Presentado por: Virginia Díaz Dirigido por: Jero Rodríguez

Hay palabras que solo con decirlas nos ayudan a viajar en el tiempo. 'Abracadabra' por ejemplo nos permite traspasar algunos muros. A partir de ahora al oír 'cachitos de hierro y cromo' iremos a esos lugares a los que la música y la imaginación nos transportaban, viajaremos en el tiempo y hasta en el espacio, y nuestras retinas y tímpanos reconocerán esas notas e imágenes y se nos dibujará la sonrisa tonta en los labios.

CACHITOS DE HIERRO Y CROMO está dirigido por Jero Rodríguez.

Realizado por Carlos Vidal, Lupe Muñoz y Arantxa Soroa.

Producido por Luis Boix y Josep Parés.

Presentado por VIRGINIA DÍAZ, subdirectora de Los Conciertos de Radio 3 y directora/presentadora de “180 Grados” de Radio 3.

Temporada 1

Temporada 2

Temporada 3

Temporada 4

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.1.0/js
3733671
Para todos los públicos Cachitos de hierro y cromo - Metamúsica - ver ahora reproducir video 57.47 min
Transcripción completa

(Música cabecera)

Cañón. Por aquí, por aquí. A tu izquierda. ¿Aquí está bien?

Perfecto.

El pintor inglés Damien Hirst

dijo: "Necesitas un gran ego para ser un artista",

por eso no es nada raro que uno de los temas

que más se repitan en el mundo de la música popular

sea la propia música popular.

Cuando yo silbo, todo me sonríe.

Mi corazón ríe.

En cualquier parte, vivo y soy feliz, por eso...

(TARAREA)

Bienvenidos a "Cachitos de hierro y cromo"

edición Metamúsica, la música hablando de la música.

(Música)

Son canciones que hablan de otras canciones,

músicos que hablan de sí mismos y de sus instrumentos.

A ellos, a los que hacen las canciones, a los músicos,

les encanta hablar de sí mismos.

El "egotrip" no lo inventaron los raperos,

es algo que se lleva haciendo desde siempre.

Por eso vamos a empezar explorando la relación

entre el artista y su obra, entre el músico y su canción,

y no, no estamos hablando de los derechos de autor.

Canta un canto al mundo,

que todos oigan

al despertar.

Canta.

Si pones alma,

hasta los sordos

te escucharán.

-Si bastasen dos buenas canciones

para echar una mano,

se podrían hallar mil razones

para ser más humanos.

Puede pasar,

puede pasar.

Para dejar de acudir al remedio de la caridad.

-Canciones que van por el aire

en busca de algún corazón.

Canciones que son ilusiones y son como son.

Quizás llegarán por la noche

llevando un recuerdo de mí.

Y así, despacito, sin tú darte cuenta,

se irán acercando hacia aquí.

-Es muy fácil. -Es muy fácil.

-Si lo piensas. -Si lo piensas.

-Es muy fácil. -Es muy fácil.

-Si lo intentas. -Si lo intentas.

-Canta, sonríe a la gente,

es muy fácil, es mucho mejor.

Sueña y olvida las penas,

que muy pronto se encuentra el amor.

(Inglés)

(Francés)

Tú que buscas las verdades,

tú que tienes corazón,

tú serás como nosotros,

cantarás nuestra canción.

-Canto a la flor del campo, canto al viento, canto al mar,

canto a la luz que muere en el trigal.

Canto al amor sincero, canto al fuego del hogar,

canto a la verdadera libertad.

-Todas las manos se unirán de pueblo en pueblo,

sonará como una fuerza libre y joven.

Por eso, ven, acércate, sígueme,

pues todos juntos cantaremos la, la, la.

La, la, la. La, la, la. La, la, la.

La, la, la. La, la, la. La, la, la.

-Escucha la canción que con amor

cantando va el gondolero.

En ella está diciendo y expresando

todo lo que te quiero.

Y deja que lo arrulle nuestro idilio

con un beso que dure una eternidad.

Con el agua se despertará

en cuanto amanezca.

-Y al compas de mi guitarra bailarás con alegría.

Que haya un piano tocando esta alegre melodía.

Y una maraca sonando,

con aire de Andalucía.

Esta rumba tan flamenca que Los Chichos componemos,

son, son, para que tú la bailes,

son, son, para cantarlas al viento.

Son, son, para que tú la bailes,

son, son, para cantarlas al viento.

-Te doy una canción y hago un discurso

sobre mi derecho a hablar.

Te doy una canción con mis dos manos

con las mismas de matar.

Te doy una canción y digo: "Patria"

y sigo hablando para ti.

Te doy una canción como un disparo,

como un libro, una palabra,

una guerrilla...

Como doy el amor.

(Aplausos)

Inciertos pasos lentos de una niña,

los pasos de serenidad, la mano que se extenderá,

la espera de felicidad, por esto y por lo que vendrá.

Yo canto.

Tranquilamente canto.

La voz en fiesta y canto.

La banda en fiesta y canto.

Corriendo al viento.

Canto.

La vida entera canto.

La primavera canto.

Rezando también canto.

Alguien me escuchará.

-Y yo canto en la fosa

y tú esparces las rosas

sobre la losa.

Tú estás en mi canción

cantando en domingo una vez más.

Estás en mi canción

cantando una vez más

mi canción, mi canción, mi canción.

Mi canción, mi canción, mi canción.

-Cierre los ojos conmigo y diga adiós

a esta canción que me enseñó

vivir el hoy, no del ayer.

Una canción que es de los dos, es su canción.

La, la, la, la, la. La, la, la, la, la.

La, la, la, la, la. La, la, la, la, la.

-Hago por dinero lo que quiero.

Los músicos se quejan de que los periodistas

siempre ponemos etiquetas,

a veces, incluso, nos las inventamos.

En eso, la siempre caprichosa prensa inglesa es especialista

creando todo tipo de estilos y de sobrestilos.

Sin embargo, los estilos sirven para construir una identidad,

una comunión entre intérpretes y fans,

un sentimiento de pertenencia.

Bravo por la música,

que nos hace mágicos.

-Bravo por tener la comunicación.

-Bravo por la música,

siete notas clásicas

forman cualquier clase de combinación.

(Inglés)

Si la tocas otra vez,

te prometo que esta noche yo nunca la olvidaré.

Si la tocas otra vez,

me calientas la cabeza y no puedo parar los pies.

Si la tocas otra vez,

te prometo que esta noche yo nunca la olvidaré.

Si la tocas otra vez,

me calientas la cabeza y no puedo, ¡no puedo!

-Los gatos de mi barrio han aprendido a bailar

porque hay nuevas gatitas en la calle de atrás.

¡Eh tú, están escuchando blues!

Las chicas de la esquina tiran su corazón

a tipos acabados como tú y como yo.

¡Eh tú, estamos tocando blues!

(Inglés)

Si el mundo gira

y se nos queda estrechito de miras,

te llevo a las caderas de Shakira.

Si algo es seguro

es que en España ha sido lento y duro.

Tengo en el convento un gran elenco de grupos maduros.

Yo soy la música que suena en la acera.

Soy quien hizo que los "canis" llevasen viseras.

La nueva era hay forasteras

que ahora quieren la firme su propio estatus.

Yo le compré una casa al Zatu.

Todo el mundo dice...

(Inglés)

Soñando con música,

la vida es más intensa, mucho más.

Soñando con música,

un ritmo más alegre vivirás.

Con música, empezar nuestros amores,

con música, calmar nuestros dolores.

Soñando con música,

el tiempo sin sentir lo pasarás.

(Música)

El primer Torp de este "Cachitos" lo ha seleccionado Amy.

Se trata de un baladón lacrimógeno perpetrado por un dúo improbable.

El tenor pop ligero, se decía antes, Andrea Bocelli,

y uno de los nombres más populares

del pop español de todos los tiempos, Marta Sánchez.

Ambos tienen en común, como mínimo, dos cosas,

los dos tienen un vozarrón espectacular

y ninguno de ellos puede vivir sin ella, sin la música.

Vivo por ella porque va

dándome siempre la salida.

Porque la música es así,

fiel y sincera de por vida.

-Vivo por ella que me da

noches de amor y libertad.

Si hubiese otra vida,

la vivo...

Por ella también.

-Ella se llama música.

-Yo vivo también.

-Vivo por ella, créeme.

-Por ella también.

Un, dos. Va, va. Un, dos. Va, va.

Para un músico,

puede que las pruebas de sonido sean lo más tedioso,

pero eso es una excepción, su vida nunca es así.

Casi siempre es agitada, excesos, inestabilidad,

momentos de éxtasis

a los que siguen situaciones duras y difíciles.

Por eso, sus biografías siempre son tan interesantes

y, por eso, han hecho canciones

que hablan sobre sus movidas privadas

o no tan privadas.

Yo soy el rey del "hit parade",

donde impongo mi ley.

Soy un camaleón

que cambia de color ante el "money".

Yo a los palacios subí

y a las cabañas bajé

y en todas partes mi voz, gracias al televisor,

escucha usted.

Yo triunfé en Eurovisión,

defendiendo con pasión a mi país,

y ante Europa demostré

que en esto de la canción

somos así.

(Francés)

Coches de alquiler

para músicos locos.

Volveré a por ti

un domingo de invierno.

Bajo el cielo gris sonreirás

al verme llegar.

Espérame en el bar, ¡niña bonita!

En el bar espérame.

-Fiestas cerca del mar,

compras en Nueva York.

Los inviernos al sol en las playas de las Bahamas,

oh, qué lujo.

Todos te adoramos.

Y lanzan flores para la cantante.

Tu nombre en letras de neón.

Mira...

cómo sonríe en el escenario.

Qué dulce voz.

Un jovencito de broma peligrosa,

haciendo gala del orgullo local.

De los que das dinero...

por la noche

para que nunca termine su canción.

Para que sude el músico ambulante

su condición de vagabundo.

Son las 8:15 en la Puerta del Sol.

Me cansé ya de esperarte como ayer y hoy.

Me voy a casa

a hundirme en un sillón,

a oír la radio

o hacer una canción.

Como tantas tardes,

te olvidaste de llamarme.

Y como tantas tardes,

una copa y a marcharme.

¡Una copa y marcharme!

Mamá, yo quiero saber de dónde son los cantantes.

Los encuentro muy galantes

y los quiero conocer.

Con sus trovas fascinantes que me las quiero aprender.

Se fuerza la máquina

de noche y de día.

Y el cantante con los músicos

se juegan la vida.

Se fuerza la máquina

de noche y de día.

Y el cantante con los músicos

se juegan la vida.

Este oficio de cantante

me dio éxitos y aplausos.

Y en mi largo caminar, solo vi felicidad.

Nunca supe de fracasos.

Buscaba una canción

y me perdí en un montón de palabras gastadas.

No hago otra cosa que pensar en ti

y no se me ocurre nada.

(Música)

¿Qué me dices, cantautor de las narices?

¿Qué me cantas con ese aire funeral?

Si estás triste, que te cuenten algún chiste.

Si estás solo, púdrete en tu soledad.

Vete al cine, cómprate unos calcetines.

Date al tate, pero deja de llorar.

O es que acaso yo te canto mis fracasos,

solo vengo a echarme un trago y aún te tengo que aguantar.

¿Qué fue de los cantautores?

De los muchos que empezamos, de los pocos que quedamos.

De los que aún resistimos, de los que no claudicamos.

Aquí seguimos,

cada uno en su trinchera,

haciendo de la poesía nuestro pan de cada día.

Siete vidas tiene el gato,

aunque no cace ratones.

Hay cantautor para rato.

Cantautor, a tus canciones.

Zapatero, a tus zapatos.

(TARAREA)

(Música)

Nuestra siguiente parada nos lleva a una canción,

cuyo tono desenfadado y divertido esconde una gran verdad.

Martirio, en directo y a ritmo de "swing",

canta a la importancia del productor,

una figura clave para la mayoría de las carreras discográficas.

Seguro que David Bowie está de acuerdo conmigo.

Él se rodeó de los mejores productores,

como Brian Eno o Tony Visconti.

De radio en radio,

llevaba mi maqueta

y no la miran.

Y mi alegría

se iba consumiendo y no aparecía...

esa persona que enfocara mi carrera,

esa persona que enfocara mi carrera

y me sacara este pozo

de ruinas...

Y, de momento,

cuando ya nada aliviaba mi locura,

al borde mismo de las drogas duras,

llegaste tú

con un diseño de producción en la cartera.

Y se me puso el cuerpo de pantera

cuando dices: "¿Quieres grabar conmigo?".

Un productor...

El productor...

de mi vida.

Los técnicos curran mucho, sí.

Pero los músicos también sudan lo suyo.

No todo es arte y creatividad.

La gran mayoría tiene que cargar con el equipo, tirar cables...

dormir en cualquier sitio.

Son humanos y tienen sus debilidades.

Odian, sienten celos los unos de los otros,

pero también se aman e, incluso, se dedican canciones.

Nadie nunca comprendió su lucha y su dolor.

Nadie como ella sintió la cárcel y el adiós.

Y la música lloró por Billie Holiday.

Alma de "blues"

en su voz,

dando vida a la pasión.

Triste canción

de su "blues"

y acaricia una oración.

(Italiano)

Por el boulevard de los sueños rotos,

pasan de largo los terremotos

y hay un tequila por cada duda.

Cuando Agustín se sienta al piano,

Diego Rivera, lápiz en mano, dibuja a Frida Kahlo desnuda.

Se escapó de la cárcel de amor, de un delirio de alcohol,

de mil noches en vela.

Se dejó el corazón en Madrid,

quién supiera reír...

como llora Chavela.

(Inglés)

(Inglés)

(Inglés)

Hay cuatro rosas en tu honor

y en la botella cuatro más.

Bebe, mi amor.

Esta es tu flor.

Toma mis cuatro rosas.

Bebe mis cuatro rosas.

Y olvida las otras que te di.

El coche no era mal lugar.

La noche resultó ideal.

Aquella canción de Roxy fue la señal.

Tu piel se fundió con mi piel.

Y Bryan Ferry dijo "okay".

Aquella canción de Roxy fue lo que fue.

Hombreras gigantescas, "glitter" en el pelo.

Esmalte de uñas negro, leopardo y cuero.

Te has quedado en el 73 con Bow y T-Rex.

Eres el rey del "glam", nunca podrás cambiar.

Ajeno a las modas que vienen y van

porque tú... tú...

¡eres el rey del "glam"!

(Inglés)

Será tu voz, será el licor,

serán las luces de esta habitación.

Será que suena "Marquee Moon",

pero esta noche moriría por vos.

Será el champán,

será el color...

de tus ojos verdes de ciencia-ficción.

La última cena para los dos,

pero esta noche...

moriría por vos.

Los discos de Los Ramones se los producían ellos,

pero en un par de ocasiones los produjo Phil Spector.

El cantante de las gafas, de los cuatro, es el más feo.

Trató un día de arreglarse y se le rompió el espejo.

¡Llevan 20 años dándole marcha a mi cuerpo!

Sus 14 discos son iguales que el primero.

Todas sus canciones no son mono son estéreo.

Todas se parecen, ahí radica su secreto.

"Hey ho let's go".

"Hey ho let's go".

(Música)

James Brown era el hombre más trabajador

del "show business", nuestro "Torp 3"

no se quedaba corto. Peret no le hubiera hecho ascos

a trabajar con Prince, seguro.

Me surge una duda.

¿Peret hubiera enseñado a Prince a hacer el ventilador

o Prince hubiera enseñado a Peret a cantar en falsete?

Yo soy el cantante.

Yo soy el poeta.

Soy el más querido,

el preferido de la juventud.

Con solo seis letras,

hago mil canciones

y todos aplauden, con gran entusiasmo,

mis inspiraciones.

Le canto a las chicas,

canto al tabernero,

canto a la portera, canto a lo que sea,

canto al mundo entero.

Y con este acento, parezco extranjero,

pero soy de Vigo.

Me hago llamar Peter y mi nombre es Pedro.

"Come on, baby". Todos, amigos.

¡A! ¡A! ¡E! ¡E!

¡I! ¡I! ¡O! ¡O!

¡U! ¡U!

¡A, E, I, O, U!

Borriquito como tú. ¡Tu-ru-rú!

Que no sabes ni la U. ¡Tu-ru-rú!

Borriquito como tú. ¡Tu-ru-rú!

Yo sé más que tú.

(Música)

¿Os habéis fijado que a los músicos de rock

les gusta celebrar que son músicos de rock?

Incluso los que no son roqueros, también lo hacen.

Todo el mundo se cree el salvador del rocanrol.

Todo el mundo se cree que le queda bien

una guitarra eléctrica.

Menos mal que al final de este bloque,

hemos puesto cierto contrapunto.

No todo iba a ser amor por la música en este programa, ¿no?

Uh, nena,

voy a ser una "rock'n roll star".

Uh, nena,

voy a ser una "rock'n roll star".

Esta pesadilla no tiene final,

el espectáculo ha de continuar.

Lo vuelves a intentar y te sale tan mal,

vuelve a amanecer otra vez ayer.

Demasiado joven para comprender, demasiado viejo para tener fe.

Apuesta doble contra sencillo.

Loco enamorado de lo desconocido.

¿Quién dice no, no, estás preparado para el rocanrol?

¿Quién dice, no, no...

estás preparado para el rocanrol?

¿Quien dice no, no...?

Hoy la radio habló

de aquellos tiempos

en que el rock

le dio a la juventud

un sino nuevo

y siento que la historia se repite

pues los viejos rockeros

nunca mueren,

pues los viejos rockeros

nunca mueren.

(Inglés)

Por eso canto en la televisión,

canto rock en la televisión,

bailo y canto en la televisión,

porque quiero que te fijes en mí.

Por eso canto en la televisión,

canto rock en la televisión,

bailo y canto en la televisión,

porque quiero que te fijes en mí.

Un día hubo una fiesta aquí en la prisión

la orquesta de los presos empezó a tocar

tocaron rock-n-roll y todo se animó

un cuate se paró y empezó a cantar el rock.

Todo el mundo a bailar.

Todo el mundo en la prisión

corrieron a bailar el rock.

(Inglés)

No más tectónica de placas.

No más fusión.

No creo en la tabla periódica.

No más rocanrol.

No más futuros utópicos.

No más amor.

No más guitarras eléctricas.

No más rocanrol.

Ponme música clásica.

Baja ese volumen.

No más rocanrol.

(Inglés)

Gracias, Lou, que estás en los cielos.

Aunque se puede ser muy roquero y no hacer rock, ¿verdad, Camarón?

Tú mismo lo demostraste

con tu música y tu propia existencia.

Para muchos el rocanrol es juventud, rebeldía e inconformismo.

Por eso acabó siendo la salvación

para muchos contestatarios del siglo XX.

Esa es la historia que nos cuenta Lou Reed en esta canción.

(Inglés)

Las guitarras han marcado casi toda la música popular del siglo XX.

El rock se apodera de su sonido, e incluso, de su imagen.

Hasta tal punto que rock y guitarras han llegado a ser casi sinónimos.

Sin embargo músicos de todo tipo han encontrado en las seis cuerdas,

ya sean de nailon o de acero, con o sin amplificación,

su aliado más fiel

porque no solo de rock han vivido las guitarras.

Coge la guitarra, hermano mío,

coge la guitarra que hace mucho frío.

Dime tus palabras, cariño mío,

dime tus palabras, que me encuentro perdido.

Coge la guitarra, hermano mío,

coge la guitarra, que hace mucho frío.

Dime tus palabras, cariño mío,

que sin tus palabras hace mucho frio.

Oye, guitarra mía,

tú que sabes hablar mejor

quiero que tú le digas

lo que siento yo por su amor.

Oye, guitarra mía,

tú que sabes hablar mejor...

Guitarra,

tú sabes toda mi pena...

Guitarra...

Tú sabes mi dolor.

Llora, guitarra, llora,

con mi tristeza.

Llora, guitarra, llora,

con mi dolor.

Guitarra...,

tú que interpretas en tu vibrar mi quebranto

tú que recibes en tu madero mi llanto

llora conmigo si no le vieras volver...

Tú eres, guitarra, mujer y madera

y el pulso de mis quimeras.

Tú eres mi piel en tu piel

y quisiera que un día tañendo muriera

y eres mi voz y mis miedos, guitarra,

lo que a la gente me amarra.

Estás conmigo.

Estamos cantando en la sombra de nuestra parra

una canción que dice que uno solo conserva lo que no amarra.

Y sin tenerte

te tengo a vos

y tengo a mi guitarra.

Hay tantas cosas yo sólo preciso dos:

mi guitarra y vos... Mi guitarra y vos.

Hay tantas cosas yo sólo preciso dos:

mi guitarra y vos... Mi guitarra y vos.

Y ahora y en medio de esta canción

como el medio de todas las canciones portuguesas

viene un punteo.

Es tu sonido un tacto a flor de piel,

son tus acordes un grito de pasión.

Ojalá el tiempo no logre romper,

todos los lazos que te unen al rock.

Y tú, tormenta de truenos y luz,

eres símbolo de libertad.

Yo nunca podría vivir,

sin tus cuerdas de acero tocar.

En este "Cachitos" hemos apelado al amor como tema recurrente.

Si los músicos hablan de música

es lógico que muestren cariño por su oficio.

Entre esa actividad, la canción y el público,

hay muchos intermediarios.

Por ejemplo la prensa escrita, la radio

o los formatos de reproducción de música grabada,

tales como los tocadiscos o los radiocasete.

A todos esos elementos también se les concede un valor emocional.

(Inglés)

Saca la botella y quítale el corcho.

Pon un disco, quiero bailar.

Si tienes ganas de vivir tu vida

y nunca lo has podido lograr

procurarás que nadie te impida

que un buen momento puedas pasar.

Saca la botella y quítale corcho.

Pon un disco, quiero bailar.

Tengo un ruido puesto todo el día en mi estéreo,

mil cables en el cerebro, es mi estéreo.

Con él me mantengo vivo,

con él me conservo así,

no me cortes la corriente de mi estéreo.

(Inglés)

Y en el transistor

hoy ponen tu canción.

Ya suenas en la radio.

Ya triunfas en la radio.

Arrasas en la radio.

(Inglés)

Señora azul, que sin contemplación,

desde la cima de tu dignidad

vas a imponer tu terca voluntad

y con tu opinión medir nuestro criterio.

Señora azul, que ciega la razón,

dejas sentir tu olímpico desdén,

es sugestión tu alarde de saber,

tu realidad es sólo confusión.

Tú no puedes apreciar con propiedad

el color de la cuestión,

porque desde la barrera sueles ver

toros que no son y que parecen ser.

Tenemos que confesar que el Torp 1 de este "Cachitos"

es una debilidad del programa.

Si hubiéramos llevado a Eurovisión

este tema de los Cantores de Híspalis

hubiéramos ganado de calle.

Eso, si se hiciera justicia,

porque ya sabéis que en Eurovisión siempre ganan los países del este.

¿Puede haber algo mejor que ponderar con pasión

un genero andaluz de pura cepa como las sevillanas,

con bailarines a lo Locomía

o la erección de un "castell" en el mismo estudio?

David Lynch, eres un aficionado...

Tócala, tócala por seguidillas tócala, tócala, baila, Castilla,

con un buen mozo que es leonés...

o con muchacho torero, salero y salero de España y Olé.

Tócala, tócala con tu hermosura, tócala, tócala, mi Extremadura,

tú eres vecina de mi corral...

que se llama Andalucía, viva la alegría, vamos a bailar.

Tócala, tócala, tócala, tócala...

Que cuando España se pone a bailar...

Tócala, tócala, tócala, tócala...

Se forma la remolina y es canela fina mi felicidad.

Tócala, tócala, toca las palmas,

tócala, tócala, con mucho son...

Toca guitarra, toca palillos, toca la flauta, toca el tambor...

Tócala, tócala, toca las palmas...

por sevillanas, baila gitana, con ese duende español.

Nuestras ilustres leyendas de la música

han sucumbido al ambiente orgiástico de este éxtasis hispalístico,

así que mejor os dejamos en paz.

Es hora de marcharnos.

Lo podríamos hacer con Juan Pardo o Betty Forever,

pero este truco ya lo hemos usado muchas veces.

Hemos encontrado algo aún mejor: a unos fan de John Boy

que entre bolo y bolo han descubierto que ellos,

en realidad, llevan un tanguero dentro.

Un beso y hasta la semana que viene.

Todos los raros fuimos al concierto

del gran telépata de Dublín.

Media hora antes invadimos el metro,

yo iba obligado y tú en éxtasis.

Y tanto os daba ocho como ochenta

a los fanáticos de John Boy.

Frente al estadio ya cantabais sus temas,

primeras filas vuestra obsesión.

La luz se desmayó,

"¿con cuál van a empezar?"

A ti te daba igual,

dijiste: "acertará".

¡Oh, oh, oh!

Cómo es posible que haya estado en tus infiernos

Es imposible, o no, misterio,

y quién tuviera su don...

Y quién tuviera su don.

Sería posible conocerte más por dentro...

No lo conseguiré, saber más de ti...

(Música créditos)

Cachitos de hierro y cromo - Metamúsica

25 sep 2016

Los últimos 260 programas de Cachitos de hierro y cromo

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios