Serie documental de trece capítulos de deporte y gastronomía, Íñigo Pérez Urrechu, chef y runner, nos enseña a practicar deporte y a degustar los platos típicos de las zonas que recorre

4637201 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Atleta gourmet - La Sierra del Rincón, Madrid - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad TVE.

Llevo más de 30 años trabajando en cocina,

con el estrés y el caos que eso supone.

Necesitaba un cambio.

Correr me da libertad.

Corriendo se descubre gastronomía

y, sobre todo, correr me inspira.

Acompáñame por mil y un rincones

para descubrir lugares,

sensaciones,

sabores,

y déjate llevar en este viaje.

No soy competidor,

soy corredor.

Soy Íñigo Urrechu, y soy el atleta gourmet.

Estoy a menos de 100 kilómetros del centro de Madrid.

Siguiendo el río Jarama

he llegado aquí,

entre los montes de Ayllón y Somosierra.

Como veis, un terreno abrupto y escarpado

ha provocado que no haya muchos asentamientos de población,

y el paisaje,

que está protagonizado por lo forestal y lo ganadero,

es la sierra del Rincón,

la más desconocida de la Comunidad de Madrid.

A 800 metros de La Hiruela

tenemos el único molino harinero de la Comunidad de Madrid

que sigue moliendo de manera tradicional.

Es de propiedad comunal,

y mantiene ese sentimiento de familia,

porque pertenece a todo el pueblo.

Allí veo La Hiruela,

un pequeño pueblecito de unos 11 habitantes en invierno.

Venir de visita es,

un viaje al pasado de unas cuantas décadas.

En La Hiruela tenemos muchas sendas,

y en todas tenemos cosas para ver.

Es un plan perfecto para un solo día.

En algunas de las sendas, como La Carbonera,

tenemos antiguas carboneras de 1900,

y una de las que os recomiendo es la senda de Los Oficios de la Vida,

y es precioso para recorrer.

Uno de los productos estrella de la zona es el Pero,

y lejos de lo que pueda parecer,

es, una manzana

porque el Pero,

es una variante de manzana.

Curiosamente, nace cuando quiere.

O sea que imaginaros, como ahora, que no está el fruto.

Sin embargo, hacen con él un postre muy bueno, muy rico,

que son las hostias,

y hasta tiene una fiesta popular.

Bueno, familia,

estamos en uno de los pueblos mejor conservados

de la Comunidad de Madrid.

Lo que llama la atención es la uniformidad de sus casas,

que están construidas,

en adobe,

piedra y madera.

Como en todos los pueblos de la geografía española

que nos vamos encontrando,

tienen una plaza y una iglesia,

y en este caso ambas se llaman de "San Miguel",

siendo la iglesia del siglo XVII.

Chulo, eh.

Para coger aire, estar así y respirar.

Como siempre,

me encanta enseñaros cosas curiosas en los pueblos,

y hoy, en La Hiruela,

vamos a ver un museo donde vamos a descubrir

cómo se vivía en el siglo XVII.

Trillo, azadas,

aceros de labranza,

que es a lo que realmente se ha dedicado

la gente en esta zona.

Entrando un poquillo en calor.

Ya veis, en esta cocina tan cariñosa que tenemos aquí,

donde nos reunimos para comer, para calentarnos,

para compartir un montón de cosas,

porque la comida nos une.

Y aquí el comedor,

mirad qué mesa más pequeñita.

¿Qué es lo que se comía en estas mesas?

Pues guisos de lo que da la tierra aquí, que son patatas y judías.

Y después de trabajar,

o en mi caso,

de una buena carrera,

¿qué es lo que toca?

¡Una siestecilla!

Huele a leña.

¡Jo! Cómo me gusta calentarme con el fuego.

¿Y ese humo?

No solo huele a humo.

¡Es que huele a comida!

Hola, buenas.

Hombre, qué tal, buenos días.

¿Y esto qué es, que estáis preparando?

Unas miguitas con huevo para desayunar.

¿Para desayunar? Sí.

Y yo con un mísero café.

Oye, pues, venga.

¿Puedo? Sí, por supuesto.

¿Hay plato para mí?

Que sí, que sí, qué tal.

¿Cómo te llamas, pues? Ignacio.

¡Hombre! Pues, casi como yo, Íñigo. Fíjate.Sí, parecido, parecido.

¡Madre mía!

Qué buenas.

Y el cocinero, ¿cómo se llama? Vicente.

Pues, por la mañana, a primera hora, a lo mejor entra.

La semana pasada has hecho 500 raciones...

500 raciones de migas hicimos en las fiestas del Pero.

¿500 raciones? ¿El secreto de las migas?

Pan, estas llevan chorizo y panceta, y ajito, como es natural,

porque si no, no darían el sabor, y buen el aceite de oliva,

como lo tenemos en España. Sí.

¿Qué tipo de pan es?

El pan es Pan de Pueblo.

¿Pan de hogaza? -Pan de holganza

Que tenga mucha miga y poca corteza.

Menuda puntilla tiene ese huevo, eh.

Muy típica es de aquí, de la zona.

Bueno, pues, la miga,

yo creo que es típica de todos los sitios,

lo que pasa es que en cada sito le dan un toque.

Aquí hay mucha tradición ganadera.

Entonces, el pastor tenía mucho tiempo libre.

Que hoy tengo un poquito de chorizo y de tocino.

Pues, eso.

Y ya nos hemos quedado con esa tradición

Si este plato es el mío, el mío con dos huevos, eh.

A mí no me pongas un huevo frito solo, Vicente.

Ojo, eh, que tengo que coger energía para ir a correr ahora.

Me parece muy bien.

¿Cuántos kilómetros sueles hacer al día corriendo?

¿Al día? Sí.

Son en torno a los 22-25 kilómetros.

Están espectaculares.

Pues, esta zona es un poco como,

la reserva espiritual de Madrid, ¿sabes?

Es la zona más salvaje, más recóndita,

menos conocida y más auténtica,

y por eso hacemos las cosas al fuego todavía.

En otros sitios, pues ya esto se ha perdido.

Me ha encantado.

Eso de hacerlo a la brasa,

es que le da ese sabor, esa paciencia, aroma.

Es increíble.

Y otro día tendrías que probarlas con manzanas de La Hiruela.

¿Manzanas de La Hiruela?

Hombre, claro.

Aquí en La Hiruela siempre presumimos de tener la mejor fruta

de todo Madrid.

Los Peros de La Hiruela

los mandaba el cardenal Cisneros,

se lo mandaba a los Reyes Católicos ya en aquella época.

Me habéis dado un plato de energía maravilloso para ir corriendo,

pero, sobre todo, os voy a llevar aquí,

porque empezar así la mañana no tiene precio.

Comienzo mi ruta hacia Montejo.

Un tramo algo difícil me da la bienvenida.

Una cuesta bastante dura.

No es para todos los niveles,

así que id cada uno a su ritmo,

que yo seguiré al mío.

Estamos llegando al Hayedo de Montejo.

Es uno de los pulmones,

de la zona.

Eso necesito yo.

Bajando al puerto de El Cardoso,

estamos ya a escasos metros,

del Hayedo de Montejo,

y aquí, nos recibe este pinar.

La vegetación de toda esta zona de la sierra de Madrid,

me tiene alucinado.

Da gusto correr por aquí.

Súper Mario, ¿qué tal, cómo vas? Qué tal. Pues, muy bien.

Tanto hablar por teléfono, por fin nos conocemos.

Por fin, por fin. Oye, cuéntame.

Esta es la entrada del Hayedo de Montejo,

y es un lugar que queremos que vengáis a conocerlo,

si puede ser, cuatro veces al año,

cada estación cambia de colores.

Me han dicho también, Mario, que esto tiene un montón de títulos.

Sí, este verano nos han declarado Patrimonio Natural de la Humanidad,

un reconocimiento que otorga la UNESCO,

bueno, pues a un bosque de estas características, maduro.

¿Y cuáles son esas características?

Bueno, pues nos hace famosos el ser uno de los hayedos

más al sur de Europa.

¿Y todos los amigos se quieren venir a verlo?

¿Cómo pueden hacer, Mario?

Se hacen grupos de 20 personas.

Puedes venir el día que quieras del año,

entre semana o fin de semana,

pero hay que hacer una reserva previa.

También puedes venir el día que te apetezca,

parando en el centro de información,

porque la mitad de los pases se dan el mismo día,

a partir de las nueve y media de la mañana.

Es una visita que no tiene precio.

Nunca mejor dicho.

Solo de escucharte,

es que quiero entrar para conocer todos los rincones

que me estás contando.

Pero ahora ya me rugen las tripas,

tengo que seguir con mi ruta, que voy a por mi homenaje.

Así que, Mario, fenómeno.

Millones de gracias. ¡Good Bye!

La vida tiene,

tiene momentos buenos y momentos malos.

Pues, como la carrera.

Después de la cuesta arriba,

la cuesta abajo.

Del Hayedo a Montejo

hay seis kilómetros,

que ya me rugen las tripas.

¡Voy a por mi homenaje!

Ya estamos llegando a Montejo.

Ya va siendo hora.

¡Montejo!

Llevo,

más de medio camino salivando,

pensando en esos platos de cuchara que tanto me apasionan,

como los judiones.

La Fuente de Montejo.

Todo el pueblo y toda la vida giran en torno a esta fuente,

ya que recoge el agua que llega desde la montaña,

pura, cristalina y, sobre todo, muy fría,

y eso hace que los huertos y sus frutos sean como son,

que como a mí, me acaba de dar la vida.

Uno de los pueblos más grandes de la Sierra del Rincón,

está bañado por el Jarama,

y su actividad es principalmente agrícola.

Curioso, un potro de herrar.

Aquí es donde metían al animal,

y lo que hacían era inmovilizarlo para ponerle las herraduras.

Como curiosidad,

se hizo en la edad media,

y se ha estado utilizando hasta el siglo XX.

Es muy típico de los pueblos de la Comunidad de Madrid,

y como hemos ido viendo a lo largo de la ruta,

demuestra esa tradición ganadera que tenemos en la zona.

Bueno, voy a preguntar por aquí,

a ver si saben dónde está Casa Julia,

que tengo que ir a comer unos judiones.

Adelante.

Hola, buenas. Disculpe. Hola.

Una cosita: Casa Julia, ¿dónde está, por favor?

Pues, sigue todo recto, a mano izquierda, es Casa Cermeño,

y pone: "Casa Cermeño", "Casa Julia".

Es donde los mejores judiones de todo Montejo.

¡A eso vengo, a eso vengo!

Pero antes de irse a Casa Julia,

tienen que probar mis cojonudos y mis cojonudas.

¿Cómo cojonudos?

¡Arriba las manos, arriba, arriba!

¡Ahí va! Y esto, ¿qué es pues?

Eso es un bollito de miel y limón,

es un hojaldre, está exquisito,

y es por lo que viene mucha gente a Montejo,

aparte del hayedo y a Casa Julia.

¿Por el cojonudo? Por el cojonudo.

¿Cómo se llama? Se llama así, cojonudo.

No, no. Usted, usted. Ah, yo Nani.

O sea, ¿por el cojonudo de Nani? Eso es.

Muchas gracias, lo voy a probar.

Pero no, no, no, todavía no se puede ir.

¡Manos arriba!, el vino de la Nani.

¡Es la leche!

Es un vino de cariñena

envejecido en barricas de roble durante un año,

y está espectacular.

Me lo hacen para mis bollitos cojonudos

y cojonudas,

porque también tengo cojonudas,

de almendra, zanahoria, mantequilla y naranja, crema con manzana,

chocolate con trufa, chocolate blanco con crema de vainilla.

Ahí va una cojonuda. ¡Arriba, arriba, arriba!....

Esto, ¿qué es? ¡Madre mía!

Eso es un bollo de almendra, almendra pura.

Está hecho con almendra, yema de huevo y naranja.

O sea, ingredientes tradicionales.

Yema de huevo, almendra y naranja.

Está exquisito.

Orgásmico intestinal.

Nani, venía un poco tristón.

Porque vas corriendo, vas pensando, una cosa, y tal y...

mira un poquito ya abajo, de tanto correr.

Oye, que mira, no solamente por lo cojonundo

de lo que me he comido...

El vinito que te va a alegrar la vida

y te va a dar una marcha que ya verás.

Por tu alegría.

Me acabas de dar una alegría, así, que dos besos,-Encantada.

y me voy donde Julia Ahora mismo.

Encantada.

Pues,

Nani, muchísimas gracias.

A disfrutar de la gastronomía de Montejo, que es la mejor.

Los mejores judiones del mundo.

Sí, señor, y los mejores cojonudos.

Encantada. ¡Aupa! Venga.

Encantada de teneros por aquí. Muchísimas gracias.

Hasta luego.Venga, Nani. Adiós.

Aquí, en su casa, me espera Julia con sus judiones.

¡Julia!

¡Pero bueno! Hola, Íñigo.

¡Qué alegría! ¿Qué tal estamos? Sí, eh.

¿Qué tal todo?

La verdad es que me hace ilusión conocerte también.

¡Jo! ¡Madre mía!

A mí que además todo el mundo me decía

que tenía que venir aquí a comer,

y que nos hayas abierto,

oye, esto es una auténtica maravilla.

Yo te he visto muchas veces por televisión,

así que también tenía ganas.

¿Mejor en persona, o en la tele?

Mejor en la tele, ¿verdad?

En persona hablo mucho.

No, y en la tele también hablas, eh.

Bueno, bueno.

Pero sales muy simpático. ¿Sí?

Pues, a ver, vamos, enséñame la casa,

que tengo ganas de ver tu casa.

Está precioso.

¿Cuál es el plato que más te gusta de todos los que haces en casa?

Los guisos, como las carrilladas, los judiones,

los garbanzos con cayos,

ahora tengo también eso.

Siempre tengo platos de cuchara.

Pero el plato estrella, estrella, es a por el que vengo, ¿no?

El que me has guardado y elaborado con tanto cariño.

A ver, el plato más típico de aquí, de la zona, son los judiones.

Son criados aquí,

típicos de aquí, de Montejo, por la altura y el agua,

sobre todo el agua,

que aquí es espectacular el agua que tenemos,

y además tenemos mucha.

O sea, que eso es lo que hace que tenga ese sabor tan especial,

esa mantecosidad.

Sí, que sea muy mantecoso, muy suave, no se suele despellejar.

Muy bueno.

La altitud, el agua y el cariño.

Bueno, luego el cariño haciéndolo y el tiempo, pero...

¿Me vas a enseñar esa receta? Venga.

Voy a copiarla, eh. Sí, sí, venga.

¿Sí, seguro? Seguro.

Venga, enséñame. Luego la practicas.

A ver, yo lo que vengo es a aprender de la maestra Julia.

Primero, estas son las judías,

que las hay que echar en remojo una noche.Sí.

Mira cómo están, el tamaño que tienen,

que ya son gorditas, pero luego, después del remojo,

pues, mira cómo se nos quedan.

¡Ostras! Mira qué diferencia.

O sea, coged esto, por ejemplo, estas judías,

y estas, mira cómo se hinchan. Mira cómo se hinchan.

Sí, sí.

¡Espectacular!

Que luego, además, hechas,

es que alguna vez es, una cuchara, una judía.

Bueno, y luego, a ver, ¿el siguiente paso?

Pues, ya las ponemos directamente con agua,

con agua fía, tiene que ser siempre fría.

Siempre fría, ¿por qué fría?

Pues, la judía,

la legumbre en general, frío, salvo el garbanzo,

bueno, bien lo sabes tú.

Sí, porque si no, se queda encalladita, pero...

Claro, claro.

Y la judía, además, en todo proceso de la cocción,

lo que hacemos es asustarla varias veces.

Le vamos echando agua fría, rompemos la cocción,

y luego empieza otra vez a cocer.

Yo, tres o cuatro veces.

Eso, para los amigos que nos están viendo, dices,

el "asustar" significa el echar el agua fría

para romper la cocción, y ya está.

¿Eso es? ¿Este proceso?

Esto, ya se están cociendo aquí,

que hemos puesto unas poquitas para que las...

Yo lo echo con todos los ingredientes en crudo, pero...

¿Cuánto tiempo has dicho que tenían que estar?

Pues, tres horas y media.

Entre tres horas y media y cuatro.

Ya está bien, eh.

Ya están, sí, sí.

A fuego suave, tranquilito. Se lleva su tiempo, sí.

Aquí, ¿qué es lo que tenemos metido en este puchero?

Pues, tenemos metido morcilla asturiana,

que es importante, porque así no se nos des hace;

chorizo asturiano también,

y, además, yo lo compro siempre, que no lleve gluten.

La panceta lo mismo,

la punta de jamón y la oreja y no llevan nada,

porque no estaban procesados ni nada,

y luego ya, pues, la verdura.

Las zanahorias, ajo y cebolla, que lo echo entero.

Y luego ya, cuando está hecho más o menos,

se cogen judías, ya cociditas, y se machacan, se aplastan.

¿Para espesar? Para espesarlo el caldo.

Eso me lo apunto yo.

No echamos harina, ni cosas de esas.

Eso me lo apunto yo.

Pero, vamos, eso lo voy a poner yo en mis guisos.

Me voy a acordar de ti, Julia. Claro.

Voy a probar el caldo,

porque fíjate que le falta todavía cocción.

Pero este caldo,

lo que hay que hacer luego es desgrasarle.

Esa grasa hay que quitarla, sí señor.

Eso no te aporta nada.

Sí, señor.

Hay que hacer la vida cardiosaludable.

¿A que sí?

Claro, y aparte va a llevar el mismo sabor,

pero le quitamos la grasa.

Esto, ¿has probado hacer alguna vez este plato

con unas judías diferentes,

unos judiones diferentes a los de la zona?

Pues, hombre,

lo he hecho algunas veces con la típica fabe.

Aquí, en la zona, es esto,

y es lo que viene buscando la gente, judión.Claro.

¿Y cómo especiamos este plato?

Pues esto nada más lleva...

Bueno, eso que ves es el pimentón,

que va soltando el chorizo.

La sal y los ingredientes que hemos echado crudos,

no lleva otra cosa.

¡Madre mía! Más natural.

Y este puchero, ¿qué tenemos, pues?

Pues ya las tenemos ahí hechas, y,

¿ves cómo ha quedado ya el caldo de espesito?

Simplemente con las judías, aplastaditas.

Lo tapo, porque si no, me lo como entero.Pues nada.

Y además yo procuro siempre hacerlo de un día para otro,

¿Ah, sí? porque los guisos... claro,

cogen todos más el sabor, están más rico.

Pues, este, ¿sabes lo que voy a hacer?

De este hoy no va a pasar.

Me lo voy a llevar a la mesa con el puchero entero,

y lo vamos a probar mientras charlamos.

¡Venga, vamos, Julia!

Riquísimos.

Además, con, toda la compañía.

El compango, como se dice en muchos sitios, ¿verdad?

Compango, compango.

Pues, venga, vamos a celebrarlo entonces, ¿no?

¡Claro que sí! ¡Alegría!

Con amigas como Julia es un gustazo probar la gastronomía de la zona,

pero me queda mucho por ver.

¡Roberto!

¿Qué pasa, Íñigo? Buenos días. ¿Cómo estás?

Todo bien.Muy bien, muy bien. Sí, ya.Aquí estamos.

Como habíamos quedado, digo, pues venga,

vamos a ver esos judiones, ¿no?

Claro, que quiero ir al huerto, eh. Vamos.

¡Bueno!Bueno¡Hala! Cabezazo que me he dado, Roberto.

Ya te has dado, ya te has dado.

Aquí estamos ya en nuestro pequeño huerto, aquí, de judiones.

¿Por qué de estas formas?

¿Por qué están todas las matas altas?

Bueno, es la forma tradicional de poner así la judía, de mata alta,

y el judión en concreto,

para que aguante el peso de todo el follaje

y todos los frutos, ¿no?

Tenemos un huerto ecológico, orgánico,

en el que no utilizamos fertilizantes ni herbicidas,

nada de síntesis química, ¿no?

Cuando haces un guisote, que te llevas esa cuchara a la boca,

el sabor, lo mantecoso que es, lo rico que está,

y en la salud también cómo se nota, eh.

Claro, exactamente.

La salud nuestra y la salud de la tierra.

¿Cuándo es la temporada buena, ahora que hablas de la tierra,

para que la tierra nos dé este fruto tan maravilloso

como son los judiones?

Bueno, pues, esto se siembra así, en siembra directa,

pues, a finales de abril, principios de mayo,

luego se va recogiendo paulatinamente,

según se van secando las vainas.

Ahora mismo estas ya se podrían recoger.

Grande, brillante.

Una pasada.

¿Tenéis más variantes, o solamente cultiváis este judión?

Sí, nosotros cultivamos otras dos variedades, mira.

Si quieres aquí te las enseño, sí, las otras dos.

¿Tienes? Sí.

Pues, aquí tenemos el judío rojo.

¿El judío rojo?

Es otra de las variedades típicas de aquí, de la sierra,

y que da un caldito así, pues, pintón, muy bueno.

Coloradito y sabroso.

Sí, exactamente.

Y luego aquí tenemos esta otra, que es el "Ombligo de la reina".

¿Ombligo de la reina?

Ajá, tiene su nombre.

Ahora verás, que mira qué maja que es.

Es una alubia muy bonita. ¡Qué curiosa!

Pues vamos, venga,

que te voy a ayudar a seguir pelándola.Venga, vamos.

Me quedaría, Roberto, contigo, vamos, fíjate,

aprendiendo de las judías, toda una vida,

pero que me tengo que ir para Horcajuelo.

¿Cuál es el camino?

El camino es este, directo para arriba.

¿Y para qué me has hecho bajar?

¿Para que haga más kilómetros? Vale, vale.

Esta te la guardo, ¿eh? Claro, como te gusta correr.

Bueno, venga.

¡Qué fenómeno eres! Que te vaya muy bien.

Millones de gracias,

y cada vez que me coma un plato de judiones, me voy a acordar de ti.

¡Venga, hasta ahora! Venga. ¡Chao!

No me digáis,

que esto no es una maravilla.

Familia, otro día más, reto y ruta al bolsillo,

y ahora lo que voy a hacer va a ser terminar este homenaje,

¿con qué?

Con un sabor dulce.

¿Javi?

¿Qué haces, Íñigo?

¡Fenómeno!

Pasa. Pasa para acá. Qué tío, siempre trabajando.

¡Javi maquinón!

¡Qué ganas tenía de comer tu flan! ¿Qué tal?

¿Qué tal? ¿Cómo va? ¿Fenómeno?

Bien, de maravilla. ¿Qué tal tu ruta?Bien.

Pero, fíjate,

¿cómo no iba a ir bien la ruta, si venía pensando en tu flan,

tu flan, tu flan.

Todo el mundo me habla de tu flan.

Para reponer el azúcar, para reponer el azúcar.¡Eso!

Vamos a empezar con el caramelito, que es lo más básico.

Le echamos el azúcar, ¿vale? Sí.

Y lo ponemos ya a calentar.

Ahí vamos a echar el resto de azúcar que nos queda.

Qué calorcito más rico tienes aquí en la cocina, eh.

Queso de la zona.

Queso fresco de la zona, con azúcar.

Exactamente. Aquí, caramelo.

Cómo piensas en mí, glucosa para recuperar energía.

No, no. Espérate, que falta más.

¿Más? Esto acaba de empezar.

Un poquito de leche condensada.

Un poquito de leche.

Este caramelo, ¿cómo va?

¿Un poquito más?

Yo creo que está bien así el color, ¿no?

Porque va manteniendo el color.

Sí, el color así, doradito. ¿Sí? Vale.

A ver, déjame a mí, que como estás hoy de aprendiz.

Tú eres el maestro, tú eres el maestro.

Para que veas la medida.

Un chorrito, justo que cubramos. Esta es la medida, ¿no?Eso es.

Vamos a empezar con la segunda parte,

y la más importante.

A fuego lento.

Bueno, pues ahora lo que nos queda es remover

para que vaya espesando y calentando,

y una vez que consigamos eso,

pues, ya, me voy a ir a buscar una venda,

te voy a tapar los ojitos para que no puedas ver

ingrediente secreto.

Que no miro, que te lo he dicho. Ya.

Ya, va a ser puntería.

Sí, te pones muy nervioso.

Bueno, y esto, ¿cuánto tiempo tarda en cuajar, más o menos?

Pues, de un día para otro.

Como mejor queda es de un día para otro.

¡No me jorobes, po Dios, Javi!

No te preocupes, no te preocupes, que tengo ahí preparado,

una cosita para ti.

Pero, y esta sorpresa, ¿qué es?

Lleva una mermelada hecha con las mismas moras de aquí,

luego requesón,

y terminado con miel y frutos rojos.

Y el flan, y todo... El flan ya está terminadito.

¡Qué cremosidad!

Mira que se hace el silencio, ¿eh?

Que si no te gusta...

¿Gustar? Es una pasada.

Tú no querrás compartirlo, ¿no? No, no.

¿Seguro? ¡Venga, venga!

Que lo bien compartido es bien sabido.

Está espectacular, Javi.

Hemos estado compartiendo

lo que más nos gusta compartir a los cocineros, ¿verdad?

Tiempo de cocina.

Exactamente.

Acabo de descubrir el ingrediente secreto de tu flan,

después de probarlo, probarlo: el cariño.

¡Eres un fenómeno!

Muchas gracias, muchas gracias.

Bueno, pues, ahora, ya que esto está encendido,

tenemos que seguir aquí, ¿no? Exacto.

Una buena tertulia, yo no tengo prisa.

Otra ruta terminada.

Descubrí que Madrid no solo es ruido y asfalto,

es aire puro.

Me despido por hoy,

de Madrid al cielo.

Subtitulado por Francisco José Fernández Rey

Atleta gourmet - La Sierra del Rincón, Madrid

25:30 17 jun 2018

Hoy Íñigo parte de La Hiruela, allí prueba las migas de pastor, visita el museo etnográfico y se dirige al Hayedo de Montejo donde conoce a Nani y sus cojonudos, disfrutará en Casa Julia de los judiones y continuará su ruta hasta Horcajuelo donde prueba una tarta de queso de lo más especial.

Hoy Íñigo parte de La Hiruela, allí prueba las migas de pastor, visita el museo etnográfico y se dirige al Hayedo de Montejo donde conoce a Nani y sus cojonudos, disfrutará en Casa Julia de los judiones y continuará su ruta hasta Horcajuelo donde prueba una tarta de queso de lo más especial.

ver más sobre "Atleta gourmet - La Sierra del Rincón, Madrid" ver menos sobre "Atleta gourmet - La Sierra del Rincón, Madrid"

Los últimos 13 documentales de Atleta gourmet

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Menorca

    Menorca

    26:28 12 ago 2018

    26:28 12 ago 2018 Una isla diferente con un marcado carácter gastronómico y unos parajes naturales de belleza incomparable. Íñigo recorre esta ruta en busca de la auténtica sobrasada balear, de su afamado queso de Mahón y, cómo no, de la exquisita caldereta de langosta.

  • Cádiz

    Cádiz

    26:26 05 ago 2018

    26:26 05 ago 2018 Cádiz,una ruta mágica y llena de sabor donde Íñigo disfruta de la increíble riqueza gastronómica. EL Parque Natural de la Breña, Barbate y Zahara de los Atunes son el escenario ideal para disfrutar del deporte y de la cocina más auténtica. Atún, carne de Retinto y Sargo Frito son tesoros de la zona.

  • 26:14 29 jul 2018 La tierra perfecta para encontrar buena comida y naturaleza sorprendente al mismo tiempo. Íñigo, enamorado confeso del Principado, recorre una sorprendente ruta donde no faltan ninguna de las delicias más famosas de los fogones asturianos: boroñas preñadas, casadielles, chorizo, arroz con leche y la auténtica fabada asturiana. Un sinfín de bocados increíbles para disfrutar como nunca.

  • 26:25 22 jul 2018 Una ruta llena de sorpresas en la que Íñigo descubre los tesoros gastronómicos más típicos de la Alpujarra y sus pueblos con más encanto. Parte de Órgiva haciendo pan y pastel mozárabe, aprende a elaborar queso de cabra de la zona y descubre un pueblo de brujas, Soportújar. Los espectaculares pueblos de Bubión y Pampaneira son las últimas paradas con un homenaje gastronómico, como broche de oro, a base de olla de hinojos y choto al ajillo.

  • 25:31 15 jul 2018 Urrechu disfruta una ruta muy marinera a lo largo de Palamós, Palafrugell y Pals. Calas, playas, acantilados y pueblos inolvidables para degustar caprichos gourmet como las famosas gambas, las butifarras, los buñuelos de la zona, el NIU a base de callos, eso sí, de bacalao. También el homenaje: un suculento arroz negro en una masía del siglo XVI.

  • 25:30 08 jul 2018 Hoy Íñigo hará un recorrido muy gourmet por los pueblos blancos de Córdoba. Priego, Luque y Zuheros serán los protagonistas de esta ruta repleta del mejor aceite, especialidades locales como el turrolate o interesantes quesos, tapas como el salmorejo, clásicos como el rabo de toro y la clavellina.

  • 25:38 01 jul 2018 Una ruta verdaderamente sorprendente que lleva a Íñigo a una parte de Teruel muy poco conocida y de una belleza y riqueza gastronómica extremas. Inicia su recorrido en Fresneda tierra de aceite y de almendras. Terminará su camino en Beceite, degustando los típicos fessols, cabrito asado y peras al vino.

  • 25:34 24 jun 2018 Íñigo partirá de Alboraya, allí aprende a preparar la auténtica horchata con fartons, cruzará hasta el Parque de la Devesa descubriendo su fauna y flora. Más tarde en el Palmar descubrirá cómo se pesca y cocina la anguila a orillas de la Albufera. Terminará probando una auténtica paella en una barraca.

  • 25:30 17 jun 2018 Hoy Íñigo parte de La Hiruela, allí prueba las migas de pastor, visita el museo etnográfico y se dirige al Hayedo de Montejo donde conoce a Nani y sus cojonudos, disfrutará en Casa Julia de los judiones y continuará su ruta hasta Horcajuelo donde prueba una tarta de queso de lo más especial.

  • Valle de Arana

    Valle de Arana

    25:32 10 jun 2018

    25:32 10 jun 2018 Urrechu llega a su pueblo materno, parte de San Vicente de Arana allí le espera uno de los pastores que todavía producen el queso Idiazabal. Sigue su ruta por uno de los centros de cultivo de la patata más importantes y pasará por Sabando y San Vicente de Arana donde degustará un cordero en familia.

  • 25:00 03 jun 2018 En esta ocasión, Urrechu viaja a Extremadura y recorre el último tramo del Camino de los Descubridores, partirá de Berzocana con la recogida de castañas, prueba las migas y aprende a preparar los rabos de calabaza.Ya en Guadalupe visita el Geoparque de las VIlluercas, y le recibirá el Monasterio.

  • Valle del Tiétar

    Valle del Tiétar

    25:26 27 may 2018

    25:26 27 may 2018 Íñigo Urrechu comienza su ruta en Arenas de San Pedro, en el obradror de Delicias Gredos va a conocer el secreto de sus famosas perrunillas. En el camino a Candeleda visita en Poyales del Hoyo la Casa de las Abejas e indaga en los sequeros del pimentón, acabará degustando un chuletón en El Refugio.

  • Montes de León

    Montes de León

    25:21 20 may 2018

    25:21 20 may 2018 Íñigo Urrechu comienza su ruta en Astorga, donde después de mostrar los monumentos más importantes de la ciudad, aprende cómo se preparan las típicas mantecadas. La ruta continúa en Castrillo de Polvazares donde probará la cecina de León y de allí a Rabanal para degustar un cocido Maragato.

Mostrando 1 de 1