Buenas noticias TV La 2

Buenas noticias TV

Domingos a las 09.15 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4546519
Para todos los públicos Buenas noticias TV - Consecuencias de la Resurrección - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Amigos, amigas, bienvenidos a "Buenas noticias TVE".

Hoy celebramos la resurrección de Jesucristo.

Un acontecimiento extraordinario que cambió para siempre

la historia de la humanidad

y que tiene consecuencias que nos afectan de muchas maneras.

En el programa de hoy,

José Pablo Sánchez va a conversar sobre este tema con Andy Wickham,

director de la Fundación RZ en España.

Te invitamos a compartir tu opinión en el Facebook o Twitter

de "Buenas noticias TV" respondiendo a esta pregunta:

¿qué aporta a tu vida la resurrección de Cristo?

Pues vamos a ver ya la entrevista.

Andy, bienvenido. Hola. Encantado.

Me alegra que podamos estar charlando un rato hoy,

precisamente, que es un día muy especial.

Celebramos la resurrección de Jesucristo.

Y ante un acontecimiento como este, hay que hacerse algunas preguntas.

Por ejemplo, ¿qué pasaría si Jesucristo no hubiera resucitado?

Porque tenemos sus enseñanzas,

igual que tenemos las enseñanzas de otros grandes maestros,

como Buda o Mahoma, que no resucitaron.

¿En qué cambiaría si Jesucristo no hubiera resucitado?

Es una buena pregunta.

Imagínate que estás en una encrucijada de caminos

y tienes que elegir entre 20.

Y hay 20 señales o flechas indicando "el camino es por aquí"

y "la vida es por aquí".

Y debajo de cada flecha tienes la tumba

de la persona que lo escribió.

Uno está firmado por Mahoma, otro está firmado por Buda,

otro por Odín, otro por un grupo de ateos,

y en medio de toda esta confusión aparece Jesús y te dice:

"Sígueme a mí. Conozco el camino. Lo acabo de recorrer".

¿De quién te fías?

Yo, ante la duda, me fiaría de quien no está enterrado.

Y es que la resurrección no es un dogma más

u otro milagro más en el cristianismo,

sino que es el pilar en la fe cristiana,

es el hecho histórico más relevante de todos,

ante el cual o bien el cristianismo se sostiene

o se cae.

La verdad es que también el apóstol Pablo

habla de la resurrección como las "primicias".

Utiliza esa palabra.

¿A qué se refiere el apóstol Pablo con esa palabra?

Las primicias significan los primeros frutos de una cosecha.

Y que Jesús sea las primicias de la resurrección

significa que él es tanto el primero como el modelo de una cosecha

de resurrecciones posterior.

Esto es lo interesante. Si Jesús es el modelo,

significa que su resurrección física es la primera

y es de la que podemos aprender.

Nuestra salvación va a ser física con un cuerpo físico.

Y esto es importante recalcarlo

porque muchas de las herejías que surgen del primer siglo

derivan, precisamente, de no entender que la resurrección es física.

Jesús tomó pasos muy deliberados en mostrar que no era un fantasma.

A Tomás le dice: "Mete tus humanos en mis heridas".

Como y desayuna con los discípulos.

Tenía algún tipo de aparato digestivo.

Se puede teletransportar.

Atraviesa puertas, se aparece en habitaciones que están cerradas,

o desaparece en medio de una cena en el camino a Emaús.

También asciende a los cielos.

Es decir, es un cuerpo normal,

pero, a la vez, con nuevas potencialidades.

Nuevas habilidades, ¿no? Sí.

Pero lo más importante de todo es que el Jesús resucitado

es la misma persona que el Jesús encarnado.

Sigue siendo judío, hablando arameo.

Incluso tiene las marcas de la crucifixión.

Esto es realmente importante,

porque lo que hace es una continuidad en nuestra salvación, que es física.

Quizás deberíamos volver a mirar a la historia de la humanidad

y ver ese énfasis desmedido que vemos en superhéroes,

en superpoderes.

Quizás todo es porque en realidad hemos sido creados para ser más.

Tengo amigos que tienen pánico de pasar una eternidad aburridos

porque no les gusta cantar o tocar el arpa

o flotar de nubes en nubes. En el cielo, ¿no?

Y no es de extrañar que a la gente no le parezca para nada atractivo

ese tipo de eternidad.

Sin embargo, la resurrección descarta, digamos,

esa caricatura de la eternidad. Claro.

Entonces, primicias es el modelo.

Cuando queremos pensar qué es la resurrección cristiana,

vemos cómo Jesucristo resucitó,

y ese es el modelo que debemos pensar.

Que algún día todos aquellos que tenemos fe en Jesús

vamos también a vivir esa experiencia.

Pensando en el relato de la resurrección,

porque hay muchos elementos ahí para tratar,

uno de los que a mí más me sorprende

es que Jesucristo encarga el anuncio de la resurrección a unas mujeres.

¿Qué podemos aprender de ese encargo?

Lo que Jesús hizo fue revolucionario.

Quizás a nuestros ojos, siglo XXI, es un detalle que pasa desapercibido.

Pero tenemos que entender que en aquellos contextos

la mujer no tenía ni voz ni voto.

No estaba bien visto hablar con una mujer en público,

y mucho menos hablar de política o religión.

El testimonio de una mujer en un juicio no contaba para nada.

Y aun así, los evangelios insisten en que ellas son

los primeros testigos del evento de los eventos,

de la resurrección.

Si los discípulos se hubieran inventado la resurrección,

si fuera un montaje, por querer tapar el fracaso

de que su mesías fue denigrado y ejecutado,

y así perpetuar y validar las enseñanzas de Jesús,

jamás habrían elegido a las mujeres

como la base del testimonio y de su caso.

Sin embargo, es lo que leemos en los relatos.

Y, según los historiadores,

esto lo que hace es darle una validez,

una veracidad de muchísimo peso al relato.

De hecho, esa es una de las consecuencias

de la resurrección, el efecto que produce, en este caso,

hacia esas mujeres, que son dignificadas

al darles Jesús este encargo.

Pero pensando incluso en un plano más abierto,

¿cómo puede afectar el creer en la resurrección hoy en día

a cualquier persona que nos esté viendo?

Yo diría que, por encima de todo, trae esperanza.

Imagina dos trabajadores que empiezan en un nuevo trabajo,

exactamente el mismo trabajo en una empresa.

Pero las condiciones son horribles, un ambiente nocivo,

solo libran medio día a la semana.

Y no se les paga a final de mes, sino a final de año.

Con la única diferencia de que al primero

se le pagan diez mil euros

y al segundo se le pagan diez millones de euros.

Después de varias semanas trabajando,

el primero ya no puede más y, agotado, dice:

"Esto es inhumano. Esto es un sinvivir".

El segundo le dice: "No es para tanto,

no sé de qué te quejas".

Reaccionan de forma distinta ante las mismas circunstancias.

¿Por qué?

No tiene nada que ver con sus circunstancias presentes,

sino con su esperanza futura.

Y dependiendo del tipo de esperanza que tengamos,

vamos a vivir como el primero o como el segundo.

¿En qué se traduce esta esperanza

que nos ofrece la resurrección de Jesús?

Menciono algunas.

En primer lugar, que Jesús es quien decía ser.

Él es Dios.

En segundo lugar, que puedo ser perdonado.

Las palabras de Jesús: "Consumado es", en la cruz,

no es una frase vacía.

La transacción es real.

Cristo paga por nosotros y es una redención, una oferta,

disponible para todos.

En tercer lugar, se nos ofrece poder para vencer al pecado

y para vencer la tentación.

Tanta gente vive esclava a adicciones

porque no tienen las fuerzas de decir que no.

La resurrección nos demuestra que Cristo tiene poder

para transformar nuestras vidas.

En quinto lugar, mi fe no es una proyección psicológica.

Se me invita a usar la cabeza.

Se me invita a investigar la evidencia histórica

y a buscar la verdad.

No es simplemente un cuento que me hace feliz.

En sexto lugar, puedo tener una relación con Dios

porque está vivo.

No tengo que peregrinar a una tumba para visitarle.

Y en último lugar, diría que el sufrimiento y la muerte

tienen fecha de caducidad.

La muerte ha perdido su aguijón. Ya no tengo por qué vivir con miedo.

Puedo vivir con esperanza.

Porque Jesús dijo: "Yo soy la resurrección y la vida.

El que crea en mí, aunque esté muerto, vivirá".

Eso es una esperanza. Claro, que merece la pena.

Por todos lados hay que creer en la resurrección.

Yo estoy de acuerdo contigo.

Beni tiene una pregunta que nos ha llegado por las redes sociales.

Le vamos a pedir que nos la transmita.

Pues sí. Al hilo de lo que estamos escuchando,

Pepi pregunta lo siguiente a nuestro invitado.

¿Cree que realmente los evangélicos creemos en la resurrección

y estamos viviendo en consecuencia a ella?

Andy, ¿qué te parece?

Bueno...

Pienso que, en general, sí.

Tenemos claro como pueblo que la resurrección es algo vital,

no es un añadido, no es algo periférico,

y que es parte de lo que nos da nuestra identidad.

Y muchas de las cosas que he mencionado

creo que las tenemos claras como evangélicos.

Algunas de las implicaciones de la resurrección,

como puede ser, por ejemplo, nuestro concepto de eternidad.

Nuestro concepto material, espiritual,

hay ciertas partes de la vida que son espirituales y otras no,

con todas las ramificaciones que eso puede tener.

La forma en que entendemos la misión, la forma en la que hacemos Iglesia,

la forma en la que pensamos en la ecología,

en el cuidado de este planeta, el jardín de nuestro padre.

Si hay una continuidad en este mundo y nuestra salvación es física,

quizás todavía tenemos ideas un poco platónicas

que separan lo espiritual de lo que no lo es

y que quizás es una asignatura pendiente

aún en pleno siglo XXI para la Iglesia de Cristo.

Claro, hay que seguir trabajando en las implicaciones que supone

un buen entendimiento de la resurrección.

En tu primera respuesta, hablabas de que elegías el camino

porque veías a Jesús que estaba allí, le preguntabas,

podías hablar con él porque estaba vivo,

pero hay mucha gente que dice: "Bueno, Jesús ha resucitado,

lo creemos, pero no le vemos. ¿Dónde está?".

Sí.

Bueno, en mi trabajo oigo mucho la expresión

"si no lo veo, no lo creo".

Y aunque entiendo de dónde viene, realmente tengo serias dudas

de que la vista realmente sea el factor principal

que provoca el escepticismo.

Cuando Jesús resucitó a Lázaro,

Lázaro era ya un cadáver, estaba en descomposición y olía,

muchos de los presentes, asombrados, aceptaron a Jesús.

Sin embargo, se nos dice que otro grupo decidió

que era el momento de matarle.

Polos opuestos ante exactamente la misma evidencia. ¿Cómo es posible?

Cuando la verdad duele,

el ser humano es capaz de tergiversar o reinterpretar la evidencia

como le conviene.

Recuerdo una conversación con una estudiante de medicina

de la Universidad de Murcia hace dos años.

Me dijo: "Si la resurrección es un hecho histórico tan indiscutible,

¿cómo es que no se convirtió todo el mundo?".

Le dije: "En realidad, en cuestión de días,

hubo miles de personas que se convirtieron".

Las mismas personas que gritaron "crucifícale",

semanas después estaban arrodillándose ante Jesús como Dios.

Le dije: "¿Puedo hacerte una pregunta?

Tú conoces médicos que fuman". Me dice: "Sí".

Digo: "Sin embargo, no hay nadie que conozca mejor la evidencia

que vosotros, los médicos, de que el tabaco mata. ¿Cierto?".

Dice: "Es verdad".

Y digo: "Déjame que te haga una pregunta.

¿Qué te parece la idea de que Dios venga a tu vida

a tomar el control absoluto de ella,

a pesar de que es el que mejor la sabe dirigir?

¿Cómo te hace sentir? ¿Te gustaría?".

Me dijo: "Para nada".

Le dije: "¿No es esa realmente la razón principal

por la que no quieres aceptar a Jesús?".

Me dijo: "Sí".

Fue increíblemente honesta.

Ojalá todo el mundo fuera tan honesto.

Bueno, yo espero que muchas personas que nos están viendo hoy

decidan que sí, que quieren mirar a Jesús,

que quieren creer en él,

y aprovecharse de todas estas consecuencias

que tiene la resurrección y que hemos comentado esta mañana.

Muchas gracias, Andy, por acompañarnos esta mañana.

Un placer estar aquí.

Seguimos celebrando este día de resurrección

y queremos animarte a leer la Biblia.

Por eso, si no lo tienes todavía,

puedes llamarnos y adquirir este Evangelio de San Juan gratis.

El teléfono es el 91 743 44 00,

y es un regalo por gentileza de las iglesias evangélicas.

El teléfono, repito, es el 91 743 44 00.

Y si formas parte del Club de Amigos,

vamos a sortear este libro entre todos nuestros amigos.

"El lucero de la mañana", un libro del teólogo Stuart Park

que reflexiona sobre el valor de la resurrección de Cristo.

Necesitamos amigos que se unan a nuestro club

para seguir regalando una porción de la Biblia

y ofreciendo ayuda espiritual a nuestra audiencia.

Llámanos o mándanos un wásap al 673 466 366

para explicarte en qué consiste.

También puedes hacerte amigo a través de nuestra web.

Gracias por tu atención.

Y no lo olvides, tú vales mucho para Dios.

  • Consecuencias de la Resurrección

Buenas noticias TV - Consecuencias de la Resurrección

01 abr 2018

Hoy celebramos la resurrección de Jesucristo, un acontecimiento extraordinario que cambió para siempre la historia de la humanidad y que tiene consecuencias que nos afectan de muchas maneras.

ver más sobre "Buenas noticias TV - Consecuencias de la Resurrección" ver menos sobre "Buenas noticias TV - Consecuencias de la Resurrección"
Clips

Los últimos 546 programas de Buenas noticias TV

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios