Buenas noticias TV La 2

Buenas noticias TV

Domingos a las 09.30 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5323498
Para todos los públicos Buenas noticias TV - La fe de Paco y Annette - ver ahora
Transcripción completa

Amigos y amigas de "Buenas noticias TV",

bienvenidos.

Un hogar cristiano disfruta de unos valores únicos

y que son, además, su fortaleza

para luchar contra las amenazas que acosan la estabilidad familiar.

Vamos a conocer algunos de estos valores hoy

con el testimonio de la familia que hemos preparado,

pero antes queremos invitarte a compartir tu opinión

en nuestro Facebook o Twitter.

Entra y cuéntanos

qué promesa de la Biblia da estabilidad a tu hogar.

Vamos ya a conocer a nuestra familia de hoy.

Me llamo Francisco Castillo.

Estoy casado con Annette Zingbé y tenemos tres hijos,

Daniel, Ariel y Tica,

y podría decir que esta familia no tendría sentido

si Dios no estuviera en medio de ella.

Por él yo me desplacé a África,

por el sentido y el deseo de servir a otros,

y en esa misma conjugación yo conocí a mi esposa.

Me crié en una familia cristiana

y mi padre, como era muy generoso, y mi familia,

la gente venía a casa para comer

y mi padre aprovechaba siempre para hablar de Dios.

La gente se estaba transformando

y venía a veces a dar gracias al Señor.

Lo que me impresionaba es que la gente decía:

"Yo he hecho de esto mi vida

y vamos a una campaña de evangelización".

La gente que incluso ha ido a la cárcel

hablaba de cómo Dios ha transformado sus vidas,

y yo digo:

"Yo quiero conocer a ese Dios que transforma".

Fue un tiempo de oración en que quería conocer al Señor.

Ahí empecé a sentir esa paz de Dios

que me llenaba más que otra cosa.

Después de los 20 años,

tuve una serie de experiencias traumáticas

en mi vida.

Desde la pérdida de mis padres

hasta buscar mi identidad

en cosas como las drogas o el teatro

que me llevaron a un mundo completamente ruinoso para mí.

Fue a partir de ese momento cuando encontré a una persona

que me dijo que la solución a mis problemas

podía estar en Jesucristo

y que solamente exigía sinceridad de mí.

Bueno, yo dije:

"Ya he probado 1000 cosas y no tengo nada que perder"

e hice una oración sincera y sencilla

diciendo:

"Si tú eres capaz de transformar mi vida,

el resto de mis años serán para servirte a ti".

En ese momento,

la cruz que antes para mí

había tenido una simbología un poco fría e indiferente

tomó un significado muy particular

en el cual pude ver a un Cristo muy cercano

que me miraba y me aceptaba tal y como yo era.

No había ningún tipo de reproches, sino aceptación.

Yo estaba de noviazgo con Paco

y estaba en Burkina Faso sirviendo al Señor

y me dijeron que mi novio tenía una enfermedad.

Mi responsable me decía:

"Por esta enfermedad igual no vas a poder tener hijos",

y la verdad es que yo decía:

"Mi trabajo es siempre con los niños y yo quiero tener hijos".

Yo estaba orando orando orando

y ya llegó a un punto en el que dije:

"Señor, esto lo pongo en tu mano y ya".

Yo empiezo a aceptar

que si no tengo hijos,

vamos a trabajar con los niños en la calle

y da lo mismo,

pero el día de nuestra boda

el pastor que nos casó, después de terminar la boda,

cogió mi mano y cogió la mano de Paco

y nos levantó las manos muy fuerte y dice:

"¡Que tengas muchos hijos!".

Ahí mismo...

El pastor no sabía que yo tenía esa lucha

y ahí mismo Dios me dijo:

"Tú vas a tener tus hijos".

Entré en mi matrimonio

sabiendo que el día de mi boda Dios me permitió tener hijos

y que los iba a tener.

Y eso fue y hoy tenemos tres hijos.

Yo he sido misionero durante más de 20 años,

pero, esta última vez,

cuando teníamos que ir

o habíamos acordado trabajar

con jóvenes que habían sido afectados

durante el conflicto armado en Costa de Marfil,

yo, sinceramente, no quería ir,

porque estar allá era complicado y era duro

y con niños era aun mucho más difícil.

Entonces, un día él me despertó superpronto,

sobre las 03:00 o las 04:00,

y estuve toda la noche sin dormir y él fue mi claro.

Yo lo sentí como muy cercano a mí

y sintiendo que "aún no he terminado contigo"

y que "lo que dije que iba a hacer lo voy a cumplir".

Entonces, dije:

"Señor, quién soy yo

para oponerme a lo que tú quieres hacer.

Si realmente quieres que vuelva a África,

aquí estoy".

Nosotros nos fuimos sin tener billete de vuelta,

con niños pequeños y con la incertidumbre,

porque quién no tiene incertidumbre cuando se va a servir al Señor,

pero puedo asegurar y testificar hoy día

que Dios fue fiel en cada una de las pautas

del comienzo de un ministerio que hoy está siendo útil

para rehabilitación y la reinserción de más de 30 jóvenes.

Incluso más, porque hay matrimonios y hay niños.

Digamos que cuando Dios calcula, las cosas funcionan.

La Biblia dice que todo me está permitido,

pero que todo no es útil.

Entonces, esto me ayuda en mi matrimonio.

Y también en la Biblia se dice

que Dios hace todo para que nadie se glorifique

y, cuando yo veo esas cosas,

me ayuda a caminar con el Señor siempre en mi vida.

E incluso cuando me enfado con mis hijos o con mi marido digo:

"Eso lo quiero hacer, pero ¿es útil? ¿Glorifica al Señor?".

Esto me ayudado mucho a caminar con el Señor hasta hoy.

Cuando yo pienso en Cristo muriendo en la cruz,

veo a alguien

que está ocupando el lugar que yo merecía, ¿no?

Muchas veces he intentado entender

la misericordia y la compasión de Dios por mí

y la verdad es que todavía estoy intentando comprenderlo

y creo en el último instante de mi vida sobre esta tierra

todavía estaré intentando entender

por qué aquel que creó los cielos, la tierra y el universo entero

se fijó en alguien que era un vil y miserable pecador.

Es un poco triste

porque todas mis amigas del barrio, como no habían conocido al Señor,

hay muchas que murieron por enfermedades,

de cosas como que los chicos iban al bosque

y al día siguiente encuentran el cadáver,

por peleas, algunas están en la cárcel...

Yo nunca he querido fallar a Dios

y con cada cosa que yo quiero hacer digo:

"¿Glorifica al Señor?".

Si hoy mi vida no es con Cristo, mi vida no tendría sentido

o igual estaba en la cárcel encerrada

o igual tendría alguna enfermedad o muchas otras cosas.

La verdad es que yo doy gracias a Dios

porque no merezco el hecho de conocer al Señor.

Evidentemente, hace falta que uno sea sincero,

reconocer que ha estado apartado y separado de Jesucristo

y que es una condición vital y fundamental

para que el perdón pueda experimentarse

de una forma eficaz y exponencialmente

en nuestra propia vida.

Arrepentimiento es igual a perdón porque él siempre está cercano

siempre está pendiente y siempre está esperando

a que el hombre tuerza su camino y su mirada

hacia él.

La verdad es que estoy convencida de que voy a ir al cielo

porque es lo que me dice la Biblia y es la fe.

Eso no se explica de otra forma.

Hay que tener fe en Jesús

y que un día vas a ir al cielo, como dice su palabra.

Y no hay otro.

Para mí no hay otro camino

porque él es el único camino que hay.

El versículo preferido para mí y para mi familia

podría decir que es Isaías 40:8 que dice:

"Séquese la hierba, marchítese la flor,

mas la palabra de Dios nuestro permanece para siempre".

La palabra de Dios es nuestro antes y nuestro después.

Sin ella nada tiene sentido y sin ella no tenemos dirección.

Y aunque todo pasare en esta vida,

los problemas, las dificultades, los buenos momentos,

la palabra de Dios inspirada por el mismo Dios

siempre permanece fiel.

Uno que yo quiero leer

es Lamentaciones 3, versículo 22 al 23, que dice:

"Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos,

porque nunca decayeron sus misericordias.

Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad".

Siempre digo

que la misericordia de Dios no se acaba

y cada día se renueva.

Me encanta.

Siempre es de mucho ánimo

escuchar cómo Dios se hace real en el día a día de una familia.

José Pablo,

¿qué valores son la fortaleza de una familia?

Ya he hablado de alguno de ellos en programas anteriores.

¿Te acuerdas del que traté?

Creo que hemos hablado del perdón.

Efectivamente.

El perdón es uno de esos valores.

Veo que tienes buena memoria.

La verdad es que es un gran valor.

Hoy quiero hablar de una frase que dijo Jesucristo

cuando habló de la familia.

Le preguntaron si era correcto el divorcio

y esta fue la respuesta

que encontramos en el evangelio de Mateo.

Jesús les contestó:

"Vosotros habéis leído

que Dios, cuando creó al género humano,

lo hizo hombre y mujer y dijo:

'Por esta causa

dejará el hombre a su padre y su madre

y se unirá a una mujer

y ambos llegarán a ser como una sola persona,

de modo que ya no son personas, sino una sola'.

Por tanto, lo que Dios juntó no debe separarlo el ser humano".

La frase que quiero destacar es esa.

Lo que Dios juntó.

Es decir, Dios interviene

en el matrimonio de un hombre y una mujer.

Genera una unidad especial y única.

Por lo tanto,

un matrimonio cristiano no solo es asunto de dos personas,

un hombre y una mujer,

no solo es una decisión o un acuerdo entre dos

sin más implicaciones y sin una dimensión mayor.

Dios participa, Dios es testigo,

Dios interviene y Dios está ahí para ayudar a ese matrimonio

a lo largo de toda la vida.

Así, cuando surgen los problemas,

dificultades, desacuerdos y dudas sobre el futuro,

siempre podemos acudir a Dios para pedir su consejo,

su ayuda y su fortaleza.

En Dios hay recursos

para dar a una familia todo lo que necesita

para superar sus crisis,

porque lo que él juntó

quiere seguir juntándolo hasta el fin.

Dios está cerca

y le podemos conocer a través de su palabra.

Por eso queremos animarte

a adquirir esta carta de Pablo a los romanos,

una pequeña porción de la Biblia que queremos regalarte.

Si nos llamas al teléfono 91 743 44 00,

te lo haremos llegar

gracias a la labor de las iglesias evangélicas.

Anota el teléfono. Es el 91 743 44 00.

Y en esta ocasión sorteamos este libro

titulado "El libro de los mártires"

entre aquellos que formáis parte del club de amigos.

Es un libro que nos llega gracias a la editorial Clie.

Necesitamos más amigos, amigos que se unan a nuestro club,

para seguir regalando la Biblia

y ofreciendo ayuda espiritual a nuestra audiencia.

Entra en la web de "Buenas noticias TV"

o llámanos o mándanos un wásap y te explicaremos cómo hacerlo.

Gracias por tu atención en este día

y no lo olvides: tú vales mucho para Dios.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La fe de Paco y Annette

Buenas noticias TV - La fe de Paco y Annette

07 jul 2019

Un hogar cristiano disfruta de unos valores únicos y que son su fortaleza para luchar contra las amenazas que hoy en día acosan la estabilidad familiar. Conoceremos algunos de estos valores hoy.

ver más sobre "Buenas noticias TV - La fe de Paco y Annette" ver menos sobre "Buenas noticias TV - La fe de Paco y Annette"
Programas completos (605)
Clips

Los últimos 606 programas de Buenas noticias TV

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos