Buenas noticias TV La 2

Buenas noticias TV

Domingos a las 09.15 horas

Presentado por: Beni Moreno Dirigido por: José Pablo Sánchez

Nuestra programación pretende compartir el mensaje de las Buenas Noticias que Jesucristo anunció de forma actual y relevante, utilizando correctamente el lenguaje audiovisual, a través de las vidas de cristianos que experimentan la presencia y el poder de Dios. Gente corriente que están llevando la luz del Evangelio, transformando su entorno y creando un mundo mejor.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
4265924
Para todos los públicos Buenas noticias TV - Jubileo - ver ahora
Transcripción completa

(Música de cabecera)

Hola, amigas, amigos. Bienvenidos a Buenas Noticia TV.

No existe año Santo o Jubileo para los evangélicos,

o mejor dicho, todos los años son santos

y el jubileo es todos los días.

Sentirse perdonado y vivir con la conciencia limpia

es muy importante para toda persona.

Hoy nos acercamos a la casa de una familia evangélica,

para comprobar cómo afecta a sus vidas esta realidad.

Te invitamos a compartir tu opinión en nuestro Facebook o Twitter

respondiendo a una nueva pregunta.

¿Qué sentiste el día que recibiste el perdón de tus pecados?

También cuéntanos en Facebook cómo este programa

te ayuda cada día. Para nosotros es importante conocer

esos pequeños detalles de cómo Dios usa el programa en tu vida.

Nos lo puedes contar por el WhatsApp también,

al 673466366.

Vamos ya a conocer a esta familia.

(Música)

Hola, buenas. Soy Pepe y esta es mi familia.

Mi querida esposa Conchi, Noelia y Ruth.

Y, ¿qué representa Dios para nuestro hogar?

Pues yo lo puedo comparar como los cimientos de un edificio,

lo principal.

Quizá, los cimientos de un edificio no se puedan ver, pero esos cimientos

están soportando y sujetando todo un edificio.

(Música)

Yo abracé la fe cristiana cuando tenía 18 años.

Yo era una joven bastante inquieta en todos los sentidos.

Entonces para mí era todo una búsqueda de algo que me llenase,

quizás que me pudiera realizar.

Y un día vinieron una familia a mi bloque y me hablaron de Dios

y de su fe.

La verdad es que yo había sido bautizada de pequeña,

había hecho la primera comunión,

pero tenía un concepto de Dios poco religioso.

No me llenaba, no me llamaba la atención.

Esta gente me dijeron que Dios me amaba, que Dios se preocupaba

por mí, que no me juzgaba y yo jamás había oído hablar de Dios

de esa manera, con tanto entusiasmo, tanto convencimiento y me gustó,

me picó la curiosidad. Dije, voy a conocerlos.

-Habiendo salido del servicio militar no me sentía muy cómodo

con 20 años dentro de mi hogar y tomé la decisión de marcharme.

A los pocos kilómetros de estar yo andando con mi mochila cargada,

pensando que iba a empezar una nueva vida, justamente en ese momento,

en mi conciencia se despertó una voz que jamás había escuchado

anteriormente. Era una voz muy nítida, muy clara

que me hablaba acerca de pensar o sopesar mi decisión.

(Música)

Empecé a conocer la figura de Jesús, el hijo de Dios, y descubrí algo

que me impactó mucho: como Jesús se acercaba a la gente

más desfavorecida, con necesidades importantes.

Se juntaba con gente que estaba desechada por la sociedad,

iba con personas, supuestamente, de mala reputación.

A las mujeres y los niños que en aquella época no tenían valor

les daba su valor, les dignificaba.

Vi cómo denunciaba la injusticia, vi a un Jesús humano

pero también que era Dios entonces me impacto, me cautivó

y yo quería los valores que Jesús y el Evangelio

me estaban proyectando.

-Aquella voz me dirigió los pasos justamente hacia la casa

de mis familiares en Arganda del Rey, sin saber yo que allí mi tía

tenía una experiencia personal con Dios y como mi relación

con mis tíos era un trato tan personal y cercano

creí que era lo mejor y lo más idóneo.

Justamente también mi tío viajaba constantemente por toda la geografía

española como mecánico y yo pensaba que justamente al estar allí

iba a aprovechar ese tipo de trabajo para subir al norte,

donde era mi intención vivir y resulta que la mochila

se quedó allí. Durante muchos muchos meses

mi tío dejo de viajar.

(Música)

Mi mente no llega a entender cómo Jesús, el hijo de Dios, murió por mí

y por toda la humanidad. ¿Quién soy yo?

Una simple mortal pero doy gracias porque lo hizo por amor,

lo hizo por gracia y de verdad que siempre

eternamente estaré agradecida.

-En la iglesia se realizaban diferentes tipos de actividades,

excursiones y me invitaron en una de ellas a participar.

Bueno, fue un día en la sierra muy interesante.

Cuando regresé, aquella gente me llama mucho la atención

porque notaba, percibía algo diferente a lo que yo conocía.

Fue a través de ese contacto de esa gente.

Continué visitándoles y fue a través de la lectura del Evangelio,

sobre todo concretamente con el de San Juan,

que me llama muchísimo la atención porque es un Evangelio muy cercano,

muy próximo a las personas. Entre una cosa y la otra me atrajeron

de manera que recuerdo que un 12 de marzo de 1990

me tuve que parar delante de una decisión y era si quería

seguir mi vida como la conocía o quería tener una vida diferente.

-Antes de casarme mi familia y yo pasamos por un mundo complicado,

en muchas cosas, pero sobre todo en lo económico.

Puedo decir que la oración nos ayudó mucho

porque descansamos en el Señor, dijimos: "Queremos ponértelo todo

en tus manos porque ya hemos llegado a un límite que no vemos salida"

y así fue, estuvimos orando y la verdad es que nunca

nos faltó trabajo, jamás.

(Música)

Mis hermanos y yo estuvimos trabajando. Cuando mi hermano

se quedaba en paro enseguida le salió un trabajo, o sea que vimos

como el Señor estaba obrando, como Dios estaba obrando.

No quizás de una forma mágica sino que realmente

él fue poco a poco abriéndonos puertas en situaciones

que estaban cerradas. Vimos cómo Dios estuvo contestando

en cada momento y por eso, la verdad, esa experiencia amarga

se convirtió en algo positivo para mí.

Aprendí que a veces las situaciones nos pueden ahogar

pero si confiamos en Dios y depositas tu confianza en Dios

al final Dios contesta.

-Hace dos, tres años tuve un accidente laboral que estuvo a punto

de quitarme la vida literalmente.

Desperté a los dos o tres días en la UVI y no sabía que había pasado

exactamente. Cuando me di cuenta de que lo que había pasado era grave,

era consciente de que había tenido un accidente bastante fuerte

porque me veía quemado completamente.

Ahí uno se siente, respira, abre los ojos

y sigue dando gracias a Dios por estar vivo, ¿verdad?

Pasaron muchos días estando en la UVI. Las heridas de las quemaduras

son muy difíciles de curar, de tratar.

(Música)

En medio de ese dolor, de esa circunstancia, me aferraba cada día

más y cada segundo, me aferraba a Dios porque Dios me transmitía

esa paz y esa seguridad. No había en mí ira ni rencor

ni ningún tipo de sentimiento hacia lo que había ocurrido

sino que respiraba y daba gracias a Dios.

Pensaba en todas las cosas buenas que tengo.

Justamente allí en esos momentos tan particulares, tan íntimos,

tan personales donde absolutamente tenían que hacerte todo, tú no podías

hacer nada, ahí justamente Dios se acercó a mi vida

de una forma muy personal como nunca antes.

-Mi padre falleció en 2015 en junio y mi madre unos meses después

en diciembre de ese mismo año. La verdad es que fue duro

porque de tenerlos a buf... los dos tan de repente

en un período de tiempo tan breve. La verdad es que eso me llenó un poco

de tristeza pero por otra parte, sé que están en un lugar mejor.

Entonces ese conflicto de emociones estuvo ahí en mi vida

un tiempo pero puedo decir que la Iglesia fue como un bálsamo

para mí. Estuvieron todo el rato arropándome con sus llamadas,

con sus visitas y la verdad es que pude sentir esa paz

que dice la palabra de Dios. La palabra que nos guía,

que nos calma en medio de la tempestad, la que nos exhorta,

la que nos da ese ánimo para seguir adelante.

Así fue. La verdad es que esa paz,

como dice la palabra de Dios, sobrepasa cualquier entendimiento,

cualquier forma de pensar y esa paz llenó mi vida

y pude tira para adelante, como se suele decir

con la ayuda de Dios y con esa paz.

(Música)

Cicatrices han quedado en las manos, en las piernas,

pero en la cara absolutamente nada. Hay otras marcas que han quedado

en mi interior acerca de ese trato, esa relación personal con Dios

porque él ha querido reservar mi vida, porque él me ha dado

la oportunidad de seguir adelante y en se tipo de trato tan personal,

porque yo mi relación con Dios la miro de manera íntima, personal

e intransferible, de ese modo yo puedo caminar con seguridad,

con certeza de que Dios está a mi lado.

-Por supuesto, si yo hago cualquier cosa mal, ofendo a alguien,

ofendo a Dios, meto la pata, sé que si voy a él y me arrepiento,

pero claro tiene que ser un arrepentimiento genuino

porque un arrepentimiento significa cambio.

Si voy a él sé que él me perdona. Él me dice "adelante, sigue adelante"

y sé que tengo esa seguridad, esa certeza de que aunque falle

voy a seguir teniendo esa vida eterna.

-Lo bueno que tenemos los que creemos en Dios es que nuestra relación

no tiene fecha de caducidad. Hay libre acceso para poder

comunicarnos con Dios, por lo tanto, hay una oportunidad cada día,

cada momento de poder reconocer nuestras faltas, nuestros errores,

pedir perdón, dirigirnos hacia las personas a las cuales

hemos fallado y soltar esa mochila y sentir que uno está comenzando

de nuevo porque así Dios lo hace.

(Música)

Como hemos visto, nuestros amigos tienen muy claro el perdón

de sus pecados. José Pablo, ¿celebran las Iglesias Evangélicas

el Año Santo o el Jubileo?

¿Está pensando ir de peregrinación a un Santuario Evangélico?

Que yo sepa no conozco ninguno.

Efectivamente, no existen los evangélicos.

No tenemos santuarios ni celebramos el Año Santo porque sabemos

que no hace falta, de echo, es una pena que haya todavía

creyentes que busquen el perdón de sus pecados en santuarios,

que hagan largas peregrinaciones para conseguir

el perdón en un determinado año o entrar por puertas consagradas

pensando que tal cosa, tal rito sirve de algo.

Es triste porque la palabra de Dios cuando habla del perdón

dice cosas tan claras como esto "La sangre de Jesucristo

su hijo, nos limpia de todo pecado. Si decimos que no tenemos pecado

nos engañamos a nosotros mismos y la verdad no está en nosotros.

Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar

nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad".

La confesión sincera y el arrepentimiento sincero

delante de Dios, estés donde estés,

sea el año que sea te da la absolución total de tus pecados.

Jesucristo pagó con su sangre por toda nuestra culpabilidad

y sufrió en la cruz para que ni tú ni yo tengamos que sufrir

las consecuencias de nuestros pecados.

Es tan sencillo de entender pero qué difícil de creer que algo

tan maravilloso sea verdad. Pues lo es, así lo afirma la Biblia

y así lo creemos los evangélicos. Por esto yo soy protestante,

¿y tú qué piensas? ¿Piensas como yo? Pues míralo bien porque tal vez

eres protestante y no lo sabes.

Queremos animarte a leer la Biblia si todavía no lo has hecho.

Puedes empezar por este Evangelio de San Juan.

Llámanos y te lo haremos llegar gratis al teléfono 917434400.

Es un regalo por gentileza

de las iglesias evangélicas de España.

El teléfono, repito, puedes anotarlo, es el 917434400.

Para los que forméis parte del club de amigos,

vamos a sortear un nuevo libro.

En esta ocasión es este libro titulado

"La evangelización. Como toda la Iglesia habla de Jesús".

Un libro por gentileza de la editorial Peregrino.

Si te gusta este programa te animamos a formar parte

del club de amigos. Si quieres saber en qué consiste llámanos,

te lo vamos explicar fácilmente. Gracias por vuestra atención

en esta mañana y no lo olvides, tú vales mucho para Dios.

(Música)

Buenas noticias TV - Jubileo

22 oct 2017

Clips

Los últimos 504 programas de Buenas noticias TV

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios