Docuficción basada en un exitoso formato internacional y que recreará cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos.

Este contenido no está disponible en Estados Unidos y Canadá. 

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.14.0/js
4640128
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 20/06/18 (2) - ver ahora
Transcripción completa

Rogelio y yo coincidíamos siempre en la filmoteca.

Teníamos nuestras parejas. Pero...

A ninguno de ellos les gustaba el cine tanto como a nosotros.

Hasta que una tarde...,

empezamos a besarnos cuando salió rugiendo el león,

y no paramos hasta que salió el "The end".

Rompimos con nuestras parejas, y empezamos a... A salir.

Hasta que un día,

Rogelio me comentó que...

Silvia, su ex, estaba embarazada.

Él me dijo que se haría cargo del niño, pero que...,

que no se iría a vivir con ella.

Que no se imaginaba su vida sin mí.

Pero yo...

creí conveniente que tenía que asumir su responsabilidad.

Si llego a saber el daño que causé con esa decisión,

jamás la hubiera tomado.

Y ahí terminó todo.

Bueno, Rosa. Todo, todo, tampoco. Ahora estás aquí, y estás con él.

Rogelio tenía razón:

la vida no es como una película.

Tras implantarle un stent farmacoactivo,

Sergio ya descansa en la habitación.

Pues nada, Sergio.

Decirte que la operación ha ido muy bien.

Quiero que te quedes en observación unos días, por supuesto,

para ver cómo evolucionas tú y también la implantación del stent.

Te iré haciendo controles cada cierto tiempo.

Pero yo calculo que en una semana, más o menos, si todo va bien,

te podrás ir a casa.

-Jo, menos mal. Tengo unas ganas ya...

-Me imagino.

Eso sí: a partir de ahora, tienes que llevar un estilo de vida saludable.

-Ya. Imagino que nada de alcohol, nada de tabaco, ¿verdad?

-Eso por supuesto, entre otras cosas. -Ya.

-Para una recuperación lo más completa posible

después de una operación como la que ha sufrido Sergio,

se recomienda evitar el sedentarismo,

y empezar a realizar ejercicio físico suave. Sin grandes esfuerzos.

También se recomienda perder peso, y llevar una dieta saludable.

Controlando siempre el colesterol y los triglicéridos.

Aunque su pronóstico sigue siendo crítico,

gracias al tratamiento con heparina,

el trombo de Rogelio se disuelve y recobra algo de lucidez.

¿Qué tal, Rogelio?

Quiero saber si me voy a morir.

A ver, Rogelio: la clínica que venía arrastrando de disnea progresiva

se debía a un tumor que no había dado la cara,

y que empezó a provocarle la anemia.

Lamentablemente lleva demasiado tiempo con la enfermedad.

No, eso ya lo sé. Solo quiero saber cuánto tiempo me queda.

A ver. El pronóstico de un tumor de páncreas es malo,

y más aún si hay metástasis.

Empezaremos con tratamiento de quimioterapia,

pero tendrá que ser en otro hospital.

Porque... aquí tenemos lista de espera.

Me va a dar pena tener que irme de aquí. Le estaba tomando cariño.

Rogelio, cualquier cosa, cualquier duda que tenga, no dude en decírmela

¿de acuerdo?

¿Ha visto a Rosa? ¿Sabe algo de ella?

No.

Imagino... que con todo esto debe de estar asustada, y no me extraña.

Yo tampoco quisiera quedarme para ver morir a alguien,

y menos, una persona que... Que hace casi 20 años que no la veo.

He sido muy brusco con ella, y quisiera disculparme.

Intentaré localizarla.

Dígale de mi parte que no se ha escrito la frase de película

para decirle lo que ha significado y significa en mi vida.

Se lo diré.

Espero que funcione.

Muchas gracias, doctor. Descanse.

Llaman a la puerta

-¿Se puede? -Sí, pasa.

-Hola, doctora, quería pedirle disculpas por lo del otro día.

No era el momento ni el lugar y lo siento mucho.

-Gracias, Loli, por decirlo.

No pasa nada. Me iba ya. Pero... sí necesito que descanse.

-OK.

-Gracias, doctora. -A ti.

-¿Cómo estás, Sergio?

-Pues parece que saldré de esta.

-Pues yo estoy fatal. Me siento fatal por lo del otro día.

No debí irme así. Fue muy egoísta por mi parte.

-Bueno, no te preocupes. Yo tampoco lo hice bien.

Te lo eché en cara y...

lo que te tenía que haber dicho es que necesitaba bajar el ritmo.

¿Qué te crees? ¿Que no me apetece ir a Ibiza?

Lo que pasa es que el cuerpo no me da, Loli.

Y además, las resacas cada vez son peores.

-En eso tienes razón, ¿eh?

-Pero si es que... yo no te dije nada

porque en el fondo tenía miedo de perderte.

-¿Sabes qué, Sergio? Que eso no va a pasar.

Y yo he estado pensando,

y la verdad es que me apetece probar eso de quedarnos un sábado en casa.

El plan extremo del que habla todo el mundo.

Ya sabes. Sofá, manta, peli... Oye, igual me engancho.

-Pues eso es fantástico.

Oye, ¿y qué pasa con las reservas de Ibiza?

-Pues no te preocupes, está todo solucionado.

Ya he hablado con Vanessa, le he explicado lo que ha pasado y...

Entiende perfectamente que no vayas a Ibiza.

-¿Cómo que...?

¿Que yo no vaya, y que tú sí?

-A ver. Todavía faltan 15 días.

Pero..., con la reserva hecha, con el billete comprado...

Sería una lástima que yo me lo perdiese, ¿no?

-Ya.

-¿Qué?

-Conozco bien a Loli.

Y aunque ella quiera probar lo de los sábados por la noche, yo sé que...

Que es que a ella lo que le gusta realmente es salir hasta el amanecer.

Y no la culpo por ello.

Que yo haya cambiado no quiere decir que ella tenga que cambiar.

Lo que no sé yo es cómo va a afectar esto a la relación.

-Ah...

-Parece que te alegras de verme más que el día de nuestro reencuentro.

-Saber que te vas a morir te cambia...

Te cambia mucho la perspectiva.

Siento haber sido tan seco contigo el primer día.

Me costó tanto intentar olvidarte...

que en el proceso me volví frío y distante.

-Tenías razón. La vida no es como las películas.

-No, no. Tú tenías razón.

Porque yo sigo sintiendo exactamente lo mismo cuando te miro.

-Siempre has sabido qué decir para convencerme.

Te he traído un ordenador lleno de películas, para que las veas aquí.

-¿Qué te parece empezar viendo una juntos?

-Vale. -Ajá...

-¿Qué te apetece ver? -Cualquiera, menos "Casa Blanca".

-Huy, ¿por qué?

-Porque Ris se queda sin la chica al final.

¿Entonces te quedas?

-He estado tanto tiempo sin ti que cada minuto me sabrá a mil.

-Eso es de Is en "Esplendor en la hierba".

-No. Eso es de Rosa, en Centro Médico.

Javier, ¿estás bien? No, Clara, no estoy bien.

No es la primera vez que tengo que remitir a un paciente

por recortes presupuestarios. Fff...

Mira: tú has hecho todo lo que estaba en tus manos, Javier.

Has querido tratarlo y no has podido ¿Qué más puedes hacer?

Además: los dos sabemos que a Rogelio ahora mismo

lo único que le queda es sobrellevarlo lo mejor que pueda.

Pobre hombre. Aunque te digo una cosa:

en ese sentido también le has ayudado.

Es que vengo ahora de la habitación

y los he pillado besándose a los dos:

a Rosa y a él...

Pues me alegro. Aunque...

me hubiera gustado seguir tratándole aquí.

Ya. Lo entiendo.

Bueno. Vamos a confiar en que todo se va a arreglar. Ya verás. ¿Eh?

Pues nada, que te sea leve. Bueno.

¿Eh? Hasta mañana.

Hasta mañana.

Y anímate, hombre. Gracias, Clara.

Hasta luego.

-Hola. ¿Tienes un momento?

-Breve, ¿no? -Sí, es breve.

-Vale.

Siéntate, si quieres. -No, estoy bien.

Romero, me gustaría formar parte del control de calidad.

Si a ti te parece bien.

Necesito tener la cabeza ocupada.

-¿Seguro? -Sí.

-Vale, pues no... No solamente me parece bien, sino que además me...

Me acabas de salvar el día, la semana, el mes...

No te puedes hacer una idea.

-Perfecto. Pues... por mí empezamos... cuando quieras.

-Bueno, pues... me lo apunto, y esta tarde si quieres quedamos,

te explico lo que necesites saber o...

-Perfecto. Gracias. -Gracias a ti.

-¡Ay, no puedo! Ahí me... Ahí me duele.

-Ay, qué flojo que eres. Eres un flojo.

-Vale. Ya está, ya está. -Ah...

-¿Y cómo te has hecho esto? -Haciendo ejercicio.

-A ver. Tienes un edema repentino.

Así que... seguramente hay algún problema.

Tendrás, a lo mejor, un problema de obstrucción,

de algún vaso sanguíneo... No lo sé.

Efectivamente, tienes una trombosis de la vena subclavia izquierda.

-¿Y eso en cristiano?

-Es la aparición de un coágulo dentro del vaso sanguíneo.

Esto puede provocar una lesión en el vaso,

o también impedir la correcta circulación de la sangre.

-De la anemia ya estás bien. Pero es que te veo más delgada.

-Sí, es que últimamente he perdido mucho el apetito.

La paciente ha venido a la consulta por una anemia

de la que por fin se ha recuperado.

Sin embargo, también está diagnosticada

de un síndrome ansioso-depresivo crónico que no evoluciona bien.

Tú y yo ya hemos terminado.

Y ahora, la única persona que creo que te puede ayudar es Lucía.

-Estoy irritada todo el rato. -Todo el rato. Vale.

-Y sobre todo, triste.

-El trastorno mixto ansioso-depresivo

es un cuadro que está dominado por una tristeza persistente,

acompañada de otros síntomas, como la alteración del sueño,

pesimismo, baja autoestima...

-Soy una inútil. No sirvo para nada.

-Eso es lo que vamos a intentar cambiar.

Que paren esos pensamientos negativos.

Centro médico - 20/06/18 (2)

20 jun 2018

Programas completos (993)

Los últimos 1.006 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios