Dirigido por: Antonio Perezgrueso

Este espacio emite documentales sobre alpinismo, escalada y otros deportes de riesgo al aire libre. El equipo del programa ha logrado hazañas destacables, como filmar en el prohibido reino himalayo de Mustang y en Bhután.

‘Al filo de lo imposible’ es una serie documental en la que predomina la emoción, los deportes de aventuras y el riesgo. Está dirigido por Antonio Perezgrueso, y cuenta con realización de Manuel Rojo, producción de Esteban Vélez y Fátima Ramas, y los cámaras Fernando Martín y Luis Miguel Pavón.

La web del programa amplía información sobre cada aventura, con reflexiones de los miembros del equipo que las han vivido. También incluye fotografías de las expediciones y permite volver a ver todos los programas de esta y otras temporadas.

4264798 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
Para todos los públicos Al filo de lo imposible - Trío de Ases I. Paraescalada - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad de TVE.

Yo ahora tengo una nueva oportunidad

y la idea es no compararme con lo que tenía antes

sino desarrollar lo que tengo ahora.

Antes de escalar hay que llegar al sitio de escalada.

Me decían los médicos, bueno, le decían a mis padres,

que no sabían cómo estaría: si me acordaría de algo

o, bueno, si tuviese facultades de moverme o cómo...

No sabían cómo iba a responder.

Siempre que vas con una moto y...

y estás en carretera, sabes que te puede ocurrir cualquier accidente

y de repente me vi a mí en ese momento, allí, en el accidente,

viéndome la situación que yo tenía, sin poder moverme,

y sabía que la pierna la había perdido.

Son un asombro para los extraños,

pero para Iván Germán y Urko Carmona escalar forma parte

de su vida normal.

Van a encontrarse con Albert Guardia,

quien les espera en el pequeño pueblo de Rodellar

escudriñando en imágenes el futuro.

Son como muchos otros escaladores

que acuden a este paraíso de la atlética escalada desplomada.

Aunque hay una gran diferencia en la forma:

y es que entre los tres sólo suman tres piernas.

Pero lo importante es, precisamente,

que ellos han conseguido que esto no sea una diferencia.

¿Qué tal, Albert? -¿Cómo va? -¿Cómo va ahí? -Muy bien.

-¿Qué tal, bicho? ¿Cómo ha ido el viaje? -Muy bien, muy bien, muy bien.

¿Qué? ¿Me enseñáis aquí cómo va esto? -¡Venga, va, vamos!

Pero. -¿Has estado mirando tú o qué? -Hombre, he visto aquí unas foticos.

-Nosotros veníamos hablando ahí que tenemos una...

unos sitios guapos que te van a... ¿a que sí?

-Te van a gustar mucho. -Te van a gustar. -Muy bien.

Hombre, he visto algo de ventanas, algo de...

-¡Sí! -Caminicos. -¡Claro! -Tienes que probar ahí,

tienes ventanas, el delfín, ese es un rocón. -Hombre, tiene ahí un...

una pinta estupenda el delfín. -Made in, made in, made in.

Es precioso, está al nivel del río, ese mola...

-Que te cagas. -Sí, sí, por los reflejos, por el agua,

estás en el agua, es un desplome que te va a alucinar,

ese es un buen proyecto para ti.

Una de camino, pozas, siesta y a atacar.

Lo importante es que, para empezar, ellos, como los demás escaladores,

recorren con enérgica soltura e idéntica alegría la senda

que separa el pueblo de Rodellar de su zona de escalada más próxima,

el sector El Camino.

Su alegría es ilusión por escalar en algunos de los sectores

que contemplamos en esta panorámica.

Los más difíciles son cuevas gigantescas,

desplomes que se transforman en techos

y que presentan una exigencia prohibitiva

para buena parte de los escaladores.

Pero, aunque parezca increíble, no para ellos.

El sector El Camino es nuestro primer destino.

Me amputaron la pierna a raíz de un accidente de tráfico.

Yo circulaba con un ciclomotor y, bueno,

un camión que vino por detrás a un poquito de velocidad excedida

y... impactó, me arrolló, me metió debajo del camión y al frenar,

pues, ahí untó la pierna como si fuese una tostada en el asfalto;

y también tuve un golpe bastante grande en la cabeza.

Hundí todo el frontal del cráneo.

Suerte que tuve de acordarme de las cosas, de mi familia, de mis amigos

y, bueno, un poco más loco, yo creo, pero con todas las facultades.

Yo tenía 16 años y era muy joven, y, bueno, enseguida lo pude ver;

rápidamente dije: joder... He perdido una pierna, ¡no?

Esto, ¿qué ha pasado!

Y entonces ya hice un poquito de memoria, recordé el accidente

y dije, bueno, esto es lo que tenemos

y, bueno, un poquito, al principio sobre todo, impactado.

Más que nada la sensación fue de impacto,

de decir: he perdido la pierna;

luego veía que me faltaba un diente, partido, todo el tema de la cabeza

y decía, bueno, al final no ha sido para tanto.

Un mes y pico en hospital,

y después del hospital ya empezamos enseguida con la rehabilitación

que, al principio, pues, con toda persona que tiene un trauma así,

grande, pues, lo primero que hacen es insensibilizar la zona,

y eso fue, me acuerdo, durísimo.

Eran sesiones de simplemente que...

pues de insensibilizar el muñón y es que se te...

llorabas, casi, del dolor, porque cada vez que, eso, golpeando,

frotando el muñón, una zona supersensible;

y después, bueno, fueron varios meses.

Luego ya podía empezar a apoyar, que si probar la primera prótesis, andar

y, bueno, ahí fueron, me acuerdo que fueron casi pues 3, 4 meses,

hasta que empecé a volver a caminar.

¡A escalar!

Este sector El Camino se caracteriza por una dificultad moderada,

comparada con los exigentes cánones de Rodellar.

Bueno bastante duro, al principio lo tienes que asimilar,

decir: vale, me falta una pierna.

Suerte que tienes a la familia, siempre te ayudan para todo,

y eso para mí era al final como también un pequeño lastre,

porque realmente no están siempre ahí.

Hay muchos momentos que estás solo y necesitas algo,

y lo que no podía era estar siempre pues: ¡mamá!

o a la hermana ¡necesito esto! un vaso de agua, lo que sea, pidiendo.

Y encima las cosas no vienen así, al momento. Tardan.

Y, claro, tardaban.

Y, yo, pues me ponía más nervioso y digo: joder, que quiero el agua,

esto, lo otro... y eso pues me empezó a ocasionar un poquito...

mal humor realmente, estar mal conmigo mismo.

Hasta que me di cuenta de decir si lo puedo hacer yo.

No me vale de nada que la gente me haga las cosas

porque al final uno realmente está solo en muchas situaciones

y se tiene que saber defender.

Esto fue para mí el aprendizaje más grande, el darme cuenta

de que realmente me estaba convirtiendo para mí en un lastre,

Hasta el momento que cambié el chip

y dije: "no, voy a intentar hacer todas las cosas por mí,

por mí mismo".

-Tenía 23 años, estábamos veraneando en el pueblo, en Cáceres,

y estábamos haciendo los típicos desplazamientos entre pueblo y pueblo

yéndonos a bañar a un lado, a otro.

Y de vuelta ya al pueblo yendo con la motocicleta,

porque fue un accidente de tráfico,

no sé todavía bien el motivo lógicamente

pero perdí adherencia con la rueda delantera y en una curva,

y patiné hasta chocar contra el guardarraíl.

La pierna básicamente con toda la fricción con el asfalto,

el calor del verano ―que era en agosto―

y el peso de la moto, quedó deshecha, básicamente deshecha.

Entonces no se pudo hacer nada y el único remedio fue la amputación

aparte de, bueno, de diferentes fracturas por piernas, por cadera.

La recuperación fue bastante lenta

por todo el caso clínico de politraumatismo

que viene derivado de un accidente de moto.

Sobre todo el principal problema fue la pierna que me quedaba,

que tenía una fractura bastante importante de fémur

y tuvieron que poner una barra intramedular, fijarla...

Y eso me impidió que me pudiera poner de pie

pues por, si no me equivoco mal, unos 3 meses o 4 meses.

Entonces, claro, básicamente todas las demás lesiones iban recuperando

pero yo no podía siquiera hacer un intento de carga

por la recuperación de esa pierna

que era la que ya quedaba para el resto de mis días

y había que consolidarla.

Tirar para adelante te va a suponer

el ir encontrándote con las situaciones

que antes desarrollabas sin siquiera pensar,

que estaban automatizadas en tu vida: ya no puedes caminar,

ya no te puedes mover dentro de la casa como te movías antes

o no sabes cómo, qué ocurre con la montaña, qué ocurre con todo,

en general, y esas son las...

era la gran incógnita que me hacía pensar...

quizá, quizá no...

la vida se ha acabado, no voy a poder hacer nada de eso.

Estuve en silla de ruedas bastante tiempo y fue duro, porque fue...

Estaba en otro plano, ya no sólo había perdido la pierna, sino, bueno,

pues estar en una silla de ruedas es estar en un plano inferior, más bajo.

Todo tu punto de vista cambia: ahí te das cuenta realmente

todo lo que te vas encontrando de barreras en la calle y demás,

la ayuda que necesitas de la gente, tienes que dejar tu ego,

porque tú has hecho siempre todo

y de repente te tienen que ayudar hasta para bajar al portal,

y el desplazamiento y los obstáculos.

Fue un tiempo duro, acompañado de la rehabilitación y demás,

y de ir encontrando poco a poco qué significa ser discapacitado

ahora en la vida, no, dónde estaba, dónde está tu lugar.

-Hace algo menos de 3 años tuve un accidente de moto.

Yo el accidente no lo recuerdo,

no tengo ningún dato de memoria que me recuerde a él,

pero lo que dice el atestado es que se me fue la moto

y tuve un choque frontal contra un coche.

Hubo quemaduras importantes

y a consecuencia de eso me amputaron la pierna derecha.

En ese momento pues no me importó,

llevaba tiempo en el hospital y me quedaba por tiempo, así que pensé:

mira, si no va a funciona esa pierna fuera y luego que venga lo que venga.

La verdad es que también estaba en unos momentos difíciles.

El momento en que me lo dijeron no fue específicamente triste para mí

porque estaba vivo.

Después del proceso de hospital, lo que tenía ganas yo, era de escalar,

era una pasión que tenía desde hace tiempo y la idea es que vamos a ello.

Así que, que para adelante con la escalada.

Cuando salí del hospital lo primero que pensé fue

"ya no puedes hacer esto, ya no puedes hacer lo otro"

pero el punto de vista que tengo ahora es más como la reencarnación.

No es que sea específicamente religioso yo,

pero yo antes era de una manera

y ahora me he reencarnado en un cuerpo muy parecido

y lo que tengo que hacer de ese cuerpo es sacarle todo el partido

La recuperación me iba a dar frutos,

iba a permitirme cada vez sentirme más útil, más hábil y más fuerte.

Pensé que tenía que ser una cosa donde yo le metiese mucha energía,

mucha constancia.

Así que mi recuperación fue larga,

yo creo que ahora estoy en unas condiciones muy buenas

pero me ha costado mucho llegar aquí

y creo que puedo aún mejorar muchísimo.

Para mí lo que significa es ser capaz de hacer

el abanico más grande de cosas que pueda y no sólo un gran abanico

sino en cada cosa cuanto mejor lo desarrolle,

cuanto mejor me sienta cómodo, cuanto más hábil crea que sea, mejor.

No eres ni persona, entre comillas normal, ni persona discapacitada

porque te lo tienen que burocráticamente conceder

y hay un impás ahí en el que no consigues los papeles,

vas a un sitio a pedir una cosa pero necesitas el papel de discapacitado

―"perdona no lo tengo me lo están tramitando",

"ah pues no te puedo hacer nada"―, y vas a otro lado y te dicen:

"Ah, no, no te podemos hacer esto porque eres discapacitado",

"ah, pero, sí, ya, soy discapacitado, no te lo puedo demostrar".

Era un lío tremendo y tienes que ir luchando contra, contra todo eso.

O sea que es a nivel físico, es a nivel social, administrativo

y por supuesto a nivel emocional que era una carga...

decir: "ostras, qué puedo hacer realmente, ¿no?".

Ya llegó el día en el que pude ponerme de pie por primera vez,

pude ir cargando y pude ya en cierta manera recuperar la posición,

recuperar mi visión de antes del accidente

y empezar a ir a hacer cosas.

O sea que fue el paso de ir de la silla de ruedas a las muletas.

Poco a poco empezamos también con la provisión protésica,

la primera prótesis que tuve,

y, hala, volví a tener, bueno, entre comillas, dos piernas.

Seguía dependiendo de las muletas, empezaba a hacer cosas,

empezaba ya a poder cargar más con la pierna,

intentaba realizar alguna actividad ya por mi cuenta,

el poder salir a la calle sin necesidad de que nadie me sacase

ni me entrase en casa, poder desplazarme con los amigos,

poder salir, poder etcétera.

Fue como un tiempo largo, de paciencia,

en el que te vienen muchas cosas a la cabeza

y en el que todavía el cuerpo y el cerebro siguen pensando

en el modo anterior.

Entonces es como: tienes que ir cambiando

y adaptando a la nueva situación con tiempo y con tranquilidad,

no queda otra.

Entre acción y reflexión ya han caído un par de rutas

en este sector de escalada vertical y desplomada,

graduadas de 6c+ y 7a para calentar.

Empecé a escalar a los 14 años a mano de Joan Martí,

un escalador muy experimentado.

Me enamoré rápidamente de las paredes, de la montaña de tal manera

que lo único que tenía yo en la cabeza era: acababa el colegio,

Al día siguiente de nada más acabar las clases o a los dos días

yo quería estar en Cataluña, subirme al Pedraforca, al refugio

y a la que podía ir a escalar.

-Empecé en la Universidad.

Había un rocódromo allí.

Siempre me había gustado escalar

y siempre quería saber un poquillo que...

en qué funcionaba, bueno, las técnicas de escalada,

autorrescate me gusta mucho;

y, sí, antes del accidente escalaba realmente.

Me gustaba mucho, me gustaba mucho sobre todo la...

los multilargos, me gustaba la autoprotección,

bueno, no cosas extremas, pero el artificial también y...

incluso me llegué a sacar el título de guía de escalada

e intenté montar una empresa de guías.

Así que, que antes del accidente era una pasión muy importante para mí

Y ahora lo sigue siendo.

Ha cambiado mi cuerpo pero yo sigo siendo la misma persona.

Sigo teniendo las mismas ganas,

cuando me aburro pues me apetece hacer lo mismo.

Cuando, no sé, cuando...

es que me ha cambiado el físico pero no me ha cambiado la cabeza.

Sigo pensando igual y es algo que realmente me sorprendió también

porque es que sigo siendo el mismo.

-Toda mi vida la desarrollaba en un plano físico.

A pesar de estar en la Universidad estudiando

casi todo lo que más me gustaba eran actividades físicas

y sobre todo lo que desarrollaba en montaña con la escalada,

que era ya en aquel entonces mi pasión.

La primera vez sería en los típicos campamentos de verano

que te mandan tus padres cuando eres pequeño,

y luego a los 14 años,

y yo creo que ya empecé a escalar cuando tenía 16 años

y ya salir a montaña, hacer senderismo y demás cosas.

Y desde entonces, desde los 16-17, ya escalaba con ganas y fanatismo.

El accidente lo tuve a los 23

y después al poco ya de la recuperación seguí escalando.

Ahora, después del accidente, he hecho de todo y he practicado de todo

porque me encanta hacer de todo: escalada en hielo,

escalada clásica tradicional, aguas bravas, piraguas,

pero al final lo que más me llena y más me motiva es la,

sin lugar a dudas, es la escalada deportiva.

En esta escalada deportiva de tipo atlético

es donde Albert, Iván y Urko pueden plasmar mejor sus capacidades.

La fuerza de sus brazos, junto con la depurada técnica imprescindible

tanto para progresar como para economizar el desgaste,

confluyen en un virtuosismo

que diluye las diferencias con los escaladores cuadrúpedos.

Porque, aunque la cuestión morfológica siempre sea un hándicap,

¿cuántos escaladores habrá que,

con sus 2 brazos y sus 2 piernas completas,

no pueden ni podrán escalar jamás vías como éstas?

Pero, no lo olvidemos,

todo este talento con el que fluyen por la roca no surge de cero,

no habría germinado sin la voluntad de desarrollarlo

ni sin el esfuerzo por conseguirlo.

A la vuelta de, digamos de seis meses de estar ya usando la prótesis,

empecé a, pues eso, a intentar hacer todas las actividades,

los deportes que hacía antes; más o menos adaptándolos, los que podía,

o, bueno, sufriéndolos con la bicicleta.

Por ejemplo probaba con la prótesis: me ocasionaba muchos roces, y, bueno,

una de las asignaturas pendientes que tenía era la escalada.

Cuando volví a probar a escalar

evidentemente pues lo hice con la prótesis.

Tenía que... pues eso, era una prótesis que me habían puesto un pie,

era una pierna artificial, lo cual me ayudaría pues en mi vida diaria

pues para todo, ¿no?, y evidentemente para escalada.

Yo escalaba con mis dos piernas,

pues evidentemente iba a probar con la prótesis.

Pero finalmente tanto Urko como Iván descubrieron cada uno por su lado

y hace más de 20 años que la opción buena era escalar sin la prótesis.

Por suerte, en esta escalada deportiva la regla de seguridad

que obligaba a mantener siempre tres puntos de apoyo

hace tiempo que quedó obsoleta.

Retomar la escalada fue algo difícil.

Psicológicamente es duro

y cuando ves que realmente no tienes la misma técnica.

No tenía nada de fuerza, llevaba sin entrenar un montón de tiempo.

Lo que vino a ser la primera vez me llevé una decepción muy grande.

Empecé frustrado pero se me ocurrió

que no era la única persona que estaba amputada.

Se me ocurrió que había gente que ya había hecho ese trabajo

de empezar a escalar después de una amputación.

Me puse en contacto con Urko,

luego también me pasaron el teléfono de Iván,

y yo creo que la primera vez que realmente sentí que podía escalar

y que podía...

y que no sólo se podía escalar sino que lo podía hacer yo

y me podía motivar a conseguir retos que para mí antes eran imposibles...

fue cuando Iván me animó a presentarme

a la competición de paraescalada nacional del 2015.

-Al perder la pierna pensé pues que no podía hacer muchas cosas.

Sí, volvía hacer vía larga,

también empecé a hacer algunas vías de deportiva

pero había cosas que me las planteaba como imposibles realmente:

el séptimo grado...

El octavo grado lo veías algo totalmente estratosférico que decías:

esto sólo está en las revistas

y son para cuatro elegidos que lo van a poder hacer

y yo en mis condiciones evidentemente nunca podré optar a esto.

Tras mucha dedicación, esfuerzo, cuanto más te vuelcas

pues al final consigues hacer cosas que las veías como imposibles, ¿no?

-Yo había oído hablar de discapacidades y discapacitados,

incluso había llegado a trabajar en tiempo libre con discapacitados,

pero vivirlo en primera persona nadie me lo había explicado

ni hay un manual que te diga: Buenos días, eres discapacitado

a partir de hoy que te has despertado sin pierna

y tienes que hacer esto y tu vida va a costar...

No hay nada, lo tienes que ir descubriendo

y eso realmente es lo duro.

Sabes que sólo te queda un camino, o quedarte en un sofá lamentándote

o tirar para adelante.

Competir no es sólo competir.

No es sólo alimentarse con la motivación

de tener marcado un objetivo para un día del futuro

con el fin de escalar muy alto, más que ningún otro

o al menos más que la mayoría.

Esto ya lo han hecho Albert, Iván y Urko:

en las competiciones internacionales de escalada,

los tres han pisado esos deseados peldaños

a los que sólo se suben los tres mejores.

Competir es también compartir,

como ocurre en este Campeonato de España

de Escalada y Paraescalada 2017 que se disputa en Zaragoza.

Es vivir el momento con otros escaladores

más allá de las diferencias morfológicas o sensoriales

y de multiplicar entre todos las ganas de tirar para adelante,

de seguir escalando.

Porque, más que separar, el espíritu de la escalada une

actividades tan distintas

como escalar en la roca o entrenar en el rocódromo,

un día de cumplir objetivos en la piedra de Rodellar

frente a otro de competición en resina,

una jornada placentera al aire libre

o la reclusión en la zona de aislamiento antes de competir.

Las vivencias con Urko, Albert e Iván son tantas

que seguiremos compartiéndolas en el siguiente capítulo.

Al filo de lo imposible - Trío de Ases I. Paraescalada

27:07 21 oct 2017

Albert Guardia, Iván Germán y Urko Carmona sufrieron la amputación de una pierna como consecuencia de diferentes accidentes de tráfico, los tres practicaban la escalada antes de los accidentes. En este capítulo cuentan cómo la práctica de ese deporte les ha ayudado a superar la pérdida .
Tras varios meses de recuperación, cada uno de ellos y en diferentes momentos, sienten la necesidad de retomar una actividad que realizaban antes del suceso. En esta primera parte cuentan cómo la práctica de la escalada deportiva les ha ayudado a superar la pérdida de ese miembro.

Albert Guardia, Iván Germán y Urko Carmona sufrieron la amputación de una pierna como consecuencia de diferentes accidentes de tráfico, los tres practicaban la escalada antes de los accidentes. En este capítulo cuentan cómo la práctica de ese deporte les ha ayudado a superar la pérdida .
Tras varios meses de recuperación, cada uno de ellos y en diferentes momentos, sienten la necesidad de retomar una actividad que realizaban antes del suceso. En esta primera parte cuentan cómo la práctica de la escalada deportiva les ha ayudado a superar la pérdida de ese miembro.

ver más sobre "Al filo de lo imposible - Trío de Ases I. Paraescalada " ver menos sobre "Al filo de lo imposible - Trío de Ases I. Paraescalada "
Xcerrar

Los últimos 239 documentales de Al filo de lo imposible

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Agua

    Agua

    27:46 pasado sábado

    27:46 pasado sábado Con este capítulo monográfico que tiene como nexo común nuestras vivencias en el medio acuático, queremos compartir con nuestros espectadores, algunos de los mejores momentos vividos en las diferentes aventuras que nutren nuestra extensa biografía.

  • El sueño de volar

    El sueño de volar

    29:31 11 nov 2017

    29:31 11 nov 2017 Capítulo dedicado al medio aéreo, centrado en la fusión de tres especialidades de vuelo: velero, ala delta y parapente con tres personas conocedoras de cada una de ellas que aportarán su visión profesional: Alfredo Martín, Blay Olmos y José Isidro 'Josito'. Alfredo Martín, parapentista de alto nivel y piloto de velero, aporta la visión del velero pero también la del romanticismo del vuelo libre, expuestas a través de su amplia experiencia en parapente donde ha realizado hasta 348 kilómetros de distancia. Blay Olmos es piloto de ala delta, reconocido a nivel mundial, y recordman español de ala delta y parapente. Este protagonista proporciona el prisma del competidor que busca las marcas; una visión deportiva encarnada por un piloto de la nueva generación con la energía de la juventud. La polivalencia con diferentes disciplinas del parapente (monoplaza, biplaza) la representa José Isidro 'Josito', alpinista y parapentista de distancia y montaña. La participación de Marga Sanz parapentista y David Gutiérrez paracaidista especialista en salto B.A.S.E hace de este capítulo un referente para los amantes del vuelo.

  • Al Filo aire

    Al Filo aire

    28:16 04 nov 2017

    28:16 04 nov 2017 Con este capítulo monográfico que tiene como nexo común nuestras vivencias en el aire, queremos compartir con nuestros espectadores, algunos de los mejores momentos vividos en las diferentes aventuras aéreas que nutren nuestra extensa biografía.

  • 27:56 28 oct 2017 Albert Guardia, Iván Germán y Urko Carmona sufrieron la amputación de una pierna como consecuencia de diferentes accidentes de tráfico, los tres practicaban la escalada. En este capítulo cuentan cómo la práctica de ese deporte les ha ayudado a superar la pérdida de ese miembro.

  • 27:07 21 oct 2017 Albert Guardia, Iván Germán y Urko Carmona sufrieron la amputación de una pierna como consecuencia de diferentes accidentes de tráfico, los tres practicaban la escalada antes de los accidentes. En este capítulo cuentan cómo la práctica de ese deporte les ha ayudado a superar la pérdida . Tras varios meses de recuperación, cada uno de ellos y en diferentes momentos, sienten la necesidad de retomar una actividad que realizaban antes del suceso. En esta primera parte cuentan cómo la práctica de la escalada deportiva les ha ayudado a superar la pérdida de ese miembro.

  • 27:09 05 feb 2017 Pamir, significa en persa " techo del mundo" y en realidad es la unión de las cordilleras del Tian Shan, Karakorum, Kunlun e Indu Kush, situadas al oeste del Himalaya. Cuatro montañeros, Pepe, Emilio, Antonio y Benito, viajan desde la población murciana de Caravaca de la Cruz con el objetivo de conquistar uno de los picos más emblemáticos del nudo del Pamir: el Pico Lenin.

  • 27:33 22 ene 2017 Desde los inicios de la serie, los Pirineos han sido uno de los lugares favoritos del equipo para la práctica de diferentes disciplinas con un denominador común: La aventura. Sobre volar el macizo a bordo del globo Al filo 1 pilotado por Laureano Casado. Descender el río Ara en Kayak. Disfrutar con un trepidante descenso en bicicleta, estas son algunas de las actividades que el equipo afronta en este capítulo.

  • 28:52 15 ene 2017 Axier Muniain, un consumado surfista de Zarautz se adentra en el mundo de las olas gigantes. En este viaje a la búsqueda de la ola perfecta, descubrimos que hay lugares a lo largo de la costa cantábrica donde es posible encontrar olas de más de 10 metros, con las que sólo se atreven algunos especialistas. La aventura continúa en la costa portuguesa donde encontramos la ola más grande surfeada hasta el momento.

  • 28:34 08 ene 2017 La localidad oscense de Benasque alberga la sede de la Escuela Española de Alta Montaña, en este centro se imparte la formación a los Equipos Españoles de Alpinismo.

  • 27:52 01 ene 2017 Los descubrimientos de galerías y salas llevados a cabo por diferentes grupos de espeleólogos, han propiciado que la Cueva de Pas de Vallgornera sea en estos momentos la de mayor recorrido de las Islas Baleares. La importancia del descubrimiento no se basa solamente en la extensión que está adquiriendo la cueva, sino también en los hallazgos de restos fósiles, depósitos de arenas cuaternarias, nuevas morfologías de corrosión e incluso la posibilidad de que todo este conjunto de datos pueda dar lugar a nuevas teorías evolutivas de las cavidades de la isla.

  • 27:10 18 dic 2016 Mallorca es un conocido destino turístico para los amantes de sol y playa. También una tierra de montañas, acantilados y un subsuelo repleto de cavidades que extienden sus galerías a lo largo y ancho de la isla. La cueva de Pas de Vallgornera es una de ellas, situada al sur de la isla su sistema de galerías se expande entre las penumbras defendido por la oscuridad y el agua. Descubrimos y mostramos un mundo oculto a la mayoría de los mortales, con su propia historia y su particular ecosistema. A la vez estudiamos el legado que a lo largo del tiempo, la tierra ha ido escribiendo entre sus paredes.

  • 27:39 11 dic 2016 Psicobloc es el nombre que inventó el mallorquín Miquel Riera, quien lo practica desde 1978 en Mallorca. Los británicos lo llaman Deep Water Soloing. Se trepa sin cuerda, como en las cortas vías de escalada de bloque, pero a diferencia de ésta, las longitudes obligarían a usarla si no hubiera agua debajo. Aun así, la posibilidad de caer de 15, 20 o incluso más metros nos sitúa en un escenario salvaje con un riesgo de hacerse daño tan real que supone un duro costo psicológico. Malta es el lugar elegido por el equipo de 'Al filo de lo imposible' para poner en práctica la actividad y disfrutar de esta primera aventura.

  • 27:46 09 ene 2016 Al filo de lo imposible, el veterano programa dedicado a la naturaleza y los deportes de aventura, cierra la temporada cumpliendo el sueño de dos invidentes: ser los primeros montañeros con discapacidad visual en coronar el Muztagh Ata, el segundo pico más alto de la cordillera del Kunlun. El Muztagh Ata es una montaña de 7.546 metros situada en el macizo del Kunlun, en el Himalaya chino. Óscar Domínguez y Ricardo García “Barni”, son dos montañeros con discapacidad visual que quieren alcanzar su cima e inscribir sus nombres en el libro de Nunca antes un invidente ha coronado esta montaña. Les acompañan cuatro guías, varios de ellos pertenecientes al Grupo Militar de Alta Montaña, que ayudarán a que ambos consigan su objetivo.

  • Apnoia. Sin respiración

    Apnoia. Sin respiración

    28:03 02 ene 2016

    28:03 02 ene 2016 Miguel Lozano es uno de los mejores y más brillantes deportistas de nuestro país con la tercera mejor marca mundial de la historia. Se ha sumergido en las playas de medio mundo para entrenar y competir al lado de los más consagrados nombres de la apnea.

  • 27:24 26 dic 2015 Una imponente pared de más de trescientos metros de altura por la que discurren algunas de las vías de escalada más difíciles del Pirineo. Víctor Esteller y José María Esquirol 'Tato', escalan una de ellas. Al tiempo José Isidro Gordito a los mandos de su parapente les observa desde el aíre.

  • 28:41 19 dic 2015 Este documental cuenta la historia de la apasionante aventura que Emilio Hernández y José González, dos bomberos de la Región de Murcia, se proponen realizar. Cruzar el Océano Atlántico a remo sin ningún tipo de asistencia.

  • 29:00 12 dic 2015 En esta segunda entrega, el programa se adentra en el Marruecos más auténtico, pasando por los pequeños pueblos de las montañas y sus valles. Un viaje intenso y lleno de contrastes a través de un territorio surcado de aldeas, campamentos nómadas, gargantas y desfiladeros, hasta llegar a Taghia, una pequeña aldea bereber rodeada de grandes paredes donde los amantes de los desafíos verticales encuentran un paraíso. Ahí espera Au nom de la reforme, una ruta para escalar sin más ayuda que sus manos y pies. En esta misma zona la nieve que se funde con la llegada de la primavera, alimenta ríos que forman agresivos cañones y barrancos. El descenso del río Ahanesal será otro de los objetivos del programa

  • 28:10 05 dic 2015 Al sur de Briançon en los Alpes Franceses, durante los meses de invierno se forman numerosas cascadas de hielo, entre las más de 20 zonas de este laberinto gélido, el programa se centrará en tres de ellas. Por sus características, aún mantendrán las condiciones que se requieren para poder escalarlas. Verdaderos retos en la época de sus descubridores, hoy se consideran rutas de grado medio-alto tan aparentemente asumibles para unos, como imposibles para otros. Carles González y Xavi Ayuso, dos de los mejores escaladores del momento asumen el reto.

  • 29:19 14 dic 2014 El psicobloc es simplemente escalar sin cuerda sobre el mar, pero no se trata de pasearse de lado a lado por las paredes de los acantilados.Miquel Riera, padre de la escalada en acantilados, conocida como Psicobloc, nos enseña las tecnicas de la misma, nos habla de la historia y desarrollo de esta especialidad y nos lo demuestra en la práctica.

  • Espeleobuceo Mallorca II

    Espeleobuceo Mallorca II

    28:00 07 dic 2014

    28:00 07 dic 2014 Los miembros del Grup Nord de Mallorca, junto al equipo de Al Filo de lo imposible nos cuenta la historia de las exploraciones en la Cueva del Drac en Mallorca, y nos muestran la autentica belleza de esta cueva Mallorca, su zona sumergida bajo las aguas, una catedral de formas imposibles.El equipo de espeleobuceadores del Grupo Nord de Mallorca, en colaboración con la Universidad de las Islas Baleares y el equipo de Al filo de lo imposible, ha desarrollado en los últimos tres años un trabajo de exploración que tiene como resultado este documental, repleto de aventuras y de la enorme belleza de esta cueva sumergida, con más de cuatro kilómetros de cavidades inundadas, rellenas de estalactitas y estalagmitas.Ya desde la prehistoria, las cuevas de Mallorca eran utilizadas por sus pobladores y, a partir del siglo XIX, con la llegada a la isla del archiduque Luis Salvador de Austria es cuando comienza el conocimiento y el estudio científico de las cavidades mallorquinas. Es en esa época cuando se realizan las primeras exploraciones científicas de la cueva del Drac, descubriendo el famoso lago de Martel, y se convierte en punto de peregrinaje continuo para viajeros y turistas.

Mostrando 1 de 12 Ver más