Serie documental de los hermanos Rodolfo y Nano Montero (Goyas 2003 y 2006) cuyo objetivo es dar a conocer la comunidad autónoma de Cantabria en un contexto histórico y de actualidad, en toda su diversidad. La formulación de la serie está basada en tres pilares: el conductor, que es el que pregunta y se interesa; el erudito, que es el sabio, el estudioso, el que responde; y el paisaje, que son los lugares donde han ocurrido los hechos más relevantes de la historia de Cantabria, con su belleza y sus vestigios.

4919236 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Cantabria - Cantabria - De la industrialización de los cañones a la cuenca del Besaya - ver ahora
Transcripción completa

Después de siglos de aislamiento, Cantabria emergía,

en los siglos XVII y XVIII con una vocación industrial,

en una época llena de contrastes.

Por un lado, se sucedieron hambrunas que diezmaron la población;

por otro, asistimos al nacimiento de un gran protagonismo industrial,

la cuenca del río de Saja.

Donde nos encontramos fue el eje

e hilo conductor de estas actividades industriales.

El tránsito entre los siglos XVII y XVIII

representó para Cantabria una especie de revolución

que afectó tanto a su incipiente industria como a sus puertos,

y que tuvo una influencia en la agricultura y la ganadería.

De la decadencia de los últimos Austrias

a la llegada de la nueva dinastía de los Borbones

se marcó un cambio en la estructura social

y el perfil de este territorio.

A partir del descubrimiento de América,

la expansión de Castilla hacia todas las direcciones

favoreció de manera intensa el papel de los puertos cántabros,

pioneros en las tecnologías más avanzadas,

y que permitieron a Castilla ser protagonista

en el Mediterráneo y el Atlántico.

La construcción naval sienta las bases de una industria

que se desarrollará durante los siglos XVI,

XVII y XVIII.

Castilla primero, y a partir de los Reyes Católicos, España,

en su totalidad, como hoy la conocemos,

era el único país que tenía barcos en todas partes;

abastecía a la carrera de Flandes, que era una carrera

de la Edad Media en que se llevaban las lanas castellanas

y productos de la tierra, hierro y frutos secos, etcétera,

y se traían productos manufacturados, del Mar del Norte,

sobre todo de Flandes, telas, arte.

La cantidad de arte que hay en toda Castilla, en las iglesias,

por ejemplo, el Flamenco procede de estos puertos nuestros.

La carrera de Levante.

Todos los años salían flotas al Mediterráneo,

a negociar con las repúblicas italianas,

y con Cataluña, Valencia e incluso con el mundo árabe.

Los demás países tenían unas navegaciones

mucho más limitadas al entorno de sus costas.

El saber hacer de los hombres de mar,

la sabiduría para construir esos barcos estaba aquí,

porque todos ellos se construían entre San Vicente de la Barquera

y Pasajes.

Aquí estaban los hombres que hacían los mejores barcos del mundo

durante casi 500 años, que se dice pronto.

Las condiciones naturales del puerto de Santander

hicieron que éste jugara un papel importantísimo

en aquellos siglos en los que la Armada Invencible

sostenía la defensa del Imperio en los cuatro continentes.

La bahía de Santander, el puerto de Santander,

como base naval... estratégica fundamental

del reino de Castilla primero y de España,

en las campañas de los Austrias y de los Borbones después,

pues fue protagonista de algunas efemérides importantes.

Aquí se hicieron algunas de las armadas,

del mayor número de buques que actuaron tanto en el Atlántico

como en el Mediterráneo.

En el año 74 se hizo una Armada enorme para ir a Flandes,

a las órdenes de Pedro Menéndez de Avilés,

que además construyó el castillo de San Salvador de Hano,

donde ahora está el Palacio de la Magdalena,

que era una gran batería renacentista,

con cañones, que fortificó rotundamente el puerto de Santander.

El puerto de Santander era una trampa para el enemigo;

porque es el único puerto de todo el Cantábrico

que si el enemigo quiere ver lo que hay dentro

tiene que meterse en la boda del lobo,

y por tanto, recibir el balazo.

La gran Armada, el grueso de la gran Armada contra Inglaterra,

mal llamada "Invencible", regresó a Santander

a partir del 21 de septiembre de 1588;

poca gente lo sabe, y aquí se atendió a la gente.

Venían más de mil enfermos que llevaban cuatro meses

de navegación en unas condiciones terribles.

Se hicieron hospitales, y se salvó el 80 % de los enfermos,

que para los ranking y los estándares de la época

es increíble el éxito.

Ochenta años después, es si que ya tampoco lo sabe casi nadie,

es que la única flota de Indias

que aportó no en Cádiz ni en Sevilla, sino en un puerto del Cantábrico,

fue la que llegó aquí, a Santander, en 1668,

que fue una lluvia de plata y de tesoros impresionante.

Con los dineros que se quedaron en esta tierra, entre otras cosas,

además de enriquecer a la Colegiata de Santander con frontales de plata,

con candelabros...

Se hizo hasta algún monasterio en la provincia.

Algunos de los señores

que resultaron más beneficiados por el paso del tesoro por Cantabria;

que desde aquí se introdujo hacia el interior.

Muchas más armadas y muchas flotas se hicieron,

porque este puerto tuvo un papel de esa, esa envergadura,

en la historia de España y en la historia de Europa de la época.

Bajo los Austrias

se había creado la primera industria de armamentos del reino,

la fábrica de artillería de La Cavada,

encargada de fundir y equipar a los cañones de la Armada,

favoreciendo lo que en términos actuales

se llamaría industria auxiliar,

con la fabricación de clavos, herrajes, rejas,

y material complementario de hierro y fundición.

Su tecnología representó un gran avance

con respecto a su época.

En el Museo Marítimo del Cantábrico, donde nos encontramos,

junto a los muelles de Santander,

se ha intentado montar... el discurso

de esta historia desconocida, marítima,

de toda la cornisa del norte de España.

Una de las cosas más novedosas que aquí se presenta

es la trascendencia que tuvo desde el punto de vista material,

de la tecnología que hizo posible el Imperio hispánico,

la monarquía hispánica, tanto los barcos de guerra

como los cañones que aquí se fabricaron.

En el siglo XVI España, con los tesoros de Indias,

se podía permitir los cañones más caros del mundo,

para armar sus galeones, que en aquella época todavía eran...

media docena, una docena;

eran los cañones de bronce.

El cañón de bronce tenía la gran ventaja

de que para el mismo calibre

pesaba la tercera parte que un cañón de hierro colado,

y a bordo de un buque eso es muy importante.

Sin embargo, en el siglo XVII, el crecimiento de las flotas,

la concurrencia de otras naciones, holandeses e ingleses,

en ese momento sobre todo, pronto también serían los franceses,

intentando dar mordiscos al Imperio hispánico,

hizo que las flotas crecieran mucho, y que bueno,

España llegó a tener dotaciones de casi 50 galeones,

con baterías de muchísimos más cañones;

eran barcos más grandes.

Era insostenible, no se podían pagar cañones de bronce

porque eran tan caros que era imposible.

Entonces, se empezó a fundir en España

lo que ya venían haciendo otros países

que no tenían recursos para comprar cañones de... de bronce,

que era hacer cañones de hierro colado;

y se empezaron a hacer cañones de hierro colado en España

cuando la tecnología de la fundición de hierro estaba madura,

cuando los cañones empezaban a dejar de estallar por la culata.

Se montó entonces... el rey trajo una colonia

de una de sus provincias, es decir, de Flandes,

Malinas y toda aquella zona, una colonia de... de fundidores

que se estableció en un pueblecito de Cantabria, en Liérganes,

y luego se amplió a La Cavada, donde montaron los primeros

altos hornos que hubo en la Península para fundir cañones de hierro.

Esos cañones de hierro abastecieron a las armadas

y a los que hicieron todas las fortificaciones españolas

durante dos siglos, a costa... de nuestros bosques,

porque se fundían con carbón de leña, que se hacía quemando árboles.

Los árboles quemados para para fundir cañones,

y los árboles cortados para construir galeones y navíos y fragatas

dejaron los montes de Cantabria prácticamente pelados,

hasta el siglo XX, que se ha comenzado de nuevo a repoblar.

Los cañones y piezas de artillería creados en La Cavada

se extendieron por todos los continentes.

Una aventura industrial que todavía hoy

nos parece fascinante.

Nos encontramos

en el Museo de la Real Fábrica de Artillería de La Cavada,

que es un museo que trata de recordar

y de que no se olvide para la posteridad

algo tan importante para la Historia,

para la historia local, regional, nacional e incluso mundial,

que fue la fábrica de La Cavada.

Es la Real Fábrica, aunque en realidad Real Fábrica

solo es a partir de 1763, que es nacionalizada por Carlos III,

y primero era simplemente la fábrica de La Cavada

porque era una empresa privada.

La fábrica se funda en 1617, y se funda por un industrial flamenco

que concretamente era de la ciudad de Lieja,

que se llamaba Jean Curtius.

Entonces, que mejor que recurrir a los industriales de Flandes,

que habían sido los inventores del alto horno,

el alto horno se inventa en la zona de Lieja, en Valonia.

Entonces se llega a un acuerdo con este industrial,

que además, la tregua de los 12 años le había dejado en paro,

por decirlo de alguna manera,

ya no tiene que suministrar tanto material a los famosos tercios,

y este hombre viene a... a construir la fábrica,

y encuentra en Liérganes el lugar adecuado para construir la fábrica;

encuentra bosques abundantes para fabricar carbón vegetal,

encuentra un río con el suficiente caudal

para mover todas las ruedas de la maquinaria,

y encuentra unas minas muy próximas,

las minas de Peña Cabarga o de Cabárceno.

Un puerto muy próximo, el de Santander,

para dar salida a la artillería, con lo cual, se instala en Liérganes.

Lo que ocurre es que este hombre, que al cabo de cinco o seis años

todavía no recibe pedidos por parte de la Corona,

y la empresa se arruina, y se hace con ella otro flamenco,

un luxemburgués que es Jorge de Bande,

que era un industrial y un empresario muy hábil;

se da cuenta que la tregua de paz se va a acabar,

que España va a volver a entrar en guerra con todo el mundo,

y que Liérganes no es capaz de suministrar

los pedidos que se le van a venir encima.

Entonces lo que hace es cerrar Liérganes

y abrir una fábrica mucho más importante en La Cavada.

La fábrica, en sus épocas de mayor producción,

llegó a tener hasta unos mil, unos mil operarios

entre puestos directos e indirectos, más o menos repartidos al 50 %.

Pues son dos las materias primas fundamentales para el alto horno:

el carbón vegetal y el mineral de hierro.

El carbón vegetal se obtenía pues del...

de los grandes bosques de la dotación.

La Cavada tenía una dotación de montes que era exclusiva de ellas,

y que abarcaba prácticamente pues toda la zona central

de la provincia de Santander, y posteriormente, el norte de Burgos;

y luego el mineral de hierro.

El mineral de hierro

se traía principalmente de las minas de Cabárceno

y de las minas de Vizmaya, en Hoznayo,

y también de las minas de Somorrostro.

Los minerales de Somorrostro se traían en bajeles

de unas 200 toneladas aproximadamente,

hasta un embarcadero que tenía, que era propiedad de la fábrica,

y que se llamaba el embarcadero de Tijero,

que está prácticamente en lo que hoy es el pueblo de Orejo.

Y a partir de ahí, pues igual que el de Cabárceno y el de Vizmaya

pues se traía a La Cavada en carretas.

Aquí había unos lavaderos de vena, se lavaba, y luego ya...

iba a los altos hornos.

Y en cuando al carbón vegetal,

pues se hacía a pie de monte; se hacían las carboneras,

que todavía, en plan de demostración se hace alguna por ahí que funciona,

y una vez hecho el carbón vegetal en carretas se traía hasta La Cavada,

y luego el producto terminado.

Los cañones lo mismo,

se sacaban en carretas hasta el embarcadero de Tijero,

los movían con una especie polipastos,

y de embarcadero de Tijero en barcazas

se llevaban al almacén de artillería que tenía la fábrica en Santander,

que era el castillo de San Felipe,

y que es lo que es hoy el Banco de España.

Desde allí ya se embarcaba pues a los astillero españoles:

Ferrol, Cartagena, La Habana, Cádiz...

Los cuatro grandes astilleros españoles al margen de Guarniz.

Desde la época romana, las minas de Cabárceno a cielo abierto

suministraron mineral de hierro a las fraguas y ferrerías

que salpicaban todo el territorio.

Posteriormente, abastecieron a la fábrica de cañones de La Cavada

durante los más de 200 años que duró su actividad.

A finales del pasado siglo,

Cabárceno ofrecía un paisaje desolador

tras el final de una explotación minera de casi 2.000 años.

Fue a partir de 1989

cuando se recuperaron 750 hectáreas, para convertir el lugar

en un sorprendente parque de la Naturaleza,

con el objetivo de promocionar

la conservación de especies bajo un régimen de semi libertad,

y con el foco puesto en la educación ambiental.

El parque de Cabárceno es hoy un punto de referencia

de la Cantabria actual.

Este sitio fue uno de los que se barajó en Cantabria

para hacer un vertedero mancomunado,

y Juan Hormaechea y otra gente que le asesorarían,

pues pensaron que pues sería una pena hacer aquí una cosa de esas,

y que se podía hacer un parque zoológico,

y comenzaron a diseñar un poquito sobre la marcha,

un poquito sobre la marcha, pues los distintos recintos que había

aprovechando los grandes agujeros que había dejado la mina.

Y así es un poco en síntesis de dónde surgió la idea

y cómo se hizo.

El parque se hizo en un tiempo récord;

prácticamente en un año las obras estaban finalizadas.

Aquí se hizo un trabajo de recuperación medioambiental

fantástico que ha sido premiado en muchos foros internacionales.

Fijaros que una explotación minera a cielo abierto

lo que es es, literalmente un desierto,

porque estás sacando mineral, el mineral carece de materia orgánica

y por lo tanto no crece nada.

Con lo cual, aquí había una superficie de 750 hectáreas,

que es lo que tiene el parque hoy,

de suelo mineral que no crecía nada; y ¿qué hicieron?,

pues le añadieron abonos, echaron tierra vegetal,

y crearon los prados que estáis viendo,

que antes no existían, y se plantaron aproximadamente

unos 5.000 árboles de cerca de 200 especies diferentes.

Luego toda la masa forestal se creó a partir de cero

en el año 90.

La gente que ve fotografías de cómo era el año 91,

el año 92 a cómo es hoy,

lo que más le llama la atención es cómo han crecido los árboles,

y cómo ha evolucionado el parque.

El parque como os digo tiene 750 hectáreas,

es el parque más grande que hay en el mundo,

el parque zoológico más grande que hay en el mundo.

El parque tiene exactamente 927 animales había ayer,

hoy no ha nacido nadie ni se ha muerto ninguno,

o sea, que lo mantenemos, de 116 especies diferentes.

Estamos especializados en grandes animales.

Y la filosofía de Cabárceno

es lo que destaca sobre las demás cosas.

En Cabárceno

el protagonista no es el visitante que viene a vernos,

el protagonista son los animales,

esos son los auténticos protagonistas.

Si tú quieres ver un elefante

lo lógico es que el elefante esté en el otro extremo

y tú tengas que moverte y buscarle.

Entonces pues esta es una zona históricamente

con una historia muy dilatada, sin tener en cuenta pues

que por aquí pasaron todos los pueblos importantes

de la antigüedad.

De los primeros que se tiene constancia

porque se han encontrado...

se han encontrado vestigios arqueológicos

es de los celtas.

Y hace 2 millones de años o hace diez millones de años

pues era una zona pantanosa

a la que venían muchos animales a beber;

y lógicamente quedaban enterrados en el pantano y se conservaban.

Haciendo las prospecciones mineras se han encontrado todos esos restos.

Esto que estamos viendo es el recinto de los elefantes,

que es uno de los recintos más espectaculares que tenemos aquí,

y seguramente por el que más famosos somos

dentro de la comunidad zoológica en el mundo,

la comunidad de los zoológicos.

Nuestro recinto es de los más grandes que hay en el mundo,

tiene 25 hectáreas; para que os hagáis una idea,

todo el zoo de Madrid entraría en este recinto.

Este sitio que veis aquí

fue uno de los dos lavaderos de mineral

que había en la mina de Cabárceno.

Había una zona donde se manufacturaba el mineral a la entrada,

la entrada de Obregón, por donde habéis entrado vosotros,

y este, este se llamaba el lavadero de Alicia.

Cuando estaba la mina en explotación la cota del lavadero

era aproximadamente unos diez metros más baja

que la que tiene hoy día el recinto.

Nosotros tenemos una familia, una manada de elefantes

perfectamente estructurada; es el mejor grupo de elefantes

que hay ahora seguramente fuera de África en el mundo.

Santiago, cuéntame otra cosa.

Un día normal que la gente viene a visitar vuestro trabajo...

¿Cómo es el día normal?, de cuidado de los animales, etcétera

Supongo que serán muchas cosas, ¿no? Sí.

Nosotros funcionamos fundamentalmente a base de rutinas,

rutinas preestablecidas, de tal manera que mi trabajo,

mi trabajo como veterinario, fundamentalmente consiste

en que los animales no se pongan enfermos.

Cuando un animal se pone enfermo,

dadas las características de estas instalaciones,

es muy difícil atenderle y darte cuenta de que está enfermo.

Los animales, por obligación, no se pueden mostrar enfermos.

Los depredadores... una cebra en África

lo que tiene que hacer si se encuentra mal

es no parecer que está mal, porque los leones la están vigilando,

y es la ley del mínimo esfuerzo.

Un león dice, para qué voy a capturar una cebra sana

si puedo capturar una enferma que me va a costar la mitad.

Entonces, la obligación de esa cebra, aunque esté enferma,

es parecer que no lo está,

y se marcha, y se marcha a comer con los demás del grupo,

aunque ella no coma, pero se arrima al comedero,

y los cuidadores nuestros tienen que ser muy profesionales

para darse cuenta de eso, de que esa cebra

está haciendo la rutina pero en realidad no come.

Cuando se hizo el parque de Cabárceno lo que se pretendió fue llenarle,

porque había que inaugurarle, y ¿con qué animales le llenas?,

pues con los más... corrientes, los más vulgares,

los que encuentras en esos momentos.

Ahora vamos a evolucionar hacia especies

en peligro de extinción, hacia especies emblemáticas.

Por ejemplo, los gorilas, una especie emblemática

y en serio peligro de extinción, los grandes primates.

Y ese es el futuro que tiene que llevar

el parque de Cabárceno.

La industrialización,

centrada inicialmente en el armamento y la navegación,

representó un revulsivo para el territorio cántabro,

con la presencia de los altos hornos de Liérganes y La Cavada.

Ambos garantizaban las rutas de navegación dentro del Imperio,

codiciado por las nuevas potencias emergentes de la época.

El alto horno es una concepción totalmente diferente

a lo que es una ferrería, mucha gente los confunde

y no tiene nada que ver.

El alto horno funciona en base, igual que la ferrería, hasta ahí,

en base a mezclar carbón vegetal, que es carbono puro,

con mineral de hierro, que son óxidos de hierro.

Entonces, alcanzada una cierta temperatura,

el carbono arranca el oxigeno del óxido de hierro

y deja el hierro libre.

¿Cuál es la diferencia?

Pues que en las ferrerías

solo se consigue alcanzar unos 1.000, 1.100 grados,

entonces se obtiene hierro, pero hierro en estado sólido,

hay que separarlo a martillazos de la escoria

y luego hay que darle la forma requerida también a martillazos.

Consecuencia,

las cantidades de hierro que se obtienen son muy pequeñas.

El alto horno, el principio químico básico es igual,

pero se va cargando, se va llenando.

El alto horno en capas de mineral de hierro y de carbón vegetal,

y gracias a la energía hidráulica y a unos grandes fuelles

que medían como seis metros de longitud,

se inyecta el suficiente oxigeno para subir la temperatura

por encima de 1.500 grados.

El hierro se hace líquido,

por gravedad baja al fondo, y se lleva a un molde

que tiene la forma que queramos.

Conclusión,

se va produciendo hierro constantemente,

y en vez de poder fabricar 70 toneladas anuales

que fabrica la ferrería, pues se fabricaban 2.500

o 3.000 toneladas anuales.

Eso es básicamente el funcionamiento del alto horno.

Hubo seis aquí, en La Cavada, cuatro en la Cavada y dos en Liérganes,

y además, durante 160 años fueron los únicos altos hornos de España;

hasta los de Sargadelos, a final del XVIII,

no hubo más altos hornos en España que estos;

suficientes para suministrar todos los requerimientos de la Corona

en cuanto a cañones, que se calcula que se fundieron

unos 30.000 cañones.

Estamos en... en una reproducción

de la segunda batería de un navío de línea del siglo XVIII,

que es el San Juan Nepomuceno,

precisamente construido en los astilleros de Guarnizo.

La Cavada fabrica prácticamente en exclusiva para la Marina.

Como hemos dicho antes,

los cañones de hierro pesan más que los de bronce,

y se fabrican cañones de hierro para los sitios

donde no hay que moverlos,

fundamentalmente en los barcos y las baterías de costa.

El funcionamiento de los cañones en un barco

era simplemente pues se cargaba el cartucho de pólvora,

se cargaban por la boca, estos cañones son de una sola pieza,

después el cartucho se atacaba, digamos se comprimía,

porque la pólvora si no está comprimida

y encartuchada no explota, simplemente arde,

y después se colocaba lo que es la bala.

Entonces se... se encendía por el oído,

un agujerito que lleva aquí el cañón, que también se llenaba de pólvora,

y disparaban.

El retroceso le hacía ir hacia atrás tres o cuatro metros,

hasta donde... la maroma esta le dejaba,

y al quedar separado de la tronera, de la ventana,

por decirlo de alguna manera, que nos entendamos,

se aprovechaba para hacer otra carga,

y luego, como sistema de poleas que tienen,

se aproximaba otra vez a la tronera y se volvía a disparar.

Cada cañón llevaba seis sirvientes;

uno cargaba otro retacaba... En fin, cada uno tenía su misión.

Y claro, si hablamos de un barco como el "Trinidad",

que tenía 140 cañones,

multipliquemos 140 por seis más la marinería,

la infantería de marina, etcétera, etcétera,

nos vamos a barcos de madera con más de mil hombres de dotación;

barcos de 4.000 toneladas construidos exclusivamente en madera.

Fue el mayor barco de madera

que ha habido jamás en... en el mundo.

Y bueno, pues pueden ustedes imaginarse

140 cañones disparando lo que ocurría en un barco;

esto era un infierno.

Y de hecho, los barcos, más que por el fuego enemigo

se acababan hundiendo porque se desarmaban;

llegaba un momento que no podían resistir

toda la potencia del barco.

El fuego enemigo se resistía bastante bien

porque eran barcos que tenían un espesor de casco de 70 centímetros

y prácticamente era muy difícil hundirlos.

O pegabas en el polvorín de... y lo hacías estallar...

pero hundirlo era muy difícil, era más fácil apresarlo.

Lo normal es que se hundían porque se desarmaban.

Le ocurrió al "Trinidad", se hundió desarmado.

Hay que tener en cuenta no solo la fábrica

sino la importancia que tenía un conjunto de factores

que se dan a principios del XVII en el arco sur de la bahía,

porque no solo tenemos una empresa metalúrgica

que está a la cabeza de la tecnología mundial,

sino que tenemos también un astillero, el de Guarnizo,

que en aquella época era el más importante de España,

y que es como decir que en aquella época el más importante del mundo,

porque la...la Marina española era la más desarrollada

y la más adelantada.

Teníamos las minas de Cabárceno y teníamos el puerto de Santander,

entonces hay muchos historiadores que coinciden al afirmar

que a principios del XVII, en este arco sur

de la bahía de Santander, se gesta una revolución industrial

que se adelanta siglo y medio a la revolución industrial inglesa,

pero que se frustra por una serie de razones políticas, económicas.

Con la Ilustración llegaron nuevas filosofías económicas

basadas en un sentido liberalizador.

Reformas acentuadas, especialmente en el tiempo de Carlos III,

que implicaron una mayor apertura de los mercados

y la liberalización del comercio exterior.

El protagonismo industrial se traslada a la cuenca

del río Besaya,

y Santander ya no era solo el puerto

por el que salía el trigo castellano,

sino que a la vez mostraba un creciente interés

por su proyección comercial hacia América.

Subtitulación realizada por Yolanda Fernández Gaitán.

Cantabria - De la industrialización de los cañones a la cuenca del Besaya

30:28 01 ene 2019

La serie ahonda en las huellas de la evolución de la Historia de Cantabria y la de España, tomando como referencia la situación actual. En esta ocasión se trata "De la industrialización de los cañones a la cuenca del Besaya".

Contenido disponible hasta el 31 de diciembre de 2023.

Histórico de emisiones:
06/09/2014

La serie ahonda en las huellas de la evolución de la Historia de Cantabria y la de España, tomando como referencia la situación actual. En esta ocasión se trata "De la industrialización de los cañones a la cuenca del Besaya".

Contenido disponible hasta el 31 de diciembre de 2023.

Histórico de emisiones:
06/09/2014

ver más sobre "Cantabria - De la industrialización de los cañones a la cuenca del Besaya" ver menos sobre "Cantabria - De la industrialización de los cañones a la cuenca del Besaya"

Los últimos 13 documentales de Cantabria

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • La Restauración

    La Restauración

    30:29 04 ene 2019

    30:29 04 ene 2019 La serie ahonda en las huellas de la evolución de la Historia de Cantabria y la de España, tomando como referencia la situación actual. En este capítulo profundizaremos en La Restauración. Contenido disponible hasta el 31 de diciembre de 2023. Histórico de emisiones: 27/09/2014

  • 30:29 03 ene 2019 La serie ahonda en las huellas de la evolución de la Historia de Cantabria y la de España, tomando como referencia la situación actual. En esta ocasión trataremos "La Guerra de la Independencia, Absolutistas y Liberales". Contenido disponible hasta el 31 de diciembre de 2023. Histórico de emisiones: 20/09/2014

  • La ilustración

    La ilustración

    30:28 02 ene 2019

    30:28 02 ene 2019 La serie ahonda en las huellas de la evolución de la Historia de Cantabria y la de España, tomando como referencia la situación actual. En esta ocasión "La ilustración". Contenido disponible hasta el 31 de diciembre de 2023. Histórico de emisiones: 13/09/2014

  • 30:28 01 ene 2019 La serie ahonda en las huellas de la evolución de la Historia de Cantabria y la de España, tomando como referencia la situación actual. En esta ocasión se trata "De la industrialización de los cañones a la cuenca del Besaya". Contenido disponible hasta el 31 de diciembre de 2023. Histórico de emisiones: 06/09/2014

  • Oriundos de oro

    Oriundos de oro

    30:29 31 dic 2018

    30:29 31 dic 2018 La serie ahonda en las huellas de la evolución de la Historia de Cantabria y la de España, tomando como referencia la situación actual. En esta ocasión profundiza en "oriundos de oro". Contenido disponible hasta el 31 de diciembre de 2023. Histórico de emisiones: 30/08/2014

  • 30:29 28 dic 2018 La serie ahonda en las huellas de la evolución de la Historia de Cantabria y la de España, tomando como referencia la situación actual. En este capítulo veremos el paso de la sociedad feudal a la civil. Contenido disponible hasta el 31 de diciembre de 2023. Histórico de emisiones: 23/08/2014

  • La Cantabria medieval

    La Cantabria medieval

    30:28 27 dic 2018

    30:28 27 dic 2018 La serie ahonda en las huellas de la evolución de la Historia de Cantabria y la de España, tomando como referencia la situación actual. Lo veremos en La Cantabria Medieval. Contenido disponible hasta el 31 de diciembre de 2023. Histórico de emisiones: 16/08/2014

  • 30:29 26 dic 2018 La serie ahonda en las huellas de la evolución de la Historia de Cantabria y la de España, tomando como referencia la situación actual. En ese capítulo se analizará el trabajo de los artistas de la prehistoria en las cuevas, anteriores a Altamira. Contenido disponible hasta el 31 de diciembre de 2023. Histórico de emisiones: 09/08/2014

  • 30:29 25 dic 2018 La serie ahonda en las huellas de la evolución de la Historia de Cantabria y la de España, tomando como referencia la situación actual. En ese capítulo se analizará el trabajo de los artistas de la prehistoria en las cuevas, anteriores a Altamira. Contenido disponible hasta el 31 de diciembre de 2023. Histórico de emisiones: 02/08/2014

  • Artistas de las cuevas

    Artistas de las cuevas

    30:28 24 dic 2018

    30:28 24 dic 2018 La serie ahonda en las huellas de la evolución de la Historia de Cantabria y la de España, tomando como referencia la situación actual. En ese capítulo se analizará el trabajo de los artistas de la prehistoria en las cuevas, anteriores a Altamira. Contenido disponible hasta el 31 de diciembre de 2023. Histórico de emisiones: 26/07/2014

  • Un lugar en el mundo

    Un lugar en el mundo

    31:08 18 oct 2014

    31:08 18 oct 2014 La serie ahonda en las huellas de la evolución de la Historia de Cantabria y la de España, tomando como referencia la situación actual. En esta ocasión vloraremos su " Lugar en el mundo".Contenido disponible hasta el 25 de diciembre de 2023. 

  • 30:35 11 oct 2014 La serie ahonda en las huellas de la evolución de la Historia de Cantabria y la de España, tomando como referencia la situación actual. En esta ocasión trataremos  " De la Guerra Civil a la Constitución".Contenido disponible hasta el 31 de diciembre de 2023. 

  • Del 98 a La Guerra

    Del 98 a La Guerra

    30:29 04 oct 2014

    30:29 04 oct 2014 La serie ahonda en las huellas de la evolución de la Historia de Cantabria y la de España, tomando como referencia la situación actual. En esta ocasión trataremos el tema "Del 98 a La Guerra".Contenido disponible hasta el 31 de diciembre de 2023. 

Mostrando 1 de 1