Presentado por: Elena Sánchez Caballero Dirigido por: Elena Sánchez Caballero

'Al punto', un nuevo espacio de divulgación gastronómica que recorre las cocinas, los mercados, los paisajes y los productos que han convertido a la gastronomía española en referencia mundial. Lo hace de la mano de la directora y presentadora Elena Sánchez Caballero, que entrevista a los chefs más reconocidos de nuestro país.

‘Al Punto’ nace para reunir a los amantes de la gastronomía bajo el prisma de que “cocinar hizo al hombre” y de que “somos lo que comemos”. Por ello, acerca con rigor la importancia de la alimentación en nuestra calidad de vida y contribuye a difundir la posición de la cocina española en el mundo.

Pero además ‘Al Punto’ no olvida otros aspectos como la creación de nuevas técnicas culinarias, pasando por la fabricación de utensilios de cocina, hasta la incorporación en la dieta mediterránea de productos de otras latitudes.

Todo ello se articula en torno a una gran entrevista o reportaje central de Elena Sánchez Caballero, junto a otros reportajes sobre productos, curiosidades, personajes de nuestra cultura que aman la cocina… y mucho más.

4692782 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Al Punto - Grandes Chefs: David Muñoz - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Hola, ¿qué tal?

Hoy en "Al punto" les proponemos un paseo por la vanguardia.

Quiero que conozcan al cocinero que tan solo en siete años

ha logrado alcanzar la cima de la alta cocina

y de devolver a Madrid

un restaurante con tres estrellas Michelín.

David Muñoz es el cocinero más joven en lograrlo en tan poco tiempo.

Radical, perfeccionista y heterodoxo cocinero

que bajo una imagen rompedora esconde

un responsable y obsesivo afán de superación.

Con tan 12 años, soñaba con tener un restaurante único

donde todo fuera muy creativo y la gente hiciera cola por entrar.

Es justo lo que ha conseguido.

Hoy le visitamos en su restaurante Diverxo.

David Muñoz nace en Madrid en 1980.

Con solo 12 años, conoce el restaurante Viridiana

y desde ese momento decide que quiere ser cocinero.

1997, entra en la Escuela de Hostelería de Torrejón de Ardoz.

Con la llegada del nuevo siglo, viaja a Londres, donde trabaja

en alguno de los mejores restaurantes asiáticos del mundo.

2007, abre el restaurante Diverxo en un pequeño local

del madrileño barrio de Tetuán.

2008, es nombrado cocinero revelación en Madrid Fusión.

Julio de 2009, Diverxo se muda a un local mayor.

Un año después, recibe su primera estrella Michelín.

2014, obtiene su tercera estrella,

convirtiéndose en el chef más joven en conseguirlo.

En la actualidad, continúa fiel a su lema:

"¿Vanguardia o morir?"

(Canción en inglés)

Qué alegría estar aquí. Hola.

Gracias por recibirnos. Un placer.

Esta locura, los cerdos volando en las paredes,

los cientos de mariposas,

¿esto qué es, una declaración de principios?

Esto es el mundo onírico de David Muñoz respecto a la gastronomía.

La parte más artística y soñadora que tengo yo como cocinero.

Los cerdos voladores son, porque si llega a ser

un restaurante con tres estrellas Michelín como es Diverxo,

en el que llevas esperando tanto tiempo para venir a comer,

has leído tanto sobre el restaurante, te esperas que sea

una de las grandes experiencias de tu vida.

Según entras, te encuentras que todo está lleno de cerdos con alas,

significa que aquí está pasando algo diferente por concepto.

Eso para nosotros ya es

una primera piedra de toque importante en la experiencia.

Además, a nivel imaginación, yo desde muy pequeño,

uno de mis iconos en mi cabeza que tiene que ver con la fantasía,

con ese mundo de Disney son los cerdos voladores.

Si logramos que esos cerdos voladores entren dentro de la experiencia

imagínate qué puede pasar en Diverxo.

(Canción en inglés)

Aparte de este shock, de esta impresión primera,

porque no es la imagen que se tiene de un tres estrellas Michelín,

que es lo que es este restaurante, tu casa, Diverxo,

¿qué encuentra luego el comensal, comensal que viene

con ciertas expectativas, como has dicho?

Diverxo es el...

Es un sitio que desde hace años aspira a ser absolutamente único.

Yo estoy obsesionado con que todo lo que hagamos

no tenga ningún referente a nivel mundial.

Yo quiero que cualquier persona que venga de Nueva York, Singapur

o cualquier otra parte del mundo entienda que lo que pasa en Diverxo

solamente va a pasar en Diverxo.

No es mejor ni peor, pero entienda que solamente va a ocurrir aquí.

Diverxo es un espacio

en el que lo más importante es lo que se come.

Yo quiero que toda la gente, cuando se mete algo en la boca,

entienda y piense: "¡Guau! Esto es la leche".

Yo quiero que esto sea así.

Luego sí es verdad que me tomo muchas licencias

para que la experiencia sea un todo.

De hecho, esas licencias las vamos a llevar más allá.

Cuando te decía que estamos cambiándolo todo,

significa que Diverxo actualmente es

como un Circo del Sol de la gastronomía.

Tú tienes tu comida, que es sobre la que gira todo,

vas a encontrar un sabor, una factura en esa comida y un concepto

que no vas a encontrar en ninguna otra parte del mundo.

Además, va a estar superrico, yo cocino

para que todo esté delicioso y a la gente le sepa muy bien.

(Canción en inglés)

A partir de ahí, va a empezar a pasar nosotros servimos comidas en lienzos,

que van evolucionando sobre sí mismos,

pasa gente por tu mesa, hasta 20 personas diferentes

van pasando durante toda tu experiencia.

Yo quiero que sea algo muy abrumador, que te subas en una montaña rusa

que no para de subir y bajar, no llevas cinturón de seguridad.

Terminas y estás absolutamente zarandeado, pero te ha gustado.

Según has terminado, dices: "Quiero volver a subir". Esto es Diverxo.

(Canción en inglés)

Con este concepto de espectáculo, de show que nos cuentas,

que quieres dar, que ya lo tienes, pero que todavía quieres ir a más,

¿no crees que ese concepto básico que era la cocina,

el reunirse alrededor de una mesa para socializar, para hablar,

al final el comensal va a estar

exclusivamente viviendo tu espectáculo?

Lo he hemos con una masa de almidón de trigo,

relleno de gambas blancas,

lo estofamos en el momento con un suflé de gambas,

le ponemos camarón hervido.

Cuanto más entendamos que el discurso plural bien hecho

tiene sentido, es decir, cuando más entendamos

que hay muchas formas de entender la gastronomía,

es decir, yo no quiero que la gente piense

que Diverxo o yo mismo hemos abierto el camino que hay que seguir.

Yo quiero que la gente entienda que hemos abierto un camino nuevo,

que esto es increíble.

Quien venga a Diverxo debe entender que es un espectáculo

que gira en torno a la mesa, que es abrumador,

y que no te deja ni tiempo para respirar.

Esa filosofía que tú dices alrededor de la mesa no ocurre en Diverxo.

En Diverxo es el hedonismo puro y duro,

hedonismo desde el punto de vista más espectacular, sí,

pero hay otros tipos de restaurantes que son igual de espectaculares,

con un concepto más como el dices que tú

de reunirse alrededor de una mesa, compartir la comida,

charlar y divertirse; pero son dos conceptos diferentes.

Lo que hay que entender es que el discurso único es un atraso.

Si entendemos que para llegar a la excelencia

hay diferentes caminos, todo el que abra un camino nuevo,

bienvenido sea.

(Canción en inglés)

Todo este nivel, en el que estáis los grandes, la alta cocina,

primero, ¿por qué España se ha convertido

en una referencia global, mundial,

en cuanto a alta cocina y gastronomía?

Bueno, hablando con perspectiva real de lo que ha ocurrido,

tienen mucho que ver con Ferrán.

Objetivamente, Ferrán ha sido un hito histórico, irrepetible,

sin precedentes, y probablemente muy difícil que se vuelva a replicar,

por lo menos, en las condiciones en las que ha ocurrido.

Ocurrió en el momento idóneo,

de la forma idónea y con la persona idónea.

Esto ha hecho que España fuese punta de lanza,

y rompiese la hegemonía de tantos años históricos de Francia.

A partir de ahí, ¿qué ha ocurrido?

La escuela que ha generado Ferrán,

el caldo de cultivo que Ferrán ha generado a partir de lo que hizo

ha sido muy productivo, tanto,

que ha habido otros grandes cocineros,

que ya existían con él, que se sumaron a ese movimiento.

Otros muchos que vinieron después

y otros muchos que hemos llegado a última hora.

Yo creo que España sobre todo ha cimentado

esa punta de lanza en cuanto a gastronomía,

en esa vanguardia, siempre bajo el paraguas de la innovación,

innovación, innovación, innovación.

Luego, además, somos un país que culturalmente tiene historia.

Somos un país

en el que a nuestra sociedad española le encanta comer,

desde muchísimos años atrás, es una sociedad que disfruta

alrededor de una mesa, que tiene grandes productos,

tenemos una de las mejores despensas del mundo,

tanto a nivel terrestre como a nivel marino, qué más se puede pedir.

Entonces, el caldo de cultivo es brutal.

Lo increíble es que no hayamos sabido exportar todo esto,

lo increíble es que de puertas para adentro somos la bomba,

lo increíble que a nivel de comunicar de puertas para fuera somos la bomba,

pero no hemos sabido exportar nuestra cultura,

físicamente gastronómica, como han hecho Francia o Italia.

Este es gran debe de la cocina española.

(Canción en inglés)

España está viviendo lo que algunos llaman burbuja gastronómica.

¿De qué manera todo este boom, esta burbuja gastronómica,

es decir, este nivel de la gastronomía

que tenemos contigo y otros cocineros y chef,

influye en lo doméstico,

qué está influyendo en la cocina de las familias?

Está influyendo mucho y tiene que influir más.

Si entendemos que un tres estrellas Michelín

hasta ahora parecía solo reservado para un tipo de público,

que venía determinado por su clase social o poder adquisitivo,

de repente te encuentras con que Diverxo

es un tres estrellas Michelín atípico también,

porque viene todo tipo de gente. Desde gente muy joven que ahorra,

hasta gente mayor que se quiere dar un capricho,

gente que ahorra todo el año, gente que tiene que coger un avión.

El público es más heterogéneo que nunca

y esto implica y muestra que la cultura gastronómica en España

cada vez es mayor.

(Canción en inglés)

Tú también compartes esa idea

de que después de la cocina de innovación, vanguardia, creativa,

tenemos que estar en la alimentación saludable,

vincular la excelencia culinaria.

No hay una mente productiva si no hay una alimentación saludable.

No existe, es decir, una cosa es vinculante a la otra 100 %.

Yo lo noto en mí mismo,

yo no siempre he tenido una alimentación saludable.

De hecho, yo antes era como el muñeco de Michelín.

Pesaba 30 kilos más, hace dos años pesaba 30 kilos más,

aunque mi constitución es esta.

Yo hace dos años, productivamente a nivel mental

era infinitamente peor que ahora.

Desde que cuido mi alimentación y hago deporte,

soy capaz de llegar a muchísimas más cosas mentalmente

de las que llegaba antes,

no te digo, por supuesto, físicamente, que también.

Con lo cual, la gente debe concienciarse.

Yo creo que falta, lo que falta ahora mismo

es buscar la forma de que esta concienciación cultural

a nivel gastronómico entre en las escuelas, en los colegios,

que a los niños desde pequeños se les enseñe a comer bien,

se les enseñe de qué se componen los alimentos,

se les enseñe cuál es una dieta saludable.

Tiene que haber ya una asignatura que te enseñe la dieta saludable,

la cocina mediterránea, cómo vamos a perder esto,

si es cultura viva.

(Canción en inglés)

Quiero ahora acercarme al David Muñoz que no conoce la gente.

Dices que Diverxo tiene casi 9 años, pero en muy poco tiempo,

en apenas 5, desde que abriste en un local pequeño,

en un barrio de Madrid, en fin, y ahora estamos

en plena City, en la zona financiera de la capital de España.

Ahí ha habido mucho trabajo y mucho esfuerzo.

Yo siempre digo que detrás de los discursos aspiracionales,

de casos de éxito en lo que se muestra

que se pueden conseguir los sueños,

porque yo estoy consiguiendo un sueño tras otro.

De hecho, habré conseguido como ocho sueños

desde que empecé con mi primer sueño que tenía que ver con Diverxo.

Todos los sueños se han ido superponiéndose entre Diverxo,

StreetXO y demás cosas, pero es verdad que hay una cara B.

Es decir, no todo es un camino de rosas.

Para llegar aquí y seguir avanzando,

porque para nosotros esto no está más que empezando,

para seguir avanzando, ha habido un camino de sacrificios brutal.

Mayores son tus sueños, mayores son tus sacrificios.

Yo siempre he tenido claro que quería permitir

el lujo de soñar grande.

Tenía claro que a ese soñar grande

iba a venir un sacrificio igual de grande o más.

Pues bueno, yo he sacrificado todo.

He sacrificado tener tiempo libre,

he sacrificado parte de mis amigos, he sacrificado

un montón de cosas de disfrutar, de mi familia,

he sacrificado todo, vivo por y para Diverxo.

Lo que pasa es que yo soy feliz.

Yo me levanto por las mañanas y soy un tío muy feliz.

Además, me considero un tío muy afortunado.

Esto debe ponerlo en valor cada uno, pero sí es verdad,

que nadie piense que conseguir un sueño es fácil,

y que nadie piense que para conseguir un sueño

basta con esforzarte un poco, no, no.

Si quieres conseguir un sueño, quieres ser libre de verdad,

haciendo lo que haces, haciendo lo que te gusta

y dedicando tu talento, vas a tener que sacrificar muchas cosas.

Lo que pasa es que yo sí te digo que la satisfacción personal,

la sensación de triunfo personal cuando te dedicas a lo que quieres

y lo haces como quieres, es espectacular.

No hay nada en el mundo que se pueda comparar

a esta sensación de triunfo personal interior.

Aunque tú no lo sepas,

me he inventado tu nombre.

Me drogué con promesas,

y he dormido en los coches.

Empezaste a correr, dices que solo te da la vida

para cocinar y correr, por este orden y poco más.

16 horas. Corro por necesidad.

De verdad que corro porque me hace sentir

mentalmente, no solamente más productivo,

sino que en mi vida me hace sentir más feliz.

Al final, la felicidad que yo siento lo plasmo en lo que yo hago

y no es lo mismo cocinar, cocinar para hacer felices los demás,

necesitas un estado de ánimo propio positivo y optimista.

Si no, no tienes nada que hacer,

el acto de cocinar es así, por definición.

Hay veces que ahora estoy corriendo más que nunca,

me estoy volviendo loco,

loco porque estoy haciendo más cosas que nunca.

Entre StreetXO, Diverxo, StreetXO Londres,

todo lo que ocurre alrededor de nosotros,

toda esta catarsis tan brutal y preciosa que nos pasa,

para gestionarla bien y disfrutarla como quiero

no paro de correr.

Ahora mismo solo me muevo por Madrid corriendo.

No solamente salgo a correr,

sino que me tengo que ir a algún sitio, voy corriendo,

sea lo que sea, me voy a la radio, y llego allí vestido de running,

sudando, sudando.

La gente me mira diciendo: "¿De dónde vienes?".

Vengo de correr, claro.

Ahora el que piense estas jornadas laborales

y luego correr y tal.

¿Y este tipo dice que esto es éxito?

Este tipo dice que esto es felicidad.

Yo he encontrado la felicidad en esto.

Cada uno debe encontrar la felicidad en lo que hace

y en su vida y en sus circunstancias.

Esta es mi felicidad.

Hubo una época en la que intentaba explicarle a la gente,

a mis más allegados, a mis padres, por ejemplo,

les intentaba explicar por qué hacía esto

y cuál eran mis sentimientos. A mis padres les costaba entenderlo.

Al final, dejé de explicarlo, solo dije: "¿Me veis feliz?"

Sí, me veis feliz, el resto da igual.

Da igual, al final la gente no va a entender

la locura que yo tengo instalada en mi vida.

No va a entender que esté dedicándome seis días a la semana a Diverxo,

y mi día libre se lo dedique a StreetXO.

Ahora, cuando abrimos Londres, de martes a sábado estaré en Diverxo,

el domingo de madrugada cogeré un vuelo

para irme a la City, el martes de madrugada

cogeré un vuelo para volver a Madrid,

y estaré trabajando domingo lunes en StreetXO Londres,

y de martes a domingo en Diverxo.

Aunque tú no lo sepas nos decíamos tanto.

Me voy a Londres, a mi restaurante,

que es una de mis ilusiones y mis sueños,

con mis mejores amigos que trabajan conmigo

y se van a ir a vivir a Londres.

Yo no me puedo imaginar una vida mejor,

por mucho que solamente esté trabajando.

Ha llegado este punto en el cual yo ya no sé

si esto es trabajo o no es trabajo.

Hay veces que miro a mi alrededor, veo lo que hago,

y digo: "¿Estoy trabajando?"

No tengo esa noción, no la siento como tal.

Todo lo que hago me divierte. Te lo pasas bien.

Me lo paso superbién.

(Canción en inglés)

Londres fue importante para ti, pero yo creo que en tu cocina

sí que marco un momento,

yo creo que orientalizó alguna de tus técnicas.

A Londres fui buscando mayor amplitud de conocimiento.

Yo, cuando hablas que soy un cocinero de formación clásica,

de que le gusta el fogón, yo con 12 años ya cocinaba.

Con 12 años ya me imaginaba tener un restaurante como Diverxo.

Manda narices.

No es físicamente como es, pero sí imaginarte

en un restaurante en el que todo estuviese superrico,

que la gente hiciese cola por entrar

y que fuese todo supercreativo.

Es una de las obsesiones desde que tengo 12 años.

En algún momento, yo necesitaba ampliar mi conocimiento,

que fuese el cocinero que cocinase más rico del mundo

y que fuese el más creativo del mundo,

más allá de ningún premio o galardón.

A mí, de verdad, que los premios físicos

y los galardones físicos me dan absolutamente igual.

Mis objetivos son mucho más intangibles.

Yo cuando tenía 19 años y estaba cocinando en Madrid,

yo ya estaba pensando qué tenía que hacer,

necesitaba buscar el siguiente paso

para que la cocina fuese mucho más plural,

tuviese un discurso mucho más amplio.

Vi Londres y dije: "Pues me voy a Londres".

(Canción en inglés)

Cogí la guía Michelín y empecé a buscar restaurante por restaurante

todos los galardonados entre una y tres estrellas.

Mandé currículum a todos, me hicieron entrevista en todos,

y al final cogí el primero,

que era un francés de dos estrellas Michelín.

Duré poco, y de ahí di el salto a Hakkasan.

Londres para mí...

Hakkasan es el restaurante chino por excelencia,

el primer restaurante chino de éxito fuera de China

que tuvo una estrella Michelín.

Para mí Londres fue una caja de Pandora.

Yo llegué a Londres y cada día que iba a trabajar

era abrir la caja de Pandora

y ver un montón de cosas que ni me imaginaba.

Yo venía de ser un cocinero que pensaba

que lo único que valía era la cocina mediterránea.

(Canción en inglés)

Llegas a una ciudad como Londres que es tan multicultural,

tan plural y tan cosmopolita, a todos los niveles,

y también en el gastronómico, me explota el cerebro.

Yo he disfrutado en Londres

como no te puedes imaginar como cocinero.

(Canción en inglés)

¿Sabes cuál es la primera imagen que tengo yo de ti

y no lo recuerdas?

Estabas en la cocina de Chantarella,

había un chaval ahí de veinte y muy pocos años,

dirigiendo un equipo que le doblaba la edad.

Dirigiendo una cocina, que luego veremos,

con la presión que hay en una cocina,

y me impresionó mucho.

Dije: "Qué nivel de responsabilidad".

Soy asquerosamente perfeccionista

y obsesivamente autoexigente conmigo mismo.

No debe ser fácil vivir con esto. No es fácil.

De hecho, ha sido una de las cosas que he cambiado estos últimos años,

el enfoque, porque he asumido y he entendido que soy así.

Simplemente lo que quiero es gestionarlo bien,

entenderlo bien, y que sume y que no reste.

En algún momento de mi vida, esa autoexigencia,

esa insatisfacción constante con todo lo que hago,

me pasó factura.

Antes, cuando llegué a un punto de no retorno casi,

fue porque esa insatisfacción constante

me hacia ver que lo que hacía, por mucho que me esforzase,

no era bueno, era malo, estaba mal hecho.

No merecía la pena, entonces es un caldo de cultivo horrible.

(Canción en inglés)

Tengo obsesión por la perfección desde que tengo uso de razón,

y se ha extendido a las cocinas cuando trabajaba en Chantarella,

que con apenas 20 años, estaba haciendo mis primeros platos.

Ya en aquel momento hacía mis primeras creaciones,

que algunas, yo las pienso ahora,

y algunas me dan ganas de ponerlas ahora en Diverxo.

(Canción en inglés)

Lo importante es haber aprendido de ello,

y a día de hoy esa gestión mental es mejor que nunca,

y que me ha hecho disfrutar de lo que tengo,

como no lo había hecho nunca.

(Canción en inglés)

He leído que fue gracias a que tus padres

te llevaron a Viridiana, es un restaurante

donde las cosas están distintas presentadas

a como comes en casa habitualmente.

¿Supiste que te ibas a dedicar a esto?

Porque también dices que esta es tu figura y es verdad,

tú llegaste a tener un buen nivel como jugador de fútbol.

Yo estaba...

Yo llegué a pensar que sería algún día futbolista

y montaría un restaurante para que fuera como Diverxo.

Esa era una de mis locuras en mi cabeza.

Con esa edad, por mucho que te apasione la cocina

y por mucho que te apasione el mundo,

yo vi en Abraham García un ídolo, la gente con esa edad,

los niños con esa edad, suelen tener ídolos

en futbolistas, en cantantes, en actores.

Yo lo vi en Abraham García,

yo vi claro que quería ser como Abraham García,

no físicamente, pero sí a nivel conceptual.

No te planteas ser cocinero porque entiendes

que claro, son muchas horas, todo el mundo te dice:

"Los cocineros, cuando los demás están librando,

es cuando tú trabajas,

cuando los demás están de fiesta, es cuando tú más trabajas".

Te dicen esto, y con 14 años, dices:

"Yo quiero cocinar, pero no quiero que me pase esto".

Lo mío ha sido muy vocacional.

Siempre tuve claro que de una forma u otra sería cocinero.

Me metí en la Escuela de Hostelería con 17 años,

y el primer día de hostelería que me dieron un cuchillo

y me empezaron a explicar cómo había que cortar de forma profesional,

yo salí de allí y dije: "Estamos jugando a fútbol todavía".

Le di una patada en el culo al fútbol,

yo quería cocinar, solo quería cocinar en mi vida.

(Canción en inglés)

Desde entonces ha sido un no parar, pero un no parar.

Si mirase un árbol genealógico de mi vida ahora mismo

el ratio de horas que me he pasado cocinando,

ganan con mucha diferencia a las que me he dedicado

a vivir de otra forma, pero es una forma de vida.

Al fin y al cabo es una manera de entender la vida

y de entender la felicidad.

(Canción en inglés)

Me gustaría que me enseñaras la cocina.

Tengo mucha curiosidad después de esta sala tan impresionante

por conocer tu cocina. La cocina que tenemos ahora

es el sueño de cualquier cocinero loco.

Después de haber estado en la primera cocina,

tú has visto las tres,

después de haber estado en la primera cocina de Francisco Medrano,

que aquello era un zulo pequeño en el que no había ni espacio

para poner dos sartenes a la vez.

Era impresionante lo que salía de aquella cocina.

La segunda cocina, que cuando la montamos, dijimos:

"¡Guau, qué cocina!"

A los seis meses, dijimos que se nos había quedado pequeña.

Los dos últimos años de pensamiento hemos sufrido mucho

a nivel infraestructura. No había suficiente infraestructura

para el nivel de exigencia que generaba Diverxo,

era más grande de puertas para fuera

que de puertas para dentro.

Cuando empezamos a conceptuar el nuevo Diverxo,

cuando pensé cómo quería que fuese,

lo primero que hice fue la cocina. ¿Qué espacio quiero de cocina?

A partir del espacio que quiera de cocina,

así montaré la sala.

Hemos hecho una cocina tan grande o más que la propia sala,

en el que todas las mesas son blancas,

es una de mis obsesiones,

siempre he trabajado con acero inoxidable,

pero yo quería verlo todo blanco, porque a nivel pub,

a nivel creatividad, a nivel intensidad,

me parecía todo mucho más productivo.

Ahora lo vamos a ver, pero es una cocina,

cuando entro por las mañanas me dan ganas de llorar de alegría.

(Canción en inglés)

Llegar aquí ha costado mucho. Ha costado mucho.

Cuando dormíais, no dormíais en la cocina, ¿no?

Hay gente que cuando ve Diverxo y ve todo lo que está pasando

alrededor de mí y del restaurante propio y de mi equipo

no se hace a la idea de todo lo que ha pasado antes.

Ahora está la cocina, luz natural, infraestructura espectacular,

local increíble, pero hubo una época en la que no había nada de esto.

Hubo una época en la que cocinábamos dos personas,

nosotros mismos fregábamos, servían la comida dos personas,

y dormían en el restaurante.

Yo volví de Londres, vendí mi casa, y no me quedó más remedio

que dormir dentro del propio restaurante.

Vendí mi coche, al final, hay un cúmulo...

Dicho ahora, todo tiene sentido, miras para atrás y ves esto,

y dices: "Cómo no vas a vender tu casa para conseguir esto".

Claro, en aquel momento que vendes tu casa

y arriesgas todo lo de tu familia, lo de la gente que te quiere

para poder estar lo que quieres, no sabes que va a terminar en esto.

(Música)

¿Tú estabas seguro que ibas a llegar?

Yo tenía siempre fe ciega en mí mismo.

Lo que no significa es que tuviese la certeza

de que todo iba a salir bien.

Viendo ahora las cosas con perspectiva,

con todo lo que he sacrificado, todo cobra sentido,

pero ha habido momentos en los que te planteas

y dices: "Me estoy volviendo loco.

Estoy sacrificando todo en mi vida por un sueño.

¿Tiene sentido?"

Los sueños al final se consiguen por uno mismo,

pero dependen de muchas variables.

¿Tú sabes lo que es dormir dentro de un restaurante

en el que pasas 17 horas al día, no sales a la calle,

sino que echas el cierre, te hinchas un colchón hinchable

y duermes allí durante seis días a la semana?

Mentalmente es un sufrimiento espectacular.

Has hablado del equipo, ¿no?

Muchas de las personas que veo hoy en la cocina

te llevan acompañando en estos ocho años.

Una de las cosas que más he aprendido en estos ocho años

es la buena gestión del equipo.

No soy nadie sin un equipo que me apoye y esté tan loco como yo

y tenga un talento brutal a mi alrededor.

No soy nadie de verdad, puedo tener grandes ideas,

puedo ser muy emprendedor, puedo ser muy soñador,

pero si no tuviese gente que me lleva apoyando años

y que de mi sueño ha hecho el suyo.

Claro, yo peleé por mi sueño hasta cierto punto es normal,

pero que haya gente dentro de este equipo

que ha cambiado su vida para que mi sueño sea el suyo,

esto, se me pone la piel de gallina.

Esta gente tan joven, ¿cuántos trabajáis?

En la cocina hay muchísima gente.

En Diverxo, en total, 45 personas para hacer unos 34 cubiertos.

A nivel empresarial, es la locura más grande que se puede cometer.

Eso no puede ser negocio nunca, ¿no? Es un sueño.

Es un sueño que, evidentemente, a partir de este sueño,

hemos empezado a conceptuar el negocio.

El sueño es un sueño y como tal asumimos que no va a ser un negocio.

Lo que rodea al sueño es lo que tenemos que lograr

que sea rentable, es lo que tenemos que lograr

que haga que nosotros seamos libres.

Todas las cosas que hemos hecho este último año y medio con las marcas.

StreetXO que es el otro concepto que tenemos

que es más asequible y que eso sí es un negocio.

Todo esto hace que el conjunto sea rentable,

y que Diverxo pueda seguir siendo ese sueño loco que no es rentable.

Gracias, David, te dejo cocinando. Un placer.

Que tienes mucho que hacer.

(Música créditos)

Al Punto - Grandes Chefs: David Muñoz

27:56 11 ago 2018

Programas monográficos dedicados a los cocineros que han intervenido en el programa Al Punto.

Histórico de emisiones:
10/04/2016

Programas monográficos dedicados a los cocineros que han intervenido en el programa Al Punto.

Histórico de emisiones:
10/04/2016

ver más sobre "Al Punto - Grandes Chefs: David Muñoz " ver menos sobre "Al Punto - Grandes Chefs: David Muñoz "

Los últimos 194 documentales de Al punto

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 26:05 ayer Programas monográficos dedicados a los cocineros que han intervenido en el programa Al Punto. Histórico de emisiones: 05/06/2016

  • 28:30 15 sep 2018 Programas monográficos dedicados a los cocineros que han intervenido en el programa Al Punto. Histórico de emisiones: 22/05/2016

  • 27:48 08 sep 2018 Programas monográficos dedicados a los cocineros que han intervenido en el programa Al Punto. Histórico de emisiones: 15/05/2016

  • 29:38 01 sep 2018 Programas monográficos dedicados a los cocineros que han intervenido en el programa Al Punto. Uno de los chefs más punteros del momento, Ángel León, que ha conseguido la segunda Estrella Michelin para su restaurante Aponiente. Histórico de emisiones: 08/05/2016

  • Pepe Rodríguez

    Pepe Rodríguez

    30:54 25 ago 2018

    30:54 25 ago 2018 Programas monográficos dedicados a los cocineros que han intervenido en el programa Al Punto. Histórico de emisiones: 24/04/2016

  • 29:10 18 ago 2018 Programas monográficos dedicados a los cocineros que han intervenido en el programa Al Punto. Quique Dacosta posee una de las cocinas más aclamadas del momento. No solo por sus 3 Estrellas Michelin, sino por ser todo un ejemplo de vanguardia y creatividad. Junto a su restaurante en Denia, tiene un taller donde él y su equipo trabajan unos 300 días al año tan solo pensando en construir nuevas creaciones que sorprendan al comensal, y lo hacen con un año de antelación trabajando con los productos de temporada, pensando en lo que van a ofrecer al año siguiente. Histórico de emisiones: 17/04/2016

  • 27:56 11 ago 2018 Programas monográficos dedicados a los cocineros que han intervenido en el programa Al Punto. Histórico de emisiones: 10/04/2016

  • Carme Ruscalleda

    Carme Ruscalleda

    25:15 04 ago 2018

    25:15 04 ago 2018 Conocemos a la mujer con más estrellas michelin del mundo en su restaurante en Barcelona. ¿Cómo empezó? ¿Por qué tuvo que arriesgarlo todo? ¿En qué proyectos está trabajando ahora? Histórico de emisiones: 03/04/16

  • Grandes chefs: Los Roca

    Grandes chefs: Los Roca

    26:18 28 jul 2018

    26:18 28 jul 2018 Programas monográficos dedicados a los cocineros que han intervenido en el programa Al Punto. Histórico de emisiones: 20/03/2016

  • 28:16 21 jul 2018 Al Punto - Grandes chefs: Juan Mari Arzak Histórico de emisiones: 13/03/2016

  • 27:45 14 jul 2018 Programas monográficos dedicados a los cocineros que han intervenido en el programa Al punto. Grandes chefs: Ferran Adrià Histórico de emisiones: 06/03/2016

  • 27:05 19 jun 2016 Tras pasar unos años en El Club Allard y conseguir 2 Estrellas Michelin decidió dejarlo todo y emprender negocio en solitario en un escenario "donde la cercanía y la complicidad con el comensal es el lujo", asegura. Guerrero desarrolla una cocina "con menos reglas, más creatividad y para viajar sin moverte de la silla". En Al Punto descubrimos cada rincón de este restaurante que tan solo en 8 meses ya ostenta una Estrella Michelin y analizamos el motivo de su éxito.

  • Pepe Solla

    Pepe Solla

    27:46 12 jun 2016

    27:46 12 jun 2016 Programas monográficos dedicados a los cocineros que han intervenido en el programa Al Punto.

  • 26:09 05 jun 2016 Programas monográficos dedicados a los cocineros que han intervenido en el programa Al Punto.

  • 12:31 05 jul 2015  Conocemos a la mujer con más estrellas michelin del mundo en su restaurante en Barcelona. ¿Cómo empezó? ¿Por qué tuvo que arriesgarlo todo? ¿En qué proyectos está trabajando ahora? Responde a todas estas preguntas en la entrevista que puedes ver aquí al completo. 

  • 4:09 05 jul 2015  El presentador de Aquí La Tierra se atreve con todo y la prueba es este video en el que nos habla de sus gustos culinarios y se lanza a la cocina con una receta muy apetitosa: pollo asado con salsa romescu. 

  • Una fiesta clandestina

    Una fiesta clandestina

    3:34 05 jul 2015

    3:34 05 jul 2015  Los restaurantes pop-up son la última moda. Restaurantes que se montan y desmontan en un mismo día. En esta ocasión la cosa va a más: los clientes compran un cupón por una cena, pero no saben dónde se celebra, hasta unas horas antes. 

  • 3:42 05 jul 2015 La almabraba, la pesca del atún, es todo un espectáculo en alta mar. Una pesca sostenible con la que se consiguen uno de los grandes manjares de nuestra gastronomía. Juan Pablo Carpintero se lanza al mar... y a la mesa. 

  • Al punto - 05/07/15

    Al punto - 05/07/15

    28:46 05 jul 2015

    28:46 05 jul 2015 Al punto descubre, en este último programa de la temporada, la cocina de la mujer con más estrellas Michelin del planeta, la chef catalana Carme Ruscalleda. Además, habla de la nueva moda en el sector de restauración: los restaurantes pop-up, de quita y pon, y se sumerge en el mar para conocer de cerca un producto: el atún.

  • El desayuno mediterráneo

    El desayuno mediterráneo

    00:32 05 jul 2015

    00:32 05 jul 2015 ¿Cómo debe ser un buen desayuno? En este vídeo de Al Punto te lo enseñamos, paso a paso, para que no te olvides de nada, 

Mostrando 1 de 10 Ver más