www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4811035
Para todos los públicos Atención obras - Ángel Ruiz, Alfredo Sanzol, Eugenio Ampudia y más - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Hoy, en nuestra portada de "¡Atención Obras!",

un actor capaz de poner sobre las tablas del siglo XXI

todo el legado del siglo XX.

Momento, me estás liando con tanta pregunta.

-Se lo va a preguntar desde el calabozo.

¡Eso no lo tolero!

Ángel Ruiz, es un placer tenerte con nosotros.

Un placer enorme estar contigo.

Eres el actor de las mil caras.

Interpretas a varios personajes en una nueva propuesta

de "Luces de bohemia" de Valle-Inclán.

Lo podemos ver en el teatro María Guerrero de Madrid.

Haces tres personajes con mucho acierto.

¿Qué excelencia aporta?

Un soplo de aire fresco.

Consigue emocionar con una función

que puede pecar de ser muy intelectual,

pero él consigue llegar al corazón de la gente

y que entiendan desde la emoción qué es lo que ocurre

en "Luces".

¿Qué has querido aportar con tu Rubén Darío de "Luces de bohemia"?

Lo que nos ha pedido.

Para alcanzar ese nivel de emoción nos ha pedido que humanicemos

a los personajes lo más posible.

Además, con personajes como Rubén Darío.

Y eso es lo que os pidieron.

Y eso es lo que os pidieron.

Alfredo Sanzol, que tiene el premio Max, que ha sido el último

premio Valle-Inclán, es uno de los principales atractivos

de este montaje.

Hemos podido hablar con él de esta puesta en escena.

¿Por qué crees que crea un protagonista ciego?

-La ceguera es una metáfora que habla de que la realidad

es una ilusión.

-He recobrado la vista.

-Max Estrella, al ser ciego,

se convierte en una metáfora de una visión trascendente.

-Escrita en los años 20 del siglo XX por Valle-Inclán,

"Luces de bohemia" nos cuenta la última noche de borrachera

del poeta Max Estrella.

-El maldito por las calles de Madrid detrás de un décimo de lotería,

sin dinero, y aprovechando todo ese viaje para poner patas arriba

o levantar la alfombra de la realidad española.

-El ministro no es un golfo.

-Ustedes conocen la historia moderna.

-En mi presencia no se ofende.

-Hay una parte de la bohemia de despreciar todo lo material.

Max Estrella es un héroe porque habla de tú a tú al dinero.

Es un superhéroe que le dice al dinero: "Ahí te quedas".

-Eso que tenemos detrás es la escenografía de "Luces de bohemia".

-Faltan muchas cosas.

Falta lo más importante, que son los espejos.

Hemos hecha una escenografía muy complicada

que parece muy sencilla.

Es muy espectacular.

Genera imágenes muy potentes.

Cuando las estás viendo, te parecen normales,

pero están hechas con mucho trabajo.

-¿Cuál es tu punto ciego como dramaturgo?

-Si se coge toda mi dramaturgia,

te diría que todos los temas que he ido tratando

antes de tratarlos me parecían puntos ciegos para mí.

El motor principal para escribir es acercarme a lo desconocido, al tabú,

a lo que no puedo decir, pensar ni imaginar.

-¡Que me asesinan!

-¡Aquí no se protesta!

-¡Viva la inquisición!

Alfredo Sanzol es un sabio. Efectivamente.

¿Puedes compartir cómo ha sido el proceso de ensayo?

Un viaje desde el principio.

Estábamos todos en sintonía.

Lo que ha conseguido Alfredo es hacernos partícipes

de ese juego desde el principio.

Y darte la confianza para mostrar lo que podemos dar cada uno.

Él ha aprovechado todo eso.

La próxima pregunta te la hará el mismísimo Alfredo Sanzol.

Hola, Ángel, ¿qué tal?

Una pregunta para usted.

¿Qué hace Rubén para escaparse del tema de la muerte?

Se encuentra con Max y le habla del tema de la muerte.

¿Qué hace Rubén para escabullirse?

-¡Ay! En la llaga.

Hace lo que hacen muchos que huyen del drama.

Un hombre muy atormentado con el tema de la muerte.

Lo que hace es beber, que es una huida hacia adelante.

Son un acierto absoluto,

remontándonos a los años 70, aquella función protagonizada por Rodero,

que han sido personajes muy míticos.

Son difíciles de abordar por eso.

¿Cómo lo has vivido desde dentro?

Lo que ha hecho es llevarlo a su terreno.

Ha hecho un Max que está en la piel,

que está conectado con la tierra todo el rato

y que nos hace reír

y nos hace transitar por todo ese periplo

por el que nos llevan.

A mí me llegan muy dentro.

Lo que hace Juan me emociona.

Se lo decía en alguno de los ensayos: "Me emocionas mucho".

Y cómo es de contemporáneo el texto. Es impresionante.

¿Tan poco hemos cambiado?

¿Seguimos siendo tan esperpéntico?

¿Seguimos siendo tan esperpénticos?

Me temo que sí, que hemos cambiado poco.

Alguien me decía lo visionario que era Valle-Inclán.

Hay frases que me producen escalofrío.

Uno de los enterradores dice: "En España no se premia el talento,

se premia el robar y ser un sinvergüenza". Seguimos así o peor.

Te miro y no puedo evitar sonreír recordando algo que hemos hecho

juntos.

Tu interpretación como Federico García Lorca sacudió conciencias.

Quiero saber qué significó para ti.

Cuando leí el guion por primera vez, me emocioné.

Había tanto ahí...

Opté por humanizarlo lo más posible.

Creo que Lorca era profundamente humano.

Sabes que los niños de España han conocido a Lorca a través de ti.

Se acercó a Lorca a través de ti.

Y esto pone la piel de gallina.

Y Miguel Poveda decidió que fueras su Lorca en ese vídeo.

Y volviste a ser Lorca.

Y hay una cosa que me parte el alma al ver "Luces de bohemia"

y al recordar la obra de Lorca,

hablan de la importancia de la palabra,

de la importancia de la formación, de crear espíritus críticos.

Queda la palabra del poeta como legado a nuestros hijos.

¿Qué aprendiste de Lorca?

Creo que el entusiasmo.

Es algo que necesitamos en la vida, pero en esta profesión más.

Porque es una profesión dura, difícil.

Y creo que el entusiasmo que él irradiaba,

y además lo ves, está en su poesía.

Por eso Miguel Poveda está tan "enlorquecido",

porque se ha dejado llevar por ese entusiasmo.

Tiene que ver con el amor al trabajo.

Llegas a un matiz de composición muy refinado, muy excelente

en tus trabajos, de verdad.

Es una cosa que deja a todo el mundo con la boca abierta.

Además, te tocan personajes complejos.

Como Rubén Darío, como Lorca, un Miguel de Molina.

Como Rubén Darío, como Lorca, Miguel de Molina.

¿Cómo te acercas a ellos?

Tiene que ver con la ternura.

Con la ternura de acercarte al personaje.

En el fondo, los personajes salen de uno.

La mejor forma de darles carne, como decía Lorca,

es comprometerse de verdad.

No lo puedes enseñar si no es a través de un personaje.

Es mi clave.

No pretendo dar aquí lecciones a nadie,

pero trato tanto a Miguel como a Rubén con mucha ternura,

sin prejuzgar nada.

Podemos añadir una reflexión contemporánea contra el tiempo,

el juego y el sueño,

y esto lo propone Eugenio Ampudia en su última exposición.

(Música)

Eugenio Ampudia nos pone a prueba con su forma de intervenir,

ocupar y prestarnos el espacio expositivo.

-Creo que el sistema del arte

es la mejor forma de contar las cosas a la gente

que tengo a mi alrededor.

-En la sala Alcalá 31, en Madrid, podemos atravesar el tiempo.

Dormir una siesta.

Ver cómo se chuta a portería.

O prender fuego a las bibliotecas.

-Está en horizontal.

Conseguimos con ello que se convierta cada una de las manecillas

en barreras.

La gente, cuando pase por este pequeño laberinto mental,

tome diferentes caminos.

Hay tres ideas o tres campos donde estamos perdiendo,

y es con el tiempo, con el sueño y con el ocio y los juegos.

El problema está en que no se nos ve como individuos,

sino como parte de un sistema productivo.

Tiene algunas ventajas a nivel comercial,

pero muy pocas a nivel individual.

Mis piezas son únicas porque están en la cabeza de quien las ve.

Terminé de leer el libro de Robert.

Dije: "¿Qué piensa sobre lo que se ha hecho del arte en el siglo XX?".

Me pareció una postura muy retrograda la suya.

Lo hicimos porque la velocidad con la que algunos espectadores

ven el arte puede provocar accidentes conceptuales.

El turismo se está cargando o está minusvalorando

la industria cultural.

Es posible que sea una forma radical de contar que algunas cosas

tienen que cambiar.

Pero funciona.

En esta planta hemos colocado 24 colchonetas.

Son para que la gente venga a dormir.

Yo quería que era alguien normal con el que la gente

se pudiera identificar durmiera en esos sitios.

La serie empieza en el Museo del Prado.

Elijo sitios que tienen que ver con la cultura,

pero también con los conflictos y con el poder.

Tenía dos guardias de seguridad enormes a los lados

porque me habían explicado que cualquier movimiento rápido

que hiciera, alguien se tiraría encima de mí.

Maravilloso.

Qué gran sentido del humor dentro del mundo de la plástica.

Nos ha encantado.

Has hecho cine, televisión, teatro...

Has hecho de todo,

pero ha habido algo que te ha importado especialmente,

y ha sido "Miguel de Molina al desnudo",

por el que ganaste todos los premios.

¿Qué querías contar en él?

Uf.

Quería denunciar.

Quería rescatar la figura de Miguel de Molina

y de todos los que sufrieron la persecución y el olvido.

Y quería contar algo que tiene que ver

con nuestro propio compromiso como artistas.

Porque él era un artista de verdad.

Por alguien que, a pesar de la persecución,

huyó, pero porque no le dejaban trabajar.

Y esa amargura.

Un personaje con unos conflictos tremendos.

No sé, me sedujo

y me sentí tremendamente culpable de no conocer su historia

cuando la leí por primera vez.

Sentí la necesidad de hacer justicia

y de contar a través de él cosas que no debemos olvidar nunca.

¿Qué aprendiste de su caída en desgracia

y de todo lo que le ocurrió más tarde?

Él apostó por sí mismo.

Yo no sé si sería capaz.

¿De apostar por ti mismo?

No sé si tendría la fuerza de voluntad.

Era realmente impresionante.

Me gustaría que me dijeras algo con sinceridad.

No he dicho ninguna mentira.

Como vas a bucear en ti mismo,

dime qué te falta y qué te sobra en la vida.

Creo que no me falta nada.

Tengo la sensación, yo me digo día a día: "Qué feliz soy".

Vivo de mi trabajo, que ya es... Un milagro.

Y soy feliz.

Tengo todo lo que podría esperar.

Tengo una pareja, tengo una casa. Quizá 5 cm más de altura.

Te acabo de querer mogollón.

Quizá podría hacer algún galán, estas cosas que no puedo.

¿Y qué me sobra?

Uf. Quizá miedo.

Me sobra un poco de miedo.

¿A qué?

A todo, a la vida.

Lo que pasa es que después soy contrafóbico y me enfrento al miedo.

Ahora te queremos un poco más.

Solo nos queda desearte toda la suerte del mundo

con esos personajes en "Luces de bohemia",

con tu Rubén Darío,

y que tu talento siga aportando tantas cosas buenas.

Muchas gracias a vosotros y que lo veáis.

(Música)

-¿Puede ser que una cosa pequeña como una pistola

o una navaja pueda acabar con un hombre?

Los hombres hombres y el trigo trigo.

No hay nadie que te defienda.

(Música)

Si siempre te he fallado,

si lo has necesitado,

si siempre me perdonas,

no cambiaré ahora.

Me sigues gustando,

te sigo soñando.

Es esta la forma que tengo, cariño,

de demostrarlo.

Nos vamos a Cataluña para conocer la primera sala

especializada en el género musical.

Inaugura la temporada con "Fun Home".

(HABLA EN CATALÁN)

(Música)

El musical de éxito de Broadway "Fun Home"

es el espectáculo que inaugura la temporada del teatro de Barcelona,

convertido en la casa de los musicales.

-Transformar el teatro y tener un espacio fijo en la ciudad

destinado únicamente en los musicales,

pero no solo a programarlos, sino a cultivarlos,

a poder presentar conciertos de pequeño formato,

creo que nos permite tener un punto de vista global alrededor

del musical como no hemos tenido nunca.

-Danel Anglès es el director artístico

y uno de los protagonistas de "Fun Home".

La acción se sitúa en la Pennsylvania de los años 60.

-Yo interpreto a Bruce, que es el padre de la familia,

y es una persona que vive en un pueblo de Estados Unidos.

La América profunda, para entendernos.

En una casa que es el negocio familiar, que es una funeraria.

No se acepta tal y como es.

Gestiona su homosexualidad muy mal y eso afecta a su entorno,

a su mujer, y desencadena la tragedia del espectáculo.

-Este musical de éxito se basa en la novela gráfica autobiográfica

de la dibujante de cómics Allison,

una de las activistas más populares del movimiento gay y lesbiano

de Estados Unidos.

-Tiene unas viñetas sobre lesbianas muy conocidas.

Luego sacó este "Fun Home",

un cómic autobiográfico sobre la relación con su padre

y su homosexualidad, tanto la suya como la de su padre.

Interpretar a esta mujer ha supuesto un viaje muy grande.

Es una obra que habla de una familia muy peculiar.

El negocio familiar es una funeraria,

el padre es homosexual reprimido...

El material es sublime cómo está escrito.

Para mí está siendo un viaje que me está tocando mucho más

de lo que esperaba.

-Las dos cosas.

Lloraréis mucho.

-Drama con humor.

(Música)

Hola, Sara, ¿qué tal?

¿Qué tenemos planeado?

Nos hemos quedado con dos planes.

Para el primero nos tenemos que trasladar a Birmingham.

En esta ciudad se celebra todos los veranos el Beep Festival.

Es un festival de artes escénicas.

Toda una referencia a nivel europeo.

Se centra en las propuestas más innovadores de circo, de teatro,

de danza. Tiene mucho éxito allá donde se celebra.

¿En qué consiste?

Una selección de los espectáculos favoritos del público

en esa ciudad inglesa.

Luego hacen gira por el Reino Unido y también por España.

Lo mejor lo podemos disfrutar desde hoy y hasta el domingo

en Madrid, y luego van a hacer gira y se van a detener en Vitoria,

en Durango...

Son tres piezas del Reino Unido, de Suiza y de Francia,

que son tres espectáculos muy diferentes,

pero que tienen dos cosas en común:

no pueden durar un máximo de 30 minutos

y los tres tienen el objetivo común de poner de relieve

el nacimiento del circo en el Reino Unido hace 150 años.

El segundo plan es musical.

Thom Yorke, el líder de Radiohead, publican mañana "Suspiria".

Una película que es un delirio visual.

Lo que ha hecho es hacer la música para el remake.

Es una película que se va a estrenar en nuestro país el 5 de diciembre

y que, en el caso de esta banda sonora,

podemos decir que es muy interesante

porque tienen múltiples capas sonoras.

Tiene fragmentos musicales, canciones instrumentales,

sonidos que recuerdan a la psicofonías,

también hay arreglos de electrónica.

Es una propuesta donde brilla su voz en las canciones más al uso,

más melódicas.

Tiene el sello inconfundible de Thom Yorke.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Atención obras - 25/10/18

Atención obras - Ángel Ruiz, Alfredo Sanzol, Eugenio Ampudia y más

25 oct 2018

Ángel Ruiz interpreta en la nueva puesta en escena de ‘Luces de bohemia’ hasta tres papeles. El actor charlará este jueves con Cayetana Guillén Cuervo de este trabajo y sobre el alcance contemporáneo de la obra y el viaje que ha ido realizando con cada papel hacia el universo poético y coplero del siglo XX.
El propio Alfredo Sanzol, que dirige esta adaptación de la obra de Valle-Inclán, mostrará al programa sus nuevas ‘Luces’ en el Centro Dramático Nacional.
En la Sala Alcalá 31 de Madrid, el programa encontrará la última provocación de Eugenio Ampudia: ‘Sostener el infinito con la palma de la mano’.
En Barcelona, ‘¡Atención obras!’ asistirá al nacimiento de la primera sala de Cataluña especializada en el género del musical. Se trata de la nueva apuesta del Teatro Condal. Inaugura temporada con ‘Fun home’.

ver más sobre "Atención obras - Ángel Ruiz, Alfredo Sanzol, Eugenio Ampudia y más " ver menos sobre "Atención obras - Ángel Ruiz, Alfredo Sanzol, Eugenio Ampudia y más "
Programas completos (237)
Clips

Los últimos 1.875 programas de Atención obras

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos