Dirigido y presentado por Manuel Pimentel, el magazine recorrerá - en un total de 13 documentales - algunos de los principales hitos arqueológicos e históricos de España

Reportajes, entrevistas y actualidad serán los pilares fundamentales de ‘Arqueomanía’. Pero hay mucho más: arqueólogos del pasado estarán presentes a través de sus trabajos, los espectadores se convertirán en investigadores para descifrar misterios históricos sin resolver, el dinero servirá de pista para recabar información, se demostrará cómo resolver crímenes a través de los rastros arqueológicos y se descubrirá cómo se unen pasado y presente en los más modernos laboratorios.


El templo de Augusto en Tarragona, la España visigoda, las momias guanches, la prehistoria española, las damas íberas, los castros gallegos, las ruinas de bobastro (Málaga) o el Madrid islámico son algunos de los vestigios del pasado que nos traerá al presente ‘Arqueomanía’. Junto a ellos misterios sin resolver como los plomos del Sacromonte y toda la actualidad del mundo de la arqueología.

4555403 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.14.0/js
Para todos los públicos Arqueomanía - El cerebro de los homínidos - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad de TVE.

(Música cabecera)

Arqueomanía

En un principio el territorio, el paisaje, hizo al hombre.

Los humanos tenían que adaptarse a los alimentos,

a los recursos naturales que disponía el territorio

y por eso tenían que ir de aquí para allá buscando la comida

siempre escasa y difícil de encontrar.

A medida que crecimos,

nosotros empezamos también a hacer paisajes,

a impactar en el paisaje.

Tallábamos piedras, dejábamos lascas

y ya dimos un salto muy grande

cuando empezamos a dejar nuestra huella en paredes,

en las cavernas, en las pinturas rupestres, los grabados.

Si hasta ese momento el territorio y el paisaje hacían al hombre,

a partir de ese momento el hombre también comenzó a hacer el paisaje.

Cuadernos de campo

La Cueva Auria.

"El arte rupestre es antiguo, antiquísimo;

sin embargo,

la ciencia que los estudia es moderna,

tan moderna que la sorpresa de los hallazgos es aún posible.

Vamos a conocer los descubrimientos recientes

de nuevas pinturas y grabados tanto en la Cueva Auria

como en la de Horno de la Peña,

ambas en las entrañas de Cantabria, el paraíso del arte prehistórico.

Donde las paredes verticales desafían a los cielos,

donde los bosques se precipitan sobre el río Deba

se encuentra la Cueva Auria,

en el corazón de desfiladero de la Hermida,

en el término de Peñarrubia,

en el mismo límite entre Cantabria y Asturias.

Lobos y osos habitan en los cercanos bosques

de los picos de Europa.

Roberto Ontañón,

director de las cuevas prehistóricas de Cantabria,

nos acompaña en nuestro breve pero empinado ascenso

hasta la cueva,

que fue aprisco de cabras de la señora Auria,

de la que tomó el nombre.

Las pinturas, espléndidas como veremos,

fueron descubiertas en 2015 en unas galerías profundas

que habían sido cerradas por los pastores.

La emoción del descubrimiento,

la sorpresa del hallazgo

enriqueció el enorme patrimonio cántabro de arte rupestre.

Bajamos por una estrecha galería hasta la sala principal,

donde la pintura, antiquísima y solemne,

nos aguardaba desde el remoto pasado gravetiense".

-Me llegó un correo electrónico de Manel Llenas,

del espeleoclub de Sabadell que es el club espeleológico

que tiene el permiso de exploración de esta zona.

A fin de forzar el paso hacia la zona más interior de la cueva,

estaban descombrando, retirando bloques

y Raquel Hernández, compañera de Manel,

estaba esperando a que él intentara forzar el paso,

levantó la cabeza de forma casual y vio esta...

-Me figuro el momento mágico, maravilloso,

sobre un panel tan blanco,

también tan contrastada una pintura tan informada...

-Sí, y además hay que decir, aparte de espeleólogos,

lógicamente tuvieron un ojo magnífico

porque rápidamente se dieron cuenta

de que aquello no era un fragmento de pintura natural,

sino que realmente estaba hecho por la mano humana.

Tomar una serie de fotografías y nos las enviaron.

Si bien no tenemos todavía una datación directa,

por asociación con otras cuevas

con arte rupestre de este tipo que ya han podido ser datadas,

nosotros pensamos que nos movemos en el período gravetiense,

que es una fase anterior al magdaleniense, mucho más antigua,

para que los espectadores lo sepan,

la referencia fundamental es Altamira, por ejemplo.

La cronología andaría entre hacia unos 28 000 y unos 22 000 años.

-La pregunta es tan fácil de hacer como difícil de responder,

supongo. ¿Qué pretendían?

Por qué una persona se adentra venciendo todo un tabú,

meterte en los adentros de una cueva,

hay una bajada importante, con apenas una linterna,

y corriendo riesgos para hacer ese dibujo, ¿por qué?

¿Qué buscaban, que pretendían?

-Desde muy al principio hay esa cuestión de expresarse

de forma gráfica a través de figuras de animales,

sobre todo a través de antropomorfos y en muchas ocasiones también,

aproximadamente la mitad del arte paleolítico cantábrico,

son lo que denominamos signos, que son motivos geométricos.

Y expresar eso

en zonas como las zonas profundas de las cuevas

que históricamente sabemos que estaban asociadas

a sitios de misterio, incluso de terror.

Hay siete zonas, siete paneles, podemos decir,

donde hay restos de arte parietal

y la técnica es absolutamente homogénea.

-Venimos de la sala central

y ahora vamos a la figura más sorprendente,

a la que pudiera ser un antropomorfo, es decir,

punto que significa una figura humana,

sería todo un acontecimiento y vamos a descubrirlo ahora,

lo cual nos llena de emoción.

"El esfuerzo ha merecido la pena.

Frente a nosotros luce soberbio el espléndido antropomorfo,

una pintura única en su cronología

y que tendrá aún que ser desentrañado.

Tras conocer las nuevas pinturas de Auria

y su sorprendente antropomorfo

nos trasladamos hasta San Felices de Buelna

y su cueva más conocida, la de Hornos de la Peña,

abierta al público desde hace años y en la que,

paradójicamente, aún siguen descubriéndose nuevos grabados.

La cueva es famosa por sus grabados,

tanto gravetienses como magdalenienses, de uros,

caballos, cabras, bisontes y renos.

Alberga también una pintura magdaleniense de caballo

y el grabado de un curioso antropomorfo".

Estamos en la cueva Hornos de la Peña,

que se conoce y se ha trabajado desde principios del siglo XX,

visitada por miles de personas, cientos de investigadores

y, a pesar de eso sigue saltando la sorpresa.

Han aparecido nuevos grabados importantes

y además los has descubierto tú, ¿no?

-Sí, nosotros llevamos trabajando aquí en Hornos cinco años

y a lo largo de estas cinco campañas

hemos podido localizar bastantes motivos figurativos

que no habían sido vistos por nuestros predecesores

y creo que es principalmente

gracias a la mejora de los sistemas de iluminación,

que nos permiten ver muchísimo mejor de lo que han podido trabajar

todos los investigadores anteriores.

-¿Y qué sientes tú cuando de repente estás trabajando un panel

y ves una figura que grandes sabios o grandes arqueólogos históricos

no han visto? ¿Qué sientes en ese momento?

-Hombre... Hornos de la Peña es especial porque al ser grabado

es difícil de descifrar; entonces,

el hecho de descifrar un grabado siempre te ofrece mucha emoción.

Vas viendo la figura poco a poco,

no es como la pintura que puedes ver la figura de golpe

sino que el grabado lo tienes que ir reconstruyendo

parte a parte y eso, generalmente, genera siempre mucha, mucha emoción.

-"Conocer los grabados de Hornos de la Peña

es conocer los orígenes del arte humano,

un arte antiquísimo pero rezumante aún de vanguardia".

Anna, cuando observamos este retablo natural

que tenemos a nuestras espaldas que forma una hornacina muy definida,

se ve la intención del artista, llamémoslo prehistórico,

que graba con su dedo, en una sola línea perfecta es de formidable uro,

con más de 25 000 años, no puede uno por menos pensar

que está ante un artista y que tiene además

todo un concepto de escenografía; sin embargo,

hay un debate intelectual sobre si a esto

se le debe considerar arte o realmente es otra expresión.

¿Tú crees que es arte? Como artista qué opinión tienes.

-Yo creo que sí, que es arte.

Rilke dijo que el arte nace de una necesidad.

Yo pienso que nace de una necesidad estética

y aquí vemos clarísimamente ese espíritu estético.

Yo uno el arte con la necesidad estética; por lo tanto, sí.

-Es un arte realmente antiguo,

nos vamos a miles y miles de años atrás y, sin embargo,

uno percibe una cierta vanguardia;

¿tú crees que estas pinturas arcanas, prehistóricas,

antiquísimas, han irradiado o han influido

en el arte contemporáneo?

-Yo creo que sí, han influido durante toda la historia

desde que se descubrieron y yo creo que cada vez más.

Por ejemplo, Picasso, Miró,

también algunos alemanes como Baumeister...

-Yo misma también he sido deslumbrada

por el arte prehistórico.

-Pero el grabado más peculiar, el más inquietante,

es el del antropomorfo,

el humanoide que parece dominar la cueva desde su retablo final.

En nuestro recorrido por Hornos de la Peña hemos visto

grabados de bisonte, de caballos de renos, de cabras,

algunos realmente bellísimos, espectaculares.

Pero nos ha sorprendido mucho el antropomorfo que aparece,

ese humanoide que aparece al final de una de las galerías.

Realmente es extraño, ¿qué es, qué significa?

-Es una figura a la que llamamos antropomorfo

porque tiene reminiscencias de una figura humana, está erguido,

se supone que está en postura bípeda, como nosotros,

representado de perfil y con un solo brazo levantado

acabando en una extremidad deforme,

no tiene los rasgos faciales tampoco señalados,

tiene en este caso una cola y es un personaje itifálico,

se supone que tiene un miembro viril bien señalado.

Nos encontramos ante un personaje que no es ni un dibujo abstracto

sino geométrico ni una representación animal.

Es un ser imaginario.

-Durante el mismo período,

en cuevas distantes aparece esa misma figura, ¿no?

-Lo curioso es que esta representación

de este ser imaginario encierra un prototipo

que se repite prácticamente idéntico con algunas variaciones

en yacimientos arqueológicos situados a centenares de kilómetros.

Los nuevos hallazgos de pintura rupestre,

tanto en las cuevas bien conocidas como en las recién descubiertas,

continuarán iluminando con su arte primigenio

tanto nuestro conocimiento como nuestro sentimiento;

porque al tiempo,

el arte prehistórico es pasado y es futuro,

vanguardia de una humanidad

reflejada por siempre en la caverna de sus ancestros.

Fragmentos

El Cabezo Redondo de Villena.

La Edad del Bronce toma su nombre de la aparición de objetos

fabricados mediante esta aleación de cobre y estaño.

Antes no se hacían espadas, alabardas o copas de bronce,

solo de cobre.

Su cronología en Oriente medio,

Europa meridional y otras áreas como Escandinavia,

poco tienen que ver.

La Edad del Bronce no solo se caracteriza por su metalurgia,

lleva también una compleja cerámica asociada

y un mundo de protoestados altamente fortificados,

al menos en el territorio de la actual España.

En la Península Ibérica

también presenta momentos y tipos diferentes.

Una de sus manifestaciones más características,

al menos en el bronce final,

son las llamadas estelas de Guerrero.

En España, los hermanos Sirets

fueron los primeros investigadores del bronce en el sudeste peninsular.

Publicaron su obra "Las primeras edades del metal

en el sureste de España".

El foco almeriense se extendía por el Mediterráneo.

Nos hemos aproximado a este fenómeno

fundamentalmente a través de la llamada cultura Argárica

o del Argar.

La monumental Bastida, la almoloya de Pliego

y su Reina de la Plata y otros espacios del sureste

han tenido aquí su lugar.

Hoy nos desplazamos un poco al norte

para mostraros el Cabezo Redondo de Villena.

Villena es célebre por su deslumbrante tesoro,

que pertenece a este periodo del bronce final.

Lo que está claro es que el Cabezo Redondo

está participando de unas redes de intercambio

a las que no todo el mundo tendría acceso.

El bronce valenciano es concomitante al Argar

Pero presenta algunas diferencias.

El mundo argárico presenta un mismo tipo de patrón económico,

cultivan prácticamente el mismo tipo de cereal

que cultivan los habitantes de Cabezo Redondo;

lo que sí que varían

son determinadas particularidades morfológicas

en tanto en cuanto el mundo argárico sí que tiene una norma,

unas producciones muy estandarizadas.

Las estructuras arquitectónicas son sólidas.

Una arquitectura de muros trabados con barro y luego,

enlucidas con yeso.

Aquí hay yeso en abundancia.

El cerro es un cerro donde se ha explotado el yeso

hasta que el Estado lo expropió y, por lo tanto,

hay una capacidad de materia prima para poder trabajar.

Con ello se pudieron construir muros potentes

y casas de grandes dimensiones como la que vemos aquí;

una casa que tiene de altura, en el momento de la excavación,

casi 3 m.

Por lo tanto estamos en casas,

desde el punto de vista de la arquitectura doméstica,

espectaculares.

Un hecho significativo

frente a otros poblados contemporáneos del sureste

es que no hay murallas;

o por lo menos nosotros no las hemos detectado.

Es un poblado abierto.

El debate sobre los aportes asiáticos

en las poblaciones de la Edad del Bronce en Iberia

está de máxima actualidad.

El Cabezo Redondo de Villena se está empezando a caracterizar.

Sabemos realmente poco,

lo que sí sabemos es que tenían una dieta basada fundamentalmente

en el cereal, algo de carne, tenemos algunos estudios

que apuntan al consumo de carne en pequeñas cantidades;

pero, un consumo importante.

Sabemos que tienen todas las malformaciones óseas

propias de una sociedad agricultora y ganadera.

Ovejas, venados e incluso tortugas.

La cabaña era variada y la dieta también,

con importante base cerealista.

Es posible que desde este poblado se exportaran salazones.

Los estudios faunísticos que se han realizado

están apuntando a que hay una sobrerrepresentación de los restos;

los cráneos, las pezuñas, las costillas...

pero faltan los huesos largos,

que son los huesos a los que está asociada

la mayor parte de carne de los animales.

Evidentemente, si esos jamones, por decirlo de alguna manera,

hubieran sido consumidos en el yacimiento,

esos huesos aparecerían en el yacimiento.

Y aparecen muy poco si lo comparamos con esos otros retos

como puede ser las cabezas, las costillas o las pezuñas.

¿Dónde están?

Si unimos el hecho de que hay mucha sal disponible

y sal que se puede recolectar de forma natural

sin seguir ningún tipo de procedimiento

y que nos faltan los huesos asociados a la carne,

es una conjetura,

porque evidentemente no tenemos esa evidencia física

de esos jamones en otros espacios,

pero es una hipótesis a desarrollar en cualquier caso.

Que hubo una actividad comercial o de intercambio es indudable.

A la vista de los ajuares que se han excavado,

como esta pulsera infantil.

Apareció en un departamento aquí muy cerquita.

Es una pulsera que en efecto tiene un diámetro muy pequeño,

está hecha con una lámina batida

que luego esta replegada sobre sí misma

y unida por dos engarces, que son como dos clavitos.

Apareció también junto con casi 100 clavos de oro

y unos 400 clavitos de bronce.

Es curioso, porque aparece en un contexto de incendio,

de derrumbe, de destrucción

sobre el cual luego vuelven a construir una casa.

Todavía hay cosas relacionadas con este tipo de materiales

que nos sorprenden y que no tenemos todas las claves.

La pieza infantil

nos lleva a pensar en la existencia de unas elites dominantes.

Es decir, toda la riqueza que revela el poblado

nos demuestran que aquí concentra una elite,

unas elites,

y que además son elites hereditarias,

porque hay niños con objetos que no pueden haber alcanzado

por su prestigio, sino por el prestigio de los padres.

Y por lo tanto aquí estamos

en lo que don José María Soler decía "un reyezuelo".

La artesanía que se ha detectado pertenece a dos ámbitos diferentes.

Lo que sí que es interesante que al ser redondo

es que hay una separación muy clara en las actividades.

Hay actividades domésticas,

hay determinado tipo de materias primas que se trabajan

en el ámbito doméstico como puede ser,

por ejemplo, los telares.

Hay telares, sino en todas las casas,

en buena parte de las casas.

Sabemos que hay trabajo de pequeños objetos de alfarería

en el interior de las casas.

Sabemos que hay trabajo del hueso en el interior de las casas,

pero además de esta artesanía doméstica

hay otros espacios en los cuales se están desarrollando

actividades artesanales que podríamos decir

más especializadas bien por la materia prima que emplean,

fundamentalmente el metal,

o por la dificultad de trabajar esa materia prima

como ocurre en el caso de los marfiles.

Hay materiales como el oro y el marfil

que se trabajaban aquí por artesanos locales.

Este peine ya apareció perfectamente acabado

y con señales de uso,

pero indica que se usa una técnica muy especializada.

Está hecho por artesanos especialistas

en trabajar muy bien esta materia

y en aprovechar muy bien esta materia que viene de tan lejos.

En cambio, otros objetos como las pastas vítreas

venían terminados completamente en su manufactura.

El célebre tesoro de Villena debió pertenecer

a un miembro de la elite de este poblado, o eso se cree,

pero esa es otra historia.

Historias de la arqueología.

Vascularización cerebral.

Somos la única especie humana viva sobre el planeta tierra.

Las demás son especies fósiles.

Homo erectus, heidelbergensis, antecesor, neandertal

o denisovanos. No hay más.

Constituimos el sendero evolutivo del éxito,

las líneas paralelas se encontraron en un callejón sin salida

que las condujo a la extinción,

así es la naturaleza.

La mayoría de las especies terminan extinguiéndose.

Se ha intentado por métodos indirectos

conocer más del cerebro de los homínidos,

escudriñando sus maneras de trabajo con la piedra,

sus cadenas operativas en la talla del sílex

y otros materiales,

apreciando la simetría de las bifaces que construyeron

o tratando de explicar

algunos enterramientos con señales rituales.

El estudio del cerebro y la mente humana

es la última frontera en las investigaciones

sobre evolución.

El cerebro es un órgano de tejidos blandos

que no se conserva con el paso del tiempo,

no se fosiliza.

Eso convierte su análisis en un proyecto que requiere

de grandes conocimientos y modernas tecnologías.

En este laboratorio digamos que lo que estudiamos

es todo el conjunto del cráneo,

como un sistema de ingeniería,

de arquitectura.

Así que consideramos todas las partes.

El cerebro,

así como los vasos sanguíneos y evidentemente el mismo cráneo,

los huesos que componen el cráneo.

La anatomía y la morfología de la cabida endocraneal

tiene una complejidad increíble.

Complejidad de rasgos, de variaciones, de formas.

Esta complejidad se debe al hecho

de que hay muchos factores diferentes que influyen en ello,

el cerebro,

pero también toda la relación arquitectónica del cráneo

y sus componentes, no solamente la bóveda,

sino la cara o la base del cráneo y la mandíbula.

Todo tiene que encajar.

A nivel evolutivo no puede cambiar el cerebro

sin el permiso del cráneo.

Y no puede cambiar el cráneo sin el permiso del cerebro.

Cualquier cambio,

cualquier adaptación tiene que mantener un equilibrio,

un equilibrio funcional.

Las partes tienen que seguir funcionando bien.

Y un equilibrio estructural, es decir, arquitectónico.

Cada cerebro deja una huella única dentro del cráneo.

Cuando un canal vascular genera una presión

en la superficie del hueso,

lo que pasa es que en aquél punto

hay una absorción del tejido del hueso

que deja un canal,

deja una huella, deja una traza, una impresión de aquel vaso.

Y si abrimos una bóveda,

podemos ver que en la superficie endocraneal

se quedan todas estas huellas, la huella, por ejemplo,

de la arteria meníngea media,

que es el vaso que deja más trazas

sobre esta superficie.

O las huellas de lo que se llaman senos venosos.

El cerebro, literalmente, está colgado dentro del cráneo,

sostenido por un esqueleto hidrostático, las venas y arterias,

que gracias a la presión sanguínea le dan estructura.

La sangre aporta los nutrientes que necesita,

retira los materiales de desecho

y quizás sirva para regular la temperatura.

En los neandertales, el núcleo térmico,

por llamarlo de alguna manera,

quizás estaba más hacia la superficie.

Y con la expansión del cerebro,

este núcleo geométrico se ha quedado más dentro de la parte basal

o interior del cráneo, por lo tanto,

necesita un sistema vascular más complejo para poder refrigerar

y ayudar al cerebro en su termorregulación.

-Radiadores.

El cerebro tiene problemas de calor bastante serios,

primero porque produce una cantidad brutal de calor,

sobre todo en los primates, sobre todo en los homínidos,

sobre todo en los humanos,

produce una cantidad brutal de calor

y no se puede permitir subir mucho su temperatura

porque se rompe enseguida, se quema enseguida.

Con lo cual tiene que haber un sistema de refrigeración.

Hoy en día,

aunque le hemos dado la vuelta mucho a este tema,

todavía no tenemos un acuerdo o una hipótesis sobre este asunto.

Echemos un vistazo a algunos métodos de análisis

para observar el sistema vascular del cráneo.

Fundamentalmente trabajamos

con tomografía computarizada de cráneos,

aunque también algunos estudios se han hecho directamente

en los cráneos para ver cómo se comportan

estos patrones que nosotros estamos viendo,

sobre todo de las emisarias,

de las venas en emisarias y de la arteria meníngea media.

Pero como las venas diploicas son difíciles de localizar

y de reconstruir en cráneos físicos,

el mejor método es a través de métodos digitales.

La vascularización también sirve para diferenciar

a unos homínidos de otros.

Cuando empezamos a observar humanos modernos,

ya con nuestra forma cerebral,

a la vez que observamos el abultamiento

y la expansión de todas estas áreas parietales,

observamos también un aumento bastante fuerte,

bastante increíble de todo el sistema vascular.

En un neandertal, en un homo erectus

hablamos de pocos vasos y, sobre todo,

vasos que no están conectados entre ellos.

En homo sapiens hablamos

de una cantidad bastante increíble, brutal,

de vasos grandes y pequeños, de todo tipo,

que a la vez están todos conectados entre ellos con capilares.

Incluso dentro de nuestra propia especie,

los homo sapiens arcaicos

presentaban menor vascularización que en la actualidad.

El mismo fenómeno se observa en los niños.

El desarrollo de las arias parietales

y, sobre todo, del precúneo,

está asociado a la aparición de la cultura iconográfica.

Hace aproximadamente unos 40.000 años,

Hace aproximadamente unos 40.000 años,

el ser humano moderno desarrolló estas áreas

y con ellas sus capacidades visoespaciales.

Empieza a verse a sí mismo como un individuo en un todo,

en un espacio tridimensional.

Las relaciones del ojo y la mano cambian de naturaleza.

La humanidad empieza a dominar la expresión gráfica.

Hay una eclosión de la iconografía.

Cuando encontramos homo sapiens con sus grandes lóbulos parietales

empezamos a encontrar el arte rupestre,

empezamos a encontrar los adornos,

los collares,

empezamos a encontrar también las armas que se pueden lanzar.

Todas cosas que se relacionan con la integración visoespacial.

Recientemente

ha habido un estudio a nivel del precúneo,

que es precisamente la zona que integra el cuerpo con la visión.

Es decir, la capacidad de verte a ti mismo en el espacio,

en el tiempo,

cuando eras niño imaginarte, y también en relaciones sociales.

Las relaciones sociales

las manejamos como relaciones espaciales,

más cercano, más lejano a mí.

Todas estas áreas parietales dorsales gestionan todo esto.

Se ha llamado por mucho tiempo el ojo de la mente,

el ojo del yo, el precúneo,

precisamente para esta capacidad de imaginación visual egocéntrica,

relacionada a tu mismo cuerpo.

Y claro, imaginación visual

es también la capacidad de cerrar los ojos

y ver un animal donde no está.

Recientemente han hecho un estudio

comparando estudiantes de arte,

de pintura,

y gente que no estudia arte ni estudia pintura

y han encontrado que, evidentemente,

el precúneo de los estudiantes de arte

tiene una cantidad de materia gris bastante mayor.

Quizás en la misma zona parietal se produjo después

el desarrollo suficiente para crear la arquitectura

de las piezas cerámicas.

La consecución de la pasta, la manipulación, el modelado

y la cocción de la cerámica son un salto tecnológico enorme

que afecta a las áreas espaciales.

¿Acaso un vaso cerámico no es un 5% de material

y un 95% de espacio?

Hoy en día, gracias a los estudios de epigenética,

se plantea la hipótesis de que la cultura

sea un elemento a tener en cuenta en la selección natural.

Si un conjunto cultural que generamos es importante,

esta herramienta, el uso de esta herramienta,

la función de esta herramienta

o el conjunto cultural de esta herramienta

puede empezar a ser importante para decidir quién se reproduce más

y quién se reproduce menos.

Y ahí tienes que la cultura y la tecnología

de repente deciden

qué es importante para la selección y qué no.

Y empiezan a canalizar

la siguiente evolución genética

a lo largo de las generaciones.

Hace unos 10.000 años nuestro cerebro comenzó a reducirse.

Las hipótesis son sugerentes.

La vida del neolítico agricultor

era mucho más tranquila,

con lo cual, o sencillamente menos actividad física,

menos hormonas, cuerpo más pequeño

o hasta selección.

Somos monos de 80 kilos,

un mono de 80 kilos puede ser muy agresivo.

¿Cómo llegamos a ser tan sociales

y a desarrollar una tecnología tan social?

¿Cómo se selecciona a un animal menos agresivo, más pequeño,

más juvenil, más juguetón?

Con lo cual,

en el momento que seleccionas la falta de agresividad

compras todo el paquete que viene con ello.

Esta autodomesticación

puede haber sido un factor muy importante

de nuestra evolución reciente

o no tan reciente.

Al final, ¿qué tenemos?

Tenemos un cerebro redondo,

una cara plana, no tenemos pelos

y tenemos una curiosidad muy peculiar, es decir,

tenemos muchísimas características de los monos juveniles.

Y entonces tenemos que evaluar cuánto esta necesidad

de reducir la agresividad para desarrollar

una sociedad compleja

que interactúe con esta tecnología compleja,

cuánto esta autorreducción de agresividad

puede haber finalmente resultado

en una autodomesticación con todo lo que involucra.

Es posible que un cerebro quepa en un cráneo,

pero parece que una mente no.

En el próximo episodio,

Arqueomanía se desplaza a Egipto para traeros el trabajo

de la investigadora Myriam Seco en el Templo de los Millones de Años

de Tutmosis III en Luxor.

Las nuevas técnicas genéticas

nos ponen ante la verdadera biología del hombre de Neandertal.

El Museo de Prehistoria de Valencia es uno de los imprescindibles.

Subtitulado por Accesibilidad de TVE.

Arqueomanía - El cerebro de los homínidos

31:19 07 abr 2018

Manuel Pimentel visita la Cueva Auria y la de Hornos de la Peña. Conoceremos el Cabezo Redondo de Villena. En los laboratorios del Cenieh en Burgos, Emiliano Bruner nos explica los últimos descubrimientos del cerebro de los homínidos.

Manuel Pimentel visita la Cueva Auria y la de Hornos de la Peña. Conoceremos el Cabezo Redondo de Villena. En los laboratorios del Cenieh en Burgos, Emiliano Bruner nos explica los últimos descubrimientos del cerebro de los homínidos.

ver más sobre "Arqueomanía - El cerebro de los homínidos" ver menos sobre "Arqueomanía - El cerebro de los homínidos"

Los últimos 45 documentales de Arqueomanía

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • La batalla de Baécula

    La batalla de Baécula

    30:54 19 may 2018

    30:54 19 may 2018 Despedimos la cuarta temporada con un reportaje especial sobre la Batalla de Baécula. La excavación de la plaza de Armas de Medina Azahara y el arriesgado rodaje en la Cueva de las Estrellas serán el colofón.

  • Arqueomanía - 12/05/18

    Arqueomanía - 12/05/18

    29:54 12 may 2018

    29:54 12 may 2018 Os mostraremos todos los secretos de los dólmenes de Valencina de la Concepción en Sevilla, asistiremos a un emotivo homenaje del Instituto Arqueológico Alemán y disfrutaremos en la contemplación y la historia de la Motilla de Azuer.

  • La cueva de Ardales

    La cueva de Ardales

    31:41 05 may 2018

    31:41 05 may 2018 Mostraremos el asentamiento español más antiguo de los Estados Unidos, os pondremos al día sobre los análisis cronológicos de la Cueva de Ardales y haremos un estudio pormenorizado del recinto íbero de Ullastret en Gerona.

  • Arte rupestre del Tajo

    Arte rupestre del Tajo

    27:34 28 abr 2018

    27:34 28 abr 2018 El río Tajo fue una importante vía de comunicación durante la Prehistoria. En su cuenca se obtuvieron oro y otros metales que sirvieron para el intercambio entre grupos. Todo esto se plasmó en cientos de grabados rupestres al aire libre que se realizaron durante milenios. Manuel Pimentel se pone tras la pista del Dolmen de Cangas, sito en la Iglesia de Santa Cruz de Cangas de Onís para establecer un vínculo entre el monumento megalítico y la primera casa real de Asturias. El Tesoro de Villena es el más importante de la Prehistoria Ibérica por su volumen y tecnología. Comparable a los de Aliseda y el Carambolo tiene una historia rica y desconocida tras su descubrimiento.

  • Altamira

    Altamira

    29:42 21 abr 2018

    29:42 21 abr 2018 Os hablaremos de Marcelino Sáenz de Sautuola y su odisea de Altamira, de la Villa romana de la Olmeda y de las momias guanches de Tenerife.

  • El templo de Tutmosis III

    El templo de Tutmosis III

    30:54 14 abr 2018

    30:54 14 abr 2018 Manuel Pimentel viaja a Luxor para mostrarnos el trabajo de la investigadora Myriam Seco en el Templo de Millones de Años de Tutmosis III. Los neandertales tenían una biología y una anatomía que difería en algo de la nuestra. El Museo de Prehistoria de Valencia es uno de los más importantes.

  • 31:19 07 abr 2018 Manuel Pimentel visita la Cueva Auria y la de Hornos de la Peña. Conoceremos el Cabezo Redondo de Villena. En los laboratorios del Cenieh en Burgos, Emiliano Bruner nos explica los últimos descubrimientos del cerebro de los homínidos.

  • Cástulo

    Cástulo

    30:11 31 mar 2018

    30:11 31 mar 2018 La ciudad iberorromana de Cástulo domina la cabecera del Guadalquivir. Importante emporio desde antes de las Guerras Púnicas. Manuel Pimentel recorrió las galerías de la Cueva de los Casares junto a Rodrigo de Balbín y Manuel Alcaraz. Visitaremos la Cueva del Arco de Cieza.

  • 30:46 24 mar 2018 Museo Bíblico de Montserrat, de la mano del Padre Pius Tragán.- El Secyr de la UAM, es el laboratorio encargado de la restauración y caracterización de los materiales arqueológicos. Preshistoria en Gran Canaria en lugares como Risco Caido, La Fortaleza o la Cueva Pintada de Gáldar.

  • 30:03 17 mar 2018 El 11 de diciembre de 2017 Su Majestad Felipe VI inauguraba el nuevo Museo Íbero de Jaén. En este episodio analizamos las cuevas de Santimamiñe y Armintxe. Un espectáculo del Magdaleniense. Uno de los yacimientos más intrigantes del mundo íbero es Els Vilars, en Lérida.

  • Los príncipes del este

    Los príncipes del este

    29:07 10 mar 2018

    29:07 10 mar 2018 El apogeo del mudo clásico y del helenismo es coetáneo a la gran explosión de la cultura íbera en nuestro país. Todo el sur y el este peninsular estuvo poblado de pueblos y ciudades que compartían una organización social aristocrática y unos recursos económicos similares. Edeta, en Liria, Valencia.

  • 29:35 03 mar 2018 Manuel Pimentel conocerá los trabajos en un nuevo yacimiento de la Sierra de Atapuerca: la Cueva Fantasma. Las más de 50.000 piezas encontradas en 2016 en Tomares (Sevilla) darnos una valiosa información. La Necrópolis de Puig de Molins es una de las más importantes de España.

  • El museo de Málaga

    El museo de Málaga

    29:11 24 feb 2018

    29:11 24 feb 2018 Tras una gran movilización social, la ciudad de Málaga ha podido estrenar un nuevo Museo Arqueológico y de Bellas Artes. Nuestro director, Manuel Pimentel, se desplaza hasta las nuevas y magníficas instalaciones para darnos sus claves y mostrarnos algunas de sus piezas.

  • La Cueva de la Pileta

    La Cueva de la Pileta

    28:12 17 feb 2018

    28:12 17 feb 2018 Las grandes cuevas del sur peninsular son menos conocidas que sus hermanas del norte, pero no por ello menos interesantes. En Benaoján, Málaga, La Cueva de la Pileta es una de las grandes catedrales de la prehistoria. Manuel Pimentel recorre sus inmensas galerías.

  • El Turuñuelo de Guareña

    El Turuñuelo de Guareña

    28:35 10 feb 2018

    28:35 10 feb 2018 Manuel Pimentel se desplaza hasta Guareña , Badajoz , para asistir a la excavación del Turuñuelo de Guareña, un santuario tartésico que está dando novedosas informaciones sobre la Edad del Hierro en España.

  • Ingenieros romanos

    Ingenieros romanos

    28:56 03 feb 2018

    28:56 03 feb 2018 La ingeniería de Roma fue uno de los soportes de su expansión. Por una parte allanó el camino de legiones y políticos y por otro inspiró una sensación de superioridad de Roma sobre los pueblos que conquistaba.

  • Yacimientos de Orce

    Yacimientos de Orce

    27:47 27 ene 2018

    27:47 27 ene 2018 En 1982 la localidad granadina de Orce fue testigo de la aparición del fósil humano más antiguo de Europa. Tras treinta años de controversias, los equipos científicos están trabajando en diferentes yacimientos de Orce.

  • 31:02 20 ene 2018 Juan Luis Arsuaga, Enrique Baquedano y Emiliano Bruner, entre otros, trata de dar respuesta a estas preguntas desde el yacimiento del Calvero de la Higuera en el Valle del Lozoya.

  • Los judíos del Call

    Los judíos del Call

    29:35 13 ene 2018

    29:35 13 ene 2018 La judería de Gerona desarrolló una intelectualidad brillante que tuvo su eco en toda Europa medieval y en el mundo Sefardí. Manuel Pimentel visita el dolmen de Soto en Trigueros. Contenido disponible hasta 20  de Octubre de 2067

  • Dossier 4

    Dossier 4

    26:02 11 ene 2016

    26:02 11 ene 2016 En éste capítulo se tratan los siguientes temas: ¿cuándo llegan los homo sapiens-sapiens a la península ibérica?; ¿convivimos con los neandertales?; ¿fuimos la causa de su extinción?; ¿somos la misma especie?; la ciencia actual intenta encontrar respuestas a éstas preguntas. Histórico de emisiones: 27/10/2013

Mostrando 1 de 3 Ver más