'Brain Games' descubre cómo funciona la mente y cómo se puede estimular para aprovechar todo su potencial. El conductor de este espacio, Jason Silva, plantea cada semana a los espectadores ambiciosos retos para afinar la mente a través de juegos, explicando el funcionamiento del cerebro ante cada planteamiento con un lenguaje accesible y atractivo y mostrando de lo que sería capaz la mente si se usara al cien por cien.

El cerebro controla los pensamientos, las decisiones y los juicios complejos. Pero como cualquier otro músculo, para mejorar su funcionamiento hace falta algo más que un sencillo entrenamiento. 'Brain Games' analiza el cerebro humano y propone diferentes retos para demostrar su potencial. Su objetivo es descubrir el funcionamiento de la mente a través de ejercicios de fácil comprensión y de explicaciones científicas contadas con un lenguaje accesible y atractivo para todos los espectadores. Ejercicios de agudeza visual, creatividades sonoras, situaciones complejas, etc., son algunos de los trucos empleados para persuadir y estimular el cerebro.

4060490 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Brain Games - La memoria - ver ahora
Transcripción completa

¡Pare! Preste atención.

Vamos a probar su memoria.

Daremos la vuelta a tres de estas cartas.

Intentar tres segundos para memorizarlas.

¿Preparado?

¡Ya!

Si le pedimos que sume los números que tienen esas tres cartas

¿Cuál sería el valor total?

¿Lo tiene?

La respuesta correcta es dieciséis.

No se preocupe si falló.

Le daremos otra oportunidad.

Aquí tiene tres cartas más.

¿Lo tiene?

¿Cuánto sumaban las cartas esta vez?

Si ha dicho veinte.

Buen trabajo.

Tiene una gran memoria.

¿Pero sabe en qué carta había una mujer con gafa de sol?

La memoria es algo más de lo que parece.

BRAIN GAMES. LA MEMORIA

Tanto si ha de recordar su primer día de colegio.

Reconocer a un amigo perdido.

O recordar dónde aparcó el coche.

La memoria determina la historia de su vida.

Pero la historia no es siempre un libro abierto.

A todos nos gusta pensar que tenemos una buena memoria ¿no?

Sin embargo si está estudiando, presentando un trabajo

o intentando encontrar sus llaves,

a veces, no podemos recordar las cosas.

¡Shissss!

Mucho antes de la palabra escrita,

los seres humanos tenían que depender de su cerebro,

para memorizar las cosas:

cantaban canciones, contaban historias

o usaban dibujos para registrar los recuerdos.

Era efectivo, pero no a toda prueba.

¡Shisss! Lo siento.

Gracias a la palabra escrita de pronto pudimos conservar en libros

los recuerdos,

de modo que no se deterioraran.

En la actualidad, casi todos nosotros

dependemos mucho de los ordenadores, las tabletas y los teléfonos móviles

para registrar lo que necesitamos recordar,

pero la memoria todavía guarda la clave de nuestra personalidad,

las relaciones

o lo bien que lo hacemos en el trabajo,

por eso es una buena idea mejorar nuestra memoria.

Una prueba en la vida.

¿Cuales eran los títulos de los libros que tenía?

¡Bien! ¿Y de qué color son mis pantalones?

¿Su memoria le ha fallado?

Como ve, su memoria tiene mucho que ver

con el punto de vista en el que elija centrarse.

Como con las cartas que le hemos enseñado antes.

La primera vez, ni usted, ni su memoria estaban preparados

para nuestra pregunta.

Por eso no sabía en qué centrarse.

Pero una vez que le preparamos con la pregunta

sobre sumar el valor de las cartas.

Su cerebro decidió centrarse en los números

y la siguiente vez que jugó

y terminó no viendo lo que estaba justo frente a usted

Pero como Brian Sholl de la universidad de Yale

está a punto de demostrarle,

eso no es siempre una mala cosa.

Piense en su memoria como la bandeja de entrada de su correo;

algunos correos que entran, quiere leerlos,

pero hay otros, bueno muchos, que son correo no deseado.

Regiones tales como el hipocampo

se comportan como una bandeja de entrada mental.

La información que entra es guardada o descartada.

E igual que su correo entrante,

la mayoría de la información del mundo exterior,

no es importante ni a corto ni a largo plazo.

La miramos unos pocos milisegundos y desaparece.

Solo porque su cerebro esté conectado de esta manera,

no significa que no pueda mejorar su memoria.

Es lo que estamos a punto de hacer

con la ayuda del triple ganador del campeonato de memoria

de Estados Unidos: Nelson Daly.

Ustedes es probable que usen esto para su memoria diaria.

Pero antes de las memorias electrónicas

o incluso del papel y el bolígrafo

la gente tenía que guardar mucho más aquí.

Aprender técnicas de memoria es la clave para recordar cosas.

Un gran método para mejorar el estado general del cerebro.

Para demostrarlo, hemos reclutado a un grupo de voluntarios

que desafíen la memoria de Nelson.

¿Conozco alguno de ustedes? -Nooo.

No, de acuerdo. Bien Así que no hay nada planeado.

Lo que quiero que haga cada uno de ustedes

es decir el nombre de un animal al azar.

Daré la vuelta en círculo y cada uno lo dirá dos veces.

¿Cree que puede memorizar una lista de veinte animales en perfecto orden?

Juegue con nosotros a ver cuántos puede recordar.

¿Cuál es el primer animal?

-Erizo.

-Erizo. Vale.

-Cerdo.

-Cerdo.

-Tigre.

-Tigre.

-Flamenco.

-Flamenco.

-Pingüino.

-Pingüino.

-Panda.

-De acuerdo.

-Caballo.

-Ciervo.

-Bien.

-Oso polar.

-Cordero.

-Salamandra.

-Salamandra.

-Perro.

-Vale.

-Mariquita.

-Más.

-Paloma.

-Elefante.

-Sí.

-León.

-De acuerdo.

-Gallo.

-Mandril.

-Burro.

-Lobo.

-Déjenme recordarlo.

Antes de que Nelson intente recordar los veinte animales,

es hora de flexionar los músculos de la memoria.

Incluso vamos a enseñarles la lista una vez más,

para ayudarle a estimular la memoria.

¿Lo tiene?

De acuerdo,

trate de recordar los veinte animales y nómbrelos en voz alta.

¿Qué tal lo ha hecho?

¿Recordó los primeros cuatro o cinco y luego se esfumaron?

No pasa nada.

Nadie puede memorizar una lista de veinte animales al azar.

¿O sí?

Empezando por la primera palabra.

Erizo,

cerdo,

tigre,

flamenco,

pingüino,

panda,

caballo,

ciervo,

oso polar,

cordero,

salamandra,

perro,

mariquita,

paloma,

elefante,

león,

gallo,

mandril,

burro y lobo.

(¡Vaya! ¡Impresionante!)

¡Increíble! ¿verdad?

Pero lo más asombroso de todo

es que la memoria de Nelson no es mejor que la suya.

Te está utilizando una potente técnica para aumentar la memoria

que usted también puede aprender.

¿Cuál es su secreto?

Cada vez que decían dos animales yo lo convertía en una imagen vívida.

Cuando dijo pingüino, que es blanco y negro

y el panda que también es blanco y negro,

me los imaginé cenando juntos; una cena como es debido.

Utilizando imágenes vívidas como esta,

Nelson fue capaz de estimular su memoria,

y lo crea o no, usted también puede.

Eche un vistazo a esta lista de objetos al azar.

Puede memorizar la lista leyéndola una y otra vez

o intente imaginar esto.

El granero se incendió

y el perro salvó al niño dormido,

arrastrándole por los pantalones hasta el buzón.

Tómese ahora un momento para grabar esa escena en su cerebro.

De acuerdo.

¿Cuáles eran los objetos de la lista?

Hay muchas posibilidades de que los haya recordado todos.

Crear imágenes vívidas

no es el único modo de estimular su memoria

como está a punto de descubrir.

Eche un vistazo al número que sale en su pantalla.

Al no ser que ese número signifique algo para usted,

su cerebro ya está en el proceso de olvidarlo.

La memoria a corto plazo es un lugar de retención breve,

para los recuerdos que no tienen importancia a largo plazo

o conexión emocional,

pero que podrían ser útiles en un futuro inmediato

como cuando le dan la cuenta en el restaurante.

Solo necesita recordar la suma total el tiempo suficiente,

para calcular la propina.

Un trabajo perfecto para su memoria a corto plazo

que no dura más de treinta segundos.

¿Cuánto era la cuenta que le hemos enseñado?

Es muy probable que lo recuerde.

¿Pero que hay de la cifra de diez dígitos que le enseñamos antes?

Esos números no solo están fuera del lapso de treinta segundos

de su memoria a corto plazo,

también hay un límite de cuanta información

puede ser almacenada ahí.

Unos cuatro o cinco objetos,

que es por lo que su cerebro recuerda esto...

...pero no esto.

La buena noticia es que puede mejorar su memoria a corto plazo.

Lo único que necesita es una pizca de inspiración.

Para demostrar lo que queremos decir,

intente memorizar este número de diez dígitos.

¡Se acabó el tiempo!

Le daremos unos segundos para que los asimile.

Disfrute de estos elefantes.

¿Puede recordar esos números?

Seguro que lo hizo gracias a una técnica llamada fragmentar.

Una sencilla herramienta,

que todos usamos casi cada día.

Tanto si es el número de su seguridad social,

tarjeta de crédito o su teléfono.

Fragmentar secuencias largas de números en grupos más pequeños,

las hace mucho más fácil de recordar.

Al añadir un par de guiones a un número de diez dígitos,

hace que su cerebro lo trate como menos objetos.

Aplicando menos presión a su memoria a corto plazo.

Ya ha visto unas cuantas maneras de mejorar su memoria.

Pero estamos a punto de enseñarle que su cerebro a veces

puede recordar cosas que ni siquiera ocurrieron.

¿Qué?

Pero primero, momento de estimulación cerebral.

Cuando experimenta emoción su cerebro libera adrenalina.

¿Cómo afecta la adrenalina a su cerebro?

-¿Le cansa,

mejora su memoria

o aumenta su apetito?

La respuesta cuando volvamos.

¿A resuelto nuestro estimulante cerebral?

¿Cómo le afecta la adrenalina?

La respuesta es... La B

Los estudios han demostrado que tenemos recuerdos vívidos

de experiencias emocionantes: un cumpleaños, una montaña rusa

o cualquier cosa que nos provoque un subidón de adrenalina.

Hasta ahora le hemos enseñado un par de trucos geniales

para mejorar su memoria.

Pero como va descubrir a continuación,

a veces la memoria puede engañarle.

Par poder actuar frente a una audiencia,

los actores de teatro,

a menudo, tienen que memorizar páginas y páginas de diálogo.

No es una hazaña fácil.

Recordar...

o no recordar,

e ahí el dilema.

Pero en este juego usted no tiene que recordar ninguna frase.

Solo necesita prestar atención a las frases del actor.

¡Acérquense, acérquense!

La obra está a punto de empezar.

Nuestra troupe de actores está a punto de representar una obra corta.

Escuche con atención porque después vamos a preguntarle lo que ha oído.

Que la obra de la memoria comience.

Os ruego mi lady,

por ventura,

¿habéis visto mi cesta de regalos?

-¿Era la que contenía esas fresas tan deliciosas?

-Sí, muchacha.

Una jugosa naranja

y también una pera.

-También contenía una manzana y una cereza.

-Sí bella doncella;

kiwis y melones maduros, también.

-Pero ¿ninguna verdura a la vista?

-Ja,ja,ja,ja Ni una sola.

-Y desde luego un plátano.

-Sí, sí. ¿La habéis visto?

-Me temo que no my Lord.

-Y... fin.

Ahora escuche mientras leemos una lista de palabras.

Levante la mano cuando reconozca una palabra de la obra.

¿Cuántos de ustedes han oído la palabra naranja?

Y cuántos recuerdan la palabra plátano.

Quién recuerda haber oído fruta.

Y ¿quién recuerda haber oído la palabra manzana?

¿Está de acuerdo en que las palabras naranja, plátano, fruta y manzana

se dijeron durante la obra?

Tengo las mejores noticias

y las peores también.

Si han oído manzana, naranja y plátano

tienen una memoria excelente.

Pero si recuerdan haber oído la palabra fruta,

me temo que oyen lo que no existe.

-¿Qué?

-Ay, la palabra fruta nunca fue dicha en el escenario,

pero no es a sus oídos a quien deben culpar;

es a su cerebro.

¿Qué tal lo ha hecho usted en casa?

¿También ha oído cosas que no existen?

Manzanas, plátanos...

pero creo que también oí la palabra fruta.

-Yo oí la palabra fruta.

Pero si mira el guión de nuestros actores

verá que la palabra fruta no está en ninguna parte.

Pero no se alarme si oyó la palabra fruta.

La mayoría de las personas también la oyó.

¿Qué pasa aquí?

Nuestros recuerdos están agrupados en una especie de red

en nuestro cerebro,

por lo que el activar uno de esos recuerdos,

también activamos otros que están asociados a él.

En la escena que acaba de ver,

todos los alimentos distintos que se han mencionado

estaban asociados con la palabra fruta,

por lo que cada vez que oye una palabra como...

-Fresas

-Naranjas -Manzana

-Pera -Cereza

-Kiwis -Plátano

-Melones;

Fruta, también se activa.

Con suficiente activación indirecta como ésta,

la palabra fruta nos parece tan familiar

que terminamos con un falso recuerdo de haberla oído.

Su memoria puede haberle fallado,

pero lo genial es que siempre está trabajando duro,

aunque usted no sea consciente de ello.

Cierre los ojos y piense en sus primeros recuerdos.

Intente remontarse en lo más lejos posible.

¿Qué ve?

¿Una escena de su infancia?

¿Quizá unas vacaciones o una fiesta de cumpleaños?

¿Una vacaciones familiares?

De acuerdo.

Abra los ojos.

Su primer recuerdo ¿tiene una emoción ligada ello?

Lo más seguro es que la tenga.

Y hay una razón para ello.

Los recuerdos a largo plazo, por lo general,

incluyen una fuerte emoción

como estar muy nervioso en una primera cita

o entusiasmado en las últimas vacaciones.

Su cerebro de hecho combina este tipo de recuerdos

con el significante neuroquímico de esa emoción,

que lo saca de la memoria a corto plazo

y los archiva en el almacenamiento a largo plazo,

y es la conexión emocional

la que le permite retener ciertos recuerdos:

como recordar la casa donde creció.

Lo que puede resultar práctico en el siguiente juego.

Un método efectivo para aumentar la memoria es:

el palacio de la memoria.

Una técnica creada por los antiguos griegos y romanos.

Imagine una casa en su mente.

Es su palacio de la memoria.

Coloque los objetos que quiera recordar

a lo largo de un camino específico.

En el orden que quiera recordarlos.

Ahora, simplemente abra la puerta

y dé un paseo mental.

Los objetos estarán justo donde los dejó en su mente.

Le enseñaremos como funciona esta técnica de la memoria

ayudándole a memorizar los siete continentes en orden alfabético.

Primero aquí está: África, Antártida Asia, Australia, Europa

Norteamérica y Sudamérica.

De acuerdo.

Cierre los ojos e imagine cualquier casa que le sea familiar.

Imagine cada uno de los siguientes objetos mientras los decimos.

En el porche hay una cebra que representa a África.

En el vestíbulo hay un pingüino para la Antártida.

A continuación,

un colorido dragón chino está al pie de las escaleras, para Asia.

En la sala de estar, un canguro está sentado en el sofá, por Australia.

Sobre la mesita está la torre Eiffel representando a Europa.

En la cocina está la estatua de la Libertad

simbolizando a Norteamérica.

Y sentado a cenar, hay un loro verde brillante, para Sudamérica.

¿Lo tiene todo?

Le daremos un momento para que lo asimile bien.

Ahora lo eliminamos todo y queremos que intente recordar

los siete continentes en orden

caminando a través de su palacio de la memoria, otra vez.

¿Qué tal lo ha hecho?

¿A podido recordar los continentes en orden alfabético?

Acaba de aprender un nuevo método para navegar por su memoria.

Pero tenemos una última técnica guardada para usted.

Prepárese, porque si hablamos de tener mejor memoria,

está a punto de monopolizar el mercado.

¡Diez de diez! ¡uf!

Le hemos enseñado a llevar el poder de la memoria de su cerebro

a nuevos niveles.

Ahora vamos a enseñarle un último método

para estimular sus poderes de recordar

y es tan sencillo como el ABC

¿Le ocurre a menudo ir al supermercado

y olvidar lo que ha ido a comprar?

Vamos a darle a usted y a un grupo de voluntarios

una lista de la compra de diez artículos para memorizar.

Luego vamos a dejarle que pasee por nuestro supermercado virtual,

para buscar esos diez artículos.

Esta es la lista que tiene que memorizar:

Zanahorias,

jamón,

cebolla,

langosta,

leche,

pan,

galletas,

helado,

maíz,

y uvas.

¿Lo tiene todo?

De acuerdo.

Hagamos la compra.

¿Cómo va?

¿Es capaz de recordar los diez artículos de la lista?

¿O su cesta de la compra está un poco ligera?

No se preocupe, no está usted solo.

A ver...

había pan

jamón,

-Galletas ¿quizás?

-Huevos.

-¿Cruasanes?

-¿Quizá un pastel?

-No hay macarrones.

Seguramente usted tampoco lo recordó todo.

No puedo creer que olvidara el helado. ¡Me encanta!

Pero no pasa nada,

su cerebro no está diseñado para hacer esto.

De hecho, si recordó cinco o más artículos

tiene una menoría muy desarrollada.

Pero vamos a enseñarle una última técnica que le ayudará a recordar

todos los artículos de la lista de la compra.

Ha oído alguna vez la frase: Todo buen chico lo hace bien.

Es un ejemplo de un acróstico.

Una frase diseñada para ayudar a recordar una lista de objetos.

En este caso para recordar las notas de una escala.

Probemos esta técnica para memorizar la segunda ronda.

Eche un vistazo a esta lista.

Pero esta vez intente crear una frase divertida

usando las primeras letras de cada palabra.

Observe a nuestros voluntarios.

Filete, ah, eso podría ser Felisa.

-A veces nos aproximamos a esquemas cerebrales, pero quizá...

y ya no tengo más.

-Sandía, que podría ser Susana.

-Carolina del Sur fue un desafío aburrido

que colmó mi paciencia el jueves.

-Manzanas, podría ser mayo.

-Sally quiere un hermano, puede madre recoger a Bob, uno, dos.

-Brócoli, Bárbara.

En mi lista, solo hay mujeres.

Son unos acrósticos bastante buenos.

A usted ¿se le ha ocurrido alguno?

Sino, tenemos uno que puede usar.

Felipe, nada más bestia, que plancha chipirones,

para nadar tifones.

Cada palabra de nuestra frase empieza con la misma letra

que el artículo correspondiente en la lista de la compra.

Le daremos un momento para memorizarla.

¿Lo tiene?

Es hora de ir a la compra.

¿Encuentra todo?

Puede a usar un acróstico para que le ayude con la memoria.

¡Dese prisa!

El supermercado está a punto de cerrar.

¿Qué tal lo ha hecho?

¿El acróstico le ayudó a recordar más artículos?

¿Qué tal les ha ido a nuestros voluntarios?

Así que Felipe era filete.

-Salta es sandía.

-Max es manzana.

¿Qué bestia es el brócoli?

-Queso es "qué"

-"P" es plátano.

-Chipirones es champiñón.

-Con "p" sería pera.

-"N" es naranja.

-Tifones sería tomate.

-Diez de diez ¡Uuuh, sí!

Los acrósticos son geniales para recordar una lista corta al azar

Son perfectos para las listas de la compra.

Es una manera de que el cerebro comprima la información.

En lugar de recordar todos los artículos,

solo tiene que memorizar unas cuantas palabras,

cuyas letras servirán como las pistas que necesita

para coger lo que vino a buscar.

-Han mejorado mi, mi...

¿Cómo se llama?

Mi memoria.

Por suerte, las técnicas como los acrósticos

y el palacio de la memoria,

pueden ayudarle a que olvidar sea cosa del pasado.

O al menos hasta que atraviese el umbral de una puerta.

¿Ha entrado alguna vez en otra habitación solo para olvidar

a qué había venido?

Según los investigadores,

los umbrales actúan como señales a su cerebro,

para avisarle de que está en un nuevo contexto

provocando que despeje la mente.

La mejor manera de evitar este borrado de mente

es repetir lo que quiere recordar mientras atraviesa el umbral,

provocando que su memoria, se ancle, en la nueva habitación.

Por ejemplo... Llaves,

llaves,

llaves,

llaves,

Ah. Las encontré.

Schisss.

Perdón.

No es lo único que tuve problemas en recordar.

La mejor manera de evitar este borrado de mente

es repetir lo que...

ayudarle a anclar la memoria en su... en su...

en la habitación.

Al menos hasta que atraviese un umbral.

Ha notado alguna vez... Lo siento, lo olvidé.

Brain Games - La memoria

21:59 06 dic 2018

La memoria determina la historia de nuestra vida, permitiéndonos interactuar con el mundo sin cosas extrañas o desconocidas. Aprender técnicas de memoria es la clave para recordar cosas, un gran método para mejorar el estado del cerebro.
Una exploración de cómo funciona el cerebro, se centra en cómo la mente puede ser manipulada para ver cosas que no están allí.

Contenido disponible hasta el 13 de diciembre de 2018.

Histórico de emisiones:
11/06/2017

12/12/2017

La memoria determina la historia de nuestra vida, permitiéndonos interactuar con el mundo sin cosas extrañas o desconocidas. Aprender técnicas de memoria es la clave para recordar cosas, un gran método para mejorar el estado del cerebro.
Una exploración de cómo funciona el cerebro, se centra en cómo la mente puede ser manipulada para ver cosas que no están allí.

Contenido disponible hasta el 13 de diciembre de 2018.

Histórico de emisiones:
11/06/2017

12/12/2017

ver más sobre "Brain Games - La memoria" ver menos sobre "Brain Games - La memoria"

Los últimos 2 documentales de Brain Games

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • La memoria

    La memoria

    21:59 pasado jueves

    21:59 pasado jueves La memoria determina la historia de nuestra vida, permitiéndonos interactuar con el mundo sin cosas extrañas o desconocidas. Aprender técnicas de memoria es la clave para recordar cosas, un gran método para mejorar el estado del cerebro. Una exploración de cómo funciona el cerebro, se centra en cómo la mente puede ser manipulada para ver cosas que no están allí. Contenido disponible hasta el 13 de diciembre de 2018. Histórico de emisiones: 11/06/2017 12/12/2017

  • 00:27 23 abr 2014 ¿Cómo funciona el cerebro?¿Qué podemos hacer para estimularlo? Descúbrelo todos los domingos a las 20.00 h en La 2 con Brain Games, una serie de 12 episodios producida por National Geographic que reta a los espectadores a a afinar sus mentes por medio de juegos, ilusiones ópticas, experimentos mentales y mucha ciencia.

Mostrando 1 de 1