Buenas noticias TV La 2

Buenas noticias TV

Domingos a las 09.15 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4257175
Para todos los públicos Buenas noticias TV - Abuelos que dejan huella - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Hola, amigos y amigas. Muy bienvenidos a "Buenas noticias TV".

Llegar a ser abuelo suele ser una de las grandes alegrías de la vida.

Ver crecer a los nietos y pasar tiempo con ellos

es un regalo y un privilegio.

Pero para aprovechar bien esta etapa de la vida debemos prepararnos,

y ser conscientes de nuestras propias necesidades.

Hoy vamos a hablar sobre este tema en la entrevista

que José Pablo Sánchez, director de este programa,

va a hacer a nuestras invitadas.

La psicóloga Ester Martínez y la terapeuta familiar Cesca Planagumà.

Te invitamos a compartir algunas de tus experiencias con los nietos

en nuestro Facebook, respondiendo a esta pregunta.

¿Qué hizo o dijo tu nieto que te sorprendió?

También cuéntanos en el Facebook cómo te ayuda este programa,

es importante para nosotros conocer incluso esos pequeños detalles

de cómo Dios está usando este programa.

Cuéntanoslo en el WhatsApp también, al 673 466 366.

Bien, pues os dejo ya con nuestra entrevista.

Cesca, Ester, muy bienvenidas. La verdad es que estoy muy contento

que podamos hablar acerca de este libro que habéis escrito:

"Desde que soy abuela ya no me pinto los labios". Un título un tanto...

Sugerente, extraño. ¿Es verdad que no os pintáis los labios

desde que sois abuelas? Nos los pintamos.

¿Ah, sí? Para muestra un botón, ¿eh?

(RÍEN) Es un título provocador.

Somos conscientes, y así...

Así lo vimos y así quisimos que se titulara, porque tiene su explicación

también. ¿Cuál es la explicación?

A ver. Las que son abuelas lo van a entender.

Porque, ¿qué hacemos las abuelas cuando vamos a ver a nuestro nieto?

Cogemos el kleenex, nos limpiamos el carmín para poderlos besar.

Nos sacrificamos un... O sea, llevar el carmín y no poderlos besar.

Así que... La idea es esta: desde que soy abuela ya no me pinto

porque los quiero besar. -Pero llevamos

el pintalabios en el bolso. ¿Ah, sí?

(RÍEN) Muy bien. Ya hay un título,

el subtítulo ya es suge... Es muy claro, ¿no? Ya define de qué va

este libro, porque dice que es una guía para los abuelos de hoy.

¿Qué papel juegan los abuelos

de hoy y los abuelos de siempre en la vida de los nietos?

Bueno, los abuelos somos la segunda influencia más poderosa en la vida

de los niños después de los padres.

Y especialmente en la infancia.

La relación abuelo y nieto es una relación

que nos ha marcado a todos.

Todos tenemos el abuelo o la abuela de la que hablamos, ¿no?

Somos también depositarios de la historia familiar.

Podemos contar a nuestros nietos cómo eran sus papás de pequeños.

Los abuelos tenemos esta complicidad, esta conexión con los... Con los...

Estos seres diminutos que tanto queremos, y que lo que queremos

es hacerlos felices.

Y poderlos rodear el espacio, de tiempo, de momentos que ellos

nunca olviden. -La casa de los abuelos

es muy especial. Yo creo que todos recordamos, ¿no?

Las cosas que la abuela tiene, los olores...

Los brazos... En el libro mencionamos un...

Una anécdota de una niña que nos dice: "Es la que mejor

me rasca la espalda". Y es la que me abraza.

El papel de los abuelos es increíble a nivel de

transmisores pero también de acogedores.

De cómplices de esos niños. Yo tengo ya cinco nietos.

Y mencionáis en el libro también esas miradas de complicidad,

la verdad es que hay tantos elementos ahí

de esa etapa de la vida que es preciosa, ¿y ha cambiado mucho...?

¿Los abuelos de hoy son muy diferentes a los de hace 50 años?

Ha cambiado mucho. Muchísimo.

Los que ya tenemos más de 50 recordamos nuestros abuelos.

Y las abuelas a partir de 50,

50 y pico eran mujeres mayores.

Hoy día a los 70 ves mujeres jóvenes, activas...

Hemos ganado 10 años a la vida biológicamente,

pero también socialmente, también relacional.

Y sí ha cambiado.

Y por lo tanto los abuelos tienen papeles diferentes,

y tienen que buscar mucho el equilibrio entre su vida

y el dar tiempo a los nietos, que esto es lo que a veces falla.

Años atrás los abuelos estaban jubilados años, las abuelas

la mayoría no trabajaban... Hoy día,

el equilibrio es el que buscamos. -Estamos preocupados, el Imserso

nos lleva a viajar... Los abuelos van desesperados por viajar.

Hasta cuando te jubilas estás... Y laboralmente

muchos abuelos trabajamos. -También, perdona,

también somos el eje, bueno, o son muchos,

el eje económico de la familia, de sus hijos, debido a la situación

de falta de trabajo; un divorcio de un hijo que requiere ayuda...

La situación ha cambiado considerablemente.

-Y esto se ha visto muchísimo en el tiempo de crisis.

Ajá. Muchas familias han vivido

con las pensiones o el sueldo de los abuelos.

¿Y qué peligros pueden afrontar los abuelos de hoy

que a lo mejor les impiden disfrutar de esta etapa de la vida?

Como decía hace un momento, quizá esa

excesiva sobrecarga de tener

que hacer de padres porque los hijos trabajan o por millones de cosas,

o por separaciones o por divorcios...

Y tener que seguir con su vida.

Esto en el aspecto familiar. Pero también hay peligros

porque estamos viendo un mundo muy rápido;

eh... A los abuelos les cuesta entrar en este mundo de alta tecnología.

El Facebook, el Instagram, el Twitter...

Exactamente. Y saber manejar eso,

los nietos les enseñan, ¿eh? Mi nieto me enseña a mí muchísimo.

Pero... O mis nietos. Pero...

Saber vivir en ese mundo, sin colapsarse,

eh...

Las presiones de

los problemas actuales, hay tantos problemas familiares...

Y los abuelos se encuentran un poco entre la espada y la pared,

porque son en un sentido

personas que quieren ayudar, pero por otro lado deben saber su lugar.

No tienen que opinar en ciertos momentos, no pueden pasar por encima

de la autoridad de los hijos...

Todo eso son peligros. Pero el peligro mayor, supongo que saldrá

en algún momento, es la soledad.

Abuelos que se encuentran realmente solos.

O están en lugares pero no los visitan los familiares.

O viven solos. Mientras estén bien, es lo ideal.

Pero cuando falla la salud, la soledad se hace muy patente.

¿Y habláis en el libro acerca de cómo afrontar esa realidad?

Sí, sí, ya lo estaba pensando María en su vida como periodista dijo:

"De nuestros hijos...".

"Los abuelos de los hijos pueden esperar dinero pero no tiempo".

La soledad, sí. -Y es curioso, perdón,

cuando vamos a un...

A veces estamos en centros de mayores,

te sientas con una persona y te dice... Te habla mucho de los hijos.

Y lo que te dicen es: "No tienen tiempo".

El factor tiempo. No tienen tiempo para venir.

(TOSE) Pero me quieren, vienen de vez en cuando...

Esto lo tenemos que mirar con cuidado.

Claro. Mi madre, que también ya es abuela,

con 84 años se maneja muy bien con el WhatsApp, de hecho, es feliz

viendo ahí y comunicándose; es decir, a pesar de lo difícil que es,

muchos de estos abuelos están aprendiendo y están metidos...

Es una gran ayuda para las relaciones.

No queremos perder ese tren. -En su justa medida,

si no se bloquean, si no se bloquean por exceso.

Yo creo que también hay

personas que viven en esta etapa de la vida muy amargado, muy triste,

muy frustrado. Es decir, que parece ser como que...

Cuando pensaban que mejor iban a disfrutar de la vida

porque ya ha cesado la actividad laboral y demás,

se amargan completamente, ¿no?

¿A ser felices se aprende cuando uno es abuelo

o uno tiene que irse preparando? (RÍE) Bueno, a ver.

La edad también te va enseñando; pero es cierto

que tenemos que prepararnos para cada etapa en la vida.

Y para esta, un poquito más, ¿no?

Porque se añaden dolencias, soledad... Situaciones

que quizá en otras etapas no te han llegado todavía.

Tenemos que prepararnos.

Tenemos que eh... Evitar que el pasado nos haga sombra.

A veces hay cosas del pasado que nos crean amargura,

la llevamos a nuestro presente y a nuestro futuro.

Vivir el momento, disfrutar del momento que tenemos;

yo quiero ser una abuela recordada

y que mis nietos me vean una mujer serena, una abuela serena,

una abuela optimista.

Alegre. La alegría es superimportante.

La alegría siempre es bienvenida, nadie quiere estar al lado

de una persona quejica, malhumorada, que todo el día se está quejando.

Así que creo que tenemos que hacer un esfuerzo

intencional, sacar los ojos de nosotros, en un sentido, y ponerlos

hacia nuestros nietos.

Y alegrarles la vida, que bastante dura es.

-Yo creo que sí, que nos tenemos que preparar muchísimo para esta etapa.

Nos tenemos que preparar desde la infancia, nos tienen que preparar

desde la infancia. En occidente hablamos muy poco de la muerte

a los niños. Muy poco de la vejez.

La negamos, hacemos una negación de esa realidad que va a llegar.

Y desde muy pequeños los psicólogos decimos los niños han de saber

que está la vejez; que el abuelo ha muerto; han de vivir el duelo...

Y eso nos va a ir preparando desde la infancia para llegar aquí.

Pues por las redes sociales nos ha llegado una pregunta que también

queremos trasladar a nuestras invitadas y Beni nos va a contar

sobre esta pregunta. Sí, José Pablo,

tenemos varias preguntas pero hemos escogido una;

nuestro amigo Juan Manuel Padilla pregunta lo siguiente:

¿qué hacer cuando uno no solo no es abuelo

sino que no tiene descendencia por un motivo ajeno a él?

Pues sí, es una pregunta interesante. ¿Qué os parece?

Pues es interesante y... Realmente nos ha...

No nos sorprende, porque desde que escribimos el libro,

hay personas que nos han dicho: "Parece que el libro es un poco

excluyente en el sentido...".

Que hablamos continuamente de abuelos y nietos.

Pero no hablamos de las personas mayores

que son abuelos, en el sentido...

No sé si estricto de la palabra. Biológico.

Biológico de la palabra. Y que realmente quedan un poco excluidos.

Pero les tenemos que decir que el libro también es para ellos.

Porque han de ver

a los niños a su alrededor, a los sobrinos, a los vecinos...

A los hijos de los amigos.

Como parte suya. Porque creo que todos los seres humanos,

sin excepción, dejamos huella.

Dejamos huella depende cómo vivamos; depende cómo nos relacionemos...

Por lo tanto pueden ser abuelos. De personas que a lo mejor son ajenas

a su familia de sangre.

No se desanimen, y el libro es para ellos también.

-También Ester da muchos consejos de alimentación,

de salud... Para esa etapa de la vida

va a venir muy bien, ¿no? Tengas nietos o no.

¿Para ser un buen abuelo hace falta Dios?

¿Qué elementos únicos aporta Dios a esta etapa de la vida?

Bueno, para ser un buen abuelo

no necesariamente tienes que ser creyente.

Dios ha puesto, ha instalado en el corazón de los abuelos un amor

yo diría muy singular hacia los nietos.

Pero sí es cierto

que si eres un abuelo creyente, es decir, que tienes una relación

personal con Dios, hay un plus muy importante.

¿Por qué? Porque vives eh... Con esperanza.

Vives sabiendo que Dios está al control de la situación.

Y a veces los abuelos queremos

estar en sitios que no podemos estar, no llegamos.

Pero tenemos una herramienta, José Pablo, fantástica, que es la oración.

La oración nos traslada donde no podemos llegar.

Y también,

en referencia a los nietos, la oración nos deja

compartir con los nietos un mundo espiritual con ellos y por ellos.

Nos trasladamos al mundo de Dios donde todo es posible.

Así que... Yo quiero animar a los abuelos

que no han buscado de una manera intencionada a Dios

y no tienen esta relación personal, nos ayuda muchísimo en esta etapa.

Nos da mucha paz. -Y también la transmisión

de todos los valores que una fe en Dios aporta.

Claro. Pues muchas gracias Ester, muchas gracias Cesca;

por vuestro tiempo. Y deseo que realmente este libro

pueda ser de ayuda;

igual que vuestro trabajo. Yo sé que esto es solamente una pincelada

de lo que es vuestra dedicación personal.

Que sigáis siendo un instrumento para ayudar y bendecir

a muchas personas. Un placer, muchas gracias.

Pues gracias por esta entrevista tan interesante a Cesca y Ester.

Tenemos una muy buena noticia. TVE emitirá en directo

el culto de la Reforma Protestante en esta cadena, en La 2 de TVE,

el sábado 28 de octubre a las 11:00 de la mañana;

así que no te lo pierdas.

Queremos también animarte a leer la Biblia, y por eso,

como en otras ocasiones regalamos este Evangelio de San Juan.

Llámanos ahora al teléfono 91 743 44 00.

Y te lo haremos llegar gratis. El teléfono, repito, es

91 743 44 00.

Y para los que formáis parte del Club de Amigos,

en esta ocasión tenemos este libro para sortear.

"Desde que soy abuela ya no me pinto los labios".

Seguro que os suena el título, porque nuestras invitadas

hoy en el programa lo han presentado,

ellas son las autoras.

Y es un regalo que nos llega gracias a la editorial Andamio.

Si te gusta este programa y crees que estamos realizando

una buena labor, hazte socio del Club de Amigos.

Llámanos hoy y te explicaremos en qué consiste.

Muchas gracias por vuestra atención.

Y no lo olvides: tú vales mucho para Dios.

  • Abuelos que dejan huella

Buenas noticias TV - Abuelos que dejan huella

15 oct 2017

Pero para aprovechar bien esta etapa, debemos prepararnos y ser conscientes de nuestras propias necesidades.

ver más sobre "Buenas noticias TV - Abuelos que dejan huella " ver menos sobre "Buenas noticias TV - Abuelos que dejan huella "
Programas completos (506)
Clips

Los últimos 507 programas de Buenas noticias TV

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios