Capacitados La 2

Capacitados

2012 y 2015

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3207425
Capacitados - Anne Igartiburu y Javier García - Ver ahora
Transcripción completa

Hola, Javi. ¿Qué tal? Encantada.

Todo muy bien, ¿y tú? Muy bien.

Hola, tú eres Juani. Sí.

Hola, Juani. Encantada. Igualmente.

-Es mi mediadora.

Sí. Ya veo que me va a tocar hablar a través de Juani contigo.

Directamente con que hables conmigo ya está.

No hay problema. Mi primera pregunta es,

Juani, ¿cómo voy a poder hablar con él directamente?

¿Cómo puede hacer para hablar directamente conmigo?

-Sí. -Lo que puedes hacer es escribirme

directamente letras mayúsculas en la palma de la mano.

Por ejemplo, H, O, L, A. Puedes probar, si quieres.

Me encanta la idea. Me gusta este sistema.

Muy bien, así.

De todos modos, el dactilológico no es difícil.

Simplemente es un signo por letra,

por ejemplo la A, la letra B, la letra C y así,

luego es ir signando letra por letra y construyendo palabras, frases.

¿Qué estás estudiando? Ahora estoy haciendo

Derecho y Administración y Dirección de Empresas.

Me gustaría irme de Erasmus.

¿Qué país te gustaría visitar?

La universidad que mejor trato me ha dado

y que más abierta ha estado y más interesada por mí

ha sido la Universidad de Londres.

Siempre me he preguntado si es complicado adaptarse

cuando ya de antes veías y oías bien.

Claro, es a veces complicado adaptarse, sobre todo al principio.

Yo cuando me pasó me costó muchísimo,

sobre todo el principio es lo más difícil,

pero luego, con el tiempo, te puedes acostumbrar.

Se pueden hacer las mismas cosas que una persona normal,

pero se hacen de otra forma. Si quieres, hoy podrías vivirlo.

Estoy deseando.

Tenemos aquí algunas cosas.

Te vamos a tapar los oídos

-Eso significa repetir.

Ya no puedes oír.

Ay, qué miedo.

Menos mal que está Javi aquí, porque si no...

Tengo un estrés

de la leche.

Esa sensación de no saber dónde estoy,

quién está alrededor, qué está pasando,

me ha hecho sentirme muy vulnerable.

Poco a poco.

Algo que Javi no tiene, poco a poco toma control

de la situación él y controla el aquí y el ahora.

¿Y ahora qué? ¿Para dónde?

¿Qué te ha parecido?

Digamos que no es fácil,

pero contigo estoy a gusto.

¿Preparada? Sí. Ay, qué lio.

Menos mal que estos sitios son llanitos, adaptados.

Cuéntame.

Estamos en la terraza y hay muchas vistas.

Ven aquí, que te voy a decir una cosa.

Todo se siente más...

Todo se siente más intenso. Sí.

Yo tengo un resto visual. Puedo ver algo.

Claro, qué tío.

Esto es muy...

Me gusta la sensación.

Ok, vale.

¿Te gusta la sensación? Sí, pero no tengo control de nada.

La tienes que aprender a controlar.

Vamos, venga.

Madre mía... ¿Dónde está el bastón?

Ostras... Qué valiente, Javi. Esto es tela, ¿eh?

¿Le doy? Así puedo sentir cuando sube el ascensor.

¿Qué es esto? Qué estrés.

Encima no voy con uno, voy con dos.

Ah, mira, por el olor.

Esto es una rosa.

Albahaca.

Muy bien.

Esto lo sé yo.

Una tomatera.

Huele.

Limón.

Entre que tengo aquí ruido, los ojos así y no sé dónde estoy,

estoy flipando.

Vale, aquí me siento.

¿Qué tal vais? Me voy a quitar esto.

¿Qué tal? -Muy bien.

Estamos en la floristería.

Tengo la sensación de que tiene que ser difícil.

A mí me cuesta relajarme y dejar que las cosas pasen.

Todo el rato suspiras. Sí.

No sé dónde estoy, no oigo nada, no veo nada y supongo

que cuando lo llevas haciendo muy pequeño está bien,

pero a la vez es todo más consciente.

Me ha encantado eso, el calor, el olor,

el frío, sentir el tacto tuyo, la respiración...

Si te digo la verdad, como te he contado antes,

lo mío ha sido una enfermedad que ha ido progresiva.

La verdad es que yo me he ido adaptando a medida

que la enfermedad ha ido a peor, es decir,

cuando he ido teniendo necesidades las he ido supliendo

y entonces el cambio no se produce bruscamente,

sino que es una adaptación que lleva su tiempo.

Claramente no se hacen milagros de un día para otro

y tú hoy es el primer día, pero si siguieras así

cinco años, seis, que, obviamente, no querrás,

es un mundo nuevo y sería más experiencia.

Yo siento mucho la música, ¿tú sientes la música?

Yo tengo un resto auditivo, pero mi problema es que escucho

todos los sonidos, es decir, yo puedo ir por la calle

y escuchar todos los sonidos de coches, bicis, personas pasar,

puedo escuchar tu voz cuando me hablas,

pero lo que me cuesta mucho es entender lo que me dices.

Yo cuando pongo una canción puedo escuchar el ritmo,

lo puedo entender, pero si la canción tiene letra

me resulta difícil, porque no lo entiendo.

Me gustaría saber cómo se comunica cuando quiere intimar

o tener una relación más estrecha con alguien.

Es una pregunta complicada, porque si algo se caracteriza en mí

es que dicen que yo no expreso mucho las emociones.

Pienso que la verdadera forma que tengo de comunicar

eso que siento por los demás, las emociones

en una relación estrecha y todo eso, eso es

lo que me preocupo por cada persona, porque yo, hoy por hoy,

soy una persona muy ocupada, siempre tengo la agenda llena

y dedicarle a una persona dos o tres días a la semana

eso ya es una barbaridad para mí.

Vamos a ver. Vuelta a las catacumbas.

Ostras, es que esto es no oír nada.

Ahora huele a pastel.

Adivina.

Unas castañuelas.

¡Ole!

Ya lo que me faltaba, los cascos, las gafas de no ver,

el bastón y un...

Vaya dos.

Anda, qué chulo.

¿Hay rampa o escalón? Espérate.

Huele a comida. Sí, muy bien.

Llévame a escuchar música.

¿Lo notas? Sí.

El momento en que me ha guiado por la música,

yo siento mucho la música, me emociona mucho, ha sido precioso,

uno de los momentos más bonitos que he vivido con la música

en mi vida.

Te has emocionado.

Ahora te enseño yo.

¿Sabes? Sí.

Aquí y aquí, eso.

Así, si no, no oigo.

¿Tú escuchas?

Más o menos. Guay.

Ya te lo he dicho antes, la música más o menos.

Perfecto. Me cuesta.

Es muy difícil. No, no es difícil.

Me tengo que quitar esto, si no, no veo.

Con un dedo solo.

Era uno en el otro lado. Muy bien, muy bien.

¡Me lio! Pero muy bien, mira.

Como vas a mirar, si no ves. Qué tonta soy.

Él siente los bajos o el ritmo, pero no escucha, no oye.

Me ha parecido impresionante la rapidez con la que lo ha pillado.

Déjame explicarte

un poco más.

Una cosa.

Este, después este, después este y después este, ¿vale?

¡Sí!

Qué crack, qué crack.

En cuanto ha pillado la forma yo le he seguido a él

y luego le he pedido que fuera más despacio.

Él también me ha dicho que ha aprendido en ese sentido,

que puede conseguirlo.

Ha sido genial que Anne me haya podido enseñar.

Además, también ha sido muy emocionante,

se ha puesto a llorar y todo la pobre.

Ponme la mano aquí, ponla encima de la mía, ¿vale?

Ya lo comprendo,

esto es porque la mano izquierda lleva el ritmo.

Ahí te quiero ver. Y tú pones la melodía.

"Yes". Sí.

Me parece increíble estar tocando el piano

con una persona que no oye.

¡Se me cansa la mano! Está genial.

Anne me iba enseñando cómo tenía que ir tocando las teclas

y poco a poco he visto cómo lo tenía que hacer.

Para mí...

un gran placer.

Para mí también.

Vamos a tomar algo. Genial.

Con lo de la música me he emocionado un montón.

Hemos llegado.

¿Me puedo quitar esto? Eso es que sí.

Sí.

Pregúntale a Javi si ha notado cuando me he puesto a llorar.

Sí.

Qué grande.

Hay una conexión muy rápida entre tu cabeza y tus manos.

Y eso que en lo que es coordinación soy bastante descoordinado.

Tú llevas muchos años creando esa comunicación entre la cabeza,

la mente, los deseos, lo que quieres hacer, y tus manos...

Yo lo que digo es que hay cosas

que a mí incluso a veces se me olvidan.

Y Juani te ayuda mucho también.

Más bien me ayuda en lo que se refiere

al ámbito académico.

También es verdad que me ha ayudado en otras cosas,

como, por ejemplo, ir a una tienda a hacer fotocopias.

Estoy un poco agotada, muchas emociones juntas.

Cada día es una aventura para una persona con discapacidad.

Brutal.

Me he sentido muy acompañada y muchos quisiéramos

poder hacer este acompañamiento a las personas que lo necesitan

como lo ha hecho él conmigo. Me he sentido estresada, vulnerable,

y eso que esto ha sido una experiencia de un ratito.

Es un guerrero, un luchador.

Me parece impresionante que una persona así,

como es Anne Igartiburu, haya querido tener

una vivencia equivalente a la mía y haya visto esas dificultades.

Lo que sí me he dado cuenta es que te escaqueas mucho

de las conversaciones

que tienen que ver con tus emociones.

Simplifica lo complicado, pero, a la vez,

lo que para mí es sencillo, que son las emociones,

las tiene cortadas

y tiene mucho que ver con cosas que me ha contado después,

que tiene que ver con su relación con sus seres más queridos.

Me ha parecido hermoso descubrirlo juntos.

Pero a mí sí que me has hecho sentir,

porque cuando me has puesto la mano en el piano y en la trompeta

me he emocionado mucho con la música y,

encima, tocando el piano eres un crack.

Eso no lo sé, necesitaría más práctica, más tiempo.

Yo tengo un amigo que es sordociego y me ha dicho que practicando

se puede conseguir cualquier cosa en la vida.

Se llama Javi.

Hay muchas cosas que son necesarias en la vida

y que he aprendido hoy con él y es, sobre todo,

dejarte llevar un poco más, no tener que tenerlo todo controlado.

Se abre a otras cosas que los demás no estamos abiertos,

a otras posibilidades, y es más experimental.

Esa es la lección que me llevo hoy,

practicar, aprender y no darse por vencido nunca.

Yo he aprendido cosas contigo hoy,

pero, ¿tú has aprendido algo conmigo?

Estaba pensando que he descubierto que una famosa,

por muy famosa que sea, no sabe casi nada de plantas.

Se ríe de la vida y eso es importantísimo.

Pero también he aprendido más cosas,

como ha sido el caso del piano.

He aprendido que si quiero y si alguien me enseña,

como has hecho tú, puedo conseguir tocar.

También he aprendido de ti que hay personas valientes y dispuestas,

personas que quieren hacer cosas para demostrar

que todo se puede hacer.

Solo quería decirte que por mi parte ha sido un placer.

Al final me he dado cuenta de que ya eres capaz de leer

cuando te escribo en letras mayúsculas

casi sin dificultad.

Y eso que no tienes muy buena letra...

Olvidarte de las barreras que tú ves,

que las vemos nosotros pero que no existen para ellos,

y buscar otros puentes de conexión

que son los que ni siquiera nos habíamos imaginado.

Creemos que es una persona que no puede

y en realidad puede más de lo que podemos nosotros.

Estamos más cerca de lo que creemos

y tenemos mucho que aprender de ellos.

Gracias, chicos, por esta experiencia.

Gracias, Juani, por acompañarnos, y gracias, Javi,

porque tú sabes que he aprendido muchas cosas.

Sé que tienes un futuro estupendo por delante.

Gracias. Muchas gracias a ti.

Es muy consciente de hasta dónde puede llegar,

pero lo que puede hacer lo explota.

Creo que eso es lo que tenemos que aprender todos,

que lo que tengamos explotarlo al 200%.

  • Anne Igartiburu y Javier García

Capacitados - Anne Igartiburu y Javier García

11 jul 2015

Javier García, estudiante universitario 24 años, sordo-ciego, acompañará a Anne Igartiburu, presentadora de TVE, 46 años, en un viaje emocional que unirá a ambos y del que saldrán fortalecidos por nuevas experiencias.

 

ver más sobre "Capacitados - Anne Igartiburu y Javier García" ver menos sobre "Capacitados - Anne Igartiburu y Javier García"
Programas completos (26)

Los últimos 28 programas de Capacitados

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios