Buenas noticias TV La 2

Buenas noticias TV

Domingos a las 09.15 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4185178
Para todos los públicos Buenas noticias TV - Enemigos del matrimonio - ver ahora
Transcripción completa

Bienvenidos.

La ruptura familiar,

el divorcio y el aumento de familias desestructuradas

de que existen enemigos que están destruyendo las familias

a gran velocidad.

Identificar a estos enemigos para defendernos de ellos

es el principio de la victoria.

Terminamos la serie de cuatro capítulos

en los que hemos estado hablando

sobre las relaciones en el matrimonio

en concreto hoy vamos a hablar sobre algunos enemigos

en la entrevista que José Pablo Sánchez

está manteniendo con Joaquín Márquez,

psicopedagogo, especialista en terapia familiar

y de pareja.

Te invitamos a compartir tu opinión en nuestro facebook o twiter

respondiendo a esta pregunta:

¿Cuál ha sido el peor enemigo de tu matrimonio?

Cuéntanos también en el facebook como este programa ayuda,

es importante para nosotros saber esos detalles

de cómo Dios te está ayudando a través de este programa.

Nos lo puedes contar por wasap:

Vamos a ver ya la entrevista.

Joaquín aquí seguimos, en este último programa.

Hemos venido hablando sobre la relación de pareja,

tratamos las señales de peligro en la relación,

hablamos sobre los hábitos que debe haber dentro de la relación,

hábitos saludables.

También hablamos sobre la intimidad

y la importancia de tener una relación íntima

en todos los aspectos de la relación y de la vida.

Y hoy queremos también comentar sobre esos enemigos

que están haciendo que tantas parejas fracasen.

De hecho hoy en día muy pocas personas realmente

ven el matrimonio como la primera opción en su relación de pareja.

¿Tan malo es el matrimonio?

No. Ni muchísimo menos.

El matrimonio es algo muy saludable, muy bueno,

que tiene muchísimos beneficios

y no es que lo diga yo, es que hay estudios que lo sustentan.

Se estima que el matrimonio tiene beneficios muy evidentes

en cuanto a combatir el sentimiento de soledad.

Creo que era Becquer el que dijo que

la soledad es muy hermosa si se tiene con quién compartirla.

Pero hay muchísimos más beneficios.

Por ejemplo, beneficio en cuanto a sentimiento de pertenencia.

Al saberse apoyado y valorado.

Mejores hábitos, más salud.

Se estima que los casados tienen una esperanza de vida

de más de cuatro años con respecto a los solteros.

Tienen mayor tasa de ahorro.

Y hay también más beneficios en cuanto al ámbito de la sexualidad

básicamente porque es mucho más accesible.

El matrimonio tiene muchos y muy sanos beneficios.

No solamente para las parejas casadas

sino también para el entorno social en el cual están

la sociedad en su conjunto.

Absolutamente.

Comentábamos antes que

antes que la idea de tribu, aldea, nación empezó la idea de familia.

La sociedad se organiza por familias

comenzando por la unión de un hombre y de una mujer.

Si ese es el origen de todo,

es porque muchas y muy variadas cosas buenas

y muchos beneficios debe tener.

De hecho yo estoy convencido que una sociedad madura,

saludable y que progresa

se consolida en base a esa familia saludable e equilibrada.

¿Pero cómo hemos llegado a ese desprestigio que hoy en día hay

en cuanto al concepto de casarse, del matrimonio?

Supongo que hay muchos por qué, muchos motivos, muchas razones...

y tendríamos que perfilar y matizar muchos de ellos.

Pero si yo tuviera que señalar dos,

creo que uno tiene que ver con esa idea histórica

que hemos arrastrado en ese inconsciente colectivo

que es el de pensar que el matrimonio básicamente

es aguantarte con lo que te toque

y aguantar, y aguantar, y aguantar,

sobre todo por lo que puedan llegar a decir los demás.

Esto está muy relacionado con el segundo motivo

y es que acabas viendo el matrimonio como una especie de cárcel para tí.

Te casas y renuncias a quien tú eres, a lo que tú eres,

a tus deseos, a tus sueños.

Yo me casé con veinticuatro años.

Espero no equivocarme, si no mi mujer...

y mis amigos, los de toda la vida

con los que había ido al colegio, me decían:

¿Vas a dejar de disfrutar?

¿Te vas a casar tan joven?

Yo intuía que iba a empezar a disfrutar

cuando iba a empezar a compartir mi vida con mi esposa.

Y así fue, la verdad.

Creo que arrastramos esas ideas.

Una de mis hijas se casó con ventiún años

y en el bufete de abogados que trabajaba

compartía que estaba casada y la decían:

pobrecita.

Si, efectivamente.

Vivimos en una sociedad donde el hecho en si de casarse

todavía tiene desgraciadamente esa mala prensa.

Pero como has dicho antes,

hay muchos elementos muy positivos

que ayudan a la relación de aquellos que están casados.

Pero queremos hablar en este programa sobre los enemigos.

Los enemigos están ahí

y se han propuesto destruir la familia

destruir el matrimonio.

¿Qué enemigos que están ahí son los que más están afectando

a las relaciones de pareja?

Es difícil establecer un ranking

porque va a depender mucho de las espectativas, experiencias previas,

como seamos cada uno...

Pero atendiendo a situaciones de matrimonio normales,

donde descartamos algún tipo de problemática más profunda

en cualquiera de los dos cónyuges,

creo que los tres enemigos, por decir tres fundamentales serían,

tener rutinas malsanas,

el segundo una comunicación basada en el reproche,

y la crítica constante

y el tercero sería descuidar los intereses en común.

Vamos a desgranar estos tres enemigos.

Hablas primero de rutina.

Profundiza sobre rutina.

Rutinas malsanas.

Ya hablamos de hábitos buenos.

Efectivamente.

Si, todos tenemos rutinas.

Y cierto grado de rutina es bueno.

La vida no puede ser un continuo caos

donde no sabes muy bien donde ir

porque el tener ciertas rutinas da seguridad y estabilidad.

A lo que yo llamo rutina malsana

es a ese tipo de conductas, comportamientos

que acabamos generando en la pareja

y que al principio, aunque fueran buenas,

pues .... no hay manera de moverlas.

No hay manera de ser flexible en cuanto a ello.

Supongamos que un joven matrimonio

en su tiempo de noviazgo dedicaba los sábados por la tarde

a pasear por el retiro.

Se casan y siguen los sábados por la tarde paseando por el retiro.

Pero hay un momento en el que algo cambia en su relación

y les exige ser flexibles

en cuanto a ese paseo los sábados en el retiro.

¿Cuándo se convierte aquello que era una buena rutina

en una mala rutina?

Cuando ese paseo es "sagrado".

Que no hay posibilidad de cambiarlo.

Que incluso ni siquiera se habla de esto.

Quien dice pasear por el retiro

dice: los domingos ir a comer a casa de mi madre...

Al final la rutina malsana

se acaba percibiendo como una cárcel en la que te metes

y que no hay manera de salir.

Es cuando se dice: "siempre es igual".

Hablabas también del reproche y la crítica

que sería otro de los enemigos

que hacen que la familia llegue a romperse,

entra en una dinámica de ruptura.

Es un enemigo especialmente peligroso.

Porque todos comunicamos.

Hay uno de los axiomas de la comunicación

que es la imposibilidad de no comunicar.

Todo lo que hacemos es comunicación

a nivel verbal o a nivel no verbal.

Cuando en un matrimonio

la comunicación está sustentada por reproches

o por críticas,

por facturas atrasadas emocionales que no he cobrado,

y me voy a cobrar en el momento que quiera,

cuando esto es así mina la confianza, la relación

y la intimidad en el matrimonio.

Una comunicación donde básicamente exista esto

y no haya contrapesos de gratitud, reconocimiento, consideración...

está abocada al fracaso.

Además de una manera muy evidente.

Así que cuidado con la crítica y el reproche constante.

Si hace mucho tiempo

que en la relación del matrimonio no se comparte nada más que eso

reproches, críticas... cuidado, mucho cuidado.

Me gusta esa idea de compensar

porque a veces reaccionamos, reprochamos...

pero lo que no sale de forma automática

es dar gracias, elogiar a la persona....

y ahí es donde deberíamos ser más proactivos.

Si. Una mala tarde la tiene cualquiera.

Un mal momento, una mala experiencia, un.... realmente explotar...

Enfadaros pero con cuidadito.

Si, eso sale de manera muy natural, el reproche, la crítica...

para lo otro hay que desarrollar buenos hábitos,

buenas costumbres, buenas rutinas en este sentido.

Y a priori considerar que en definitiva,

al que tienes enfrente

es la persona con la que has decidido compartir tu vida.

Hablabas también de descuidar intereses compartidos.

¿A qué te estabas refiriendo como uno de esos enemigos del matrimonio?

Me estoy refiriendo a que cuando una pareja empieza a salir

es muy raro que no tengan intereses comunes, compartidos.

Es muy raro que no quieran pasar tiempo juntos.

Y esto es muy evidente al principio de la relación.

Cuando te casas, te estabilizas,

empiezas a tener hábitos y rutinas en tu vida

puede llegar al punto de que descuides esos intereses comunes,

ese compartir ese tiempo juntos,

este tipo de cosas que antes sí hacías.

Con todas las obligaciones que tenemos,

con todas las exigencias que se nos plantean a nivel personal

profesional y laboral,

parece que acabamos siendo compañeros de piso.

Que vivimos bajo el mismo techo pero nuestras vidas no se cruzan.

El peligro es que puedes llegar al punto de darte cuenta

de que la persona de la cual te habías enamorado

y con la que te casaste,

se ha convertido en un desconocido para tí.

Empiezas a recordar cómo erais antes y qué compartíais antes,

y se te hace tan lejano

que resulta realmente difícil volverlo a traer al presente.

Este tipo de situaciones

nos tiene que poner las orejas muy puntiagudas

para alertarnos de que algo está ocurriendo, algo está pasando.

Hay que cuidar esos intereses comunes de ese tiempo que se comparte juntos.

Como decías hay más enemigos, nos hemos centrado en tres,

¿Qué puede aportar Jesucristo a aquellos que tenemos fe,

que creemos en Él,

para vencer a estos enemigos cuando están acosando nuestro hogar?

Tanto la fe como lo que recibimos de la Biblia

en cuanto a los principios que encontramos en ella,

nos dan muchos más recursos, muchos más elementos

para poder cuidar y fortalecer nuestro matrimonio.

Por ejemplo, de ahí extraemos y sacamos

que tenemos que ser sabios y cuidadosos

con el uso de nuestras palabras.

Eso nos va a llevar a cuidar nuestra comunicación.

Nos va a llevar a ser muy cuidadosos

con únicamente recurrir a la crítica y al reproche.

También podemos extraer que tenemos que ser agradecidos.

Vamos a dar gracias a lo Divino y a lo humano

por la persona con la cual podemos compartir nuestra vida.

De ahí también extraemos que tenemos que pedir, recibir y dar perdón.

Tenemos que ejercitar el perdón también en el matrimonio.

De ahí también extraemos

que tenemos que disfrutar de intimidad sexual,

y que no podemos utilizar el sexo como chantaje,

o como castigo...

De ahí también extraemos que nuestro matrimonio tiene un propósito

que nos trasciende a nosotros mismos.

Y eso le da sentido a lo que somos y lo que hacemos.

Y eso nos va a permitir

ser mucho más resistentes a los problemas.

Nos va a llevar a ser más proactivos para fortalecer y mejorar

nuestra vida

y tener un matrimonio en ese sentido bueno.

Pensamos que es lo que Dios así quiere.

Pues esperemos que acudamos ahí, a la Bibilia,

acudamos a la Palabra,

para sacar la fuerza y el conocimiento ...

y entreguemos nuestros matrimonios

a Aquel que ha prometido que es testigo de esa relación.

Y que lo que Dios ha unido que no lo separe el hombre.

Que también los hombres y las mujeres

hagamos todo lo posible

para que mantengamos familias sanas y estables.

Muchas gracias Joaquín por ayudarnos y colaborar con nosotros

en estos cuatro programas.

Pues hoy hemos terminado con estos cuatro capítulos

sobre las relaciones en el hogar.

Esperamos que sean de ayuda para todos los que los habéis seguido.

Y los que formáis parte del club de amigos

vamos a sortear este libro.

Un libro que te ayudará a encontrar

la liberación y la sanación del perdón.

Si crees que estamos realizando una buena labor

únete al club de amigos.

Necesitamos gente como tú que ama la Biblia

y que desea promoverla con nosotros.

Gracias por tu atención

tu vales mucho para Dios.

  • Enemigos del matrimonio

Buenas noticias TV - Enemigos del matrimonio

27 ago 2017

La ruptura familiar, el divorcio y las familias desestructuradas son evidencia de que existen enemigos que están destruyendo los hogares a gran velocidad. Identificar estos elementos para protegernos de ellos es el principio de la victoria.

ver más sobre "Buenas noticias TV - Enemigos del matrimonio " ver menos sobre "Buenas noticias TV - Enemigos del matrimonio "
Programas completos (506)
Clips

Los últimos 507 programas de Buenas noticias TV

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios