www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.14.0/js
3099462
No recomendado para menores de 16 años Alaska y Segura - La bola de cristal - ver ahora
Transcripción completa

La política es como un tambor.

Mientras más golpeas,

suena mejor.

Para ser presidente no hace falta ser inteligente.

Yo quiero hacer el mal y que lo sienta la humanidad.

Ahora quiero descansar.

Viva el trabajo, pero para los demás.

Viva la Guerra Fría.

Quiero volver a las averías.

(Música)

Señoras y señores, siéntense enfrente de la televisión

y reciban a la pareja de moda que a todo el mundo le mola.

Alaska y Segura.

(Música)

¡Olé, olé!

Buenas noches.

Esto es "Alaska y Segura".

Ha llegado el momento que yo le doy al botón.

Me has creado un flashback.

Es la intención del programa de hoy.

Que hagamos un viaje en el espacio-tiempo.

¿Te suena el título del programa de hoy? "La bola de cristal".

No solo fui mi debut en un programa de televisión,

además fue un programa de esta casa.

Marcó un antes y un después en la historia de esta televisión.

Vamos a dedicarle el "Alaska y Segura" de esta noche.

Vamos a ver...

Ya sabía yo que esto de los recortes...

¿No habéis pagado la luz?

Yo sospecho que esto es cosa de los electroduendes.

¿Tenéis una linterna? Anda, mira.

Pides una linterna y aparecen 30.

Tanto invocar a "La bola de cristal",

y al final los espíritus han despertado.

Bruja Avería, esto es cosa tuya.

(RÍE) Qué mala soy.

¿Puedes devolver la luz al plató, por favor?

Sí, por favor.

Tú estarás acostumbrada a todo esto, pero me está empezando a darmiedo.

Esto es una cosa normal.

Aprovechamos para rendir homenaje a Matilde,

que era la voz de la Bruja Avería y de otras villanas

que nos encantan, y que falleció el mes pasado.

Un aplauso.

Tenemos aquí a Maese Cámara.

Tenemos a los electroduendes. Súbelo a Instagram.

Están peor conservados que tú.

Vamos a empezar el programa como lo hacemos habitualmente,

con otros electroduendes, nuestros Dj Pepino y Crawford.

(Música)

No controles mis sentidos.

No controles mis vestidos.

No controles mis sentidos.

Podía tener yo un espectáculo de guiñoles.

Mira qué bien lo hago.

¡Toma, Moreno!

Esto no era así.

Sabéis que podéis elegir el final de este programa.

Hacemos homenajes a películas.

Por ejemplo, esta semana vamos a homenajear a Pedro Almodóvar.

Dedicamos los finales de esta noche al cine de Pedro Almodóvar.

Son dos películas coetáneas a "La bola de cristal".

Aprovechamos que Pedro comienza a rodar su nueva película

para desearle lo mejor.

Se llama "Silencio".

Sabemos que nos estás viendo.

Si queréis que acabemos con "Qué he hecho yo

para merecer esto", tenéis que darle al retuit.

Si la semana pasada fue Suso 33,

esta noche lo hace Antonio de Felipe.

Sus orígenes como estudiante de Bellas Artes

terminaron definiendo su estilo inconfundible.

Es una termomix de iconografía pop

donde caben todo tipo de ingredientes.

El resultado nos recuerda a travesuras

de otros locos posmodernos.

Es un lujo que haya convertido los estudios Buñuel

en una obra de arte.

Un fuerte aplauso para Antonio de Felipe.

¿Qué tal?

Ponte aquí con los electroduendes.

Muchas gracias por esta intervención.

Que has llenado de color y de estilo.

Estos muebles han sido revalorizados instantáneamente.

Te propongo otra cosa, ¿por qué no los subastamos?

Esperamos a que acabe la temporada, ¿no?

Las temporada que viene nos sentamos en el suelo.

A mí me encantaría que los subastáramos.

Para una ONG, perfecto.

Todavía podemos ver tu exposición en Madrid.

Tiene que ver con el grafiti.

Está basada en la iconografía del grafiti,

de mis experiencias por el mundo.

He traído la vaca de "Casa de vacas".

Estoy muy contento porque está teniendo una acogida increíble.

Es la exposición que más éxito está teniendo de las que he hecho.

Es un honor y una gratificación enorme.

Estoy encantado del cariño que me está dando la gente.

Y nosotros estamos encantados de tenerte.

Gracias.

(Música)

Se trata de uno de esos niños que creció con "La bola de cristal",

y ha llegado a ser uno de los actores más importantes

y queridos de nuestro país.

Llega directamente...

A esta hora no hay AVE.

Acaba de llegar del Festival de Málaga,

donde anoche mismo se le rindió un homenaje.

Recibamos a Paco León.

(Música)

Has entrado como el león de la Metro.

Alaska dice que has venido directamente.

¿A que has ido a casa a ducharse?

--ducharte?

En la tele no se huele. No pasa nada.

He dormido un poquito. Anoche tuvimos fiesta familiar en Málaga.

La familia León son muy fiesteros.

¿Quién aguanta más?

De repente eres un miembro de la familia León.

Su familia está adquiriendo una identidad propia.

María, tu madre...

A veces eres el hijo de Carmina, el hermano de María...

Yo siempre he sido el mayor de la Carmina.

Hay madera por ahí.

El hermano de tu padre era payaso, ¿no?

El tío de mi padre, sí.

El tío de mi padre, sí.

Viene de atrás la tradición artística.

Hay muchos payasos en la familia.

Yo lo digo con orgullo.

Alguien dijo que los León sois los nuevos Flores.

Una saga familiar con mucho arte que la gente empieza a descubrir

y que no para.

Me parece una exageración.

Pero estaría bien.

Hay cosas en común.

Ayer, en el homenaje, salió mi tío Paco con tutú vestido de bailarina.

¿Era deseo tuyo?

No.

Salió allí. Se quitó el oxígeno.

Y salió allí...

Fue un homenaje muy cariñoso.

Cariñosa, pero de humor surrealista español.

El homenaje era a Paco León, que había fallecido.

Y termina la Terremoto de Alcorcón cantando.

Todo va tan rápido...

He pasado de joven promesa a vieja gloria en dos años.

¿Qué aplausos te han sabido mejor?

El aplauso que más me ha impresionado de los de Málaga

fue cuando a Carmina le dieron el de mejor actriz.

Fue emocionante.

Ahora me riñe.

Carmina está fuerte, pero yo no la veo gorda.

No respetáis a los obesos.

Paco, hasta que has empezado a tener esta proyección

como director, todos te tenemos como una persona cómica.

Una persona que está todo el rato haciendo bromas,

pero en el fondo eres tímido.

Una noche, cenando con su madre, le dijo:

"Déjalos a ellos dos,

que son unos aburridos que quieren ir de intelectuales".

No iba desencaminada.

Está claro.

Harían buenas migas.

Paco, detrás de ese cómico

no hay necesariamente un tío que vive de ser gracioso

las 24 horas.

Hay trabajo de actor.

Yo era muy serio. Un niño raro.

Yo veía "La bola de cristal".

Aparte de que me divertía...

¿No os daba un poco de pena?

Como yo era un niño muy triste...

La música.

Ah, la música de "La bola".

Me habían dicho que dábamos miedo...

Yo era un niño triste.

En el instituto empecé un poquito a hablar.

Cuando vi esto de lo mío...

¿Cómo viste lo tuyo?

Yo siempre he querido ser actor.

Con cinco años lo escribí en un papel.

Empecé a estudiar arte dramático en una escena normal.

Había dos compañeros hablando,

y yo era el camarero que ponía la sopa.

Salía, y la gente se tronchada.

Y lo único que hacía era echar la sopa.

Y la gente ni escuchaba lo que hablaban.

Me di cuenta, cuando se reían de mí...

Porque se reían de mí.

Después empiezas a cobrar y se ríen contigo.

Qué bonito ese momento en el que uno descubre su vis cómica.

Tú además eres un tío guapete.

Generalmente, los que tienen vis cómica,

suelen ser más desagradables físicamente.

Eres un galán cómico.

Depende de dónde... Del ángulo.

Ha sido todo muy rápido.

¿Hace cuánto empezamos a verte en "Homozapping"?

11 años, sí.

No es nada.

Ahora mírale, un director prestigioso.

Una vieja gloria.

Estás preparando otra película, ¿o no?

Se me está yendo de las manos.

Esto ya es un encargo.

Es un remake de una versión de una película australiana.

Aquí el cine australiano no se entiende y tienes que adaptarlo.

Es verdad, es muy australiana.

Es una comedia, pero muy australiana.

A esto hay que darle una vuelta.

A final de verano...

¿Es comedia?

Sí.

Me dejaban libertad. Era la condición.

Tú lo vas a "Pacoleonar".

¿Qué significa ese lenguaje que utilizas con tu familia?

Tenéis muchos adjetivos que giran alrededor de vuestro mundo.

Ese adjetivo me lo acabo de inventar para hacerlo a mi rollo.

La película australiana...

Es australiana.

Es insípida. De pocos personajes.

Son todos muy heteronormativos.

Parejas muy fieles, guapitos, ricos...

Te vas a encontrar una cabeza de canguro cuando vayas a la cama.

No, lo vas bordar.

Tus películas me han encantado.

Tu segunda me pareció magistral.

Igual en esta la cago, pero da igual.

Eso es lo bonito, que haya un cierto riesgo.

Hay posibilidades de cagarla.

Muy bien.

¿Hay vuelta atrás?

¿Hay posibilidades de vuelta atrás al actor?

Últimamente estás más centrado en la faceta de director.

Yo he estado 10 años casi en la escuela.

Descansar de eso...

Pero hemos rodado una película que hemos presentado esta mañana.

Una comedia romántica muy tierna que estaba bien.

Me sorprendió que estaba yo haciendo de persona normal

y estaba bien.

De tío normal, con Alexandra Jiménez,

que es una pasada de actriz.

Es una tía guapa y muy gracioso.

Es una tía guapa y muy graciosa.

Tú eres un hombre de palabra.

Dijiste que al llegar al millón de followers en Twitter

te despelotabas, y lo hiciste.

Hay gente que sí ha llegado y después no ha cumplido.

Hay gente que se agradece que no lleguen.

No todo el mundo puede hacer...

¿Hiciste muchas fotos antes de esa?

La tenía.

La tenía de unas vacaciones en Puerto Rico.

Una playa nudista...

Tenía esa ahí, que era como un semialgo...

Había una intención de pudor.

El momento de darle a enviar...

Yo decía: "Hostia, verás la que voy a liar".

Nos seguimos en Instagram,¿verdad?

Yo le sigo en Twitter.

Esto es como las mafias.

Eres un hombre de palabra,

y además un hombre que no ha tenido problema

a la hora de posicionarse en determinados asuntos

relacionados a la industria del cine.

¿Probablemente pagaste un precio?

No, ha salido bastante bien.

Tuve la oportunidad de hacerlo normal.

Gastando mucho dinero en publicidad y después no ver un duro,

que es lo normal.

Decidimos experimentar una nueva manera

de hacer esta multiplataforma.

Al principio fue extraño porque los exhibidores no querían.

Pero después no pasó nada.

Se prueba, salió bien.

Tampoco ha cuajado el sistema.

Seguimos con el viejo sistema.

No hay muchas películas que se estrenan en todas las ventanas.

Sigue habiendo una ley que te prohíbe saltarte las ventanas

si tienes subvención.

Pero bueno, se va cambiando un poco.

En Estados Unidos se han hecho más estrenos multiplataforma.

De repente también ha servido para que la gente

se acostumbre a cambiar un pelín los hábitos de consumo.

La gente está acostumbrada a pagar bajo demanda.

Dábamos por hecho que eras un niño de "La bola de cristal".

¿Qué recuerdas de la forma de hacer televisión?

Hablabas de la pandilla.

Era lo más temprano.

Había que levantarse temprano. Yo era perezoso.

Solo veías "La cuarta parte", que era la última.

A mí me rayaban los electroduendes.

Desmontamos un mito.

A los niños les da como miedo a una nota musical, no sé...

La Bruja Avería decía eso de: "Viva el mal, viva el capital".

Eso influyó a Rato.

Con las teles a veces se puede hacer mucho daño.

Por eso nos ponen a la una.

Estamos controladísimos.

¿Y la televisión?

Tengo un proyecto de una miniserie, fíjate.

Como "Raíces".

Todo que no dure 10 años.

Cortita.

Tú siempre has dicho que Luisma te ha dado mucho,

pero llega un momento que tampoco ocultaste

que querías que se acabara.

Yo me siento bastante orgulloso de mí y de mis compañeros

de haber aguantado.

Aquí tuvimos a Carmen Machi, que no aguantó.

Es comprensible.

Ella decía que un actor, cuando hace un personaje,

le empieza a dar cosas de sí mismo.

Se te va pegando.

Llevaba más tiempo vestido de Luisma...

Me traía zapatos.

"Me siento mal, esto para Luisma".

Te has llevado un clan familiar que va más allá de la sangre.

Está la familia de sangre y la familia...

Ya estamos por la luz.

Os he dicho que pagarais la factura.

Si es la Bruja Avería, que se reporte.

El público está empezando a meterse mano, por favor.

Ha vuelto la luz.

Creo que la culpa ha sido de Eduardo Aldán.

Un aplauso para Eduardo Aldán.

Bueno, bueno.

¿Qué tal?

Alaska aparece y desaparece.

Te ha mandado porque sabe que eres un experto en nostalgia.

Lleva casi nueve temporadas con "Espineta no existe".

Me aburro de mí mismo.

Eres un experto de esa época.

Me fascina la nostalgia. Es mi mundo.

Yo crecí con este programa.

Fue un programa muy vanguardista. Anticipó muchas cosas.

Había una cosa, que era la de:

"Soy la Bruja Avería y aspiro a una alcaldía".

Antes no había brujas en las alcaldías, hoy ya...

Todo va ocurriendo.

Pensando en estas cosas de la nostalgia,

los juguetes de aquella época

también eran vaticinios de cosas.

Eran cosas adelantadas a su tiempo.

En YouTube ya existían los 80.

Una versión más rudimentaria.

Tengo aquí esta maravilla.

Fue el primer YouTube.

El Cinexin.

Este ruido es mágico.

Las películas que tenía yo...

Eran películas...

Este es el que era en 8 mm.

Sacaron el azul.

Fíjate qué películas.

"Donald en bicicleta".

Era eso, Donald en bicicleta.

Era el cine sin fin hasta que se acaba la pila.

Esto fue el primer YouTube.

El origen de las tabletas.

Ya había tabletas en aquella época.

Verás qué maravilla. Esta fue...

Fíjate qué maravilla.

La guay de esta tableta es que lo complicado era dibujar

líneas curvas.

Había que usar los dos mandos a la vez.

Muy coordinados.

Es un ordenador personal, es "La bola de cristal".

Debía referirse a la tableta.

¿Has traído más cosas?

Sí, señor.

Impresionante.

Fíjate qué cosa anacrónica.

Llegaba la televisión en color, y este programa en blanco y negro.

Mira qué maravilla.

La Banca Monster.

Tiene mucho que ver con la actualidad también.

Conserva los dibujos originales de la familia.

Y la sobrina, Marilyn Monster.

En "Embrujada", igual.

(HABLAN A LA VEZ)

A la madre de "El príncipe de Bel Air" también la cambiaron.

-Fíjate qué maravilla de aparato.

Funciona perfectamente.

Como es una premonición de lo que iba a ocurrir en el futuro,

funciona con una moneda de 0,20 E.

Cuidado con la mano, que la banca la carga el diablo.

Algo vibra. Se mueve.

Ruge, tiembla...

Vuelve a bajar...

Algo como que quiere salir de la caja.

Fíjate.

Y sale una mano mortecina poco a poco.

Es la mano de Montoro,

que coge la moneda...

¿Qué te parece?

¿Es genial o no?

Me he quedado alucinado.

Más que Montoro, debería ser Blesa.

Qué velocidad cogiendo la pasta.

Quiero recomendar a todo el mundo que vaya a haber

--a ver "Espinete no existe",

porque probablemente sea el último año de vacas.

porque probablemente sea el último año que lo hagas.

Alaska nos va a dar una sorpresa potente.

Gracias, Paco.

(Música)

La nueva forma de coser electrónica.

Con mil posibilidades de costura.

-Para coser mis vaqueros. Me encanta.

-Es un Renault 14 para escapar de la rutina.

Para romper con la costumbre.

Para ofrecerle nuevas sensaciones.

Renault 14, diseño vivo.

Siéntalo latir.

-¿Días de retraso?

Quizás estés embarazada.

Es muy fácil.

Compras Predictor en casa, y haces la prueba.

Saber si estás embarazada es fácil.

(Música)

Un día más me quedaré sentado aquí.

En la penumbra de un jardín tan extraño.

Cae la tarde y me olvidé otra vez

de tomar una determinación.

Esperando un eclipse me quedaré.

Persiguiendo un enigma al compás de las horas.

Dibujando una elipse me quedaré.

Junto al estanque me atrapó la ilusión.

Escuchando el lenguaje de las plantas.

Y he aprendido a esperar sin razón.

Soy metálico en el jardín botánico.

Con mi pensamiento se llegó al movimiento.

Con mi pensamiento sigo el movimiento

de los peces en el agua.

Un día más, me quedaré sentado aquí.

En la penumbra de un jardín tan extraño.

Cae la tarde y me olvidé otra vez

de tomar una determinación.

Esperando un eclipse me quedaré.

Dibujando una elipse me quedaré.

Entre el sol y mi corazón.

Soy metálico en el jardín botánico.

Con mi pensamiento sigo el movimiento

de los peces en el agua.

Soy metálico en el jardín botánico.

Con mi pensamiento sigo el movimiento

de los peces en el agua.

Bueno.

Yo creo que...

Muchas gracias.

Yo me he emocionado.

Santiago, yo me he emocionado.

He sido muy pesado todo el rato.

Yo quería cantar con vosotros.

Por suerte, han dicho que no.

Ha sido un momento...

No lo habíamos hecho nunca.

Parece una obviedad.

Va a haber más momentos gracias a la magia de "La bola".

No se vayan, señores.

Déjame el cinturón.

¿No ves el ridículo que estoy haciendo?

(CANTA)

-El cachetón que te voy a dar como no me des el cinturón.

Están esperándome los héroes de la mitología

para resolver los problemas.

-Los hombres son tan pueriles...

-Dame el cinturón, o si no...

-Quítamelo si puedes.

Anda, asqueroso.

A ver si te enteras de quién lleva los pantalones en esta leyenda.

Había dicho, amigos, lo de la magia de "La bola".

¡Pablo Carbonell!

Hola a todos.

Pensaba que no venías.

Estaba viéndote en la pantalla.

La idea es sentarnos aquí y te viéramos.

Tenemos ocho minutos para que te entrevisté.

Ahí está el reloj. Tenemos hasta la 1:50.

Tú me avisas.

Tengo aquí mis preguntas y tus respuestas.

Esto que hemos visto era la pareja que formabais con Pedro Reyes.

Trataba de la mitología griega.

También hicimos todos los cuentos.

Incitamos mucho a la lectura a los niños.

Hicimos parodias de las grandes novelas más conocidas.

Yo era fan vuestro.

Lo único que pensaba que estabais mal de la cabeza.

Luego os conocí, y si.

Luego os conocí, y sí.

La primera vez que fuimos fue para hacer la entrevista

a los sastres que hacen un traje al emperador.

Pregunté si se podía improvisar.

Decían que estaba loco.

Después intentaron encontrar a un negro

para hacer Robinson Crusoe.

No había negros en España.

Nos llamaron a nosotros.

Hasta que echaron a Pedro.

Pedro tuvo un desencuentro con una productora.

Pedro improvisaba. Y yo también.

Te voy a co

Te voy a contar una cosa más interesante

que este acontecimiento de Pedro. Olvido...

Yo la llamo Olvido.

No la gusta.

Le decíamos a Alaska que viniera Pedro...

Alaska, que era una diva, se dejaba.

Tiene una altura artística y intelectual tan alta...

Porque personalmente es bajita.

El primer beso se lo di a Alaska haciendo de Blancanieves.

Decía: "¿Dónde estarán mis amigos los enanitos?".

Yo llegaba de cazador.

"Bésame", y me besaba.

Yo la besé así.

No quisiste aprovechar el momento.

Y Pedro Reyes: "¡Tú eres gilipollas!".

"¡Si tienes que darle un beso, dale un beso!".

Estuvisteis de okupas en casa de Wyoming.

Esto es cierto.

Sí.

Pedro tenía familia aquí...

Yo tenía familia, pero eran gente seria.

Prefería quedarme en casa de Wyoming.

Tuvo la osadía de darme su teléfono.

Hay que trasladarse a la época.

Que bonito.

Todo era de todos.

Vivíamos como hippies...

Era una posibilidad de cambiar el mundo a base de...

¿Que ha pasado con eso?

La movida se lo cargó.

Iban de hippie a la mili y les cortaban el pelo y...

La movida del pelo largo...

Vuelven los Toreros Muertos.

Sí. Vuelven.

¿Qué necesidad?

Me refiero a que es un grupo que la gente echa de menos,

pero es un mito.

Ni mitos ni leches. Estamos vigentes.

No tiene que ver con la nostalgia.

Llevamos 30 años en la carretera.

Hemos estado 20 años criogenizados y sin hacer nada.

Ahora hemos...

Tú aprendiste a tocar la guitarra para no gastar en músicos.

Tuve un viaje psicodélico

y me transforme en otra persona.

Me había encontrado a mi mismo

y ya no podía hacer canciones para los Toreros Muertos.

Las tenía que hacer para mi nuevo yo.

Ahora me ha pasado lo contrario.

Ya me aburría de hacer canciones para mí.

Algunas son de los Toreros Muertos aunque las firmo yo,

y ahora me resulta más fácil hacer canciones para un grupo.

Hace 30 años que se formó la banda y había que celebrarlo.

Íbamos a hacer un disco en Japón

pero vamos a hacer una gira en México.

Vamos a tocar en la plaza mayor de Madrid.

(Aplausos)

Es alucinante.

Va a ser un "relaxing concert".

Es lo mejor que le puede pasar.

Nos han encargado que diseñemos el evento.

Hemos cogido a Álex O'Dogerti después la Orquesta Mondragón y...

Es Rock y circo. Somos gente que mezclamos humor y diversión.

Humor y rock and roll.

No me vuelvas a tocar el tema nostálgico.

Yo recuerdo el "Caiga quien Caiga". Estas vigente.

Yo iré. Un aplauso.

No me has avisado.

Te enrollas y no me avisas.

Estoy muy contento.

Creo que nos tienes que obsequiar, después de ver un vídeo mítico,

vete preparando, porque tienes que disfrazarte.

Van a tocar en directo en este programa los Toreros Muertos.

Me siento tan feliz porque ella

se ha enamorado de mí.

Ella se ha enamorado de mí.

Será por mi mirada,

será por mi estatura o por mi traje de cura.

Me siento tan feliz...

(Aplausos)

Me siento tan feliz porque ella se ha enamorado de mí.

Se ha enamorado de mí.

Será por mi mirada,

será por mi estatura

o por mi traje de cura.

Y yo me siento tan feliz.

Me siento tan feliz

porque ella se ha enamorado de mí.

Se ha enamorado de mí.

Será por repeinado,

a Carl Lews se lo he copiado.

Por el brillo de mis tornillos.

Yo me siento tan feliz.

Me rechinan los vaudios cuando la miro.

No quiero que por mí sea desdichada.

Voy a llevar las flores y olvidaré a las niñas babas.

--pavas

Me siento tan feliz

porque ella se ha enamorado de mí.

Se ha enamorado de mí.

(Aplausos)

Muchas gracias, Kiko.

Realmente has venido aquí a hacernos un regalo,

recrear esta canción que en su momento hiciste

para "La Bola de Cristal".

La letra me la dieron el programa.

El personaje ya lo tenían preparado.

Era Frankenstein. Acertaron.

Después disfruté mucho.

Es de las pocas cosas que he hecho de teatro en mi vida.

Lo disfruté.

Estoy muy contento de haberlo hecho.

(Aplausos)

En todos estos años, en aquel momento,

había una situación en la que empezaban a confluir

lo independiente y lo que las multinacionales

podían ver, fichar...

En esta carrera larga que tienes,

¿cómo se ha conjugado

y está el momento actual para ti,

ese equilibrio entre la carrera de fondo,

la lucha con las discográficas...?

Yo siempre he tenido un chip de salir por donde menos se espera.

Esta canción la hice en un tono de jazz. Muy poco propio de mí.

Venía de hacer el disco de rock flamenco alternativo.

El personaje, la letra...

me dio la idea de hacer ese soniquete.

Después el sonido es muy de los 80.

Hay baterías electrónicas,

todos tuvimos que ser deudores de ese sonido.

He seguido haciendo cosas muy diversas

y sigo intentando ofrecer la mejor

pero desde ese punto de vista de salir

de las expectativas y de lo que la gente puede esperar de mí.

¿Cómo vas a romper en esta ocasión las expectativas?

-Hemos hecho un grupo con el gran músico uruguayo...

¿Es la primera vez que grabas en América?

Sí. Hemos grabado en estudios caseros.

La industria de ahora es alternativa y casera.

Lo hemos hecho en estudios caseros de Montevideo y de Sevilla.

El grupo y el disco lo hicimos hace tres años.

Lo hemos presentado este año en España.

Es una experiencia muy buena para mí.

Es volver a los grupos.

Soy de la cultura de grupo.

Los Venenos fue mi primer y único grupo.

Este puede ser el segundo.

Gracias por dejar un momento el grupo, lo que estás ahora,

y venir a recordarnos aquello.

(Música)

Solo no puedes.

Con amigos y.

--sí

Ahora sí.

Ahora sí.

Me ha encantado veros antes, de verdad.

Nunca habíamos cantado juntos.

Pues por eso digo.

Ha sido un momento mítico.

Una de mis canciones favoritas.

Y has llegado tú a dar el contrapunto.

Y Kiko Veneno... También me...

Este empieza a ser una constante en las entrevistas

que estamos haciendo a las personas que se dedican

al mundo de la música y tienen una trayectoria larga.

Hay momentos en los que los artistas

buscan otro repertorio y no quieren hacer

o no quieren incidir en determinadas canciones

y esto es un regalo y una generosidad doble

por tu parte a la hora de haber querido acercarte

a la estatua del jardín botánico.

-Es conveniente volver atrás todas las veces que haga falta.

Hace falta conservar la memoria de las cosas que han tenido valor

y que han ayudado a abrir camino.

Y, sinceramente,

con la gente que seguís trabajando con valentía

y con ideas en el mundo del espectáculo

uno se siente a gusto

y estamos atravesando un periodo en el que, mí, al menos,

me apetece mostrar afecto

por todo aquello que se mueve.

(Aplausos)

Fíjate una cosa, cuando estaba ensayando la canción en casa,

escuchar una canción y saberla no es lo mismo que decidirte a cantarla.

Estamos hablando del año 84...

82. Hace un rato.

Esta canción es un éxito.

Un éxito absoluto.

En toda la palabra.

Es un éxito comercial.

No es una canción de estrofa, estribillo...

Ni si quiera tiene un mensaje cerrado.

Cada uno puede entender lo que quiera

o llevarse la letra su sitio.

Hay un juego de indefinición y de búsqueda poética.

Me empezaba a buscar como escritor de canciones.

No tenía experiencia.

Lo que sí que tenía eran ganas de no ceñirme

a lo que se entendía como el negocio de escribir canciones

y los recursos tópicos.

Ahora ya con la edad no me importa escribir canciones de amor.

Ojalá me salga una diaria bien tópica y redonda.

Pero no salen con tanta facilidad.

En aquella época teníamos una edad rebelde y estábamos en esa edad.

Necesitaba buscar formatos extraños.

Me gustaba rehuir

la alternancia estrofa-estribillo.

Reunir pistas en conversaciones, películas, o viñetas de cómic.

Detrás de tu pregunta hay una intención.

Siempre.

Entonces nos podemos permitir el lujo de hacer cosas raras

y tener una proyección pública.

Estamos hablando de la bola de cristal.

Teníamos la edad de oro por la noche.

Eran el pop y las listas de éxito llenas de canciones

que teóricamente no tenían que llenar ni las radio fórmulas.

Hemos ido hacia atrás.

A mí todo esto me parece que es fruto de una situación colectiva.

Realmente los cantantes y los autores de canciones

somos elementos muy pequeños de una colmena.

La inspiración tiene que venir de algo que esté en el aire.

No creo mucho en el genio individual.

Cuando alguien tiene inspiraciones porque le viene

de un caldo que está en fermento. Que está en sazón.

Eso es lo que creo que pasaba entonces.

La sociedad española estaba ansiosa de novedades.

Admitía experimentación.

Tenía las antenas desplegadas y se reía con las novedades.

Pero hablo de gente de varias generaciones.

En mi casa esto ocurría desde los hermanos más pequeños

hasta mi abuela que estaba pendiente de lo que pasaba.

Quería ser moderna.

Todo el mundo quería rock 'n' roll.

Yo era un fan radical de Radio Futura.

Cada vez que salía un LP lo compraba,

lo oía y nos hacíamos pajas mentales con las letras.

Un amigo mío decía que algo quería decir...

Y claro.

Eres estudiante de filosofía. Algo tenía que ver.

No te voy a contar mi tesis.

Pero ya sabemos que es el sonido del pensamiento.

Algo así.

Si vamos a hablar de vicios privados...

El sonido del pensamiento yo pensaba que era

raíz cuadrada de 586. Que suena como la rueda...

Pero has hecho una tesis que has acabado por fin.

Esta semana. Ha sido un pulso al muerte.

He acabado yo con ella.

Cuando te conocí ya estabas con esto.

Te has tomado tu tiempo.

Al final he trabajado sobre la música en la Grecia antigua.

Es una cosa muy hermosa.

Al final hablas del 21% del IVA, de las cosas, de Wert,

y pilla lejos y... Yo estoy en Grecia antigua.

Es una manera de quitarse de en medio una temporada.

Y cuando vuelves la cosa...

¿Hay una conclusión?

Me podía haber ahorrado la tesis. Ya lo editorial principio.

Pero como lo hago por placer, por gusto privado,

el tiempo que tardas en investigar y averiguar las cosas

parece placentero.

Me permite escapar de los aspectos que no me gustan de la actualidad

y para eso utilizo las horas de estudio, para escapar.

El estudio de la música en los orígenes de la civilización

ha sido muy importante para la formación de nuestra cultura

y el pensamiento occidental en todos los aspectos.

Sirvió para transformar las matemáticas

y el concepto de la astronomía.

Para transformar el concepto de la sociedad

y todos esos campos del saber

que se rigieron en algún momento por el modelo musical

y del verso cantado.

Esto es bueno saberlo y saber que estamos en un oficio digno

y que tenemos algún porvenir.

Yo sigo pensando que el formato electrónico

y el nivel de compresión de la información puede cambiar cada año

pero los formatos de verdad y desde hace mucho tiempo

son las palabras y los sonidos musicales

y la gestualidad y la danza.

Esos son los medios de los que disponemos para seguir

tratando de sobrevivir, al menos.

Para seguir creciendo como seres humanos.

Pero la cosa está tan rara que con sobrevivir los apañamos.

(Aplausos)

Lo que has planteado ahora mismo

es casi...

Es antropología de la música.

Pero llevas muchos años siendo una especie

de etnográfico de la música desde que tuviste tu encuentro

con la música cubana y con la música negra

que está en la base de todo lo que nos interesa.

¿Esa es otra fase en ese descubrimiento?

¿Dónde esta Cuba en tu corazón después de este camino?

Cuba está en el núcleo de la toma de conciencia

de que nuestro verso, las medidas habituales

del canto popular en nuestra lengua natal, en español,

y en las lenguas hermanas, la romance también,

y en otras lenguas hermanas que no son de la familia romance

como el euskera,

pero que es lengua hermana contaminada por los mismos deseos

y pasiones sonoras, por decirlo así,

las mismas historias y los mismos romances medievales,

todas esas cosas

digamos que a mí me procuran...

No sé cómo decir.

Cierto entusiasmo.

Me lleva a querer cantar y tocar y a hacerme preguntas

porque veo que ocurren milagros con los ritmos, con un ritmo cualquiera.

Era más que el imperio occidente y la Santa madre Iglesia. Son cosas...

Tengo esa esquizofrenia

de estar con la sonoridad más natural,

el estar de fiesta con la gente que viene al baile

y también apasionado por el hecho sonoro

la música y cómo influye en el pensamiento.

Cada uno está hecho de una forma y no trato de vender nada,

pero si que es verdad que me resulta muy grato

al compartir la investigación con la tocata.

En el caso de Cuba ha sido descubrir el pulso negro

en el corazón del verso de mi lengua natal.

Cuando llegué a Cuba lo que hubiera gente que hablaba un lenguaje

comparable al castellano de Miguel de Cervantes

y del siglo de oro pero que lo hablaba con propiedad,

con elegancia...

Y esas máscaras negras manejando tu lengua mejor que tú...

Has hablado la palabra entusiasmo en otro concepto.

¿Te produce entusiasmo la inminente historia de Cuba?

En lo que está desembocando...

La historia de Cuba tiene un motor interno

que es una viveza mental...

Si por lo que han pasado no ha terminado con la alegría

ni con las sonoridades ni con un pensamiento eléctrico

propiamente cubano son capaces de hacer frente al porvenir

y superar tensiones inmensas

y algún día se superara la tensión entre cubanos disidentes

y cubanos que se han quedado en la isla.

Cuba es más grande que esa extensión.

Es una maquinaria muy poderosa.

Es una maquinaria de civilización muy poderosa.

Ese corazón del Caribe ahí...

Es como Paul Simon.

Una parte de su carrera cubrió la música negra y...

Voy a hacer una pregunta frívola.

Yo soy así de absurdo.

Has llegado donde la mayoría de la gente quiere llegar.

A estar en las carpetas de las niñas,

vender discos y has pasado de eso. No te llenaba.

Has querido ser músico con mayúsculas.

No. Yo no quise...

Yo no quise darle un tono pretencioso a eso.

Agradezco mucho a todas las niñas

que tienen carpetas con mi foto.

Enseñádmelo. Me pone.

Pero no creo que haya muchas niñas ahora...

No lo desprecia en ningún momento.

Yo lo agradezco muchísimo.

Pero no era tu meta.

Estaba preocupado por otras cosas.

No quería cerrar el camino.

En los últimos días se nos cruzaron poco los cables.

Fue el único momento en el que llegamos en los estadios.

Llegamos a rozar el gran éxito popular.

Veíamos que aquello era una maquinaria paramilitar

y los años de ilusión

y de la movida con ese tono callejero

en el que degustábamos las cosas según hacían

había pasado a ser una cosecha mediática

en la que no nos contábamos la gente

que iba a los bares y a las galerías de arte

y no que era mucha gente de medios de comunicación,

empresas discográficas

y buscando contratos y negocio.

Empezó a ser un poco más inquietante.

Firmas un contrato bolinga en un bar

y te arrepientes durante toda tu vida.

Recuerdo aquel tiempo sin nostalgia pero con cariño.

No le doy nostalgia a lo que he hecho.

A mí me encanta.

He sido un privilegiado por haberlo vivido.

Pero no me gusta quedarme en algo que hice entonces.

Mientras el cuerpo aguante...

Y si hay que revisitar la música,

mejor con una orquesta sinfónica.

O con Alaska.

Quiero dejarte porque te tienes que preparar.

Ahora vuelve a Juan Perro. Otro Santiago.

Pero me lo habéis puesto sobre la mesa.

Quiero que recordemos...

Hablamos de "La Bola de Cristal"

y quiero dejar a esas niñas que suspiraban

y seguimos esperando por ti con la imagen de Santiago.

Gracias.

(Música)

No se ría de la Bruja Avería.

Oiga usted, no se ría, de la Bruja Avería.

Si se ría usted, señora,

romperá la lavadora.

Si se ríe usted, señor, romperá el televisor.

No se ría.

No se ría de la Bruja Avería.

No se ría,

no se ría de la Bruja Avería.

No se ría, no derroche, que se va a quedar sin coche

y mañana irá usted andando a trabajar sin afeitar.

Y no funciona el ascensor

y tampoco marcha el aire, por favor, qué calor.

No se ría, no se ría de la Bruja Avería.

(Aplausos)

(Música)

Y creo que he bebido más de 40 cervezas hoy.

Y creo que tendré que expulsarlas fuera de mí.

Subo al váter que allí arriba en el bar

y la empiezo a mear y me echo a reír.

Sale de a mi

una agüita amarilla cálida y tibia.

Y baja por una tubería,

pasa por debajo de su casa,

pasa por debajo de tu familia,

pasa por debajo de tu lugar de trabajo.,

pasa por debajo de tu lugar de trabajo,

mi agüita amarilla.

Mi agüita amarilla...

Y llega a un río,

la bebe el pastor,

la bebe en las vaquitas,

riega los campos.

Mi agüita amarilla.

Y baja al mar,

juega con los pececillos,

juega con los calamares,

juega con las medusas

y con las merluzas que tú te comes.

Mi agüita amarilla.

El sol calienta mi agüita amarilla.

La pone a 100°, la manda para arriba,

viaja por el cielo,

llega a tu ciudad y empieza a diluviar.

Moja las calles,

mojada tu padre, tu madre lavar

la vajilla con mi agüita amarilla.

Moja el patio del colegio, moja el ayuntamiento

mi agüita amarilla.

Y creo que he bebido más de 40 cervezas hoy.

Y creo que tendré que expulsarlas fuera de mí.

Y subo al váter que allá arriba en el bar

y empiezo a mear y me echo a reír.

Y me pongo a pensar dónde irá, dónde irá, dónde irá.

Se esparcirá por el mundo ponderador de la selva

y lo que más me alegra es que mi agüita amarilla

sea un líquido inmundo.

Mi agüita amarilla.

Mi agüita amarilla.

(Aplausos)

Este si que lee. Este tampoco lee. Esta sí que él.

Si no quiere ser como estos, lee.

Esto era una de las piezas de "La bola".

Si no quiere ser como estos, lee.

Deberían haber usado esta campaña en mis sobrinos,

pero no habían nacido. Cualquier imagen...

Esta era una de las piezas que imitaban a leer.

Televisión Española inicia una campaña

que es "Pasión por la lectura". Me consta que lees.

Hemos hablado en los ratos muertos.

Yo en voz alta y señalando bien las líneas, pero leo.

Estoy leyendo una novela de David Trueba.

Estoy leyendo una novela de David Trueba.

Ahora estoy también con una biografía.

Es en inglés.

Ahora estoy leyendo yo

"La historia secreta del mundo".

Es la historia del mundo pero según la visión de las teorías

de la conspiración desde la antigüedad, la del siglo XX.

Yun libro esperando en la mesilla.

Me sorprende lo de la historia secreta. Si es secreta...

La masterclass.

Además es un momento de este programa que enseña mucho y promete.

Y os decimos "Torremolinos 73" y "Blancanieves"

sabes que hablamos de Pablo Verger. Buenas noches.

(Aplausos)

Creo que esta noche vas a plantearnos una pregunta.

Es una pregunta que nos interesa a todos.

¿Qué hace un director?

Lo ha cambiado hace 10 minutos. Tiene que estar viva.

Pero va a estar muy bien.

Y ha visto las demás y dice que tiene que quedar el top ten.

Pues ya sabes que tienes cinco minutos.

Gracias.

Muchas gracias.

Buenas noches.

La verdad es que os tengo que decir algo.

Les he engañado a los dos.

No voy a dar una masterclass.

Lo digo sin falsa modestia.

En mi profesión me siento más cercano al aprendiz que al maestro.

Lo que me gustaría hacer es contar una historia. Una historia real.

Como el cine es un viaje en el tiempo me gustaría contar lo

Como el cine es un viaje en el tiempo me gustaría contarlo

con un flashback. Pero estoy muy nervioso.

No sé lo que va a salir esta noche. Lo voy a intentar.

Bilbao, 1975.

Es de noche, llueve,

estoy en el interior de un cine con mi familia.

Está lleno de gente.

Las luces se apagan y hay gente que tose.

Se enciende el proyector y una luz ilumina la pantalla.

Una joven desnuda corre por la playa.

Otro joven la persigue.

No sé cómo pero la joven se mete en el agua

y el chico se entretiene en la playa.

Pero algo le observa a esta joven que nada.

Una música inquietante comienza.

Y algo o alguien coge a la chica y se la lleva al abismo.

El título...

"Tiburón".

Joder, qué miedo pasé. Jamás he pasado tanto miedo en la vida.

Tengo que confesar una cosa.

También esa vez era la primera vez que veía a una chica desnuda.

Ni en el cine ni en la realidad.

Pero a lo que vamos.

Yo estaba allí.

Creo que fue mi primera vez.

La primera vez que tuve un éxtasis cinematográfico.

La primera vez que soñé despierto.

La primera vez que sentí cosas que jamás había sentido en el cine.

Acabó la película.

Yo creo que todo el mundo aplaudía.

Ahora ya nadie aplaude, de lo antes aplaudíamos.

Salieron letras muy grandes con el nombre del director.

De repente me di cuenta de que había alguien

que tenía el mapa del tesoro. Ahí nació mi vocación.

Años más tarde fui a una escuela de cine. La de mi barrio.

Era un quiosco.

Todos los sábados iba a dejarme mi paga.

Me compraba el fascículo semanal de la historia universal del cine.

Alguna porno también compré.

Yo devoraba los fascículos y las porno también,

pero de los fascículos aprendí muchas cosas.

Aprendí sobre los maestros. Los descubrí.

Los descubrí a todos.

Yo devoraba películas.

En mi filmoteca particular.

En un cuarto de estar y una Telefunken en blanco y negro.

No había ni VHC ni... Pasaron cuatro años.

Me encontré con los 16 tomos en polipiel encuadernados en mis manos

y se me caían las lágrimas. Me hizo más ilusión que cuando gane el Goya.

Y pesan parecido.

Pasaron más años.

De repente 30.

Y aquí estoy.

Soy un director de cine, o eso dicen.

En mi mesa sigo teniendo los 16 tomos.

Y recuerdo que hubo una primera vez, soy espectador,

y que habrá muchas más.

Y también me acuerdo de aquella semanas y meses y años

en los que fascículo a fascículo fui completando la colección.

Me confirma un viejo refrán japonés que dice

"Si tienes prisa en llegar coger el camino más largo".

Yo lo cogí pero muchas veces me hubiera gustado coger un atajo.

Como quiero ser el director interesante, el intelectual,

voy a terminar con una cita de don Ramón Gómez de la Serna.

Dice: "el cine es la mentira de la verdad".

Las películas son mentiras verdaderas.

Buenas noches. Gracias.

(Aplausos)

Gracias, Pablo.

Estas en el top ten.

Gracias.

Soy capaz

(Música)

Supongo que los fans de Almodóvar esta noche

lo han tenido muy difícil y lo tendrán el corazón dividido.

Preferiría lidiar con el tigre antes de un bofetón

con una pata de jamón.

Vamos a ver como van los tantos por ciento.

De momento me libro del bofetón y...

Gana "Entre tinieblas".

Si lo dejamos como está...

Se acaba "La Bola de Cristal".

Estos pobres infelices nunca más van a volver a vernos.

¿Qué va a ser de ellos?

-Van a sufrir una pérdida irreparable

pero que se fastidian ellos.

La cosa no es tan grave como parece a primera vista.

Seguirán viéndote de una forma u otra.

Eres una bruja camaleónica que aparece

donde menos se lo espera uno.

-Ver o no ver. He ahí el dilema.

¿Qué es más noble para el espíritu?

Soportar los golpes y las injurias del insultante poder

o tomar las armas y haciéndole frente a derribarlo...

Pero la bola la voy a romper.

No quiero que caiga en manos del enemigo.

-La bola es indestructible.

-No puedo mirar.

(Aplausos)

-Muchas gracias, amigos.

Es un verdadero placer estar con vosotros.

Es emocionante ver como se hace la tele en directo.

Me encanta que se caiga el micro,

y se vaya la luz y todo lo demás.

Tengo dos compañeros aquí conmigo.

Él es el saxo tenor Gabriel,

el pájaro del Maresme.

Y el maestro Joan Viñals.

Gracias.

(Música)

Según entré en la taberna me encontré con su mirada.

Como si fuera a clavarme alguna aguja hechizada.

Coronada de un postizo

con su delantal azul

lucía sus dientes de oro

como una reina zulú.

Reina zulú,

reina zulú, quién te has creído tú, reina zulú.

Llegó con cara de mala,

se dio un golpe en la rodilla,

y se quedó avergonzada.

Era solo una chiquilla.

Ponme un vaso de cerveza,

habichuelas con arroz

y luego me traes la cuenta,

negra de mi corazón.

Reina zulú, reina zulú,

quién te has creído tú, reina zulú.

Voy a contemplar el río

y baja el agua marrón

con el murmullo cansado,

la queja de un pescador.

A lo lejos ya se enciende

la hoguera de la ciudad.

Me enseña sus dientes de oro

la noche, ¿por qué será?

Reina zulú, reina zulú,

quién te has creído tú, reina zulú.

Gracias, chicos.

Muchas gracias.

Gracias, Santiago.

Muchas gracias. El programa con esto se ha acabado.

No se me ocurre otra forma mejor así que hasta la semana que viene.

Hablamos la próxima semana de terror. Otra vez terror.

Esto de la Bruja Avería y los plomos y...

Aquí os esperamos.

Después de los créditos viene el final.

Vamos a prepararnos.

Gracias.

(Música)

(Música)

Anda que...

Como te vuelva a ver echando

manos de la gallina me voy para Albacete.

A ver cómo te las arreglas tú solo. Venga, come.

Te gusta que te toque los bombos...

Se recuerda a África.

Te recuerda a África.

Oye, no me arañes.

Mira cómo me pones. Como un divino señor.

Sor prendida, digo yo una cosa,

¿por qué no me da un trozo de lo que se deje?

No se deja nada.

Pues démelo antes de que se lo coma.

Tenga.

Llévese este, que es bien hermoso.

Pero no se aficione. Él lo necesita más que usted.

Es una mortificación comer verduras siempre.

(Aplausos)

Que mala, pero que mala soy.

  • La bola de cristal

Alaska y Segura - La bola de cristal

20 abr 2015

'Alaska y Segura', el talk-show sobre la vida moderna de Televisión Española, rinde homenaje este lunes a 'La bola de cristal', un programa que marcó una época en la historia de la televisión en nuestro país. A lo largo de todo el programa, pasarán algunos de los integrantes que formaron parte del mítico espacio de los años ochenta.

ver más sobre "Alaska y Segura - La bola de cristal " ver menos sobre "Alaska y Segura - La bola de cristal "
Programas completos (13)
Clips

Los últimos 124 programas de Alaska y Segura

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. luisliro

    que buen programa. Enhorabuena a todos, y gracias por seguir ahí. Os adoro

    22 abr 2015