www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.14.0/js
2419487
No recomendado para menores de 12 años Alaska y Coronas - Elogio de la máscara - ver ahora
Transcripción completa

No sé lo que me ha pasado.

Viene Punset, trasnochar...

¿Estás bien?

No, ha sido un bajón.

Deja de jugar a médicos y enfermeras.

Tenemos que hacer un programa.

Ve un trío y se vuelve loca.

Chicas, ya os llamo...

(Música)

(Aplausos)

(VOZ EN OFF)

Recibamos con una gran ola sincronizada

a una chica y a un señor

disfrazado de...

De Javier Coronas.

(Aplausos)

Bienvenidos al tercer programa de "Alaska y Coronas".

Este programa crea tendencias.

Ya tenemos gente que se disfraza como nosotros.

¿Qué está pasando?

Nunca he sido tan fresca.

Nunca he sido tan fresca.

Ni yo tan guapo.

Buscas un trabajo decente, esto no es vida.

No se pasa bien.

Muchas gracias, chicos.

(Aplausos)

La gente no está bien.

Los que nunca vienen disfrazados

porque cada semana llevan un modelo de un diseñador español

son Pepino y Crawford.

(Música)

Escándalo,

es un escándalo.

Escándalo,

es un escándalo.

Trabajemos ya..

Trabajemos ya.

Coronas, adelante.

Como ustedes son gente culta,

vamos a hablar del disfraz.

Mañana comienza el carnaval

y durante toda la semana les hemos pedido

que nos envíen instagrams,

lo que manden con sus mejores disfraces.

Con nuestro hashtag.

Es el tercer programa, lo tengo todo pensado.

Hemos recibido algunas cosas sobrenaturales y también fotos.

Veremos una selección en el programa.

Si no podéis esperar

en nuestra página web los podéis ver ahora mismo.

Nuestro programa ya lo habrán visto,

Bill Crosby.

Tenemos un gran invitado,

por ejemplo Eduard Punset.

Al médico Mario Alonso Puig, el ilusionista Jorge Blass,

y nos traerá de la mejor magia que se hace en Europa

con Magic Unlimited.

Y cerraremos con la actuación de Shimai.

Pero también tendremos por primera vez en España a Pandemonia,

una mujer que ha revolucionado la imagen de la feminidad

en las pasarelas y en el campo de las artes.

Ustedes no la van a olvidar,

y tú tampoco, Coronas.

Vamos a ser fieles a nuestra tradición.

Les presento a nuestro padrino del programa de hoy,

un clásico del milenarismo que va a llegar.

-Quiero presentar el programa de Alaska y Coronas.

Quiero hablar de Alaska y coronas, cojones ya.

Estamos en La 2.

Hace más programas que nos interesan,

viene gente que no va a ningún lugar.

A hablar de cosas que le gustan a la gente, ya.

Es La 2, yo estuve aquí hace tiempo.

Hice una cosa, la líe parda.

Bueno, me lo pasé muy bien.

Es una cadena cultural.

Aparte, Alaska me parece

una persona muy interna, muy expresiva.

Bueno... Sublime.

Y una cantante genial.

(Aplausos)

¿Te has quedado a gusto?

A mí estas cosas me hacen mucho bien.

Saco lo peor de mí.

Que todo sea por tu bien.

Es el autor de divulgación científica

con más lectores en España.

Podríamos decir que desde que nos acostumbró a su programa "Redes"

todos empezamos a llevar un Punset dentro.

El problema va por eso.

¿Has visto el público?

Esto me recuerda aquella película de

"Cómo ser John Malkovich".

Sería como ser Eduard Punset.

¿Cómo vamos a encontrar al verdadero Punset?

Con el clásico.

Tú presentas a un personaje conocido,

dices el nombre con euforia,

y se levanta y se delata.

Ya verás.

Con todos ustedes,

recibamos con un profundo aplauso al gran Eduard Punset.

(Aplausos)

Eduardo...

Pasa por aquí.

Pasa, por favor.

Eduardo,

hasta que no te has quitado la careta no sabíamos que eras tú.

Siéntate en nuestro palet.

Es un palet reformado.

-Éramos cuatro hermanos, creo.

Me acordaba de mi madre, se pasó la vida esperando a la hija.

Nunca llegó.

Luego me casé con una mujer

y tuve tres hijas.

Esas tres hijas tuvieron 2, 4, 6 nietos.

Ahora no me acuerdo si son 4 o 6.

Son nietos y ya está.

-Es curioso lo de la mujer

y el chimpancé.

La mujer lleva,

me dicen los biólogos,

leva 4 o 5 años de adelanto a los chimpancés.

No está mal.

(Aplausos)

-Pero luego llegan los 23 años o así,

se igualan las dos edades.

Ellos empiezan a preferirlas un poco más jóvenes.

Te sientes identificado...

Si comparamos el hombre hay más cosas paralelas.

Yo no quiero darle caña a los hombres.

Me parece que la mujer está por delante del chimpancé.

Tú, como hombre,

que no eres chimpancé seguro que tienes alguna cuestión.

Me gustaría preguntarte una cosa.

Tút ienes una paz interior

y una calma, trasmite serenidad,

es alucinante.

Intento imaginarte cabreado,

¿cómo hablas cuando te cabrea?

¿cómo hablas cuando te cabreas?

-No me acuerdo.

¿Se puede vivir con una actitud vital feliz,

sin cabrearse?

Mucha gente vive...

Relájate, la vida es larga.

-Recuerdo que a mi perra,

yo tenía una perra que quise mucho,

se llamaba "Pastora",

cuando le preparaba la comida,

daba saltos de alegría.

Era algo increíble.

Era la felicidad hecha persona, ¿no?

Y luego cuando le ponía el plato debajo de la mesa,

husmeaba y unas veces se lo comía y otras veces no.

En todos los casos,

después de haber comido,

se había acabado la historia.

Ya no había felicidad.

En los tíos,

en los chimpancés,

es exactamente al revés.

Ellos tienen la esperanza de que lo van a pasar en grande.

Y por eso los biólogos

definen la felicidad

como la sala de espera de la felicidad.

Usted nos ha dado mucha felicidad en esta casa.

Es un hombre muy querido en televisión, no solo por "Redes".

En la prehistoria de la televisión

yo he venido a colaborar con usted.

Ahora inicia una nueva etapa.

¿Se puede iniciar una nueva etapa en cualquier momento de la vida?

-Sí.

Ya sabéis que los científicos han descubierto

que entre los 55 y los 75 años hay una nueva edad.

Se desconocía antes.

Somos la única especie humana

que se caracteriza por esa edad nueva.

Es una edad en donde interesa menos el sexo, supuestamente.

Se ganan dos años y medio de vida cada 10 años.

Es un tiempo en el que mejora incluso la salud.

La salud de la gente.

Una persona de 55 años está mejor que cuando tenía 45.

Nos lo está poniendo muy bien.

Yo tengo 44 y me veía con una esperanza de vida muy corta.

Con aguantar 9 ya estaría en la panacea.

-Disfrutas de los mitos por primera vez.

--nietos

Cada día que pasa es mejor que el pasado.

Es por eso que podemos decir que cualquier tiempo pasado fue peor.

Al contrario de lo que la gente suele pensar.

¿Puede ser porque hasta los 55 vivimos para trabajar

y a partir de ahí trabajamos para vivir?

-Básicamente lo que ocurre

es que descubres que el trabajar te gusta.

Descubres lo que llaman los neurólogos

tu elemento.

Aquello que te hace vibrar.

Tú por ejemplo,

estás haciendo el papel en un escenario determinado.

Estás disfrutando.

Bueno...

Oye...

Estoy disfrutando,

pero me llegará el momento de trabajar a gusto.

Yo creo que Eduard va por otro lado.

Es un maestro para todos nosotros.

Yo no sé si en tu último libro,

"El espejo de Alicia",

maestros que no sirven en la vida y nos guían.

-Sobre todo que nos enseña cosas

que no nos enseñaban antes.

Por ejemplo, me acuerdo de pequeño en que me decían

que me podía fiar únicamente de la razón.

Luego vienen los biólogos modernos y neurólogos y demás,

y me dicen que no me fíe de la razón.

Que de lo único que me puedo fiar es de la intuición.

Sospecho que está ocurriendo,

pero no de lo que me han demostrado que ha ocurrido.

Es muy distinta la intuición.

Lo que nos enseñan

es que es muy distinta la felicidad actual de la de antes.

Antes, yo me acuerdo muy bien de cuando tenía 18 años.

Bueno, si eras guapo,

decían que ibas a la moda.

Era lo máximo.

Pero si eras feo,

pequeño, y tenías mala memoria,

y vas a estudiar solo y vivir solo.

Ha cambiado totalmente.

Hoy es absolutamente distinto.

Hay que ser esbelto, hacer deporte,

yo los veo a todos haciendo bici por la mañana.

A las ocho de la mañana.

La gente está muy loca, Eduard.

A las ocho de la mañana.

-Hacen bici

porque creen que la salud física es el requisito indispensable

para la salud mental.

Eso cuando yo era pequeño nadie lo creía.

Hay otra cosa que ha cambiado.

Usted podrá ilustrar a este caballero que tengo al lado.

Es un poco manazas con lo de las nuevas tecnologías.

Este señor se maneja como pez en el agua en Twitter, Facebook...

Aprende, Coronas.

Porque tiene tiempo.

Porque tiene ganas.

Y ganas.

-Yo creo que Alaska tiene razón.

Yo tengo ganas.

He descubierto que con un...

Habla con ella de esto.

-Un WhatsApp.

Eso enseña a entrar en otros universos.

En lugar de estar encerrado en tu cosa, en tu casa,

mirando la tele,

estás fabricando nuevos universos.

Estás entrando en nuevas lenguas.

Hoy calculan que una persona de África,

salieron 1500 personas.

Fueron a colocarse en el resto del universo.

1500 personas esparcidas por ahí,

a lo máximo que podían aspirar era a conocer a 6 o 7,

a conocerlas bien, ¿no?

Hoy esos 1500, conocen como mínimo a 1500.

Han hablado con ellos, con estos instrumentos.

Y estás mejor cada año.

Antes de que estuviera el WhatsApp

ya salían 1500 personas a colocarse,

pero no utilizaban el móvil, ¿no?

¿No pierdes el contacto físicamente con la gente?

Estás con el WhatsApp y dejas de ver la tele.

¿No perdemos el contacto, la mirada?

-Yo creo que es bueno perder el contacto con la gente.

Estás entrando en otros universos.

Con otros lenguajes.

Con otras pintas.

Creo que...

Es un avance.

Hablamos del carnaval, de la máscara.

En Internet es habitual que la gente asuma una identidad diferente

a la que tiene,

y que se presente como un jovenzuelo de 15 años cuando tiene 80.

O viceversa.

¿Es sano?

¿Puede llegar a ser perjudicial?

-Yo no veo que sea perjudicial.

En todo caso descubres que tu nieta tiene una facilidad

para entrar en otros universos,

para sustituir a alguien increíble.

Cosa que tú apenas tenías cuando eras pequeño,

cuando tenías su edad.

Siempre lo tenemos todo un poco al revés.

Alguien se muere, por ejemplo,

y lo que pensamos es que dónde irá después de muerto,

cómo estará,

sin darse cuenta de que lo que importa, lo único que importa,

es que si había vida antes de la muerte.

Y la vida, por ejemplo,

me gusta soñar por las noches cuando era un pájaro.

Cuando después de ser una especie de paquidermo,

de pronto evolucioné hacia los pájaros.

Lo que no se me ocurre

es pensar lo que me va a pasar después de la muerte.

Decía que está todo al revés.

¿Qué les pasa a los políticos?

¿Para que estén al revés?

-Es una época.

-Vamos a un mundo en el que habrá menos Estado,

y mucho menos políticos.

De los que hay ahora.

Es obvio.

El Estado empezó hace 10.000 años.

Cuando había un excedente agrario.

Por primera vez, había que vigilarlo, que nadie lo robara.

Todo este tipo de cosas.

Desde entonces el Estado ha ido creciendo,

y ahora se preocupa

de saber que tengas el coche exactamente aparcado

donde lo tengas que tener.

El Estado se ha pasado.

Vamos a volver a una situación

de menos Estado.

Antes ha nombrado la muerte.

Tendremos que dedicar un programa a la muerte, es un temazo.

Mi teoría es que después de la muerte

está el aeropuerto de Castellón, y ya está.

Con toda la cantidad de gente tan interesante que has conocido,

científicos, gente con dos carreras, que hablan inglés,

¿con qué persona te quedarías como la más interesante?

Tenga estudios o no tenga estudios.

-Yo creo que fue un biólogo que sigue siendo amigo mío, si vive,

no estoy seguro.

Vivía en California.

La NASA le había forma nombrado

director del equipo que iba a indagar

si había vida en el Universo,

en otros lugares del Universo.

Tenían ordenadores, cámaras y de todo.

Él les decía:

"Si notáis algo rarísimo,

algo que no entendéis nada,

de por qué está ocurriendo,

centrad todos los aparatos en esto.

Puede ser vida".

Y dirigiéndose a mí,

me dijo: "Eduardo, life is a mistake".

me dijo: "Eduard, life is a mistake".

"La vida es una equivocación".

Es algo rarísimo.

Por eso a mis estudiantes yo les digo

que no se impacienten.

Tranquilos, descubrir algo,

descubrir algo que sea vivo,

es algo que lleva mucho esfuerzo.

Es del que más me acuerdo.

De lo que más te vas a acordar de esta entrevista, aparte del sofá,

no se te va a olvidar nunca,

te vamos a hacer un regalo.

Te vamos a regalar una obra de arte.

Estos dibujos los hace Darío.

Se los damos a los invitados que nos gustan.

-Lo guardaré.

Muchísimas gracias...

(Música)

(Aplausos)

(Música)

En el Router 66 de esta semana

vamos a ver un cortometraje de Borja Echeverría.

Igual que entro, me puedo ir.

Ya saben que esta sección ofrece a los nuevos realizadores

la oportunidad de difundir sus trabajos.

Cari, estoy en el otro lado.

Hoy vamos a ver un corto

que es homenaje al cine como arte

que es homenaje al cine como arte,

estímulo y compañero de viaje.

Ahora no estás.

Esto me vuelve loco.

Sé dónde estoy,

pero nunca sé dónde estás tú.

Me sorprendes cada días más.

Coronas, madura, madura.

Madura, pero todavía tienes una voltereta..

-Hola, soy Borja Echeverría.

Como los presentadores no se ponen de acuerdo,

les presento este corto.

Espero que lo disfruten,

se llama "Días de cine".

(Música)

-Qué bonita película.

Pero qué bonita película.

Qué bonita película.

(Música)

(Canta en inglés)

-Qué bonita película.

Qué bonita película.

-Qué bonita película.

Qué bonita película.

Qué bonita película.

Bonita.

Qué bonita película.

-¿Qué película?

-La de la actriz que hace...

Bah, da igual.

-Bueno, bueno.

-Ayer estuve en casa de mi madre....

(Aplausos)

(Música)

Se puede bailar sin sentido,

así.

-Bueno, bueno.

Tu conversación privada puede ser...

Esto es privado.

Nunca sé quién es Pepino y quién es Crawford.

-Nosotros tampoco.

Lo teníamos asignado, pero nos hemos liado.

-Vamos cambiando.

-Tampoco sé cómo se dice.

Os quiero pedir consejo.

Como sois amigos de Alaska,

yo la veo muy chota conmigo.

La veo muy pillada.

Ella no está por el programa.

-Estás flipando, la verdad.

-Llevas razón.

Alaska es buena amiga mía.

Tú presentas con ella y la conoces en la tensión del directo.

Eres muy atractivo.

-Eres demasiado positivo.

Yo creo que es un lastre para el programa.

Voy a currar, que yo estoy currando.

Os quería decir, Pepino y Crawford,

que vamos con una sección que a mí me encanta.

"Lo dice Internet".

Qué nivel.

Con lo bonito que era

presentar un programa en el mismo sitio todo el rato.

Este programa está dedicado a Internet y al carnaval.

Hemos buscado disfraces originales.

¿De qué me disfrazo?

Vamos a ver ideas nuevas.

La primera es un disfraz de niños.

Nos disfrazamos para reírnos nosotros.

El primer disfraz se trata de una niña disfrazada de mujer mayor

con un andador que es más grande que ella.

Los padres son unos cabrones

que la han disfrazado así para reírse.

En este caso uno se disfraza de la camiseta del Che.

Y otro que también podéis tomar nota,

el de "El resplandor".

La caja de cartón no está muy definida.

Atentos a la chaqueta roja y la camisa de cuadros.

Otro disfraces el de esta chica.

Intuimos que está embarazada.

A lo mejor tiene gases.

Dos manitas con la calabaza de Halloween.

Buenos pechos.

Otra foto.

Otro disfraz.

El hombre invisible.

No se ha visto nunca.

Alguna vez sí, pero piden dinero.

Si hacéis esto,

no tengáis la cabeza gorda,

se nota dentro de la camiseta.

Este me encanta.

"Vamos a disfrazarnos todos juntos".

Se hace un disfraz común.

Como si fuera la montaña rusa.

Este me encanta, la familia Pac-Man.

El padre es el amarillo,

la madre la roja y las dos niñas las han metido ahí.

Otra cosa que os recomiendo es no disfrazar a un perro.

Este es el perro león.

Él no quería.

Preguntad siempre.

Y si quieres disfrazar a los perros, no hagáis esto.

Es ponerle a un perro pequeño tres cabezas.

(Aplausos)

No se sabe cuál es la auténtica.

Otra opción es esta que os quiero enseñar.

Un disfraz de Joaquín Reyes enfermo.

Está disfrazado de Joaquín Reyes pero delgadito.

Era un homenaje a Joaquín.

Un beso, Joaquín.

Este es el que más me gusta,

el de la zoofilia.

Me estoy crujiendo al carnero.

Tengo que andar con los pantalones bajados,

pero tengo el detalle de ponerle un pañuelo en los ojos

para que no vea el sufrimiento.

Menudo perro estás hecho.

(Aplausos)

Eso serían fotos de disfraces.

Me gustaría seguir el monográfico de la semana pasada.

Un vídeo de una niña

que sus padres la graban

mientras pierde la vida casi debajo de la lluvia.

Vamos con el ritual de grabar a los niños

mientras lo pasan mal y los padres bien.

El niño tiene miedo a este juguete.

No sabe lo que es.

Lleva en la vida un año y poco.

Le da un ictus cada vez que sale una bola.

Y los padres...

¿Quién está disfrutando más?

La vida me pasa deprisa,

no puedo asimilar todo lo que me está pasando.

Mira qué tembleque.

Qué cabrones.

Quiero enseñaros el error... (Aplausos)

Quiero enseñaros el error...

(Aplausos)

Si vais a aplaudir todo el rato,

son vídeos de Internet,

los podéis ver todo el rato.

Lo bueno de esta obra maestra

es que ahora se usan cámaras de vídeo de las buenas.

Alguien se va con su compañero a grabar una panorámica de Monzón.

"Graba, José María..."

La cámara se cae.

Empieza a dar vueltas,

parece "Twin Peaks".

Por arte de magia la cámara sobrevuela el horizonte.

Se queda plana,

enseña un sitio y dice:

"Me voy a tirar de cabeza en ese descampado".

Va enfocando al sitio.

¿Qué pasa ahora?

Viene un cerdo a chuparte el objetivo.

Eso te habrá pasado más de una noche.

Viene un cerdo chuparte el objetivo y te enseñar la boca.

No te pueden pasar más cosas

en la vida.

Te lame bien el objetivo y ya está.

Los que perdieron la cámara colgaron este vídeo.

Igual aterrizaron y recuperaron la cámara.

Aquí lo vemos todo...

Voy a descansar ya, ¿eh?

(Aplausos)

(Música)

(Aplausos)

Ya sabrán ustedes

que esta mañana ha fallecido el guitarrista Paco de Lucía.

En esta cadena

después de La 2 Noticias

recordaremos con un programa especial

el talento de este músico.

Siempre le vamos a recordar por esto, por "Entre dos aguas".

(Música)

Oscar Wilde dijo:

"Dale una máscara a un hombre,

y te dirá la verdad".

Todos nos ponemos la máscara

o creamos personajes que acaban siendo

los que en muchos casos dan sentido a nuestra vida.

También podríamos pensar si esa máscara

es la que queremos llevar

o la que quieren que llevemos.

Vamos a hablar de disfraz y de la imagen que proyectamos.

Jordi Milán, director de una de las compañías de teatro

más importantes y transgresoras, "La cubana".

Muchas gracias por aceptar nuestra invitación.

Muchas veces se ha pensado si el disfraz

es más cercano a la ficción o a la realidad.

Con una persona muy acostumbrada a deslumbrarnos con la ficción,

con Benjamín Prado hablaremos sobre este tema.

(Aplausos)

José María Poveda es doctor en Medicina,

especialista en neuropsiquiatría,

y uno de los expertos es psicopedagogía

más importantes de España.

También es experto en chamanes y rituales.

Podremos hablar sobre el carnaval

y los restos de ritual que quedan.

Gracias, José María.

Os preguntaría si pensáis que la elección de un disfraz,

hemos visto las imágenes que Coronas ha puesto.

Si la elección de un disfraz desvela algo oscuro en nosotros.

Si decido disfrazarme de Hannibal Lecter,

¿tengo un problema?

-Al contrario.

Significa que te lo estás apropiando y sometiéndolo a ti misma.

Asumes partes de nuestra sombra.

Cada uno de nosotros tiene una sombra

que se enriquece y se acaba conociendo.

Por eso lo llaman inconsciente.

Normalmente ponemos la sombra

en los otros.

Está poniendo de sí mismo fuera una parte de él.

El tema del disfraz,

por ejemplo para los actores,

no solo es una ayuda.

Es una forma de exorcizar lo que el personaje lleva dentro.

Además habéis roto la cuarta pared.

Nos encanta ver cómo

os mezcláis con el público.

¿Cómo se encuentra el público ante alguien disfrazado?

¿Quién tiene ventaja?

-Está a la par.

Se pretende que el público,

en el que nos hemos inspirado,

nos vea como uno más.

Sabe que somos actores.

Que todo es mentira.

Pero su subconsciente le está diciendo que podría ser verdad.

Le recuerda a alguien.

Para que se crean la historia,

hay que pensar en alguien que ellos conocen.

La realidad supera a la ficción.

Nos gusta manifestar ese teatro de la vida cotidiana.

Pasa inadvertida como teatro.

Es mucho.

Lo interpretamos todos de una forma u otra.

¿Cómo te sienta escuchar como autor

que la realidad supera a la ficción

en cuanto a la usurpación de identidades?

¿Crees que la realidad supera a la ficción?

-Yo soy partidario de las máscaras.

Uno siempre tiene que llevarla,

menos si llega a ministro.

Si llega a ministro es otra cosa.

No hay nada peor en esta vida

que la gente sin máscara.

La gente que va de cara

y que te dice la frase que acaba mal:

"Te voy a ser sincero...".

Cuando uno llega a la política,

ese verso de la canción de Dylan:

"Pagaré con sangre, pero no con la mía".

Si no existieran los disfraces, no existiría la literatura tampoco.

Seguro que el poeta más disfrazado de la historia fue Pessoa.

Firmaba sus libros con 15 o 16 nombres distintos.

Se lo tomaba tan en serio

que en una ocasión que iba a tener una relación sentimental

que no había tenido en su vida,

cuando estaba a punto de casarse Fernando Pessoa con Ofelia,

uno de sus heterónimos le escribió una carta a la chica.

Le dijo que se iba a casar con ese besugo

y que no le convenía nada.

Que le había pillado en flagrante delito.

Se arruinó la vida a sí mismo.

Una manera de llevar la idea de la máscara al borde del abismo.

-Llega un momento en que no se podía quitar la máscara,

la tenía pegada a la cara.

-Lo contrario de la máscara es la caradura.

La máscara es algo creativo.

Es algo literario y vanguardista.

La caradura es engañar a todos.

Propusimos a nuestros espectadores

que entrarán en el juego

--entraran

y nos enviaran imágenes y fotografías de sus disfraces,

de sus máscaras.

Las estamos viendo en la multipantalla.

Siempre sorprende la elección.

Hay distintas maneras de acercarse al carnaval y a la identidad.

La chirigota,

que puede ser corrosiva y crítica,

la cuestión veneciana,

muy elegante pero a la vez la más anónima.

Es más difícil discernir.

¿En el carácter está cómo nos acercamos?

¿Por qué los brasileños tienen un carnaval distinto

a los de Cádiz o a los venecianos?

-Es un inconsciente colectivo.

Singularmente lo que ocurre al ponernos la máscara

es que la que elegimos,

fruto de la elección personal,

representa algo que uno lleva dentro,

y en ese momento permite ponerla fuera.

Pero dejamos que la máscara habitual, las 24 horas se relaje.

Y deje de enviar órdenes internas

a uno mismo para que se comporte con su máscara habitual.

En ese momento cambia la conciencia.

Por eso la máscara no es solo algo que esté en la estética.

Internamente se crea un estado modificado de conciencia.

Por eso lo usaban los chamanes con los cazadores

y se vestían de animal.

Se acercaban al animal fingiendo ser del mismo grupo.

Las primeras máscaras que históricamente se han encontrado

son de animales usados por los hombres.

Fue el primer instrumento

para apropiarse del poder de los animales.

-O la tragedia griega, ¿no?

Las máscaras expresaban la tristeza o la alegría.

Lo que pasa es que muchas veces la máscara es el propio arte,

me acordaba de un verso de Pedro Salinas.

"Qué tragedia besar rostros

en lugar de caras amadas".

La poesía es decir las cosas como no son para que te entiendan.

-Pienso que no solo es escoger el disfraz.

Carnaval no es solo el disfraz,

es la transgresión.

Si no hay transgresión, no hay carnaval.

Cuando la realidad se hace insoportable,

se pone en marcha el mecanismo de la imaginación.

El resorte de la imaginación

y aparece la simulación.

Está muy unida a la transgresión.

Es importante salir de esta realidad

y hacer cosas que están prohibidas, ¿no?

Necesitamos hacerlas.

Cosas que nuestros instintos

nos dicen,

nuestros instintos reprimidos...

-Pero las represiones vienen del miedo.

El desbloqueo del carnaval es terapéutico.

-Es la manera de decir y hacer cosas...

No me gusta mucho el disfraz de,

y te vistes de una cosa.

-Me gusta más cuando el disfraz te elige a ti.

(Hablan a la vez)

Perdonad que haga una reflexión humorística.

¿Por qué demonios a los hombres les gusta tanto vestirse de mujeres?

Llega carnaval y no hay hombre que se precie

que no se plantee una peluca y unos tacones.

-Sin carnaval.

Un hombre honrado es el que cuando su mujer no está

se pone su ropa interior.

¡Te adoro!

(Aplausos)

-Se avergüenza, pero no en el carnaval.

La mayoría de disfraces masculinos,

en una sociedad muy machista y masculina,

los roles masculinos los pone en alza,

el disfraz más utilizado es el de mujer.

-En el teatro clásico los papeles de mujer los hacían hombres.

-Eso es distinto.

Era una prohibición.

-El hombre se siente estupendo.

Se ríen de él y lo aplauden.

Lo jalean.

-Es el rey del mambo, ¿no?

-Es como cuando uno sale y está en pausa.

En la transgresión le das al play.

A ver por dónde sale.

-Si encima lleva la cara tapada...

-El carnaval aligera la tensión.

-No eres tú, eres otra persona.

-Tiene una parte más fea el enmascaramiento.

Con un nombre ficticio...

Esa es la parte fea de la máscara, ¿no?

El que aprovecha el anonimato para meterse con otro.

Queda impune en el insulto.

Incluso asumir una identidad.

Ya no es jugar, es asumir una identidad.

Es una usurpación, no sé si es lo mismo, creo que no.

-En Internet también puedes desenmascarar.

Puede haber una imagen,

pero quieres sonido y voz ahora.

De entrada se ponen máscaras fácilmente,

pero con mayor continuidad hay sistemas para desenmascarar.

Cambiar el canal por por otro.

Cambiar el canal por otro.

La cantidad de primadas que hay en internet es espectacular.

Las posibilidades de timos, son extraordinarios.

Creo que es un mensaje de todo esto.

No sé qué os viene a la cabeza cuando hablamos de carnaval,

cuando hablamos de la máscara.

¿Qué película? ¿Qué novela?

La obra de ficción relativa a lo que estamos hablando.

-Yo siempre pienso en Picasso.

Gran parte de sus cuadros salieron de las máscaras africanas.

Luego, seguramente diría a Fellini.

Es tan importante el disfraz, la careta y todo esto, ¿no?

José.

-El chamán mismo de distintos países, cuentan del propio país.

Tiene que ver con animales que están ahí,

pero también con el manejo

de las emociones.

El enmascarado provoca emociones

y está internamente en un estado de observación de lo externo.

Es un estado modificado de conciencia.

Por ejemplo para ritos

donde te apropias de una deidad y se habla de posesión.

Uno deliberadamente se pone en un estado de trance

para sentir que en sí mismo se desarrolla la posesión

de la otra persona.

Uno puede soñar animales y sentirse.

En la evolución humana

están incluidos básicamente todos los animales posibles.

Cada uno de nosotros puede recrearse en ellos.

Puede verse desde fuera.

Has mencionado el carnaval,

me gustaría que nos quedáramos con el apunte,

no solo la parte externa identitaria.

Con todo lo que conlleva el tema que has tratado hoy.

-El carnaval actual...

Creo que la transgresión es institucionalizada, ¿no?

Las instituciones se han arropado de todo esto.

Yo soy de Sitges.

Un pueblo cercano a Barcelona.

Durante el franquismo estaba prohibido el carnaval

y se hacía a escondidas.

La gente a las 10 de la noche salía de sus casas,

se disfrazaba con una máscara.

Un carnaval distinto.

Al llegar la democracia,

se apoya y se intenta

volver a que resurja el carnaval.

Pienso que se hace de otra forma.

Se pierde la imaginación individual.

Se piensa más en disfrazarse

y quedar bonito, en divertirte,

y cambiar un poco el juego de la máscara,

el ritual de hacer una voz, de interpretar,

emborracharte y pasártelo bien.

Bailar y tomar sustancias...

-En Cádiz conviven los dos.

El de Manuel de Falla y el popular.

Y el que más me gusta, el individual.

La señora que sale a las cuatro de la tarde a comprar unas naranjas

y se echa un disfraz de Heidi.

-Abre la cómoda y saca unas cosas antiguas, o un mantón.

En ese momento está utilizando la imaginación.

Tú has nombrado Venecia.

Venecia está muy en plan turístico.

Pero antiguamente como se hacía era así.

Sacaban las colchas y los trajes de los armarios.

Se vestían de forma improvisada.

-Hay un lenguaje con la máscara.

Lo que uno se dice a sí mismo con la máscara,

y lo que la máscara y el carnaval representan.

Es la época más dura del año.

Los chamanes sacan la máscara del coyote.

En la época más sobrecogedora del año,

el miedo es la emoción del invierno.

La alegría es la del verano.

En medio del invierno,

reírse, carcajearse de la propia sociedad

es el momento más necesario.

En Roma eran las saturnales.

Era un desahogo a nivel de la propia naturaleza.

Me voy a quedar con esta reflexión.

Vamos a reírnos de nosotros mismos y de la situación.

Quiero apuntar que mientras hemos estado hablando

se han estado proyectando una serie de fotografías.

Quiero que las veáis con más detenimiento.

Son los retratos de Alfredo Tobía.

Profundiza en la capacidad que tiene el disfraz.

Muchas gracias por vuestra participación.

(Aplausos)

(Música)

(Aplausos)

Mira que corren.

Es un programa en directo.

Si le dieran un caballo y un sable,

tardaría 10 minutos en comprarse una escopeta.

Vamos a ver imágenes del archivo de TVE.

Comenzamos la sección "Minutos musicales".

(Aplausos)

Hoy os quiero hablar del código

del disfraz en los videoclips.

Siempre se han disfrazado

con una cosa que se llama croma.

Es una tela sobre

la que se proyectan imágenes.

Esta es un incunable.

Es una persona que no cabe en una cuna, como Sara Montiel.

Quiero que prestéis atención aparte del inglés, a lo primero que dice.

"Kiss me old".

"Bésame viejo".

Lo dice con salto de cama.

Jadea mucho.

Ahí va, se me han caído las lentillas.

Da igual.

Pone palote.

Ahí está el jacuzzi.

Vale para todo.

Tiene estrellas detrás.

No solo se hace con mujeres.

Otro incunable, aunque cabría en una cuna, es Antonio Machín.

Lánzalo, Gus.

Ya ha desaparecido.

No pasa nada.

Es broma.

Está entre los bailarines.

Ahora desaparece otra vez.

Pasa de ser Antonio Machín

a ser "micromachine".

Estoy pensando que no hemos hecho nada de vanguardia.

No sé si estoy liándolo mucho.

Quiero que veamos cómo tratamos a los cámaras.

Va a pasar Ramón, lleva la autónoma.

Mira cómo les ayudamos.

(Aplausos)

Esto solo se hace aquí.

Solo aquí podéis ver un vídeo

como este.

El hombre está muy contento.

Es un bailarín de toda la vida.

Tiene la cadera desarmada.

Hombros arriba.

Ella baila muy bien.

Le ha tocado la lotería o algo.

Tiene croma detrás.

Tiene de todo.

No hay letra tampoco.

Se ha ido a negro.

Vuelve la pantalla.

Los ingresaron después de este videoclip.

Gracias a Dios siguen muy bien.

(Aplausos)

Me tengo que marchar.

Que siga la bella.

(Aplausos)

Probablemente muchos de ustedes no la conozcan.

Nuestra próxima invitada

se ha convertido en un personaje muy popular en desfiles de moda

y en eventos artísticos. No es

diseñadora.

Muchos la han definido como obra pop art.

Recibimos a Pandemonia.

(Aplausos)

(Música)

Muchas gracias por aceptar nuestra invitación.

Lo primero que debemos preguntar

es cómo nace Pandemonia.

¿Dónde está la inspiración?

(Habla en inglés)

-Muchas gracias por esta invitación.

Se creó Pandemonia por mí misma.

Soy artista.

En los años 2000,

en el Reino Unido hubo unos cambios.

Se creó una cultura de celebrities.

Hubo un gran cambio tecnológico.

Un mundo con cámaras de los teléfonos.

Descargamos imágenes de Internet.

Creía que era muy importante aparte de ser una portada

funcionar como una obra de arte.

Algo debía transmitir.

Entonces, más que en 2008,

decidí crear mi propia celebrity.

Perseguía unos ideales.

Es lo que figura en los periódicos.

Una tez preciosa y pelo rubio.

Esos ingredientes en mi propia imagen.

Hay personas que te han definido

como una realización de una obra de arte de Lichtenstein.

Es una de las obras que estamos acostumbrados a ver en los lienzos.

¿Es Pandemonia una obra de arte en sí misma?

-Pandemonia es una creación propia.

Una obra de arte.

Se refleja en temas sociales.

En la cultura y temas actuales.

Tenemos una obsesión con la imagen, en nuestro aspecto.

Es una cultura del cuerpo.

Nos cuidamos como nunca antes.

Estamos con los móviles y hacemos fotos de nosotros mismos.

Somos muy conscientes de nuestra imagen.

Si marca hitos en el tiempo lo que yo estoy haciendo

es justamente esto.

Hay artistas que se necesitan solo a sí mismos

para crear una obra.

Y hay artistas que necesitan un equipo.

No sé si necesitas ayuda para estas obras capilares.

-Todo esto lo creo yo.

Es mi creación.

Empiezo por hacer dibujos.

Luego fabrico los modelos.

Las esculturas del pelo.

Lleva mucho tiempo hacer esto.

Las formas que estoy haciendo

es lo contrario a lo que se piensa a lo que yo quiero mostrar.

Si las cosas están hechas por otras personas o no es lo mismo.

Todo lo que hago yo lleva mucho tiempo.

Soy yo.

Es un buen mensaje.

Hacerlo yo misma.

Acabas de decir "lo que tú quieres mostrar".

¿Qué reacción quieres causar en los demás con tu creación?

-Yo quiero reflejar el mundo en el que vivimos.

En mi trabajo hay una gran conexión con los medios sociales.

Es como un paisaje.

Estoy reflejando formas de vivir y valores

que nosotros no tenemos.

La idea de la belleza

y todo lo que esperamos de su reflejo.

El tema de hoy trata sobre la identidad.

Sobre si al crear una nueva identidad nos estamos escondiendo.

O si por el contrario estamos manifestando de verdad lo que somos.

El plástico,

la forma aséptica de presentarse,

¿ayuda a crear una identidad nueva?

-Bueno...

Yo creo...

Creo que simplemente estoy mostrando

lo que veo en las revistas, portadas, etcétera.

Es una cosa normal.

Los escritores utilizan los sinónimos

si quieren desarrollar otro tipo de personalidad.

Yo soy artista.

Trabajo detrás de la imagen que he creado.

Lo único que es diferente

lo que hago yo comparado con artistas tradicionales,

trabajo a través de los medios sociales.

Si en el siglo XIX utilizaban un lienzo,

es porque lo llamaban así.

En el siglo XX tenemos la televisión,

el cine, la fotografía...

En el siglo XXI se trata de conectar.

Y como trasmitimos esta imagen a través de los medios sociales.

Estoy mostrando mi trabajo a través de los medios sociales.

Hay una paradoja.

Cuando se crea Pandemonia como una obra de arte,

como una reflexión del mundo de la imagen,

inmediatamente se convierte en una celebrities.

Todo el mundo quiere tener a este personaje

en la primera fila de su desfile de moda.

Eso ayuda a difundir el mensaje que querías en un principio.

-Bueno...

Yo quiero transmitir el arte que he creado.

Una especie de logotipo.

Como una marca propia.

Cuando voy a desfiles de moda, etc.,

voy para que vean mi trabajo.

Mi trabajo trata de la imagen.

Si tuviera una galería, entonces,

bueno...

Estaría muerto.

También soy consciente de que no todo el mundo

se va a querer hacer fotos conmigo.

Creo que tengo que ser más lista.

Hoy estamos hablando de una corriente,

"rubber doll",

que es una nueva corriente de fetichismo.

Hombres, no necesariamente homosexuales,

que utilizan el látex para convertirse en muñecas de goma.

Muñecas hinchables que llamamos nosotros.

Y hacen las labores cotidianas.

Hacer la comprar o tomar el té.

Tiene un lado fetichista.

Ignoro si en la concepción del personaje

existe ese fetichismo o esa concepción de la sexualidad.

-Creo que el fenómeno de las máscaras

no tiene no tiene mucha relevancia con lo que hago yo.

Yo utilizo el látex porque quiero ser brillante.

Es como un dibujo.

Como una imagen, un símbolo.

Por ejemplo,

no lleva nada dentro el bolso.

Está vacío completamente.

Tiene un agujero en medio.

También el perro está vacío.

Para finalizar,

hay un tema que me interesa especialmente.

El género no hay que definirlo ni masculino ni femenino.

¿Estamos ante un género diferente?

-No estoy muy segura.

La forma femenina la he escogido específicamente

por que es la más poderosa.

La forma más poderosa para vender algo.

Para la publicidad.

Todo el mundo se relaciona con ella.

Tanto hombres como mujeres la miran.

Como artista tengo diferentes asuntos ideales

que quiero transmitir.

La forma femenina es un vínculo muy útil

para intentar transferir y transmitir mi mensaje.

Ha sido un placer tenerte con nosotros.

Nos has enseñado una forma diferente de entender el arte en el sigloXXI.

Te quiero despedir con un regalo que hacemos a todas las personas

que son nuestros invitados.

(Aplausos)

-Muchísimas gracias.

Es Pandemonia visto por nuestra artista.

-Muchísimas gracias.

Sabemos que has estado por Madrid.

Has hecho fotos.

Cuando visita una ciudad, le gusta hacerse fotos.

Vamos a ver las fotografías que has hecho por Madrid.

(Música)

(Aplausos)

Estimada Alaska,

como comprobarás,

este programa además de ser vanguardista, se atreve a todo.

Trae todo tiempo de personas.

Incluso a personas de esta calaña.

El gran Jorge Blass.

-Gracias.

Os vengo a presentar el festival de magia que estamos haciendo.

Son los mejores magos del mundo.

Estás muy subido.

-Me sale natural.

No soy el único mago en el plató.

Tenemos unos magos holandeses que hacen cosas increíbles.

Vamos a verlos, ¿no?

-Magic Unlimited.

(Aplausos)

(Aplausos)

(Música)

(Aplausos)

Thank you, Marimar.

Oye, Coronas...

-Nos encanta España.

Me encantas tú.

La empresa de transporte os saldría muy baratas.

La empresa de transporte os saldría muy barata.

Os esperan en el teatro.

Os quiero llevar a lo oscuro.

Ay, señor.

Hemos hablado de la máscara como excusa del ser humano

para enfrentarse a su propia existencia

y burlarse de lo que los demás esperan de nosotros.

Vamos a recibir a alguien q

--que

nos propone todo lo contrario.

Que creamos en nosotros mismos.

Recibimos a Mario Alonso Puig.

(Aplausos)

Gracias.

-A ti.

Tenemos 5 minutos.

Estamos deseando escucharle.

-Gracias, muchas gracias.

Vengo con mucha ilusión.

A hablar de un tema que me ha apasionado toda mi vida.

El tema de la inteligencia.

Siendo pequeño he tenido muchas dudas sobre mi propia inteligencia.

En 1912,

un gran psicólogo alemán acuñó un término curioso.

Lo llamó cociente intelectual.

Era la forma de medir nuestra inteligencia.

Daba la sensación de que si el cociente intelectual

era muy alto el éxito en tu vida estaba garantizado.

Vengo a proponer otro término.

Lo llamo cociente agallas.

La importancia del carácter,

de la confianza en ti mismo.

De la persistencia y la paciencia.

Para hacer tus sueños realidad

de una forma clara y demostrable.

Os voy a presentar la cara y la cruz

de este concepto.

Tiro una moneda para que seáis

el lado que queráis.

No es un tema de suerte, sino de elección.

Dos historias que transcurren en momentos diferentes

pero tienen algo en común.

Es la historia de una joven, una niña.

Tenía una ilusión enorme por convertirse

en una gran bailarina.

Entrenaba muchísimo.

Soñando que un día su sueño se hiciera realidad.

Pasaron los años.

Esta joven se convirtió en una joven que bailaba excepcionalmente bien.

Esperaba su oportunidad.

La oportunidad llegó.

Se enteró de que el director de un ballet

iba a su ciudad.

Por fin alguien iba a conocer su talento.

Consiguió bailar ante este hombre tan importante.

Puso todo su entusiasmo y toda su pasión, toda su capacidad.

Cuando terminó,

se acercó al director

y le preguntó si creía que podía ser una gran estrella.

La miró y la dijo que en absoluto.

Que no podía ser estrella porque no tenía talento.

La mujer se olvidó de su sueño.

Tiró las zapatillas de camino a casa.

Pasó el tiempo, se casó,

tuvo dos hijos y aceptó un empleo modesto.

Los años fuera pasando.

En el mismo periódico pudo leer ya que el director

tan famoso volvía de nuevo para hacer una representación.

Consiguió una entrada.

Se emocionó viendo a aquellos bailarines.

Gracias a un empleado del teatro pudo acceder al director.

Le dijo que no se acordaba de ella.

Le dijo que ella no siguió siendo bailarina

porque le había dicho de pequeña que no tenía talento.

El director le dijo que se lo decía a todos.

Porque había aprendido que solo triunfaban los que perseveraban.

Por otro lado,

la primera persona que consiguió una tinción de plata

para ver las células nerviosas.

Don Santiago hablaba algo de francés.

Pero no alemán.

En aquel momento la ciencia la dominaban los alemanes.

Estaba cansado de que las revistas científicas

publicaran sus estudios.

Pidió dinero para poder viajar.

En tercera.

Quería ir al congreso en Berlín.

Don Santiago tenía siete hijos.

Era un hombre de pocos recursos.

Necesitaba el dinero.

Ramón y Cajal fue a Berlín.

Estuvo en un hostal de tercera.

Se presentó en la sala con su microscopio.

Nadie, nadie, nadie pasaba.

Todo el mundo estaba donde los grandes científicos.

Estaba el gran experto en el mundo.

Dijo que tenía que hacer algo.

Se abrió paso la multitud y hablando en un pobre francés,

ya que no hablaba alemán,

dijo que le siguiera.

El experto no le dijo nada.

Pero le levantó y le siguió quizá pensando que igual estaba loco.

Le dijo que mirara al microscopio.

Alzó los ojos.

Le preguntó quién era.

Le dijo que Ramón y Cajal.

Dijo el científico que él había descubierto a Ramón y Cajal.

En 1906 fue Premio Nobel.

Cuando lo recibió,

dijo que todo el mundo si se lo propone,

puede ser el propio escultor de su cerebro.

Si en medio de la adversidad,

en medio del reto

seguimos con confianza,

podemos reinventarnos.

Si cambias tu mente, cambias de vida.

(Aplausos)

Muchas gracias, Mario.

Qué manera de conjugar los verbos.

Vamos con la serie Putokrío, contra la vida moderna.

(Música)

Putokrío.

¡No!

-¡No!

Jamón.

Te has comido mi "blandiblue" original de 76.

Para mí los recuerdos son tan sagrados como mis 6 l de cerveza.

Un tiempo en el que la infancia era la mayor inspiración de mis obras.

Deja que te cuente.

El día del cumpleaños de mi hermana.

Ella esperaba un iPhone.

Rechazo mi regalo.

Aquel terrible suceso inspiró mi performance.

Me planté en un colegio y me planteé robarles los juguetes a los niños.

El niño gritó.

Mi performance resultó un fracaso.

Mi obra debería haber estado en el mismísimo Guggenheim.

Fui a la Policía en me cambié el nombre.

Sí.

Nunca lo superé.

Desde entonces sufro hemorroides en silencio.

Jamón, nunca me pidas que te compre un móvil.

(Aplausos)

En este programa somos capaces de

disfrazarlo todo.

Alaska y Coronas se acaba por esta semana.

No es así del todo.

Ahora queda la actuación.

Sharonne y Kyra llevan 10 años reinventando...

Aquí les dejo con la actuación de Shimai.

(Aplausos)

-Buenas noches.

-Buenas noches.

-Somos como las...

Pero en travesti.

(Canta en inglés)

-Un aplauso.

-Quiere decir de pie.

-Un aplauso a nuestra más brava.

-Dejad el alcohol.

-Ya os podéis sentar.

Queremos presentarnos.

-Hay mucha gente que no nos conoce, lógicamente.

-Yo soy Sharonne.

-Yo Kyra.

Hay alguien que es del extrarradio,

y no nos conoce.

Hoy soy Charo.

-Mira, está pachorra hoy.

-Vamos a animarnos.

-Vamos a darle una paliza.

-No, literalmente no.

-Como si fuera un cojín.

Mira, así.

-Sácate el abrigo.

-Encima será culpa nuestra.

Sácate el abrigo.

Con el tipazo que tiene y tapada.

-Sácate un pecho.

Parece que la única que lo ha lucido ha sido Rocío Jurado.

-Qué maravilla.

Como una ola...

"Na na na nanaino"

-A tomar por culo la letra.

Solo no sabemos cuatro canciones.

Son las nuestras.

Las demás son "na na naino".

Mira, por ejemplo "Waterloo".

(Canta en inglés)

-Sigue.

-"Na na naino".

-Te ha faltado a entonar.

Podría haber sido "Torito bravo".

Lo hacemos nosotros.

Waterloo "na na na nanaino".

Waterloo "na na na nanaino". Waterloo "na na na nanaino".

-Hay que tener cara.

-Esto es lo que llamamos risón.

Si te pones champiñones en la boca, es un risotto con setas.

Vamos hacer una versión de una italiana de hace mucho tiempo.

-Tienes que decir "Estoy bailando".

Contamos hasta tres.

Estoy bailando.

-Para ir de entierro está bien.

-Un poco más de ahínco.

1, 2, 3.

Estoy bailando.

-Ahora, un poco más gay.

-Hasta donde llegues, hija.

Estoy bailando.

-Ahora sí.

-Venga, con la música.

(Música)

-Tenéis que bailar.

¡Eh!

¡Uh! ¡Uh!

Y lo dejamos bailando.

Será más fácil que hablar.

Tú bailas con cualquier rubia.

Y yo me dejo llevar.

Llevar.

Me bebo tu Coca-Cola.

Te dejo el vaso vacío.

Y sigo bailando sola.

O con cualquier ligue mío.

Mi corazón late al ritmo de la música.

Estoy bailando.

Como sonámbula que no despertará.

Cuando aparece la tristeza me escondo.

Esta noche me libero bailando.

Cada cual lleva su máscara.

Yo esta noche me libero bailando.

(Aplausos)

Muchas gracias.

Bravo.

Bravo, chicas.

Muchas gracias.

Hasta aquí hemos llegado con la máscara, la identidad y el carnaval.

El próximo del programa vendrá dedicado a la mujer.

Podéis enviar fotos dedicadas

a las mujeres de vuestra vida.

Hasta la semana que viene.

(Aplausos)

Bailando.

El corazón me late al ritmo de la música.

Estoy bailando.

Como una sonámbula que no despertará.

Cuando viene la tristeza me escondo.

Cada cual lleva su máscara.

Y yo esta noche me libero al fin, bailando.

Cada cual lleva su máscara.

  • Elogio de la máscara

Alaska y Coronas - Elogio de la máscara

26 feb 2014

En puertas de la celebración del Carnaval, Alaska y Coronas dedica el programa al 'Elogio de la máscara', o lo que es lo mismo, a reflexionar sobre hasta qué punto un disfraz puede mostrar la verdadera personalidad oculta durante el resto del año. Para hablar de ello en el espacio se entrevistará, por primera vez en España, a un artista con fama mundial que no deja a nadie indiferente: el performer, ilustrador y fotógrafo londinense que esconde su identidad real detrás de un personaje de látex, Pandemonia Panacea, que recuerda mucho a un dibujo de cómic.

El divulgador científico Eduard Punset también está en este programa para hablar de emociones y miedos, de la felicidad y de la soledad en un mundo, paradójicamente, más globalizado e interconectado que nunca.

En la tertulia participan el escritor Benjamín Prado, y el director de teatro Jordi Milán, responsable de la compañía 'La Cubana'.

La Masterclass la imparte el doctor Mario Alonso Puig. Además, dos actuaciones de magia a cargo de Jorge Blass y Magic Unlimited; el Router66 es de Borja Echeverría; y cierra el programa la actuación musical del grupo Shimai.

 

ver más sobre "Alaska y Coronas - Elogio de la máscara" ver menos sobre "Alaska y Coronas - Elogio de la máscara"
Programas completos (13)
Clips

Los últimos 145 programas de Alaska y Coronas

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. LifeStoryMy

    Muy interesante la conversación sobre las máscaras. http://lifestorymy.wordpress.com/2014/02/27/mascaras/

    28 feb 2014