Presentado por: Alaska y Santiago Segura Dirigido por: Santiago Tabernero

Alaska y Santiago Segura son la nueva 'extraña pareja' que toman el relevo en el innovador formato de Televisión Española, tras 'Torres y Reyes' y 'Alaska y Coronas'. Un nombre nuevo y un nuevo presentador para el talk show en directo, que pasa a emitirse en el late night de La 1.

El programa mantiene el espíritu transgresor de las anteriores entregas e incorpora novedades para reforzarlo, hacerlo más atractivo y actualizarlo según las últimas tendencias. Repetirá la fórmula de talk show en directo, con entrevistas, invitados y secciones fijas.

Una vez más, la pareja de presentadores se complementa a la perfección. Al talento y el carisma de Alaska, que ha cautivado a varias generaciones en España, se une el humor y la cercanía de un Santiago Segura que regresa a TVE como presentador.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.1.0/js
3141222
No recomendado para menores de 16 años Alaska y Segura - Viva Buñuel - ver ahora reproducir video 01h 41 min
Transcripción completa

Si no estáis quietos, no os retrato.

Vamos, deprisa.

Qué maravilla.

Adivina, adivinanza.

¿Quién es el ave que pita en la granja?

-La gallina.

(Risas)

Es La Última Cena de "Alaska y Segura".

(Música)

Aleluya, Aleluya.

No te muevas.

(Risas)

(Música)

(Aplausos)

(Gritos)

Señoras y señores,

Señoras y señores,

con todos ustedes,

el discreto encanto del surrealismo.

Nuestros presentadores: Alaska y Segura.

(Aplausos)

Qué majos. Muy buen público. Muy entregados. Muy buena gente.

Buenas noches.

Se me va la voz.

Es el último programa.

Es un público entregado y cariñosa, me he quedado mudo.

Os damos la bienvenida.

Este es el último programa de "Alaska y Segura".

Os ha sonado muy auténtico.

El programa se acerca a su fin.

Tengo ganas de acostarme a una hora decente.

Y que nuestros invitados tengan que dejar de meterse cafeína

en vena para aguantar el programa.

Yo nací un día 13, nunca se sabe.

No solo es el último programa de esta temporada,

también es la despedida de este lugar, los estudios Buñuel.

Muy pronto se transformará en otra cosa.

Un garaje, una tienda de ropa, unos apartamentos...

A eso me refería.

Por ello, lo hemos titulado "Viva Buñuel".

Hemos recordado la secuencia de La Última Cena con "Viridiana".

En los años 50,

albergaron unos estudios de cine míticos.

Por aquí han pasado muchos programas de TVE.

Será un conglomerado

de pisos de lujo.

Este programa

va en riguroso directo.

No puede faltar la música,

durante toda la temporada ha estado en manos

de Pepino y Crawford.

Tengo tractor amarillo,

que es lo que se lleva ahora.

Tengo tractor amarillo porque es la última moda.

Hay que comprar un tractor, ya lo decía mi madre.

Que es la forma más barata de tener descapotable.

Vamos a ver,

¿qué es esto?

Son mis sobrinos.

Bigotes y Dientes, habéis vuelto.

Te hemos echado mucho de menos.

A vosotros, nada.

Pero donde hay confianza da asco.

Está bien que hayáis vuelto, chicos.

Me alegro de veros.

¿Dónde están Pepino y Crawford?

No han podido venir.

¿Sabías que se habían hecho tan amigos?

No me consta.

Aquí pasa algo.

Pero qué es lo que no ha pasado en este programa.

(Música)

(Aplausos)

No sé lo que pasó de nuestro amor.

Ya sé que tu amor, por fin, terminó. Nadie te quiere ya.

Varia galería de personajes.

Ha pasado mucha gente por aquí.

Ha sido como ver mi vida,

como cuando vas a morir, que mis diapositivas.

Has mostrado nerviosismo

por ser el programa número 13.

Nuestros primeros invitados te van a quitar el maleficio.

Son historia de la televisión.

No hay nadie en este país que no se haya reído con ellos.

Debutaron en televisión en esta casa hace 37 años.

Vuelven a estos estudios,

que acogieron sus especiales televisivos más sonados.

Les hemos reunido porque es un programa muy especial.

Les recibimos con una ovación.

Josema Yuste y Millán Salcedo.

Martes y Trece.

(Aplausos)

La culpa fue del cha-cha-chá.

Sí, fue del cha-cha-chá.

Que me volvió un caradura...

Amor, muchas gracias.

(Gritos)

(Aplausos)

Bueno,

¿nos escuchas?

Si chillas.

Tengo tapones.

No debo oír bien.

Se me ha caído un diente.

Esto es empezar de lujo.

Tómate esto cada ocho horas.

(Aplausos)

Chicos, no sabes la expectación.

En los últimos años ha habido posibilidad de veros

algunas veces juntos,

pero cada vez que decimos que estáis juntos,

hay un revuelo.

La gente sigue fantaseando con esta idea.

Con la idea de veros juntos

en televisión.

Dejémoslo así, es más bonito.

-Es una maravilla,

cada vez que llegan fechas determinadas,

como fin de año o cuando hay votaciones...

A la urna, a las dos, a las tres...

Y aquí se hizo "Un, dos, tres".

Y ahora, con Eurovisión, que nos han sacado un huevo.

Ha sido a ti.

A mí no me ha sacado un nuevo nadie.

Esto es un poco,

pero todos somos como hijos vuestros,

de una pareja divorciada que quieren

que sus padres se reúnan.

Qué bonito, cuánto daño hemos hecho.

-Somos una pareja honesta.

Cuando dijimos nos vamos, nos fuimos,

no hacemos como los toreros. Somos sinceros.

Para dejar un buen recuerdo en la humanidad.

Muy bonito.

-Hay gente que se va y luego vuelve, por ejemplo,

los toreros.

(Aplausos)

Vamos a ver...

Vosotros os odiabais y amabais a partes iguales.

Fue un poco como el chiste.

Llegó un momento que el estrés y la exigencia eran altas.

Hicimos audiencias del 64. Habiendo cuatro televisiones.

Era una locura.

Pensamos que era el momento de separarnos porque,

si no, empiezas a decaer. Y las cosas, cuando decae...

-Estábamos muy saturados.

Lo que mejor supimos hacer fue retirarlos a tiempo.

Entre vosotros,

sois dos Lennon y McCartney del humor.

Y recuerda Fernando Conde,

que inició el grupo con nosotros.

Siempre estará con nosotros.

-¿Quién sería Lennon?

¿Y McCartney?

Yo sería Yoko Ono.

Es el regidor.

¿Está bien?

El director y las horas.

Es muy tarde y el público viene drogado de casa.

Nunca habíamos necesitado nada hasta hoy.

En la presentación hablábamos

que nos gusta mucho teneros aquí porque es el homenaje

a Estudios Buñuel.

Hicisteis aquí los especiales de los 90.

Hicimos unos 90 programas. Y mucha más gente.

No solo nosotros.

Muchos artistas.

Estos estudios tienen una historia muy bonita,

no en el tiempo, como mucho, tienen 30 años,

pero han dado mucho de sí, que es lo importante.

Han salido programas magníficos.

¿Qué dirían las paredes se hablasen?

Se reirían muchísimo.

-Si te callas, se las oye.

-Está sordo como una tapia.

Lo has dicho tú.

Estoy un poco sordo.

Tengo el mapamundi mentido aquí.

Aquí hicimos aquello de la Madonna.

No fue aquí, tuvimos que ir a Milán.

No sé por qué he dicho que lo hicimos aquí.

En estoy envejeciendo fatal.

-La culpa es de Madonna, que era muy cómoda.

Habéis hecho imitaciones de todo el mundo.

Eran caricaturas.

Me acuerdo de una de Bibi Andersen.

Estamos en las actuaciones musicales.

Este programa de Tina Turner

se hizo aprovechando unos decorados que está donde

ahora está Telemadrid.

Por esto hay gente que piensa que eres homosexual.

Y también la bicicleta sin sillín.

Y el café quemaba de verdad.

-Lo hizo en una sola toma.

Es una de las mejores cosas de Cruz y Raya.

(Risas)

Me quemé.

Pedí que estuviera caliente de verdad para dar verosimilitud.

Y que fuera auténtico.

-Te echas a todo el mundo en contra.

Lo ideal es que la gente pensara que era mentira.

Dices que somos sus hijos,

pero son unos logros de imitación.

En el lenguaje cotidiano lo hemos incorporado.

Cuando voy al Corte Inglés a comprar una camisa...

Oigo cosas absurdas de Millán y mías... Pero todavía están.

Y eso es verdad. Me llena de orgullo y satisfacción.

(Aplausos)

Hasta hace muy poco, muchas veces,

iba por la calle y me pedía que hiciera

lo del ojo.

Y se lo hacía.

-El otro día estaba pagando en una tienda y luego...

Y resulta que era Millán.

-Seguimos en la misma onda.

¿Cuánto de improvisación y cuánto de guion?

Al 50%.

Al día siguiente,

lo mismo duraba distinto que el día anterior.

-Siempre hemos tenido un guion.

-Una base.

Salíamos y entrábamos por el Guadiana.

-De ahí soy yo.

-Esa barriga, Dios mío.

Ese es Millán.

Cuando sabíamos que iban a venir,

hablábamos que había cosas que funcionan de una manera diferente.

Y cambia la evolución del humor.

Hay algunos chistes que ahora los vemos,

por ejemplo, el de la mujer maltratada,

que fue en el año 92.

No es ni más ni menos, ni quito ni pongo.

Nominado por mucho y nominado por otro.

Perdón.

Es que... mi marido me pega.

Mi marido me pega. A mí me pega mi marido.

¿Por qué no nos permitimos reírnos de ciertas cosas?

¿Tiene que ser el humor políticamente correcto?

No había la información que ahora tenemos,

sino no lo hubiésemos hecho nunca.

Es un drama real.

Actuamos de una forma ingenua.

Millán hace una parodia de una señora.

No quiere criticar a nadie.

Ni mucho menos eso. Éramos más jóvenes.

En un momento diferente.

Hay que verlo en ese momento. Por ejemplo,

una canción de Fórmulas V.

Algunas canciones de los payasos de la tele,

por ejemplo la niña que planchaba...

Ellos serán unos machistas y vosotros unos "punkis".

Tuvo tanto éxito en su momento que hicimos una segunda parte.

Que se había muerto el marido que la pegaba.

Y al final, cuando la habían enterrado,

decía a cámara:

"¿Y ahora quién me pega?".

Ahora lo veo y sinceramente pido disculpas.

Jamás tuvimos mala intención en ninguna parodia.

El humor blanco y absurdo.

No pensábamos una estrategia.

Éramos así.

La televisión ha cambiado.

Antes, la televisión no quería ser agresiva

con los personajes invitados.

Entonces,

vosotros os movéis en esa inocencia.

Relativa.

Encarna de Noche y también Isabel Pantoja...

Si ahora vemos el programa...

-Antes del programa,

la prensa del corazón ya había alimentado esa polémica.

Y le llegó a Encarna,

por mediación de algunas lenguas viperinas.

Y montó en cólera.

Y quería que no saliera.

Era la moda de la película aquella que salió.

Lo hacía Dani, el de La Oreja de Van Gogh.

El canto del loco.

Son nombres muy complicados.

En ese momento era...

Hemos visto actuaciones musicales

donde recreabais números conocidos.

También imitaciones a personajes.

Y los propios vídeos que han quedado.

Seguro que todos tenemos un favorito.

¿Cuál eligiríais?

El tema de Encarna.

La voz en off... El foco...

-Nunca nadie,

dijo que solo estabas tú y no salía...

Encarna de noche para todos

los amigos de España.

Es uno de los vídeos que podemos recitar.

Era enredo y equivoco.

-Estaba previsto no hacerlo.

Lo hemos contado varias veces.

Aquellos programas de Nochevieja eran en directo.

Gracias a las tres de la mañana.

Era a las tres de la mañana.

Eran en Florida.

Cuando estábamos en el ensayo

poníamos trocitos y la gente se quedaba enganchada.

Todo el mundo se reía.

Mi favorito es la entrevista de Lauren Testigo a Carmona.

Salió solo.

Tenía un pequeño guion, pero nos lo saltamos.

-No se repitió nada.

Lo estamos viendo en la pantalla.

Mucha gente agradecería

que nos callaremos.

Para encontrarme los cuernos y bajarme del río,

yo tengo una vaca...

Olé, qué arte.

Me dio un tirón en la pierna, lo digo.

Pero fue un tirón de verdad.

Sois como Los Beatles,

os habéis separado porque queréis hacer una putada

a la humanidad.

De verdad, como os conozco un poco,

siempre os habéis hecho mucha gracia el uno al otro.

La vis cómica es Millán Salcedo.

No la tiene nadie.

La tenía Tip.

Solo él y Millán. Y el pobre Pedro Reyes.

Son genios que tienen su propio sello.

Y Millán es Millán.

Rompieron el molde

y lo tiraron al mar.

Lo tengo asumido,

no hacer un cambio en una película tuya.

O no hacer otro tipo de papeles.

Me lo paso muy bien haciendo las paridas que sé hacer.

Nadie interpreta a Millán como Millán.

También está haciendo "Taxi", con gran éxito por toda España.

Lo tiene que decir al presentador.

Yo fui a verlo.

Mentiroso, no fuiste a verlo.

-Va a ser mi voz en off de mi nueva obra.

-En realidad,

le pidió que fuera protagonista

y no quiso Santiago. Como Teresa Campos.

Y "Sofocos".

Antes habéis mencionado un hito de TVE.

Un programa que se grabó aquí.

Vamos hacer un homenaje.

Era de parejas.

Necesitamos la cabecera. La sintonía.

No importa los años, cuando y amistad.

"Un, dos, tres".

Aquí estamos con ustedes otra vez.

Les ofrecemos un concurso alegre y dedicado

a juzgar su ingenio.

Por favor...

(Aplausos)

Vosotros empezasteis en el "Un, dos, tres".

Empezamos con José María Íñigo.

Creo que si me pongo así os ayudo.

Lydia Bosch...

Vamos a jugar a la subasta.

Que entre la señora que trae las cosas.

Una azafata guapa.

(Aplausos)

Qué guapa está.

-Aquí os traigo la navaja de "Un perro andaluz",

de Luis Buñuel y una espátula de albañil.

Las dos traen una pequeña tarjeta.

Si mi compañera, Alaska, lee un poco de la tarjeta...

(Risas)

Es entre Kiko y Mayra.

Kiko Legrad.

Si existe un elemento que podría representar

la obsesión inmobiliaria de nuestro país

en las últimas décadas, podría ser una espátula.

Hasta aquí puedo leer.

Me da una idea.

Queréis saber algo de la navaja.

Lee un poco.

No es solo una navaja,

es un símbolo del arte más vanguardista, atrevido

y sugerente de nuestra cultura. Hasta aquí puedo leer.

Espátula era una cantante inglesa.

Espátula Clark.

A lo mejor es un disco de Petula Clark.

Me quedo con la navaja.

Siempre estamos de acuerdo.

-Con la espátula.

-Navaja.

-Espátula.

Hazme caso, tengo una intuición que te cagas.

-Nos separamos por eso, por tu intuición.

Han elegido la navaja.

La espátula.

Vamos a ver lo que han perdido.

Habéis perdido la espátula porque habéis perdido la navaja.

La espátula es un apartamento.

Es lo fácil, Torrevieja.

A veces, el humor es fácil.

Un elemento que podría representar simbólicamente

la obsesión inmobiliaria de nuestro país

en las últimas décadas,

podría ser una espátula.

Los albañiles levantan muros de ladrillo

como los que se levantarán en este emplazamiento

cuando derriben estos estudios para construir apartamentos

de lujo como el que acabáis

de perder.

Te lo había dicho, cariño.

Os habéis quedado con la navaja.

Léela tú.

Esta navaja no es solo una navaja.

No leemos nada y os lleváis 100.000 E.

Ahora mismo.

-Hemos venido a jugar y nos quedamos con la navaja.

(Aplausos)

8000.

Perfecto.

-La navaja.

Vamos a ver lo que se llevan nuestros queridos amigos.

Como es símbolo

de estos estudios y TVE se llevan esta Ruperta.

(Aplausos)

Qué bonito.

-¡Ruperta!

(Aplausos)

Estoy muy contento, Kiko.

Siempre bien este concurso pensando que algún día me la iba

a llevar.

-Me recuerda Rajoy en Carnavales.

(Aplausos)

Muchas gracias por estar aquí.

Queremos enseñaros una cosa.

Ya que hemos hablado de "Un, dos, tres"

queremos aprovechar para rendir homenaje al padre de este formato.

Durante muchos años trabajó en estos estudios

y es parte de la historia de la televisión de este país,

Chicho Ibáñez Serrador.

(Aplausos)

De hecho, nuestro bloque de publicidad está dedicada a Chicho.

(Música)

Solo dime que me quieres. Que me quieres mucho.

Nunca seré una carga para ti, amor.

-No, Manuelita.

Frigoríficos, el último grito.

(Música)

Manuelito...

(Gritos)

Frigoríficos, el último grito.

(Aplausos)

Seguimos con el homenaje a los estudios Buñuel.

Con un recorrido elaborado por Carlos del Amor.

Perdón, Santiago, me dicen que el chico,

que nos hemos quedado asustados, que el chico

que se ha mareado antes se encuentra bien.

Que entre al plató.

Vamos a hacer una entrada como es debido.

(Aplausos)

¿Cómo estás?

¿Ha sido el calor?

Me he mareado y me he caído.

Nos hemos quedado preocupados.

No te preocupes, estas cosas pasan. Es en directo.

Soy un niño índigo.

Como ha estado aquí Martes y Trece...

¿Tienes algún problema de tensión?

Percibo la energía.

¿Qué has recibido?

El malestar que hay aquí por lo que se va a destruir.

Se han hecho programas muy míticos,

como "Un, dos, tres",

es un lugar sagrado, un plató sagrado.

Venga, siéntate.

Te vas a encontrar mejor.

Un aplauso, por favor.

Me ha entrado un poco yuyu.

Trae mala suerte ser supersticioso.

Estoy empezando a pensar que el espíritu de Luis Buñuel

está empezando a jugar con nosotros.

Igual sí, pero debemos seguir antes de que pase otra cosa.

Vamos a seguir con ese reportaje

que íbamos a presentar, Carlos del Amor nos va a conducir

por la trastienda de los estudios Buñuel.

(Música)

Si las paredes cantasen...

Las de los pasillos de los estudios Buñuel,

cantarían mucho.

Este es el pasillo de talleres de los estudios Buñuel.

Sé ve lo que hay detrás de la cámara.

Detrás de lo bonito.

Casi todo es posible, las piedras no pesan.

De aquí han salido decorados.

De programas que tenéis en la memoria.

Vamos a hacer memoria.

(Aplausos)

(Música)

A aquí comienza "El precio justo".

Nuestros concursantes

pueden ganar premios importantes.

-Encontramos el departamento de efectos especiales.

Las pruebas de "Un, dos, tres" y las de "¿Qué apostamos?",

fundamental este departamento en cualquier producción.

Un botón rojo, las películas, se aprieta.

Ahora vamos a utilizar todos los tópicos posibles,

histórico, emblemático...

Estamos en el estudio.

-Estáis a punto de entrar en el último minuto.

-"Masterchef" es lo último que se ha hecho.

Seguro que escucháis esta sintonía.

Perdona la intromisión,

me hacía ilusión estar en esta escalera.

-Francisco, su desafío.

-50 ruedas de bicicleta, nada más.

Aguanta, hombre.

¿Se acuerdan de "Grand Prix"?

Y de este decorado, de "Tengo una pregunta para usted".

Vaya lo que nos hemos reído aquí.

Por ejemplo, nos hemos reído mucho.

Están ellos.

Sí, sí, están ellos.

-Realmente se cuida mucho.

Pero ahora hablemos en serio, Madonna.

-Por supuesto, la afición.

Por ejemplo, el Quijote

de Manuel Gutiérrez Aragón.

Buñuel de abajo arriba.

Terminamos en la parrilla de focos,

que han iluminado la historia de la televisión de este país.

Focos que en breve se apagarán.

No recuerdo lo que pasa...

(Aplausos)

Nadie te quiere ya,

nadie te quiere ya.

(Música)

(Grito)

(Música)

(Canción en francés)

(Aplausos)

(Música)

(Aplausos)

(Música)

(Aplausos)

-Hola.

¿Qué tal?

Impresionante, nos ha encantado.

Gracias por traernos este espectáculo de "The Hole 2".

Pensamos que vas a cantar otra cosa.

Mi querida Lola Flores,

"Pena, penita, pena".

La vamos a ver en video.

Gracias, amor.

De tinieblas y pedernal,

como un caballo desbocado que no sabe donde va.

Es un desierto de arena,

es mi gloria, un mi penar, ay pena, ay pena, penita, pena.

(Aplausos)

Momento, un momento.

¿Qué pasa?

Vosotros estáis pinchando en un sitio.

Nos han pegado un porrazo en el camerino. Casi nos han matado.

Mis sobrinos.

¿Bigotes, dientes, habéis sido vosotros?

No.

De las gafas de sol...

Esto vale mucho dinero.

Bajad ahora mismo.

Son nos sobrinos amaestrados.

Venid aquí con nosotros.

Os recuerdo que fuisteis castigados

y os echaron por quemar a un hombre de la barba.

Como soy vuestro tío,

no habéis aprendido nada de ese castigo.

Pues tengo que dar una educación.

Esa educación pasa voy a pagar.

Vamos a tener que pasar

una reinvención del método Ludovico.

Es una cosa que inventó Stanley Kubrick.

Venid aquí conmigo.

Vamos a ver.

(Aplausos)

Os habéis portado muy mal.

Esto no se puede hacer.

Oye...

Esto es lo que tenemos que evitar.

Estos son dos eminencias, Félix Sabroso, director de cine.

El señor Paco Tomás, un novelista prestigioso.

Es modelo de Instagram.

Como son personas que conocen mucho la psique humana,

os van a administrar el método.

Se lo ha inventado el señor Stanley Kubrick.

-Nos vamos a putear.

Con el sufrimiento podéis llegar a cambiar vuestra conducta.

Esto lo han hecho muchas personalidades

y ahora no las conoce ni la madre que los parió.

-Por ejemplo, Paloma Lago.

Era una chica que enteramente diferente.

-Es una Paloma Lago diferente de antes.

-Victoria era punki antes.

-Carlos Lozano antes.

-Nosotros éramos seres deleznables y ahora mira.

Os dejo en nuestras manos.

Sentarnos aquí.

(HABLAN A LA VEZ)

Esto es precioso, es fieltro.

Es un chiste que dedicamos

al director de este programa, Santiago.

-Un aplauso.

(Aplausos)

Vais a sufrir un poquito.

Doler duele.

-Os van hacer lobotomizar.

Vais a ver recibir descargas.

Vais a ver imágenes que no tienen nada que ver

con nuestra trayectoria profesional.

Vais a sufrir pero va a ser bonito.

Mira qué escoria más adorable.

-Wiki, Wiki.

-¡Para!

(Risas)

(Música)

Bajarás a la calle corriendo,

de repente queriendo cantar,

por que el cuerpo te dice de pronto

que quiere bailar.

Bailarán hasta no poder más,

pero tu baila, dale que dale,

nadie muerto por bailar.

Adiós amigos, yo solo digo que...

Se nota que han vuelto Pepino y Pistacho. Muy bien chicos.

Vamos a continuar, recibiendo a una escritora.

Es cronista de nuestro tiempo y nuestra cultura,

novelista, articulista, muy buena actriz.

Tras un años en Nueva York

podido disfrutar de su particular mirada, regresa a España.

Con todos ustedes, Elvira Lindo.

(Aplausos)

(Música)

Ayúdala, Santi.

(Música)

(Aplausos)

Elvira Lindo, o la sirenita.

La nave, va.

Tienen que montar nuestras set.

Este programa es así.

Hago muchas fotos.

Ellas de Instagram, como yo.

He seguido todos su periplo en Nueva York.

Todos somos amigos en Instagram.

A ver, Elvira...

Se ha dado la vuelta.

Se hace los selfies sin palo. Es muy valiente.

Elvira Lindo.

Está muy mal puesto esto.

¿Qué hacemos?

Vamos arreglando.

¿Me pongo detrás?

No, por favor.

Se ha cambiado de marcas.

Esto es de la entrevista de triciclo.

Tu en el sillón de honor.

Ha pasado en el último programa.

Gracias por esta entrada.

A estas horas.

Estoy a punto de caerme.

No lo voy a repetir.

¿Eres madrugadora?

Más bien tengo insomnio.

Entonces estamos bien.

Estaría en la cama.

Este programa es bueno para el insomnio.

Me lo ha dicho mucha gente.

De verdad, parecía una marea negra.

Nos hemos superado aquí.

Te acabas de estrenar

como jurado de los premios Princesa de Asturias.

No me acostumbro decir Princesa de Asturias.

Está bien que haya unos premios un prestigio internacional,

y que y que esté igual un científico de Nueva York,

un escritor australiano,

me parece que eso le da empaque, es bueno para la ciudad.

No sé si es bueno para la monarquía, pero creo que no tiene nada que ver.

Conocíamos el premio a Emilio.

Una de las cosas que él manifestó

cuando en las primeras entrevistas que se le hicieron

cuando se conoció la noticia,

es que esperaba es que en estas elecciones que pasaron ayer,

y no las de anteayer, las de Eurovisión...

No las de Edurne.

Esperaba que ganase la decencia.

¿Quién ha ganado ayer?

Estoy hablando en general.

Es posible que haya ganado el cambio.

Tienen que pactar en muchos sitios.

Es evidente que el cambio era necesario.

Vivo en Madrid, el cambio era necesario.

Puedo decir que la alcaldesa de Madrid va a ser Manuela Carmena.

Como puedes ver hemos traído

a todos los votantes de Esperanza Aguirre.

Es una persona que ha mostrado una buena educación,

cercanía con la gente.

Cuando la escuché hablar en la noche electoral,

me pareció escuchar a una persona normal,

no tiene pensado su discurso para el triunfo o el fracaso,

una persona normal.

Me dio mucha alegría.

Ella quería conquistar a la gente que no le había votado.

Me parece fenomenal.

Es para todos.

Da la impresión que los políticos querían el poder

para ejercerlo sobre todo

sobre aquellos que no les habían votado.

Esa especie de economía que tiene ella,

que voy a llamar a Esperanza Aguirre

y decirle que vamos a quitar tensión a la situación,

y además, no es bueno injuriar a la gente para ganar.

Son las reglas del juego que hay que cambiar.

Las reglas del juego que se convierte en otra cosa.

Tú has estado fuera mucho tiempo, 12 años.

11 años.

No sé si nosotros hemos perdido la percepción por estar dentro

de lo que ha pasado en la última década en nuestro país.

No sé qué visión tienes tú

desde fuera y las personas con la que estas.

Soy una persona bastante informada,

me gusta mucho la prensa y de las personas que me llegan.

Solo he percibido a veces la tensión.

En los medios de comunicación se vive la tensión.

Tenía muchas ganas de llegar a España.

Todo el mundo me preguntaba por qué, quería volver a mi ciudad.

Quiero disfrutar de cosas normales.

A mí estando fuera el invierno en Nueva York,

con ese clima diabólico y otras cosas que no me gustan,

llegar aquí e irme, me tiraba a la calle

a tomar cañas y tapas.

Percibía que la gente es simpática, abierta,

puedes tocar a los niños,

es una cosa que me gusta,

vamos a tener relaciones así,

conversaciones por la calle con ellos,

cosa que no se puede hacer en los Estados Unidos.

Te detiene la Policía.

Los niños no están acostumbrados a relacionarse con extraños.

Todo eso de contacto directo y simpatía, porque es verdad,

lo disfrutaba mucho cuando llegaba aquí.

Lo único que pensaba aquí era que estaba percibiendo el ruido,

lo único que percibo es la mala hostia.

Sin embargo, hay muchas más cosas.

Tu percepción desde allí.

Estuvo aquí Miguel Bosé, que está viviendo en Panamá.

Le preguntamos que pensaba Panamá. Pensaban que era un país triste.

¿Como se nos ve desde Estados Unidos? Has vivido allí varios años.

Siempre que hemos hablado con americanos que han viajado,

que le suena Barcelona, Madrid,

siempre ven a España con mucha simpatía.

Es un país sobre el tópico. Es un país que les resulta apasionante.

Es un país apasionado, con gente espontánea,

con mucho carácter.

Yo, cuando pasó fuera un tiempo,

la verdad es que percibo lo mismo.

Moviéndome por allí,

me doy cuenta que yo soy un pequeño ejemplo

que va por las calles de esto.

Soy más abierta...

Me relaciono fácilmente con la gente.

Necesito entablar contacto visual y humano.

Cuando publicaste en 2011

"Lugares que no quiero compartir con nadie",

¿qué te aporto vivir en Nueva York

no solamente con los artículos o tu blog o Instagram

sino el momento como escritora?

Me aportó mucho

por que ejercitó el músculo de mi tolerancia.

Distinguir entre los judíos ortodoxos y la ciudad de Nueva York,

porque sufre relacionarme con muchos tipos de religiones,

y tienes que ceder parte de tu espacio.

Acaba siendo un consumidor de otras culturas, la comida,

la religión, otra iglesia

de otra religión en la que tú no te has educado a escuchar música.

Es una ciudad muy cosmopolita y vuelves aquí y aquí se queja

de la cantidad de inmigrantes.

Cuando vuelves aquí,

es como un paisaje humano bastante parecido, todavía.

Ves gente de otros colores,

no es como en los años 70.

Todo se mueve en el mismo barco.

Si tu te metes en el metro, haces así, no nos parecemos ninguno.

Somos completamente distintos.

Decía Pío Baroja que el nacionalismo se cura viajando.

Es igual que la cultura.

Es como decían, de Madariaga,

que es un tonto en cinco idiomas.

Puedes viajar mucho y ser un gañán.

La incultura se cura estudiando.

Yo creo que siendo flexible.

Estás en un sitio,

y a los españoles les pasa a veces,

que se ponen a opinar muchas veces.

Inmediatamente dicen que aquí,

la gente, es muy simpática o la comida es una porquería.

Pero espérate a pasar tres días para respirar algo.

New York, en los Estados Unidos,

es un país que me sonaba muy familiar,

porque toda nuestra cultura de pequeños ha sido muy americana,

más de lo que pensamos.

Me pareció muy familiar.

He vivido 11 años pero son totalmente distintos

y hay muchas cosas que no entiendo.

Cuanto más he ido conviviendo,

más incomprensible me resulta.

Hemos visto fotos de tu Instagram.

Te has convertido...

En una Instagramera.

Una cronista de la palabra y de la imagen.

En Instagram hay muchos fotógrafos

que utilizan Instagram para sus fotografías

y otros que se convierten en fotógrafos

gracias a Instagram.

Siempre me ha gustado las fotos.

De repente me vi en Nueva York.

Esto lo tengo que sacar de alguna manera.

Esto es secreto, vas con esto...

Tengo cierta habilidad

para robar fotos de cierta gente interesante.

No tema vez que tuvo un problema

porque tuve retratos de gente en el metro, que me encanta, rara,

la última vez era un tío que iba pidiendo fotos

con su cuerpo serrano.

Iba vestido de Elvis Presley.

Son muy agresivos.

Tu vas vestido de Elvis Presley por la calle,

estás pidiendo a gritos que te hagan una foto.

¿Vas a publicar un libro de fotografía?

Es un diario, un texto ilustrado,

como si me pusiera los cromos en el diario.

He tenido muchos seguidores de la visual.

Es verdad que es una ciudad muy fotogénica.

Ahora estoy haciendo fotos en Madrid

pero se me tiene que acostumbrar los ojos para sacar la gracia.

En Nueva York, claro, es una ciudad que tiene 100.000 fotógrafos

en cada esquina, entre los turistas,

la ciudad y yo, nos vamos haciendo fotos los unos a los otros.

Es una ciudad muy fotogénica,

el paisaje humano es muy variado.

Te llama hacerlo, igual que te llama hacer la película aquí.

Tú ya la has hecho.

Deprisa y corriendo, pero fue así.

Fue con mucho esfuerzo y sacrificio.

En un mes en Nueva York.

Lo de Instagram en Nueva York, es como alimentar a la bestia.

Tengo que poner algo,

no ha pasado nada, pongo este plato.

Pero tú alimentas a tu twitter también.

No es una crítica.

Te has acostumbrado a alimentary tuitear y ahora es Instagram.

En Instagram, siendo imagen, veo un público más bondadoso.

Si no, yo borraría comentarios.

Cuando no tengo nada que fotografiar,

tengo gran escritor en mi casa.

Voy a sacar a Antonio Muñoz Molina y el se deja.

Habrás visto a una pelea de gallos en Nueva York.

¿En el sentido literal?

De gallos raperos.

Tenemos unos que han venido varios programas.

Seguro que lo vas a disfrutar.

Te damos las gracias.

No quiero hacer una foto antes de irme.

No quiero hacer una foto antes de irme.

Para tu diario.

Mira lo que pasó con nuestro amor.

Solo se que poco a poco termino.

Nadie te quiere más. Nadie te quiere ma.

Nadie te quiere más.

Nadie te quiere ya.

¿Qué vas a hacer?

(Aplausos)

Yo hago la pelea de gallos porque me lo está pidiendo la gente,

me levantó de la silla simplemente,

la gente me dice que estoy haciendo un duo.

Esta vez pedimos

para despedir la temporada,

"Martes y Trece",

conocido en el mundo entero.

Hay pocas ideas que me pueda conquistar

pero lo ha hecho de pleno Vinila Von Bismark.

Muchos más se ha quedado flipado.

Hablando de ellos, son amiguetes, el tío y el sobrino,

han secuestrado a Pepino y Crawford,

han tirado la puya pero antes lo había comprado en un chino.

Han sacado buenas narrativas al igual que Elvira Lindo.

Tengo gran energía.

Me tripa Elvira Lindo,

se ve el amor que pone en los libros cuando se pone a

escribirlos.

Las paredes ya tiene vida, hoy es un día de pena por la despedida,

de parte de todo aquel, nos despedimos y que viva Buñuel.

Despedimos este gran programa.

Ha sido perfecta la entrada de Viridiana.

(Aplausos)

Muy grandes, dos raperos magníficos que nos han acompañado

durante la temporada con sus peleas de gallos.

Muchas gracias.

(Aplausos)

Por eso, para nosotros ha sido muy importantes

disfrutar de su improvisación.

Ha sido una aportación en esta última noche

en los estudios Buñuel.

Son muy lindos.

Ya que os sabéis el programa,

una de las constantes todas las semanas, es nuestra máster creadas.

Esta noche, la persona que viene ha presidido

las galas mágicas de Buenos Aires.

Viene hablarnos de un micro particular entre el enamoramiento.

Entre nosotros, Elida Campoamor.

Ya sabes que tiene cinco minutos. Alentalos.

(Aplausos)

Muy buenas noches.

En estos escasos minutos que tengo,

quisiera vencer a unos prejuicios que existen

en torno a dos estados del alma o de la psique.

Al estado de enamoramiento

y al estado de trance

durante la hipnosis.

Siempre se hace desde la crítica o el desconocimiento,

la tiranía de la razón.

Hoy quiero dignificar el vínculo que existe entre todos estados.

Quiere defender la idea que el enamoramiento

pero es un estado de trance.

Pero no para cuestionar su sensatez, como vulgarmente se hace.

Yo tuve una experiencia personal

que me marcó la vida

y me cambió la visión sobre este tema.

Yo estaba enamorada.

Estaba muy enamorada.

Hacía años que venía siguiendo a una persona.

Bueno, sí.

Lo venía siguiendo pero en el buen sentido.

¿Se entiende?

Es una persona ajena a mi mundo, se dedica a asuntos terrenales.

Él es policía.

En serio, es policía.

No tiene nada que ver con la magia, el inconsciente, el amor.

Él representaba las fuerzas del orden

y yo representaba las fuerzas del desorden, el caos, la arbitrariedad.

De alguna manera yo le aterraba.

La situación era compleja.

Era muy turbia.

Yo estaba mal, cada vez estaba peor, la soledad me invadía.

Pensaba que iba a reventar como un sapo

de la mal que me sentía.

Una noche estaba en casa sola,

viendo la película "Los puentes de Madison".

La cabeza me dijo que tenía que usar toda mi inteligencia a mi favor,

toda la formación que tiene a su favor.

Lo que quiero decir es que de alguna manera,

a esta persona la hipnoticé.

No estoy contando un cuentito,

no es una metáfora.

Lo hice con todo lo que eso conlleva.

Ahora él está muy enamorado de mí.

Estamos muy enamorados,

su momento precioso,

nos dejamos notitas de amor en la nevera, detalles.

Lo que pasa es que yo tengo un problemita moral,

es como un dilema ético...

Es una pregunta que me acecha.

La tengo acá.

Un amor así.

¿Puede resistir el peso de la verdad?

Si él supiera

que todo este amor

que siente por mí,

esta avalancha de amor que siente por mí,

si supiera que es pura invención mía,

¿qué pasaría?

Yo no quería traer todo esto a un terreno tan personal.

Disculpen.

(Aplausos)

Parece que es un día extraño,

se ha puesto tensa.

Son las 2:31.

A esta hora, cualquiera tiene un...

La ambulancia sigue fuera.

En este estudio han pasado grandes cosas.

Se han hecho muchos especiales,

previamente, Samuel hizo grandes películas aquí.

"La caída del imperio romano"

El fabuloso mundo del circo...

A la mejor hicieran algo de interiores.

"55 días en Pekín".

Queremos recordar estos momentos

de verdadera grandeza con la colaboración

de nuestros compañeros de "Días de cine".

(Aplausos)

Es impresionante que los dos problemas máximos de la historia

sea explicar la grandeza de Roma y comprender su caída.

-Aquel comienzo parecía hablar del interior de Bronston.

Grandes rodajes y grandes técnicos y grandes directores.

Todo alrededor de los viejos estudios Chamartín,

convertidos en estos estudios Buñuel.

(Música)

La España oficial le dio todas las facilidades,

mientras pudo mantener la financiación de la familia Dupont,

pudo afrontar las grandes cifras

de producción a pesar de los bajos costes.

Lo que salió fue "Rey de reyes".

- A tal hombre le llamamos el Cid.

Charlton Heston y Sophia Loren.

Repitió Charlton Heston con "55 días en Pekín".

Recuerdan los gigantescos decorados. La estrella era Ava Gardner.

-"Así empezó la caída del imperio romano".

Fue todo un metáfora de aquel imperio.

Y el fabuloso mundo del circo,

su canto del cisne, con su vaquero John Wayne

aguantando entre las llamas.

Un vaquero seductor...

Dejaron de financiar los Dupont.

Con las deudas cayeron.

-Atención...

Los estudios quedan vacíos

y ahora quedarán vacíos los estudios Buñuel.

Yo he visto cosas que vosotros no creeríais.

Todos esos momentos cinéfilos no se pueden perder como lágrimas

en la lluvia.

Recibe entre los brazos aquel que entre la vida y en la muerte...

¿Qué pasó con nuestro amor?

Solo se que poco a poco termino.

Nadie te quiere ya. Nadie te quiere ya.

(Aplausos)

(Música)

¡A fuego! Yo soy como una serpiente

de dos cabezas, que mientras la una te muerde,

la otra te besa. Yo vivo bajo tierra,

yo vivo bajo el sol, yo soy como una llama,

que quema tu interior. ¡A fuego!

¡Compare! Que me quema,

¡A fuego! Que me quema,

Que me quema, Que me quema.

Fuego que me quema, fuego que me arde,

fuego que me arde. ¡Corazón!

fuego que me arde. ¡Corazón!

Quémame, quémame... Quémame, quémame...

¡A fuego! ¡Toma que toma!

Ay, ay... ¡Que me quemo!

¡A fuego! ¡A fuego!

Debajo tierra... ¡Ya estamos ahí!

(Música)

Ay, ay, ay... Que me quemo.

(Aplausos)

Muchas gracias.

Esto que hemos visto, Joe Crepúsculo,

acompañado por Tomasito y Las Negris.

Muy bien.

Joe Crepúsculo, este tema forma parte de tu nuevo disco,

"Nuevos misterios".

Solo puedo pedir un aplauso muy grande.

(Aplausos)

¿Qué pasa aquí?

(Gritos)

(Gritos)

-Maestro de champán.

Chapo.

Una gran diferencia.

Siempre el primero en las grandes listas del lavado.

Gior.

Un poco de pasta basta.

Gior.

Bic dura mucho más.

Es la escritura económica.

Es la más barata del mundo.

Ahora, a seis pesetas.

Fuertes Comansi. Repletos de piezas.

El único para construir todo el oeste.

Pídelo así.

Repletos de piezas.

Juguete completo, juguetes Comansi.

Recuerdo lo que paso con nuestro amor.

Yo solo sé que poco a poco terminó.

Nadie te quiere ya. Nadie te quiere ya.

(Aplausos)

Juguete completo, juguete Comansi.

Parece el método ludovico.

Vamos a ver qué ha pasado. Es el tratamiento a mis sobrinos.

¿Qué tal estáis?

Venir para acá, chicos.

Parece que tenéis menos energía pero más calmados.

Me dan miedo, estar un poco más raros.

Como anormales, aducidos.

Podéis ir a un reality.

Buenas, ya no molestan.

Ya no se pegan.

Quitar las babas un poco.

Hamburguesa.

Ha sido una temporada para recordar siempre,

por esas cosas.

Muchas gracias a los que nos habéis seguido con tanta fidelidad,

en directo a través de la página web,

como habéis podido.

Estamos agradecidas y emocionadas.

Pepino y Crawford, venir aquí con nosotros.

(Aplausos)

Vamos a vivir juntos

y quiero que veamos todos juntos el resumen

de lo que yo considero una espléndida experiencia

que hemos vivido todos.

Veámoslo.

(Aplausos)

(Música)

(Aplausos)

No sabes, la rabia que me ha dado

haberme pedido este programa porque estaba trabajando.

Me ha encantado por estar contigo.

A mi también.

Bueno, seguro que alguno se está imaginando

el porque han pasado estas cosas hoy,

es una cuestión de superstición, es el programa

número 13, han estado Martes y Trece,

son cosas del directo, pero son cosas del guión.

Son obra de la dramaturga

y de su compañía

que llevan meses llenando la pensión de las pulgas.

Gracias por interrumpirnos con tanto arte.

(Aplausos)

Bueno, amigos,

hemos ofrecido dos finales.

Era un coñazo,

tenemos que ensayar dos finales.

Esta noche, como es una noche especial,

solo podemos terminar de una manera.

Hemos mezclado sus dos posibles finales en uno.

Hemos metido en una coctelera

a Luis Buñuel y estos estudios de televisión

y nos ha salido algo curioso.

Estará aquí con nosotros.

Pronto sacará su nuevo disco.

Con los tambores de calanda.

Con todos vosotros Malikian y los tambores.

(Aplausos)

(Música)

¡Viva Buñuel!

¡Viva la imaginación!

¡Viva la televisión!

Hasta siempre, amigos.

(Música)

Alaska y Segura - Viva Buñuel

25 may 2015

Los últimos 124 programas de Alaska y Segura

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios