www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
382264
No recomendado para menores de 7 años Amar en tiempos revueltos - T1 - Capítulo 4 - ver ahora
Transcripción completa

-Tras las elecciones las cosas han ido a peor,...

...fíjate en la fábrica. ¿Qué pasa con la fábrica?

La fábrica ya no es de don Fabián.

¡España ya no es de los "donfabianes"!

Les guste o no a los generales de África.

-Tus ideas nos llevarán a la ruina.

¿Qué pasa? Mi padre... dice que no...

...nos podemos quedar en Madrid, que nos tenemos que ir a Salamanca.

-¿A Salamanca?

No iban al Escorial. ¿Cómo piensa cruzar el frente?

-Si Andrea es la mujer de tu vida y la quieres de verdad,...

...cásate con ella. Claro que la quiero.

Se van hoy mismo, ¿qué quieres que haga?

Como no nos case Marcelino.

Ni en tiempos de guerra creo que un tabernero pueda celebrar bodas.

-Andrea Robles, ¿quieres por esposo...

...a Antonio Ramírez, en la salud y la enfermedad,....

...en la riqueza y en la pobreza hasta que la muerte os separe?

Sí quiero.

-Antonio Ramírez, ¿quieres por esposa...

...a Andrea Robles, en la salud y en la enfermedad,...

...en la riqueza y en la pobreza hasta que la muerte os separe?

Sí quiero.

-Sube al coche, ya hablaremos tú y yo luego.

-Andrea, hija, cariño. Menos mal que has venido.

Yo me quedo.

-No digas tonterías, sube al coche.

Andrea se queda. -Andrea, sube al coche,..

...soy tu padre. Y yo su marido.

-Antonio, ¿qué estás diciendo? Lo que oye.

Andrea y yo nos hemos casado por lo civil.

-Rodrigo, no podemos esperar más. -Andrea, por Dios, Andrea.

Me quedo con mi marido.

Lo siento, mamá.

Lo siento. -Hija.

Te quiero. Lo siento.

-¡Rojo de mierda! -¡No, no, no!

No pierdas el tiempo.

Es su decisión, ella sabrá lo que hacen.

Loreto, todo el mundo al coche. ¡No, por favor, mamá, quédate!

-Loreto... Mamá.

-Vamos.

¡No te vayas, mamá, por favor! -¡Hija!

¡Mamá, por favor!

(LLORA) Mamá...

-¡Andrea, por favor! Mamá...

Ten cuidado. Te quiero, mamá.

-Andrea, Andrea... Mamá, por favor...

Te quiero, mamá. No, por favor, mamá.

Mamá, por favor, no te vayas.

No, por favor...

(LLORA)

Hubo que aprender a llevar y a tener...

...el corazón y el alma heridos.

Días de avidez, de hambre y escasez,...

...de vencedores y vencidos.

Amar en tiempos revueltos.

Tiempos de ruina y lamento.

Amar en tiempos revueltos...

...por vientos que trajo un mar.

De batallas por contar.

-Antonio.

¡Antonio, que estáis dando un espectáculo!

Ya no, madre, ahora somos marido y mujer.

-Pero, ¿cómo habéis podido hacerlo? Ya ve, la república,...

...si ve que te quieres te casa sin más.

-¿Tú has visto con que cara se va D. Fabián?

He visto como Andrea se quedaba conmigo.

-Es que no te vas a parar ante nada, hijo mío.

Yo también me he casado, Elpidia, y no pensamos pararnos ante nada.

Venga, madre, que se le ha casado un hijo,...

...estas cosas hay que celebrarlas.

-Le habéis roto el alma a doña Loreto.

¿Y qué quería, que Andrea se fuera?

No sabemos cuánto durará esto, ¿qué hacíamos?

-Estar en vuestro sitio: Andrea con su familia...

...y tú con la tuya. Está hecho, no le dé más vueltas.

Vamos al bar e invitamos a los amigos.

-Eso, ¿quieres que también tu padre vaya y convide?

Dios mío, cómo se lo... ¿Qué pasa con mi padre?

Mi padre lo va a comprender. -El que no comprendes eres tú.

Tu padre es un obrero en la fábrica de D. Fabián.

Y D. Fabián decide si comemos o no.

¡Ya no! Mi padre ha dejado la fábrica,...

...Elpidia. Se ha ido.

-Pero volverá, hija... Ellos siempre vuelven.

-La mayoría de los centros de producción ya están normalizados.

Lo esencial ahora es ser eficaces, producir.

Que la fábrica sea nuestra, sí, que se note que somos...

..los que la hemos llevado siempre.

Demostrarles que no les necesitamos.

Estás con nosotros, supongo. -¿Con quién?

-Con nosotros, con los obreros.

Ya sé que tú y yo hemos tenido nuestros más y nuestros menos,...

...pero es que ahora estamos en el mismo barco.

¿Qué dices? -Hay que trabajar, ¿no?

-Eso es, trabajar: Demostrarle al mundo y a nosotros mismos...

...que heredaremos la tierra, que ya nos dejamos...

...suficiente sangre en ella. -¿Quién se sentará en la oficina?

-En eso estamos, lo decidiremos entre todos.

-¿Quién será el del culo gordo?

-Eso es lo bueno, ahora lo elegimos nosotros.

Deberá ser alguien destacado en la lucha.

-¿Tú? -¿No querrás que ahora nos mande...

...un tibio de esos de por ahí? -Uno como yo.

-Te equivocas, Pepe, no somos dogmáticos,...

...pero tenemos un problema, necesitamos producir, y bien,...

También necesitamos coordinarnos con las demás fábricas,...

...con los compañeros del sector. -¿Qué quieres decirme?

-Creo que lo mejor para la fábrica y para los compañeros... sería...

...una candidatura conjunta: tú y yo.

¿Qué te parece?

Yo me encargaría de la acción exterior, de la coordinación.

Y, coño, nadie conoce mejor que tú esta tumba por dentro.

Venga, Pepe, coño, que no tenemos tiempo para rogativas.

-Pepe... Así me gusta, que haya debate.

¿Qué, conspirando con mi segundo?

-¿Cómo coño dices? -Que Pepe viene conmigo...

...en mi candidaturas.

Le vamos a dar para el pelo a esos facciosos entre todos, ¿eh?

-Nuestra fábrica será la envidia de toda la República.

¡Viva! (TODOS) ¡Viva la República!

(APLAUDEN) -Así se habla.

(HABLAN A LA VEZ)

(CARRASPEA)

-Sigue así. -Muy bien hablado.

(CARRASPEA)

-Pensaba leeros unos papeles con un montón de cifras...

...y planes de producción...

Vamos que con lo que tengo aquí escrito ni la Unión Soviética...

...produce más que nosotros en un quinquenio.

(RÍEN) -Hasta el pesimista de Pepe...

...me ha dado la razón. (RÍEN)

Pero no, voy a hablaros sólo de justicia histórica.

De una justicia... que sólo puede concebirse como la devolución...

...de las fábricas, de los campos, de los molinos...

A sus legítimos propietarios, a los que se han dejados...

...sus espaldas en ellos, a vosotros, a vosotros,...

...a todos vosotros.

-Sí, señor. -Así se habla, muy bien.

(APLAUDEN) -Muy bien.

Así se habla. -Muy bien.

-Vale.

Y sé de qué estoy hablando, porque nadie más que yo...

...ha sufrido el yugo del capital.

Nadie ha tenido que soportar el aliento asqueroso...

...de don Fabián. (RÍEN)

Creedme, compañeros... si habido alguien expoliado...

...por el amo he sido yo.

Mi padre, mi pobre padre, que en paz descanse,...

...era el dueño legítimo de esta fábrica.

Con él las cosas hubieran sido de otra manera, pero...

Bueno, y... ¿Y voy yo ahora a revindicar...

...esa propiedad? ¡No!

Cedo con gusto cualquier derecho capitalista que yo pudiera...

...ejercer. Os entrego la fábrica y todo lo que contiene...

...a vosotros, a sus obreros... ¡Al pueblo!

-¡Muy bien, sí, señor! -¡Viva nuestra fábrica!

(TODOS) ¡Viva!

-A gente como Pepe, que me ayudará en la agradecida...

...tarea de producir para la causa. ¡Para la República!

¡Viva la República! (TODOS) ¡Viva!

-¡Viva la República! (TODOS) ¡Viva!

-¡Viva nuestra fábrica! (TODOS) ¡Viva!

-¡Viva la República! (TODOS) ¡Viva!

-Muy bien, Pepe. (HABLAN A LA VEZ)

-¡Viva los trabajadores! ¡Viva los trabajadores!

-¡Viva! -Ahora sí, Isidro,...

...ahora sí que la fábrica es mía, ¿eh?

(RÍE)

Música folk.

-Venga, ánimo, que parecéis de duelo.

¿Y qué? Las cosas están un poco así, ¿no?

Bueno, lo que se podía esperar:

Don Fabián, que cree que le he robado.

Y mi madre... Que está de acuerdo con él.

-Ay, en fin, en fin... ¡Pues por el ladrón...

...y por el tesoro que se ha llevado!

Llénales el vaso a todos, ¿no? -Mi padre se encarga de eso.

-¡Vivan los novios! (TODOS) ¡Viva!

-¡Qué se besen!

Ay, no, no por favor.

-Eh, os he traído un regalo.

A ver, a ver...

No seas bobo. No seas bobo.

Perdónale, Paloma. -¿Bobo?

Él sabe lo que Paloma puede haberos traído.

¡Joder, tocino, sí, señor!

¡Muchas gracias! -De Extremadura.

Qué rico. -A ver.

Trae. Muchas gracias.

-No hay de qué. Esto nos lo vamos a comer...

...todos ahora mismo. Un cuchillito.

-Ahora mismo. Aquí tienes, corta.

Bueno, padre, ¿qué, no le trae el regalo que le hemos comprado?

-Corta, corta ahí. -Tomad, unas sábanas.

Al principio conviene cambiarlas por lo menos una vez a la semana.

Muchas gracias, Pelayo. -De nada.

Muy amable. -De nada.

Gracias. -¡Vivan los novios!

-Andrea... ¡Consuelo!

Gracias por venir. -Al final te has salido...

...con la tuya, ¿eh? Estás muy loca.

Pero soy muy feliz, y aún lo soy más...

...porque estés hoy aquí a mi lado. Una copita para la mejora...

...amiga de la novia.

-Muchas gracias.

¿Bailas? -De eso nada, eso es en palacio,...

...aquí el primer baile es para los amigos.

Vaya, hombre.

¡Uuuh! -Yuhuuu.

-Venga, a votar en conciencia.

Manos a favor de Rafael. -Espera, espera, espera...

Yo creo que es más justo votar en secreto.

-Eso es en el Vaticano. -Y en muchas repúblicas europeas.

A ver, ¿quién prefiere votar con papeles.

Isidro, reparte papel y lápiz.

-Toma, reparte. -Nadie tiene nada que ocultar,...

...aquí cada uno puede decir lo que quiera y votar a quien...

...sin miedo a represalias. -Que sí, Pedro, que sí,...

...pero que nunca está de más. Además, ahora lo que importa...

...es que votemos al mejor, al más sufrido,...

...a ese que todos sabemos que no va a dirigirnos,...

...sino a representarnos con dignidad, ¿eh?

Música folk.

-Gachas. -¿Pero es que ese novio...

...no tiene cuajo? Pues claro que sí.

-Eh, eh, que aquí no se baila, eso está prohibido.

-¡Cállese, carcamal, se acabaron las prohibiciones!

-Bueno, bueno... Están buenísimas.

Riquísimas. Pan, pan.

Te quiero. -Están buenas, buenas, buenas...

Muy buenas.

-Compañeros, vamos a proceder a contar los votos.

-Pedro. -¡Viva la vanguardia...

...de la clase obrera! (TODOS) ¡Viva!

-Rafael. -¡Viva la libertad!

(TODOS) ¡Viva!

-Rafael. -¡Viva los trabajadores!

(TODOS) ¡Viva!

-Pepe.

Pepe. (APLAUDEN)

Pepe. -Bien, muy bien, Pepe.

(APLAUDEN)

-Pepe. -Ahí, ahí, muy bien.

-Pepe. -¡Ánimo, Pepe!

-Pepe. (VITOREAN A PEPE)

(APLAUDEN)

-Pepe. -¡Bravo, Pepe!

-Y el último... Pepe.

Pepe. (VITOREAN A PEPE)

(APLAUDEN)

-Nuestro representante es Pepe por mayoría absoluta.

(VITOREAN A PEPE)

-Esto es una mamarrachada. Que no sabe hacer la "O"...

...con un canuto. -No es momento de divisiones,...

...si ha ganado es porque confían en él,...

...esa es nuestra grandeza. -Je.

Risas.

(RÍE)

Nunca me había imaginado que viviría en esta casa casada.

En cuanto descubramos un poco los muebles no te parecerá...

...todo tan extraño, ¿no? Pero ellos no estarán.

¿Te arrepientes?

Pero no me gusta que hayan tenido que marcharse.

Hemos hecho lo que debíamos, Andrea.

Lo que queríamos. Te estás pareciendo a mi madre...

...un poco, ¿eh? Pobre...

Tenemos suerte, Andrea, ¿no te das cuenta?

Hace pocos años esto era impensable.

No hubiésemos podido ni soñar con esto:

tú una señorita y yo... un muerto de hambre...

...a fin de cuentas. Bueno, espera a ver...

...lo que dice tu padre. Deja a mi padre con su sumisión...

Déjale. Ahora es nuestro tiempo,...

...nuestro tiempo. Nos queremos y nos casamos,...

...eso es la libertad, Andrea, es la felicidad.

Y vamos a ganar esta guerra.

Volveremos a la normalidad, y nuestros hijos...

...se reirán cuando les contemos que los anticuados...

...de sus abuelos no me querían porque era un obrero.

Y se lo echarán en cara, ya me encargaré de eso.

¡Abuelos carcas! Les enseñaré a gritar.

(RÍE) Qué bobo eres.

Te juro que será así, te lo juro.

Antonio.

-No, no, nada de eso, ahora vamos a cantar...

..."Asturias, patria querida". (RÍEN)

-Yo empiezo, ¿eh?

Asturias, patria querida... Cifuentes,...

...que estamos de fiesta, hombre, que aquí hay vino para todos.

Pero será mamón.

-Déjele, padre. -Pero si yo sólo quería invitarlo.

Será meapilas. -Ayer le mataron a Gabriel...

...en el frente.

Paloma, ¿nos damos una vueltita? -Marcelino...

...que lo vas a tirar todo, hombre. -No, todo no.

"Asturias, patria querida". -En casa de Andrea...

...sí que hay fiesta. -Como tiene que ser.

-Como tiene que ser. Mira, yo te doy un poco más...

...de este vino, este tinto no emborracha nada... Nada.

-Ya, habló el profeta. Quita.

-Hola.

-Y... ¿Pero de dónde viene usted? -De algún sitio más seco que tú.

Pelayo, un chato. -Felicidades, Pepe.

-¿Cómo te has enterado? -Pues porque estábamos allí,...

...¿cómo nos lo íbamos a perder? -No os he visto.

-Pero usted que dice. -Vengo de la fábrica.

-Algo importante, qué lástima que no pudiera...

...estar con los novios. -¿Qué novios?

¿También has bebido? -¿No se ha enterado...

...que el Antonio se ha casado?

-Haberme avisado. -Les ha casado...

...un alcalde de fuera, han llegado casados.

Justo cuando don Fabián se llevaba a los suyos.

-¿Qué ha dicho? -¿Qué va a decir?

Se ha metido en el coche y se ha ido.

Para él ya no hay hija. -Y nosotros, ¿qué?

¿Qué quiere este chico nuestro? -En otros tiempos no se hubiera...

...atrevido. -¿Qué nos importan a los pobres...

...los tiempos, Elpidia? ¿Qué más dan los tiempos?

-No lo sé, pero a lo mejor ahora... -¿No has tenido que pasar bastante?

¿Tú también quieres soñar como esos?

Para que luego nos la devuelvan doblada.

Don Fabián volverá.

Lo sé, y se lo he dicho a los chicos.

-Y con memoria. Y recordará no sólo...

...que le robamos la hija, también que tuvo que despedir...

...a Antonio por alborotador. No nos lo va a perdonar nunca.

Sabe Dios que yo quiero mucho a esa cría, pero...

-Por eso teníamos que haberla dejado donde estaba.

Antonio debería ni haberle mirado a los ojos.

-Nos van a señalar siempre.

-Y hay más. -¿Más? ¿Qué?

-Me han hecho responsable de la fábrica.

-¿Y los de los sindicatos están de acuerdo?

Ahora sí que no habrá perdón para nosotros.

¿Se han portado bien con nosotros, verdad?

¿Quién?

Pues todos: Marcelino, Paloma... La gente de la plaza.

Se nota que nos quieren.

A mí apenas me conocen.

(ASIENTE)

Es verdad, para ellos hasta ahora eras la hija de don Fabián...

...y doña Loreto, una señorita.

Las señoritas ya no existen.

Ni los señores,...

...ni los explotadores, ni los ricos.

Bah, ellos saben que eres diferente,...

...que has elegido un camino.

Y que para hacerlo has roto con los tuyos.

Sí, he roto.

Debes pensar que estoy loca.

¿Por qué, loca por qué? Loca porque hago locuras.

Porque te quiero.

Te quiero más que ha nada en este mundo.

Yo también te quiero, amor.

Pero también lo has hecho porque crees que el pueblo tiene razón.

Porque te sientes parte del pueblo. Chis.

¿Qué? No quiero hablar más de eso ahora.

Sólo quiero que me digas que te has casado conmigo...

...porque me quieres.

Porque cada vez que cierras los ojos me ves.

Porque eres feliz conmigo.

Sólo quiero que me digas esas cosas.

Tú lo dices mejor de lo que lo diría yo nunca.

Pobre Andrea...

Te has casado con un ignorante.

Seguro que algún día te avergüenzas de mí.

No digas eso.

Jamás.

En el colegio tenía una profesora que decía que no existían...

...los ignorantes. Era una profesora distinta a todas.

¿Sabes por qué?

¿Por qué? Porque le gustaba enseñar.

Siempre estaba sonriendo y parecía feliz.

Y nos explicó que lo importante... no es saber muchas cosas,...

...sino vivir de acuerdo con nuestros principios.

Y que las personas sabias eran aquellas que convertían...

...su vida... en un modelo para los demás.

Algo que mereciera la pena ser imitado.

Te quiero, Andrea.

Eres la mujer de mis sueños, te quiero.

Te quiero de verdad.

Te quiero mucho. Y yo.

Risas.

-Marcelino.

Que hay que cerrar. -Si es un ratín, Paloma,...

...el amor libre. -Anda que te llevo a acostar.

-¿Solo?

Con las bombas que tiran los fanfarrones...

-Cállate de bombas.

Bombas... -Así me gusta, Paloma,...

...con dos cojones. Así me gustan las mujeres.

-¿Qué mujeres, Marcelino? Si tú sólo tienes ojos...

...para tu novia. -Sí, pero tiene un padre...

...de derechas. Republicano, pero más de derechas que San Pedro.

-La última y nos vamos a acostar. -¿La última?

-¿Eh? -Soy muy desgraciado, Paloma.

Si es que... -¡Viva la República!

(TODOS) ¡Viva! Si me quieres escribir...

...ya sabes mi paradero... -¡Viva la República!

(TODOS) ¡Viva! -¡Viva!

-¡Viva! -¡Viva la República!

-¡Viva la República!

-Lo mismo cantaban en África. -Sí, pero ahora es verdad.

-Cantaban lo mismo y... parecen los mismo críos.

-Hombre, en África no combatían las mujeres.

-Bah, la muerte no entiende de sexo.

-Pero yo sí, Paloma, yo sí entiendo.

-Quieto, Marcelino. -No te amargues, mujer,...

...si es sólo una botella. -O cuatro vidas, Marcelino,...

...o cuatro vidas.

Marcelino.

(VITOREAN)

(GRITAN) ¡Viva la República! (TODOS) ¡Viva!

¡Viva la República! (TODOS) ¡Viva!

Obuses y fuego de ametralladoras.

Obuses.

No tengas miedo.

Madrid va a aguantar.

Pronto volverán a casa... todos.

Ametralladoras y explosiones.

Contigo no tengo miedo.

Ni lo tendré,...

...pase lo que pase...

...contigo no.

Sirenas de ataques aéreos. -Consuelo, date prisa.

Ay, ¿qué haces? Si es igual, levántate, tenemos que bajar...

...al refugio. -Dale un poquito de agua...

...de azahar a ver si reacciona.

-¿Te ha contado qué le pasa?

-No, no me ha contado nada, pero lo sé todo.

-Dime. -El Socorro Rojo ha evacuado...

...a sus hijos, a Alicante o a algún sitio seguro.

-Salvajes... -No digas bobadas, madre,...

...por favor. Los bombardeos están matando...

...más niños que otra cosa. Tenemos el hospital lleno.

-Oh, alabado sea Dios.

¿Y la manzana? -No sé.

Cuando creyeron que se iban, fueron a buscar comida...

...y una manzana fue lo que encontraron.

-Ay, Dios. -Vámonos.

-¿Para qué tanto pasar, para qué?

Un gran estruendo. -¡Ah!

¡Vámonos! -¡Vamos!

-¡Venga, venga! -¡Vamos!

-¿Sabéis algo vosotras?

Me ha preguntado una vecina que dónde es el próximo...

...reparto de azúcar. -Esta mañana me han dicho...

...que en la calle del pez. -No, eso fue en la anterior.

¿Cómo vais todos? Andrea, ¿tú estás esperando, no?

No, y no sería asunto tuyo.

-¿Has conseguido que te traigan huevos?

-¿Cuántos? -Dos.

(SUSURRA) Elpidia, no.

-Uno. -Un huevo.

-Págale, hija.

Gracias.

-¡Camaradas, un hurra por los combatientes!

-¡Viva la República!

-¡Camaradas, un hurra por los combatientes!

-¡Ay!

Antonio, pero... -Pero, ¿qué barbaridad has hecho?

Lo que debíamos... -¿Barbaridad?

¿Así es como reciben a los soldados madrileñas?

Estáis locos. ¿Qué querías que hiciéramos?

-¿Meternos en las madrigueras...? Cállate, Marcelino.

Estamos en edad militar, si no era con el ejército...

...republicano nos hubieran reclutado los milicianos.

En cualquier columna. -Eso no.

Nos vamos con el V Regimiento. -¡Dios mío, con los comunistas!

-A mucha honra, doña Elpidia. No llores, amor.

¿No te das cuentas que lo hago por nosotros?

¿Por nosotros? ¿Por qué?

Porque tenemos que ganar esta guerra.

Eso no es por nosotros. Sí, que lo es.

Si entran en Madrid, si perdemos esta guerra...

...volverán con la guadaña y volverá a haber ricos y pobres,...

...¿entiendes? -Pero si ahora nadie...

...tiene nada. -Cállese, Elpidia.

Con mis respetos. No nos dejarán vivir, amor.

No nos dejarán vivir. A nosotros, sí, ¿no te das cuenta?

A ti y a mí. Estás loco.

¿No te das cuenta, amor? (LLORA)

-La gente es muy maliciosa, ve quinta columnistas...

...por todas partes. -De mí no tienen por qué...

...sospechar. -¿Tú crees que les...

...hace falta motivos? Hay una locura colectiva.

Te lo digo de corazón: yo que tú andaría con cuidado.

Madrid está cercado. Habitantes de Madrid,...

...la resistencia es inútil, ayudad a nuestras tropas...

...a tomar la ciudad, sino la aviación...

...nacional la borrará del mapa. Quieren desmoralizarnos.

-¿Cuántas toneladas de granito por semana has calculado?

-El doble de las que podríamos procesar.

-¿Y con la maquinaria soviética? -Contando con ella.

-Habrá que hablar con el delegado y decirle que no tenemos tanta...

...capacidad como se nos pide. -No.

Se nos ha encomendado una misión y tenemos que cumplirla.

-¡No, allí no, eh! ¡Allí no vayas!

¡No, hijo, allí no! Por favor, madre,...

...no se ponga así. Ahora soy un soldado...

...y tengo que cumplir con mi obligación, ¿no?

-Pero es que allí está muriendo mucha gente.

Bueno, madre, ¿y qué esperaba, es una guerra, eh?

  • T1 - Capítulo 4

Amar en tiempos revueltos - T1 - Capítulo 4

03 oct 2005

La familia de Andrea acaba de irse, con el consiguiente disgusto que ha provocado la boda de su hija con Antonio. Elpidia les reprocha lo que han hecho, pero ellos no piensan pararse ante nada y, a pesar de la sombra de tristeza que empaña su alegría, lo celebran en el bar de Marcelino.

Mientras, en la fábrica, los obreros se reúnen para elegir director. El resultado de la votación deja consternados a Isidro y Rafael. Pepe se pone hecho una furia al enterarse de la boda de Antonio con Andrea y, aunque Elpidia intenta suavizar las cosas, los dos saben que Don Fabián volverá y no les perdonará nunca. 

Se inician las evacuaciones a zonas seguras, Consuelo sigue pensando en Mario y Paloma ayuda a la gente a sobrevivir. Mientras las bombas caen sobre Madrid, Antonio y Marcelino, son llamados al Quinto Regimiento.

Histórico de emisiones:

03/10/2005

ver más sobre "Amar en tiempos revueltos - T1 - Capítulo 4" ver menos sobre "Amar en tiempos revueltos - T1 - Capítulo 4"
Programas completos (1710)

Los últimos 4.652 programas de Amar en tiempos revueltos

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios