Buenas noticias TV La 2

Buenas noticias TV

Domingos a las 09.15 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5240741
Para todos los públicos Buenas noticias TV - El carácter de Elías - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Amigos y amigas de "Buenas noticias TV",

bienvenidos.

Elías es uno de los grandes profetas

de la Biblia.

Su historia refleja algunos elementos del carácter

que hacen de una persona

un referente y un modelo para la humanidad.

José Pablo Sánchez, director de este programa,

va a hablar hoy con Pedro David Alves,

pastor de la iglesia Salem de Madrid

acerca del carácter de Elías.

Te invitamos a compartir tu opinión en nuestras redes sociales

respondiendo a esta pregunta:

¿Qué milagro de Elías te parece más sorprendente?

Cuéntanos también cómo este programa te ayuda.

Nos gusta conocer incluso esos pequeños detalles

de cómo Dios lo usa en tu vida.

Y lo puedes hacer por Facebook o Twitter

o también por el WhatsApp: 673466366

y que aparece en pantalla.

Vamos ya con la entrevista de hoy.

Pedro David, muy bienvenido.

Me alegro de que podamos compartir este rato

y que hablemos acerca de este personaje tan importante,

Elías.

Curioso porque en el Nuevo Testamento,

cuando Santiago habla acerca de Elías

dice que era una persona como nosotros,

aunque a mí me parece que, como vamos a ver hoy,

un poco diferente, al menos, era.

Pero lo vamos a ir viendo a lo largo de esta entrevista.

Cuéntanos un poco cuál es el contexto histórico,

el momento histórico en que vive Elías.

Muy bien. Estoy encantado de estar aquí con vosotros.

De Elías sabemos algunas cosillas en relación a su contexto,

por ejemplo, que estuvo ejerciendo

su labor de profeta, de mensajero de parte de Dios

en la época del malvado rey Acab y su mujer Jezabel,

más o menos en el 870 y 850 antes de Cristo,

y luego de él sabemos también que tuvo un pasado insignificante

o, por lo menos, en la Biblia no se habla mucho de su pasado.

Él venía de una aldea llamada Tisbé,

en la región de Galaad, de la tribu de Manasés,

y sabemos que él era uno de los profetas más importantes

dentro de la cultura hebrea.

Y él irrumpe de manera abrupta en ese contexto que te mencionaba

del reinado de Acab e irrumpe

porque se está degradando la sociedad de esa época,

la moral se está desintegrando,

se ha dejado la fe en el Dios de Israel

y se han levantado altares a dioses cananeos,

como Baal, Asera,

y ahí aparece Elías para predecir un juicio

en forma de sequía durante tres años.

Y es un poquito el contexto en el que aparece.

Sí.

La verdad es que vemos a Elías

y hay varias facetas de su vida muy interesantes.

Una de ellas es, precisamente, la oración.

De hecho, cuando Santiago habla de él,

le presenta como un hombre de oración y de fe.

¿Qué papel juega la oración en la vida de Elías?

Hombre, vemos que la oración es muy importante para Elías.

Yo creo que por dos factores, básicamente.

El primero, creo que Elías creía que la voluntad de Dios

era lo que traía bienestar a los individuos y a la sociedades

y la oración es lo que te conecta a la voluntad de Dios,

es lo que te permite conocer lo que Dios quiere.

Y en segundo lugar, creo que Elías también era muy consciente

de sus limitaciones como humano

y sabemos que la oración

es la que nos conecta también al poder de Dios,

la que nos capacita para cumplir con la voluntad de Dios

y por eso creo que para Elías era muy importante la oración.

Hay un momento en el que vemos a Elías

desafiando a los profetas de Baal.

De hecho, yo creo que es de esos momentos

que más recordamos de su figura.

Y, en ese momento, él, en ese desafío,

le dice que oren a ver quién es capaz de que Dios mande

fuego del cielo.

Y te pregunto: ¿eso era, de Elías, valentía o arrogancia?

¿Qué piensas?

Yo descartaría la arrogancia.

Para mí, la arrogancia tiene que ver con creerse superior a los demás,

con menospreciar a otros por creer que son inferiores a uno mismo,

y no veo arrogancia ahí, veo valentía y veo amor.

Veo amor porque veo que Elías

estaba muy preocupado por la ceguera espiritual

de los habitantes de Israel

y lo que quiere hacer es abrirle los ojos,

abrirles la capacidad espiritual de ver a Dios en medio de ellos

y que se vuelvan del camino erróneo que están tomando

y que se vuelvan a Dios.

Y entonces yo veo mucho amor y poca arrogancia,

veo mucha valentía, pero poca soberbia, digamos.

Claro, de hecho, Elías lo tiene claro,

que quien es grande no es él,

sino el Dios en que confía.

Así es. Eso es algo que se ve claramente

porque, de hecho, el desafío no es a ver si yo soy capaz de,

sino más bien qué dios es capaz de mandar fuego del cielo

y consumir completamente el sacrificio.

De hecho, cuando leemos la historia,

vemos cómo Elías dice: "Pues ahora vamos a regar con agua

todo lo que es el altar, el sacrificio"

y la forma tan maravillosa en que Dios responde,

realmente, es algo precioso.

Totalmente.

Curioso también que justo después de ese milagro,

cuando Elías ya ha tenido una gran victoria,

además, ha conseguido o ha intercedido y ya llega,

la sequía termina, es decir,

todo parece que es una época de triunfo en su vida

y, sin embargo, le encontramos

en una cueva y le encontramos al hombre

parece que deprimido. Yo pregunto:

¿los valientes también pueden deprimirse?

Desde luego que sí, desde luego que, en primer lugar,

es sorprendente que Elías,

después de una hazaña, como la que hemos mencionado,

de hacer descender fuego del cielo,

que no le tiembla el pulso ante 850 falsos profetas,

de pronto, ante una carta que le amenazaba de muerte

de la reina Jezabel,

de pronto, le domina el miedo y sale corriendo solo al desierto

y le vemos ahí, junto a un enebro, deprimido,

pidiendo la muerte a Dios,

diciendo que no es mejor que sus padres.

Es sorprendente, la verdad,

pero es natural, es más natural de lo que nos parece.

Podemos hoy hacer grandes hazañas para Dios,

ver grandes cosas suceder a través de nosotros

y al día siguiente estar bien desanimados, bien deprimidos.

Y la pregunta es: ¿por qué?

¿Por qué llegamos a pasar de un extremo a otro

de la noche a la mañana?

Creo que es por nuestra humanidad,

por nuestra alma, que es tan frágil, tan inestable

que es muy usual que nos pueda acontecer esto.

En el caso de Elías,

creo que una de las cosas que le pudo haber sucedido

era que él tenía unas expectativas

de lo que tenía que suceder después de ese incidente

en el Monte Carmelo y no se dieron esas expectativas.

Creo que él tenía unas expectativas hacia los demás, por ejemplo,

los habitantes de Israel, él dice:

"En el momento en el que vean descender

fuego del cielo, van a volverse a Dios de todo su corazón".

Y no sucedió. O pensaría:

"En el momento en el que Acab y Jezabel, como reyes, escuchen

lo que acaba de suceder,

van a quitar todos los altares a Baal y a Asera

y van a volver a restaurar el culto a Dios".

Y no sucedió. Y eso, claro, te genera frustración,

te genera desánimo,

incluso yo creo que algo de frustración hacia Dios

puede que hubiera también en Elías.

Él creo que tenía unas expectativas hacia Dios

como que Dios iba a cambiar la situación de la noche a la mañana

y no sucedió tampoco.

Y creo que esas frustraciones nos pueden llevar a nosotros también

a ese desánimo, incluso a depresión,

el tener falsas expectativas.

Eso pasa también hoy en día, ¿no?, con...

Creo que sí, que nos puede pasar

y es muy importante tener unas expectativas ajustadas

a la realidad o a la realidad bíblica.

Claro.

Y, si nos hacemos falsas expectativas,

podemos ser presa del desánimo y de la depresión.

Sí. Claro.

La buena noticia es que incluso de la depresión,

del desánimo, de la frustración por no ver que las cosas suceden

como a veces soñamos que deberían suceder,

se sale, de esa situación se sale.

Y hay una experiencia de Elías que tiene ahí,

en la cueva, con Dios, una experiencia muy especial,

y, cada vez que Dios le pregunta "¿qué haces aquí?", Elías responde:

"He sentido un vivo celo por Dios".

¿Cómo se manifiesta esa pasión en la vida de Elías?

Creo que la pasión que tiene Elías por Dios se ve

desde el principio del relato de su historia hasta el final.

Pero, por mencionar algunos casos concretos,

el momento en el que irrumpe abruptamente Elías

y se enfrenta a Acab y le predice

la maldición en forma de sequía que mencionábamos antes

es una valentía increíble, enfrentarse a Acab y decirle:

"Va a haber una sequía por causa de tu mala gestión

en el Reino de Israel,

por causa de los pecados

que has cometido tú y los que has provocado que cometa

el resto del pueblo de Israel".

También vemos una valentía increíble

al enfrentarse a esos 850 falsos profetas

que mencionaba. Un solo hombre ante 850 personas

y cómo se enfrenta y qué pudo llevarle a ese momento

sino pasión y celo por Dios.

Luego, posteriormente, también le vemos enfrentarse,

nuevamente, a Acab para declararle que iba a morir

por causa de su pecado en una guerra a la que iba a salir.

Luego le declara también a él y a su mujer

una maldición por haber matado a un hombre llamado Nabot

e, incluso después de que fallezca Acab,

le vemos también a Elías

tan apasionado como para enfrentar al hijo de Acab,

a Ocozías, con su pecado,

así que vemos ese celo, esa pasión de manera muy práctica

en muchos momentos de su vida.

La verdad es que no lo hemos dicho hasta ahora,

pero cualquiera que quiera ver esa pasión

tendría que leer los capítulos, los pasajes.

¿Dónde pueden encontrar la historia de Elías?

Desde 1 de Reyes, capítulo 17,

que es en las que aparece,

y luego hasta 2 de Reyes, capítulo 2,

más o menos, ahí está registrada...

Pues animamos a nuestra audiencia a que vayan hoy

y lean la historia porque, realmente, hoy aquí

no vamos a poder hablar todo lo que nos gustaría.

Es curioso porque esta, la figura de Elías, transciende,

transciende históricamente su momento

y, de hecho, cuando Jesucristo está aquí

y se transfigura en el Monte de la Transfiguración,

ahí nos dice el relato del Evangelio

que aparecen Moisés y Elías.

¿Qué hizo a Elías tan especial?

Elías es considerado como el representante

de los profetas del Antiguo Testamento

y Moisés, como el representante de la ley.

Las dos secciones, la ley y los profetas,

apuntaban a la venida de un mesías

que restauraría a la humanidad y que traería el bienestar esperado.

Yo creo que lo que hizo de especial Elías

fue ser un predicador mesiánico,

un predicador que apuntaba a la venida de Jesús.

Y aparece ahí, en el Monte de la Transfiguración,

para certificar ante los discípulos de Jesús

que ese Jesús es del que se había profetizado

en el Antiguo Testamento.

Entonces, para mí, eso es lo que le hace especial,

predicar acerca del mesías como la verdadera solución,

el verdadero camino, la verdad que necesita la humanidad

para su bienestar y para la eternidad también.

Entonces, para mí, eso es lo que hizo especial a Elías.

Ya terminando y pensando un poco

en cómo esta figura de hace ya tantos años

tiene algo que decirnos a nosotros hoy,

¿qué elemento del carácter de Elías

te parece que podríamos aplicar a nuestra vida hoy?

Hay muchos. Para mí, Elías es un ejemplo en muchas áreas,

pero, por mencionar alguna, lo que decía al principio,

creo que Elías viene de un pasado insignificante,

un pasado del que no se habla mucho,

pero, sin embargo, su vida dejó una huella imborrable

en muchas generaciones.

Han pasado casi 3.000 años de su existencia

y todavía Elías sigue afectándonos a muchos de nosotros,

incluso los judíos todavía siguen esperando a Elías,

"que vendrá en los últimos tiempos" dicen ellos.

Entonces eso a mí me inspira

que puede que mi pasado no se muy halagüeño,

puede que no sea muy glorioso,

pero, si me uno a Dios,

puedo dejar una huella en mi generación,

una huella trascendental.

También veo a Elías un hombre muy humilde, muy sencillo,

que estaba más interesado en agradar a Dios

que en recibir el reconocimiento de las personas

y eso también es un ejemplo para nosotros

que estamos hoy muy ansiosos de nuestra reputación,

del reconocimiento que otros nos puedan dar.

La reputación en Facebook.

Por ejemplo, seguidores en Twitter, en las redes sociales,

pero veo que a Elías eso no le importaba demasiado,

él lo que buscaba era estar conectado con la voluntad de Dios

y cumplirla, llevarla a efecto.

También veo a Elías como un hombre de oración impresionante,

se aferraba a las promesas de Dios

y persistía en el tiempo

hasta que esas promesas se hacían realidad

y creo tenemos que aprender mucho de esa persistencia.

Y me gusta también la docilidad que tenía Elías,

"Elías era un hombre sujeto a pasiones, como nosotros",

dice Santiago.

Se equivocó en algunas ocasiones también

y Dios le confronta, Dios le trata

y él responde de manera muy adecuada,

le dice: "Oye, Elías, ¿qué haces aquí?

Si tú eres un profeta, ¿qué haces aquí escondido, en una cueva?".

Vuelve a ungir reyes, vuelve a ungir a profetas

y Elías no se pone a la defensiva,

no rechista y responde con mucha docilidad, en fin,

también la valentía podríamos destacar de Elías,

cómo él decide obedecer antes a Dios que a los hombres,

obedecer a Dios, independientemente

de las consecuencias que traiga su obediencia.

Son detalles que me llaman la atención.

Sí, la verdad es que hay muchísimo

y nuestra sociedad hoy en día necesita

también portavoces de la palabra de Dios que anuncien

el amor de Dios,

pero también la necesidad de que volvamos a los principios

y los valores que hacen que haya prosperidad en una sociedad,

a la verdad, a la misericordia, a la justicia.

Yo creo que vivimos en un mundo hoy en día

donde hacen falta personas como Elías,

valientes para denunciar el pecado,

pero también para anunciar la misericordia y el amor de Dios.

Y, en ese sentido, confiamos que haya muchas personas

que sean valientes como él

y de tomar la palabra y de anunciar el reino de Dios.

Muchas gracias, Pedro David, por acompañarnos hoy.

Que Dios te bendiga. Un placer. Igualmente.

Nos marchamos ya,

pero antes animarte a leer la Biblia.

Las iglesias evangélicas

ponen a tu disposición esta porción de la Biblia,

la Carta del Apóstol Pablo a los Romanos.

Llámanos ahora al teléfono 917434400

y te lo haremos llegar gratis.

Y, para los que formáis parte del Club de Amigos,

hoy vamos a sortear este libro titulado

"Tu identidad sí importa" del terapeuta Juan Varela

y que nos llega gracias a la generosidad

de la Editorial CLIE.

Necesitamos más amigos, como tú,

que puedes unirte a nuestro club,

para seguir regalando la Biblia

y ofrecer ayuda espiritual

a todos aquellos que nos la solicitáis.

Puedes hacerlo entrando en nuestra web y registrándote

o bien llamándonos o mandándonos un wasap.

Gracias por tu atención en este día

y no lo olvides, amigo, amiga:

tú vales mucho para Dios.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • El carácter de Elías

Buenas noticias TV - El carácter de Elías

26 may 2019

Elías es uno de los grandes profetas de la Biblia. Su historia refleja algunos elementos del carácter que hacen de un persona un referente y un modelo para la humanidad. Hoy descubriremos algunos de esos elementos.

ver más sobre "Buenas noticias TV - El carácter de Elías " ver menos sobre "Buenas noticias TV - El carácter de Elías "
Clips

Los últimos 593 programas de Buenas noticias TV

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios