Buenas noticias TV La 2

Buenas noticias TV

Domingos a las 09.15 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4093439
Para todos los públicos Buenas noticias TV - Reforma y dignidad del ser humano - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Amigos y amigas, muy bienvenidos a "Buenas noticias TV".

A lo largo de la historia, la dignidad del ser humano,

del hombre y de la mujer,

se ha identificado con su clase social o su herencia.

Desgraciadamente, se han cometido multitud de abusos

justificados en una ideología que generaba diferencias

entre el valor de unas personas y otras.

La Reforma protestante alumbró una nueva visión

de la dignidad humana.

Hoy vamos a descubrir más

sobre esta aportación de la Reforma protestante

de la mano del pastor evangélico y escritor José Moreno Berrocal,

que va a ser entrevistado a continuación

por el director del programa, José Pablo Sánchez.

Te invitamos a compartir tu opinión en nuestro Facebook o Twitter,

respondiendo a esta pregunta:

¿cómo te influye saber que tienes el mismo valor que los demás?

Bien, pues os dejo ya con nuestra entrevista.

Muy bienvenido. ¿Cómo estás? Muy bien. ¿Y tú, qué tal?

Pues nada, genial, la verdad que agradecido,

ya es la tercera vez que nos acompañas.

Efectivamente. Para hablar de la Reforma

y la influencia y el impacto que generó, ¿no?

La verdad es que también el tema que tratamos hoy

es un tema, me parece, muy interesante,

pero antes de entrar en él, habría que definir.

¿De qué estamos hablando? ¿Qué es la dignidad humana?

Bueno, la dignidad humana, realmente,

tiene que ver con el valor que le damos a la persona.

Significa que no podemos discriminar a ninguna persona

por razón de su sexo, el color de su piel

o por sus condiciones sociales o económicas.

¿Y cuál serían entonces las consecuencias

de no dar a todas las personas la dignidad que se merecen?

Supongo que las hay, ¿no? La historia está llena de ejemplos,

precisamente, de lo que es esta discriminación.

No tenemos más que ver lo que sería la historia

terrible, sangrienta del siglo XX para ver a dónde llega

el no tener en cuenta la dignidad de todos los seres humanos.

Podemos pensar, por ejemplo, en el régimen de los nazis

y el tratamiento que se hizo de los judíos

y de otros grupos sociales,

pues está poniendo de manifiesto con toda claridad

que había esa falta de consideración de la dignidad de todo ser humano.

Estamos hablando de la Reforma protestante.

¿Qué aportan los reformadores precisamente para construir

una dignidad humana que esté más de acuerdo

a lo que enseña la Biblia, la palabra de Dios?

Yo creo que la dignidad humana le debe mucho

a lo que es la Reforma protestante

y, sobre todo, a dos grandes doctrinas

que se redescubren entonces, en el siglo XVI.

En primer lugar, sería la doctrina de la salvación por la gracia.

El hecho de que nosotros no somos salvos por el dinero

con el que podamos contribuir para nuestra propia salvación

dándolo a la iglesia o que podamos ser salvos

por medio de nuestras propias buenas obras,

sino que la Biblia enseña que la salvación es solamente

por el favor divino, por lo que podríamos llamar

la gracia exclusiva de Dios.

Y esa gracia debemos de entenderla, a la luz de la Escritura,

no como la ayuda que Dios nos presta

para que nosotros podamos salvarnos a nosotros mismos,

sino que la gracia debe ser entendida como una persona en realidad,

en la persona de Nuestro Señor Jesucristo.

Jesucristo muere en la cruz por pecadores como nosotros

y es precisamente sobre la base de ese sacrificio en la cruz

que Dios nos perdona cuando nos arrepentimos

de nuestros pecados y ponemos nuestra fe en Jesucristo.

Entonces, lo que enseña la Reforma es, precisamente,

que todo nuestro pecado, todo lo que es la culpa

y la pena del pecado ha sido pagada por el Señor Jesucristo

y esto se recibe exclusivamente por la fe.

Esta es una de las grandes doctrinas

que va a tener esa influencia en lo que es la dignidad humana.

Por otro lado, existe otra doctrina, que es también revolucionaria,

pero está claramente en la Escritura,

es la doctrina del sacerdocio universal de todos los creyentes.

Esto lo podemos encontrar en la primera epístola

del apóstol Pedro y en el libro de Apocalipsis,

y se nos dice que todo ser humano que ponga su fe

en el Señor Jesucristo, es un sacerdote delante de Dios.

Esto significa que podemos venir a Dios

por medio de Nuestro Señor Jesucristo

y no necesitamos ningún otro intermediario,

no necesitamos a la Iglesia.

Esta doctrina va a tener su repercusión

en lo que es la dignidad humana. (ASIENTE) Claro, y de hecho,

me imagino que todo esto ya provocó cambios sociales inmediatamente.

A veces pensamos: "Bueno, esto son doctrinas,

que está bien para los teólogos, para que discutan

o para que argumenten, pero, al final,

realmente, lo que provocó estas enseñanzas,

ya en el tiempo de la Reforma, fueron algunos cambios.

¿Qué cambios fueron? En primer lugar,

el cambio más radical viene, precisamente,

porque se acaba con esa diferencia que existía entonces

en la sociedad medieval, y que no está en la Escritura,

entre el clero y el pueblo.

Entonces, de un plumazo se acaba con esa distinción que existe

dentro del cuerpo cristiano. Lutero es muy claro al respecto,

nos dice que cualquiera de nosotros, si somos creyentes en Dios,

pues tenemos esa misma dignidad delante de Dios

y no hay una diferencia.

Entonces, esto es un golpe de muerte, si lo puedo poner de esta manera,

contra esa sociedad jerárquica que existía entonces

y que, precisamente, hacía residir el valor de la persona

en alguna dignidad que pudiera tener de tipo eclesiástico,

que pudiera ser un noble

o que pudiera tener más bienes económicos en este mundo.

Esto va a llevar con el tiempo,

de una manera gradual, a la consideración

de que todo ser humano es igual ante la ley.

Entonces, hay una igualdad.

Ya no existen estos privilegios o estas prebendas

que forman parte de los cargos

que alguien puede tener en esta sociedad en el mundo,

sino que, realmente, todos somos iguales delante de Dios.

Entonces, el razonamiento es muy sencillo:

si realmente todos somos iguales delante de Dios,

todos nos salvamos de la misma manera, por la gracia de Dios,

y todos somos sacerdotes, ¿cómo no, este es el razonamiento,

cómo no vamos a ser iguales ante la ley?

Entonces se produce, precisamente, ese imperio,

el desarrollo, que va a culminar en ese imperio de la ley,

que todos somos iguales en derechos y en deberes delante de la ley,

sin importar el origen que podamos tener,

sin importar las condiciones económicas que tengamos.

Ya. Qué interesante, ¿no?

Yo no sé si los reformadores se dieron cuenta

de todo lo que implicaba el desarrollo de esas doctrinas.

Pero realmente es así y creo que, en ese sentido,

tenemos que agradecer mucho que Dios levantara a hombres

como Lutero, Calvino y tantos otros, incluso españoles,

que en aquella época lucharon y dieron hasta sus vidas

para que estos cambios se produjeran.

El proceso, ya lo has mencionado, nace ahí,

de un plumazo cambian muchas cosas,

termina llevando a que todos los hombres

son iguales ante la ley, pero incluso llega

hasta lo que tiene que ver con la abolición de la esclavitud.

Tú conoces esto bastante bien porque has escrito un libro

sobre Wilberforce y lo que significó aquella etapa.

¿Cuál es la evolución?

Yo creo que es una de las páginas más gloriosas

de la historia de la humanidad, la abolición del tráfico de esclavos,

en primer lugar, a través del Atlántico,

y, finalmente, de la abolición misma.

En un sentido es importante poner de manifiesto

que esto se debe a los hijos de la Reforma protestante

del siglo XVI,

porque son los cuáqueros en primer lugar

aquellos que levantan su voz contra la esclavitud

y son los evangélicos, los cristianos evangélicos,

los que también siguen en esta misma estela.

Tenemos el caso de John Newton,

que fue un capitán de barco negrero que se convirtió al Evangelio,

y a raíz precisamente de esa experiencia de conversión,

gradualmente él viene a darse cuenta

de los horrores de ese tráfico de esclavos.

John Newton, a su vez, tiene influencia, precisamente,

en este político inglés tan famoso, William Wilberforce.

Famoso porque luchó, hizo una campaña en el Parlamento británico

para conseguir, en primer lugar, que se acabara

con el comercio de esclavos en el Atlántico,

esto es algo que se consigue a principios del siglo XIX,

y después consigue, en 1833, que se acabe incluso

con lo que es la esclavitud en el Imperio británico.

Esto va a tener una influencia, un efecto dominó,

sobre el resto de las naciones y va a forzar a todas ellas

a aceptar que esto es algo que no se puede hacer ya más,

el tener esclavos o el comerciar con ellos.

Wilberforce influye mucho en una figura

que sí que conocemos mucho más aquí en España,

que es la de Abraham Lincoln. De hecho, Abraham Lincoln dijo:

"Todo el mundo debería conocer lo que hizo Wilberforce".

Pero también, y esto es algo que se conoce menos,

Wilberforce tiene una gran influencia en España,

en lo que son los abolicionistas españoles.

Julio Vizcarrondo Coronado es el principal de ellos

y Julio Vizcarrondo Coronado es también de fe evangélica,

curiosamente. (ASIENTE)

Este hombre tiene una campaña aquí, en nuestra propia nación,

para acabar con la esclavitud,

en lo que quedaba entonces de nuestro imperio en América,

lo que es Puerto Rico y Cuba, y cuenta para esta campaña

con el apoyo de figuras tan importantes como, por ejemplo,

Emilio Castelar, Benito Pérez Galdós o Concepción Arenal,

que están detrás de esos grandes esfuerzos

que hace Vizcarrondo y es una figura que debemos reivindicar,

como español y también como evangélico.

La verdad es que el tema de la esclavitud,

aunque está conectado, da para otro programa.

Yo creo que tendremos, incluso, que hacerlo.

Pero sí que es importante ver que el origen, el punto de partida,

es lo que hemos mencionado, lo que significó la revolución

y la cosmovisión, que cambia completamente

la doctrina de los reformadores.

Muchos historiadores, teólogos y también sociólogos

han conectado la Declaración Universal de los Derechos Humanos

sus raíces profundamente en la Reforma protestante.

¿Qué piensas? Creo que es así.

De hecho, es muy curioso, existe un documento

de julio de 1947, que lo prepara la misma Unesco,

y en este documento que se circula para preparar esa Declaración...

Fue en el 48 la Declaración. Un año antes.

Pues un año antes tienen este documento, lo circulan

y es un documento muy interesante porque ahí ya se señala

y se dice exactamente con esas palabras,

que la Reforma, la Reforma protestante,

ha preparado el camino para que se pueda dar

esta declaración ahora de los Derechos del Hombre.

Al mismo tiempo, es muy curioso también observar

cómo esta Declaración de 1948 que hace la ONU,

es una declaración que sigue las declaraciones de derechos

de los Estados Unidos, de las diversas constituciones

de derechos que hay en los Estados Unidos, en América,

y es el gran jurista Jellinek el que nos dice

que estas declaraciones americanas precisamente son como son

por la influencia de la Reforma.

Que es precisamente porque la Reforma levantó su voz

a favor de la libertad de conciencia, que se pudo después ver

estas declaraciones de derechos en América.

Por tanto, yo creo que es un dato que está muy contrastado

y podemos sentirnos orgullosos. Los mismos que participaron

en el proceso de escritura

y aprobaron los Derechos Humanos,

realmente entendían, conocían y sabían.

Dieron honor a lo que eran las raíces.

Exactamente, hablan de que la Reforma es uno de los factores,

no dicen que sea el único factor. Evidentemente.

Pero dicen que es uno de los factores que ha preparado que, hoy en día,

en el siglo pasado en este caso, esta Declaración se pudiera dar.

¿Y qué pasajes de la Biblia podemos aludir?

Cuando hablamos de Reforma y de dignidad humana, al final,

hemos mencionado doctrinas y todo eso, realmente,

tiene que estar en pasajes. Seguro que hay muchos,

pero si tuvieras que elegir alguno, ¿cuál nos plantearías?

En realidad, elegiría un par de pasajes,

uno del Antiguo Testamento y otro del Nuevo Testamento.

El primer pasaje sería,

precisamente, al comienzo de la misma Biblia,

donde encontramos que se nos dice en Génesis,

capítulo 1, versículos 26 y 27:

"Entonces dijo Dios:

'Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza,

y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos,

en las bestias, en toda la tierra

y en todo animal que se arrastra sobre la tierra'.

Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó,

varón y hembra los creó".

Y, por tanto, todo ser humano lleva la imagen de Dios.

Varón y hembra.

Y por tanto, todo ser humano, tiene la misma dignidad.

El mismo valor. Según la enseñanza de la Biblia.

Y el otro pasaje que me parece interesante

es del Nuevo Testamento

y es la epístola del apóstol Pablo a los Gálatas,

donde nos dice en Gálatas 3:28: "Ya no hay judío ni griego,

no hay esclavo ni libre, no hay varón ni mujer,

porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús".

En este pasaje, con toda claridad, Pablo también está mostrándonos

que Cristo Jesús es aquel que acaba con cualquier barrera

que podamos levantar los seres humanos en este mundo

y que da igual cuál sea nuestro trasfondo,

todos tenemos esa misma dignidad

que nos concede el Evangelio de Nuestro Señor Jesucristo.

Pues confiemos que ese mensaje siga calando en nuestro mundo.

En nuestro mundo todavía hoy

hay muchos lugares donde la dignidad humana

no está reconocida para todos por igual,

independientemente del color de su piel

o de su posición social, de su trasfondo económico, etc.

Esperemos que siga calando, porque hace falta.

Muchas gracias, José, por compartir este tiempo con nosotros.

Encantado de estar con vosotros.

Queremos animarte a leer la Biblia

después de esta interesante entrevista

y por eso, dado que celebramos el 500 aniversario de la Reforma,

las Iglesias Evangélicas queremos regalarte

esta Biblia de la Reforma.

Llámanos ahora al teléfono 91 743 44 00

y te la haremos llegar gratis si estás en España.

Repito el teléfono, es el 91 743 44 00.

Para todos los que formáis parte del Club de Amigos,

en esta ocasión vamos a sortear este "Diccionario Teológico Ilustrado",

del profesor Francisco Lacueva,

del profesor Francisco Lacueva,

revisado y ampliado por el teólogo Alfonso Ropero,

y publicado por la editorial Clie,

que generosamente dona este libro para nuestros amigos.

Si te gusta nuestro programa

y crees que estamos realizando una buena labor,

únete al Club de Amigos, necesitamos gente como tú,

que ama la Biblia y que desea promoverla con nosotros.

Llámanos, que te vamos a explicar cómo hacerte del Club de Amigos.

Gracias por vuestra atención en este día

y, no lo olvides, tú vales mucho para Dios.

(Música)

  • Reforma y dignidad del ser humano

Buenas noticias TV - Reforma y dignidad del ser humano

02 jul 2017

Desgraciadamente se han cometido multitud de abusos justificados en una ideología que generaba diferencias entre el valor de unas personas y otras. La Reforma Protestante alumbró una nueva visión de la dignidad humana.

ver más sobre "Buenas noticias TV - Reforma y dignidad del ser humano" ver menos sobre "Buenas noticias TV - Reforma y dignidad del ser humano"
Programas completos (506)
Clips

Los últimos 507 programas de Buenas noticias TV

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios