha pasado? -Tranquila, está todo controlado.

-Contigo tengo que hablar, ¿eh? Ya me contarás qué es lo que ha pasado.

-Lo siento. No sé qué ha pasado.

-Tranquila. -Tranquila.

-Tranquila, intenta no moverte. Hay que hacer un eco faST.

Las doctoras Soto y Cortel se ocupan de Olaya Álvarez,

la motorista con un politraumatismo que se ha agravado

camino al hospital.

-La eco FaST es una ecografía rápida a pie de cama

para buscar sangrado en los órganos vitales.

Y aunque lo que la paciente necesita es una radiografía

para ver el alcance de la fractura abierta,

primero tenemos que descartar que no existan lesiones internas

que pongan su vida en peligro. -No tiene lesiones internas.

-Aquí están los resultados.

-Vale. Necesito TAC craneal y rayos de tórax, pelvis,

columna vertebral y pierna. -Muy bien.

-Ha anemizado.

(Ambas): Dos bolsas de hematíes. Enseguida.

-Tranquila, tranquila, tranquila.

-Mientras realizamos a la paciente las radiografías,

no está de más recordar que nunca debemos retirar

el casco de un motorista en caso de accidente.

Podemos aumentar el riesgo o incluso provocar lesiones craneales

o de la columna cervical.

Solo nosotros, el personal de Emergencias

estamos preparados para realizarlo sin riesgo.

¿Cómo está?

-Bueno, tiene fractura abierta aspiroidea de tibia y peroné.

Vamos a quirófano. -Mhm. ¿Y lo demás?

-Bien. Hazte una radiografía a ese dedo.

-Y tú deberías mirarte eso.

-Ni me había dado cuenta.

-Por favor, dime algo.

-A ver, Cabrera, siento mucho por lo que has pasado.

Pero, debes comprender que no lo puedo pasar por alto, ¿no?

Has practicado la eutanasia a tu mujer y no te estaba permitido.

Estamos, ¿no? -Sí.

-Y en Cuba, que yo sepa, hasta la fecha tampoco está permitido.

-Mh. -Entonces, dime.

-A ver, yo solamente hice lo que ella me pidió.

Para mí fue muy difícil tener que hacer esto, ¿eh? Perdón.

Cuando ella todavía estaba consciente,

me pidió que le diera lo necesario para poder hacerlo.

Y para mí esto ha sido muy difícil, tener que hacer esto.

Yo soy un profesional de la medicina.

Perdón...

-Cabrera, escúchame, de verdad, que lo siento.

Y agradezco tu sinceridad,

pero comprenderás que esto lo tengo que pensar.

Lo tengo que pensar muy seriamente. -De acuerdo.

-¿Vale? -De acuerdo.

Disculpa. Por cierto, ¿qué tal está de la lesión?

-Yo creo que el exceso de trabajo está provocando la contractura

y tantas otras cosas. Pero bueno...

Si me dejas, es que tengo, tengo trabajo, ¿vale?

-Sí. -Está bien.

-Isco. -A ver.

-Mira, los análisis de tóxicos han salido negativos.

-Ya te lo había dicho, que no había ni bebido, ni tomado nada raro.

-Ya, si yo te creo.

-Bueno, si es que yo lo siento mucho, pero yo no sé lo que pasó.

Que yo ya estaba llegando,

y de repente perdí el control de la ambulancia

y bueno, pero fue solamente un segundo,

te aseguro que fue un segundo solo. -Pero, ¿por qué? Te quedas dormido.

¿Estás más cansado de lo habitual?

Porque es que Ainhoa sí que me ha dicho

que te habías quedado dormido antes...

-Bueno, si te soy sincero,

últimamente no estoy descansando muy bien.

Y cuando me levanto, pues estoy así, como un poco cansado.

Pero yo no creo que sea nada importante.

¿Por qué no te haces una polisomnografía?

Total, vamos a mirar tu flujo respiratorio mientras duermes.

Es que es importante cuidar la higiene del sueño.

Que luego hay que trabajar, hay que conducir una ambulancia,

hay que pensar correctamente...

-Que no, Pepa, que no. Que no es necesario, que te lo digo yo.

Que simplemente es una racha mala que estoy teniendo, que no descanso bien.

No tiene nada que ver

con lo que ha pasado esta mañana con la ambulancia. Hazme caso.

-Mira, yo voy a ir a buscar a un médico.

Porque, ya que estás aquí, aprovechamos el tiempo.

Espérame un momento.

Cuando hablamos de higiene del sueño, nos referimos a factores

como la comida que tomamos,

la temperatura de la habitación donde dormimos, los ruidos,

el estrés emocional...

Todo eso puede afectar a nuestro sueño.

Es tan importante la cantidad de horas que dormimos como la calidad.

¿Ya está, ya está? Bueno, venga, gracias.

¡Hombre, Nicolás! Pero, ¿qué haces aquí, en Centro Médico?

-¡Hombre, Pepa, pero qué alegría!

Ah, oye, pues mira, estoy organizando unos seminarios...

-¿Sí?

-Para ver qué alimentos tienen que entrar

en la dieta de los pacientes hospitalizados.

-¡Ah, ¿sí?! -Mm.

-Pues qué interesante. Me gustaría mucho asistir a esas clases.

Bueno, yo, de hecho, he utilizado muchísimo la información

que tú nos dabas de nutrición en la facultad.

Y la utilizo para el Departamento de Educación para la Salud.

-Oye, pues me alegra saber que había alguien despierto a esa hora,

cuando daba mis charlas en la facultad.

-Sí, sí. Yo sí. -Porque eran un poquito cargantes.

-No, hombre, yo estaba despierta seguro.

Y la última vez que te vi,

¿no me comentaste algo de que querías hacer un programa de salud

para televisión o algo así? -Pues sí, eso ya está en marcha.

Se llama "Doctor Romero" y se emite este verano.

Te quiero ver pegada al televisor cada noche que se emita, ¿eh?

-Pues prometido. Ahí me tendrás para ver qué tal va.

-Venga, pues lo prometido es deuda. -Me alegro de verte.

-Igualmente. Adiós.

-Hasta luego. -Chao, Pepa.

-Bryan... Hola. -Hola.

-Escucha, tengo los resultados de la analítica, ¿de acuerdo?

Y aparece una leucocitosis y la PCR aumentada.

Es un tipo de proteína.

Esto quiere decir que existe una infección, como yo sospechaba.

-¿Y a qué se puede deber eso? -No lo sé todavía.

Tenemos que esperar resultados del cultivo y la serología, ¿vale?

Tendrás que quedarte ingresado y tenemos que empezar un tratamiento

con antibióticos.

-Pero un momento, ¿cómo que ingresado? ¿Cuántos días?

-Pues no lo sé, pero mínimo un par.

-Pero, ¿cómo que un par? Pero, ¡que no llegamos al concierto!

-No es por nada, pero creo que hay cosas más importantes.

-Bueno, sí, ya lo sé. Pero Cari, entonces vamos otro día.

-Sí, vamos otro día, vamos otro día.

-Bueno, os dejo, ¿vale? -Vale.

-Venga.

El médico decide hacerle a Isco una polisomnografía.

Una técnica que se utiliza para diagnosticar trastornos del sueño.

A descansar. -Vale. Gracias.

-¿Cómo estás? -¿Y tú qué haces aquí a estas horas?

-Vengo a decirte que mañana te quiero a tope.

Que yo me voy a encargar de los cafés, ¿vale?

-Vale. -Descansa.

-Gracias.

24 horas después de la intervención de la fractura abierta

de tibia y peroné, Olalla, la motorista accidentada,

ha sido trasladada a planta.

(Respiración acelerada).

-Tranquila, tranquila. Tranquila. Tranquila, respira despacio.

Respira despacio.

-Dime. -Vale. Necesito radiografía de tórax,

prepara un tubo de tórax y ponle propofol.

-Enseguida. -Rápido.

Respira, respira, respira, respira tranquila.

La paciente ha sufrido un neumotórax,

es decir, una acumulación de aire en la pleura,

como consecuencia del traumatismo.

En la primera radiografía, era casi imperceptible,

por eso nos pasó desapercibido.

Le hemos colocado un tubo de tórax, para que expulse el aire acumulado

y así el pulmón pueda volver a expandirse.

¿Cómo estás? -Me duele mucho el costado.

-Claro, es por el tubo. Es muy incómodo pero es necesario.

-Jo, la verdad es que desde que he tenido el accidente,

no hago más que empeorar. A ver si mejoro ya de una vez.

-Bueno, tranquila, el pulmón se está expandiendo.

Así que en principio no tiene por qué dar más problemas.

Y bueno, a mí me queda por averiguar qué es lo que sucedió

en la ambulancia, cuando te estábamos trasladando.

Como supervisora del servicio, en cuanto sepa algo,

te daré explicaciones. -Vale, muchas gracias.

-Tranquila, que vas a mejorar. -Gracias.

-Nos vemos luego.

Horas después de empezar el tratamiento para su prostatitis,

Bryan Medina no mejora de sus síntomas.

Hola, Bryan. -Hola.

-¿Estás bien? -¡Oh! No.

Me duele muchísimo más que antes. Y me cuesta mucho ir a mear.

-A ver, permíteme.

A ver... ¿Te duele ahí, te duele? -¡Aaah, sí!

-Vale, tranquilo, tranquilo. -Sí, sí.

-Déjame comprobar una cosa... -¡Aaah, ah, ah, mmm! ¡Ah, también!

-Vale. -¡Ah!

-Mira, lo que tienes es que la orina está retenida, ¿de acuerdo?

Tenemos que hacerte un sondaje vesical para evacuarla.

Los problemas para orinar de Bryan han derivado

en una retención de orina.

Lo que ha causado que se hinche la vejiga

y de ahí que aparezca el dolor.

Esta retención puede terminar en una insuficiencia renal aguda,

de origen obstructivo.

Así que tenemos que actuar con rapidez.

-¡Ah! Insuficiencia renal.

La verdad, no sabía que esto era tan grave.

-No, no. Pero a ver, tranquilo porque lo podemos solucionar

y no habrá consecuencias, ¿vale?

Lo que pasa es que no entiendo por qué no me has avisado antes.

-¡Ay, yo qué sé!

-Oye, por cierto, ¿tú no estabas con Paula?

-Sí, pero ha salido un rato. Dice que se aburría.

-¿Que se aburría?

-¡Yo qué sé, no le gustan los hospitales!

-Ya. Vale. Ahora te veo. -Vale. ¡Fff!

-Bueno, claramente, ha tenido varias apneas, ¿no?

-Sí. Y esta curva es característica de saos.

Vale. Pues, ¿haces pasar a Isco, por favor?

-Sí. Voy.

¿Isco? Vente.

-Hola, buenas tardes. ¿Se puede? -Sí, claro. Siéntate.

-Gracias.

Bueno, pues quería saber cómo estaba la motorista.

-Ha sufrido un neumotórax, pero ya está recuperada.

-¿Un neumotórax? Vaya. Y ha sido culpa mía, ¿no?

-Bueno, eso es imposible saberlo, Isco.

-Ya.

-Lo que sí sabemos es la causa de tu somnolencia diurna.

Tienes saos.

Que es síndrome de apnea obstructiva del sueño.

Es decir, hay momentos durante el sueño

en el que tienes apnea obstructiva del sueño.

Es decir, hay momentos durante el sueño en que tienes apnea,

dejas de respirar, baja el oxígeno en sangre y por eso no descansas bien.

Pero bueno, no te agobies. Tiene solución.

Te podemos poner una CP'AC,

que es una máquina que ejerce una presión positiva de oxígeno

en tus vías respiratorias, vas a descansar...

-Ya, ya, sí. Sí... Si yo ya... A ver cómo lo digo.

Resulta que yo ya sabía este diagnóstico

y yo ya había usado la máquina esta.

Lo que ocurre es que no puedo soportar el ruido que hace.

Y bueno, pues no pensé que no descansar por las noches

iba a ir tan lejos.

Y que tal vez, durante unos días, se iba a pasar

y que todo iba a volver a la normalidad

y que todo iba a ser como antes.

Yo no sé qué decir. Que...

-Bueno, comprenderás que tengo que informar a la dirección del hospital.

-Ya.

Al día siguiente de que el doctor Hamman Dacaret

realizase un sondaje para vaciarle la vejiga,

Bryan sigue recuperándose poco a poco.

"Hashtag", "selfie", hospital. -No, gracias.

Esto es de lost.

-Ya verás, cuando salga de aquí, nos vamos a ir juntos, tú y yo solos,

a una casa rural. ¿Te parece?

Paseítos por el campo, naturaleza, comida rica...

-Sí. ¡Qué ganas, ¿eh?! -Sí...

Oye, ¿a ti te pasa algo? -Pues yo qué sé.

Que estoy cansada de estar aquí, ¿eh?

Que me dijiste que hoy me ibas a llevar a un evento

y me ibas a presentar gente. ¿Qué estamos aquí haciendo? Nada.

Perdiendo el tiempo.

Y además, no soporto el olor a hospital.

-Yo tampoco estoy aquí por gusto. Lo sabes, ¿verdad?

-Ya lo sé. -¡Ay, ah, ayss!

-¿Qué te duele ahora? -¡Ah, todo, me duele todo!

Me duelen los huesos, me duelen los brazos...

No puedo casi ni levantarlos. Estoy...

-A ver, Bryan...

¡Bryan, eh! ¡Hola!

¡Me..., por favor, por favor! ¿Puede venir un médico? ¡No sé...!

¿Puede venir, por favor, rápido? Es que no se encuentra bien.

No sé qué le pasa que... Que se acaba como de...

-¿Qué ha pasado?

-No sé, pues ha perdido el conocimiento.

-Bryan. Bryan, ¿me oyes? ¡Eh, eh! -Mm.

-¿Estás aquí? -Sí. Estoy... sí. Estoy.

-Muy mal. -Me duele todo, ¿eh?

Me duele todo mucho. ¡Aah!

¡Uf!

-Oye, ¿cuánto tiempo hace que tienes estas marcas en el pecho?

-¿Qué marcas? -Estas.

-Perdona, pero, ¿esto es contagioso? -Pues depende. ¿A ti te gusta Bryan?

-Pues depende. -Ya, pues eso.

Mira, también las tienes en el brazo, ¿eh?

Esto tiene pinta de ser una sepsis.

Una respuesta a la infección que tienes.

-Sepsis. -Sí.

-Perdona, ¿esto qué es? Bueno, mira, da igual, ¿vale?

Yo me voy a ir mejor a fuera porque, con tanto mareo, tantas...

Como que me estoy agobiando un poco, ¿vale?

-Mm. -Bueno, luego ya...

Chao, cari.

-Pero, ¿en serio? Vale, tranquilo, ¿vale?

No te preocupes por esto, que es lo de menos.

Lo que tienes que hacer es recuperarte.

-Escúchame, te haremos una analítica con parámetros

para confirmar que se trata de una sepsis

y empezaremos con un antibiótico. ¿Vale?

-Vale.

Poco a poco, Olalla, la motorista accidentada mejora.

Y el tubo de tórax que le pusieron para tratar el neumotórax

puede ser retirado.

Bueno, pues en principio, la herida está bien, no está infectada.

-¡Qué bien! -Todo en orden.

Así que en nada en casa, ¿no? -Jo, por fin.

-Bueno, te voy a dejar en manos de Pepa

para que ella te explique cómo te tienes que pinchar

la heparina subcutánea. -M.

-Es un anticoagulante.

Porque, al tener una lesión que te va a tener inmovilizada durante tiempo,

la circulación de la sangre puede empeorar

y es para evitar que se formen trombos o flebitis.

-Vale, muy bien. -Hasta luego.

-Vas a tener que tener un poquito de paciencia

porque la rehabilitación va a ser larga, ¿eh?

-Bueno, vale, la tendré. Oye, ¿por qué me quitasteis esto...?

-¿El esmalte? -El esmalte, el esmalte de la uña.

-Claro, lo tuvimos que hacer porque si no,

la medición del pulsi no funciona.

Pero bueno, eso tiene una solución muy fácil.

Te vuelves a pintar y ya. -Bueno, ya.

La verdad es que, si algo me ha enseñado esta experiencia

es que la vida te puede cambiar en un instante

y sobre todo que yo tengo que aprender a vivir

mucho más calmada y con menos estrés. Eso es verdad.

Pero eso lo tendríamos que aprender todos.

-Sí.

-Espérame un momentito, que ahora vuelvo.

-Hola. ¿Me estabas buscando? -Sí, sí. ¿Tienes un segundo?

-Sí, claro.

Oye, ¿qué tal llevas lo del..., lo del cuello?

-Bueno, pues entre la tensión, el trabajo y...

Y algo que me preocupa, Daca.

He estado hablando con Cabrera

y me ha comentado todo lo de su mujer.

-Mm.

-Y la verdad es que me he quedado de piedra.

-Ya. -¿Tú lo sabías?

-Pues sí, sí, Romero. Porque somos amigos y me lo contó.

Pero vamos, que lo sabe más gente en el hospital, ¿eh?

Y además tienes que saber que está haciendo un gran esfuerzo

para contarlo. -Ya.

La verdad es que éticamente no sé cómo calificarlo.

-Pues mira, yo creo que no tienes que juzgar la acción,

simplemente tienes que intentar ponerlo todo en contexto. ¿Vale?

Porque al final la persona a la que quería le pidió que lo hiciera y...

-M.

-Y yo lo veo como un acto de amor, la verdad.

-Ya. Pero, ¿te has planteado si tiene problemas con las autoridades?

-Pues no, la verdad. -¿Ves?

-Mira, yo lo único que sé es que es muy buen médico,

y también muy buena persona,

y yo creo que eso es lo que tienes que valorar.

-Bueno, yo creo que hay más cosas que valorar, ¿m?

Voy a hablar con él y bueno, tomaré una decisión.

-Vale. Te dejo, que tengo un paciente que atender.

-Vale. -Hasta luego.

-Gracias.

El doctor Dacaret ya tiene los resultados de las pruebas de Bryan,

el paciente con posible sepsis.

Venga va, dime que me traes buenas noticias,

que no sé si estoy para aguantar otra cosa, ¿eh?

-No te preocupes porque son buenas noticias, ¿vale?

En la analítica ha salido todo bien, hemos descartado la sepsis,

y luego también tengo resultados del cultivo y serología,

y la prueba de VIH ha dado negativo, ¿vale?

-Vale, ¡bien!

-Mira, Bryan, el siguiente paso es hacer una biopsia de las lesiones

que tienes en el pecho y en los brazos, ¿vale?

Y también tendremos que hacer otra biopsia del exudado uretral.

-¿Cuántas pruebas quedan? No, de verdad, en serio.

Necesito salir de aquí, no puedo más. -Ya, te entiendo perfectamente,

pero queda poco para terminar. No te preocupes, ¿vale?

-Vale.

-Oye, te veo un poco raro, ¿qué te pasa?

Dime que no es por Paula.

-Sí, es por Paula, sí. Me ha llamado

y me ha dicho que viene dentro de un rato pero...

Está claro que no está interesada.

Bueno, por lo menos no de la forma

en la que yo estoy interesado en ella.

-Ya. Bueno, Bryan, es que...

Menudo ojo tienes con las mujeres, ¿no?

-Eh, no, no, no, no, no...

No me vengas ahora a meter el dedito en la llaga, ¿eh?

-Que no, que no. Vengo a todo lo contrario,

te vengo a proponer un plan, ¿vale?

Porque tengo dos amigas que no son grupis de ninguna banda,

iremos un día a tomar algo, a cenar,

y seguro que nos entendemos perfectamente.

-¿Lo prometes? -Lo prometo. Déjate de grupis. Venga.

-¡Ey! ¿Qué ha pasado? ¿Dónde está tu uniforme?

¿Qué estás, de baja? -No, Ainhoa, no estoy de baja.

Estoy suspendido temporalmente de empleo y sueldo.

Tengo el síndrome de apnea obstructiva del sueño.

Y parece ser que no es bueno que conduzca en mi estado.

-Esto ha sido por culpa de Soto, ¿no? -No. Escucha, tienes que... A ver...

¡Ainhoa! -¡Soto!

¡No me puedo creer que hayas hecho que suspendan a Isco

de empleo y sueldo! -Bueno, no sabes lo que ha pasado.

-No. Lo que sé es que, como eres una enchufada,

puedes hacer lo que te dé la gana.

-Soy la supervisora del servicio y he hecho mi trabajo.

-¡Ey! ¿Qué te pasa?

-¿Tú sabes que Soto ha hecho que suspendan a Isco de empleo y sueldo?

-Soto ha hecho lo que tenía que hacer.

Isco está diagnosticado y no toma la medicación.

Estaba poniendo a la gente en peligro.

-Pero, ¿Isco lo sabía? -Sí. Isco lo sabía.

-Y ahora, la voy a tener que pedir disculpas.

-Venga, ánimo.

-El doctor Dacaret ya tiene los resultados

de los cultivos y la biopsia que le realizó a Bryan.

-Hola, Bryan. -Hola.

-¡Uf, qué raro! Tú por aquí, ¿no?

-Bueno, mira, por interesarme un poco.

-Ya. -Que nada, que gracias por venir.

A ver si ya terminamos con todo esto. -Mm. Sí. A eso he venido.

Ha costado mucho, pero finalmente, ya sabemos lo que tiene Bruno,

gracias al exudado uretral.

Hemos detectado una serie de colonias de una bacteria

que es bastante habitual en la flora genital.

Y por otro lado, en la biopsia,

hemos visto que las lesiones que tenía en el torso y en los brazos,

eran debidas a la inflamación de los vasos sanguíneos,

derivados de la infección.

-Bueno, al final esto ha sido todo por una ETS, ¿no?

-Sí, bueno, Bryan, ya te comenté que el tipo de vida que llevabas,

podía llegar a ser peligrosa, ¿vale?

Pero la parte buena es que sabemos de qué bacteria se trata.

Así que tenemos que hacer un antibiograma

para saber cuál es el antibiótico más adecuado para esta bacteria.

Y una cosa más, tendrás que estar una temporada sin sexo. ¿De acuerdo?

-Perdona, pero, cuando dices una temporada...

En plan, ¿corta, larga?... -Pues no lo sé.

El tiempo que haga falta.

-Pues qué maravilla, ¿no?

Móvil

¡Ay, ay mi madre!

¡Ay, es verdad, que la tenía que ayudar

para una cosa de una entrevista de trabajo!

Que ya nos vemos. Cuando te mejores me llamas, ¿vale?

-Chao, cariño.

Mamá. No, que estaba en el hospital. Sí..., que estaba un poco.

-La verdad que está coladita por ti, ¿eh?

-¿En serio, tú crees? -¿En serio me lo preguntas?

Pues no, Bryan, no. -Ya. Si ya lo estaba viendo yo, ¿eh?

Pero yo qué sé, lo quería intentar.

La verdad que quería enamorarme y parar un poquito con todo esto.

Pero... No sé. Yo... ¡Ay!

Ya no sabía si esta chica me quería a mí,

o me quería por la fama, las fiestas, la gente que podía conocer,

el dinero, ¡yo qué sé! -Creo que sí. Más bien de tu fama.

Pero escucha, yo también me he ilusionado con muchas chicas

y al final, esa relación no ha llevado a nada. O sea que...

-Ya, pero es que en mi mundo, te juro que es mucho más difícil.

¡Fff! No sé si me quieren a mí o...

O quieren al tipo que está encima de un escenario. No tengo ni idea.

-Bueno, básate en la experiencia y saca tus propias conclusiones. ¿No?

-Qué fácil, ¿no?

Sí, maestro yoga. -Bueno, venga, ánimo.

Hasta ahora. -Hasta luego.

-Hola.

-Hola.

¿Preparada para el turno? -Claro.

-Soto, te debo una disculpa.

He estado hablando con Pepa y me lo ha contado todo, ¿vale?

Y entiendo que tu labor como supervisora

pues te hacía informar de la actitud de Isco ante su enfermedad.

-Disculpa aceptada. Y yo no soy ninguna enchufada.

Yo he sido entrenada para emergencias y catástrofes en el ejército.

-¡Toma!

-Pero sí, necesitaba un poco de adrenalina

y he pedido turno en este servicio. -Claro. ¡Ahora lo entiendo!

Porque en el ejército, pues que además de la adrenalina,

pues también te acostumbraste a no prestar mucha atención a tu...

A tu aspecto, ¿no? -¿Cómo?

-Lo... Que lo digo por el pelo. Por...

Busca

Anciana, insuficiencia cardiaca. Salvada por la campana.

-Vamos. Tira, coge la mochila.

-A ver, que es que parece que te acabas de levantar de la cama.

-¿Se puede? -Sí. Siéntate.

A ver, he estado estudiando tu caso,

y legalmente aquí en España, no podemos tomar medidas contra ti.

¿De acuerdo? En Cuba, sí; pero aquí, no.

Quiero que sepas que me gusta que la gente que trabaja conmigo

y que colabora conmigo, tenga un currículo intachable.

De momento, tú no lo tienes. Así que te estaré vigilando de cerca.

-OK. De acuerdo. ¿Puedo irme ya? -Sí.

-¿Marisa? -¿Se encuentra bien?

-Mamá, ¿qué te pasa?

-Lo que puede haber pasado es un vasoespasmo coronario.

¿Qué te pasa, Marisa? -(Respiración acelerada).

Pero tranquila, hombre. Tranquila, por fa...

-¡Dámelo que te...! -Yo pensaba que estaba mejor, Ainhoa.

Y no paro de pensar en la agresión. Tengo pesadillas...

Creo que lo que te ha ocurrido es un síndrome de abstinencia.

Las drogas producen un estado de inmunodepresión...

-¡Que yo no tomo ninguna droga de nada!

-¿Y qué estabas buscando en el suelo cuando yo entré?

¿Tú has oído hablar de la defensa personal femenina?

-Mhm.

-Y... Ahí. ¡Perfecto!

-Se ha caído entrenando y se ha dado un fuerte golpe en la cabeza.

La pierna te falló de repente, ¿verdad?

Sí. Llevo un tiempo con molestias. ¿Y esto?

Pues unas verrugas asquerosas que me han salido.

¿Has hablado con Romero? Me llamó ayer.

¿Te ha contado que hay un nuevo puesto

de jefe de Departamento de Ginecología?

Ramón, sería interesante que fueses a esa reunión, ¿m?

Esas manchas que tenía, resultaron ser neurofibromatosis tipo 1.

Centro médico - 30/06/17 (2)

30 jun 2017

Los últimos 648 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
Recomendaciones de usuarios