www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4377252
Para todos los públicos Cachitos de hierro y cromo - Animales - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Habitamos un planeta fascinante, un punto remoto en el universo

donde el azar ha colocado los ingredientes necesarios

para la vida, permitiendo a la naturaleza

abrirse paso en todos los ámbitos, también en las canciones.

El ecosistema musical está poblado de fabulosas criaturas

y era solo cuestión de tiempo que "Cachitos de hierro y cromo"

se hermanara con otra de las señas de identidad de esa cadena,

los documentales de La 2.

No tengáis miedo, acompañadme y adentrémonos

en este fabuloso y apasionante safari musical,

nuestro programa con más pelo desde aquel especial

música disco setentera, el "Cachitos" que lo peta.

¿Veis? Morrissey ha pillado el chiste.

(Música)

(Música)

Nuestro planeta es el hogar de 30 millones de clases de plantas

y animales, entre los que se encuentran los músicos.

Allá donde miremos encontraremos sorprendentes ejemplos

de los extremos a los que tienen que llegar

los artistas para sobrevivir con una media de dos bolos al mes.

La vida animal, ese milagro del universo,

ha encontrado un fértil ecosistema en la música

y he logrado contemplar ejemplares de todas las especies

campando en el interior de una canción.

Lo único que debe traerse a este safari

son sus orejas, y, por favor, no dé de comer al artista.

(Música)

Cariñito, no temas nada, que hoy duerme el león.

Cariñito, no temas nada, que hoy duerme el león.

Awimawe, awimawe, awimawe, awimawe.

Awimawe, awimawe, awimawe, awimawe.

Awimawe, awimawe, awimawe, awimawe.

Awimawe, awimawe, awimawe, awimawe.

¿Quién es el domador que quiera rendirme,

que amanse mi pelo, y da su amor?

¿Dónde está? ¿Dónde estará?

Usted tal vez logre siquiera en sueños

iniciar su gran evasión.

A usted también a su pantera rosa le manchó.

¡Miau!

El tic-tac de aquel reloj,

la música de un adiós.

Sabes que volveré.

Sabes que volveré.

Cuando en la jungla recuerdo tu voz

va subiendo la tensión, oh, oh.

Ojos desnudos que me hablan de ti,

tigre bengalí.

Hasta luego, cocodrilo. No pasaste de caimán.

Hasta luego, cocodrilo. No pasaste de caimán.

Ya tu amor no me interesa. Ya no me molestes más.

Al oír lo que dijiste, por poquito me morí,

Al oír lo que dijiste, por poquito me morí.

Por eso, como volviste, hoy yo te lo digo a ti.

Hasta luego, cocodrilo. No pasaste de caimán.

Hasta luego, cocodrilo. No pasaste de caimán.

Ya tu amor no me interesa. Ya no me molestes más.

Qué alucinante el elefante.

Nunca he visto nada igual.

Tiene una trompa por nariz

por la que esnifa regaliz.

Y hasta un abrigo de visón

recién traído de Japón.

¡Un elefante!

¡Muy elegante!

Los animales somos muy amigos.

Tigres, leones, cebras, cocodrilos.

Nos conocemos y somos vecinos

y los domingos jugamos un partido

porque no, que no, que no, que no,

que no queremos ir al zoo.

Porque no, que no, que no, que no,

que no queremos ir al zoo.

Porque no, que no, que no, que no,

no queremos ir al zoo,

porque la selva mola mogollón.

La montaña fue su salvación

y entre las fieras se crió.

Y en los árboles se escucha

voces de tiempos remotos,

ha elegido caminar

hacia lo salvaje.

Uh...

Uh...

Uh...

(Inglés)

Y que un tipo a ti te vio andando en los callejones.

No haga caso a esta jugada, son rumores, son rumores.

Y que no me digan en la esquina: "El 'venao', el 'venao'".

Eso a mí me mortifica. "El 'venao', el 'venao'".

Que no me abucheen en la esquina. "El 'venao', el 'venao'".

Eso a mí me mortifica. "El 'venao', el 'venao'".

"El 'venao', el 'venao'".

Ahí está el tiburón. Ahí está el tiburón.

Se la llevó el tiburón, el tiburón.

Ahí está. ¡Uh! ¡Uh! Ahí está. ¡Uh!

Se la llevó el tiburón, el tiburón.

No pares, sigue, sigue. No pares, sigue, sigue.

No pares, sigue, sigue. No pares, sigue, sigue.

No pares, sigue, sigue. No pares, sigue, sigue.

No pares, sigue, sigue. No pares, sigue, sigue.

Soy una rumbera, rumbera salvaje,

bailo a mi manera como los primates.

Soy una rumbera, voy cortando el aire.

Y sin me dan cuerda, ya no hay quien me pare.

Soy una rumbera. (CORO) -Rumbera.

-Rumbera. (CORO) -Rumbera...

-Rumbera. ¡Vamos a bailar!

Las manos hacia arriba, las manos hacia abajo

y como los gorilas... ¡Uh, uh, uh, uh!

...todos caminamos.

Las manos hacia arriba, las manos hacia abajo

y como los gorilas... ¡Uh, uh, uh, uh!

...todos caminamos.

(Música)

Hace casi 40 años el músico brasileño Roberto Carlos

compuso "El progreso", un profético himno ecologista

contra la depredación del planeta.

Lamentablemente, su letra es quizá ahora más vigente

que lo que fue entonces.

Como dijo Gandhi: "El mundo es lo suficientemente grande

para satisfacer las necesidades de todos

y demasiado pequeño para la avaricia de algunos".

Yo quisiera poder aplacar una fiera terrible.

Yo quisiera poder transformar tanta cosa imposible.

Yo quisiera decir tantas cosas

que pudieran hacerme sentir bien conmigo.

Yo quisiera poder abrazar mi mayor enemigo.

Yo quisiera no ver tantas nubes oscuras arriba.

Navegar sin hallar tantas manchas de aceite en los mares.

Las ballenas desapareciendo por falta de escrúpulos comerciales.

Yo quisiera ser civilizado como los animales.

Larala, larala, larala.

Yo quisiera ser civilizado como los animales.

Lobos con piel de cordero, no ver tres en un burro,

buscar los tres pies al gato, tener memoria de pez...

Nuestras expresiones constituyen un complejo hábitat

en el que moran muchos animales y muy variados.

Ellos nos ayudan a hablar de nosotros mismos,

por eso, utilizamos sus atributos como metáfora.

La majestuosidad de las aves, la agilidad de un felino,

la sopa de caracol...

(Otro idioma)

Si tú quieres bailar, sopa de caracol.

(Otro idioma)

Con la cintura, muévela. Con la cadera, muévela.

Con la cintura, muévela. Con la cadera, muévela.

Si tú quieres bailar, sopa de caracol.

¿Cómo vas? ¿Cómo lo ves? ¿Cómo lo quieres hacer?

Cógeme, no tengas miedo, no te voy a morder.

Cómo quisiera roerte y luego socorrerte.

Atarte, mojarte y luego chulearte.

Como si fuéramos unos animales.

En cualquier parte con un plástico nos vale.

Estamos solos y no hay nada que nos pare.

Nada que nos separe.

Tengo tacones de aguja magnética

para dejar la manada frenética.

La luna llena como una fruta

no da consejos ni los escucha.

Llevo conmigo un radar especial para localizar solteros.

Si acaso me meto en aprietos

también llevo el número de los bomberos.

Ni tipos muy lindos ni divos, ni niños ricos,

yo sé lo que quiero: pasarla muy bien

y portarme muy mal en los brazos de algún caballero.

Una loba en el armario

tiene ganas de salir. ¡Au!

Deja que se coma el barrio

antes de irte a dormir.

Ahora quiero ser tu perro.

Ahora quiero ser tu perro.

Ahora quiero ser tu perro.

Mi primo, que tiene un bar, desde siempre me ha dicho

y me consta que todo lo dice de muy buena fe:

"Tanto tienes, tanto vales, no se puede remediar.

si eres de los que no tienen, a galeras a remar".

Y si sólo tengo amor, ¿qué es lo que valgo yo?

Si tengo ganas de bailar, ¿para qué voy a esperar?

Ahora necesito amor, es mi única ambición.

Y como yo no sé bailar, a galeras a remar.

¡Ay! Tengo guita y me la gasto.

¡Ay! Como se tiene que gastar.

¡Ay! ¿Qué me importa el mañana

si no lo veo de llegar?

Soy un perro callejero

y yo digo: "¿qué más da?".

Vivo solo y como puedo

soy muy duro de pelar.

Y en esa curva se aparece

a las orquestas pachangueras

y así recorre en furgoneta de costa a costa la España entera.

Con la fe, con la ilusión, de hacer del mundo una verbena,

buscando víctimas nuevas las noches de luna llena.

Y cuando yo soy el hombre lobo

y tú eres la mujer pantera.

Fue en un pueblo con mar una noche después de un concierto.

Tu reinabas detrás de la barra del único bar

que vimos abierto.

Cántame una canción al oído, te sirvo y no pagas.

Solo canto si tú me demuestras

que es verde la luz de tus ojos de gata.

(Música)

Morrissey es vegetariano estricto desde los 11 años

y no ha sido precisamente tímido a la hora de expresar sus opiniones

sobre los derechos de los animales.

La canción "Meat ir murder" introdujo esa temática en el pop

y aún, a día de hoy, es probablemente

la canción mejor escrita contra el maltrato animal.

(Inglés)

La capacidad de domesticar animales es uno de los atributos

que nos hace humanos. El primer animal en convivir

en armonía con el hombre fue el perro.

Luego llegaron las vacas, ovejas, cabras, gatos, gallinas,

y más tarde, el animal favorito del músico.

(Música)

Detrás de muchos grandes artistas se esconde una gran mascota,

que no solo ofrece compañía, consuelo o alimento,

sino también la inspiración para las letras de sus canciones.

Creedme, él nunca lo haría.

En la vieja factoría, ía, ía, o.

Con las bestias de Tobías, ía, ía, o.

A la cabra, ¡beee! Cabra, ¡beee!

Ca... ¡Beee, beee!

En la vieja factoría, ía, ía, o.

Ha aparecido un cabrito, ía, ía, o.

Hay un asno pequeñito, ía, ía, o.

Con el asno, asno, asno.

Mi caballo murió.

Mi alegría se fue.

Yo la Pampa recorría con mi pingo soberano

hasta el boliche lejano, donde mi gaucho vivía.

En su puerta se paraba con relincho placentero

para avisar al pampero que con amor me esperaba.

Y el día que supe su engaño cruel

mi pobre caballo negóse a comer.

Y al verme, al verme llorar

tumbado en su puerta murió de pesar.

Ay, ay...

Ay, ay, ay, ay...

Qué pena me da, que se me ha muerto el canario.

Ay, qué pena me da, que se me ha muerto el canario.

Ay, qué pena me da, que se me ha muerto el canario.

Ay, qué pena me da, que se me ha muerto el canario.

Era la alegría de mi calle, la banda sonora de mi hogar.

Toda la mañana en el balcón, me formaba la revolución.

El canalla estaba bien "cuidao" y vivía mejor que yo.

Pero le llegó la hora y el cielo se lo llevó.

Ese personaje amarillo, ese lindo pajarillo,

me ha dejado solo y aburrido

y hasta las flores se han chuchurrido. Ay...

Ay, el gato.

(Maullido)

Gato, ga... ga... ¡gato!

El gato que está en nuestro cielo

no va a volver a casa si no estás.

No sabes, mi amor, qué noche bella,

presiento que tú estás en esa estrella.

El gato que está triste y azul

nunca se olvida que fuiste mía,

mas sé que sabrá de mi sufrir

porque en mis ojos...

una lágrima hay.

Una extraña fuerza viene a mí, ya no sé ni distinguir

la diferencia entre el bien y el mal, ay, ay...

Algo hay que me empuja a saltar, a vivir en libertad

en los tejados de esta gran ciudad, ay, ay, ay.

Uy, uy, uy, mi gato hace uy, uy, uy.

Uy, uy, uy, mi gato hace ay, ay, ay, ay,

Uy, uy, uy, mi gato hace uy, uy, uy.

Uy, uy, uy, mi gato hace ay, ay, ay, ay.

Ay, ay, ay, ay...

Junto a mí...

no tienes conciencia de ser

un animal de compañía.

Estarás aquí toda tu vida.

Y, tal vez, haya mención de una luz

debajo de toda tu piel

y te haga, de nuevo, brillar un poco... en mí.

Vas a llegar... simplificar.

Maravillas de mí, maravillas de mí.

Multiplicar la eternidad...

Maravillas de mí, maravillas de mí.

Ay, el perro.

(Ladrido)

Perro, perro, pe... pe... perro.

Un perro mordedor

que nunca ha sido ladrador.

Un perro como tú...

no ladra nunca porque Brutus,

la boca siempre llena,

ladrar así es de mala educación.

(Ladridos)

(Inglés)

En el vieja factoría, ía, ía, oh.

Pero que sepas que...

Opá, yo voy a hacer un corral

para echar gallinas y para echar mininos.

Opá, yo voy a hacer un corral.

Con tu permiso, hago un corralillo.

Tengo las maderas

y tengo los tablones.

Las chapas del tejado,

las he sacado de unos bidones.

Tengo las maneras

y tengo intenciones, "opaíto".

El domingo empiezo, a ver si tengo cojones. ¡Opá!

Como en el reino animal, la vida del músico común

se resume en dos únicas alternativas,

adaptarse o extinguirse.

La lucha por subsistir se reduce en la batalla constante

por el reconocimiento o el éxito. Los animales que han ganado

esa carrera son los que han sabido adaptarse

mejor a los cambios, pero solo unos pocos

han logrado convertirse en verdaderos ejemplares alfa,

auténticos animales de escenario.

Ese toro enamorado de la luna,

que abandona por las noches la "maná",

es pintado de amapola y aceituna

y le puso Campanero el mayoral.

Los romeros de los montes le besan la frente...

Las estrellas de los cielos le lavan la cara.

Y el torito, que es bravío y de casta valiente,

abanicos de colores parecen sus patas.

Y me he "escapao"...

¡Olé!

Cuatro jaulas yo rompí.

Me he vuelto un poco loco

porque... porque estoy sin ti.

Tengo pelo en las orejas

y me han crecido hasta las uñas.

Voy andando a cuatro patas.

Y como otros, cogí verduras.

"Asalvajao".

"Asalvajao", me encuentro yo así.

"Asalvajao".

¡Ole!

Oh.

Soy como un mono.

Estoy aquí y a cuatro patas y no tengo bananas.

(Inglés)

(Inglés)

(Inglés)

(Inglés)

(Inglés)

Negra por fuera,

por dentro color de algodón.

La pantera duerme en mi ropa interior. Oh...

Noche azul,

mojada de luz la evasión.

Y aparece el hombre, ese hombre.

Quema la selva y aplasta el amor.

Mírame,

sé perdonar,

pero soy mujer. Respétame.

Yo vivo en libertad...

(Música)

Después de cuatro décadas de carrera,

Los Chichos han llegado a nuestros días

con estatus de mito. Y su canción "Yo quiero a Mai"

expresa el amor de una madre y no tiene nada que ver

con los animales, pero no vais a tardar ni un segundo

en entender por qué les hemos elegido

como parte de nuestro "Torp".

Mi buena madre

me da pena cuando llora.

Siempre que me ve me dice:

"Quédate conmigo ahora".

Me quiere tanto...

Robó para que comiera...

Intentó ganar dinero

para llevarme a una escuela.

Yo quiero a Mai, yo quiero a Mai. Mi vida para Mai.

Porque yo quiero a Mai, mi vida para Mai.

Ella dio todo. Por mí, ella dio todo.

Y necesita del calor y comprensión que no le di,

que no le di, que no le di. Yo quiero a Mai.

Mi vida para Mai. Porque yo quiero a Mai,

mi vida para Mai.

Ella dio todo. Por mí, ella dio todo.

Y necesita del calor y comprensión que no le di,

que no le di, que no le di.

(Música)

Durante 4000 millones de años,

la evolución ha sido, precisamente, un paseo por el zoológico.

Las garras, los dientes, la velocidad

o la capacidad de mimetizarse han constituido

las herramientas básicas para sobrevivir en la jungla del pop.

Algunos animales se han impuesto a la carrera de las canciones,

pero solo unos pocos bichos raros han logrado sobrevivir

en el entorno hostil de la música, a pesar de no ser suaves,

abrazables o, al menos, comestibles.

Salta la rana. Que olé, olé, salta la rana.

Salta la rana. Buscando el agua verde y olé.

Salta la rana. Buscando el agua verde y olé.

Salta la rana.

Salta la rana. Así mi corazón saltará

si tú me llamas, así mi corazón saltará

si tú me llamas.

Dame otra oportunidad. La necesito de veras.

Dame otra oportunidad,

que nunca es tarde, nunca es tarde

para volver a empezar.

(Música)

Por tu calor que ya no tengo, yo vivo caracoleando.

Por tu calor que ya no tengo, yo vivo caracoleando.

No te pares, que te agarro.

No te escondas, que te encuentro,

aunque vayas al infierno, aunque te quedes adentro.

(Música)

Iban los tres en silencio sus pensamientos rumiando

mientras el destino ciego los hilos iba tramando.

En los saltos del caballo,

suena el polvo del camino.

Ya se van, llora un cariño,

un cariño malogrado.

La cucaracha, la cucaracha

ya no puede caminar.

Porque le faltan, porque no tiene

las dos patitas de atrás.

La cucaracha, la cucaracha

ya no puede caminar.

Porque le falta, porque no tiene

marihuana para fumar.

Si no te puedo ver nunca al derecho...

Y tú... me ves...

siempre al revés, siempre al revés.

Si tú me ves...

siempre al revés.

(TARAREAN)

Baja los pies y ponlos en el suelo.

Ya que así no podrás,

jamás mirar al cielo...

"Butterfly, butterfly",

sigue volando alrededor.

"Butterfly, butterfly",

siempre buscando amor.

"Butterfly, butterfly",

nunca te alejarás de mí.

"Butterfly, butterfly",

solo te tengo a ti.

Si algún día llegas hasta el sol,

dale recuerdos de mí.

Le dirás que solo con amor

puedes llegar hasta allí.

Hoy no fue a la escuela, hizo novillos...

Se fue por el campo alegre, buscando grillos.

Tiene el cabello rubio, color de trigo,

y un tirachinas verde, rama de olivo.

Le llaman el Lagartija porque siempre tiene frío

y le gusta el sol.

Mis moscas más grandes

se comen a las otras, ¿por qué?

¡Mira que están locas estas bichas tan gordas!

¿Y qué?

Escenas macabras te brinda mi caja,

festín que preparo todas las mañanas.

Estos insectos voraces no se conforman con nada,

se roban bocados y se quedan hartas.

(Música)

Hoy, por la mañana, ha ocurrido algo horrible.

Mi cuerpo ha cambiado y está irreconocible.

Tengo seis patas y veo con mil ojos,

tengo alas en la espalda y el pelo rojo.

Me he convertido en un insecto. Me he convertido en un insecto.

Debe haber sido por falta de afecto.

Me he convertido en un insecto. Me he convertido en un insecto.

Por falta de afecto.

¡Necesito un electroshock!

A las ladillas, les puso ladillas...

por lo que pican, sí, cuando las pillas.

Al ornitorrinco, le llamó ornitorrinco

porque no encontró... un nombre más raro.

Y al que se adapta a cada situación,

le... puso camaleón.

El hombre puso nombre a los animales...

con su bikini, con su bikini.

Focas de la Patagonia,

focas del Perú y Laponia,

focas o del Mar del Norte.

Ah, ah, oh, ah.

Focas comen carne humana,

focas cuando tienen ganas,

focas dicen que es muy sana.

Oh, oh, oh.

Se han comido al Comité Central.

Ahora, en la URSS, gobierna una Junta Focal.

Hasta la Casa Blanca van a trasladar

a la piscina municipal.

La evolución ha permitido que los pájaros dominaran

los cielos y, a algunos, les ha dotado de la capacidad

de cantar. Por eso, algunos artistas han querido

que anidaran en sus canciones aves de todo plumaje.

Sin embargo, algunas especies invasoras,

como las palomas, se han introducido con demasiada fuerza.

Por ejemplo, ¿han estado alguna vez

en la plaza de San Marcos de Venecia?

Bueno, pues allí no hay ni la mitad de palomas

que en el siguiente bloque de "Cachitos...".

(CANTURREA) "Palomita, palomita,

que va agitando las alas...".

(TARAREA)

Sin orquesta.

(TARAREA)

Sin director ni nada.

Ay, palomita, palomita,

palomita mensajera.

Ay, palomita, palomita...

que va agitando sus alas... Ay, palo...

(SILBA)

Ay, palomita, palomita...

Soy estupendo, soy enorme,

¡soy el mejor actor que hay en España!

Juran que esa paloma

no es otra cosa más que su alma.

Que él todavía la espera

a que regrese la desdichada.

Cucurrucucú,

paloma.

Cucurrucucú, no llores.

Si todavía sientes, niña,

aquel amor que te juré,

busca en el cielo y la paloma

te contará lo que lloré.

Una paloma blanca

a los ojos me miró.

Una paloma blanca

al verme triste lloró,

porque me marché muy lejos de ti.

Porque me marché muy lejos de ti.

Cómo canta la paloma. Cómo la mira el halcón.

Cómo vive lo que vive. Un, dos, tres.

Agua turbia y agua clara. Si volvieran a correr,

contigo las bebería otra vez.

Vuela, paloma torcaza. Vuela, paloma cucú.

Anda a buscarle a su casa. Paloma, currucucú.

Abre tus alitas sin decir ni cuando,

porque de seguro te estará esperando.

Dile que a mis ojos el dolor asoma.

Véselo a decir, paloma.

Dile que por él me atormenta el celo.

Llévale esta carta sin tardar.

Con la bendición del cielo, Paloma, échate a volar.

¿A qué región volaste tú,

paloma mía?

¿Qué nuevo sol te da su luz,

paloma mía?

¿Con quién compartes el calor

de un nuevo nido?

¿Con quién compartes el amor

que fuera mío?

¿De qué paisaje gozas hoy,

paloma mía?

Mientras que yo muriendo estoy,

paloma mía.

Hoy el viento sopla más de lo normal.

Las olas intentando salirse del mar.

El cielo es gris y tú no lo podrás cambiar.

Mira hacia lo lejos busca otro lugar.

Y cien gaviotas, ¿dónde irán?

¿Dónde irán?

Hoy no has visto a nadie con quien derrumbar,

los muros que gobiernan en esta ciudad.

Hoy no has visto a nadie con quien disfrutar,

placeres que tan sólo tú imaginarás.

Y tus miradas, ¿dónde irán?

¿Dónde irán?

Cisne cuello negro.

Cisne cuello largo.

Que se van hiriendo.

Que se van besando.

Alegría y llanto.

Yo conozco una vecina, que ha comprado una gallina,

que parece una sardina enlatada.

Tiene las patas de alambre porque pasa mucho hambre,

y la pobre está todita desplumada.

Pone huevos en la sala y también en la cocina,

pero nunca los pone en el corral.

La gallina turuleta

es un caso singular.

La gallina turuleta

está loca de verdad.

La gallina turuleta ha puesto un huevo,

ha puesto dos, ha puesto tres.

En un corral de gallinas, ¿y qué es lo que allí pasó?

Pues una pavita fina, que a un pavo le hacía el amor.

A los dos los cogió, con los dos se quedó.

Y mirando a sus costillas, de esta manera le habló.

Échale guindas al pavo, pavo. Échale guindas al pavo, pavo.

Que yo le echaré a la pava.

(Música)

A finales de los 80, el compositor y taxista colombiano,

Eugenio García Cueto, se presentó en un estudio de Barranquilla

decidido a no marcharse hasta que alguien grabara

su última creación, y así fue.

Conoció cientos de versiones y su estribillo ha sonado

en los últimos 40 años en guateques de todo el mundo

hasta convertirse en una frase hecha:

"Tú lo que quieres es que me coma el tigre".

Tú lo que quieres es que me coma el tigre,

que me coma el tigre, mi carne de rosas.

Entonces me subo en la loma, me subo en el árbol,

me tiro en el río.

El tigre se sube en la loma, se sube en el árbol,

se tira en el río.

Entonces me salgo del río, me meto en mi casa

paque no me vea.

El tigre se sale del río, se mete en en mi casa,

la cosa está fea.

Tú lo que quieres es que me coma el tigre,

que me coma el tigre, mi carne morena.

Tú lo que quieres es que me coma el tigre

que me coma el tigre.

Mi carnecita está buena, muy buena, muy buena.

Tú lo que quieres es que me coma el tigre,

que me coma el tigre, mi carne sabrosa.

Tú lo que quieres es que me coma el tigre,

que me coma el tigre, mi carne de rosas.

Ah, ah, ah, ah ,ah.

(Música)

Los animales entraron muy pronto en la jungla del rock'n'roll.

The Byrds, The Monkees y, por supuesto, The Beatles.

Desde entonces, la biodiversidad ha ido creciendo y la evolución

ha hecho aparecer más especies.

The Penguins, The Gorilas o Artics Monkeis.

El hombre puso nombre a los animales y luego, agotado de pensar,

puso a los animales para ponerle nombre a las bandas.

The bitch is hungry, she needs to tell .

So give her inches and feed her well.

More days to come, new places to go.

I've got to leave, it's time for a show.

Here I am. Rock you like a hurricane.

Here I am. Rock you like a hurricane.

Y te perdí y ya no estaba solo tan cómodo.

Después de ti se desmorona todo, era más bien poco.

No te contaba historias de nadie, no había cuentos ni tesoros.

Mi tiempo pasaba de moda furioso, era algo asombroso.

Yo estaba cómodo, cómodo.

Muy cómodo.

Estaba cómodo.

Muy cómodo.

Estaba cómodo.

Nos volvemos letales

y nocivos en la zona de conflicto.

Potencialmente amables

fuera de la zona de conflicto.

Fuera de la zona de conflicto.

Fuera de la zona de conflicto.

A las tres de la mañana nadie cree ni una palabra

a un sujeto divertido en un coche destartalado.

Aquí hay gato encerrado, dijo el más inteligente.

Tenemos que averiguar quién es usted y en dónde ha estado.

Ese mes y en esos días los vecinos reclamaban

un despliegue policial superior al habitual.

Mil atracos y secuestros, registros y redadas.

La ciudad era un infierno, se había perdido la calma.

Si hubiera sido de día habría pasado de largo,

pero, señores, era de noche y todos los gatos son pardos.

Ay, lo que va murmurando, muchacho tu enamorada.

Que se te escapa la vida tirado sin hacer nada.

Que fuiste un día a pescar y se te olvidó la caña.

¿Cómo te van a picar?

Sin caña fuiste a pescar y te quedaste colgado

mirando el agua pasar.

Responde malhumorado.

Será porque siempre he estado yo del lado del pescado.

Que nunca había pensado

que el pescado fuera a estar del otro lado.

Tengo y lo que tengo lo mantengo

a base de amor y fe.

Siento que si no estás no corre el viento.

Quizás afuera sí, pero no dentro de mí.

Vengo sin maleta, con lo puesto,

y esta canción mi remedio vitamina palvivir.

Vuelvo y acelero si estás lejos.

Pongo el freno cuando pasas junto a mí.

Cuando no tengas donde ir. Cuando te sangre la nariz.

Cuando te duela la cabeza y se termine esa cerveza.

Cuando las alas de tu avión se derritan sin razón

y el cáncer de la soledad haya matado en la ciudad.

Yo romperé tus fotos. Yo quemaré tus cartas.

Para no verte más. Para no verte más.

Yo romperé tus fotos. Yo quemaré tus cartas.

Para no verte más. Para no verte más.

O sea, que yo no puedo tener el perro,

yo no puedo tener el perro y aquí me lo llenas todo de animales.

Toro mecánico en el salón.

Levanto mi copa por el campeón.

Mitad demonio, mitad irlandés.

No hay cuernilargo que pueda con él.

Ahu, toro mecánico. Ahu, toro mecánico.

Cierra el pico, tú no nos conoces. Esto no sucede todas las noches.

Si mañana despertamos en la penitenciaría

qué demonios, un día es un día.

Jo vaig néixer en un bon dia en un poble de mar,

i no puc dir perqué plovia, però sé que vaig marxar.

Tota la vida volent anar a Jamaica, de Calafell no he passat.

I és que de voluntat no m'hen falta,

però mai no he sabut trobar.

Bevent del teu amor. Oh, oh. Bevent del teu amor. Oh, oh.

Bevent del teu amor. Oh, oh. Bevent del teu amor. Oh, oh.

Serenata norteña

al estilo nuevo León.

Que también en Matamoros,

por Reinosa y Rio Bravo

son de pura tradición.

(Música)

En el 92, la música española tuvo una muy mala noticia

y una muy buena noticia. La mala fue la muerte de Camarón.

La buena fue la publicación de "Échate un cantecito",

el disco que cambió la vida de Kiko Veneno

e hizo un poco mejor la de todos, como por ejemplo, "Lobo López".

Un día Lobo López se encontró a su amada.

¿Hace cuánto tiempo?

Y me alegro tanto, te veo muy cambiada.

Ella le pregunta nada personal.

¿Qué has estado haciendo?

Lobo le responde: "Todo sigue igual".

Qué día más bueno, cómo pica el sol.

¿No es un poco raro para el mes que estamos ya tanto calor?

Bueno, bueno, Lobo. Tengo que dejarte.

Me están esperando. Nos encontraremos en alguna parte.

Pues hasta aquí hemos llegado, pero el ciclo de la vida

continúa imparable.

La naturaleza hermosa, misteriosa, enigmática

vive en las canciones y es nuestra responsabilidad preservarla.

Excepto al mono que escribe los guiones,

en la elaboración de este programa no se ha maltratado a ningún animal.

Ya sabéis, "hakuna matata".

(Música créditos)

  • Animales

Cachitos de hierro y cromo - Animales

17 dic 2017

El ecosistema musical está poblado de fabulosos animales y era cuestión de tiempo que “Cachitos” se hermanara con otra de las señas de identidad de esta cadena: los documentales. En el “Arcachitos de Noé” damos un repaso a los animales de la música: títulos, grupos, artistas, motes y canciones al entorno de la fauna musical que habitan en las cintas de archivo de RTVE.

ver más sobre "Cachitos de hierro y cromo - Animales" ver menos sobre "Cachitos de hierro y cromo - Animales"
Clips

Los últimos 336 programas de Cachitos de hierro y cromo

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. JuanMa

    Jo. Estupendo ver cachitos a cachitos sobre todo después de la cena

    pasado lunes