Buenas noticias TV La 2

Buenas noticias TV

Domingos a las 09.15 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4824179
Para todos los públicos Buenas noticias TV - La fe de Josué e Isis -  ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Amigos y amigas de "Buenas noticias TV",

muy bienvenidos.

Ser cristiano de corazón es vivir cada día

de la mano de Jesús.

No depende de ritos, liturgias o tradiciones.

Depende de una dinámica de comunicación con Dios.

Y de armonía con su palabra.

Como vamos a ver hoy mientras acompañamos

a Isis y Josué.

Te invitamos a compartir tu opinión en el Facebook

o Twitter de "Buenas noticias" a través de esta pregunta.

¿Qué canal de comunicación con Dios te ayuda más?

Respóndenos, cuéntanos también cómo este programa de ayuda.

Para nosotros es importante saber cómo Dios lo usa en tu vida,

incluso en esos pequeños detalles.

Lo puedes hacer a través de las redes sociales

o por el WhatsApp al 673 466 366.

Vamos ya a conocer a Isis y Josué.

(Música)

Buenos días, os presento a mi familia.

Isis, mi mujer. Ruth, mi hija.

Y yo me llamo Josué.

El Señor ha aportado a mi vida esperanza.

El Señor ha aportado a mi vida, pues gente que me rodea

y que me enseña también.

Personas en mi iglesia, mis pastores,

todos los pastores que he tenido a lo largo de mi vida.

Mis padres también han inculcado una moral, una ética cristiana,

y sobre todo, la palabra de Dios que, leyéndola a diario,

aporta pues, todo lo que necesitas, para poder tener una vida exitosa.

Si yo no hubiese conocido a Cristo, estaría totalmente perdida.

Yo no me imagino una vida sin el señor,

porque el Señor es el que me da toda la fortaleza, es mi guía,

es el que está para mí en todo momento cuando lo necesito.

Es mi apoyo y no me imagino una vida sin nuestro Dios, la verdad.

Es maravilloso poder contar con nuestro señor Jesucristo

en los momentos de dificultades,

pero también en los momentos de alegría.

(Música)

Ya me puse en 40 años,

y yo estaba preocupado porque el Señor no había puesto

delante de mí una mujer.

Yo toco en una orquesta sinfónica y, curiosamente,

una chica del coro de la orquesta pues,

entablamos una conversación rápida en un momento de uno de los ensayos.

Y bueno, pues poco a poco le fui dando mi testimonio,

le puede hablar de mi fe,

de lo que yo creo y decidió acompañarme un día a la Iglesia

y desde ese primer día hasta hoy, gracias a Dios,

no ha dejado de asistir a la iglesia.

Ahora es mi mujer, aceptó a Cristo como su salvador personal,

y tenemos una familia preciosa.

Y es también otro signo del cuidado que tiene Dios de nosotros.

Hace tres años,

mi vida era completamente diferente a lo que es ahora.

Y el día que decidí recibir a Cristo como mi salvador y Señor,

recuerdo que estaba con Josué e íbamos de viaje para Cádiz,

y veníamos escuchando en el coche un mensaje sobre la oración.

Cuando terminó ese mensaje, recuerdo que dije:

"¿Cuándo fue la última vez que yo oré?".

Y me entró una tristeza y una melancolía que lloré.

(Música)

Fue ahí cuando abrí mi corazón y le abrí mi vida, y le dije:

"Señor, necesito de ti, necesito que seas mi guía".

Y en ese momento, yo no sabría explicar la tranquilidad que recibí,

pero fue un momento de tanta paz, de tanta tranquilidad,

que la verdad,

no tengo palabras para poder decir lo que sentí.

Sí que puedo decir que me sentí como una hija querida

y sentí muchísimo amor.

Él quiere perdonarnos nuestros pecados,

pero nosotros debemos arrepentirnos.

Es algo que nos deja a nuestra elección.

Nosotros debemos de ser conscientes de nuestro pecado.

Que nuestro pecado nos separa de Dios.

Y Él no puede tener pecado entre Él y nosotros.

Entonces, ese perdón

tiene que ir precedido de un arrepentimiento nuestro,

voluntario.

Y Él, por supuesto, está encantado de perdonarnos nuestros pecados.

Nosotros queríamos formar una familia y queríamos tener hijos.

Y, claro, siempre está la duda de: "¿Voy a ser mamá? ¿Podré a ser papá?

¿Vamos a poder tener un bebé?".

Y empezamos a orar.

En el momento que nos casamos,

empezamos a orar y a pedirle al Señor:

"Señor, nosotros queremos tener un bebé,

pero que se haga tu voluntad, no la nuestra".

(Música)

A los tres meses, me di cuenta de que estaba embarazada.

Y recuerdo el día que llegué a casa, se lo dije a Josué, le dije:

"Me parece que estoy embarazada".

Y ese día, Josué había tenido un día muy malo en el trabajo,

y fue una bendición porque automáticamente,

olvidó toda la pena que tenía,

me dio un abrazo y sentimos los dos en ese abrazo el amor

que tiene señor hacia nosotros.

Mi niña, mi Ruth, es una oración concedida, la verdad.

A mí me gusta mucho correr, y fui a correr la San Silvestre.

Entonces iba con un compañero de trabajo

y dejamos un coche en la salida y otro coche en la llegada.

Cuando terminamos la carrera,

volvimos y dejé mi coche en paralelo y mientras yo me estaba cambiando,

entró una persona y me lo robó delante, como se suele decir,

delante de mis narices.

Esto fue el día 31 de diciembre, el fin de año.

Y eran cuatro días, jueves, viernes, sábado y domingo.

Yo trabajaba fuera de Madrid, necesitaba el coche,

entraba muy temprano a las siete de la mañana

y el coche era una herramienta mía de trabajo

(Música)

Me arrodillé, le pedí al Señor que me ayudase

y el mismo domingo, el día antes de trabajar,

me llamó mi cuñado muy alegre diciéndome

que había encontrado el coche aparcado en otro extremo de Madrid,

curiosamente, sin ningún rasguño, perfecto.

Y en ese momento,

me di cuenta de que el Señor usa todos esos detalles para decirte:

"Tranquilo, Josué, aquí estoy".

Quizás es algo insignificante,

pero para mí, en ese momento, era algo importante

porque era mi trabajo, era mi sustento.

Y vi cómo el Señor está en control de todo.

Me tenía que incorporar a trabajar de la baja maternal.

Y bueno, como toda madre que está apegada a su niña al principio,

yo quería coger unos meses de excedencia para poder cuidar a Ruth,

por lo menos, hasta los seis o siete meses.

Pero sucede que la empresa donde estaba anteriormente, pues,

las cosas estaban muy mal, empezaron a despedir personas,

empezaron a entrar en un ERTE...

Y el ambiente de trabajo, pues era muy malo.

Y claro, ante esas circunstancias, yo decía:

"No me van a conceder la excedencia".

Entonces, me sentí un poco nerviosa, me sentí un poco desesperada,

y decía: "Dios mío, por favor, ayúdame, porque no sé qué hacer".

(Música)

Justo cuando me iba a incorporar,

la empresa me llamó y me dijo que si quería

llegar a un acuerdo con ellos

y si quería, pues, directamente dejar de seguir con ellos.

Y efectivamente, llegué a un acuerdo con la empresa,

seguí cuidando a mi niña por unos meses

y pasó algo muy sorprendente, que fue que, a los cuatro meses,

sin yo echar currículum, sin buscar trabajo,

sin estar en búsqueda activa,

me llamaron de la empresa que estoy ahora

y me dijeron si estaba interesada en un puesto de trabajo.

Dije que sí, porque la verdad que era una muy buena oportunidad,

y fui a una entrevista a las cuatro de la tarde

y a las 18:30 me llamaron diciéndome que me habían escogido.

Entonces, Dios obra de una manera maravillosa.

Yo creo que voy a ir al cielo porque mi padre,

Dios, me lo prometió.

Es simplemente una promesa.

Y como Jesús,

en el momento en el que Lázaro está en la tumba

le dice a Marta:

"Yo soy la resurrección y la vida,

el que crea en mí aunque esté muerto, vivirá.

Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente".

Igual que Él fue el único capaz de vencer la muerte

y me está a mí prometiendo que va a hacer lo mismo conmigo,

pues, evidentemente,

no tengo más que creerlo porque es el único que ha podido hacerlo.

(Música)

Uno de mis versículos favoritos,

porque la verdad que hay muchos que me encantan en la Biblia,

es Isaías 40:31, que dice así: "Pero los que esperan a Jehová,

tendrán nuevas fuerzas, levantarán alas como las águilas,

correrán y no se cansarán, caminarán y no se fatigarán".

La verdad que es un versículo precioso

porque no importa las dificultades que yo tenga en la vida,

yo sé que confiando en el Señor,

tengo todo el apoyo que necesito y no importan las dificultades

que pase en la vida,

yo sé que Él me va a dar la fortaleza

y la sabiduría que yo necesito para seguir adelante.

Yo no tengo un versículo, para mí es un capítulo completo,

es "Proverbios 3".

Y resume lo que es

el manual de la vida exitosa del creyente.

Y se basa en guardar la palabra, y después hay una promesa,

y yo de pequeño tenía miedos nocturnos y ahora,

también de mayor, también solemos tener miedos.

Miedos en el trabajo, miedos en la vida cotidiana,

circunstancias, enfermedades...

Pero, sin embargo, aquí, si guardamos la ley,

el Consejo nos dice, en el versículo 24:

"Cuando te acuestes, no tendrás temor,

sino que te acostarás y tu sueño será grato".

(Música)

Isis y Josué disfrutan muchísimo con su hija.

Pero, sobre todo, disfrutan de una fe viva.

José Pablo, hablábamos al principio de ritos y liturgias.

¿Qué papel juegan en la vida cristiana?

¿A ti te gustan los ritos,

las liturgias y esa forma de expresar la fe?

Mira, si te soy sincera, a mí, hace años no me gustaban nada.

Pero con el tiempo sí que estoy aprendiendo a sacar partido,

a sacar jugo a algunos de ellos.

Pues algo parecido me pasó a mí.

Yo aprendí a apreciar el valor de la liturgia

en una iglesia metodista americana

mientras estudiaba un máster en Chicago.

Para muchos de los que hemos crecido en una iglesia libre,

contemporánea, se nos hace difícil disfrutar de la liturgia clásica.

Rápidamente, interpretamos la liturgia como ausencia de vida,

o la catalogamos como fría y obsoleta.

Y creo que es un juicio injusto y superficial.

Eso solo podemos descubrirlo cuando conoces a los creyentes

que practican esa liturgia y te comparten

lo que significa para ellos.

Hay cristianos auténticos, maduros,

comprometidos con el Evangelio que expresan su fe con la liturgia

y que experimentan la presencia de Dios con ella.

Una mujer le preguntó a Jesús cómo y dónde había que adorar.

Y esta fue la respuesta que le dio el señor Jesucristo:

"Está llegando el momento.

Mejor dicho, ha llegado ya,

en que los verdaderos adoradores rendirán culto al Padre en espíritu

y en verdad, porque estos son los adoradores que el Padre quiere".

Las formas cambian, los lugares, incluso, desaparecen.

Cada pueblo, cada cultura debe encontrar los medios

para expresar su fe de forma relevante.

Pero siempre siguiendo este patrón: en espíritu y en verdad.

Sea cual sea la liturgia.

Solo tendrá sentido si se hace en espíritu y en verdad.

Amigos, estamos llegando al final del programa,

pero antes os queremos animar a leer la palabra de Dios.

Si aún no lo has hecho, puedes empezar

por este Evangelio de San Juan.

Llámanos y te lo haremos llegar gratis

al teléfono 91 743 44 00.

Este es un regalo de las Iglesias Evangélicas

que puedes obtener llamando

al teléfono 91 743 44 00.

Y tenemos un nuevo libro para sortear

entre todos aquellos que formáis parte del Club de amigos.

Se titula "En el valle de la sombra",

un libro de Stuart Park.

Necesitamos amigos que se unan

a nuestro Club de amigos para seguir regalando la Biblia

y ofrecer ayuda espiritual a todos los que nos la piden.

Entra en nuestra web y hazte amigo, o llámanos,

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La fe de Josué e Isis

Buenas noticias TV - La fe de Josué e Isis

04 nov 2018

No depende de ritos, liturgias o tradiciones; depende de una dinámica de comunicación con Dios y de armonía con su Palabra, como veremos hoy.

ver más sobre "Buenas noticias TV - La fe de Josué e Isis" ver menos sobre "Buenas noticias TV - La fe de Josué e Isis"
Clips

Los últimos 559 programas de Buenas noticias TV

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios