www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5401505
Para todos los públicos Atención obras - Eusebio Poncela, Lorena Álvarez, La Bien Querida - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Siempre supo que quería ser actor y el arrebato

le llegó en 1979. El cine ha sido su refugio de las series de televisión

su casa. Vuelve al teatro con "El sirviente".

Hoy en "¡Atención Obras!"...

Ese es el trato.

(Música)

Sea el martillo su salvación.

(Música)

Eusebio Poncela. Bienvenido.

Gracias.

Qué maravilla tenerte aquí, por favor, con esa cara

tan bonita que tienes. No puedes estar más guapo. Iba a empezar

de otra manera, pero es que es una cosa que rompes la pantalla.

Aparte de guapo estás aquí porque te has vuelto a subir a un escenario.

En este caso eres "El sirviente" junto a Pablo Rivero.

¿Cómo traduce Álvaro del Amo este texto a nuestros días?

¿De qué nos habla?

Me parece una versión maravillosa.

A veces es difícil para el actor... La puntuación es brutal.

Siempre tienes que estar muy exigente. Yo me la paso un poco

por la torera porque tampoco conviene hacer una cosa tan...

Odio las cosas psicológicas y ha intentado estar casi

como en un primer plano del cine. Acercarme mucho y casi casi tocar

al espectador. Me he quedado con muchas ganas de hacer,

y no va a ser posible porque no tengo el poder de la circunstancia,

que es hacer una función solo para la gente del servicio.

Solo para esta gente. Llenamos el teatro español pero me gustaría

llenar con la gente que está en el servicio.

Sería algo que me encantaría hacer y no sé si podré. Creo queno.

Todo es proponerlo. Menudo eres tú.

Novela de poder y seducción.

Podemos ver esta lucha de clases e identidades hasta el 13 de octubre

en el Teatro Español de Madrid.

(Música)

Me aísla del frío y hostil mundo exterior.

Me procura confort, calor y comida.

-Cuido de su mujer.

-Cuando regresa de la campaña de África un aristócrata inglés

contrata a un sirviente para que se haga cargo de su casa y de él.

-Viene de África, de la guerra, ha estado cinco años allí

y cuando vuelve aquí no se encuentra en su sitio.

No sabe estar en esta sociedad en la que se encuentra.

-Ni siquiera intentado conseguir el puesto en la City.

-Por primera vez se encuentra libre, con una herencia

y alguien que le cuida y empieza a evadirse del determinismo

que le ha venido dado y se empieza

a abandonar al lado más oscuro.

-La vida ofrece mucho más.

¿Cómo qué? -Como sexo.

-Estoy seguro de que me proporcionaría un harén completo

si lo sugiero.

-¿Por qué tengo que ir con Tony?

-Se va enganchando.

Se engancha a esta figura que le cuida, le coloca en el mundo,

se ocupa de él y, además, inevitablemente tienen una atracción

que ninguno de ellos sabe manejar bien.

-La primera vez que le vi pensé_

-La primera vez que le vi pensé:

"este caballero es un auténtico caballero y me necesita".

-No fue claro escribiendo sobre la homosexualidad.

Entonces no se podía. Pero está claro que la relación entre ellos

es de atracción absoluta y no se dice y todavía queda más clara.

Es muy importante todo lo que no se dice, todo lo que se siente,

pero no se dice pero se ve.

La fotografía que te enseñe en el tanque de guerra

mientras esperábamos al mariscal...

-Se muestra la superioridad emocional del sirviente.

Para el sirviente es una revancha socialmente.

-Hay otra joven.

Otra joven que conozco muy muy parecida a Vera,

pero bastante más manejable.

-Me gustaría que viéramos como todos somos capaces con los apetece,

-Me gustaría que viéramos como todos somos capaces o nos apetece,

que también es diferente, de meternos en sitios oscuros dentro

de nosotros mismos. Ese es el acento de la función.

-Debo entender que tengo carta blanca para organizar un encuentro.

Eusebio, ¿qué te ha seducido de este texto

y te engancha para hacerlo? Donde mete el de dos? ¿En qué yagas?

Detesto la clase dominante.

La servidumbre, secularmente, sido invisible.

Han trabajado como negros, con perdón de los negros,

y no han existido.

El punto para hacer este personaje es ser. Quiero ser.

Los dos personajes han estado en la guerra y les ha transformado.

También a la sociedad. Ya no es la servidumbre victoriana.

Empieza otra cosa.

Es un adelantado a su tiempo porque cocina.

Ahora sería El Bulli.

Tiene seguridad.

No solo que es manipulador y oscuro.

Tiene la seguridad de que lo hace todo bien.

Quiere ser visible.

Ese es el punto de que yo partí.

Por primera vez compartes escenario y protagonismo

con Pablo Rivero, que es muy querido por todo el público español.

Le hemos visto crecer en una de las series más populares y queridas,

"Cuéntame", y también tiene una pregunta para ti.

Hola, Eusebio. En la obra a veces vamos muy rápidos

en determinadas escenas por el ritmo y a veces nos detenemos más.

Si tuvieras que elegir algún momento para detenerte más a fondo

y desarrollarlo más, ¿cuál sería?

-No tengo ni idea. Es lo que te voy a decir.

Soy perfeccionista. Siempre intento que los engranajes queden

perfectamente y eso no es posible. En cada escena siempre pienso

que puedo mejorar cada día.

Lo que sí puedo decirte es que me gusta mucho que hay dos arengas,

una es la del rico y otra es la del pobre y siempre me detengo

cuando la del rico, que quiere tener el servicio limpio

y todo perfectamente, la casa y todo eso, y cada día que lo hace Pablo,

cada día lo hace mejor.

Tiene un atraso dentro que está dando gritos por salir.

-Eres una actriz estupenda y te mereces lo mejor.

Te lo digo completamente en serio.

-¿Sabes lo que me gustaría? -El que?

-Salir de esta casa e irnos de vacaciones.

Ven aquí. Está estupendo en la función. Una lucha moral y sexual

es lo que sucede en "El sirviente" para la propia directora.

Mireia Gabilondo quiere saber cómo te has preparado.

Hola, Eusebio. Me encantaría que nos contarás cómo has preparado

este personaje que hemos hecho juntos durante mes y medio

y que nos dijeras esa intimidad tuya como actor maravilloso

y grande que eres para enfrentarte a los personajes. Un beso.

-Gracias, Mireia. No me interesaba mucho lo británico.

No me parecía que debía abordarlo desde ahí.

Entonces hubiera sido... Yo soy bastante exhibicionista.

Me parecía un poco quizás yo hacerlo desde esa formalidad.

Conocí el mayordomo del cónsul español y hacía unas lentejas

para Yoko Ono y un ser absolutamente libre donde la cosa protocolaria

no existía. Era un referente para mí extraordinario.

Yo, lo que hago, esas cosas que hago, que a mucha gente

le pueden parecer exageradas,

hago lo que hacía este hombre porque parecía un genio.

Como espectadora es muy angustioso y asistiendo al proceso

de manipulación que te personaje ejerce sobre el de Pablo Rivero.

Vas viendo cómo se va metiendo dentro de él.

Cómo, realmente, va habiendo una simbiosis

y un proceso de dependencia.

Quiero saber sobre qué premisas has trabajado esa influencia sobre él.

Hay una cosa que se percibe poco, quizá porque está más presente

en el sirviente, pero la manipulación es mutua.

El otro es, aparentemente, invisible, pero es terrorífico.

Cuidado con él.

Ninguno de los dos puede creer lo que le está pasando.

Ahora vamos a proponerte algo que quizás se aleje del juego

de manipulaciones, es la frescura y espontaneidad de una niña

que se llama Lorena Álvarez.

Se crió en una aldea asturiana

y se inventó como cantante y compositora de un folk sin barreras.

Presenta su "Colección de canciones sencillas".

Podría haber tenido el cuerpo cubierto de escamas.

Podría haber tenido, en vez de brazos, un par de patas.

Podría tener rabo, podría tener alas.

Siempre me ha encantado leer.

Aprendí a leer antes de ir a la escuela. Me enseñó mi madre.

Cuando vives en un pueblo tan pequeño pasas muchísimo tiempo sola.

La cultura, para mí, ha sido algo que me ha salvado la vida.

Y de sentirme muy acompañada en momentos de soledad.

Acompañada de autoras o autores que me han interesado.

El aburrimiento es la base de la creación. Siempre estaba muy cercana

a la música y me ha salido de forma natural cantar y tal y tocar

la guitarra, pero nunca había pensado dedicarme a eso.

Me salía de manera natural la música, pero no estar

en un escenario ni nada de eso.

Mi abuela me envió un mensaje al futuro en forma de dibujo

en el que salía yo con cara de tonta tocando la guitarra

con un vestido de colores y rodeada de flores,

bajo un sol de justicia.

Compongo, produzco,

grabo prácticamente todos los instrumentos

y voy intentando dejarme llevar por lo que creo que me están pidiendo

las canciones. Intento seguir mucho mi intención y voy tirando de hilos

donde voy viendo caminos que voy siguiendo. No me siento parte

de un grupo o algo así pero hay muchos compañeros

que están trabajando con la música tradicional o la música popular.

Tus abrazos me aplastaron los brazos,

me rompieron los huesos,

me hicieron perder el conocimiento.

He intentado darle valor a las cosas más pequeñas que tengo

a mi alrededor y ponerlas en un lugar de honor y, entonces,

suena en la parte de las letras y de los temas esas cosas pequeñas

y en el sonido también es un sonido...

cercano y hecho con cosas que tengo alrededor.

Me agarraste la mano y me chafaste los dedos.

No hago folk indie.

(RÍE)

Hago música... como de crecimiento personal.

Lo que intento es que las cosas que voy aprendiendo en la vida,

compartir ese aprendizaje con los demás. Por eso me parece

que es música de crecimiento personal.

Y si tú eres, si tú eres mi hombre,

y yo soy tu mujer...

Dice Lorena Álvarez que la base de la creación es el aburrimiento.

Es verdad lo que dice ella.

El aburrimiento puede ser el nacimiento de una idea fabulosa

y algo que puedes luego perfectamente desarrollar si tienes

el poder para ello. Gracias a Dios tenemos un poquito.

Me gusta mucho de ella.

Me gusta mucho que sea que lo que hay es lo que ves,

que es lo que me parece ella.

Eso es una maravilla.

Vamos a recordar tu anterior incursión en el teatro.

"Esto no es la casa de Bernarda Alba".

Todo hombres dirigidos por una interesantísima mujer

como es Carlota Ferrer. ¿Con que te quedas?

Con Carlota Ferrer. Yo también.

Quiero volver a trabajar con ella.

-No sé hacer otra cosa que susurrarle al oído

una antigua canción. Me sonrió con sus ojos y de pronto

ocurrió algo...

transformó su sonrisa en carbón.

Pude ver su mirada y vi espanto y me espanto

Pude ver su mirada y vi espanto y me espantó

porque detrás de la vida no hay nada.

¿Siempre supiste que quería ser actor aunque esa profesión

te hizo sentir un extraño en tu familia?

Me ha salvado la vida. Soy bastante marginal.

Soy solitario.

Este oficio lo que ha hecho es contenerme.

Mi padre ha sido deportista y yo,

en los peores momentos de la vida, el deporte y el oficio

me han salvado la vida. La disciplina del oficio

y el pundonor que tenemos para dar lo mejor de nosotros mismos.

Es una de las partes de este oficio que tenemos que dar gracias

porque el espíritu se eleva, etcétera. Todo eso ha hecho que este

oficio... Yo lo amo profundamente y cada día que pasa,

cada siglo que pasa, porque llevo 50 años trabajando en ello, no decae.

Tu físico te permite interpretar personajes llenos de bondad

o de maldad. ¿Qué transmites? Las dos cosas al cien por cien.

Estoy deseando hacer uno buenísimo.

La circunstancia ya sabes lo que es.

La gente tampoco...

Te encasillan porque estuviste muy bien en... Y no.

En "Verte" estuve muy bien.

Cuando el se va a suicidar todo el mundo se sorprendió

porque había logrado ser buenísimo.

Tengo en este cuerpecito las dos posibilidades.

Soy un bicho malo y un santo santo santo de gruta.

Eso en la realidad. En la realidad misma.

Conviven los dos. A veces se pelean.

¿Y quién gana? De cinco a siete el bueno

y el resto del tiempo del otro.

Dices que te gusta estar al filo de la navaja

y te defines como transgresor.

Yo no he tenido que hacer un esfuerzo.

Te llegan referencias de los demás que te definen.

Me definen como alguien raro y peculiar, por decir algo bondadoso.

(RÍE)

Detesto los grupos.

No soporto los grupos ni en la drogadicción y en los gays

ni en los actores ni en nada. Los colectivos. Las matufias.

Eso hace que tú estés más desprotegido porque no tienes

una agarradera. No me importa nada este asunto. Esas peculiaridades

de ser solitario. Cuando oigo hablar de que la soledad es tal

y cual no entiendo nada. La soledad es maravillosa.

Eusebio, gracias por tu tiempo, tu compromiso, tu verdad,

tu mirada y todos tus trabajos a lo largo de tu vida que han sido puros

referentes para todos nosotros en el teatro y en el cine.

Enhorabuena por ese "El sirviente" y que se llene el teatro todos

los días, como está ocurriendo. Te queremos.

(RÍE)

(Música)

(CANTA EN PORTUGUÉS)

(Música)

Señoras y señores,

con todos ustedes esta noche la vida de Araceli.

Usted es sencilla y llanamente una jirafa.

-Un espectáculo escrito por las guerras de nuestro último aliento.

-Es una idea preciosa.

Es una idea preciosa.

(Música)

Cicerón.

Cicerón.

Las palabras que no van seguidas de hechos no valen para nada.

-¿Qué quieres decir?

-Debemos promover el derrocamiento del opresor.

(Música)

El nuevo trabajo de La Bien Querida se llama "Brujería"

y a lo mejor tiene algo que ver con lo que ocurrió en nuestro último

programa. Un negro de audio. Pedimos disculpas a La Bien Querida

y repetimos el reportaje.

Lo único que me pasa contigo es que no es primo lo complicado

pero sí creo que está bien y lo que está mal,

lo correcto ni lo que no.

La Bien Querida es una...

nací en Bilbao pero me vine

a los 20 algo a Madrid

o sea que llevo un montón de años aquí.

Vine a estudiar pintura. Me especialice en pintura mural

y es a lo que me dediqué hasta empezar mi carrera

musical que empezó por 2009 con mi primer disco.

Juntos en una fiesta de disfraces.

Tú querías divertirse y yo quería quererte.

Tú querías divertirte y yo y yo quería quererte.

Tenía mucho poder al principio, claro.

Me daba muchísimo apuro y vergüenza.

Ya cada vez menos.

Después de seis discos y 10 años de carrera, cada vez menos,

pero me sigo poniendo muy nerviosa.

(RÍE)

Ponerse nerviosa es bueno. Le da ese punto de frescura.

No vas a poder olvidar nuestros ratos felices.

Las locuras que hicimos cuando nos conocimos.

La mayoría de mis canciones son de amor.

Claro, las relaciones pasionales ofrecen ahí

como un éxtasis ahí, algo como muy rico, ¿no?, para poder escribir

y son muy inspiradoras.

En todos los discos cada canción es diferente a la otra.

Pues eso, una igual va más hacia la rumba y otra al flamenco,

pero al final todas tienen el hilo conductor que es mi voz

y mi forma de componer.

¿Estoy soñando que estoy contigo o estoy contigo de verdad?

Estoy pensando en enviarte un corazón

y si pasa mucho tiempo luego cambió de opinión.

Me gustaría mucho llegar a más público, pero me da un poco de miedo

la industria musical.

Casi prefiero ser cabeza de ratón que cola de león

y con este sello estoy a gusto.

Ellos me tratan bien y para ello soy una artistaza

y necesito sentirme querida.

No distingo lo complicado de lo simple, lo que está bien,

lo que está mal, lo correcto y lo que no.

(Música)

¿Qué tal, Sara?

Muy bien.

Preparada para tomar nota.

Empezamos por un plan insular.

Hay que pensar en un billete de ferry para ir a una de las islas

más sugerentes del mundo. Lanzarote es magnética y telúrica.

Y si añadimos un plan cultural...

Dispara.

Recomiendo de artes escénicas escena Lanzarote.

Poner en relieve a César Manrique, ese visionario que brindo

y protegió la isla de Lanzarote de lo que pudo ser una especulación

urbanística salvaje. Pone en primer término a su figura

como una programación de diferentes espectáculos de circo, teatro

gestual, jazz, danza y ópera, flamenco en diferentes espacios

creados por César Martín, que eran espacios naturales reconvertidos

como la Cueva de los Verdes, el museo internacional de arte

contemporáneo la casa museo.

¿Y cuándo es?

Arranca este sábado. Se inaugura en este túnel volcánico

reconvertido en auditorio donde vamos a ver el espectáculo

de una compañía británica circense.

Vamos a ver a nueve malabaristas

con sus sillas, cuatro vajillas, 80 manzanas... Una locura total.

Un show divertido.

Son la bomba y los reyes de los malabares. Se han reinventado

de una manera... Me encantan.

Son buenísimos. Más planes. En Madrid. Estrés porque coinciden.

Hay dos planes muy interesantes.

Primera edición del Festival Rayo que será en Cineteca Madrid

y en la plaza Matadero. Nace con la vocación de producir hibridaciones

audiovisuales. Traducido al cristiano es que el festival

ha invitado a artistas de diferentes disciplinas a que colaboren juntos

y creen una pieza específica para el festival.

Son piezas multidisciplinares y entre los artistas destacamos

el sábado al plato fuerte

que es el icono del electropunk.

Peaches ha trabajado con un colectivo afincado en Nueva York

y han unido fuerzas para ese icono performático

y musical con la política.

La han escaneado.

Tenemos un festival muy lúdico

y divertido de mujeres que hacen electrónica con ritmos incorporados

a la actualidad y de todas las latitudes. Uganda, Grecia...

Destacan nombres como Natalia Escobar, colombiana, e

Electric Indigo.

Pues muy bien me parece. No me extraña que tengas ansiedad.

Ansiedad al cuadrado. A ver qué hacemos.

Bailar.

(Música)

Nos despedimos con una buenísima noticia. Según el Plan Estadístico

Nacional vamos más al cine, escuchamos más música y leemos

más libros. Nos vamos pero nos vemos en las librerías, los escenarios,

los conciertos y aquí el jueves que viene en "¡Atención Obras!".

Y me voy.

(Música)

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Atención obras - 03/10/19

Atención obras - Eusebio Poncela, Lorena Álvarez, La Bien Querida

03 oct 2019

Eusebio Poncela vuelve a los escenarios para interpretar “El sirviente”, “un duelo de actores sin ganador” junto a Pablo Rivero. Ambos, sirviente y amo, levantan sobre las tablas del siglo XXI la novela escrita por Robin Maugham en 1948. Álvaro del Amo traduce a nuestros días esta historia de poder y oscura seducción que se diferencia de la versión cinematográfica de Joseph Losey y Harold Pinter (1963) en su fidelidad al texto original.
Cayetana Guillén Cuervo entrevista al sirviente de este 2019 con dos inesperados colaboradores: la directora de la obra, Mireia Gabilondo, y Pablo Rivero lanzan algunas preguntas que nos desvelarán cómo Poncela construye a Barret para destruir a Tony.
Podremos disfrutar de esta nueva puesta en escena, de la que ofrecemos un amplio reportaje, hasta el próximo 13 de octubre en el Teatro Español de Madrid.

En nuestra propuesta musical, un alma inquieta que destila frescura y espontaneidad. Criada en una pequeña aldea asturiana, Lorena Álvarez se ha inventado como cantante y compositora de un folk sin barreras. Ahora presenta en Atención Obras su nuevo trabajo: “Colección de canciones sencillas”.

También en clave musical, este jueves reemitimos el reportaje que ofrecimos con un fallo de audio en el programa anterior: Ahora sí, “La Bien Querida” presenta su sexto álbum, “Brujería”. Es la manera que tenemos de disculparnos en nombre de todo el equipo.
Completamos nuestras recomendaciones plásticas y escénicas en una selectiva agenda de estrenos e inauguraciones por las salas de todo el país.

Y terminamos con “El Plan”. La directora de “Atención Obras”, Sara Núñez de Arenas, nos propone esta semana Escena Lanzarote, un festival de artes escénicas que pone de relieve el legado del artista César Manrique en la isla. Y en Madrid, otros dos festivales: en Matadero Madrid, el RAYO y en La Casa Encendida, la quinta edición de SHE MAKES NOISE.)

ver más sobre "Atención obras - Eusebio Poncela, Lorena Álvarez, La Bien Querida " ver menos sobre "Atención obras - Eusebio Poncela, Lorena Álvarez, La Bien Querida "
Programas completos (265)
Clips

Los últimos 2.020 programas de Atención obras

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios