www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4640266
Para todos los públicos Atención obras - José Sanchis Sinisterra y más - ver ahora
Transcripción completa

¿Qué hora es?

Manzanas traigo.

Las manzanas de los Premios MAX ya tienen dueño.

Madre mía. Gracias.

-Uf, madre mía, por Dios.

-Muchas gracias. Moltes gràcies.

-Gracias al jurado.

-Muchas gracias.

El de honor le ha caído a un autor, director

y pedagogo imprescindible.

Ejemplo de activismo y resistencia.

Teatro fronterizo para obligar a lo posible a que ocurra.

Hoy en "Atención obras", Sanchis Sinisterra.

Enseguida nos vamos con Nunanak.

Celebramos con ellos y con anticipado el día de la música.

Chema Conesa pone el objetivo en PhotoEspaña.

-Cristina de Middel, premio nacional de fotografía,

seleccionado el trabajo de otros artistas para cinco exposiciones.

La obra y la danza triunfan en los Max.

Te contaremos lo que dio de sí la gala celebrada en Sevilla

presentada por Cristina Medina y lo que sucedía detrás del escenario.

Tenemos el placer de recibir al dramaturgo José Sanchís Sinisterra,

premio Max de honor 2018 y un pozo de sabiduría y resistencia.

-Este año el Max de Honor es para mi querido José Sanchís Sinisterra.

(Aplausos)

-Yo somos muchos.

Cuando me comunicaron la concesión del Max de Honor

lo primero que pensé fue justamente que este premio no es para mí.

No es para esta persona,

algunos de cuyos retazos biográficos han podido ver ustedes,

sino para esos muchos que, de alguna manera,

me habitan y que hoy me acompañan para recibir conmigo

el honor que este premio simboliza.

¿Quiénes son tus maestros?

Julio Cortázar entre ellos.

El teatro es también literatura.

Es espectáculo y es literatura y en ese territorio me he peleado

con directores, con productores, pero lo sigo reivindicando.

Muchas gracias.

Flamante Max de Honor.

Enhorabuena y bienvenido a "Atención obras" es un placer enorme.

Lo primero que voy hacer es darte las gracias por estar aquí.

Sé que no te gusta aparecen en los medios de comunicación,

por lo menos en televisión, y no lo has hecho nunca,

lo has hecho muy poquito.

Conste que no es por snobismo, sino por vocación de anónimo,

para poder pasar desapercibido y que no me pidan opiniones.

El comité ha dicho muchas cosas.

¿Algo que añadir?

Cabezonería, resistencia y una especie de actitud permanente

contra el desaliento que, a menudo, naturalmente, le ronda a uno.

Hay situaciones profesionales que es como para retirarse,

pero yo, al menos, me siento orgulloso de haber resistido.

Has dicho que no tienes vocación de premiado

y que los premios de honor te dan miedo. ¿Por qué?

Tienen un poco el sabor de premio póstumo.

Es como si fuera ya una invitación elegante de que te retires.

No solo tienes este premio, tienes muchos más.

Te han dado muchos más. Tienes otros tres Premios MAX.

No sé si hay alguno que te haría ilusión tener

y no tienes o no pones atención a estas cosas.

Ya puestos a pedir, me encantaría un premio que tuviera que ver

con la defensa de los derechos humanos.

Claro que sí.

Justificaría muchas de las cosas que he intentado hacer en esta vida.

Vamos, si te parece, a hablar de otros premiados,

que ha sido una fiesta muy bonita y hay mucha gente que tiene ese premio

en su corazón. Sevilla ha acogido la 21 edición de los Premios MAX.

Estos fueron algunos galardones más celebrados.

El atracón de manzanas ha sido...

Daniel Abreu.

-Premio nacional de danza 2014 se ha llevado tres Max por "La desnudez".

Tinerfeño de nacimiento, no se olvidó de recordar

a los que siembran las manzanas de otros recogen.

-A la fuerza de mi familia, de mi madre,

que se empeño en que hiciera algo artístico. Va por ti.

Muchas gracias.

- Uno de los más deseados, de Mejor espectáculo de teatro,

ha sido para "Solitudes".

Se ha especializado en grandes máscaras para llegar

al espectador con fuerte carga emocional.

-Con un lenguaje universal, que es el de la máscara

y sin la utilización de la palabra y contando una historia universal

el público siente identificado con los personajes,

lo que contamos y esa enfermedad que se está extendiendo

que es la soledad.

-Este año te quedabas en el escenario completamente solo.

-Pilar Gómez por "Emilia".

Por los suelos acabó.

Este ha sido uno de los bombazos de la temporada.

-La mujer tiene un destino propio y su primera obligación debe ser,

en todo momento, para consigo misma.

-Un Max a un proyecto valiente y difícil que está

en una sala muy pequeñita de un barrio de Madrid

que se llama Lavapiés.

Estoy profundamente emocionada de que el teatro del barrio

pueda disfrutar de un Max, porque se lo merece.

-Y el de los chicos también para un monólogo.

-Nacho Sánchez.

Es el más joven que ha ganado el Max protagonista.

-Se lo dedicó al personaje real en el que está basada la obra

y a todos esos niños que sufrieron las consecuencias

de la caída de la URSS.

-Nos cuenta la historia de un niño abandonado en Moscú

y que es adoptado por una jauría de perros.

La humanidad es lo primero que se resquebraja.

-Hubo muchos Max, 22 en total,

pero puestos a destacar uno nos quedamos con el de Borja Ortiz

por "Los Gondra".

-Él ha querido ver humanidad en zona de sombra que antepone la violencia

durante generaciones.

-Lanzamos una pregunta al público que nos parecía importante.

¿Podremos perdonar ahora y mirarnos a los ojos?

-Gracias, de verdad,

a todos los que creen que este humilde arte del teatro

nos sirve para hacer preguntas que son muy importantes.

(Aplausos)

Enhorabuena a todos los premiados.

Qué placer da ver a gente feliz y con su trabajo reconocido.

Y cuando es gente que lo merece.

Hombres y mujeres que han aportado algo a este oficio.

¿Tú recuerdas el momento exacto en que decidiste ser dramaturgo?

Dramaturgo, no,

pero sí el momento exacto en que decidí ser escritor.

Y luego se produjo un deslizamiento de esa decisión

que tomé a los 10 años, en una mañana que todavía puedo visualizar,

y dije que quería ser escritor.

Y empecé a escribir novelas de aventuras, de piratas,

de hombres prehistóricos, de vaqueros, etcétera,

pero a los 14 años me encontré con el teatro y a partir de los 15

ya estaba yo más decantado hacia la escritura, la actuación en la puesta

en escena teatral que a la escritura literaria.

Hubo unos años de activismo cultural por tu parte

y a contracorriente que nada tenía que ver con el circuito

oficial del régimen de Franco. ¿Era una forma de teatro militante?

Siempre he considerado, bueno, a partir de los 25 años,

que el teatro era una herramienta para modificar la mente de la gente

y, por lo tanto, para afectar a las estructuras sociales en la medida

en que...,

yo vengo de familia republicana y mi padre estuvo en la cárcel.

Siempre me he sentido formando parte de los vencidos de la Guerra Civil.

El teatro, para mí, era una herramienta que tenía que ver

con la política y con lo político, que no siempre es lo mismo,

y sí. Mi primer maestro fue Bertol Brech.

Yo descubrí su teatro y quise que era lo que quería hacer.

Siempre has tenido energía para cambiar las cosas

y construir ese espíritu crítico.

Desde el comienzo de los años 60 has estrenado 40 obras, más o menos.

No llevo la cuenta, pero podría ser.

En este último año "Los figurantes" "El primer amor de Bécquer",

el lugar donde rezan las putas"...

¿De dónde sacas tanta energía?

De esa parte de tribu que comparte mis trabajos,

me acompañan y que, quizá, esperan que siga generando proyectos.

No sé. No me lo preguntes a mí.

Tu entorno te estimula. Mucho, mucho.

Y tanto aquí en España como en América Latina.

En América Latina has desarrollado una labor inmensa

y tienes un cordón umbilical que te atrapa y te une.

Para mí han sido un ejemplo.

En Europa nos quejamos siempre de que tenemos pocos medios,

que tenemos muchas dificultades, y en muchos países hacer teatro

puede ser un riesgo para la vida.

Y la gente hace teatro como sea.

Debajo de las piedras, si es preciso.

A mí eso yo creo que es lo que me arre alimentado,

sobre todo a partir de ese convivir

con hombres y mujeres de teatro de América Latina,

conozco prácticamente todos los países de América Latina,

y necesito ir periódicamente como para cargar

mi fuente del entusiasmo,

del entusiasmo y de la rabia también,

porque a menudo las situaciones es la rabia lo que te lleva

a hacer cosas.

En la última obra prestas voz a los que no lo tienen

y apelas al público para agitar conciencias.

Ustedes parecen un rival de espectadores pasivos

observando a este par de saltimbanquis.

-Pues no es así.

-Los saltimbanquis son ustedes.

-Dijiste que teníamos que agitar la modorra política

de nuestra sociedad consumista y cybermema.

Eso, agitar la modorra política.

Sociedad consumista y cyber Mema.

¿La tecnología nos aliena? No tienes ni siquiera teléfono móvil.

No hay que decirlo público...

Pero de ahí que exhiba las mi condición de retrógrado

tecnológico...

Es una línea editorial vital y muy consciente.

Es una actitud de resistencia. Sé que me pierdo muchas cosas.

He tenido 45 situaciones en las que he dicho: "Y tuvieron móvil...".

Pero vivo feliz y no en esa permanente

y difusa hipercomunicación que es falsa y patológica.

A mí no me parece retrógrado, sino muy avanzado.

Es una postura que me puedo permitir por mi condición senil.

Si tuviera 20 años menos no podría.

La sala Beckett fue la sede de tu teatro fronterizo.

¿Con que surgió ese proyecto experimental?

Yo venía de mi travesía del desierto.

Yo dejé Valencia con mi grupo de teatro y tenía un cierto

reconocimiento local y además publicaba en la revista

"Primer acto" y me invitaban a congresos.

Después me fui a Barcelona y mi pasado teatral no existía.

En el 77 decidí poner en movimiento todas mis posibilidades

para recuperar mi condición de autor y director teatral.

Entonces empecé a investigar y a llevar textos narrativos al teatro.

La primera frontera de ese teatro fronterizo era la frontera

entre la narrativa y el teatro.

Lleve al teatro "Moby Dick", "Ulises", "Rayuela"...

Toda una serie de textos imposibles.

Todos los abismos.

Y me pegué batacazos tremendos, pero fue muy eficaz para mí.

Un día dejas Barcelona

para hacer en Madrid el nuevo teatro fronterizo. ¿Por qué?

Viene a Madrid porque aquí estaban mis hijas

y nació mi primer nieto.

Al cabo de los años empecé a sentir un cierto cosquilleo

y de ahí nació no sé qué delirio del nuevo teatro fronterizo.

Que es lo que me ocupa estos últimos ocho años.

Y uno de los Max que tienes, además,

es por tu nuevo teatro fronterizo.

Anda la cosa con dificultades económicas y es un buen momento

para que cuentes que necesita ese proyecto para continuar.

Ah... Bueno...

Fundamentalmente dos cosas.

Una financiación estable que nos permita construir proyectos

a largo plazo y, lo segundo, un espacio de exhibición.

Y este Max de honor podía ser un empujón. Esperemos que lo sea.

No puedo creer que vayas a cerrar eso. Por favor, resistencia.

Voy a resistir, sobre todo porque la gente que tengo alrededor

es incombustible.

-El de la barba. -Sí.

-Todos tienen barba. -Pero ese tiene más.

Te he interesado representar el teatro dentro del teatro.

Ha sido una constante. Lo haces en muchas de tus obras.

Que "Ay, Carmela" tenemos que hablar,

porque es el texto más representado de un autor vivo español,

que es un logro tremendo, y con él ganaste otro de esos Premios MAX.

Un objetivo a tu padre.

Bueno, estaba en el fondo mi padre y la gente de su generación

y las brigadas internacionales, que fue una de las últimas utopías

que se vieron en Europa y en el mundo, porque venían de todas partes

del mundo para esa pandilla de jóvenes idealistas

que venían a morir a un país que ni siquiera conocían.

Es un gesto tremendo.

A nosotros nos gusta mucho esta versión.

Se hizo aquí al lado y con un reparto maravilloso.

El número de la bandera no lo hago.

-¿Qué dices?

-El de la bandera, que no me da la gana de hacerlos.

-Que calles, te digo. Vamos a empezar.

-A tu sitio. Preparada la música.

-Que no lo hago. Ya puedes ir inventándote algo porque yo no salgo

a burlarme de la bandera.

-Está entrando el público.

-Somos artistas y la política no está igual.

Dios mío.

Cualquiera de las versiones...

Esta es la única versión televisiva.

La única filmación de televisión.

Efectivamente.

Y no se ha visto mucho.

En esta escena están estupendos los dos.

Tu necesidad será reivindicar la memoria de los muertos

y la memoria del vencido.

El objetivo principal.

Los vivos, en cuanto tenéis la panza llena y os ponéis corbata

lo olvidéis todo y hay cosas que no se pueden olvidar.

Eso lo dice Carmela, no son mis palabras.

¿Por qué no has querido dirigir este texto?

No es que no haya querido, es que no se ha dado la oportunidad.

Pero es una de las cosas que quiero hacer antes de morir.

Si las circunstancias lo permiten.

Has estado en todos los frentes.

Has cruzado fronteras y todas las narrativas.

¿Un autor, un artista, tiene que arriesgar y experimentar siempre?

Tiene que... Era miedo como expresión.

Debería, podría, estaría bien que.

Sí. Y sobre todo en beneficio propio.

Si uno no se arriesga a cambiar, modificar,

meterse en terrenos desconocidos,

corre el riesgo de caer en lo que llamo yo el peligro del oficio.

¿A qué llamamos el oficio?

A la tranquilidad con la que emprendemos cada obra

y trabajo creativo porque ya nos conocemos los trucos.

Eso es terrible porque puede esterilizar a un autor o autora,

escribir lo que ya sabes.

Quiero que veas algo.

En tu vida hombres inteligentes y sensibles. Tu padre.

Gran feminista.

¿Qué has aprendido de él?

Mucha confianza en mí misma. Mucha.

No sé...

Es que mi padre...

Es mi gran amor.

Y mi hijo, claro.

Entonces, mi padre...

Su mente es algo... maravilloso.

He aprendido de él la curiosidad insaciable.

Me he emocionado y todo, fíjate.

Sí, a mí también.

¿Qué te ha parecido?

El amor de su vida, o al menos uno de los dos.

Tengo muy buena relación con mis hijas.

También con Elena.

Eso es otra de las grandes riquezas de las que me considero poseedor.

Y, de hecho, por ellas estoy aquí en Madrid. Bueno, ahora por dos nietos.

Uno de cada una.

Has trabajado con ella en dos ocasiones.

Ella protagonizó otro de tus Max.

Pero no la he dirigido nunca. Es otra cuenta pendiente.

Pues sales de aquí con dos cuentas pendientes.

No te digo promesas porque sería mucho peso.

Ella protagonizó "El lector por horas".

También has trabajado con su madre. Dos grandes mujeres.

Tú eres un gran referente. Y no lo digo yo. Lo dice tu hija.

Eso habrá contribuido a limar mis dimensiones machistas o varonistas.

Tengo una particular sensibilidad a la precariedad de la historia

de la mujer en el doble sentido.

Buscas en la historia y no aparecen mujeres,

y también porque han sido la parte débil siendo el soporte

de la supervivencia de las culturas.

Me podría definir como feminista aunque, probablemente,

tendré resabios machistas por ser como soy, por venir de donde vengo.

No hay temática compleja para ti.

Te asomas a todo lo que tenga que ver con el ser humano.

En "La máquina de abrazar" hablas de autismo,

también abordas la amnesia...

¿Hay algún tema sobre el que no escribirías?

La pareja.

Me encanta. Ha sido un resorte inmediato.

En mis talleres lo prohíba.

El tema de la pareja está prohibido en esta casa.

¿Y la familia?

Ahí sería más tolerante aunque está también invadiendo.

¿Pero qué se puede decir que valga la pena sobre la pareja?

Es un tema sobado.

"Deja el amor de lado" no se ha estrenado todavía

y a lo mejor la monto en Montevideo.

Tercera promesa.

Nos vamos con una mochila llena de buenas intenciones.

Hace un año presentaste el manual que sistematiza

tu trabajo como pedagogo

que se llama "Prohibido escribir obras maestras".

Si hay algún dramaturgo joven, ¿algún consejo?

Levantarse cada día para ver las cosas como si hubieran cambiado

mágicamente durante la noche y hoy viéramos perfiles, sombras,

luces que antes no veíamos. No es un consejo.

Es una reflexión.

Sobre lo que puede ser el arte de la creación.

A mí me parece un bonito final de conversación.

Desearte toda la suerte del mundo,

que ojalá cumplas esas ideas, por no llamarles promesas.

No te quiero preguntar cómo acabaste esa noche.

Gracias.

Nosotros estuvimos allí

y vamos a enseñar algunos de esos mejores momentos.

(Música)

Los primeros en llegar a cualquier gala somos los periodistas.

Bueno, los primeros son siempre los primos pequeños de la gran manzana.

Se entrega uno a cada finalista.

Ganes o no, el tuyo ya no te lo quita nadie.

-¿Sabéis quiénes son?

-¡Qué chulada!

Me gustan mucho. Viva el teatro.

-¿Cuando se viene a la gala a actuar se echa de menos no ser finalista?

-Lo importante es estar.

-No seas mentiroso. Queremos un premio.

Pero ya que no nos lo han dado, venimos a molestar.

A la de tres, tomemos el escenario.

(GRITAN)

-Diseñar para danza significa que el vestido tiene que ser fácil

para que el bailarín se mueva. ¿Muchos quebraderos de

cabeza?

-Estoy aprendiendo bastante.

-Hay que pensar en la tela

y en el movimiento que va a tener esa pieza.

Muy buenas noches a todos, suerte.

A mí no me sale estar ahí con el público callado,

necesito una carcajada de vez en cuando.

No lo puedo evitar.

Los ganadores no se van alargar.

-¿Tenéis preparados los agradecimientos?

-Sí.

-Solo tenemos un minuto, más vale prepararlo a conciencia.

-Ángel, es un placer estar contigo compartiendo esto, amigo.

-Se le coge cariño enseguida, ¿verdad?

-Llevo mucho tiempo sin comer manzanas, no voy a comer otra cosa.

-El Max es para Daniel Abreu.

-¿Qué hago?

¿Qué botón de la chaqueta?

-Cuando lloro me ralentiza mucho.

Puedo seguir hablando eternamente.

-El Premios Max es para "La compañía".

Yo tengo una para cada ocasión.

-Ya no te quedan más Maximinos.

-Me queda otro.

-Daniel Abreu otra vez. -Otra vez, ya lo siento.

-Ya voy a poder ver la gala,

no he visto nada hasta este momento.

Me dedico al teatro por este señor.

-Mira a Max, y le pidas un deseo, a la manzana.

-Deseo que dentro de unos años, Max,

me puedas ver con mi compañía

ganándonos la vida con ello,

y sin sufrir penurias económicas.

-Max, trabajo.

Mucho trabajo.

-Que haya una segunda parte, todavía tenemos mucho que contar.

(Música)

Te regalo chocolates y flores.

-Te saco a bailar.

Nadie lo dice, todos quieren sexo.

Brown, brown.

(Música)

Ahora a jugar, divertirnos con Cristina de Middel,

ha tenido carta blanca para montar cinco exposiciones.

Estuvimos con ella en el Fernán Gómez de Madrid

para conocer de cerca alguna de sus apuestas.

(Música)

Cristina de Middel se apunta

al deporte de interpretar imágenes como un juego visual.

La odisea, recreación de identidades a través de autorretratos.

(Música)

-Utiliza el autorretrato

como reivindicación de la negritud y de la identidad africana.

Todo con sentido del humor, lo que hace es parodia.

Una de las series que le consolidó, "Espíritus africanos",

retoma las personalidades

de la historia en las que África tuvo relevancia.

Hay otra serie llevando al extremo esta egolatría que tiene.

Se personifica como Mao.

(Música)

Esta es la exposición

que dentro de la carta blanca

está más involucrada directamente.

Fotógrafos que tuvieran un acercamiento

lúdico a la fotografía.

La única fotógrafa europea española, en este caso,

me parece maravilloso su trabajo.

Es una modificación de la realidad,

pide a la gente que adopte una postura.

Les dibuja unos cuerpos,

transforma el cuerpo humano en un gnomo

que coloca a modo de postal.

Un artista contemporáneo de la creación mexicana.

La estatua de la Cibeles, hay un señor que vive dentro.

Tuve la suerte de descubrir a este autor de Marruecos.

Daba clase de arte en escuelas e institutos.

Proponía posar para él con lo que tuvieran en clases,

mientras el resto seguía estudiando.

Hace agujeros, y se relaciona

de una manera totalmente nueva con el espacio.

Tenemos este dúo artístico,

su visión de representar el cuerpo de la mujer.

Volúmenes, rosa...

-Posibilidades infinitas en el mayor espectáculo del mundo.

-Es una colección privada.

Es un coleccionista que lleva recolectando

todo tipo de imágenes que se sale del estándar.

Mete imágenes de archivo de varios circos,

la combina con imágenes actuales que no pertenecen,

describe la fascinación por lo imposible.

Necesitábamos estar cada vez más cerca y más rápido,

oler lo que estaba pasando.

Nos hemos pasado de tuerca,

necesitamos una interpretación o un análisis poético

de la realidad para poder seguir digiriéndola.

(Música)

(Música)

(Música)

(Música)

(Música)

Chema Conesa.

Hola, Cayetana.

Tienes muchas cosas que contarme.

Yo quería hablar de una exposición rompedora, novedosa,

se la merece, la de Ricardo Cases.

Ha hecho un estudio elemental de Levante,

una forma de reunir sus trabajos anteriores en torno

a lo que pasa en Levante.

Él es de Orihuela.

Vive esa intensidad del Levante,

esa zona con una luminosidad tremenda,

y con esa contradicción entre la parte exterior y la interior.

De alguna forma, esa herencia árabe,

lo de fuera importa poco, la estética, el formalismo,

y él aplica esa misma idea,

reuniendo todas esas cosas

y haciendo una fotografía luminosa,

centrada en aspectos...

Fijaos, tradiciones, palomas, una tradición de la huerta.

El color absoluto.

Las contradicciones entre las formas de vida, lo rural y lo urbano.

El Mercedes en medio de una colección de borregos.

O imágenes oníricas, un caballo en medio de una tapia.

Es la mejor forma de entenderlo.

La forma expresiva de lo que cuenta.

Llega a su máximo cénit.

Incluso hace composiciones a la hora de enseñar sus fotos,

no le interesa la calidad.

Le interesa Levante,

jamás he visto una explicación de Levante

como la que ha hecho Ricardo.

Vamos a verlo.

(Música)

Refleja todos los contrastes, ¿no?

Él trabajó 20 años, fotógrafo de "El Mundo".

Eso de estar siempre percibiendo

la realidad como una mirada que percibe lo que ocurre,

le ha dado alas para hacer una exposición como esta, claro.

La seguridad de saber lo que quería contar,

no quería quedarse en la simple noticia.

Ha conseguido la estructura,

pequeños detalles, algunos horrorosos,

la forma de ser de una zona.

Siguiente propuesta, Chema.

La parte más cultureta, una exposición del archivo Lafuente.

Ocupa todo un espacio desconocido de la fotografía rusa.

En su labor de coleccionista ha reunido piezas

de los autores en base a compararlos como documentos.

La estructura visual de la Unión Soviética,

gracias al constructivismo hace esta recreación.

Se dedica a hacer retratos en esta exposición,

como este del gran poeta,

el que traduce toda la cultura del comunismo a nivel literario.

Y un caso muy especial.

Es un ucraniano que trabaja para el ejército soviético,

cubre la Segunda Guerra Mundial.

Trabaja durante cinco años,

asiste a la toma de Berlín y al proceso de Nuremberg.

Hace las fotos más significativas de esta historia,

su trabajo se ha querido relacionar con fotografías icónicas

de los americanos.

Si se resume en esta imagen,

es la toma del Parlamento alemán,

hay detalles que los históricos quieren poner en cuestión, ¿no?

La bandera, hecha de trapos,

hasta los relojes que aparecen en la muñeca del soldado soviético.

No aparecen los relojes.

Esta foto la conocíamos con la versión de la muñeca

llena de relojes producto del asalto de las tropas rusas.

Este fotógrafo, por ser judío,

desapareció una vez que acaba la guerra.

Su trabajo se conoce en los años 70 con la perestroika.

Un legado al que hay que hacer caso.

Siguiente propuesta.

En este orden de colecciones que pasan al dominio público,

la colección que han donado al Reina Sofía.

Se hace con la mayor colección y fondo de todo este grupo,

importantísimo para la fotografía española.

Lo compusieron entre 13 y 14 fotógrafos

de los más renombrados en aquellos años de la dictadura.

España se estaba reconstruyendo a todos los niveles.

Ellos fueron los que crearon

una nueva forma de contar las cosas.

Tenemos imágenes de nuestra historia, como esta del seminarista.

Se acercan a la realidad pero con una visión propia.

No son documentalistas puramente,

aportan su visión sobre la fotografía.

Dan un paso más sobre el documentalismo.

Reúnen gracias a esta donación,

una exposición magnifica en fotografía de tamaño pequeño.

Están hechas por los mismos autores,

tienen una proximidad con ese afán de conservar algo bello.

Es encantadora esa exposición.

Merece la pena, vamos a verlo.

(Música)

(Música)

Es un colectivo de fotógrafos muy interesante.

La redacción prepara un reportaje

para la semana que viene sobre este grupo.

Hemos en entrevistado a uno de los coleccionistas que ha donado.

A la comisaria, hija de uno de los fotógrafos,

y también a Manuel Borja Villel.

Inmejorable, vamos.

Te convocó para que lo veas la semana que viene, muchas gracias.

A ti, Cayetana.

(Música)

Ya está Lisandro perdido.

-¿Quién es?

-Ya lo ha dicho el señor.

(Música)

¿Tienen relación a la naturaleza de la música?

Os vamos a presentar a un grupo que utiliza

su posición para ayudar a mejorarla.

Atentos al reportaje, ellos nos dan la respuesta.

El mundo funciona así.

Si sigues conmigo,

tendrás que creer en mí.

Es un pico de montaña rodeado por hielo.

Servía como reservorio de vida,

de esporas, de semillas,

servía de esperanza, de segunda oportunidad,

nos parecía precioso como nombre de grupo.

Todos somos de Cartagena y Murcia.

Empezamos sin muchas pretensiones, se grababa muy amateur.

El grupo ha ido evolucionando, hemos crecido musicalmente.

Hemos tenido acceso a más medios.

Pero no.

-A la hora de escribir,

yo lo calificaría como algo muy cuidado.

Con muchos matices, con mucha instrumentación.

Quizá la melodía es muy importante.

El impulso les hizo despegar.

Su valor haría algo más.

-Este disco tiene un disruptor, la valentía.

Los valientes son los que se enfrentan a la vida día a día.

Luchan contra las adversidades que se encuentran,

siendo conscientes de que la habilidad de cosas feas.

Pero lo aceptan, lo superan, y siguen adelante.

-La propuesta musical y el mensaje

trabaja con las dualidades.

La luz y la oscuridad en cuanto a mensaje lo llevamos ahí,

igual que lo acústico y lo eléctrico.

Hay canciones como "Nadie nos va a salvar",

y otras muy luminosas.

Nos encanta trabajar esas dualidades.

La vida nos trajo aquí, o acaso el destino.

-El mundo de la naturaleza ha sido motivo

de preocupación e inspiración,

en todos los discos que hemos sacado,

sacamos unas bombas de semillas

con un código para descargarse la canción.

En el disco anterior pusimos otra entrada para nuestra gira en salas,

si elegías esa entrada, donabas los dos euros a una ONG de Murcia.

Sientes que aún respiras.

Porque todo lo que ves no es todo lo que ves,

es lo que va después del pálpito.

Porque todo lo que ves no es todo lo que ves,

es lo que va después del pálpito.

Esto no es todo,

esto no es todo, esto no es todo.

Esto no es todo,

porque todo lo que ves no es todo lo que ves.

Es lo que va después del pálpito.

Si escuchas bien,

sientes que aún respira.

Si escuchas bien,

sientes que aún respiras.

(Música)

Mañana es el día de la música,

la programación de La 2 se viste para la ocasión.

Después de "Historia de nuestro cine",

concierto que se marcaron en el Primavera Sound de Barcelona.

(Música)

El viernes media hora más tarde,

o la música de "The Nacional",

las delicias de los que no pudisteis ir al Primavera.

El sábado el cine de La 2 se pone musical, con programa doble.

A las 22:00 estreno del documental de los Beatles.

Es el primer documental autorizado desde su separación.

Paul McCartney, Ringo Starr, y las viudas de Lennon y Harrison.

Los Beatles.

-Hola, hola, hola.

Me gustaría interpretar una canción.

A las 12 sigue un clásico,

"Qué noche la de aquel día".

Yo no me atrevo, porque soy muy tímido.

-No confraternicen con mis prisioneros.

Váyanse antes de que sea tarde.

(Música)

(Música)

¿Quién está de vuelta en Madrid?

El festival de música afroamericana

celebra su séptima edición

con algunos de los mejores artistas de la música negra contemporánea.

Actuará por primera vez en España.

También una banda madrileña.

¿Qué sucede cuando un niño escapa de la esclavitud?

¿Cómo se reconstruye una infancia rota?

Ana Palacios ha intentado responder con un libro y un exposición.

Es la primera vez que se documenta la esclavitud,

el rescate y la devolución a sus familias de niños víctimas

de trata en África occidental,

la región con más niños esclavos del mundo.

Ana Palacios nos cuenta la vida de 50 niños esclavos

que han atravesado esa puerta de atrás para recuperar

su infancia interrumpida.

Mañana en Madrid,

el miércoles en Zaragoza en el museo Pablo Serrano.

¿Es no es una voz increíble?

Me quedo pegada, me lleva.

(Música)

Una diosa, un pibón al frente de la banda.

Saca disco, su cuarto trabajo de estudio el 29 de junio.

¿Te apetece otro aperitivo del álbum? Ahí lo tienes.

Temazo.

Con ese tono épico marca de la casa.

Donde va a sonar seguro

es en el concierto que van a ofrecer

en el Rebeca de Bilbao el 12 de julio.

"¡Atención obras!" volverá el fin de semana que viene.

Voy a hacer una sentadillas,

no tengo tiempo, lo tengo que hacer todo aquí.

¿Vas a cortar alguna vez?

(Música)

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Atención obras - 20/06/18

Atención obras - José Sanchis Sinisterra y más

20 jun 2018

José Sanchis Sinisterra será el invitado de este miércoles en '¡Atención Obras!'. El dramaturgo, director y pedagogo valenciano charlará en el plató del programa con Cayetana Guillén Cuervo sobre su Premio Max de Honor 2018, la labor investigadora y experimental de su Teatro Fronterizo, de los momentos más significativos de su vida y de su larga trayectoria profesional.
El programa visitará también la 20º edición de PhotoEspaña, donde la Premio Nacional de FotografíaCristina de Middel ha comisariado cinco exposiciones, que ha agrupado bajo el título de 'Players'.
Y, en vísperas del Día de la Música, el programa entrevistará a Nunatak, una de las últimas grandes revelaciones de la escena musical murciana.

ver más sobre "Atención obras - José Sanchis Sinisterra y más " ver menos sobre "Atención obras - José Sanchis Sinisterra y más "
Programas completos (225)
Clips

Los últimos 1.826 programas de Atención obras

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios