Buenas noticias TV La 2

Buenas noticias TV

Domingos a las 09.30 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5375843
Para todos los públicos Buenas noticias TV - La fe de Ruben y Andrea - ver ahora
Transcripción completa

La oración como pareja

es una de esas experiencias que unen a una familia,

porque, como dice el dicho,

una familia que ora unida, permanece unida.

Ante la ola de divorcios que asola nuestra sociedad

Dios nos da una herramienta poderosa,

para proteger nuestras familias.

Hoy vamos a conocer a una familia

que ha vivido esta experiencia.

Pero antes

queremos invitarte a compartir tu opinión

en nuestras redes sociales.

En facebook o twiter

y cuéntanos

qué aporta en tu vida la oración.

Vamos ya a conocer a nuestra familia.

Somos Rubén y Andrea

llevamos doce años casados

tenemos a nuestro hijo Alan que tiene tres años

y vamos a volver a ser padres dentro de poco.

Estamos contentos,

también además

desde el principio nosotros hemos construido nuestro hogar

con Dios en el centro

y también queremos enseñar eso a nuestros hijos.

La verdad es que yo vengo de familia cristiana.

Siempre digo:

soy una ratita de iglesia

porque he vivido, he respirado el ambiente,

pero no fue hasta los quince años

que entendí

que la fe y seguir al Señor

es algo personal e intransferible

una decisión que nadie puede tomar por mí

y entendí lo que Jesús me ofrecía.

Una vida eterna junto a Dios

y me invitaba a seguirle

y a vivir como Él vivió.

Y acepté su propuesta

su alternativa de vida.

Mis padres se convirtieron, conocieron a Dios,

cuando eran jóvenes

primero mi padre, con diecisiete años

después más tarde mi madre.

Entonces nosotros

cuando hemos nacido

hemos nacido conociendo historias bíblicas,

yendo a la Iglesia,

fui creciendo

y un poco en la adolescencia

tenía esas inquietudes

esa preocupación también por temas de la muerte,

le daba muchas vueltas al coco

y encontré esa respuesta en el Evangelio

muchas veces yo no estaba haciendo lo correcto,

me marcó mucho

que la Biblia dice

que si no hago el bien que debiera

eso también es pecado

y eso me hacía sentir la necesidad de buscar a Dios.

Doy muchísimas gracias a Dios por mi Pastor

de jóvenes

cuando yo era jovencita

y por aquellas personas

que decidieron dedicarme tiempo.

Yo como joven y adolescente

era una loquita

y decidieron dedicarme tiempo

guiarme, enseñarme quién era Dios.

Cuál era el propósito de mi vida para Dios.

Y dedicaron tiempo

y doy muchísimas gracias a Dios

por haber puesto a estas personas

para cuidarme, para guiarme.

Empecé a estudiar,

conocí a mi mujer allí, en el mismo lugar

en un instituto bíblico, una facultad de teología

y al poco ... empezamos también a trabajar

en supermercados, panaderías ...

Teníamos que estudiar,

teníamos que trabajar,

teníamos que llevar vida familiar,

teníamos además que hacer nuestras prácticas,

nuestro servicio cristiano,

en alguna Iglesia

lo cual llevaba mucho tiempo.

Nosotros hemos visto la mano de Dios

en medio de estos años,

como Él ha ido cuadrando siempre

teniendo la oportunidad de estudiar, de trabajar,

de tener tiempo para la familia.

A veces hemos pensado que es como un milagro.

Doy muchas gracias a Dios por haber encontrado a Rubén

una persona que comparte conmigo

el mismo propósito de vida, los mismos objetivos ...

y haber construido un proyecto de vida juntos,

en el que crecer,

yo le aporto, él me aporta,

doy muchísimas gracias a Dios por mi matrimonio.

Compartir la vida con alguien con quien no vas a ser feliz

es terrible

y doy muchísimas gracias a Dios

por haber puesto a Rubén en mi vida.

Nosotros tenemos la costumbre en casa

de orar y cogernos de la mano para orar

y aunque no es necesario para orar cogerte de la mano,

nosotros con nuestro hijo que es pequeño,

acostumbramos a hacerlo

y lo que queremos enseñarle

o queremos vivir también nosotros como familia

es que, por medio de la oración,

estamos unidos

y que Dios está en el centro de nuestro hogar,

Desde los detalles más pequeños se lo pedimos

o le damos las gracias

a cosas realmente trascendentales.

La verdad es que

la vida de matrimonio es

es complicada, supongo,

como todas las relaciones interpersonales.

Tratamos de vivir el amor que hemos aprendido de Jesús.

Ese amor tan completo.

Aplicando mansedumbre, paciencia, benignidad,

ser buenos el uno con el otro,

respetuosos,

cariñosos,

decir las cosas con cariño,

siendo considerados con la otra persona, ¿no?

Parecen cosas muy sencillas

pero no nacen porque sí,

tienes que buscarlas, trabajarlas

y tratamos de aplicar todos estos valores

que hemos aprendido de Jesús.

Nosotros después de estudiar,

de tener nuestro matrimonio consolidado,

nosotros queríamos ser padres

y durante el 2015

estuvimos orando de una forma especial

por ser padres

y pasó el 2015

y llegó el mes de diciembre, el 31 de diciembre

y no éramos padres.

Entonces nos sorprendió mucho

no se si porque estamos acostumbrados a estar como mimados por Dios

en las cosas importantes en la vida, sobre todo,

pero era como tener una incomprensión, ¿no?

como que hemos pedido esto tan concreto

y no nos lo ha dado.

A la semana,

más o menos en torno al día de reyes,

Andrea llegó con la noticia de que íbamos a ser padres.

A mi personalmente, a ella también,

aprendimos que Dios siempre nos escucha,

que a veces permite llevar las cosas al límite

para que nosotros aprendamos

que Él siempre está y que siempre nos escucha.

Hemos visto la mano del Señor en diferentes momentos

sin entender muy bien

lo que iba a pasar en el futuro,

sin poder ver

qué era lo que el Señor tenía planeado

para nuestras vidas

El Señor todo lo hace hermoso pero en su debido momento.

Es maravilloso, ¿no?

saber estamos en las manos de un Dios así,

soberano y dueño de la historia.

Hay muchos sentimientos que puedes experimentar

cuando imaginas a Jesús

a Jesucristo muriendo

en el lugar que te toca a tí.

Que te toca estar a tí.

El sentimiento que te viene

es de sentirte, -como yo digo-

especial, sentirte muy amado

y lo que me provoca es un compromiso,

igual que Él se comprometió con el Padre, con Dios

y fue obediente hasta la cruz y se entregó,

me provoca a mí vivir con ese compromiso

compromiso del cien por cien en mi vida

de no ir a medio gas,

o estar perdiendo el tiempo con otras cosas

u otras distracciones

sino enfocarme realmente

en cosas que yo pienso que Él me pide

y cómo podría también ayudar o servir a los demás.

No me gusta imaginarme una vida sin Dios.

Te puedo asegurar que no sería feliz.

Yo soy una persona que también me pregunto mucho las cosas,

le doy muchas vueltas a la cabeza,

en esa búsqueda personal que yo he tenido

se que el Señor ha dado solución y respuesta

al propósito real de mi vida.

Era algo que yo necesitaba resolver, ¿no?

y se que no sería feliz.

La Biblia nos habla del Cielo, de la salvación,

de que estaremos con el Señor siempre, por la eternidad,

en el Evangelio hay muchos textos

que hablan de que

el que cree en el Señor tiene vida eterna,

esos textos nos dan,

me han dado a mí muchísima seguridad

de saber que cuando me muera estaré con Él.

Hay gente que se cree que no necesita de Dios, ¿no?

no necesita arrepentirse de nada,

no necesita buscar y llenar su vida con Dios.

El arrepentimiento es eso,

es reconocer que estamos viviendo sin Dios

y Dios está deseando que tengas esa actitud

porque te está esperando con los brazos abiertos

y deseando que reconozcas tu lejanía, tu error,

ese pecado

esa lejanía con Dios

para que te acerques a Él

y apuestes por vivir una vida con Él.

Agradecemos a nuestros amigos su testimonio

que estoy segura que será de mucha bendición

para muchas personas.

José Pablo

¿por qué la oración une a la pareja?

Hemos hablado ya muchas veces acerca del poder de la oración

y estoy seguro

que tú también tienes alguna historia que compartir, ¿verdad?

Pues sí,

si quieres, algún día te la cuento.

Algún día ya me contarás.

El poder de la oración nace de su naturaleza,

orar es hablar con Dios,

pero envuelve mucho más que solo las palabras,

es un diálogo que dinamiza nuestro espíritu

y que nos permite entrar en la misma presencia de Dios.

Orar no es recitar de memoria unas frases

ni repetir letanías.

Es abrir nuestro corazón a Dios,

descargar en Él nuestras preocupaciones

y anunciar

apropiarnos de Sus promesas,

expresarle nuestro dolor y nuestro sentir

y sentir Su presencia, Su cercanía.

Dice la Biblia

y nos habla acerca de la oración

en muchas ocasiones

pero hay un pasaje en concreto que dice:

"La oración es muy poderosa. La oración perseverante del justo".

"Ahí tenéis a Elías, un ser humano como nosotros,

oró fervientemente para que no lloviese

y durante tres años y seis meses

no cayó una sola gota de agua sobre la tierra,

luego volvió a orar y el cielo dio lluvia

y la tierra produjo su fruto".

Mira si tiene poder la oración

que Elías consiguió por medio de ella

que lloviera después de tres años de sequía.

El Dios que respondió a Elías

es el mismo hoy, ayer y por los siglos.

No cambia.

Y si respondió a Elías, también puede responderte a tí.

No importa la sequía que esté azotando tu hogar,

cualquier dolor, prueba, dificultad que estés pasando

como familia,

llevadla juntos ante Dios,

derramad juntos delante de Él vuestro corazón

y te aseguro

que la lluvia llegará en el tiempo correcto.

Veréis la mano de Dios salvando vuestro hogar

porque, orar juntos,

es la mejor herramienta para unir vuestro hogar.

Estamos ya apunto de marcharnos

pero antes

queremos animaros a leer la Biblia

y en esta ocasión

vamos a regalar este nuevo testamento

de bolsillo.

La segunda parte de la Biblia.

Llámanos

y te lo haremos llegar gratis

gracias a la labor de las iglesias evangélicas.

Si formas parte del club de amigos,

vamos a sortear este libro titulado:

"La sabiduría de Dios para caminar por la vida"

Necesitamos amigos que se unan a nuestro club

para seguir regalando la Biblia

y ofreciendo ayuda espiritual a nuestra audiencia.

Gracias por tu atención

y no lo olvides,

tú vales mucho para Dios.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La fe de Ruben y Andrea

Buenas noticias TV - La fe de Ruben y Andrea

01 sep 2019

La oración como pareja es una de esas experiencias que unen a una familia, porque como dice el dicho, "una familia que ora unida, permanece unida" Hoy conoceremos a una familia que ha vivido esta experiencia.

ver más sobre "Buenas noticias TV - La fe de Ruben y Andrea " ver menos sobre "Buenas noticias TV - La fe de Ruben y Andrea "
Programas completos (605)
Clips

Los últimos 606 programas de Buenas noticias TV

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Luisa Cantoni

    Esto es calidad de vida. Son de mucha bendición, Rubén y Andrea.

    01 sep 2019