Dirigido y presentado por Manuel Pimentel y dedicado a la arqueología, abordará la evolución humana, el nacimiento del arte rupestre o el final de Tartessos. La búsqueda del Maestre del Temple, Arnáu de Torroja y de la tumba de Boabdil, completan una serie que se ha rodado en España y varios países como Tanzania, Marruecos, Italia, Alemania o Portugal.

4662242 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Arqueomanía - El dolmen de Alberite - ver ahora
Transcripción completa

Hasta ahora se pensaba que los dólmenes,

esas grandes construcciones de piedra,

mágicas y solemnes de la antigüedad,

fueron levantadas durante la Edad del Cobre.

Hoy, gracias a los trabajos del Dolmen de Alberite,

descubriremos que en verdad, fueron erigidos mucho antes,

durante el Neolítico.

Unos 4.500 años a.C,

cuando la humanidad todavía usaba hachas de piedra pulida,

como esta que tengo en mis manos.

Bienvenidos a "Arqueomanía".

El "megalitismo" en la Península Ibérica,

ha sido un fenómeno plagado de dudas desde hace décadas.

Se le atribuyó un origen mediterráneo,

pero hoy en día, esta hipótesis está en tela de juicio.

¿Fueron los constructores de megalitos,

un solo pueblo de origen atlántico?

Los megalitos del sur de España,

se construyeron el quinto milenio a.C.

Unos 2.500 años antes de las pirámides de Egipto.

Hasta ahora, la historia nos decía que hace seis mil años,

en la Península Ibérica,

no se habían desarrollado sociedades complejas.

Aquellos hombres habían abandonado la caza

para empezar a establecerse en los campos y cultivar.

Eran muy primitivos, tribales, desorganizados.

Todavía faltaban dos mil años

para ver una sociedad formalmente constituida.

2.000 años para acercarnos

al desarrollo de otros lugares del mundo mediterráneo.

Es un monumento muy destacado,

de unas dimensiones, como he comentado, muy importantes.

Un dolmen de galería, o largo corredor,

tiene aproximadamente unos 20 metros de desarrollo longitudinal.

Y viene pues, digamos, compartimentado

por esta serie de jambas u ortostatos transversales,

que van marcando una serie de espacios

hasta el espacio final de la cámara,

que es donde está propiamente el enterramiento.

Las primeras prospecciones, siempre llenas de dudas,

anticipan algo maravilloso.

En la campiña gaditana

ha aparecido un dolmen de dimensiones extraordinarias.

Estamos en 1993, y un grupo de investigadores jóvenes,

pero con las ideas claras por así decir,

con un método en mente, se hacen cargo de la excavación.

Todo se hace con rigor desde el principio.

Con paciencia.

La excavación, la verdad, todos,

el equipo que, además, fue un equipo bastante extenso

de aproximadamente unas cuarenta y tantas personas,

lo recordamos con mucho cariño porque fue una...

La verdad, en plan casi heroico,

y la verdad que con mucha ilusión en aquel momento porque estábamos...

Veíamos claro que era un monumento muy destacado,

ya casi desde el principio, y sobre todo,

porque se nos ponía en nuestras manos

la posibilidad de aplicar la metodología de estudio del siglo XX.

El lugar elegido para levantar el dolmen no es casual.

El dolmen está en un punto estratégico,

en medio de la llanura de los Llanos de Villamartín,

y hoy en día se pueden ver los cultivos agrícolas que hay,

es decir, el tipo de terreno que domina este paraje,

estos Llanos de Villamartín.

Es un material margoso arcilloso, y es un tipo de suelo,

un tipo de tierra de alta fertilidad.

La cámara funeraria albergaba objetos de prestigio.

Suntuarios objetos que la comunidad había ofrecido

a los ocupantes de la tumba.

¿Quiénes eran los propietarios de esa morada eterna?

El estudio antropológico determinó que eran dos individuos

de sexo masculino, de sexo femenino.

Un poco mayor el hombre, pero en edades jóvenes,

como son las de esperanza de vida en ese momento.

La mujer prácticamente no llegaba a 20 años,

y el hombre de una mediana edad, ¿no?

Es decir, son datos habituales.

El hecho es que representan un ancestro común,

que se identifican ellos con el ancestro de la tribu,

con el ancestro de esa base de formación social tribal.

Pero esos individuos tienen objetos que son de prestigio

y que generan al colectivo un gran esfuerzo.

Porque conseguir comprar o adquirir esos objetos en redes exteriores,

les debía de representar un gran esfuerzo a la comunidad.

Por tanto hay todo un trabajo de toda la base social.

Ellos son los referentes,

quizá todos trabajan todavía para ese referente tribal.

Pero ahí está el germen de esas desigualdades.

Tras un primer análisis visual de las piezas funerarias,

los investigadores sospechan de la procedencia

de los objetos suntuarios aparecidos en la tumba.

Entonces, comienza el trabajo de arqueometría.

Un trabajo que se prolongará durante más de 15 años.

La arqueometría, o arqueología científica,

se fundamenta en el análisis químico de los materiales arqueológicos,

para establecer su composición y procedencia.

En la Universidad de Cádiz,

Salvador Domínguez Bella realiza este trabajo.

En un primer momento se procede a una inspección ocular de la pieza.

Después, se continúa el trabajo en el microscopio convencional.

Las imágenes obtenidas, de una gran belleza,

permiten la primera identificación de los materiales.

A los investigadores de Alberite,

les llama la atención, especialmente, dos piezas:

un collar de cuentas y un enorme cristal de cuarzo.

Uno y otro, el collar y el cristal de cuarzo,

junto al resto de materiales del ajuar funerario,

se someten a la observación al microscopio

para establecer su composición.

El collar presenta cuentas,

las pequeñas piezas que se engarzan para formar el collar,

fabricadas con variscita verde.

La variscita es un material exótico en esta parte de la península.

Solo existen yacimientos al norte de la provincia de Huelva;

en Gavá, provincia de Barcelona, y en Zamora.

Cuando se analiza el espectacular bloque de cuarzo tallado

se llega a una conclusión sorprendente.

Procede, posiblemente,

de un yacimiento en la Sierra de Madrid.

Esto significa que ha existido

una forma de comercio o de intercambio de materiales

entre comunidades humanas muy alejadas geográficamente,

lo que lleva a los científicos

a plantearse la existencia de rutas de intercambio.

Estamos ante el nacimiento de una forma primitiva

de organización social, casi en el origen de un estado.

A fin de cuentas, en todo estado se establece un orden social

y formas de recaudación sobre el trabajo y la propiedad.

Quizá la fiscalidad de entonces consistiera en aportar

horas de trabajo o excedentes agrícolas.

No se sabe.

¿Qué nos ha enseñado este dolmen en estos años?

Que los propios conceptos de la sociología,

de la explicación de la sociedad han cambiado claramente.

El tema es mucho más complejo y marca una desigualdad clara.

Quizá en relación a aspectos básicos, la propiedad de la tierra,

que no todos sean campesinos y esas especializaciones claras,

puesto que fabricar variscita, tallar, hacer las cuentas,

tener expertos también en siles, expertos también en el propio ámbar

y los que mueven esos productos en esas redes,

son gente liberada del trabajo,

puesto que en el inicio de las sociedades neolíticas

todos son agropecuarios.

La propia construcción del dolmen reafirma esta tesis.

Para ellos es bueno hacerse una idea

de la cantidad de trabajo realizado en el levantamiento del monumento.

El dolmen presenta 35 ortostatos en los laterales,

lo que vemos en los laterales,

y hasta un total de 65 si contamos las piedras de cobertera

que tapaban la estructura del pasillo del dolmen.

En su mayor parte proceden de la zona del Rosalejo,

las lomas del Rosalejo, que están hacia el este,

los afloramientos geológicos,

que estarían aproximadamente a unos tres kilómetros,

tres kilómetros y medio del enclave de Alberite.

La edificación de estos megalitos, la tecnología empleada

para construir estos gigantes de las llanuras,

ha sido un enigma durante años.

En el conjunto monumental de los Dólmenes de Antequera

han realizado un trabajo audiovisual de investigación

que sintetiza las ideas manejadas por la comunidad científica

durante los últimos años.

Las conclusiones son claras.

La mayor parte de los miembros de las sociedades neolíticas del sur

trabajaban conjuntamente en la construcción de los megalitos,

de los dólmenes.

Había un trabajo especializado de cantería,

de trasporte de los enormes bloques de piedra, de talla,

y por supuesto, había uno o varios arquitectos.

Los bloques de piedra se tallaban y pintaban

con motivos gráficos de significado complejo.

Y el dato más sorprendente, la datación,

la cronología científica del dolmenismo en la península.

Los trabajos llevados a cabo en Alberite retrasan la aparición

de los dólmenes en Iberia al quinto milenio antes de Cristo.

(Música)

La cronología del dolmen se ha hecho con pruebas clásicas de carbono-14

o con carbono-14 con AMS.

Se ha hecho sobre materiales como el carbón o el hueso

de lo que se ha recuperado en el dolmen

y que nos ha permitido establecer la cronología de este dolmen.

-En el momento en que escavamos Alberite

se seguía en los años 90 analizando el megalitismo

como oriental y con cronologías cortas.

Por ejemplo, Menga se consideraba de la Edad del Bronce,

del segundo milenio.

Los millares estaban como siguen estando hoy,

en el cuarto pasa al tercer milenio.

Por tanto, la cronología que dio Alberite

fue revolucionaria en su momento.

Un 4.300, quinto milenio antes de la era,

era bastante fuerte,

pero rápidamente lo vimos en el contexto atlántico.

En estos ortostatos de Alberite

se plasman hachas del mismo tipo que las de Karnak

en la Bretaña francesa.

Las conclusiones de las investigaciones actuales

dejan claro que el magalitismo peninsular

no es de origen mediterráneo, como se creía hasta hace poco.

Su procedencia es atlántica.

Estamos ante sociedades que trabajaban la tierra

y estaban organizadas,

sociedades que empleaban sus excedentes productivos

en un complejo proceso de construcción de tumbas,

que intercambiaban materiales o productos

con grupos humanos establecidos a cientos de kilómetros,

sociedades con una fuerte creencia en el más allá,

con una religión compleja

que todavía se está comenzando a descubrir.

La Península Ibérica está plagada de megalitos por todo su territorio.

Falta mucho por investigar.

La arqueología es una especialidad científica

que nos permite comprender a la sociedad humana

desde sus orígenes más remotos.

Y en la medida en que puede hacer eso la arqueología, creo,

es una herramienta muy importante para entender al ser humano

y entender también la sociedad en la que vivimos.

-La arqueología es un vehículo muy gratificante y apasionante

para comprender mejor las complejidades de este mundo,

aparentemente caótico, en el que vivimos.

-Ya que estamos en un conjunto megalítico

tan especial como es Antequera,

y dada mi especialización en este campo,

sería un desafío muy importante

encontrar un enterramiento megalítico

en unas condiciones bastante prístinas, intactas,

que nos permita hacer una investigación muy completa.

(Música)

¿Tendría razón el historiador griego Estrabón

cuando afirmó que los tartesios poseían leyes escritas en verso

con más de 6.000 años de antigüedad?

El análisis de los signos grabados

sobre dos antiquísimas piezas megalíticas

podría indicarnos que la escritura apareció en la Península Ibérica

mucho antes de lo que pensábamos hasta ahora.

Las personas que construyeron nuestros dólmenes

pudieron utilizar la escritura

miles de años antes que lo hicieron los fenicios,

otra sorpresa más

de las muchas que la arqueología nos tiene aún que proporcionar.

Nuestra riqueza arqueológica

es tan importante que no puede ser por completo expuesta en los museos,

así todos ellos tienen almacenes donde se custodian,

se almacenan, se clasifican,

los numerosos hallazgos que se producen de forma continuada.

Nos encontramos en los sótanos del Museo Arqueológico de Huelva,

donde vamos a estudiar unas piezas muy singulares

que pueden significar toda una revolución

en nuestra forma de concebir

la historia de la escritura en España.

(Música)

-Nos encontramos en los sótanos del Museo Arqueológico de Huelva,

delante de unas piezas excepcionales,

que, Ana María Vázquez, profesora de Historia Antigua de la UNED,

ha calificado como una de las más singulares

y trascendentes de la historia de la arqueología española.

Bueno, Ana María,

me gustaría que me explicaras el por qué son tan importantes,

qué vienen a decirnos estas piezas y cuál es la tesis

que te permite sostener los signos en ella escritas.

-La importancia de estas dos piezas que tenemos aquí delante es que,

en relación a las primeras escrituras

que tenemos en todas estas,

significan que estas son 4.000 años más o menos más antiguas

que lo que tenemos aquí.

Y esta es la primera vez

que se escribe en la Península Ibérica.

-Entiendo que si la tesis oficial y más habitual

nos hablaba de que los fenicios traen las escrituras en el 750 a.C.,

tú mantienes que ya en la Península había escrituras,

3.000 años antes de que llegaran los fenicios;

una teoría revolucionaria.

-Las mantengo porque tiene signos de escritura y esto también.

Es decir, como están también en contexto arqueológico

y están perfectamente documentadas por el Museo de Huelva,

que es donde estamos, es algo revolucionario pero que cambia

toda la historia de la escritura de Europa, de occidente y España.

La importancia que tiene esto

es que tiene unos signos muy esquemáticos, muy alargados.

Que yo le llamo la "escritura de Huelva I",

que es muy semejante a como escribimos ahora.

Por ejemplo, tiene la "l", tiene los ángulos,

tiene la "w", tiene la "u" y eso para ser del 4.000 al 3.000,

calcula, del 3.200 a.C., es una revolución total y absoluta.

Pero no todos los científicos coinciden con esta teoría.

El mayor escepticismo que se levanta alrededor de esa pieza

nace de que sea una única pieza.

Es una pieza aislada que, incluso si aceptásemos

que tiene signos que representan algún tipo de escritura,

resultaría una evidencia aislada.

Pero es que, además, resulta un tipo de pieza polémica

porque hay unos diferentes filtros que aplicamos

para decidir que lo que hay representado en determinados objetos

es escritura, los iniciales son también importantes.

Que pasan por distinguir que aquello sea intencionado

o que haya una intencionalidad de representar algún tipo de signos,

que esos signos sean individuales,

que cada uno de ellos haya sido trazado

de un modo distinto a los anteriores,

que esos entre sí se articulen,

y que, por lo tanto tengan valores que se oponen a los demás

y que formen unos con otros, algún tipo de lenguaje.

-Cuando los fenicios llegan aquí,

la población hispana, prehispana ya utilizaba la escritura.

-Ya utilizaba la escritura y, además, lo escribían en materiales

que eran propios de este área,

como es de lo que está fabricado esto,

que es una arcilla local con gránulos de pirita.

Esto es una revolución total y absoluta,

que en Huelva, en el 3.000 a.C. alguien supiera escribir.

-Esta escritura todavía no está descifrada,

no podemos saber lo que dice.

-No, porque la posterior de 4.000 años después no está,

que es la Ibérica.

Esto es un "unicum",

entonces lo que puede suponer es que son signos de comunicación.

Tampoco se puede decir que sea una verdadera escritura,

es que no se puede decir nada

porque no hay punto de comparación con nada.

-¿Cómo llegas tú a la conclusión de que son signos escritos?

Tiene que haber una evolución, una especie de aventura científica

porque formulas una tesis muy rompedora.

Y dos, ¿cómo es que la ciencia no ha visto eso antes?

-Cuando llegué al Museo de Huelva

en vez de empezar por donde todo el mundo empieza,

que es por los fenicios,

se me ocurrió empezar por el principio

y me encontré expuesto primero esto en un contexto del 4.000 a.C.

y luego en la misma vitrina me encontré la "navetita",

y yo dije: "Estos son signos de escritura".

Entonces mi sorpresa

fue que estuviera del cuarto al tercer milenio

donde no tenía que estar, ni yo tenía que mirar ahí.

Y luego una, cuando descubre una cosa que no es normal,

siempre te vas al especialista,

en este caso era Enrique Martín, que era el conservador del museo,

esperando a que él me dijese que no.

Pero él me dijo que sí.

-El alisador es una pieza del dolmen de San Bartolomé de la Torre.

Es cavado en los años 30 y esta "naveta",

que es una pieza de una función indeterminada,

posiblemente ritual, es del Tolos de La Zarcita,

un dolmen circular excavado en el año 45.

Y la cronología es cuarto milenio a.C.

Esta documentación corresponde al material de campo

de Carlos Cerdán que excava el Tolos de La Zarcita

y se ve el interés que demostró por la pieza

por el cuidado y el primor que pone

en dibujar exactamente los distintos signos que presenta la pieza.

-Son unos signos que parece escritura.

-Sí, pero él no se pronuncia.

Incluso aquí en estas acotaciones hace referencia al material,

a la arcilla rica en gránulos de pirita,

a un paralelo estilístico, etc., pero no se decanta.

Y en la publicación que los grandes especialistas,

el matrimonio Leisner y Cerdán, realizan en el año 52

sobre los sepulcros megalíticos de Huelva,

se publica asépticamente como signo sin definirse.

En los años 50 esto era una cosa, y lo es todavía, muy novedosa.

Entonces no hay paralelos para esta fecha

pero ciertamente les llama la atención.

-Los fenicios, el primer alfabeto, con 28 signos,

todavía no tenía vocales, es de 1400.

De lo que hay aquí,

que son estas dos piezas excepcionales,

indican que aquí alguien sabía escribir y, además,

escribía en una arcilla local.

-Curiosamente, es un alfabeto completo.

-Yo no me atrevo a llamarlo nada porque los fenicios

no descubren el alfabeto.

Los fenicios en Lugaritz lo que hacen es,

en una tablilla pequeñita que está en el Museo de Damasco,

pasan de los 28.000 signos que tenían escritos en cuneiformes,

en cuñitas, pasan de 28.000 a 28,

pero son signos cuneiformes.

Lo bueno es cuando los fenicios pasan a esta estilización

que es escribir con estos signos pasando de la escritura de cuñitas

a signos lineales;

signos lineales que pensábamos

que eran del año 1.000-1.100 fenicios, antes de Cristo.

Yo siempre estoy en antes de Cristo y, de repente,

te das cuenta de que 3.000 años antes de esto estaba esto escrito

con esos signos lineales que se repiten en época fenicia.

Es la pieza que hace chirriar el puzzle de la historia.

Con esta pieza y con esta, hay que saltar el puzzle

y volver a empezar porque todo lo que sabemos está mal.

El origen de la escritura

es un apasionante debate que sigue abierto.

Corresponde a la ciencia determinar

si finalmente pudo haber existido o no escritura en la península

antes de la llegada de los fenicios pero, mientras,

deleitémonos con estos hermosos signos megalíticos.

Las costas españolas aún esconden infinidad de tesoros por descubrir.

Finalizamos nuestro programa con la visita a Arqua,

el Museo Nacional de Arqueología Subacuática de Cartagena

y no olviden que, en nuestro próximo programa,

vamos a continuar contándoles

lo que ocurrió hace mucho, mucho tiempo.

Cartagena es, probablemente,

uno de los puertos más antiguos del Mediterráneo.

Es, en realidad, un puerto natural.

Su importancia histórica es indudable.

Allí se puede visitar el único centro de España

dedicado a la arqueología subacuática: el Arqua.

En el Mediterráneo solo existe una instalación similar, en Turquía.

La navegación se lleva practicando miles de años.

En los fondos marinos existe un enorme patrimonio arqueológico,

mejor conservado

que el que se puede encontrar en tierra firme.

Este patrimonio es muy susceptible de ser expoliado.

Habitualmente, las piezas que reposan en los pecios marinos

se encuentran completas, con pocos desperfectos,

lo que aumenta su demanda en el mercado negro.

El mar es un misterio, sumergirse bajo sus aguas toda una experiencia.

La primera sensación que se tiene cuando uno bucea

es que lo del mundo del silencio es una auténtica falacia.

El fondo del mar está lleno de ruidos y de sonidos

y en cuanto a arqueología, es entrar en contacto con objetos,

con muestras de la historia que nadie ha tocado

o ha visto antes desde el momento de su hundimiento

que, en ocasiones, puede ser hace muchísimos siglos.

Se pueden encontrar sorpresas inesperadas.

No me esperaba de ninguna de las maneras un mosaico romano,

un trozo de un mosaico romano en un barco del siglo XIV.

Claro, la primera incógnita es:

¿Qué hace un trozo de mosaico romano en un barco del siglo XIV?

Formaba parte del lastre de la embarcación.

En el Arqua de Cartagena se propone al visitante

un paseo por la historia de la navegación.

Fenicios, griegos y romanos comparten una enorme sala

junto a otras piezas más recientes.

Se pueden contemplar piezas rescatadas del mar

como lingotes de bronce, ánforas, viejas anclas

y objetos religiosos únicos

como esta mano de reminiscencias herméticas.

A cada época de la antigüedad se le dedica un espacio

consistente en la reproducción de una embarcación tipo,

la maqueta de un puerto y una colección de piezas,

además de unas completas infografías que ayudan a los espectadores

en la comprensión del contexto histórico.

Desde el Arqua, también se trata de explicar

la complejidad del trabajo arqueológico bajo las aguas.

Y los difíciles procesos de consolidación

y restauración de las piezas.

La joya del museo es un barco, aproximadamente de época fenicia

que se expone en una gran vitrina.

Es el Mazarrón I,

el barco más antiguo que se conserva en España.

En el nivel inferior de la sala se pueden ver algunos materiales

obtenidos en este pecio que costó diez años consolidar.

La réplica del pecio Mazarrón II, una copia exacta

de otro barco fenicio hundido en la cercana Mazarrón,

muestra a los visitantes su estado actual.

Una infografía nos muestra el aspecto real de la embarcación

y unos audiovisuales nos conducen por su proceso de excavación.

El pecio se ha protegido con un sarcófago

para evitar su expolio.

Quizá en un futuro próximo puedan organizarse visitas

al Mazarrón II desde el Arqua de Cartagena.

La costa española es un inmenso yacimiento arqueológico.

El Mediterráneo, como consecuencia de su historia,

acumula una gran cantidad de patrimonio cultural.

Hemos encontrado una mínima parte, queda muchísimo por localizar.

El Arqua de Cartagena se asoma al mar y al futuro.

Es un elemento imprescindible para que los ciudadanos conozcan

la importancia del patrimonio sumergido

y la necesidad de protegerlo

según los principios directores de la Unesco.

Arqueomanía - El dolmen de Alberite

26:26 12 jul 2018

El dolmen de Alberite en Villamartín (Cádiz) ha sido uno de los pocos de la península excavado con criterio científico moderno. La datación de su cámara sepulcral ha permitido retrasar el dolmenismo peninsular al quinto milenio antes de Cristo, dos mil años antes de lo que se pensaba hasta ahora. A través de algunos elementos del ajuar funerario del dolmen y de otras evidencias nos acercaremos al comercio europeo durante el neolítico y veremos que su origen es atlántico, no mediterráneo como se creía. Toda una novedad.

Las primeras escrituras de la Península Ibérica se han datado en torno al siglo VII antes de Cristo. Pero unas misteriosas inscripciones sobre piezas muchos más antiguas del Museo de Huelva han provocado un verdadero terremoto en la investigación actual. Manuel Pimentel se encuentra con Ana María Vázquez Hoys, una investigadora dispuesta a revolucionar el panorama actual sobre el origen de la escritura en España.

La arqueología subacuática es uno de los mayores potenciales de España. Ahí, bajo el mar, los objetos se conservan mejor. En nuestras costas hay un patrimonio por excavar. Visitaremos el Museo Nacional de Arqueología Subacuática de Cartagena (ARQUA) para aproximarnos al fenómeno.

Histórico de emisiones:
29/01/2012
22/09/2013

El dolmen de Alberite en Villamartín (Cádiz) ha sido uno de los pocos de la península excavado con criterio científico moderno. La datación de su cámara sepulcral ha permitido retrasar el dolmenismo peninsular al quinto milenio antes de Cristo, dos mil años antes de lo que se pensaba hasta ahora. A través de algunos elementos del ajuar funerario del dolmen y de otras evidencias nos acercaremos al comercio europeo durante el neolítico y veremos que su origen es atlántico, no mediterráneo como se creía. Toda una novedad.

Las primeras escrituras de la Península Ibérica se han datado en torno al siglo VII antes de Cristo. Pero unas misteriosas inscripciones sobre piezas muchos más antiguas del Museo de Huelva han provocado un verdadero terremoto en la investigación actual. Manuel Pimentel se encuentra con Ana María Vázquez Hoys, una investigadora dispuesta a revolucionar el panorama actual sobre el origen de la escritura en España.

La arqueología subacuática es uno de los mayores potenciales de España. Ahí, bajo el mar, los objetos se conservan mejor. En nuestras costas hay un patrimonio por excavar. Visitaremos el Museo Nacional de Arqueología Subacuática de Cartagena (ARQUA) para aproximarnos al fenómeno.

Histórico de emisiones:
29/01/2012
22/09/2013

ver más sobre "Arqueomanía - El dolmen de Alberite" ver menos sobre "Arqueomanía - El dolmen de Alberite"

Los últimos 58 documentales de Arqueomanía

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • La tumba de Boadbil

    La tumba de Boadbil

    28:55 19 jul 2019

    28:55 19 jul 2019 La Alhambra es el escenario en el que Manuel Pimentel comienza sus pesquisas para localizar los restos de Boabdil, último Rey de Alándalus. Desde sus salones de ensueño, desde su arquitectura sin par, narra la vida del último monarca nazarí. Granada era la perla de la corona de Alándalus y su entrega recayó en un hombre joven, en un rey que no llegaba a los treinta años. Boabdil ha pasado a la Historia como un ser desdichado, pero lo cierto es que dejó España muy joven para vivir cuarenta años en el Magreb. ¿Qué fue de su vida?

  • 29:32 12 jul 2019 El descubrimiento de un sarcófago con inscripciones medievales en la iglesia de San Fermo de Verona puso a un equipo de investigación tras los pasos de Arnáu de Torroja, Gran Maestre del Temple fallecido en 1184 en la ciudad italiana a su regreso de Tierra Santa. En la catedral de Tarragona, reposan otros restos mortales, los de Guillem de Torroja, el hermano del maestre. En este episodio detectivesco tratamos de aclararlo con el trasfondo de las cruzadas y el Santo Grial.

  • El rey lobo

    El rey lobo

    28:12 05 jul 2019

    28:12 05 jul 2019 ¿Es posible que los pueblos íberos tuvieran un monarca llamado el Rey Lobo? Manuel Pimentel trata de aclararlo a través de una investigación que recorre varios yacimientos ibéricos.

  • Celtas

    Celtas

    28:13 28 jun 2019

    28:13 28 jun 2019 El noroeste peninsular es el territorio natural de expansión de la cultura castreña. Esta cultura se asimiló tradicionalmente a los celtas, ¿pero podemos estar seguros? Manuel Pimentel recorre el mapa celta y celtíbero de la península ibérica para aclarar el origen cultural y la expansión de los celtas.

  • En busca de Tartessos

    En busca de Tartessos

    27:48 21 jun 2019

    27:48 21 jun 2019 La búsqueda de Tartessos es el mirlo blanco de la arqueología española desde comienzos del siglo XX. En este episodio, Manuel Pimentel sigue su pista por diferentes localizaciones del Bajo Guadalquivir y Extremadura, investigando en lugares emblemáticos.

  • Fenicios

    Fenicios

    28:05 14 jun 2019

    28:05 14 jun 2019 Los fenicios son un conglomerado de pueblos orientales que monopolizaron el comercio mediterráneo durante centenares de años. En este capítulo nos acercamos a sus colonias en la península y a su expansión atlántica.

  • Arqueología canaria

    Arqueología canaria

    27:36 07 jun 2019

    27:36 07 jun 2019 Manuel Pimentel se desplaza al archipiélago canario para aclarar si los textos clásicos están en lo cierto al afirmar que las Islas Canarias fueron pobladas durante el siglo I antes de Cristo. Para ello visita Gran Canaria, el Hierro, la Palma y Tenerife. Sigue los pasos de los primitivos bimbapes, de los benahoaritas, de los guanches y los canarios para comprobar si su origen es beréber. Para ello, analiza el registro cultural y genético de la mano de prestigiosos científicos en un capítulo que muestra los grandes paisajes arqueológicos de las Islas Canarias.

  • Dolmen

    Dolmen

    27:17 31 may 2019

    27:17 31 may 2019 En este episodio de Arqueomanía se aproxima al megalitismo como forma de expresión cultural. La primera arquitectura de la humanidad vista desde la óptica arqueológica.

  • El código ancestral

    El código ancestral

    27:31 24 may 2019

    27:31 24 may 2019 Veremos los rastros de la actividad humana en cuevas, exploraremos desde el paleolítico con la mirada puesta en la pintura de las cuevas como una forma de lenguaje. Recorreremos algunas de las grandes catedrales del arte rupestre peninsular. Una moderna teoría afirma que los primeros signos del alfabeto tartésico y del ibérico provienen de las grafías del arte rupestre, que esta ¿escritura¿ habría pasado de las cuevas a los megalitos y de ahí a las estelas tartésicas. Trataremos de aclararlo.

  • 26:49 17 may 2019 Desde el desfiladero de Metmman en Alemania, Manuel Pimentel arranca una narración que atraviesa la historia de los neandertales, desde su aparición hasta su desaparición. Las grandes preguntas sobre hibridación con nuestra especie, capacidades artísticas, simbolismo, antropofagia y extinción son traídas a la pequeña pantalla. El episodio ha sido rodado en diferentes localizaciones de España, Europa y Asia y cuenta con la participación de grandes expertos como Carles Lalueza, Enrique Baquedano y Gerd Weniger.

  • 27:15 10 may 2019 En este episodio de Arqueomanía vamos a tratar de aclarar qué tipo de homínido llegó a la Península Ibérica en primer lugar y qué posible ruta o rutas siguió. Los yacimientos del Sureste Peninsular, concretamente los de Orce, tienen presencia humana con 1,4 millones de años. Esa es, de momento, la fecha más antigua que se ha registrado. El Barranco León o Venta Micena son los testigos más antiguos de la presencia del género humano en Iberia. Doscientos mil años después se comenzó a formar uno de los yacimientos paleoantropológicos más importantes del mundo. Nos referimos a los de la Sierra de Atapuerca, en los que se han descrito hasta cuatro tipos humanos diferentes. La península es como un pequeño continente para el estudio de la evolución humana.

  • Orígen II

    Orígen II

    29:12 03 may 2019

    29:12 03 may 2019 Manuel Pimentel continúa en Tanzania explorando diferentes yacimientos claves en la evolución humana. Visita varios equipos de paleontólogos españoles y consigue desvelar algunas informaciones completamente desconocidas hasta ahora sobre la evolución humana.

  • Origen I

    Origen I

    26:44 26 abr 2019

    26:44 26 abr 2019 Manuel Pimentel se desplaza hasta los yacimientos de Olduvai en Tanzania para investigar el origen de la Humanidad. Allí, es recibido por un equipo de científicos españoles encabezados por Enrique Baquedano y Manuel Domínguez Rodrigo.

  • La bahía del marfíl

    La bahía del marfíl

    32:16 26 jul 2018

    32:16 26 jul 2018 La bahía del Marfíl. Las gentes del mar. Excursión arqueológica. Histórica de emisiones: 01/03/2015

  • 31:57 25 jul 2018 Un paseo por Hispania 2. Pioneros de la arqueología española. Histórica de emisiones: 22/02/2015

  • Arte rupestre neolítico

    Arte rupestre neolítico

    30:02 24 jul 2018

    30:02 24 jul 2018 Arte rupestre neolítico. Pioneros de la arqueología española. Histórica de emisiones: 01/02/2015

  • 30:54 23 jul 2018 Un paseo por Hispania I. Pioneros de la arqueología española. Histórico de emisiones: 25/01/2015

  • 29:53 23 jul 2018 Señoras, guerreros y buscadores (II). ( El argar). Cártama. Histórica de emisiones: 11/01/2015

  • 26:38 20 jul 2018 Señoras, guerreros y buscadores (1ª parte) (El argar). Cártama. Histórico de emisiones: 04/01/2015

  • 28:17 19 jul 2018 Especial Museo Arqueológico Nacional (1ª parte). Histórico de emisiones: 28/12/2014

Mostrando 1 de 3 Ver más