www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.10.1/js
3945215
Para todos los públicos Atención Obras - Albert Boadella, Isabel Villanueva, Enric Montefusco y más - ver ahora
Transcripción completa

Ya sabíamos que Albert Boadella era un provocador, un bufón...

Anticapitalista lo más incorrecto de la cultura nacional.

-Absolutamente injusta.

-Lo que no sabíamos es que además era un gallina, paloma,

un gato y que se entrena cada día para la pelea.

Boadella asusta.

¿Quién teme al bufón?

Albert Boadella se despide de los teatros públicos

de la Comunidad de Madrid, los Teatros del Canal,

con la discreción que le caracteriza,

o sea, sin ninguna discreción.

En tiempos de corrección política se sube al púlpito,

en el sentido más literal de la palabra, para echarnos el sermón,

"El sermón de bufón".

Albert Boadella en "¡Atención Obras!".

Albert Boadella en "¡Atención Obras!".

La catedral del cine dogma se baja de la pantalla

y aterriza en el escenario.

Escucha la letra.

Algo va a llegar a este bar. Han venido todos a esperar.

Algo va llegar a este bar.

A ver si adivinas dónde nos hemos llevado a Enric Montefusco.

La viola es solo 10 cm más larga que el violín.

¿Cómo consiguen que suene tan distinto?

¿Cómo descomponerse el agua?

¿Cómo descompones a Albert Boadella?

Albert Boadella, bienvenido.

Sabes lo del posa vasos.

Sabes que la persona que se sienta aquí por segunda vez

recibe este posa vasos. Se ha hecho viral.

Muchísimas gracias.

Esto es una experiencia vital.

Me lo pongo aquí o aquí.

Donde quieras.

Tiene mucho que ver con la expresión.

Te vas de los teatros públicos de la Comunidad de Madrid

que has dirigido desde su inauguración en 2009

y lo haces con un texto que tú escribes

y que interpretas que se llama "El sermón del bufón".

¿Una recopilación de memorias un cortafuego?

La explicación de un hombre, de un artista,

que lleva 56 años en este negocio. Unas memorias...

No puedo en unas memorias enseñar parte de mi obra.

Por lo tanto, la escena me sirve muchísimo más

para mostrar esas cosas.

Para, incluso, interrogarme a mí mismo

en público frente a ciertas cosas de mi vida.

Me desdobló en dos personajes.

El Albert y el Boadella, que no siempre están de acuerdo

y que el uno y el otro le recrimina cosas a los dos.

Puedo ser angelical como puedo ser un hijo de puta.

Y lo digo así, con esas palabras textuales.

Puedo ser subversivo y puedo ser reaccionario.

Puedo ser amable y puedo ser grosero.

Eso le sucede a todas las personas.

Por lo tanto, siempre estamos conviviendo con desconocidos.

Con aspectos de nosotros que no conocíamos.

Reacciones que nos pueden sorprender a nosotros mismos. Sin duda.

Si Albert Boadella no se hubiera dividido para la representación,

diríamos que se trata de un monólogo,

pero resulta que Albert y Boadella son dos y como no hay dos sin tres

aparece un bufón.

Te llamo Albert, Boadella. Te llamo bufón.

-Puedes llamarme Albert. Me cae mejor.

-Pero tampoco te molesta que te llamen bufón.

-Pueden llamarme bufón tantas veces como me apetezca

y me sentiré muy honrado.

-Cuando vienes al teatro, después de 56 años, vienes pensando.

-No, porque no tengo tensión ante el público.

-Eso es guay.

-No debería ser así.

Me dirijo al público como si hablara a invitados que están en mi comedor.

Todo lo que voy a expresarles sobre mi vida, mi oficio,

mis pensamientos... todo es auténtico.

Y lo que no me interesa contar,

no se lo cuento y punto.

-¿Cómo te preparas a la hora de salir a escena?

-Yo empiezo por...

(EJERCICIOS DE VOCALIZACIÓN)

Hago flexiones también.

-¿Cuántas eres capaz de hacer?

-20.

Acabo deshecho.

Cansado. Tengo 73 años.

-Esto de trabajar con Albert...

-Martina es mi ayudante.

-Jugar.

-A veces ha sido directora.

-Lo que más me ha enseñado es la libertad de pensamiento.

-Todo mi gremio sumergido en el goce incestuoso

de pensamiento único.

Soy izquierdista, animalista, anticapitalista...

-Ustedes no hacen cultura.

Podía ser andaluz como sueco.

Tengo un hijo que es el jefe técnico.

-No te escondas.

Te voy a decir una cosa.

Lo veo un poco vacío.

Un tresillo no te vendría mal.

-Odio los tresillo en los escenarios.

Cuando veas un tresillo en el escenario, huyan aterrados.

No sé si en cuando un director diga que ha creado una obra de risa.

El riesgo lo corren ustedes asistiendo a ella.

-¿Cómo se siente uno ahí?

-Cuando era monaguillo siempre envidiaba a los curas colocados

en esta situación y viendo a la gente temblar.

Ellos hacían temblar a la gente.

-Este púlpito lo ha pintado tu mujer.

-Todo lo que llamaríamos la asesoría artística de mi vida,

lo hace ella. Porque si no, tendría el gusto fatal.

Boadella es una de las figuras claves del teatro español.

Boadella es un miserable.

Hay un momento que vemos sobre impresionado miserable.

-Me dicen hijo de puta en un periódico muy importante nacional

y el mismo se destruye.

Este primer sermón solo puedo acabarlo

pregonando que es una bendición de la diosa Thalía hacer teatro

atacado por semejante ofensiva. Amén.

Leo el significado de sermón según la rae.

Amonestación o represión insistente y larga.

¿Crees que nos hace falta una buena regañina?

-Hay que decir cosas que no sean las corrientes.

Hay que buscar detrás de lo que yo llamo la realidad

aparente de las cosas, esta realidad que la gente piensa

que es la verdad de todo. Hay que buscar detrás.

Muchas veces uno descubre que todo aquello no es lo que parece.

Es decir, la esencia de mi trabajo ha sido "nada es lo que parece".

Albert es el gamberro, el yo más provocador, el exhibicionista

y el histriónico, al que llamas un experto en venganza.

¿Qué tiene de bueno la venganza?

La venganza tiene algo muy higiénico.

La venganza hay que hacerlas siempre en el sentido inverso.

Es decir, es hacerle un gran favor

a alguien que te ha puesto a parir.

Esta venganza es sibarítica.

No siempre es el ataque directo. Me gusta más el ataque indirecto.

Sin complejos.

El personaje de Boadella es el ilustrado y el reflexivo.

¿Crees que se parece a tu padre?

En alguna cosa. Mi padre tenía una virtud formidable.

Llevaba siempre la contraria. A mí, de pequeño, de ponía muy nervioso.

Yo creo que este instinto de llevar la contraria

es muy interesante,

y para los artistas muchísimo más.

Nosotros no estamos para pregonar las grandes corrientes

de pensamiento, en fin, de la masa.

Nosotros estamos para contradecir, a veces, esas grandes

corrientes de pensamiento.

Esa comodidad de pensar siempre lo que no hiere a nadie es muy cómodo.

Incluso puede ser agradable. Estar de acuerdo con todos.

Pero no forma parte de nuestro oficio. Nuestro oficio es todo

lo contrario. Es crear la incomodidad al espectador de verse

reflejado en un escenario y que su actitud no sea la correcta.

En tiempos de redes sociales uno de los debates, lógicamente,

es el límite de la burla.

¿Hasta donde se permite la burla sin que sea una falta de respeto dentro

de ese marco de libertad de expresión?

¿Debe ser condenado el que hace un chiste

sobre una víctima de terrorismo?

Hay que distinguir entre la realidad y la ficción.

La ficción tiene, de alguna forma,

casi una cierta amnistía social.

Esto a mí me parece esencial.

Yo creo que se puede hacer broma y escarnio de todo,

pero hay un condicionante, al menos en nuestro oficio,

que es la belleza.

Es decir...

He hecho cosas de mucho humor, sátiras, incluso muy duras,

por ejemplo la sátira que hice al presidente de la Generalitat

en aquella época, Jordi Pujol, tres sátiras, pero nadie puede decir

que no estaban hechas con una enorme belleza plástica

y una gran calidad de actuación.

"El sermón del bufón" es un repaso de tu carrera

y en ese repaso hay algo que no puede faltar.

En el año 77 estrenas "La torna" y te encarcelan

con la intención de hacerte un consejo de guerra

porque hiciste una parodia a los jueces que habían decidido

la sentencia de muerte de uno de los últimos condenados al garrotevil.

Te fugarse de la cárcel, te libraste del consejo de guerra,

pero cambió tu forma de ver el mundo.

Sí. Cambió mi forma de ver el mundo porque me encontré

en el exilio y atacado por una izquierda que me quería

en la cárcel como mártir, una derecha que me consideraba

un sujeto peligroso y estaba atacado desde todos los frentes.

Y cambió porque vi que era necesario eliminar los residuos,

o los tópicos del franquismo en mi vida.

Los tópicos que habíamos mantenido en la oposición,

que aquí ya no tenía por qué continuar. Tenía que emprender

una visión distinta y nueva y porque las personas que,

en principio, había considerado que eran referentes,

eran menos referentes de lo que yo pensaba.

Cuando uno se encuentra en una situación de este tipo,

que tiene que salir al exilio y escaparse de una cárcel,

es una prueba fantástica porque ves lo que hay de solido

y lo que hay de melifluo a tu alrededor.

Y eso me hizo pensar que aquella izquierda que tenía tan mitificada

tenía sus puntos débiles.

En el texto de "El sermón del bufón" pones en boca de Boadella,

el trío seco el tipo serio del trío, que te jugaste por amor.

Por amor a tu mujer. ¿Te jugaste por amor?

Sí. Acababa de conocer a Dolors. Hacía un año que vivía con ella

y no resistía ni un minuto estar sin ella.

Habría deseado no haberla conocido al estar en la cárcel.

Habría estado más tranquilo.

Mi inquietud será salir para estar con aquella mujer.

Hablas de la mentira y de lo fácil que es hacer

pasar una verdad por mentira.

Cito tu texto. "No se imaginan el placer de engañar

cada noche a cientos de espectadores".

¿La mentira te preocupa o es una herramienta?

La mentira es algo que se ha convertido en un lenguaje habitual

y machacado y esto lo estamos viendo, en este momento,

las consecuencias de la mentira, aquello que se llamó el populismo,

un conjunto de mentiras agradables.

Las mentiras tienen que ser agradables para trabárselas.

Las mentiras tienen que ser agradables para tragárselas.

Catárticas algunas y otros muy agradables.

Y eso hace que la gente se las trague.

Y no es algo que sufre España, es algo que sufren muchos países.

Yo creo que el ciudadano actual tiene que tener un sentido crítico

muy desconfiado. Desconfiado en el sentido de que tiene que buscar

la verdad detrás de las apariencias.

Gran parte de tu sermón gira alrededor del mundo cultural.

Arremeter contra la modernidad.

¿Qué le está pasando a la cultura que no te esta gustando nada?

La parte de lo que llamo la modernidad en la que el canelo

es monumental. Hay artes que han desaparecido.

La pintura, por ejemplo, lo que se llaman artes plásticas,

ya es otra cosa. Nada tiene que ver con lo que entendemos

desde hace miles de años como pintura. Se ha convertido

en una cuestión financiera, puramente financiera.

Es un negocio, que muchas veces sirve para el blanqueo incluso,

y donde cualquier mamarrachada, por el hecho de que un experto

dice que aquello es muy bueno y que la diferencia que hay entre

una parentesco hinchada y aquella obra son dos o tres o 4 millones

de dólares, o que en una prueba de rotuladores y un Jackson Pollock

la diferencia es de unos cuantos millones,

hay un experto que dice eso y hay que invertir.

El arte se ha convertido en una auténtica... camelo

que desde el punto de vista financiero lo admiro,

porque vender cosas tan absurdas y paranodinas a estos precios

es para quitarse el sombrero. Pero desde el punto de vista artístico

es infumable. Y eso lo digo con toda claridad y crudeza.

¿A eso te refieres coprófagos de la cultura?

Coprófago es el que come mierda.

¿A quiénes defines con este ilustre nombre?

A los que tienen predilección por las obras que son una enorme mierda.

Cuando estaba de director en el Canal no hacíamos mierda,

sino que estaba todo bien, pero de cuando en cuando

había una cosa que no funcionaba, que era una mierda.

Y todos los coprófagos fuegos estaban allí

y extraían grandes pensamientos...

Pero lo habías programado tú.

Pero lo habías programado tú.

No se puede programar todo

y había algunos ultras electos a los que les gustaba

y son aquellos que se deleitan ante obras del Reina Sofía

y se pasan dos horas mirando algo que no veo absolutamente nada.

Efectivamente haya artistas buenos y hay artistas menos buenos

y en este debate sobre la calidad de la pintura y la música,

coprófagos o no,

nos hemos acostumbrado a que cada uno tiene el derecho

de deleitarse con lo que le dé la gana.

Tú marcas una raya y pones a los genios y a las tomadura de pelo.

Y en esas tomadura de pelo metes nombres como Pollock,

Wagner o Picasso.

¿Es un criterio que defiendes o lo haces para que no nos creamos

todo lo que nos dicen?

Las dos cosas. Lo defiendo y lo creo así.

No se me ocurriría decir ante alguien

de Velásquez que es una porquería.

Hay unos criterios lógicos que yo defiendo

y que expreso con naturalidad.

Es algo que digo porque la gente ha eliminado el debate artístico.

Hoy no se discute de pintura ni de música ni de teatro.

Lo ha eliminado completamente.

Yo incito al debate artístico.

Si alguien cree que Wagner es muy bueno, vamos a discutirlo

y nos divertiremos mucho en esta discusión.

Si alguien cree que Picasso no fue el Atila de la pintura,

un hombre dotadísimo, el mejor pintor en cuanto a mano,

en cuanto dotación de la historia,

pero el mayor destructor de la pintura,

puesto que industrializa la pintura y la convierte en algo

que se puede hacer 15 cuadros al día sin problema,

al lado de Vermeer, que hizo 48 cuadros, imaginémonos.

¿Qué hace Picasso?

Esta industrialización que acaba siendo una cosa financiera.

Pero Woody Allen hace una película al año.

Sí, bueno, pero están bien.

El cine se puede hacer incluso una película al mes.

Es un arte secundario. Es distinto. El teatro no.

El teatro es un arte poético.

El teatro se hace con lo mínimo lo máximo.

El cine es con lo máximo lo mínimo.

Nosotros hacemos la poesía.

El cine no tiene poesía.

También dices que el islam es una ficción, que es motor

de disparates en la vida real.

El mundo de la religión es una ficción.

Si fuera una realidad no sería religión.

No sería religión, efectivamente.

Por lo tanto es una ficción.

Y esas ficciones, en la historia,

han causado enormidades de disparates.

Han causado cosas buenas, sin duda alguna,

la Capilla Sixtina se hizo porque había una ficción

y los artistas hemos tenido mucho que ver con esta ficción

de la Iglesia católica.

La prueba es que cuando la Iglesia católica se separa de los artistas

ha ido en decadencia porque la forma es el fondo

y eso ellos no lo han entendido.

Han entendido que el fondo podía ir separado de la forma.

El arte es la inducción mayor hacia un pensamiento, digamos,

trascendente.

Los bufones dicen lo que los demás no quieren oír.

Dinos tú qué es lo que no queremos escuchar.

Bueno, no queremos escuchar la realidad.

La realidad es una cosa muy dura.

A veces es angustiosa.

No corresponde a los esquemas que nos hemos hecho.

Todos los ciudadanos tienden...

a consolarse en determinadas ficciones.

En cambiar la realidad por cosas que son, a veces, más agradables

y que no son la realidad.

Por lo tanto, expresar la realidad profunda de las cosas,

es un trabajo nuestro.

Expresar la realidad, puedes llamar bufonesco,

del ridículo de un dirigente importante

o de un fetiche importante de la realidad es un trabajo higiénico.

Mentalmente higiénico.

Debería estar pagado por el Ministerio de Sanidad.

Os pregunto a Albert y a Boadella. ¿Qué te queda por decir?

Al Albert, seguramente, menos cosas.

El Albert se va alejando de la vida.

No hay que conservar tampoco demasiado al niño,

porque uno puede resultar patético.

Al Boadella yo creo que le quedan cosas por decir.

Estoy peleándome constantemente con la realidad,

social, cultural y política. Política no digamos, vamos.

La sufro en los árboles de mi propia casa, que me cortan.

Me cortan los cipreses de mi propia casa por cuestiones políticas.

¿Cómo?

Recibo de cuando en cuando ataques en la casa en la que vivo

que tengo un jardín y me han cortado los cipreses o me tiran las basuras

en el jardín, etcétera, o me llaman facha por la calle cuando me paseo.

Eso es vivir en activo.

No es que me disguste especialmente.

Quiere decir que soy molesto para una gente

con la cual me gusta ser molesto, precisamente.

Estoy encantado de ser molesto para esta gente.

Muchas gracias, Albert Boadella, por todo.

Por tu tiempo también, por haber estado aquí.

Gracias por haberme dejado expresar en libertad.

Ahora eres más libre que nunca. No lo quiero ni pensar.

(Música)

Si piensas que la vida es algo muy aburrido,

si tus días son grises,

si carecen de matices,

busca a Gillette en el cabaret.

(Música)

Yo soy así, así seguiré, nunca cambiaré.

Esperaba que mi hijo, ese chico listo, alegre...

El tiempo le hace creer en aquel momento.

Regrese algún día.

Un Madrid vacío, desierto, abandonado.

Ignacio Pereira se ha especializado en estas fotos

en las que borra todo rastro humano excepto uno,

en cada foto deja siempre una persona.

Dice que busca transmitir tranquilidad aunque

hay quien percibe soledad y apocalipsis.

Mikaela, buenas noches, bienvenida. ¿Qué me cuentas?

Una novedad discográfica avalada por un talento del piano español

que aúna juventud, experiencia y madurez en grado suficiente

como para abrirse paso con nombre propio.

Es Eduardo Fernández y ha sido galardonado

con el premio Ojo Crítico que concede Radio Nacional de España.

Su último trabajo discográfico se consagra la integral

de los preludios para piano de Scriabin

y que propone un desafío técnico y expresivo como si fueran capítulos

de su autobiografía. Recorre su vida, desde la adolescencia

hasta poco antes de su muerte,

y concibe el piano como una escalera de acceso hacia

la revelación espiritual.

Qué barbaridad.

Vamos a escucharlo a través de Eduardo Fernández en un concierto

que ofreció hace unos meses en Madrid.

(Música)

Es curioso el clima emocional que se genera con ese tono morado.

Parece mentira, pero afecta un montón la iluminación.

No es por casualidad. En aquel recital, lo que hizo,

fue una recopilación de los 90 preludios de Scriabin

y los relacionó con los colores que asocia Scriabin a cada tonalidad.

Enhorabuena a Eduardo Fernández, quien es una auténtica revelación

del piano.

El ser humano da mucho de sí. De piano Apiano.

El ser humano da mucho de sí. De piano a piano.

Otro pianista excelente, intenso y perfeccionista.

Es la traducción al castellano que Jorge Fernández

hace de un libro que se escribió sobre Glenn Gould.

Son fotografías y escritos varios donde se dibuja

la imagen del pianista que tocó el cielo de la perfección

con la yema de sus dedos a través de la obra de Sebastian Bach.

El título lo dice todo y no dice nada.

Es "No, no soy en absoluto un excéntrico",

una declaración de Glenn Gould.

(Música)

(TARAREA LAS NOTAS)

Y punto final.

No sé si era un excéntrico, porque hay que emitir un juicio,

y no soy quién, pero seguro que era un perfeccionista

que levantó críticas.

Más allá de esa figura, que le ves encerrado en su estudio,

que se sentaba en una silla con respaldo y tocaba de esa manera tan

extraña, encorvado y tarareando,

no dejó indiferente a nadie.

En su momento fue muy criticado pero ha ascendido a la categoría

de mito y leyenda. Un iconoclasta y un hereje.

De alguna manera desafió la ortodoxia del pianista

o conocido hasta ese momento.

Concebía que la grabación discográfica era un arte

en sí mismo.

Que la música clásica no tenía solo como vehículo de perfección

el recital como la música en vivo, sino la grabación en disco

y por eso se encerraba en un estudio de grabación y repetía

hasta la saciedad una nota o una frase y apostaba por la edición,

por el montaje, por el injerto. El puso de manifiesto esta controversia

sobre el disco dentro del contexto de la música clásica.

Me parece un tío muy interesante. Me voy a comprar el libro.

Siguiente propuesta.

Es un sentido homenaje y recuerdo a nuestro querido compañero

José Luis Pérez de Arteaga que, por desgracia,

falleció prematuramente en febrero con tan solo 66 años de edad

y se apagó la voz de la música clásica en nuestro país.

Seguro que muchos espectadores de TVE se acordarán

de sus célebres transmisiones de los conciertos de Año Nuevo.

Durante décadas hemos estrenado el año con sus acertados

comentarios y hemos aprendido tantísimo

en ese programa legendario de "El mundo de la fonografía"

que estuvo 30 años en antena y e hizo que muchas generaciones

amarán la música clásica a través de las ondas.

Vamos a ver y escuchar a José Luis Pérez de Arteaga.

La 2 ha ofrecido las semifinales mozartianas y la participación

de los seis concursantes que llegaron a esas semifinales.

Nosotros tenemos unos vídeos que nos han preparado de cada uno de ellos.

A mí me han dado la traducción de lo que dicen con una letra

lo suficientemente pequeñita para que lo pueda ver,

por si no me daba cuenta.

Vamos a ver el vídeo del primero de los participantes.

(Música)

Pues José Luis se ha ido pero nos ha dejado

en herencia toda su contribución al archivo sonoro de Radio Clásica,

a la carta en Internet y un libro muy interesante.

Una forma de rendirle tributo ese leer ese monográfico dedicado

a la figura de Mahler donde indaga en su obra y toda la discografía

existente. Mahler quiso...

resumir el universo a través de la sinfonía.

Así que, quiero creer que en estos momentos, el Pérez,

como le llamábamos cariñosamente, está conociendo el universo

de la mano de Mahler en una sinfonía sinfín.

Desde aquí mi reconocimiento a esta personalidad única

que fue José Luis Pérez de Arteaga.

Y la de todos, sin ninguna duda. ¿Qué nos puedes decir

de Isabel Villanueva?

Tantísimas cosas... Es uno de los grandes talentos de la cultura

española en el mundo. Es una joven violista que ha hecho posible

que la viola, un instrumento desconocido en el ámbito

del virtuosismo este ahora este ahora en el mapa del gran público.

Ha conseguido que la viola tenga un lugar propio en el contexto español.

Fuimos hasta su cosa y mira lo que encontramos.

Isabel Villanueva vive en un cruce de caminos.

Instalada en Ginebra se reencuentra con su ciudad, Pamplona,

llena de referentes musicales.

-Cuando tengo oportunidad me escapo para pasar un tiempo

con mis seres queridos y también con lo que es Pamplona como ciudad,

porque tuvo mucha historia artística.

Era la ciudad de Sarasate.

Es el virtuoso español violinista de la historia.

La viola, en realidad, es una voz.

Es un instrumento, pero es una voz.

Lo que tiene la viola es que, a la vez, tiene una cosa muy mágica

que en realidad es muy humana, que es la imperfección que tiene

de su construcción. La hace única.

Somos un poco los escultores de sonido,

en el sentido de que nuestras manos tienen que moldear el sonido

para poder exprimirlo.

(Música)

-Son pocos los solistas que pueden destacar con un repertorio

que comenzó a tener peso a partir del siglo XX

gracias a intérpretes como Pértiz o Greenrose.

Este concierto para viola de Walton, interpretado recientemente

por Isabel con la orquesta de RTVE se estrenó en 1929,

y, precisamente, fue rechazado por demasiado moderno.

-Su música nos lleva otro mundo.

Es como si fuera una película.

(Música)

-Isabel ha recibido clases de maestros consagrados.

-Fue un momento muy alegre para mí,

porque fui seleccionada entre muchísimos alumnos extranjeros.

Creo que en estas fotos estaba trabajando en una obra

que es emblemática para viola, que es el concierto de Bartok

y que un año después tocaría con la orquesta de TVE.

-A su dedicación a la música se une el interés por las artes plásticas.

Como en este cuadro de Carlo Syriza.

-La viola iluminada en blanco y con estas texturas

y el mástil en forma de pico... Quería simbolizar mi trayectoria.

-La viola como símbolo de lo que nuestra

civilización parece necesitar.

-Me parece una mediadora de la civilización.

Estamos viviendo en época de bastantes cambios y controversias

y, de alguna forma, la gente, el mundo,

necesita una paz interior y reencontrarse a sí misma.

(Música)

Fan absoluta de Isabel Villanueva.

Ya me tienes rendida a sus pies.

-La viola en España tiene nombre de mujer.

Qué tía. Qué maravilla, por Dios.

Estamos a las puertas de Semana Santa y hay un cartel de música

religiosa de Cuenca que te querías ir sin contarlo.

Me alegro de que lo recordemos porque la semana de música religiosa

es uno de los grandes encuentros de la música internacional,

un festival decano sobre la música religiosa y espiritual

y este año tenemos el honor de desembarcar hay con la orquesta

de TVE para tres programas.

Hay que señalarlo en rojo porque va a ser una fecha muy simbólica.

Mucha suerte con todo y muchas gracias, Mikaela.

Enric Montefusco se lanza en solitario con su primer disco.

Un retrato social que bebe de las raíces populares

del barrio de Barcelona en que vivió.

Buscamos el lugar adecuado para hacer que sonaran

sus nuevos temas y nos lo llevamos a uno de los bares con más tradición

del barrio de Malasaña en Madrid.

Enric Montefusco en acústico para "¡Atención Obras!"

interpreta "Obra maestra".

Algo va a llegar a este bar.

Han venido todos a esperar.

Algo va a llegar a este bar

y vienen cada día esperar.

Un señor bastante mayor

y al lado una mulata.

Cuatro con el mono azul

y ayuno que no habla.

y hay uno que no habla.

Una discípula de orfidal y un perro que no habla.

Un joven sin identificar

con publicidad.

Algo va a llegar a este bar.

Han venido todos a esperar.

Algo va a llegar a este bar.

Vienen cada día a esperar.

Entra mi gitano

con las... blancas.

Lleva una guitarra

y una voz que suena a llanto.

Hay un algo dentro de mí.

Lo lleno de vino y lo llenó de guerra.

Hay un hueco dentro de mí. Dejaré cantar.

Hay un hueco dentro de mí. Déjame cantar.

Mi madre no me ha enseñado a dar.

Mi padre solo me ha enseñado

a trabajar.

Y si el Duende sale del dolor

esto será una obra maestra.

Y si el Duende sale del dolor

esto será una obra maestra.

Y si el Duende sale del dolor

el barrio será una obra maestra.

(Música)

La lucha está perdida.

-Esperpéntico y lo posdramático.

Iríar la muerte. El teatro vive.

(CANTA EN INGLÉS)

(Música)

La escultura geométrica y tridimensional

de Irazu en el Guggenheim de Bilbao. Es uno de los protagonistas

de la escultura contemporánea española.

30 años reunidos en un único espacio diseñado por el propio Irazu.

(Música)

Magui Mira presenta el texto de "Festen"

como la hipocresía social. Cuando los temas suben a mayores tendemos

a correr un velo. Antes que propuesta teatral

fue la primera película dogma de la historia.

La conocimos como "La celebración" y fue dirigida por Vinterberg.

Un hombre celebra su cumpleaños y su hijo

rompe el silencio y el secreto guardado durante años salta.

Papá no había echado el cerrojo y yo, tu hijo, tu hijo,

estaba arrodillado a cuatro patas y tu marido con los calzoncillos por

los pies.

Aborda el incesto y la pedofilia y nos coloca ante

la feroz hipocresía social abofeteado nuestras conciencias.

Siento que seas tan corrupta hipócrita.

Estás podrida. Ojalá te mueras, madre.

-Toda esa hipocresía endémica, porque es una enfermedad,

que no miramos, que miramos a otro lado, una hipocresía

que parece pactada por todos los poderes fácticos.

Esa hipocresía que en estos momentos vivimos.

Lo que está debajo de esta función.

En este caso, tapando el abuso sexual de menores.

-Traedme otra maldita copa de champán.

¿Qué estáis mirando, hijos de puta, criados de mierda, bastardos?

El eje es un padre que ejerce un poder absoluto

y un hijo que dinamitiza la relación familiar.

Cuando tenemos un sátrapa no te puedes plantear

ir a nada que esté en ti.

Lo único que he podido hacer es estar mirando

a aquellos personajes de la actualidad,

por ejemplo el pederasta de Ciudad Lineal,

y no he visto ni el más mínimo atisbo de arrepentimiento.

Entonces, el tratamiento de este hombre es así.

-Quiero que sepáis que siempre seréis mis niños.

-Se fuerte, Christian. Tienes que seguir peleando hasta el final.

-En cuanto a cómo te acercas a una vivencias

y pensando en la vivencia, el abuso y el ser víctima de algo,

intentando acercarte a eso,

porque es una experiencia tan lejana a la que yo he vivido

como cercano a mí que tienes que trabajar con la imaginación.

-Felicidades, Christian. Has luchado hasta el final.

-Yo, como madre y actriz, no había manera de abordar eso.

-Has contado unas historias tremendas y horribles.

-Solamente puedo acercarme un poco a eso pensando

en cómo mis perros, perritos,

me miran a mí.

Como los perros miran a su amo.

No quieren entender nada. Simplemente siguen a su amo.

Miran con devoción.

Yo miro con devoción a mi esposo y le sigo y no pienso nada más.

En la película ella se queda allí cuando el padre se va

y en la obra de teatro ha querido que sea

el hijo el que diga que ella también se va.

-No, yo me quedo aquí. -No, tú también te vas.

-Eso tiene un peso...

-No hay clemencia para uno ni para otro.

-No se puede perdonar el haber cometido...

-Te has convertido en un hombre. Es hora de que aprendas a separar

la realidad de la fantasía. Por supuesto que algunas veces

has discutido y te has enfadado con tu padre, yo también,

pero es algo que tenéis que arreglar entre los dos.

(Música)

Zarzuela.

¿Qué significa?

¿Por qué sueño con ello?

La busco por la red.

Entre las propuestas de la 2 una de las películas imprescindibles

de la época, "Pan negro".

Yo a la cárcel no pienso ir. Sé lo que mi padre hizo.

Le capó como si fuera un cerdo.

-¿Te parece que tienes que hacer caso a esa mujer?

¿No ves que está trastornada?

-Madre, no me digas más mentiras.

Villalonga decidió profundizar en la cada B y vaya si la encontr/c>o.

"Pan negro" es un relato de la miseria de post negra,

"Pan negro" es un relato de la miseria de postguerra,

no solo de la económica, sobre todo de la moral.

Las cicatrices entre los dos bandos, la rencillas vecinales,

el clasicismo y la homofobia arman una historia

que huye deliberadamente del cine de malos y malos.

Si alguna conclusión aflora es que la negritos en las luchas c

Si alguna conclusión aflora es que la negritos en las luchas

contra hermanos contamina todas las almas,

incluso las más inocentes. No os lo perdáis.

Y también la segunda temporada de la espectacular odisea volcánica.

Los volcanes son bastante impredecibles.

A menudo entran en periodos de calma tras una actividad intensa

mientras se cargan los conductos de magma.

Pese a que pueda parecerlo, no emiten humo.

Las columnas están formadas por rocas,

gases y agua subterránea vaporizada.

(Música)

Para anticipar lo que vendrá, miramos nuestro radar del futuro.

Ante estos al regreso de Alberto conejero, el triunfador

Ante estos al regreso de Alberto Conejero, el triunfador

de los premios Max estrena su nuevo texto, Usuahia.

No tienes porque mentirme.

-¿Crees que esto es algo parecido al amor?

-Bienvenidos al circo mediático.

Si hoy el protagonista ha sido Boadella,

su exgrupo presenta una sátira sobre el mundo de los medios.

A partir del martes de la semana que viene.

Carmen Sousa viene a presentarnos su último disco

que sale el 14 de abril.

Portuguesa originaria de Cabo Verde regresa a sus raíces criollas.

(Música)

22 de marzo en Barcelona, 24 en Las Palmas de Gran Canaria,

25 en la Laguna, Tenerife.

(Música)

¿Cómo es el sonido de la primera década del siglo XXI?

A día de hoy abundan los que se sienten cómodos

con los sonidos que florecieron en el siglo XX.

Actuarán el 17 en Garnica,

en Albacete y más.

Rithm and blues con ritmos latinos.

Imposible no venirse arriba con esto.

Hemos hablado del teatro de muchas cosas en el programa.

Boadella piensa que hay que reírse de todo.

El dice que la cultura, chirridos del alma humana y espejo

de la contradicción debería colgar del Ministerio de Sanidad

porque tiene cualidades higiénicas.

Nos lo vamos a pensar.

"¡Atención Obras!", los miércoles en La 2.

Chao.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Atención Obras - 15/03/17

Atención Obras - Albert Boadella, Isabel Villanueva, Enric Montefusco y más

15 mar 2017

Albert Boadella se despide de los Teatros del canal
Lo hace, con un monólogo en el que hace un repaso de su carrera teatral y de las tribulaciones que ha sufrido por decir lo que piensa, “El sermón del bufón”.

Las recomendaciones de Mikaela Vergara
Nuestra experta en música clásica recomienda el doble CD de “Los preludios de Scriabin” interpretados por el pianista Eduardo Fernández; el libro sobre Glenn Gould “No, no soy en absoluto un excéntrico”, y otro libro, el monográfico dedicado a Majler escrito por José Luis Pérez Arteaga.

Isabel Villanueva tocó para ¡Atención obras!
La violista Isabel Villanueva es una figura emergente dentro del mundo de la música clásica. Tocó en el Teatro Monumental de Madrid con la Orquesta de RTVE el concierto para viola y orquesta de Walton bajo la batuta de Michel Plasson.

Acústico de Enric Montefusco
Enric Montefusco lanza en solitario su primer disco: un retrato social que bebe de las raíces populares del barrio de Barcelona en que vivió. ¡Atención obras! le llevó a uno de los bares de más sabor de Madrid para que interpretara su tema “Obra maestra”.

Versión teatral de Festen
Magüi Mira dirige la versión teatral de una de las películas del grupo Dogma que más éxito tuvo en los cines: “Festen” (“Celebración”) de Thomas Vinterberg y Morgens Rukov. Un texto que nos habla de las corrientes subterráneas de una familia que tiene mucho que ocultar.

ver más sobre "Atención Obras - Albert Boadella, Isabel Villanueva, Enric Montefusco y más " ver menos sobre "Atención Obras - Albert Boadella, Isabel Villanueva, Enric Montefusco y más "

Los últimos 1.613 programas de Atención obras

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
Recomendaciones de usuarios