Buenas noticias TV La 2

Buenas noticias TV

Domingos a las 09.15 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4566646
Para todos los públicos Buenas noticias TV - La Fe de Luis Felipe y Noemí - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Amigos, amigas, muy bienvenidos a "Buenas noticias TV".

Confesar con palabras nuestra fe es una parte esencial

para disfrutar de la paz y la esperanza que Dios da.

Es también los sentimientos y las convicciones.

Pero la fe no puede permanecer en silencio, como vamos hoy a ver

en el testimonio de la familia que hemos preparado.

Te invitamos a compartir tu opinión en el Facebook o Twitter

de "Buenas noticias TV", respondiendo a esta pregunta:

¿cómo explicas tu fe cuando te preguntan?

También puedes contarnos cómo este programa te ayuda.

Es importante para nosotros conocer los detalles

de cómo Dios lo está usando en tu vida.

Nos lo puedes contar a través de las redes sociales

o del WhatsApp: 673 466 366.

Pues vamos a conocer ya a la familia de nuestro reportaje.

(Música)

Pues ella es mi mujer, Noemí. Yo soy Felipe.

Para nosotros Dios ha sido siempre fundamental.

Desde que nos conocimos,

ya el conocernos creo que fue algo milagroso,

vimos la mano de Dios desde el primer momento.

Y luego también durante el proceso de noviazgo.

Ahora sigue siendo fundamental.

Por los retos que afrontar, dificultades, el vivir cada día...

Para nosotros Dios es la piedra angular

para cada día de nuestra vida.

Tanto en el matrimonio

como incluso en otras partes de nuestra familia.

(Música)

Conocí de Dios desde que era pequeña.

Mis padres, los dos, tenían una relación cercana con Dios.

Entonces, en mi casa se hablaba mucho de Dios de una forma natural.

Y yo siempre he tenido interés.

Recuerdo de pequeña una vez, leyendo una Biblia ilustrada,

me llamó la atención un dibujo de Jesús en la cruz.

En ese momento, aunque de una forma muy sencilla,

porque era una niña, entendí el mensaje del Evangelio,

entendí que Jesús había muerto

y había sufrido muchísimo por ser mi amigo.

Y en ese momento yo decidí que quería ser su amiga

y quería hacer mi parte de ser su amiga.

Después, con los años, igualmente, fui cada vez entendiendo más,

y también llegué a plantearme si yo realmente creía en Dios

por mis padres o creía en Dios por mí misma.

Después de mucho tiempo planteándomelo,

llegué a la conclusión de que sí, que yo creía en Dios por mí

y era una decisión personal mía de seguir a Dios.

-Empecé a ir a una iglesia de pequeño,

tendría nueve o diez años, con mis padres.

A partir de ahí empecé a leer la Biblia, a orar...

Pero, pasados los años, al menos yo me di cuenta,

sobre todo cuando hablaba con otras personas más maduras

que conocían la Biblia,

digo: "Parece que no conozco nada de la Biblia",

y me di cuenta de que hasta ese momento

leía la Biblia, pero no de una forma concienzuda,

una forma profunda,

y esas cosas no habían calado verdaderamente en mí.

Entonces, saltó como una chispa.

Me entraron unas ganas mayores de conocer mejor la Biblia,

conocer mejor a Dios.

Poco a poco se fue dando todo de una forma natural,

donde fue incrementándose y fortaleciéndose

esa relación con Dios.

(Música)

-Hace unos años, pasé una época muy difícil

en la que tuve muchos problemas a nivel familiar,

personal y económico.

La verdad, fue una época muy dura, pero pude ver a Dios muy cerca.

Además de experimentar a Dios especialmente cerca,

vi cómo él, además de solucionar mis problemas,

me enseñó algo más importante, que podía llegar a perderlo todo.

Me di cuenta de que podía perder a mis seres queridos,

perder la salud, el trabajo, cualquier cosa,

pero lo único que no podía perder era lo más importante para mí,

que era Dios.

Y eso cambió mi cosmovisión, me trajo muchísima paz.

Y fue una enseñanza que me dio Dios superimportante para mí.

(Música)

Uno cuando piensa en Jesús muriendo en la cruz,

por lo menos a mí lo que se me viene a la cabeza

son imágenes de las películas que hemos podido ver todos

en Semana Santa o en días especiales

cuando lo ponen en televisión o hemos ido al cine.

Es la primera imagen, ¿no?

Viendo esos latigazos, viendo ese sufrimiento,

esas humillaciones...

No tanto el dolor físico, sino también psicológico,

podríamos decir hoy.

Y cuando lo leemos en la Biblia, también vemos ese sufrimiento.

Cuando uno reflexiona y ve todo el mal que hay en este mundo,

que a veces llega a límites que ni uno se imagina,

ves que también hay una persona, que fue Jesucristo,

que su amor llegó a límites que uno no imaginaba.

Que fuera capaz de sacrificarse, de sufrir,

por una persona que además era culpable.

Y uno lo primero que piensa es qué amor tan grande

puede tener alguien por alguien que no se lo merece como yo.

(Música)

Hay gente que a veces dice o piensa que por ser cristiano

o por tener fe, las cosas, no vas a tener problemas

o las cosas van a ir bien y eso, a mí me parece

que puede traer mucha frustración, porque cuando aparecen los problemas,

que van a aparecer, se te derrumban las cosas

y puedes pensar que no tienes fe o en ese momento no encuentras

explicación para las cosas. Pero aunque no son más fáciles,

aunque tenemos los mismos problemas que todos,

saber que puedes contar con Dios, que Él está al control de todo,

que Él está ahí, pues eso...

Tiene las cosas bajo su control, eso sí que da mucha paz

y hace que se lleven los problemas mejor.

-Uno se plantea: "Estamos aquí, ¿a dónde vamos?

¿Por qué 7000 millones de personas en el universo?

Nacen todos los días, mueren todos los días,

¿cuál es el sentido?", y la verdad que Dios,

a través de su palabra en la Biblia

nos muestra cuál es el sentido y el propósito de la vida, ¿no?

Por aquí estamos de paso, unos con más dificultades que otros,

pero al final esto es temporal, y el propósito de aquí es poder

disfrutar una eternidad con Él.

Uno encuentra sentido a la vida cuando conoce verdaderamente a Dios.

(Música)

A mí una cosa que me ayuda cuando Felipe y yo

tenemos nuestras diferencias o me sale a lo mejor

tratarle más bruscamente, en primer lugar es pensar

que tanto Felipe como nuestro matrimonio es un regalo de Dios

y eso me lleva a querer tratarlo bien

y sé que tengo que rendir cuentas a Dios de cómo lo trato.

Además hay un versículo en la Biblia que dice a los maridos

que traten a sus mujeres sin ser ariscos,

porque eso entorpece las oraciones y yo entiendo por analogía

que yo también tengo que tratar a Felipe de una forma poco arisca

y que a Dios le importa cómo yo lo trate.

Entonces, eso también me anima a mí a pensar en cómo tratarlo.

A tratarlo como a mí me gustaría que él me tratase a mí.

-Dios es espíritu. A Dios, hoy en día,

no le oímos audiblemente cada día de nuestra vida,

pero Dios nos muestra en la Biblia de cómo Él ha intervenido

en la humanidad y eso nos muestra cómo es Él,

su carácter, el amor que tiene por los demás,

lo que le agrada, lo que no le agrada.

Es la forma en la que nos ha dejado Dios de poder conocerle mejor.

(Música)

Yo muchas veces no encuentro tiempo para Dios

o no encuentro el tiempo que debiera para tener...

Pues eso, para orar o para leer la Biblia

y sin embargo Él, que es un ser soberano y supremo,

Él siempre está abierto a que en cualquier momento

le vaya a hablar.

Saber que eso, que Él está ahí siempre escuchándome

y que le importa lo que le digo y que Él está el control de todo

es algo que me parece increíble y un privilegio.

-Considero que el arrepentimiento es algo fundamental

para esa relación con Dios.

Uno puede conocer de manera intelectual a Dios,

leyendo su biografía, leyendo la Biblia,

pero esa relación, es artificial hasta que uno realmente

no se reconoce pecador, que ha ofendido a Dios,

que se ha rebelado contra Él y necesita ese perdón.

Necesita ese perdón de Dios que se lo da a todo aquel

que realmente se reconoce pecador y le pide perdón.

(Música)

La verdad es que tenemos muy buena relación con la gente

que va a nuestra iglesia y una cosa que a mí me gusta mucho

es que aunque somos gente de muchos países diferentes,

hay gente de todos los continentes y de diferentes edades

y diferentes formas de ser, idiomas y todo,

como tenemos una cosa tan importante en común,

una cosa que para nosotros es tan fundamental en la vida,

a pesar de las diferencias de edad, culturales y todo,

tenemos una relación cercana y hacemos muchas cosas juntos

o pasamos tiempo hablando y tenemos una buena relación.

-Bueno, yo pienso que voy a ir al cielo

porque Dios me ha guiado a arrepentirme de mis pecados,

a reconocer que soy pecador,

y a poner la fe en que solamente porque Él murió,

Él pagó mi culpa por mí y resucitó,

es que yo pueda tener acceso a la vida eterna.

Así nos lo ha dejado escrito en la Biblia, esa promesa

y yo confío en las promesas de Dios, porque ya ha cumplido muchas

de sus promesas y confío en que también cumplirá esta.

(Música)

Como hemos visto, cuando explicamos nuestra fe en voz alta

y la damos a conocer, estamos ayudando a muchas personas

que buscan a Dios. José Pablo, ¿crees que actúan mal

las personas que viven su fe desde el silencio?

Bueno, aclárame un poco qué es lo que quieres decir por silencio.

Bueno, me refiero cuando la fe se queda en el círculo íntimo

y te da vergüenza compartirla cuando hay personas delante

pues que son más ajenas. Está bien que lo aclares,

porque hay países donde tu vida corre peligro

cuando confiesas que crees en Jesús como el Mesías.

Muy diferente es cuando hay libertad religiosa

y uno siente vergüenza para explicar lo que cree.

¿Actúan mal aquellos que viven su fe en silencio

por vergüenza o por burla?

Pues la mejor respuesta la dio el mismo señor Jesucristo

y leemos en el Evangelio que dice: "Porque el que se avergüenza de mí

y de mis palabras, de este, se avergonzará el hijo del hombre

cuando venga en su gloria y en la del Padre

y de los santos ángeles".

Aquellos que se avergüenzan de compartir su fe,

de darla a conocer públicamente, pues están lejos de las enseñanzas

de Jesús, están en rebeldía, son hijos desobedientes

que prefieren agradarse a sí mismos antes que a Dios.

Para mí, es un privilegio conocer a tantas familias

que comparten su fe en nuestro programa

y sé que no es fácil para ellas.

Las cámaras imponen, salir en televisión impone,

pero os felicito por vuestra valentía,

vuestro amor a Jesucristo, nuestro amor al prójimo

y por vuestras palabras que transmiten vida, fe y esperanza

y para aquellos que lucháis con la vergüenza,

os animo a superarla con el amor, porque el verdadero amor,

echa fuera el temor.

Tenemos que marcharnos ya, pero no sin antes animarte

a leer la Biblia. Y por qué no, empezar por este

Evangelio de San Juan que queremos regalarte,

si todavía no lo tienes, llamándonos al teléfono

91 743 44 00,

por gentileza de las iglesias evangélicas.

Y para los que formáis parte del Club de Amigos,

vamos a sortear un libro titulado "El sentido de la vida",

del autor Paul Tournier,

por gentileza de la editorial Andamio.

Necesitamos amigos que se unan a nuestro Club

para seguir regalando la Biblia y ofreciendo ayuda espiritual

a nuestra audiencia. Llámanos o mándanos un WhatsApp

o entra en la web "Buenas noticias TV".

Gracias por tu atención esta mañana y no lo olvides,

tú vales mucho para Dios.

(Música créditos)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La Fe de Luis Felipe y Noemí

Buenas noticias TV - La Fe de Luis Felipe y Noemí

15 abr 2018

Confesar con palabras nuestra fe es una parte esencial para disfrutar de la paz y la esperanza que Dios da. Están bien los sentimientos y las convicciones, pero la fe no puede permanecer en silencio.

ver más sobre "Buenas noticias TV - La Fe de Luis Felipe y Noemí" ver menos sobre "Buenas noticias TV - La Fe de Luis Felipe y Noemí"
Clips

Los últimos 556 programas de Buenas noticias TV

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos