www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4561912
Para todos los públicos Atención Obras - Paco Roca, Izal, Muntean & Rosenblum y más - ver ahora
Transcripción completa

Es un tipo al que le gusta estar en casa.

Y siempre que puede, en pijama.

No teme al invierno del dibujante ni a las arrugas.

Aunque a veces se siente en una encrucijada.

Hoy, en "¡Atención Obras!", Paco Roca, maestro de la viñeta.

El maestro de la fotografía Brassaï

capturó el París de los años 30 como nadie.

-La Fundación Mapfre la Barcelona muestra su trabajo

con una retrospectiva que también viajará a Madrid.

-Xosé Castro de nuevo en el plató para ponernos al día

en lo último del mundo digital.

-Una propuesta de mandalas muy relajante.

-La obra "Consentimiento" nos habla del sexo no consentido,

de egoísmo y del poder de las palabras.

-Un montaje con nombres como Clara Sanchis o Pere Ponce

que propone muchas preguntas y pocas respuestas.

-Hoy vamos a presentaros a una pareja.

Llevan años pintando juntos y firmando a dos manos.

-Estos días puedes conocer su obra en la exposición

"This is not an exit".

-El cómic es lo más honesto que puede hacer,

y además de ayuda a saber realmente quién es.

Palabras de Paco Roca, maestro de la viñeta de gran persona.

Bienvenido.

Buenas noches. ¿Qué tal?

Cayetana no puede estar hoy.

Me ha dicho que te cuide, que te dé besos.

Y va a estar vigilando. Está en todas partes.

Te hemos hecho madrugar.

Pero eso se lleva bien. He aprovechado los momentos en el tren.

Pero eso te impide cumplir uno de tus sueños de siempre,

estar siempre en pijama.

Sí. Es curioso, durante años me dediqué al mundo de la publicidad.

Mi sueño era poder quedarme en casa en pijama

y poder dedicarme a los cómics.

Cuando por fin lo consigues, poco a poco se va alejando de eso.

Sobre todo a partir de "Arrugas",

que pude vivir de los cómics y centrarme en mi trabajo,

digamos que empezó una vorágine de entrevistas, de viajes,

de charlas, de publicaciones fuera de España...

Y cada vez tengo menos tiempo para dedicarme a los cómics

y para estar en pijama. Es una cosa muy curiosa.

Al final, bendita necesidad la de vestirse y salir de casa

para presentar trabajos como este.

El último, "La encrucijada".

Es un híbrido entre cómic y disco.

Mano a mano con Juan Manuel Casañ.

¿Cómo surge este proyecto?

Para mí la música es muy especial.

Además de estar en pijama, no pudo trabajar sin música.

Además de estar en pijama, no puedo trabajar sin música.

José Manuel Casañ formó parte de mi vida.

Siempre te preguntas cómo es crear desde otras disciplinas.

Lo primero, conocer cómo es la creación de un disco

y de una canción.

Y saber cómo es la vida de un creador con los años.

Yo llevo años en esto, pero nada que ver con José Manuel,

que lleva 30 años viviendo de la música.

Ha tenido sus vaivenes en una industria

que es bastante caprichosa.

Aprender a saber cómo se crea cuando las cosas te van muy bien.

Sin embargo, no era el punto de partida que teníais en mente.

Queríais hacer un recorrido por los géneros musicales.

Quizá lo interesante eran las conversaciones a través

de esas comidas y esas largas sobremesas.

Digamos, ese equilibrio entre una profesión que te apasiona

con tener que vivir de ello.

No había dudas de que te ibas a encargar del guion.

Tú dices que, afortunadamente,

¿porque cantas mal o porque querías preservar tu saber hacer

solo para ti?

Nos marcamos cada uno su territorio.

Ahora somos más amigos que cuando empezamos.

La música era cosa de José Manuel.

Ni José Manuel dibujó ni yo canté.

Has estado políticamente correcto,

pero creo que hay otra razón. Hemos podido ver cómo cantas.

Me parece muy curioso lo de cómo una canción,

de las primeras cosas que me cantabas,

que reconozco que cuando me las cantabas...

-Sin guitarra ni nada.

Canté el estribillo.

Era muy divertido.

(CANTA) "Y es que el amor te vuelve gilipollas".

-Y yo ponía esta cara.

(CANTA) -"Después de sonar la flauta, me dijo el burro flautista:

si actuamos, no me interesa, porque soy un gran artista".

(Música)

Me has dejado sin palabras.

Mejor cada uno en su papel.

No querías hacer despegar su carrera musical con este trabajo.

Dame un poco de tiempo.

En un momento dado, te pregunta José Manuel.

Le salvó en cierta manera de una autodestrucción de ese momento

que él vivía.

Encontró dentro de la música esa forma de canalizar

esa autodestrucción que pudiera tener.

En mi caso no era muy punk,

pero me salvó quizá de la incomunicación.

Yo siempre he sido una persona introspectiva, muy reservada.

No era el líder en el colegio ni nada.

Era el rarito que se pone a dibujar en su rincón.

Quizá esa falta de comunicación, el cómic que me salvó.

El cómic es la forma de poder comunicar mis sentimientos

y la forma de reflexionar sobre ellos,

que creo que si no lo tuviese,

no reflexionaría del mismo modo.

¿Hay mucho de ti?

Yo creo que sí.

Cualquier libro es una búsqueda de ti mismo y de comprender

una parte de ti.

Siempre volvemos a los mismos temas.

En mi caso, la búsqueda de una identidad.

Historias como la que desarrollas en la casa.

Hablas de tu padre.

¿Cómo se enlazaron esos personajes que son tan tuyos?

La casa es muy especial.

En cierta manera, todos corresponden a un momento de tu vida,

pero esto para mí era muy importante.

Mi padre acababa de morir y yo acababa de ser padre.

Para mí fueron un punto de inflexión.

Me hicieron pensar mucho sobre el papel del padre

y cómo iba a ser yo como padre.

Mi padre había tenido una larga enfermedad.

Cerca de un año en el que, en cierta manera, ya no era él.

Los recuerdos que me quedaron eran de ese último año.

Hacer este cómics me permitió el rescatar momentos olvidados.

Todo sucede en una casa que realmente existe,

una casa cutre como la que mucha gente de clase media

se hizo en un momento dado.

En la que todo es antiestético y no hay nada bonito.

Pero volver a esa casa me permitió recuperar recuerdos de mi infancia

y recuerdos muy especiales de mi padre.

En cierta forma, para mí es muy importante

porque me hizo recuperar la memoria de mi padre.

¿Te resulta fácil recordar el primer cómic que leíste?

Creo que el primer cómic...

No sabría decir cuál exactamente,

pero seguramente alguno de la editorial Bruguera.

Seguramente, como no puede ser de otra forma,

mi primer cómic debía de ser de unos de estos dibujantes.

La pregunta que dejo para ti Ángela Molina. Mira.

Paco, hola.

Tengo una curiosidad.

¿Qué libro escribirías, ahora que ya eres padre y sabes lo que es,

qué libro pondrías en las manos de tu hijo en esa ilusión

de que fuera su primer libro de imágenes?

Una señora pregunta esta.

Caray.

Lo estoy disfrutando. Tengo dos niñas muy pequeñitas todavía.

No sé qué libro sería exactamente, pero si hiciese uno para ellas,

me gustaría que los papeles protagonistas fueran femeninos.

Está ahí constantemente esa especia de..., no sé si es machismo

o la visión masculina de las cosas.

Muchas de las cosas que veo con ellas,

los protagonistas son masculinos.

O libros ilustrados de cualquier cosa.

Siempre me preguntan por qué no hay chicas.

Me gustaría que se hiciese algún libro ilustrado,

o una novela o un cómic para ellas

en el que el papel femenino pues se muy importante.

¿Recuerdas qué te dijeron tus padres cuando comenzaste

a ilustrar historietas eróticas?

Digamos porno.

¿Cómo se lo tomaron?

En esa época me dedicaba a la publicidad.

Mis padres veían todo lo que hacía.

Eran anuncios que se podían ver en televisión o en la calle.

Esto ya no trabajaba como escondidas.

Esto yo lo trabajaba como escondidas.

Esto yo lo trabajaba como a escondidas.

Me daba vergüenza que vieran que hacía cómic pornográfico.

Además, pornográfico explícito.

Me daba vergüenza enseñar eso a mis padres.

Lo curioso es que las madres, como son ellas de orgullosas,

encontró ella la revista

y encontró las revistas en las que había publicado.

Se lo había enseñado a toda la familia.

A mí me daba muchísima vergüenza.

Es el amor de madre.

Más allá del tema, era el: "Mi hijo lo ha hecho

y está cumpliendo su sueño".

¿Te ha costado mantenerte lejos de los aduladores?

Al final, sí.

Sabes que de los amigos y de determinada gente no te puedes fiar.

Yo tengo como un grupo de amigos que me van a decir a todo que sí,

pero si les pincho, ya sabes si algo funciona o no.

Te puedes guiar un poco.

Sé que estamos en el mismo barco.

Sé que no me van a decir que sí a cualquier cosa.

Aunque me van a dejar editar cualquier cosa, van a ser sinceros.

Te vamos a presentar a una cosa que están en esto.

Están tratando de aprender a gestionar el éxito.

Quizá se ha convertido en uno de los grupos de más éxito

en la escena independiente.

Ahora vuelven con fuerza para presentarnos su nuevo disco.

Nos han dejado colarnos en el local de ensayo.

Lleno de barro,

con algunos huesos rotos

y la piel color papel quemado.

Es más que nunca una mirada introspectiva.

En este caso, yo me escribo a mí mismo.

Ahí fuera buscaremos al malo.

Y los buenos nos tendrán que creer.

Os habéis tomado un año de descanso. ¿Cómo ha sido?

-Muy bien.

Necesario, además.

Llega un momento en el que se puede convertir en una rutina.

Teníamos un poco de miedo.

Ahora que es todo tan inmediato, cuando desapareces un año,

igual surge una banda que lo peta y se olvidan de nosotros.

Por lo visto, no ha sido así.

Ha sido todo lo contrario.

(Música)

-Una de las conexiones más importantes con el público

ha sido la reinterpretación de las letras.

Tendemos a pensar que la verdad de una canción es aquello

que el autor quería expresar.

Yo creo que la verdad es lo que interpreta el que la escucha.

Corres el riesgo de cambiar tu forma de trabajo subconscientemente.

Y empezar a sembrar tu camino de dudas que no son reales.

-Está bien saber lo que opina la gente,

pero no te tiene que cambiar lo que tú crees.

Tienes que seguir así haciéndolo pase lo que pase.

-Por favor, llévame contigo.

-No.

-Este señor y yo nos disfrazamos

e interpretamos aquella escena.

De una forma magistral, he de decir.

La idea era relajar un poco el ambiente también.

De repente, en un concierto,

donde suele ser todo bastante solemne,

donde suele ser todo bastante solemne.

-Y va mucho con nuestro sentido del humor.

Estamos siempre de forma entre nosotros.

Por fin hacíamos una chorradilla.

Nos hizo gracia, la verdad.

(Música)

¿Conocías a Izal?

No, pero a partir de ahora los seguiré.

Lo que comentaban, ¿no?

Llevan ocho años en la música.

Programas como estos de "Operación triunfo" llevan a la idea

de que parece que la gente surge de la nada.

Puedes estar ocho años trabajando en la música, peleando.

Creando tu formato de alguna manera.

Luego está el miedo del qué pensarán tus lectores

o la gente que compra tu música.

Supongo que nos tenemos que quedar con "Arrugas",

premio nacional del cómic.

Consiguió un Goya en su adaptación al cine.

¿Qué tenía de especial?

Un tema que a priori no es fácil y que no engancha.

Para conseguir que sea un hito en su carrera.

Cuando lo haces, no piensas en lo que puede llegar a ser.

Haces las cosas porque te apetece hacerlas.

En este caso era porque mis padres eran muy mayores.

Tenían problemas de salud.

Volvemos al tema de la reflexión.

Reflexionar sobre lo que es la vejez.

Y cómo vivían ese momento de sus vidas.

Yo pensaba que iba a ser un fracaso total.

O al menos que no sería ningún éxito,

porque no tenía ninguno de los elementos de un best seller.

Es uno de los temas de los que la mayoría de gente

no quiere saber nada.

Pero nunca se sabe lo que puede funcionar y lo que no.

Creo que coincidió con un momento

en el que España empezaba a tomar más en serio el mundo del cómic.

Acababa de surgir el premio nacional.

Los cómics empezaban a estar en librerías generalistas.

Los medios de comunicación empezaban también a hablar.

Fue un cúmulo de circunstancias.

Esa fobia a la vejez ya la habías explorado

en tu carrera previa, en tu trabajo como publicista.

Habías visto lo que ya sabemos.

El mundo de la publicidad es siempre muy idílico.

En un cartel dibujé entre una multitud de gente

a una pareja de ancianos.

Se la entregué a la agencia y me dijeron que todo perfecto

menos los ancianos, que eran antiestéticos.

Mostraba un poco esa fobia que existe socialmente

hacia un canon de belleza, de actividad y demás,

en la que no entran las personas mayores.

Se reservan para otro tipo de publicidad,

pero no están presentes.

Creo que "Arrugas" se convierte en una reflexión

sobre lo que tienen que ser las residencias de ancianos.

Son necesarias y demás,

pero es como una especie de mantener a un lado...

Fuera de la vista.

Otro de tus trabajos,

pasado mañana arranca el festival de Málaga,

llega la versión adaptada.

Esto es ya más que una relación esporádica.

Es muy interesante.

Volvemos a lo mismo que ha ocurrido con "La encrucijada".

El trabajo de un escritor o de un dibujante es muy solitario.

Sin embargo, en el mundo del cine,

cuando estás en buenas manos,

vas viendo cómo lo que tú has hecho va creciendo

y se convierte en algo que supera a la obra inicial.

Protagoniza tu alter ego.

Esto de estar casi todo el día en pijama...

Las cosas le pasan a quien sabe contarlas.

Es hablar de lo cotidiano, de lo que le pasa a todo el mundo.

El lector se sienta identificado con eso.

¿No te ha dado en algún momento corte compartir tu vida privada?

He tenido momentos de pudor, pero podía más la entrega,

la necesidad de tener algo que contar, que el pudor.

Al final, lo llevo bien.

Pero quien peor lo lleva ha sido mi pareja, que decía:

"Invéntate algo, no cuentes esto".

Uno de los motivos de terminar la serie fue quizá la censura

de mi entorno, de mi pareja y mis familiares.

"No cuentes ese tipo de cosas".

Una cosa que pusiste en Twitter.

No dijo que no le pueda pasar a otra gente,

pero dudo que otros lo cuenten.

Es verdad que yo no tengo una altura demasiado elevada,

y la mayoría de los urinarios se me quedan en una medida un tanto justa.

De repente, llego a Japón,

y ese urinario estaba a una altura perfecta.

Cuando llevaba buena parte del viaje orinando en esa especie de urinario,

me di cuenta de que si ahí se orinaba,

¿dónde se lavaba la gente las manos?

Nos vamos a hablar de una pareja muy original.

Llevan toda la vida firmando a dos manos.

En A Coruña exhiben sus trabajos y juegan a confundir al espectador.

¿Qué están pintando exactamente?

Con Muntean & Rosenblum nada es lo que parece.

(Música)

En los museos está prohibido entrar con mochilas

y hacer fotos con flash,

pero no dicen nada de saltar y de subirse con las paredes.

--por las paredes.

Llevan buscando salidas juntos casi desde la adolescencia.

Una propuesta figurativa nada común.

Roban de la publicidad y de Internet imágenes que recortan

en un ordenador y luego reproducen en un lienzo.

El resultado es una exaltación de la banalidad.

Justo cuando la corriente dominante en las artes plásticas

parece despreciar el mundo de las emociones,

ellas elige en el mundo adolescente.

El erotismo latente en las revistas de moda

y la mirada heredada de los anuncios.

El último requiebro de Muntean & Rosenblum.

Rebuscan en YouTube las secuencias que más comparten,

Rebuscan en YouTube las secuencias que más se comparten,

incluso las más absurdas.

¿Qué te parece esto de rescatar lo banal y convertirlo en arte?

Es un poco lo que siempre ha hecho el por art en cierta manera.

Te das cuenta de que continuamente el arte tiene que buscar un hueco.

Muchas veces va de la mano de las tendencias,

de las nuevas tecnologías también.

En este caso, de coger fotogramas y sacarlos de su contexto,

de encontrar la belleza en la banalidad.

Un proyecto pendiente, un sueño por cumplir.

Yo creo que muchísimos, ¿no?

Es una especie de crecimiento personal, ¿no?

Y siempre que afrontas un nuevo proyecto

tienes que ponerte algunas metas.

Yo que sé, va a ser el cómic más documentado que he hecho.

Tú mismo te vas poniendo esos ratos.

Te das cuenta de que todavía tienes mucho que aprender

y mucho que crecer dentro de tu profesión.

Es el motor que creo que te tiene que llevar siempre.

Todo esto ha sido una especie de precalentamiento

para el siguiente trabajo.

Puedes afrontar un nuevo proyecto con ilusión.

Si no, sería bastante aburrido este trabajo.

Gracias por visitar "¡Atención Obras!".

Un placer estar aquí charlando contigo.

Hasta que me volváis a llamar.

(Música)

Dijo Aristóteles que hacer justicia es buscar los argumentos

a favor de tu adversario como los buscarías en tu propio favor.

De eso va "Consentimiento",

una obra que parte de la violación para proponer muchas preguntas

y pocas respuestas.

Es mi trabajo, ¿entiende?

-Lo que hiciste conmigo fue un crimen.

-Es un jaque a una ley obsoleta, antigua, caduca, machista.

Es convencimiento de que ley no es igual a justicia.

-¿Verdad o atrevimiento?

-Verdad.

-¿De qué va "Consentimiento"?

Sobre el adulterio.

Lo que a una le pasa es como un revulsivo para sacar la mierda

de la otra pareja.

-¿Qué ocurre cuando esa violación ocurre dentro del matrimonio?

Sacude al espectador.

-El no es no.

Pero consentir a veces no es consentir.

Es el debate que abrimos.

A veces conscientes por no ir a otro lugar peor.

-El tema del consentimiento queda como una pregunta inquietante

y que lleva una reflexión más profunda.

-Dentro de la pareja, es donde más se consiente.

Muchas cosas.

Del otro y tuyas.

-Llevas trabajando en esto demasiado tiempo.

Lidiando día tras día con gente deshonesta, sexualmente depravada.

-Otro de los temas que trata la obra

es cómo las palabras pueden manipular.

-Usas las palabras como buenamente puedes.

Luego resulta que esas mismas palabras, esos abogados,

que defienden al agresor, las manipulan y las convierten en armas

sacadas de contexto.

No se trata de establecer una justicia, se trata de ganar un caso.

-¿No te dan pena?

-Es útil para ganar el caso.

-La británica Nina Raine reflexiona sobre la falta de empatía

del ser humano.

-He querido trasladar lo que ocurre en la calle,

sacarlo de las televisiones,

llevarlo al arte escénico.

Crear una poética.

-¿Cómo casa una comedia con estos temas?

-Con actores espectaculares.

-Y con una mirada llena de humor.

Con un punto de vista que hace que esta tragedia

de pronto que el espectador se esté riendo.

-Es un texto caleidoscópico.

Puedes ver una misma realidad de muchos colores diferentes.

Abrimos muchas tripas y se quedan en la bandeja

para que el espectador las consuma como quiera.

-¡No me toques!

(Música)

(Música)

(Música)

(Música)

Xosé Castro.

Aquí estamos, para traer cosas gustosas.

¿Al alcance de todo el mundo?

Sí.

No sé si sabes lo que son los mandalas.

Son unas representaciones rituales del microcosmos y el macrocosmos.

Los vemos también en los rosetones de las catedrales.

Esta cosa de dibujar cosas simétricas.

Una página web en la que puedes dibujar tu propio mandala.

Parece ser que a la gente la relaja mucho.

Puedes pintar aquí y hacer tus formas geométricas.

Y hacer cosas muy curiosas.

Es que dibujar eso...

Lo bueno es que te ayudas.

Lo bueno es que te ayuda.

Más haciendo cosas.

Y muy mejorable según vas conociendo las posibilidades.

Efectivamente.

Vas haciendo distintos grosores.

Vas haciendo así.

Muy bonito, muy bonito.

Vas echando el rato.

Ha superado un poco las expectativas que él tenía.

Se han creado auténticas obras de arte.

Hay cosas interesantes.

Como las que vamos a ver ahora.

(Música)

Casi nada.

¿Relaja igual la versión digital que coger tu papel?

Como aquí puedes anular y tal,

tiene otra vertiente distinta a la del papel.

Pero relaja, sí. Es difícil estar solo minuto con esto.

Siguiente propuesta.

Te traigo a una artista autodidacta.

Ella se dedica a pintar el cuerpo, a maquillar.

Ha hecho una serie de proyectos

que se tienen que ver en una pantalla.

Se dedica, por ejemplo, a hacer pintura con maquillajes

y sacar fotos con efectos muy curiosos.

Sobre todo, tiene dos proyectos que llaman la atención.

En uno ella misma ha hecho de modelo.

Son dos proyectos en los que ella,

durante cinco días,

ha estado, con la ayuda de un espejo y una cámara,

se ha ido pintando en su cara como si fuese un lienzo.

¿Cinco días?

Sí, cinco días.

Ten en cuenta que cada uno de esos movimientos significa borrarse,

volver a pintar.

Cada día ha tenido que sacar miles de fotos para lograr ese efecto.

Impresionante.

(Música)

Es curioso, es inquietante.

Se ve cómo palpita.

Ella tiene una ONG infantil

que está centrada en la creación artística.

Y tercera propuesta.

Traigo a una chica que vive en Madrid, una chica muy joven.

Se dedica a eso que ahora se llama motion graphics.

Lo curioso es que muchos de sus GIF

los ha hecho en la ciudad de Madrid.

Ha utilizado rincones de edificios y monumentos,

a los que les da vida de manera peculiar y juguetona.

Ella se dedica, insisto, a esto de los GIF,

y convendría decir a los espectadores que ya hay agencias

que no solo venden fotos y vídeos,

sino que ya están especializadas en GIF.

Estoy deseando verlo.

Ya verás.

(Música)

Casi todo tiene un aspecto como muy publicitario.

Es la imagen que transmiten este tipo de imágenes.

Es muy divertido de ver.

Pero sí, es ella también vende su obra.

También se puede utilizar para fines comerciales.

Qué buen rato.

Gracias por la charla y por las propuestas.

Gracias a ti, María.

(Música)

(Música)

Henry Miller decía de Brassaï que era el ojo de París.

Este maestro de la fotografía era húngaro.

La luz poderosa de este artista,

que también fue pintor, escultor y escritor,

inunda estos días la Fundación Mapfre de Barcelona.

También recalará en Madrid.

(Música)

(Música)

Con la vista puesta en el fin de semana,

os proponemos doble sesión de cine.

Woody Allen con Joaquin Phoenix a la cabeza del reparto.

Para los más fans, de lo mejor que ha rodado en los últimos tiempos.

Para nosotros, un buen plan.

Seguro que sabe lo que dicen de usted,

que tiene mucha experiencia con las mujeres.

¿Le llena eso?

¿Tener tantos rollos de una noche?

-Fue una época. Me gustaba ese frenesí.

Y con la colaboración de Miquel Barceló.

El esfuerzo lo haré porque estés tú tranquila.

(Música)

Me sentía segura.

¿Qué pasa?

¿Qué?

(Música)

Si estáis este finde en Madrid,

se recomendamos ir al teatro español

para disfrutar de un espectáculo bello e inquietante.

Dicen que contiene tanta oscuridad que es difícil

no apartar los ojos del libro en muchos momentos.

Esta escritora canadiense dejó el mundo por voluntad propia.

(Música)

Nuevo disco dedicado a sus temas más universales.

Atentos a la coreografía que ha preparado el acróbata.

La clásica está cambiando.

(Música)

Y otro lanzamiento para la semana que viene.

El esperado nuevo disco en solitario

del inclasificable líder.

(Música)

En su carrera en solitario,

los ritmos sosegados serán los protagonistas.

Hasta ahora, porque supone la vuelta del músico a la electrónica.

Como diría Cayetana, que vuelve la semana que viene,

nos vamos, pero nos vemos.

Nunca mejor dicho, ojo.

(Música)

  • Atención obras - 11/04/18

Atención Obras - Paco Roca, Izal, Muntean & Rosenblum y más

11 abr 2018

La última novela gráfica del ilustrador Paco Roca se titula 'La Encrucijada' y es un libro-disco que ha elaborado mano a mano con el líder del grupo Seguridad Social, José Manuel Casañ. Roca, ganador del Premio Nacional de Cómic en 2008, repasará también los trabajos más emblemáticos de su carrera y descubrirá curiosidades de su día a día.

Además de las viñetas de Paco Roca, estarán en el programa los chicos de Izal, una de las bandas más exitosas de la escena independiente nacional. Después de tomarse un año sabático, están presentado su nuevo disco 'Autoterapia' y han permitido a '¡Atención Obras!' colarse en su local de ensayo.

El programa presentará a una singular pareja de artistas. Se llaman Muntean & Rosenblum y a través de la pintura, la instalación y la performance expresan su fascinación por la comunicación y las redes sociales. Estos días exhiben sus últimos trabajos en La Coruña, en la exposición 'This is not an exit', con una puesta en escena espectacular.

Otra exposición recomendable es la que acoge estos días la Fundación Mapfre de Barcelona sobre la obra del fotógrafo húngaro Brassaï. Su trabajo, desarrollado entre las dos guerras mundiales, ayudó a redefinir la fotografía y enriquecer su potencial artístico. Henry Miller decía de él que era 'El ojo de París'. Hacía 25 años que no se presentaba una retrospectiva del artista en España

De la agenda teatral, ¡Atención Obras! destaca 'Consentimiento', el último montaje dirigido por Magüi Mira. La obra, escrita por la británica Nina Raine, cuestiona los juicios y argumentos que surgen en torno a una violación (en los tribunales, pero también en la sociedad) y está protagonizada por Candela Peña, Clara Sanchís y Pere Ponce.

ver más sobre "Atención Obras - Paco Roca, Izal, Muntean & Rosenblum y más" ver menos sobre "Atención Obras - Paco Roca, Izal, Muntean & Rosenblum y más"
Programas completos (225)
Clips

Los últimos 1.826 programas de Atención obras

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios