Buenas noticias TV La 2

Buenas noticias TV

Domingos a las 09.15 horas

Presentado por: Beni Moreno Dirigido por: José Pablo Sánchez

Nuestra programación pretende compartir el mensaje de las Buenas Noticias que Jesucristo anunció de forma actual y relevante, utilizando correctamente el lenguaje audiovisual, a través de las vidas de cristianos que experimentan la presencia y el poder de Dios. Gente corriente que están llevando la luz del Evangelio, transformando su entorno y creando un mundo mejor.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.14.0/js
4607524
Para todos los públicos Buenas noticias TV - El mensaje de Jonás - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Amigos, amigas, bienvenidos a "Buenas noticias TV".

Muchos han oído hablar de Jonás como el hombre que fue tragado

por una ballena; pero cuando leemos el libro, en la Biblia,

nos damos cuenta de que no había ballena.

Y lo que sí hay es una historia muy interesante

que vamos a conocer hoy mejor. El director del programa,

José Pablo Sánchez, va a hablar sobre Jonás

con el pastor Miguel Ángel Pozo, pastor de la Iglesia evangélica

en Alcalá de Henares. Te invitamos a compartir tu opinión

a través del Facebook o del Twitter respondiendo a esta pregunta...

¿Cuál es tu versículo favorito de Jonás?

También puedes contarnos cómo este programa que ayuda.

Es importante para nosotros conocer los detalles

de cómo el programa es usado por Dios en tu vida.

Lo puedes hacer a través del Facebook; pero, sobre todo,

del WhatsApp.

Al número 673 466 366.

Pues vamos ya a escuchar esta entrevista.

¿Cómo estás? Muy bien.

Bueno, hombre, me alegro mucho de que podamos compartir este tiempo

y que hablemos de este libro tan interesante, ¿no?

La verdad es que es un libro, como vamos a ir viendo,

con un contenido muy especial. Mira, quiero enseñarte algunas fotos

que son imágenes relacionadas con el contenido del libro.

Quiero que me cuentes un poquito cuál puede ser la conexión.

Vamos a ver... Por ejemplo, esta primera.

¿La ves bien? Sí, sí...

Bueno, pues ese es un barco... No podría ser el barco

en el que fue Jonás... No.

No podría ser, aunque no sé si es lo que se supone que debería de ser.

No, no. Este es un barco... Porque este es un barco

que, al menos, tenía dos niveles porque dice que Jonás estaba abajo

durmiendo, en la bodega. Era más grande que este.

Entonces, era más grande que ese. Muy bien, genial. ¿Y esto?

Eso es una calabacera, ¿no? Sí, sí.

Lo sé porque mi abuelo tiene calabaceras, pero...

Cuando Jonás va a Nínive, él predica,

lo vamos a estar hablando, pero una de las cosas que hace él

es sentarse a las afueras de Nínive a ver cómo Dios destruye la ciudad.

Y Dios hace crecer una calabacera para darle sombra.

Y a esta calabacera, Dios envía un gusano que la destruye

y Jonás se pone como un basilisco. Se enfada con Dios, ¿no?

Sí, sí. Hablaremos de este tema.

A ver, esta es un poco más difícil. Desde luego.

Eh... ¿Benidorm? No sé...

(RÍE)

Es una ciudad, evidentemente. En su tiempo, hace muchos años,

sería Nínive. Claro. Hoy es Mosul, efectivamente.

Pero Mosul, desgraciadamente, no está así.

Ahora mismo está completamente machacada por la guerra.

Te he ayudado un poco por eso, esta foto es del año 2008.

Ah, sí. Vale. Busqué fotos de Mosul

en la actualidad y es que daba pena ponerlas.

Entonces...

(ASIENTE)

Por último, ¿qué puede ser esto? Pues el mar.

Eso puede ser el mar a donde echaron a Jonás

los otros tripulantes del barco en el que iba para salvar el pellejo,

para salvar la vida. Aunque ellos intentaron

por todas las maneras pasar adelante y salir de la tormenta.

No lo consiguieron. Vieron que era Jonás el problema,

así que le echaron al mar. Muy bien, Miguel Ángel.

Para personas que nos estén viendo y que nunca hayan leído

la historia de Jonás, ¿podrías resumirla en un minuto?

Sí. Bueno, voy a intentarlo. Jonás era un profeta de Israel,

del reino del norte, cuando Israel y Judá se dividieron,

Dios le encargó a este profeta que él fuera a Nínive,

que era a la capital del Imperio asirio,

y que predicara contra ellos porque Dios se había cansado

de su maldad. Así que Jonás, en lugar de ir a Nínive,

tomó la dirección opuesta y se montó en un barco

para huir de lo que Dios le había mandado.

Entonces, Dios envió una tormenta tremenda al mar

en el que estaba el barco. Tormenta que estuvo

a punto de destruir el barco. Por una serie de cosas, al final,

los tripulantes del barco vieron que el problema era Jonás,

que estaba intentando huir de Dios, así que le echaron al mar

y allí fue devorado por un gran pez. Allí, en el vientre del pez,

Jonás tiene una oración preciosa en la que clama a Dios

para que le ayude y para que le libere

de esta situación tan tremenda. Imaginaos el vientre de un pez...

Estaba prácticamente muriendo. Claro.

Entonces, este pez le escupe a la costa y, allí,

Dios le vuelve a encargar que vaya a Nínive y que predique a Nínive.

Así que, esta vez, Jonás pues dice: "Vale".

Y va a Nínive. Sorprendentemente, Nínive se arrepiente.

El rey ordena que haya un ayuno para todo el mundo,

que todo el mundo se arrepienta, que todo el mundo pida perdón a Dios.

Y más sorprendentemente, Dios escucha las oraciones de los ninivitas.

Y Dios tiene compasión de ellos y decide no destruir,

en ese momento, Nínive. Jonás se enfada muchísimo con Dios.

Se enfada muchísimo por esta situación

de que los ha perdonado. Y el final del libro

es algo precioso. Termina de una manera brillante.

Dios hablando con Jonás acerca de la misericordia y del amor

que él tiene por los ninivitas. Ajá.

Miguel Ángel, ¿no te parece que a veces los cristianos somos

un poco como Jonás y actuamos como Jonás?

Pues me parece que demasiadas veces somos Jonases

y actuamos un poco como Jonás. Un poco tenemos la sensación

de que Dios nos ha salvado para bendecirnos, simplemente,

para que estemos bien y para quedarnos con lo nuestro.

En cambio, Dios nos ha mandado a predicar a una sociedad

que no le conoce, igual que el Nínive no le conocía.

En muchos casos, podemos decir, como Dios dice de los ninivitas,

que no saben distinguir de su mano derecha

y de su mano izquierda, pues así un poco vivimos

en una sociedad, que no conoce a Dios.

Que no sabe que están atentando profundamente, con nuestra maldad

estamos yendo en contra de Dios. Al no saber esto,

pues tampoco pueden conocer a un Dios que quiere perdonarles,

a un Dios que está dispuesto... Fíjate si está dispuesto

a perdonarles, que estuvo dispuesto a enviar a su propio hijo

para pagar lo que nosotros debíamos pagar.

Bueno, comentabas antes, ¿no? Que llega un momento

en el que Jonás termina en el vientre de un pez,

prácticamente a punto de morirse, en una actitud de rebelión

contra Dios, pero clama a Dios. Y Dios le escucha.

Es decir, ¿Dios escucha incluso a aquellos

que están viviendo en rebeldía? Yo creo que esta es

una de las grandes enseñanzas, de las grandes secciones

de este Libro de Jonás. Porque podemos ver a un siervo

de Dios, un profeta de Dios que, en lugar de obedecer Dios,

decide huir. Este es el único caso, en toda la Biblia,

de un profeta que decide huir. Pero no solamente decide no obedecer

a Dios, es que huye en la dirección opuesta.

(ASIENTE)

Pero no solamente esto, tenemos un pueblo sanguinario,

un pueblo terrible, como es el pueblo de Nínive,

los asirios, que hacían auténticas barbaridades,

y Dios también les escucha. Dios escucha al profeta

que huye, al mal siervo de Dios; pero también escucha a la gente

que, teóricamente, está yendo a propósito en contra de Dios.

Entonces, una de las grandes enseñanzas de este libro

es que Dios no mira nuestro currículum,

Dios no mira nuestro pasado. No importa lo que hayamos hecho,

no hay nada que pueda separarnos de Dios.

Es un mensaje maravilloso. Tenemos esa confianza,

podemos acercarnos a Dios sin que él mire nuestro currículum.

Por las redes sociales nos ha llegado una pregunta,

que queremos transmitirte, así que Beni

nos va a contar cuál es esa pregunta.

Nuestra amiga Rosa María tiene una pregunta

sobre este mensaje de Jonás, así que es la siguiente.

¿Por qué Jonás criticaba tanto a los ninivitas?

En definitiva, ¿por qué les odiaba tanto?

¿Qué te parece, Miguel Ángel? ¿Cuál era la razón de ese odio?

Bueno, yo creo que pensándolo bien,

Jonás tenía razones para odiar a los ninivitas.

El imperio asirio fue un gran enemigo de Israel.

Hasta hacía no mucho, en este momento histórico,

el pueblo de Israel había sido tributario de los asirios

y, por lo tanto, habían abusado muchos de ellos.

Además, los asirios era un pueblo, como decía antes, sanguinario,

era un pueblo terrible. Si vemos algunos de los testimonios

que han quedado de cómo trataban a los enemigos a los que vencían

es algo terrible, es algo bárbaro lo que hacían con la gente.

Entonces... ¿Qué hacían, por ejemplo?

Por ejemplo, los desollaban vivos

y con sus pieles decoraban las paredes de templos y de palacios.

Estas son solamente algunas de las cosas que hacían.

Entonces, tenía muchas razones.

Humanamente se lo merecían. Claro.

Además, podemos pensar por qué Jonás huyó.

Jonás nos dice por qué huyó.

Vemos en el capítulo cuatro del libro de Jonás,

en el versículo dos dice: "Por eso huí a Tarsis,

porque sabía que tú eres clemente y misericordioso.

Lento para la ira y grande en misericordia".

Jonás conocía a Dios y sabía que si los ninivitas se arrepentían,

Dios les perdonaría. Claro.

Y Jonás no quería eso, Jonás quería que Dios aplastara a los ninivitas.

Una cosa interesante es que cuando Jonás, al final, llega a Nínive,

empieza a predicar, el rey decreta un ayuno y dice el texto,

y habla de que, incluso, ese ayuno alcanza a los animales.

Luego termina el libro diciendo como que Dios

no va a tener misericordia de los animales.

Ahí hay un mensaje ecológico también en Jonás, ¿no?

Sí, desde luego. Es muy, muy interesante.

De hecho, las dos últimas palabras del libro

están mencionando a los animales.

Eh... Una de las razones por las que Dios

en ese momento histórico no destruyó Nínive

fue por los animales, porque él tuvo compasión de los animales.

Pero no solamente en el libro de Jonás,

en general en toda la Biblia podemos ver mensaje ecológico,

mensaje que nosotros tenemos que cuidar a la naturaleza.

Dios mismo fue el creador de todo. Fue el creador de los animales,

fue el creador de toda la naturaleza.

Dios dio una solución cuando iba a enviar el diluvio

para que sobrevivieran los animales.

Podemos ver por medio de los profetas

que Dios tiene un futuro para la creación.

Dios tiene un futuro para los animales

y para la naturaleza.

Pero yo creo que una de las razones fundamentales

por las que podemos ver que Dios ama a la naturaleza

es que él creó al ser humano para que cuidáramos la naturaleza.

Y si vemos la primeras páginas de la Biblia,

cuando Dios creó al hombre, una de las razones

por las que los cuida, para las que los crea

es para cuidar la naturaleza en nombre de Dios

para ser sus representantes en cuidar su naturaleza.

Así que no solamente el libro de Jonás, toda la Biblia nos grita

que tenemos que cuidar la naturaleza.

Claro, claro.

También es interesante que Jonás pues...

se enfada contra Dios, actúa de una forma, vamos a decir,

muy egoísta y empieza toda una dinámica,

un proceso que le lleva a toda esta historia que hemos oído.

Pregunto, ¿cuáles son las consecuencias

de vivir una vida de rebeldía contra Dios?

Bueno, según yo lo veo hay dos consecuencias,

si nosotros queremos que las cosas se hagan a nuestra manera

sin tener en cuenta lo que Dios quiera.

La primera consecuencia es que vamos a vivir frustrados.

¿Por qué? Porque yo no soy Dios, Dios es Dios.

Yo no sé lo que va a pasar mañana,

yo no sé cómo va a responder la gente,

yo no sé cómo va a ser el día de mañana.

Entonces, el día de mañana puede que no sea como yo quiera

y eso me va a frustrar. Y me voy a enfadar con el mundo

y me voy a enfadar con Dios, como le pasó Jonás.

Pero también hay otra cosa

y es que si estamos intentando ir y vivir a nuestra manera

sin tener en cuenta a Dios,

nos vamos a encontrar a Dios de frente.

Dios nos ama y muchas veces mal interpretamos el amor de Dios.

La gran tormenta por la que a Jonás tuvieron que tirarle al mar

y el gran pez que se lo comió, realmente,

fueron muestras del amor de Dios. Y podemos pensar, ¿cómo?

¿Cómo puede ser que fueron muestras del amor de Dios?

Dios nos ama hasta tal punto que está dispuesto

a perseguirnos por los medios que sean

para que podamos hacer lo que debemos hacer.

Para que podamos hacer lo que él sabe que es mejor para nosotros.

Como una muestra del amor de Dios él va a estar

en nuestra contra mientras que estemos yendo

hacia el precipicio, como es lo que estamos haciendo

cuando no estamos obedeciéndole.

Es decir, realmente el amor de Dios a veces lo encontramos

también en una serie de circunstancias dolorosas,

pero que nos pueden abrir los ojos a la realidad,

a la realidad de ese Dios que nos ama

y que quiere lo mejor para nosotros.

También en el caso de Jonás, evidentemente,

Jonás pensaba que sabía más que Dios.

Hay mucha gente que también cree que sabe más que Dios

y que sabe lo que Dios tiene que hacer e incluso le ordena:

"Dios, tienes que hacer esto y aquello".

El libro nos muestra que la misericordia

y el amor de Dios es mucho más grande

de lo que nosotros podemos imaginar.

Dios, realmente, se implica en nuestra realidad

e intenta que podamos experimentar su amor y su misericordia,

y el mensaje de Jonás tiene que ver

con esa misericordia inmensa de Dios.

Muchas gracias, Miguel Ángel

por compartir este tiempo con nosotros.

Que Dios te bendiga. Igualmente.

Bueno, hemos aprendido muchas cosas sobre el mensaje de Jonás,

pero no nos queremos marchar sin animarte a leer la Biblia

y por eso las iglesias evangélicas quieren regalarte

este Evangelio de San Juan, si todavía no has leído la Biblia.

Llámanos ahora al teléfono...

Y te lo vamos a hacer llegar gratis. Y para los que formáis parte

del Club de Amigos vamos a sortear un libro titulado

"La reforma y su relevancia hoy", del escritor Carl Trueman.

Un libro que os llega gracias a la gentileza

de la editorial Peregrino.

Necesitamos amigos que se unan a nuestro club

para seguir regalando la Biblia

y ofrecer ayuda espiritual a nuestra audiencia.

Llámanos o mándanos un WhatsApp y te explicaremos cómo hacerlo.

También puedes entrar en la web de "Buenas noticias TV".

Gracias por vuestra atención y no lo olvides,

tú vales mucho para Dios.

(Música créditos)

Buenas noticias TV - El mensaje de Jonás

20 may 2018

Clips

Los últimos 534 programas de Buenas noticias TV

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios