Capacitados La 2

Capacitados

2012 y 2015

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3148711
Capacitados - Judit Mascó y Ana Valdivia - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por TVE.

Hoy voy a conocer a Ana, una chica de 20 años

con parálisis cerebral,

y estoy segura que me va a enseñar muchas cosas; por eso esto aquí.

Ana se levanta a las siete de la mañana

y va a la Fundación Bobath. Le lleva su padre siempre.

Allí hace fisio, logopedia y psicología hasta las 16:30.

Una vez en casa merienda, y le gusta jugar al parchís y al Uno;

más tarde cena con su madre.

Ana es bastante independiente, pero para determinadas cosas

tiene que contar con la ayuda de familiares o amigos.

Para ir al baño, para cortarse la carne,

para vestirse, para cambiarse de la silla al sillón...

Entre sus aficiones está ir al cine, de compras, escuchar reggaeton,

siempre con amigos.

También le gusta ir a campamentos de verano,

los sábados salen a bares, a discotecas, a cenar,

y también, cuando pueden, al Parque de Atracciones;

y si puede, los viernes por la tarde hace talleres de teatro,

de pintura o de cine.

Sin embargo, Ana se queja de que debido a su discapacidad

hay cosas que quiere hacer y no puede.

Como bailar, irse sola a determinados sitios...

En definitiva, le gustaría ser más independiente.

Todavía las barreras sociales y físicas se lo impiden:

los bordillos, las escaleras...

A ella le encantaría ser peluquera, pero sabe que no se podrá

dedicar a ello; así que piensa que en un futuro

le gustaría ser cuidadora de niños pequeños.

Actualmente, se está formando para ello.

-El vaquero blanco, que te va a quedar muy mono.

¿Tú eres Ana? -Sí.

¿Cómo estás? Encantada de conocerte.

Qué guapa que eres, Ana. -Gracias.

Qué ilusión conocerte. ¿Cómo estás?

-Muy nerviosa. Yo también.

Me tendrás que contar muchísimas cosas,

y enseñarme muchas cosas. ¿Cuántos años tienes, Ana?

-Veinte. Eres muy jovencita.

Yo tengo una hija de 17; o sea, casi podrías ser mi hija.

Tengo mucha ilusión de pasar un día contigo.

Me tendrás que enseñar a ir en esta silla tan moderna.

¿Sí?, ¿es difícil? -Un poco.

Bueno, yo aprenderé muchas cosas. Espero que yo pueda enseñarte también

cositas de moda... ¿Te gusta la moda? -Sí.

Ya estás mirando cosas por aquí. Veo que te encanta el color...

colores vivos ¿eh? -Sí.

Mira, he visto aquí... me han dicho que te gusta el color,...

me vas a decir también que te encanta.

¿Y qué color te gustaba? -El verde y el morado.

Este es muy mono ¿no? Con los huesecitos...

¿Te gusta? -Sí.

¿Te gustaría para ti? ¿Luego lo probamos?

¿O prefieres este? -No, prefiero el verde.

El verde. Muy bien.

Esto te tiene que favorecer. Sí que te favorece.

La verdad es que los colores vivos... Eres muy lista.

Sabes que te favorecen estos colores. Me gusta este fular.

¿Así queda mono?, ¿o quieres arreglármelo?

-La bufanda se pone atadas o sueltas. Atadas o sueltas.

O sea, no sueltas completamente. ¿Le damos una vuelta?

-Sí.

Y que quede esto así, suelto. Vale, perfecto.

¿Te gusta maquillarte? -Sí.

¿Quieres que luego te enseñe? -Suelo pintarme los labios.

¿Por qué? -Para verme guapa.

¿Para jugar a basket te parece necesario?

-Para ligar. Y para ligar, eso lo entiendo.

¿Qué pasa, qué hay chicos o qué? -Muy guapos.

¿Qué era, un equipo mixto?,

¿o jugabais contra chicos? Era mixto.

Eres muy fotogénica.

¿Te gusta que te hagan fotos? -Sí.

¿Y te gusta como te ves? -A veces.

¿No me digas que tienes morritos? Como las modelos.

Bueno, Ana, yo ya te he contado bastantes cositas de moda,

de trapitos, y yo creo que es el momento que tú me cuentes

cómo funciona esta... esta silla;

es eléctrica y tendrá su... sus trucos, su mecanismo.

¿Qué te parece si tu papá, Paco, nos ayuda?

-Vale. ¿Dónde está tu padre? Está fuera.

Pues venga, vamos para allá.

Paco, el papá de Ana. ¿Cómo estamos?

-Qué tal ¿cómo estás? -Estás dispuesta.

Sí, sí. Me quito la chaqueta, que estaré más cómoda.

Vale. Esto... -Levantamos...

¿Hay medidas o por altura?

-Hay medidas, hay distintos tamaños,

y Ana lleva una silla un poco más pequeñita;

esta quizá sea muy grande. Han pensado que eres muy alta

y han dicho, viene Judit, la más grande.

-Vamos a ponerte un pie... otro pie,

y aquí está el control. -Encendemos la silla...

y aquí manejamos la velocidad.

-Tienes claxon para avisar,

y luego tienes velocidad. ¿Esto va muy lento?

-Eso es muy lento y esta es la velocidad más rápida

que si le damos... fíjate... No, no, no, esto va rápido.

-Los novatos. -Luego la ponemos una L.

Ya lo controlas muy bien ¿no?

¿Tú desde siempre vas con una silla motorizada?

La controlas como vaya...

-Va de espaldas, y sube al coche con una rampa.

-Y bueno, esto es un joystick, que es igual que un video juego.

¿Me has puesto la velocidad...? -Vas en básico.

-Date una vuelta.

¿Y marcha atrás? -Puede ir también.

-Hacia atrás va más lento.

Quería yo acerarme a ti pero... ¡Uh, cómo cuesta!

A ver, no cuesta, claro, supongo que es práctica...

No lo estoy haciendo tan mal ¿eh?, por ser la primera vez.

Muy bien. Vale, yo creo que esto...

esto lo tenemos. Pues te sigo a ti, Ana.

Un momento, Ana, que yo... no te creas que para mí es fácil.

No te rías de mí, no te rías de mí.

Me voy a chocar.

Me he subido a la silla, pero yo sé que me subo a la silla

como una experiencia... para un ratito,

y puede incluso parecerte divertido.

Claro, por un momento pensar que esa persona ha nacido así,

y solo conoce eso... es lo que te hace reflexionar

y decir: jolín, qué fuerte.

Esto acelera muy rápido ¿eh? Pero es verdad que frena bien también

¿Te parece que salgamos a la calle, que ahí debe ser un poco complicado,

y nos damos un paseo y me explicas? ¿Sí? Pues venga, va.

Me parece que es por ahí. Bueno, enséñame tú mejor, que yo ahí...

Ahí.

¡Uh!

¡Ay, ay! ¡Ana!

¡No puedo!

Es muy difícil esto ¿eh?

Me he estresado un poco ahí dentro.

Porque ya me ha costado entrar, luego tener que buscar el botón...

Ahí no hay ningún escalón ¿no? -Hay uno pero muy pequeñito.

¿Hay un escalón pequeño? ¿No pasa nada con la silla?

Es un peligro, con el poco domino que tengo.

Ahora veo que cualquier... pequeño desnivel del suelo

puede llegar a ser un problema gordo ¿no?

-Sí.

¿Tú crees que la gente nos mira más?

-Sí.

¿A ti te miran mucho por la calle? -Muchísimo.

¿A ti te gusta o te molesta?

-Unas veces me incomoda,

pero por otro lado, me gusta.

Te incomoda por qué, ¿porque te miran porque estás en una silla?

-Sí. Y la parte que te gusta es porque...

porque eres guapa, eres coqueta y te gusta que te miren.

¿Tú vas sola por la calle o siempre vas con tu padre o con alguien?

-Yo voy... a veces sola,

pero a veces... Siempre voy con mi padre,

pero a veces voy sola. Vas sola. Y si necesitas ayuda,

porque veo que hay sitios que no... ¿Ves? Allí hay como...

bueno, el suelo es muy rugoso, debe ser complicado.

¿La gente te ayuda?, ¿es amable la gente?

-No. ¿No?

¿No es amable la gente? -Bueno, algunas veces son...

muy amables, pero otras... Otras pasan ¿no?

-Sí.

¿Pides ayuda tú... o no?

-No.

¡Qué fuerte! -No porque me da... me da vergüenza.

¿Te da vergüenza? -Sí.

¿Por qué? -Porque soy muy tímida.

Ah, no, no me lo pareces.

¿Seguimos para allá? ¿Sí?

Ella me dice que... en el mobiliario urbano

no está preparado para ellos, ellos no pueden ser libres

ni pueden desplazarse. Yo lo he notado y lo he vivido;

la gente es que a veces ni se aparta.

Yo creo que no estamos preparados.

¿Tiene buena estabilidad la silla o tienes peligro de tumbarte?

Se aguanta bien. -Se aguanta.

Mira, ahora me fijo por primera vez que hay rampa para el paso cebra.

¿Todos los pasos cebra tienen rampa?

-No.

En mi colegio hacemos actividades, y a veces me voy

por ahí con unos compañeros,

y algunos bordes son más altos...

Y no puedes. -No.

Yo pensaba que esto estaba arreglado, que en todas las ciudades civilizadas

había... estaba acondicionado para que todo el mundo

pudiera ir con silla. No es así. -No.

¿Cada día sales a pasear? ¿No?

-Algunos días.

¿Y tú puedes salir a pasear solamente cuando hace buen tiempo,

o si llueve se pude mojar la silla?

-Sí, pero yo no puedo salir de casa,

porque también los ascensores... están muy mal adaptados.

Vamos por allá. ¿Están mal adaptados los ascensores?

¿Entonces no puedes salir cuando tú quieres?

Te tienen que ayudar. -Sí.

No lo controlo nada esto.

Bueno sí, parece que sí. Pero de repente te despistas y...

Va muy suave en el fondo ¿eh?

A ver este escalón.

¡Uy! yo no puedo. -Tienes que ponerlo derecho.

¿Derecha yo, el cuerpo? -No, las...

¡Ah, las ruedas!

Espera, espera. Ahora.

Vale. Hay un espacio...

Ana, yo las ruedas... mira cómo las tengo.

¿Las tengo bien o mal derechas? -Así.

Le doy recto ¿eh?

No puedo.

Ahora. -Así bien.

¿Ahora?

¡Uh!

¡Uy qué miedo! ¿Te ha gustado pasear juntas?

-Sí. A mí me ha parecido muy difícil,

porque es la primera vez, porque me doy cuenta

de que el suelo es muy irregular y que hay que estar vigilando;

porque en realidad no puedes ir donde quieres a veces

por culpa de si hay o no hay rampas ¿verdad?

Ahora vamos a conocer a un amigo mío que hace ropa,

que creo que te va a gustar mucho. Si quieres vamos para allá.

Pues venga, vamos para allá. Tú me abres camino, Ana.

Un poquito de miedo este...

La moda,... en principio no lo pone fácil

como ningún otro sector, pero sí que es verdad que...

¿por qué no en un desfile en un momento dado

puede haber una chica con síndrome de Down?

Eso es un reflejo de nuestra sociedad;

en nuestra sociedad hay de todo, somos muy variados.

Es un sector que no lo pone fácil, pero yo creo que se está luchando,

y se han visto pequeñas cosas.

-¿Qué tal lo ves? -Bien, hace juego.

Bueno Ana, sé que te he dicho que íbamos a ver a un amigo mío,

pero tengo algo mucho mejor. Tengo una sorpresa buenísima.

Acompáñame, acompáñame.

¿Vas bien o no?

Es sorpresón ¿eh?

A ver si puedo yo... abrir la puerta.

Que yo no voy a poder.

Ana, espera que yo... no puedo hacer esto.

¿Qué había que hacerlo... con las ruedas rectas?

¡Ay, pero es que no puedo! -Todo recto.

Ya, pero me cuesta mucho. A ver...

¿Ahora? -Sí, sí.

Uy, qué miedo, es muy estrecho. -Judit...

-Ya estás dentro.

Dale otro.

-Dale, dale.

¿Qué te parece esto? ¿Te gusta?

¿Sí?

¿Has visto lo que hay ahí? Hay maquilladoras, peluqueras,

hay compañeras. A ti te tenemos una sorpresa bestial.

Ana, es tu turno para que pases a maquillaje y a peluquería ¿sí?

¿Estás animada? -Sí.

Pues venga va.

Ana y yo abrimos el desfile; esto quiere decir

que somos las dos primeras en salir.

Y escuchar la música ¿eh? Venga, va.

Ana ¡palante!

Yo creo que es maravillosa, es dulce, es buena,

y seguro que capaz de muchísimas cosas ¿no?

Ha habido un momento que me he emocionado,

porque en un momento dado he visto... todo este carrusel que es el momento

en que todas las modelos desfilamos a la vez,

y ahí los aplausos finales... y me ha parecido precioso,

porque estaban todas sonriendo.

Están todas alucinadas entre los aplausos, la música,

las luces... Ha sido un momento de apoteosis que...

que por un momento yo me he separado y era emocionante.

Claro que puede existir estos destinos.

¿Habías desfilado antes? ¿Te ha gustado?

Qué experiencia ¿no?, con público, con la música...

¿Cómo te has sentido? -Muy bien.

Bailar no querías ¿eh? -No.

Porque eres vergonzosa, pero sé que te gusta.

¡Ay qué bueno! Me he sentido muy a gusto de hacerlo contigo.

Me ha encantado.

Y todas tus compañeras muy bien. ¿Por ahí también?

Poder encontrarse que las aceras están adaptadas para poder ir

donde ella quiera; poder ir a comprar,

poder quedar con una amiga... Eso al final

yo creo que es más importante que la profesión

que ella vaya a escoger ¿no?, de ser libre.

Ponerse en la piel de los demás. Yo creo que el mundo

nos iría mucho mejor si sintiéramos un poquito de empatía

hacia los demás.

Subtitulación realizada por Yolanda Fernández Gaitán.

  • Judit Mascó y Ana Valdivia

Capacitados - Judit Mascó y Ana Valdivia

30 may 2015

Judit Mascó , modelo 45 años y Ana Valdivia, estudiante 20 años con parálisis cerebral, se unen para mostrarnos las dificultades que superan estos jóvenes a la hora de integrarse socialmente unido a su afán de superación, lo que les convierte en verdaderos "capacitados".

 

ver más sobre "Capacitados - Judit Mascó y Ana Valdivia" ver menos sobre "Capacitados - Judit Mascó y Ana Valdivia"
Programas completos (26)

Los últimos 28 programas de Capacitados

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios