Buenas noticias TV La 2

Buenas noticias TV

Domingos a las 09.15 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
4211343
Para todos los públicos Buenas noticias TV - Poder de Dios en la debilidad - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Amigos y amigas, muy bienvenidos a "Buenas Noticias TV".

Sufrir una ceguera o cualquier otra discapacidad

significa afrontar la vida desde una dimensión totalmente nueva.

Algunas personas fracasan en el intento

y su corazón se llena de amargura.

Otros, sin embargo, son capaces de encontrar sentido a sus vidas

en medio de la discapacidad.

Para unos y para otros, Dios tiene un mensaje que hoy vamos a conocer

en la entrevista que José Pablo Sánchez,

director de este programa, va a hacer a nuestro invitado,

Andrés Díaz, que es invidente y trabaja como traductor intérprete

en Inglaterra.

Te invitamos a compartir tu opinión en nuestro Facebook o Twitter,

respondiendo a esta pregunta:

"¿Cómo te ayuda Dios a ti en tu debilidad?"

Cuéntanos en Facebook cómo nuestro programa te está ayudando también.

Para nosotros es importante conocer esos detalles de cómo Dios

está usando este programa en tu vida.

Lo puedes hacer por el Facebook

o por el WhatsApp al teléfono 673 566 366.

Bien, pues os dejo ya con nuestra entrevista.

Andrés, bienvenido, gracias por acompañarnos en este día.

La verdad es que hacía tiempo que queríamos compartir un rato contigo

y que nos contarás un poco

lo que ha sido tu experiencia y tu historia, ¿no?

Porque tú naciste viendo, pero cuando tenías 20 años,

perdiste la vista. ¿Qué fue lo que pasó?

Efectivamente, pues...

Nací con siete meses, fui sietemesino.

Mi hermano mellizo falleció y yo pillé una infección,

debido a una meningitis, que me ocasionó

una hidrocefalia.

Entonces estuve...

Recibiendo muchas operaciones,

en las que tenían que implantarme una válvula ventricu...

Con un catéter ventriculoperitoneal y tal,

y en el año 2001 se dieron cuenta de que la válvula y el catéter

estaban calcificados, no funcionaban,

pero seguía vivo. Entonces, el Señor me había sanado.

Estupendo, ya no tenía hidrocefalia.

Pero en esa operación pillé una infección,

que ocasionó un incremento de la presión intracraneal,

dañó el nervio óptico y también...

Apagó el cerebro, entre comillas, entré en coma,

y cuando me desperté, pues ya no podía ver nada.

¡Guau! La verdad es que...

Supongo que tiene que ser muy difícil para una persona

que de buenas a primeras despierta de un coma y no puede ver

absolutamente nada. ¿Qué fue lo que sentiste?

Pues, inicialmente fue...

Bastante confusión, porque pensé que era un apagón.

Yo no me daba cuenta de lo que estaba pasando.

Luego ya, cuando te dan los resultados,

que el nervio óptico ha sido dañado y que ya no vas a ver, pues...

Te desmoronas, ¿no?, ante la...

realidad de que ya no volverás a ver ningún amanecer ni nada.

Y te das cuenta de que cualquier cosa

que intentes hacer resulta muy difícil.

¿Cómo te lavas los dientes ahora sin poder ver?

¿Cómo pones el dentífrico en el cepillo de dientes

sin decorar el lavabo con el dentífrico?

Pues te pones el dentífrico dentro y después ya frotas.

Entonces, tienes que aprender todo de nuevo, una alternativa.

Claro, cada vez que cruzas la calle, pues nada, te das cuenta de que...

Es muy diferente las cosas, te das cuenta de la fragilidad de la vida.

Claro...

Y en ese tiempo estás estudiando en la universidad, también.

Es decir, que quedar invidente supone un cambio radical

en toda la orientación de tu vida.

Pues desde ese punto de vista, de hecho, me di cuenta de,

mirando atrás, cómo el Señor me estaba cuidando,

incluso antes de quedarme ciego.

Porque yo quería ser neurocirujano,

pero no saqué suficientes notas en selectividad

para proceder por ese camino y como se me daban bien los idiomas,

pues empecé Traducción e Interpretación en vez.

Y ahora, pues ¿te imaginas, Andrés, con un bisturí?

(RÍE) Pues creo que no te fiarías mucho.

El caso es que el trabajo que hago lo puedo seguir haciendo,

porque se requiere escuchar y hablar. De forma que estoy haciendo algo

que todavía puedo contribuir con los talentos que el Señor me ha dado

a la sociedad, trabajo para hospitales, juzgados,

de todo, entonces me gusta lo que hago.

Es evidente que te has ajustado muy bien a tu ceguera

y no pierdas el buen tono, siempre buscando la oportunidad

para hacer una broma.

Eh... ¿Quién te...? Si tuvieras... Supongo que...

Hay muchas personas y muchos elementos ahí que te han ayudado

a ajustarte a esa realidad.

Si tuvieras que elegir a alguno, resaltar a alguno, a lo mejor...

Porque aquí no tenemos tiempo para mencionar a todos.

¿Quiénes estarían ahí apoyándote?

Bueno, como dices, hay muchas personas que me han enseñado, ¿no?

Los que me han enseñado a utilizar un lector de pantallas,

a utilizar el bastón, braille y demás.

Mucha gente, ¿no? Nueva Luz, el ministerio para invidentes

y gente con deficiencia visual,

que proporciona material en audio, en braille.

Es un ministerio evangélico,

que me encanta, me proporciona material en un formato accesible.

Es precioso lo que hacen.

Pero, como dices, en cuanto al periodo de adaptación,

específicamente, si tengo que escoger a alguna persona,

pues yo escogería a mi madre,

que es la que, vamos, hizo de todo por mí, ¿no?

Yo, inicialmente, no quería aprender ni braille, ni nada.

Estaba totalmente deprimido.

Y ella fue la que se puso a aprender braille

y a picarme y a picarme hasta que...

"Venga, a aprender braille y a ponerme a aprenderlo todo de nuevo".

Entonces, después, cuando ya tuve que empezar a pensar,

en vez de tiflología en cuanto a continuar estudiando,

pues ella buscó una universidad donde pude terminar los estudios,

hacer un máster,

después, como no encontraba trabajo, me puse a trabajar de autónomo

desde la oficina que reformaron de un garaje que tenían,

así que me han apoyado de una forma increíble.

Qué bien. Pero hay mucha gente más, como digo,

que por falta de tiempo no puedo mencionar.

Claro.

Nueva Luz, en su momento hicimos un reportaje.

aquí en "Buenas Noticias TV", así que cualquiera de la audiencia

que quiera conocer más acerca de esta entidad,

puede acudir a TVE A la Carta y seguro puede tener más información.

Tú eres creyente, ya has mencionado, en dos o tres ocasiones,

en este rato que estamos hablando, de tu confianza en Dios

y seguro que a ti te está siendo de mucha ayuda,

pero hay personas, que cuando pasan por una situación dramática,

lo que hacen es culpar a Dios, ¿no? ¿Qué les dirías tú?

Pues, sí, entiendo que a veces la gente se plantea

esta temática de la forma siguiente:

dicen que si Dios existiera, pues no existiría el mal.

¿Vale? Y yo, básicamente opino algo diferente, digo:

Si todos obedeciéramos los mandamientos de Dios,

no existiría el mal, ¿vale?

Pero sí, es cierto que hay dolor y a veces no tenemos respuestas, ¿no?

Si miras a Jesús en la cruz, por ejemplo,

cuando colgaba de la cruz, Él gritó:

"¡Dios mío, Dios mío! ¿Por qué me has desamparado?"

Y resulta que no obtuvo respuesta.

¿Sabes? Y estás preguntándote, está sufriendo ahí y sin respuestas.

Es cierto, te las encuentras.

La respuesta vino después, cuando los apóstoles y Pablo escribieron:

"Jesús murió por nuestros pecados.

Él fue el que pagó el precio

que requieren nuestros pecados por parte de la Justicia Divina

y nos ofrece el Perdón.

Nos libra de culpa, y nos ofrece Salvación, Vida Eterna con Dios,

a los que confiamos en Él."

Pero claro, colgaba del madero y en ese momento

no sabía, no obtuvo respuesta.

Y yo a veces tampoco tengo respuesta,

pero sigo confiando en el Señor y adelante vamos.

¿Y te ayuda esa confianza en el día día?

Desde luego.

Yo, de veras, no entiendo como la gente que no conoce a Dios

puede, a veces, seguir adelante a pesar de los problemas que tiene.

Yo, sin la esperanza que tengo de un día ver a Dios,

estaría bastante peor de lo que estoy ahora.

Y ahora, pues sonrío, porque sé que esto no es el final de la historia.

Yo sé que pasaré la Eternidad con Él, porque es mi Señor y Salvador

y adelante voy confiando en Él.

Dices: "tengo la esperanza de ver a Dios".

Ese "ver" es literal, ¿no?

Es un... Sí, sí, eso es totalmente literal.

Dice el "Apocalipsis" que "Él enjugará o enjuagará

las lágrimas de los ojos de ellos".

Es decir, tenemos ojos, ¿para qué?

¿Para estar ciegos? ¡No!

La "Biblia" dice que veremos,

los que confiamos en Él, depositamos nuestra confianza en Él,

y le seguimos como si con el Salvador nos apartamos del pecado,

la "Biblia" dice que le veremos, porque seremos como Él es.

Esa esperanza no me la quita nadie.+ç Qué bien.

Seguro que tú sabes que hay muchas personas invidentes

que llegan a adaptarse también a la vida, ¿no?

Incluso alguno practican deporte y bueno, más o menos,

mantienen una vida, vamos a decir, satisfactoria.

¿Qué les puede aportar Jesucristo?

Incluso a esas personas que se han adaptado pero que no tienen fe.

Pues, el hecho de tener discapacidad o no, no tiene nada que ver.

La Salvación la ofrece Jesús a todo el mundo.

¿Sabes? Jesús es el único mediador

que hay entre Dios y los hombres.

Es el único que nos puede perdonar todos nuestros pecados

para los que nos arrepentimos o nos apartamos del pecado

y ponemos nuestra confianza en Él,

únicamente en la obra que Él llevó a cabo en la cruz,

pues nos da la Salvación,

la Vida Eterna y escapar del infierno.

Entonces, eso es lo que Dios ofrece a todos,

independientemente de si pueden ver o no.

Así que, a confiar en el Señor.

El Señor Jesús decía también, en muchas ocasiones,

hablaba la gente, decía que tienen ojos y no ven.

Hay personas que, puede ser que no sean discapacitadas,

y, sin embargo, tengan una ceguera espiritual

que les impide ver la realidad

de un Dios que les ama y de la obra de Jesucristo en su vida, ¿no?

¿Qué les dirías a ellos también?

Dios es justo.

Puesto que es justo, tiene que castigar el pecado,

porque si no, no habría justicia.

Pero sí es amor, nos ama tanto que dice: "Sé que merecéis el infierno,

pagar por vuestros pecados, pero os amo tanto que voy a ir yo

y voy a recibir ese castigo en vuestro lugar

para que vosotros podáis tener Vida Eterna.

Entonces, sí, si no queremos verlo voluntariamente ciegos,

me parece que es mucho peor que alguien que tiene la visión

chafada físicamente como yo ahora,

pero como digo, si confiamos en el Señor Jesús,

leemos la "Biblia", la obedecemos,

el Señor no se esconde, no está jugando al escondite, le veremos.

Busquémosle mientras podamos.

Muy bien, Andrés, ¿cuántos años tienes ahora?

¿Cuántos me echas? (RÍE)

Yo diría, no sé, ¿30?

A ver, ¿cuánto te debo? (RÍE)

Es que veo que te ha dado tiempo a hacer muchas cosas, por ejemplo,

escribir este libro, "Objeciones a Jesús y a la 'Biblia'".

¿Por qué escribes este libro y qué pretendes con él?

Pues es algo que he aprendido desde que me desperté del coma.

Pasé por bastantes operaciones donde corría peligro mi vida.

Me hicieron reanimación cardiopulmonar dos veces

y te das cuenta de que estás ahí al borde de la muerte.

Y cuando tú estás en ese punto, todo lo demás carece de importancia.

De repente, te pones a pensar: "¿Dónde voy a pasar la Eternidad?".

Hay dos sitios: cielo e infierno.

Y la verdad es que hasta que llegas a ese punto vas sonámbulo.

No piensas en ello, te escapas de esa realidad.

Y yo quiero despertar a la gente antes de que llegue a ese punto.

Entonces, he escrito un libro donde reflexiono acerca de estos temas,

porque quiero que el mayor número de personas puedan conocer a Jesús

mientras tengan la oportunidad de hacerlo.

En este libro espero hacer reflexionar a la gente,

responder algunas preguntas

que puede tener la gente, que son muy respetables,

pero al mismo tiempo, que no quiero que se queden sin respuesta,

y si la experiencia por la que he pasado puede

ayudar a otros a reflexionar en cuanto a estos temas,

antes de que sea demasiado tarde, en ese caso

pues habremos cumplido el objetivo del libro.

Pues espero que sí, espero que muchos puedan leer el libro

y también puedan ponerse en contacto contigo, ¿no?

porque tú eres una persona que mantiene...

Te mantienes muy activo en las redes sociales.

Tienes ahí tu página de YouTube

y mantienes ahí esa comunicación con el deseo de ayudar

a todo tipo de persona que esté intentando encontrar

esperanza en la vida, ¿no?

Cualquier persona que esté intentando encontrar a Dios,

como digo, Dios no se esconde,

y si el Señor nos quiere utilizar en el ministerio que colaboro,

con Cursos Bíblicos 2000,

pues estaremos encantados de poder ayudarle,

dirigirle a la "Biblia" para que vean a Dios, a Jesús

y puedan conocer esa Salvación y libertad de culpa,

para tener paz con Dios eternamente

y en última instancia, pues compartiremos Vida Eterna juntos.

Si quieren ponerse en contacto, pues tienen el mail,

cursosbiblicos2000@gmail.com,

y cuando quieran, pues ahí estamos. Genial.

Muchas gracias, Andrés, la verdad es que el tiempo va rápido,

y deseo que Dios siga dándote fuerzas, ayudándote y usándote

para animar a otros que lo están pasando todavía muy mal

y que necesitan esa voz de esperanza

y a los que a lo mejor la vida le sonríe, pero también necesitan

la fuerza y la paz que viene del cielo a través de Jesucristo.

Así que, que Dios te bendiga. Igualmente y gracias.

Queremos animarte a leer la "Biblia",

por eso las iglesias evangélicas queremos regalarte

este Evangelio de San Juan.

Llámanos ahora al teléfono 91 743 44 00

y te lo enviaremos gratis.

El teléfono, repito, es el 91 743 44 00.

Y para todos los que formáis parte del Club de Amigos,

en esta ocasión vamos a sortear esta "Biblia" del Siglo de Oro,

un regalo que os llega gracias a la gentileza de la Sociedad Bíblica.

Si te gusta nuestro programa y crees que estamos realizando

una buena labor, únete al Club de Amigos.

Necesitamos gente como tú, que ama la "Biblia"

y desea promoverla con nosotros.

Llámanos, que te vamos a explicar cómo hacerlo.

Gracias por vuestra atención y no lo olviden:

tú vales mucho para Dios.

(Música créditos)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Poder de Dios en la debilidad

Buenas noticias TV - Poder de Dios en la debilidad

10 sep 2017

Algunos fracasan en el intento y llenan su corazón de amargura, otros sin embargo son capaces de encontrar sentido a sus vidas en discapacidad. Para unos y para otros, Dios tiene un mensaje.

ver más sobre "Buenas noticias TV - Poder de Dios en la debilidad" ver menos sobre "Buenas noticias TV - Poder de Dios en la debilidad"
Clips

Los últimos 499 programas de Buenas noticias TV

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios