Buenas noticias TV La 2

Buenas noticias TV

Domingos a las 09.30 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5398076
Para todos los públicos Buenas noticias TV - Naves de esperanza - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Hola, amigos y amigas de "Buenas noticias TV".

Muy bienvenidos.

Naves de Esperanza es la ONG

con el mayor buque hospital civil del mundo.

Tripulado por cientos de voluntarios

de varios países

está llevando esperanza a cientos de miles de personas

que nunca lo hubieran creído posible.

Hoy visitamos su barco en Canarias.

Pero antes queremos invitarte

a compartir tu opinión en nuestro Facebook o Twitter.

Entra y cuéntanos.

¿Cómo es la esperanza que ofrece Jesús?

Vamos ya con nuestro reportaje sobre Naves de Esperanza.

Simplemente, desde el momento que pisé el barco,

cambió mi vida.

Cuando yo tenía 13 años,

uno de mis mayores sueños era trabajar en África.

No sabía cómo.

Yo solo sabía que era lo que Dios tenía para mí.

Con mi trabajo profesional como marinero y como oficial

puedo alcanzar a personas

que de otra manera, sin estar en ese barco, no podría.

Sentí que servir a otros era mi propósito de vida.

Me encanta servir a la gente.

Y así fue como cogí el barco en Camerún.

"Cada verano, tras su etapa de trabajo en África,

el barco hospital civil más grande del mundo

llega a Canarias.

Allí realiza labores de mantenimiento y avituallamiento.

Esta vez en Las Palmas.

Después,

la entidad cristiana Mercy Ships, Naves de Esperanza en España,

partirá hacia un nuevo país asesorada por la OMS."

Es duro para algunos

que nunca antes han visto doctores o enfermeros

o si los han visto, les ha costado mucho dinero.

Así que mucha gente se extraña

de la llegada de un gran barco azul y blanco

con un montón de cirujanos altamente capacitados

para atenderles gratis.

El trabajo de nuestro equipo es ir por delante

para convencer a todos de que no es un sueño.

Es realidad.

Viene un banco lleno de gente con deseo de ayudar.

La misión de Mercy Ships, Naves de Esperanza en España,

no es otra que seguir el modelo de Jesús.

Llevar esperanza y salud a los más necesitados.

Esa es nuestra misión.

Lo hacemos a través de barcos hospitales

porque creemos que es la manera de poder causar un impacto duradero

en la vida de personas y naciones que están en necesidad.

Buscamos países

donde la cirugía no sea accesible para la gente.

Entonces, hablamos con el Gobierno

acerca de sus planes de mejora de la sanidad.

Después, esperamos

a que hagan una invitación formal para ir

y buscamos una fecha disponible.

Es cuando ya podemos trabajar en ese país.

"En el lugar de destino, durante diez meses,

el buque Africa Mercy acoge

más de 2000 procedimientos quirúrgicos.

A la par forman al personal médico nativo.

Las principales operaciones abordan

desde los tumores maxilofaciales y cataratas

a intervenciones reconstructivas y ortopédicas.

Además,

facilitan la integración social de los pacientes."

Realizamos cirugías a mujeres con fístula obstétrica.

En estas culturas

las que padecen esa dolencia en el parto

a menudo son excluidas de la comunidad.

Si conseguimos sanarlas, volverán a ser aceptadas plenamente.

Eso supone un gran alivio para ellas.

Si solo llegamos, hacemos cirugías y nos marchamos,

habremos ayudado algo, pero no habrá cambiado nada.

Queremos prepararlo bien para enseñar a otros.

También ayudar al Gobierno a capacitar en el futuro.

Así, en esos diez meses,

podemos trabajar mucho y, además, dejar algo establecido.

Nuestra meta en cada país

es conseguir una atención médica duradera y sostenible.

Animamos a los sanitarios nacionales en lo que ya están haciendo.

Abogamos por ellos

ante Gobiernos con los que tenemos vínculos.

Somos una pequeña pieza,

pero podemos jugar un gran papel

para que la sanidad sea una prioridad real

en cada país.

"También prestan servicios de rehabilitación,

salud mental y cuidados paliativos.

Al arribar a puerto,

junto con auxiliares del propio país,

trabajan unos 400 voluntarios de todo el mundo

que incluyen el personal médico,

comunicadores audiovisuales, fontaneros o electricistas.

Sus hijos cuentan con una escuela con homologación oficial."

Necesitamos equipos en la cocina, cocineros, mecánicos,

personas que han tenido experiencia en el mar,

oficiales, conductores...

Se despliegan equipos a las aldeas,

bien para construir ambulatorios o colegios,

prevenir enfermedades formando a gente en las aldeas...

Hacen falta también conductores.

Por ahí, uno no necesita ser un técnico,

pero sí puede aportar sus manos.

También ofrecemos cuidado dental.

Vemos a miles de personas en nuestra clínica

para prevenir cantidad de tumores que encontramos

de pequeñas infecciones dentales

y que llegan a ser un problema mayor.

Así que tratamos de prevenir esto también.

"Particulares y empresas sufragan los distintos gastos del barco.

Así, la organización exprime toda aportación

para ayudar al máximo a los más necesitados.

Por ello,

los cooperantes levantan sus propios apoyos económicos.

Mercy Ships sirve desde hace 40 años.

Tiempo antes,

su fundador, Don Stephens, ve la urgencia

de esta atención gratuita."

Él era un joven en un viaje a las Bahamas,

y hubo una gran tormenta, un huracán.

Empezaron a orar por la gente de la isla,

y una joven del grupo oró así:

"Sería genial que hubiera un barco para ayudar a toda esta gente".

Don Stephens oyó la oración y dijo: "Eso es algo que tenemos que hacer".

"En Venecia adquieren ese primer barco,

el Anastasis, en deterioro.

Lo reparan y convierten en un hospital.

Estos cuadros conservan el recuerdo de los siguientes.

De diversos tamaños, a veces con dos simultáneos,

cada vez con mejores instalaciones.

Al actual, el de mayor capacidad,

se le unirá uno de nueva construcción

el próximo año."

Será un hospital más grande,

pero también con más instalaciones

para enseñar al personal sanitario de esos países.

La capacidad será mucho mayor y tendremos dos naves.

Podremos trabajar en dos países a la vez.

Hacer mucho más.

Dar más entrenamiento.

Tendrá un gran impacto

en todos los países en que trabajamos.

Te llena más de lo que te puedas imaginar.

La gente que conoces,

lo que ves en los países, los pacientes...

Cómo algo que para nosotros es tan fácil obtener,

una cirugía o un doctor,

para ellos es un cambio totalmente de vida,

y eso no tiene precio.

Creemos que Dios nos da el plan, el propósito de vida,

y alcanzar personas y bendecirlas

trayendo el soporte médico que de otra manera no tendrían

es ideal.

Está siendo una experiencia increíble.

He conocido mucha gente de diversas nacionalidades.

Nunca he estado con gente de tantas partes del mundo.

Tengo amigos de otros países,

pero en Mercy Ships he visto más de 50 nacionalidades diferentes.

"En España, desde el 2000,

la fundación Naves de Esperanza provee el soporte legal

para que la entidad recale en los puertos canarios

por su cercanía a África.

Desde la tramitación de aduanas y permisos

hasta seguros de vehículos y otras tareas logísticas.

Además, buscan voluntarios

y donaciones también en América Latina y sur de Europa."

Hay empresas que donan materiales y servicios.

Hay una empresa española, como Atenor,

que viene todos los años

a hacer calibración de los equipos médicos

y lo hace de una manera altruista y gratuita.

Vienen en equipos

que se desplazan aquí a los astilleros

para trabajar y revisar los equipos.

Por eso, desde España,

tratamos de fomentar visitando empresas

y haciendo llegar a individuos la labor que se desarrolla

por si quieren colaborar.

Vivimos en una sociedad en España donde tenemos de todo

y no valoramos lo que tenemos muchas veces.

Tenemos hospitales, podemos ir a una farmacia,

tenemos todos los medicamentos que necesitamos...

Si tenemos algún dolor, vamos a urgencias y nos atienden.

Hay países donde no tienen esos recursos.

Donde no hay profesionales y donde nadie se acerca para ayudar.

Entonces, Jesús nos inspira a dar

sin esperar recibir nada a cambio.

Y eso es lo que nos mueve.

"En 2015,

la revista médica 'The Lancet' señala

que dos tercios de la población mundial

no dispone de cirugía accesible y segura.

Esto provoca más muertes

que la malaria, la tuberculosis y el sida juntos.

A lo largo de estas décadas,

Naves de Esperanza supera ya

los 100 000 procedimientos quirúrgicos.

Con frecuencia, implican varias intervenciones."

También entrenamos mucho a personas para trabajar con equipos médicos,

porque a veces los tienen, pero no saben usarlos o revisarlos

y cuando se estropean, no los pueden utilizar más.

Por eso, les capacitamos para que puedan emplearlos bien.

Así, ayudamos

a que la gente reciba buenas cirugías

y tenga una mejor vida.

Es un sueño.

Cuando se empezó hace 40 años,

no se pensó que se podría llegar a ese número.

Pero con la ayuda de Dios y el apoyo de empresas e individuos

se ha alcanzado.

Es un hito.

Y es un hito

que de alguna manera nos muestra el ser agradecidos

a Dios, por un lado,

pero también a las personas

y a los miles de voluntarios de distintos países

que nos han ayudado a alcanzar y poder ayudar a tantas personas.

Para los pacientes es la respuesta a sus oraciones.

Durante muchos años han estado pidiendo ser sanados.

El barco es un símbolo de esperanza para muchas personas

que antes nunca habían tenido esa esperanza.

"Cerca del buque instalan un centro complementario

para alojar durante todo el proceso a pacientes y familiares

de zonas remotas del país.

Con las operaciones,

la clínica dental y la formación médica

Naves de Esperanza ha impactado a más de 2,5 millones de personas.

Un sueño hecho realidad entre las aguas del océano

en el nombre de Jesús."

Bueno, impresionante.

Maravillosa la labor

que la ONG Naves de Esperanza está realizando.

José Pablo,

¿qué diferencia hay entre sanidad y mensaje de Jesús?

Bueno, como sabes, Jesús hizo muchos milagros

cuando estuvo aquí en la Tierra.

¿Crees que los sigue haciendo hoy también?

Yo creo que hoy día Jesús sigue haciendo milagros.

Creo que estamos totalmente de acuerdo.

Jesús hizo muchos milagros cuando estuvo en la Tierra

hace más de 2000 años.

Los ciegos recuperaron la vista, los cojos comenzaron a andar,

los sordos oyeron y hasta la suegra de Pedro se sanó.

Jesús le quitó la fiebre.

Fueron prodigios, maravillas, que Jesús hizo

como señales que certificaban su identidad como hijo de Dios.

Pero lo sorprendente

es que cuando Jesús se iba a marchar,

le dijo esto a sus discípulos.

Lo encontramos en el Evangelio de Juan

capítulo 14.

Os aseguro que el crea en mí hará también lo que yo hago

e incluso cosas mayores,

porque yo me voy al Padre.

Los discípulos de Jesús recibieron el poder

para seguir haciendo maravillas,

y a lo largo de la historia conocemos casos de milagros.

Incluso hoy Dios sigue sanando a muchos.

En algunos casos,

de manera instantánea por medio de la fe.

En otros, de manera progresiva por medio del amor y la compasión

de médicos, enfermeras y voluntarios cristianos

que han entregado su vida para ayudar a los más necesitados.

La fe, la compasión y el amor

son las grandes señales del reino de los cielos

que siguen confirmando que Jesús es Dios encarnado, vivo,

liberando al mundo de corrupción.

Ese Jesús quiere que le conozcas y te invita a entrar en su reino.

Acepta su invitación hoy.

Ya estamos terminando.

Pero antes te queremos animar a leer la Biblia.

Si no la tienes todavía,

en esta ocasión puedes adquirirla completa

si nos llamas al teléfono 91 743 44 00.

Te la haremos llegar gratis

gracias a la labor de las iglesias evangélicas.

Y el teléfono, repito,

es el 91 743 44 00.

Y si formas parte del club de amigo,

vamos a regalar, más bien a sortear, este libro

entre todos vosotros.

Un libro titulado "Palabras al cansado"

que nos llega gracias a la editorial Peregrino.

Necesitamos amigos que se unan a nuestro club

para seguir regalando la Biblia

y ofreciendo ayuda espiritual a nuestra audiencia.

Entra en nuestra web, llámanos o mándanos un whatsapp

y te explicaremos cómo hacerlo.

Gracias por tu atención.

Y no lo olvides, tú vales mucho para Dios.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Naves de esperanza

Buenas noticias TV - Naves de esperanza

29 sep 2019

Naves de Esperanza es la ONG con el mayor buque hospital civil del mundo, tripulado por cientos de voluntarios de todo el mundo y llevando esperanza a cientos de miles de personas que nunca lo hubieran creído posible. Hoy visitamos su barco en Canarias.

ver más sobre "Buenas noticias TV - Naves de esperanza" ver menos sobre "Buenas noticias TV - Naves de esperanza"
Programas completos (605)
Clips

Los últimos 606 programas de Buenas noticias TV

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios