www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3363900
Para todos los públicos Cachitos de hierro y cromo - Road movie - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Bienvenidos a un nuevo capítulo de "Cachitos".

A estas alturas podemos decir

que llegamos con el depósito casi en reserva

y que a lo largo de esta temporada hemos recorrido

todas las vías principales y carreteras secundarias

del archivo de RTVE

o bien que lo importante no es el destino, sino el camino,

pero puestos a tirar de paralelismos con el mundo del motor,

hemos decidido envidar a grande

y hacer todo un programa en plan road movie,

porque una vez en el carril de aceleración,

nos gusta meternos en la calzada a lo bruto

sin ni siquiera saber dónde iremos a parar.

Tanto el asfalto como los neumáticos,

como la gasolina, no solo desprenden un olor intenso y peculiar,

desprenden misticismo.

Quizá porque las giras en carretera han obligado a muchos músicos

a pasar muchas horas en ruta, son los artistas que han tenido

la revelación del mito de la carretera.

Por eso es una temática que aparece en el rock casi desde el km 0.

Aunque muchos músicos de otros estilos,

y con menos fueron sus armarios,

también contaron con composiciones de contenido motorizado.

Kilómetro cero.

Comienzo de los días que han de venir.

La lluvia que se derrama por ti.

Kilómetro cero.

Vivo en la carretera

dentro de un autobús.

Vivo en la carretera

aparcado en un blues.

Vivo en la carretera.

Siempre miro hacia el sur.

Vivo en la carretera.

El blues del autobús.

Esas ganas de estrellar,

de correr, de acelerar.

Y esa línea tan estrecha que separa el más allá.

Otra vez la carretera, otra vez la soledad.

Cuatrocientos cincuenta días trabajando en la carretera.

Viendo pasar a los emigrantes hacinados en sus rancheras.

Cuatrocientos cincuenta días pudriéndome en la cantera.

Picando la piedra al sol que marca la hormigonera.

Trabajando en la carretera.

-Te esperaré a que vayas

por donde yo voy

a que tu alma me dé como yo te la doy.

Esperaré a que aprendas de noche a soñar,

a que de pronto me quieras besar.

El Torp 5 de hoy va dedicado a los rondadores nocturnos,

conductores que circulan al caer la noche

recorriendo las calles con ojo avizor.

¿De qué vigilante de la carretera estamos hablando?

¿De Robert De Niro en "Taxi Driver"

y la banda sonora de Bernard Herrmann?

¿De Ryan Gosling en "Drive"

y las canciones de Kavinsky o The Chromatics? No.

De Santiago Segura en "Torrente" y la música de...

El Fary.

Por la noche con su coche

vigilando sin cesar

va tu amigo el policía, policía nacional.

Los peligros que le acechan

él los debe de afrontar,

pues adquiere un compromiso con toda la sociedad.

Apatrullando la ciudad. Apatrullando la ciudad.

Por la noche con su coche apatrulla la ciudad.

Apatrullando la ciudad. Apatrullando la ciudad.

Por la noche con su coche apatrulla la ciudad.

Delincuente y gamberrismo,

violencia y droga de dios,

con entrega y energía

él será la salvación.

Lo mismo rescata a un perro de morir atropellao

que evita que den un golpe en el Vizcaya-Bilbao.

A las madres de la droga él ofrece su consuelo

y persigue al traficante que tiene el corazón negro.

Siempre alerta, siempre atento,

siempre buscando la paz.

Vaya disgusto se lleva si debe desenfundar.

Apatrullando la ciudad. Apatrullando la ciudad.

Por la noche con su coche apatrulla la ciudad.

Apatrullando la ciudad. Apatrullando la ciudad.

Por la noche con su coche apatrulla la ciudad.

La historia del pop y del rock

a veces parecen catálogos de un concesionario de coches.

Son muchas las canciones que nos hablan de las bondades

de un Cadillac, de un Mercedes e incluso un Simca 1000.

Pero a veces los temas mejores de automóviles hablan de ellos

en abstracto, como si fueran coches de marca blanca.

Tengo un cochecito chico

que parece media nuez

y le digo a los amigos

que lo tengo que vender.

A ninguno yo les digo que el coche es como un nido

que solo cogen dos.

Y con paso de tortuga, camino de la fuga,

me marcho con mi amor.

El cochecito leré.

El confidente leré.

De mi cariño leré.

Sin accidente, leré.

Y si te paran leré.

Todo es por eso leré.

Porque me toca leré.

De darle un beso leré.

Dicen que venía del sur

en un coche colorado

traían 100 kilos de coca,

iban con rumbo a Chicago,

así lo dijo el soplón que los había denunciado.

Ya habían pasado la aduana

esa que está por El Paso,

pero en Las Cruces los rangers

los estaban esperando.

Eran los rangers de Texas

que comandan el condado.

Otro día, otra mañana ir adelante,

nunca se cambian, nunca te dejan tranquilo.

Que en el silencio rompe en la noche una sirena.

Al final ya no se pasará más miedo.

Viejos automóviles a un solar secreto

y con los caminos largos mientes al destierro.

Viejos automóviles a un solar secreto

y con los caminos largos mientes al destierro.

Deja la nostalgia en tu viejo Cadillac.

Sigue mi camino en el nuevo rock and roll.

Monta en el sonido de la música de hoy.

Vamos en un Rolls.

Vamos en un Rolls.

Para ti yo seguiré y te esperaré.

Súbete a mi Rolls.

En mi coche.

La música suena en mi coche.

Tus besos de niña en la noche.

Quisiera largarme en mi coche.

Quisiera estrellarme en mi coche.

Muy lejos de aquí, en mi coche.

Muy lejos de aquí, muy lejos de aquí.

Tengo el fémur desgastado de bailar tan apretado.

Ropa suelta, Fred Astaire

y un poquito de claqué.

Arturo.

En un Mercedes blanco llegó.

De lunares el pañuelo.

Todos los chiquillos detrás de él.

Siempre va mirando al suelo.

"Qué pena de muchacho",

le dicen la gente en los bares.

Cuando juega a las máquinas

y recoge lo que le sale.

Si hubiéramos convocado oposiciones para aparecer en el programa de hoy,

The Cars, "Drive", tanto por el título del grupo

como por el título de la canción,

tendrían todos los números para sacar plaza.

Al final han aparcado en el puesto cuatro de nuestro Torp.

Si supieras lo difícil que es meter un coche en un plató de televisión,

entenderíais por qué el programa de hoy ha sido grabado

completamente en exteriores.

No obstante, a lo largo de la televisión española,

muchos modelos de automoción y no solamente coches

han aparecido por los distintos estudios.

No como premios de un concurso,

sino como atrezo de una actuación musical.

En el auto de papá nos iremos a pasear.

Vamos de paseo. -¡Pi, pi, pi!

En el auto feo. -¡Pi, pi, pi!

Pero no me importa. -¡Pi, pi, pi!

Porque llevo torta. -¡Pi, pi, pi!

¡Atención, zona de curvas!

El viajar es un placer que nos puede suceder.

En el auto de papá nos iremos a pasear.

Si vamos a Carnaby Street,

ya están con los pelos largos.

Pero no hay ningún "espikinglis"

que se baile un buen fandango.

Dígame, por favor, oiga, míster dígame.

-Dígame.

Dígame, por favor, oiga, míster dígame.

Es un armazón

de un viejo color.

Un solo pistón

tiene su motor.

En mi coche estoy.

Voy a pasear.

Y si a un chico ve,

se pone a cantar.

Papaparaparapapa.

Papaparaparapa.

Yo tengo un cochecito muy simpático.

Que no le gusta andar por donde hay tráfico.

Los coches le marean de tanto pitar.

Prefiere siempre el campo que la gran ciudad.

Hasta ahora parece que estamos haciendo un programa

para que se comente en "Foro coches".

Pero basta.

Películas como "Rebelde" o "Easy Rider" nos han enseñado

que los protagonistas de las road movies

pueden ser conductores de coches o motoristas.

Además, la estética motera casa muy bien con el rock, con el pop

y con muchos estilos musicales de diferentes cilindradas.

Siempre inmaculada la llevo por ti.

Tanque lleno si decides cual gaviota volar tras de mí.

Tanto que he soñado tenerte junto a mí.

Ya no hay freno que detenga este amor que siento por ti.

Súbete a mi moto.

Ella guardará el secreto de dos.

¡De los dos!

Dame una moto, la especial me encanta.

Dame una Vespa y te llevo de marcha.

Y qué fantástica dar vueltas con los pies sus alas

en tu Vespa especial que te quita problemas.

Y qué fantástico dar vueltas por colinas y montañas

en tu Vespa especial que te quita problemas.

Las madres no van.

En mi Vespa mi chica marchó.

En mi Vespa domingo será.

Y una Vespa me sacará...

de la ciudad.

Soy un macarra, soy un hortera.

No soy ningún hortera.

Pongo intermitentes.

Adelanto adecuadamente.

100, 110, las cuentas al pie.

100 es la velocidad.

La moto, la moto, la moto, la moto, la moto, la moto...

Quiero una motocicleta

que me sirva para correr

y quiero una camiseta

que tenga el número 100.

Podré llegar a cualquier lugar.

Llegar, mirar y regresar.

Y ahora mismo voy a comprarme un casco.

Ahora paso totalmente de los atascos.

Donde quiera con dos ruedas enseguida me encajo.

Y la he pintado con pintura.

Y la gente me saluda.

Hasta luego.

Me han llamado para trabajar con Yamaha.

Para correr en un circuito japonés.

Hay que ver lo contento que estoy en un "amoto".

Chico, tienes que verla.

Ella es como una como una mujer.

Cuando consigues dominarla,

sabes que es todo placer.

Harley del 66.

Harley del 66.

La carretera será mi hogar

con mi Harley del 66.

Harley del 66.

Harley del 66.

La carretera será mi hogar con mi Harley del 66.

Hoy te vas y me dejas

por otro individuo que no sé ni quién es.

Hoy te vas y me dejas

por otro individuo que no sé ni quién es.

Devuélveme la llave de la moto

y quédate con todo lo demás.

Devuélveme la llave de la moto

y quédate con todo lo demás.

No necesito nada de ti.

No necesito nada de ti.

Pero no, eso sí que no.

La moto es solo mía, solo mía.

Pero no, eso sí que no.

La moto es solo mía, solo mía.

Yo solo lo hago en mi moto.

Yo solo lo hago en mi moto.

Yo solo lo hago en mi moto.

Yo solo lo hago en mi moto.

Yo solo lo hago en mi moto.

Yo solo lo hago en mi moto.

Rodando fuera de con...

Luces de gálibo, cuatro ejes, historiagrama, carro de tracción.

Si recordáis esas palabras de cuando os sacasteis la teórica

del carné de conducir, ya os imaginaréis

que el siguiente convoy de canciones va sobre los rollos de la carretera.

Trailers, camiones, hasta algún autobús

y alguna furgoneta también se nos ha colado.

Como en los restaurantes de carretera,

si en una canción hay camiones, es que merece la pena.

¿Qué le pasa, qué le pasa a mi camión?

¿Qué le pasa, qué le pasa que no arranca?

Con tan buena, con tan buena dirección.

Y la rueda, y la rueda se le atranca.

¿Qué le pasa, qué le pasa a mi camión?

¿Qué le pasa, qué le pasa que no arranca?

Con tan buena, con tan buena dirección.

Y la rueda, y la rueda se le atranca.

Conectaba el arranque y nada.

Yo le daba manivela y nada.

Revisé la batería y nada.

La bujía le cambiaba y nada.

Repicaba el aceite y nada.

Le cambié la gasolina y nada.

Conectaba la bocina y nada.

Siempre en esa carretera.

Al volante pienso en ella.

Ya tinté en el parachoques un corazón y el nombre de ella.

Ya rodé por mi país entero

como todo camionero tuve lluvia y cerrazón.

Cuando llueve, el limpiador desliza,

va y viene el parabrisas, late igual mi corazón.

Aquí en la N-II

voy sentado en mi camión.

Voy aquí, mañana allá.

La vida entera sin parar.

Desde aquí veo mejor

el mundo a mi alrededor.

30 000 kilos atrás

rodando sin descansar

aquí en la N-II.

Hay que ver qué cosas se te ocurren.

Dices que me quede un día más.

No sé si volveré.

Hoy marcharé sin ti.

Nos vimos una noche y después desaparecí.

Y tú me llamarás desde cualquier rincón,

donde una vez paró mi furgoneta del amor.

El diablo sobre ruedas acecha en la carretera.

-Ten cuidado si no quieres morir.

Se quedó paralizado.

-Casi horrorizado. Y vio cómo llegaba su fin.

-El diablo sobre ruedas acecha en la carretera,

ten cuidado que te puede cundir.

-El diablo sobre ruedas acecha en la carretera,

ten cuidado si no quieres morir.

Yo soy el amo del mundo,

yo no me cambio por nadie.

Yo mando en la carretera

y además tengo a mi madre y una mujer que me quiera.

Saben en España entera que no tengo competencia.

En mi fama no hay fronteras.

Me nombró la providencia el rey de la carretera.

Nuestro Torp 3 de hoy

es un premio que nos damos a nosotros mismos a la envidia.

La que tenemos del vídeo que desde "La bola de cristal"

se hizo de la canción "Cielo de sur" de La frontera.

Una mini road movie a la española que nos hubiera encantado

que se nos hubiera ocurrido a nosotros.

(Música)

Bajo por la carretera voy hacia la frontera

que nos separa a ti y a mí. El polvo del amanecer

te despertará y del viejo hotel saldrás cuando escuches el motor.

Vivo en un camión sin ruedas al lado de la carretera

a mil kilómetros de ti. Y allí donde se esconde el sol

donde se pierde mi voz estoy seguro que te encontraré.

Cielo del sur... azul...

Cielo del sur... nunca te podré olvidar.

Si hay un artista español

que ha colado más coches en las letras de sus canciones

que Bruce Springsteen no es El Fary sino José María Sanz, Loquillo.

Nostálgico de los descapotables

que se mencionaban en las letras del rock and roll primitivo de los 50

y heredero de la épica de asfalto de las road movies de los 70,

su cancionero no parece apto para los que se desplazan a pie.

Así que el loco

se ha ganado un miniapartado en este programa para él solo.

Yo para ser feliz, quiero un camión,

Yo para ser feliz, quiero un camión,

llevar el pecho tatuado, en camiseta mascar tabaco.

Yo para ser feliz, quiero un camión.

Yo para ser feliz, quiero un camión.

Yo para ser feliz, quiero un camión,

Escupir a los urbanos,

a mi chica meter mano.

Yo para ser feliz, quiero un camión.

Yo para ser feliz, quiero un camión,

Yo para ser feliz, quiero un camión,

Escupir a los urbanos,

a mi chica meter mano.

Yo para ser feliz, quiero un camión.

Quiero un camión

Quiero un camión.

Quiero un camión...

Va por la ciudad,

vaga por la noche y mata con su coche.

Ya no sé por qué

se meterá conmigo

ya no sé por qué ya me saca de quicio.

Vaga por la noche y mata con su coche.

Va por la ciudad...

Por ahí va la tentación.

Vaya chica que acabo de ver,

todo el mundo la mira al pasar,

ni un solo defecto la encontrarás,

más todos me aconsejan que la intente olvidar.

Ya sé que es algo zorra pero eso me da igual

joder, tío, qué buena está.

Ahí está. Es mi ilusión. Aparcado hay un Cadillac

en la tienda esperándola ese coche tiene mucha más clase que yo

quizás algún día lo pueda comprar

ahora ni la gasolina podría pagar

es sólo un sueño, puede ser verdad.

Los muertos del arcén

no cuentan para aquel

que ha nacido para correr.

Luz de cruce.

Pon la distancia ante mí.

Siempre hay lugar donde ir,

en la autopista.

Cuando prohíban salir de noche y crezca en ti

un viejo instinto juvenil.

Si has decidido ya

jamás pedir piedad tan sólo justicia para ti.

Luz de cruce.

Pon la distancia ante mí.

Siempre hay lugar donde ir,

en la autopista.

Pues no. Ni esto es un cadillac ni yo soy rubia

ni he venido a probar nada en el asiento de atrás.

Si estoy al lado de este coche es para dar paso al Torp 2.

"Cadillac solitario". Loquillo se convirtió en un mito

gracias a una canción que si fuera la única buena que hubiera hecho

se habría ganado un lugar en el paraíso de la música pop española.

Siempre quise ir a L.A.

dejar un día esta ciudad.

Cruzar el mar en tu compañía.

Pero ya hace tiempo que me has dejado,

y probablemente me habrás olvidado.

No sé que aventuras correré sin ti.

Y ahora estoy aquí sentado

en un viejo Cadillac de segunda mano

junto al Mervellé, a mis pies mi ciudad

y hace un momento que me ha dejado,

aquí en la ladera del Tibidabo,

la última rubia que vino a probar el asiento de atrás.

Quizás el Martini...

Si como dice el tópico

el rock and roll obliga a muchos de sus artistas a vivir muy rápido

las metáforas sobre personalidades

que van por el mundo pisando el gas a fondo están servidas.

El radar del programa de hoy ha fotografiado a todos los artistas

cuya existencia no se entendería si no es a toda velocidad.

Sigo andando a toda velocidad

porque soy capaz de luchar contra el viento.

Vuestra intolerancia no va a borrar

los sueños que no borra ni el paso del tiempo.

Ya no es un asunto de soledad,

porque no estoy sólo, hay muchos más.

No puede parar, nadie puede parar...

Hoy veo que todo vuelve a empezar,

sé que todo vuelve a empezar,

Y cuanto más acelero más calentito me pongo.

Y cuanto más acelero más calentito me pongo.

Y cuanto más acelero más calentito me pongo.

Y cuanto más acelero más calentito me pongo.

Pisa el acelerador... gasta las ruedas.

Pisa el acelerador... hasta que puedas.

Pisa el acelerador... siéntete viva.

Pisa el acelerador... no estés cautiva.

Mientras tenga gasolina tu motor, pisa el acelerador...

Voy a mil

y no puedo parar

inútil controlar

mis deseos

y apunto los minutos

batí mi propio récord.

Voy a mil

pensando en no sé qué

tranquilízate.

No te asustes

mis huellas se desgastan.

En el límite estoy,

al límite voy,

el límite está muy cerca de ti.

En el límite estás.

En el límite estás.

He rodado muy cerca del infierno

recibiendo unos billetes a cambio

he bajado hasta el final de la tierra

y no creas que me siento mejor.

Nervio en la carretera, corre y corre.

Cómete las señales, pisa más, corre.

Estamos viajando a mi barrio, corre, corre.

Luces que peinan la noche,

la avenida es ancha, la acaban de arreglar

¡hay que ver, me gusta! Bajaré el cristal.

Este olor lo conozco, la ciudad dormida tiene algo especial.

Se dieron mucha prisa en enseñarnos la lección,

corre, corre.

El diablo es nuestro amigo ella nos lo presentó,

corre, corre.

Sabemos lo que quieren y aunque no nos convenció,

corre, corre.

Estamos en el juego, somos su preocupación.

Corre, corre.

Acelera un poco más porque me quedo tonto y vamos muy lento.

Acelera un poco más, corre más que el veneno que llevo dentro.

Acelera un poco, ahoga en tu laguna el pedal de freno.

Y acelera un poco más.

Déjame que piense...

que el pensamiento...

Casi como si fuera una consecuencia desgraciada

del bloque anterior de canciones los accidentes de tráfico

también forman parte de la historia de la música.

Canciones cuyas letras diría que son parte de un siniestro.

Estos son algunos de los títulos que la Dirección General de Tráfico

nunca recomendaría que escucharas al volante.

Hola, soy Stevie Wonder.

Recuerda mi canción: si bebes no conduzcas.

Vamos al bar, vamos al bar,

vamos al bar, vamos al bar.

Nos vamos en el coche, vamos por la noche

nos vamos con la banda Siniestro Total.

Nos vamos con el coche, nos vamos por la noche

nos vamos con la banda Siniestro Total.

Estalló el motor, se me clavó el volante en el esternón.

Ay, qué pavor, ay, qué terror.

El cráneo fracturado y un dedo arrancado,

se me ha caído un ojo y ya no puedo ver

ay, qué pavor, ay, qué terror.

Viene la ambulancia tres horas después

y me coseré. Un cadáver más.

Un horror. Un horror.

Bien machacadito aquí quedaré,

frío quedaré y ya muertecito víctima seré,

victima seré del motor.

Corre una leyenda en la 632,

el fantasma de una chica suele hacer autoestop.

Periódicos y radio hablan de ella sin parar

Y tú en el coche la puedes llevar.

Estabas pensando ¡qué pálida está!

cuando ella desapareció.

Le pregunto dónde vive.

Ella dice en el pasado.

Los surfers vuelven llenos de arena

y siempre cuentan la historia de Elena.

Salí del pueblo pa' ver las fiestas,

la Lola Flores y el Cordobés.

Salí del pueblo pa' ver las fiestas,

la Lola Flores y el Cordobés.

Iba contento con mi "biscuter" y mi carné de la conducción.

Había un peligro en la carretera no me importaba porque era yo.

En una curva me tragué un burro sin luces rojas de situación.

En una curva me tragué un burro sin luces rojas de situación.

Y entre los gritos ozú, María, necesitaba una transfusión.

Y entre los gritos ozú, María, necesitaba la transfusión.

Alegría y ánimo para la fiesta que todo el mundo es bueno.

Eso, eso, eso, el tío Calambres.

Maldito sea el tío Calambres que dio su sangre pa' mi salud.

Así se muera el tío Calambres que dio su sangre en la transfusión.

Porque no pue-pue-pue-pue-pue- pue-pue-pue-pue-puedo ni dormir.

Porque no pue-pue-pue-pue-pue- pue-pue-pue-pue-puedo ni dormir.

Cómo pudiste hacerme eso a mí,

yo que te hubiese querido hasta el fin.

Sé que te arrepentirás.

La calle desierta, la noche ideal.

Un coche sin luces, no pudo esquivar.

Un golpe certero y todo terminó entre ellos de repente.

Ella no quiso ni mirar.

Nunca daría marcha atrás.

Una y no más, santo Tomás.

Cómo pudiste hacerme eso a mí,

yo que te hubiese querido hasta el fin.

Sé que te arrepentirás.

La calle desierta, la noche ideal.

Un coche sin luces, no pudo esquivar.

Un golpe certero y todo terminó entre ellos de repente.

Casi me mato.

Casi me mato.

Casi me mato.

Casi me mato.

Cogí mi bólido y lo puse a cien un kamikaze yo quería ser.

Iba como loco, iba como loco.

El ocho y medio no tiraba más

se empezó a desarmar.

Iba como loco. Iba como loco.

Para colmo recordé que había un concierto y ya eran las diez.

Casi me mato, casi me mato.

Precaución, amigo conductor,

la senda es peligrosa

y te espera tu mare o esposa

para darte su abrazo de amor.

Precaución, amigo conductor,

tu enemigo es la velocidad.

Acuérdate de tus niños

que te dicen con cariño

no corras mucho papá.

El Torp 1 de hoy es una canción que no está escrita por ningún músico,

es un sketch de Muchachada Nui sobre las extrañas dinámicas

que establece el ser humano

cuando le toca compartir viaje en coche.

Una tesis antropológica escrita en spanglish y en clave de humor.

Ah, y encima es un reggaetón.

¿Podemos poner un poco de una maqueta que he grabado?

-Claro. Antonio, ponle la maqueta a mi hermano.

-Ya verás.

-¿Qué es? ¿Una maqueta que habéis hecho?

-Los colegas y yo.

Bailonga, tú eres mi niña bailonga y la people va detrás.

Bailonga, tú eres mi niña bailonga y la people va detrás.

Oye, pues está muy bien. ¿En qué cantas?

-Spanglish. Es que quiero hacerme con el mercado americano.

Por cierto, señora, ¿podría echarse un poco para delante que no entro?

-Un poquito, es que mi hermano es muy alto.

A ver sí... que la eche...

-Mamá... Estás dando ya con las rodillas en la guantera.

-Antonio, no cabe mi hermano. No cabe.

(RÍE)

My mother? ¿Con las rodillas clavadas in the "guanter"?

Because your brother va detrás?

My mother? ¿Con las rodillas in the "guanter"? My mother?

La que me dio la vida, que me limpió el Ohio,

con las rodillas in the "guanter"? My mother?

Jamás.

Bailonga, tú eres mi niña bailonga y la people va detrás.

Pues aquí nos bajamos nosotros.

Este capítulo llega al final de su ruta.

Y aunque no sepamos muy bien hacia dónde nos dirigimos

siempre estamos en movimiento

y ahora sí que podemos repetir a conciencia

uno de los topicazos de carretera

con los que hemos empezado el programa.

Lo importante no es el destino sino el camino.

Voulez-vous danser avec moi? ¿Quieres que bailemos un vals?

Na na na na nay na na na...

(Música créditos)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Road movie

Cachitos de hierro y cromo - Road movie

15 nov 2015

¿Cuántas canciones hay sobre coches? ¿Y sobre motos? ¿Y sobre la carretera en general? Tanto el asfalto como los neumáticos o la gasolina desprenden algo más que un olor intenso y peculiar: desprenden mística. 

ver más sobre "Cachitos de hierro y cromo - Road movie " ver menos sobre "Cachitos de hierro y cromo - Road movie "
Programas completos (91)
Clips

Los últimos 387 programas de Cachitos de hierro y cromo

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. David

    Hola. Lo primero es felicitar al equipo del programa por su labor, hacéis un programa excelente, me encanta. Lo veo con frecuencia y me aporta muy buenos recuerdos. El motivo de mi escrito es de proponer que hagan ustedes un programa, o dos, dedicados a la música ska-reggae-rock steady ( Madness, The Specials, Bad Manners, T'he Interrupters, Roy Elis, etc., etc.) Es una música que considero se merece uno de vuestros programas. Gracias.

    04 may 2017
  2. javi

    https://m.facebook.com/Treepoli-New-Generation-967075223349174/ Vuelven TREEPOLI

    17 nov 2015