Buenas noticias TV La 2

Buenas noticias TV

Domingos a las 09.15 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4719978
Para todos los públicos Buenas noticias TV - La fe de David y Aroa - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad TVE

Amigos y amigas de "Buenas Noticias TVE"

Muy bienvenidos,

gracias por compartir

este tiempo con nosotros.

Como podéis ver los habituales de nuestro programa,

hoy no está Beni presentándolo como de costumbre,

solo será unos domingos debido a una baja laboral.

Hoy vamos a conocer a la familia de David y Aroa,

que nos abren la puerta de su casa

y comparten lo más valioso para ellos,

su salvación.

¿De qué han sido salvados?

Lo veremos en un momento.

Te invitamos a compartir tu opinión

en nuestro Facebook o Twitter

respondiendo a esta pregunta:

¿qué aporta Jesucristo a tu vida?

También cuéntanos cómo nuestro programa te está ayudando,

para nosotros es muy importante conocer incluso

los pequeños detalles

de cómo Dios está usando nuestro programa.

Cuéntanoslo en Facebook o por WhatsApp.

Os dejo ya con David y Aroa.

-Nuestra familia somos nosotros tres, de momento,

yo soy David, mi mujer Aroa,

nuestra princesita Paula que tiene tres añitos,

y ¿qué papel juega Dios en nuestro hogar?

yo diría ¿qué no juega Dios en este hogar?,

es lo más importante en nuestra vida,

es primero quien nos dio la vida a los tres,

nos regaló una vida preciosa como la de Paula,

nos unió, nos mantiene juntos,

y la verdad es que es fundamental para nuestra vida,

no podríamos entender ni nuestra vida,

ni la vida en general, sin Dios.

-Cuando tenía seis años en una clase de la Biblia

mientras estábamos escuchando una historia,

en ese momento pues, entendí, que soy pecadora,

que hemos nacido pecadores,

y que Jesús vino a morir en la cruz por nosotros,

y lo entendí,

lo recibí en mi corazón

y a partir de ese momento, pues es mi Señor,

es quien guía mi vida.

Lo que pasa que luego cuando empecé la adolescencia,

tuve unos altibajos y sí que me separé,

dejé de ir a la Iglesia, dejé de orar,

dejé de leer la Biblia,

pero es cierto que en todo ese tiempo

aunque podía pasármelo bien pero no era feliz,

no tenía paz, no tenía tranquilidad,

no, no, no era feliz.

Algo me decía que no estaba haciendo lo correcto.

Entonces hubo un antes y un después,

hubo un momento muy personal en mi vida

en el que dije no, ya está, esto se acabó.

Y volví a tener relación con Dios.

-Mi padre es pastor de una Iglesia

y la verdad es que desde que nací,

prácticamente nací en la Iglesia,

entonces desde bien pequeñito

recuerdo estar viendo a mi padre predicando en la Iglesia,

pero sí que es cierto que llegó un momento en la vida

en la que lo ves tan natural

que no le das la importancia y el valor que realmente tiene.

Me acuerdo una vez

que me fui a aparcar el coche con mi padre,

y que hablando con él,

le dije, papá qué pasaría si un hijo de pastor

va a la Iglesia todos los domingos, hace las cosas más o menos bien,

pero en realidad no ha aceptado a Jesús en su corazón,

y no se ha arrepentido y no cree en Jesús.

Me dijo, ya sabes lo que hay.

Entonces, estuve hablando con mi padre

y le dije, papá yo no quiero seguir siendo así,

y al final me di cuenta

de la importancia que Dios tenía en la vida de mi padre

y a partir de ese momento en mi vida también,

entendiendo que él me había perdonado y me podía dar una vida diferente.

-Pienso que mi vida sería si no hubiese seguido a Jesús,

un caos, porque conociéndome,

sé que necesito esa estabilidad que solamente Dios me da,

de hecho el tiempo que estuve alejada de Dios,

de lo que es todo el mundo cristiano, no era feliz,

entonces sé que no sería feliz.

-Hombre, al pensar en Cristo en la cruz,

sabiendo que lo hizo por sustitución mía,

es decir, sabiendo que yo en realidad merecía la muerte

y ver cómo él lo hizo por mí,

me da paz, me da tranquilidad,

y me da una esperanza,

una esperanza de que sé que voy a estar en el cielo con Él,

porque Él hizo eso por mí.

-Yo sentí al Señor de un modo especial en mi vida,

cuando estábamos buscando tener a Paula,

bueno a Paula no, estábamos buscando tener un bebé,

lo que pasa es que tengo unos problemillas de salud

en el que no era muy fácil saber muy bien cuándo buscarla

y que eso pudiera ser mucho más fiable.

Hubo un momento en el que lo pasamos realmente mal,

porque claro, no teníamos hijos

y no sabíamos si realmente eso iba a pasar o no.

Hubo un día en el que estaba preparando una clase de Biblia

para la Iglesia

y Dios puso en mi corazón

que tenía que adelantar una prueba que tenía,

que era una ecografía, no sé explicar por qué,

yo sé que estaba Dios hablándome,

diciéndome Aroa llama y adelántala y así hice,

además dejé lo que estaba haciendo

y llamé, la adelanté,

y me la dieron antes

y el ginecólogo cuando me estaba realizando la ecografía me dijo,

yo no esperaba eso tampoco, me dijo ovulas en dos días,

y para mí, para nosotros fue superimportante

gracias a eso Paula está aquí con nosotros,

eso se lo tengo que agradecer a Dios,

porque en medio de la dificultad y de no saber qué iba a pasar,

Él puso ese momento en específico para decirme, es ahora, es el momento

y gracias a ello está Paula con nosotros.

-Pues me acuerdo perfectamente

que nos enteramos que íbamos a ser padres

y yo en ese momento era entrenador de fútbol

de un equipo de benjamines, de niños de ocho y nueve años,

y prácticamente cuando eres entrenador

trabajas dos horas por semana

y prácticamente no tienes remuneración económica,

yo empecé a pensar en la carga económica tan fuerte que nos venía

ya sé que estaba trabajando,

pero sí que es cierto que en ese momento yo pensé

Señor, necesito otro trabajo que me dé más estabilidad,

más remuneración económica

porque es algo que necesitamos, nos venía una carga muy importante,

y me acuerdo perfectamente que estaba buscando trabajo,

salía a la calle a echar currículum, por internet,

echaba una y otra vez currículum,

y prácticamente lo que me venía eran trabajos

prácticamente sin importancia, también sin remuneración,

todo con comisiones

y me acuerdo una vez que dije Señor me estoy dando cuenta

que estoy intentando por mis propias fuerzas encontrar un trabajo,

pero quiero que me lo des Tú.

Me acuerdo que un día estaba en el salón,

me puse a orar, medio llorando,

y le dije Señor, dame el trabajo que Tú sabes que necesito,

no quiero encontrar el trabajo de mis sueños,

que yo quiero,

quiero que Tú contestes y que si es tu voluntad

me des un trabajo que Tú quieras

y al día siguiente por la mañana me llamaron

que me fuese a Tres Cantos a hacer una entrevista

y ya llevo tres años y medio en esa empresa,

y la verdad es que tengo mucho más de lo que merezco,

mucho más de lo que pedía

y mucho más de lo que pensaba incluso que Dios me podía dar.

-Sé que voy a ir al cielo

porque Cristo murió en la cruz por mí,

limpió mi corazón

y eso hizo que yo pueda tener una puerta abierta

para ir al cielo.

Yo me arrepentí de esos pecados

y le pedí perdón por ellos

y desde ese momento sé que tengo un lugar.

-Ese arrepentimiento,

dar ese giro de 180 grados a nuestra vida,

cuando entendemos lo que Dios ha hecho por nosotros

es parte fundamental para poder ser salvos,

para poder estar toda esa eternidad con Jesús,

y luego sentir cómo el perdón

a través de la obra de Jesús en la cruz,

es precioso pensar en que Él hizo su parte,

y nosotros lo único que tenemos que hacer

es arrepentirnos y tener fe en Él.

Aroa y yo nos conocimos en un retiro de Iglesia

y estuvimos allí dos días con toda la Iglesia,

y yo me acuerdo que la conocí allí, la miré,

y yo dije, esta chica me gusta, y me cuadraban muchas cosas,

pero claro en ese momento yo no sabía realmente

si era la mujer que Dios quería para mi vida o no,

y para mí mi padre desde pequeño me ha enseñado

que hay dos decisiones fundamentales en la vida:

la primera es saber dónde vas a pasar la eternidad,

y la segunda es saber con qué persona vas a pasar toda tu vida aquí,

y yo le pedí muchas veces a Dios

que me dijese si era la mujer para mi vida o no,

entonces pasó mucho tiempo,

le pedí también a mis padres que orasen por esa decisión,

para saber si era lo que quería o no,

ella también estaba orando,

para saber si era lo que Dios quería o no,

y al final, nos dimos cuenta que era lo que Dios quería

y ver cómo Dios fue guiándolo todo para que pudiésemos estar juntos

y para que nos pudiésemos casar y formar esta familia,

al final fue maravilloso ver cómo Dios

también obraba con nosotros en cada momento.

-A dos días de la boda me quedo sin vestido

porque los arreglos que habían hecho eran un desastre

y me puse muy triste

entré en estado de shock, dije, en dos días me caso

y la realidad es que para mí lo importante era casarme,

no era el vestido de novia

pero si que es algo en lo que te encuentras un poco perdida

y dices ahora qué hago, y ahora qué va a pasar,

y llamé a David y dije David, me pasa esto,

por favor vamos a ponernos a orar,

el Señor tiene que hacer un milagro porque ahora con qué me caso,

esa es la realidad,

lo que pasa es que bueno, salimos de esa tienda,

hecha un desastre, pero encontramos nada más salir otra,

y yo en estado de shock

pero se lo conté a las dependientas,

les dije lo que me había pasado

y es que cerraron la tienda para mí.

Sentí que el Señor tenía el control de todo,

que hasta en el más mínimo detalle que puede ser un vestido,

Él estaba ahí poniendo su mano

y diciendo, no te preocupes que aquí estoy yo.

-Bueno mi versículo favorito es Josué 1-9

que dice así:

"Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente,

no temas ni desmayes,

porque Jehová, tu Dios, estará contigo

en donde quiera que vayas"

Es un versículo que me ha acompañado durante toda mi vida

y la verdad es que en los momentos más complicados

en los momentos de temor, de dificultad,

saber que Dios siempre estaba conmigo

y que me pedía que me esforzase y que fuese valiente,

es algo que siempre me ha acompañado.

-Mi versículo favorito es:

"En paz me acostaré y así mismo dormiré,

porque solo Tú, Jehová me haces vivir confiado"

Salmo 4-8.

Y es mi versículo favorito porque me da paz,

y me hace vivir confiada

sé que cuando me voy acostar,

no hay nada que escape del control de Dios

y eso me hace estar segura, y me hace estar tranquila.

Como hemos visto David y Aroa han sido salvados del infierno,

esa palabra no se suele usar ya, no está de moda,

pero déjame preguntarte una cosa:

¿y si de verdad existe el infierno?

¿no te alegrarías que alguien te advirtiera

y te indicara el camino para salvarte?

Aceptamos bien los avisos en las cajetillas de tabaco,

"Fumar, mata"

es un mensaje duro, dramático, agresivo, "Fumar, mata"

a quién le gusta que aparezca esa leyenda en la cajetilla,

yo creo que a nadie,

pero lo aceptamos porque sabemos que es verdad,

pues déjame decirte

que el mayor experto en asuntos del más allá

ha dicho que sí, que sí hay infierno,

de modo que no es un cuento

y lo podemos leer en muchas ocasiones,

Jesucristo lo mencionó,

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La fe de David y Aroa

Buenas Noticias TV - La fe de David y Aroa

02 sep 2018

Hoy vamos a conocer a la familia de David y Aroa que nos abren las puertas de su casa y comparten lo más valioso para ellos, su salvación. ¿De qué han sido salvados? Lo veremos en un momento.

ver más sobre "Buenas Noticias TV - La fe de David y Aroa" ver menos sobre "Buenas Noticias TV - La fe de David y Aroa"
Clips

Los últimos 555 programas de Buenas noticias TV

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios